El ágora como estrategia
para solucionar conflictos
y mejorar la convivencia
dentro de la propuesta hrca
(humanismo, respeto,
comunicación, autonomía)
El ágora como estrategia
para solucionar conflictos
y mejorar la convivencia
dentro de la propuesta hrca
(humanismo, respeto,
comunicación, autonomía)
Bernardo Barbosa Sánchez
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio físico o digital de toda o un aparte de
esta obra sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-.
Esta publicación se circunscribe dentro de la línea de investigación Sistemas Sociales y
Acciones Sociales del ILAE registrada en Colciencias dentro del proyecto Educación, equidad
y políticas públicas.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos (Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
ISBN:
978-958-8492-57-5
© Bernardo Barbosa Sánchez, 2014
© Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-, 2014
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Edited in Colombia
Con especial cariño:
a todos los estudiantes que con sus actuaciones
me han generado especial atención para buscar alternativas
de trabajo en pro de mejorar la convivencia y
contribuir en la formación de mejores seres humanos.
Contenido
Agradecimientos
11
Resumen
13
Capítulo primero
El problema y su importancia
15
I.
Objetivos
19
A. Objetivo general
19
B. Objetivos específicos
19
Capítulo segundo
Antecedentes teóricos y empíricos
21
I.
La propuesta hrca
23
II.
Primer pilar, la base, el humanismo
24
A. Puntos básicos del movimiento humanista
25
III. Segundo pilar: los valores y el respeto como el más
importante de ellos
26
IV. Tercer pilar: la comunicación y educación
30
V. Cuarto pilar: la autonomía
33
VI. Las ágoras dentro de la propuesta
36
VII.
¿Y por que las ágoras?
36
Capítulo tercero
Metodología
39
I.
Diseno metodologico: perspectiva comprensivo-interpretativa
39
II.
Tipo de estudio: estudio de caso
40
III. Sujetos de la investigación
41
IV. Técnicas de investigacion. Grupo focal
41
9
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Capítulo cuarto
Resultados
45
I.
Tema 1. La comunicación base para la unión del grupo
45
II.
Tema 2. La solución pacífica de conflictos
47
III. Tema 3. La relación estudiante-docente
48
IV. Tema 4. Los problemas de convivencia
51
Conclusiones
53
I.
Hallazgos en el marco del estudio
53
II.
Proyecciones de la investigacíon
54
Bibliografía
55
Anexos
57
I.
7 aprendizajes básicos para la convivencia social
57
II.
Ágoras del 1 al 7
58
III. Formato de acta
69
IV. Ejemplo de gacetas de la semana
70
V. Guión Grupo focal
73
VI. Texto Grupo focal
74
10
Agradecimientos
En primer lugar, a Dios que me ha dado la fortaleza para afrontar si-
tuaciones adversas como directivo docente y no desfallecer ante las
dificultades.
A la Universidad de Chile.
A la Secretaría de Educación de Bogotá, y demás entidades y perso-
nas que facilitan la actualización docente.
A Mónica Llana por su efectiva y académica dirección, dedicación
y afecto.
A la comunidad de los colegios inem Santiago Pérez y Tomás Carras-
quilla por generarme retos profesionales para atender a una comuni-
dad con tantas necesidades.
A las directivas, profesores y estudiantes del Colegio Silveria Espinosa
de Rendón de Bogotá, a las orientadoras y demás personas que colabo-
raron en las diferentes actividades del proceso de esta investigación.
A mi familia que me han acompañado y colaborado en mis investi-
gaciones.
A la licenciada Elizabeth Pérez Bayona por su colaboración.
Y a todos cuantos contribuyeron para que este estudio fuera posible.
11
Resumen
El presente estudio se enmarca en el paradigma cualitativo, el que se
enfoca en investigar el significado que le atribuyen los estudiantes de
grado noveno, décimo y once de una institución escolar del distrito
a las estrategias implementadas a través de espacios de diálogo y re-
flexión denominados ágoras para solucionar conflictos y mejorar la
convivencia dentro de la propuesta hrca (humanismo, respeto, comu-
nicación, autonomía) que surgió de la reflexión del trabajo de campo y
la obtención del título de maestría.
Se presenta el problema a investigar orientado a destacar la impor-
tancia y relevancia que tiene el tema en el contexto escolar como base
para la construcción de ciudadanía y construcción de paz. Para lo cual
se define los conceptos sobre los pilares a trabajar, la forma en que se
aborda la convivencia desde la coordinación y se entregan datos sobre
la forma de trabajo para impactar el ambiente social escolar y cómo
este tipo de estudio es necesaria para que el quehacer pedagógico en
la escuela sea más placentero y productivo.
Se exponen los antecedentes teóricos y empíricos que sustentaron
la investigación. Se revisaron documentos que dan cuenta sobre algu-
nos aspectos teóricos y empíricos relacionados al tema. Para sustentar
el estudio y desde la perspectiva del problema planteado, la investi-
gación se encamino y condujo a una serie de marcos conceptuales y
teorías que condujeron el análisis de los datos.
En cuanto a la metodología se realizó un estudio de caso usando
como técnica el grupo focal se enmarca dentro de la investigación
socio-cualitativa, entendiendo a ésta como proceso de producción de
significados que apunta a la indagación e interpretación de fenómenos
ocultos a la observación de sentido común. Además, se caracteriza por
trabajar con instrumentos de análisis que no buscan informar sobre la
extensión de los fenómenos (cantidad de fenómenos), sino más bien
13
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
interpretarlos en profundidad y detalle, para dar cuenta de comporta-
mientos sociales y prácticas cotidianas. Una vez recogidos los datos, se
procedió a realizar un análisis de contenido, que permitió posterior-
mente la construcción de unidades temáticas.
Después del análisis e interpretación de los resultados obtenidos en
la investigación, se da cuenta de las conclusiones y reflexiones finales
respecto de los contenidos tratados en la investigación. De acuerdo con
R. Burgos, cabe señalar que una investigación cualitativa, no concluyen
en sí misma, sino que abre un espacio para discusiones o reflexiones
críticas, las que dan pie a otras investigaciones que surgen de los varias
interrogantes que puede haber planteado la presente investigación1.
Finalmente se esboza una propuesta metodológica basada en los
cuatro pilares para el mejoramiento de la convivencia social desde la
escuela con miras a impactar a las futuras generaciones para que se
formen en una cultura de paz ya que estoy convencido que solo a través
del dialogo y la negociación directa podremos acabar con la violencia a
la que se ven sometidos nuestros estudiantes en sus casas, en la calle y
desafortunadamente también en las instituciones escolares.
1
R. Burgos. Significado que le atribuyen a su ambiente social escolar los alumnos de 5.° a 8.°
año de enseñanza básica de una escuela municipal del Cerro Navia, Santiago de Chile, sep-
tiembre de 2011.
14
Capítulo primero
El problema y su importancia
Educar no es fabricar adultos según un modelo, sino liberar en cada hombre
lo que le impide ser él mismo, permitirle realizarse según su genio singular.
Olivier Reboul
Como directivo docente al frente de cuatro instituciones del distrito
capital y a lo largo de más de 20 años al servicio de la educación se
enfrenta a diario a múltiples retos especialmente en el tema de con-
vivencia escolar y es que la situación en vez de mejorar tiende a ser
cada vez más compleja y es que a menudo en notas de prensa y en
los noticieros las agresiones entre estudiantes; entre estudiantes y do-
centes; y últimamente hasta entre directivos de la sed con los cole-
gios que han sido víctima de amenazas, han entrado a formar parte de
sus titulares. Es por eso que al mirar los indicadores que se expresan
a diario, en múltiples trabajos de investigación, como en el contrata-
do por la Secretaría de Gobierno con la Universidad de los Andes y el
dane; Julián de Zubiría2 menciona cómo la sociedad colombiana ha
convivido con el secuestro, la guerra, el narcotráfico, la ilegalidad y la
violación a los derechos humanos; lo que ha hecho según él que “la
convivencia con la guerra nos endureció afectivamente” panorama que
ha llevado a una desconfianza total de todos por todos y que según el
centro de estudios sociales del 2006 el 70% de los colombianos nos
aprovecharíamos de los otros si pudiéramos, mostrando así cada vez
más una creciente descomposición social.
Por eso existe una creciente desconfianza hacia un proceso de paz
y a llegar a acuerdos para sacar a la población civil del conflicto y en
especial los niños y niñas quienes no son ajenas a esta cruda realidad.
2
Julián de Zubiría. La violencia en los colegios de Bogotá, 2010.
15
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Y más preocupante aún está el hecho de ver que la convivencia es
dejada en un segundo plano Y es que como lo expresa Mónica Llaña:
existe una inquietante incomprensión del sentido profundo de la convivencia
escolar como dimensión clave para una formación humana integral. Preocupa
constatar que a nivel del sistema educativo y en la praxis, no es concebida
como un eje central que debería sostener los proyectos educativos3.
Cruda realidad que nos lleva a encontrar en la mayoría de los colegios
oficiales en los que los pei propenden por la formación de valores y la
sana convivencia no asumen con entereza el problema afectando de
manera notable la deserción de los estudiantes del sistema escolar, en-
contrando por ejemplo según datos de la Dirección Local de Educación
de Puente Aranda4 que de los 15 colegios oficiales de la localidad han
venido perdiendo a sus estudiantes y han venido cerrando cursos en-
tre otros factores porque los padres prefieren a los colegios privados
donde sí se asume este tema y existe normas claras para controlar los
problemas de convivencia.
Con este panorama nuestros jóvenes son bombardeados por los me-
dios de comunicación con actos de barbarie, criminalidad, corrupción,
malos ejemplos y en contraposición las familias han disminuido consi-
derablemente los tiempos de conversación, en el colegio se encuentran
casos de estudiantes que solo se ven los domingos por que la señora
madre trabaja interna en una casa de familia y han elevado los niveles
de permisividad en el manejo de la autoridad en el hogar dejando a
sus hijos solos para enfrentarse a un mundo salvaje que tienen ahí. Y
esta la situación que se vive en la mayoría instituciones y en el colegio
a pesar de ser pequeño se presenta agresiones entre compañeros, en-
tre estudiantes y docentes, entre estudiantes y administrativos lo que
hace que en muchas ocasiones el ambiente se caldee y que esa realidad
de la sociedad que se menciona en el párrafo anterior se viva al interior
de la institución.
En el documento del ministerio de educación sobre competencias
ciudadanas aparecen relacionadas estrategias planteadas por Enrique
3
Mónica Llaña. La convivencia en los espacios escolares, Santiago de Chile, Edit. Bravo y
Allende, 2010.
4
Tomado de Cuaderno de apuntes. Reunión de rectores dirección local de Puente Aranda, julio
de 2012.
16
Bernardo Barbosa Sánchez
Chaux de la Universidad de los Andes entre ellas las aulas de paz quizá
conocidas por muchos, pero que al igual que infinidad de documentos
se quedan en el papel5.
Fruto de la reflexión del trabajo de más de diez años como coordina-
dor de convivencia en varios colegios de la ciudad, encontré una idea
que a mi juicio debe ser la que ha de regir el quehacer pedagógico de
nuestros colegios si realmente queremos darle respuesta a los reque-
rimientos que la misma sociedad nos hace de no actuar y de no formar
para la civilidad.
Por consiguiente se necesita empezar a trabajar en un proyecto que
apunte a generar mejores procesos de autonomía en los estudiantes fa-
cilitando la consecución de espacios de reflexión, para mejorar la auto-
rregulación y autodeterminación. Si bien es cierto, que el trabajo está
dirigido a los educandos se requiere impactar también a los docentes
para que cambien sus prácticas y centren el desarrollo del proceso en
los jóvenes.
La propuesta hrca se basa en cuatro pilares; H: el reconocimiento
de todos los actores de la comunidad como seres humanos, R: el res-
peto como principio no negociable, C: la comunicación como la base
necesaria para entendernos y llegar a acuerdos y A: la autonomía en
espiral como eje integrador de la propuesta.
En la etapa de la educación básica en la que se avanza de una mane-
ra precipitada hacia la emancipación de ideas, valores y respeto de la
familia, el estar buscando experiencias en el interior de ciertos grupos
sociales, lleva a los estudiantes a modificar conductas fácilmente. Es por
esto que el docente constantemente debe motivarlos para que el ado-
lescente aprenda a tomar decisiones de manera consciente, sin dejarse
llevar de las presiones de grupo, consolidando y estabilizando el auto
concepto y autoestima de sí mismo. Es en este periodo en que el alumno
debe aprender a aceptar y a respetar otras formas de pensar diferentes
a las suyas, capacitándolo para asumir libremente papeles de responsa-
bilidad dentro del grupo. Por eso resultan relevantes los principios de
autonomía y de participación en la formación del estudiante.
5
Enrique Chaux. Aulas de paz. En línea:
[www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/arti-
cles-164318_pdf_1.pdf].
17
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Así mismo, se requiera de la reflexión permanente del quehacer do-
cente como lo expone Freire6 “enseñar no es transferir conocimiento
sino crear las posibilidades de su producción o su construcción” para
acabar con la enseñanza bancaria y así lograr que el estudiante man-
tenga el gusto por aprender, arriesgarse y cometer errores de los cua-
les va a aprender a generar en ellos la curiosidad, la comprobación y el
gusto por la búsqueda del autoconocimiento.
En las escuelas, los docentes soñamos con la intención de que con
el trabajo se logre conseguir que los estudiantes consoliden las ense-
ñanzas y actúen de manera autónoma, con las mejores actitudes y con-
ductas construidas durante la vida escolar. En la conquista de la auto-
nomía casi todos los proyectos educativos y los fines de la educación lo
mencionan entre ellos los tres primeros a saber7:
1. El pleno desarrollo de la personalidad sin más limitaciones que
las que le ponen los derechos de los demás y el orden jurídico, dentro
de un proceso de formación integral, física, psíquica, intelectual, moral,
espiritual, social, afectiva, ética, cívica y demás valores humanos.
2. La formación en el respeto a la vida y a los demás derechos huma-
nos, a la paz, a los principios democráticos, de convivencia, pluralismo,
justicia, solidaridad y equidad, así como en el ejercicio de la tolerancia
y de la libertad.
3. La formación para facilitar la participación de todos en las deci-
siones que los afectan en la vida económica, política, administrativa y
cultural de la Nación.
Pero son muy pocos los que emprenden en serio esta tarea. Se pre-
tende entonces que los estudiantes sean reflexivos y pensantes, res-
ponsables de sus actos y que incrementen su capacidad de razonabili-
dad y juicio.
Los pensadores autónomos piensan por sí mismos, no siguen a ciegas
lo que otro les dice sino que realizan sus propios juicios sobre los suce-
sos, se forman su propia concepción del mundo y la clase de personas
que quieren ser. En este modelo reflexivo de la autonomía está presente
lo social y lo comunitario. Por lo tanto, los educandos se forman en un
modelo altruista en el que prima el bien común sobre el particular y
6
Paulo Freire. Pedagogía de la autonomía: saberes necesarios para la práctica docente, Bue-
nos Aires, Siglo xxi Editores, 1997.
7
Ley 115 de 1994. Artículo 5.° “Ministerio de Educación Nacional”.
18
Bernardo Barbosa Sánchez
es ahí donde esta estrategia cobra vigor ya que como nos lo recuerda
Mónica Llaña: “indaga en los espacios de la vida cotidiana en la escuela
que esconden los temas más profundos y complejos, muchos de los cua-
les generan tensiones y conflictos de inquietante recurrencia”8.
Por otro lado, es poca la investigación en el tema y casi no se en-
cuentran estudios previos sobre la temática ya que casi en su totalidad
los estudios que se encuentran se basan en la autonomía escolar pero
desde el punto de vista administrativo y financiero no ahondan en el
estudio relacionado con la del educando como sujeto protagonista de
su actuar y que recoja los cuatro pilares como base del trabajo con ado-
lescentes y del ágora como principal estrategia para el mejoramiento
de los procesos de comunicación entre estudiantes y entre estudiantes
y docentes. De ahí la pregunta de investigación: ¿Qué significado con-
fieren los estudiantes de grado noveno, decimo y once de una institu-
ción escolar del Distrito a las estrategias implementadas a través de las
ágoras para solucionar conflictos y mejorar la convivencia dentro de
la propuesta hrca (humanismo, respeto, comunicación, autonomía)?
I. Objetivos
A. Objetivo general
Comprender los significados que los estudiantes de grado noveno, de-
cimo y once otorgan a la estrategia de las ágoras desarrolladas a los
estudiantes de una institución escolar del distrito.
B. Objetivos específicos
• Identificar los temas emergentes fruto de la realización de las ágo-
ras a los estudiantes de grado noveno, décimo y once de una insti-
tución educativa del Distrito Capital.
• Conocer las opiniones sobre la estrategia de las ágoras por parte de
los estudiantes y la importancia que le otorgan.
• Conocer las dinámicas de la implementación de las ágoras desde la
perspectiva de los estudiantes.
8
Llaña. La convivencia en los espacios escolares, cit.
19
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
• Identificar debilidades y fortalezas de la estrategia implementada.
• Identificar diferentes problemáticas convivenciales que afectan a
los estudiantes de grado noveno, décimo y once de una institución
educativa del Distrito Capital.
20
Capítulo segundo
Antecedentes teóricos y empíricos
Fruto de la reflexión del trabajo de más de diez años como coordina-
dor de convivencia en varios colegios de la ciudad, encontré una idea
que a mi juicio debe ser la que ha de regir el quehacer pedagógico de
nuestros colegios si realmente queremos darle respuesta a los reque-
rimientos que la misma sociedad nos hace de no actuar y de no formar
para la civilidad.
Como nos recuerda Zubiria9 la escuela debe mediar, para que la vio-
lencia no llegue en forma directa. Sino que por el contrario debe mati-
zar y complejizar las interpretaciones que a diario se da de los hechos
y que son utilizados como mercancía por parte de los medios de co-
municación pero además por qué no intervenido eficazmente cuando
aparecen formas de matoneo o agresión entre sus miembros.
Por consiguiente se decidió trabajar en un proyecto que apuntara a
generar mejores procesos de autonomía en los estudiantes facilitando
la consecución de espacios de reflexión, para mejorar la autorregula-
ción y autodeterminación. Si bien es cierto, que el trabajo está dirigido
a los educandos se requiere impactar también a los docentes para que
cambien sus prácticas y centren el desarrollo del proceso en los jóvenes.
Este trabajo pretende ser un aporte para que los maestros que es-
tamos llamados a liderar las instituciones educativas y es que como lo
enuncia Bernardo Toro:
Todo líder es creador de esperanza (no de ilusiones). El (ella) sabe que
la grandeza (o la miseria) y la ética (o la corrupción), no son resultado del
destino o de la buena (o mala) suerte; son el resultado de lo que nosotros
mismos hemos construido. Por eso siempre podemos modificar o mejorar
9
de Zubiría. La violencia en los colegios de Bogotá, cit.
21
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
la sociedad en la que vivimos [...] si lo hacemos colectivamente [...] no parte
del supuesto de que todos los seres humanos son iguales. Sabe que todos son
distintos porque cada uno(a) tiene intereses y sueños distintos [...] Para él no
existen enemigos, existen opositores: personas que piensan distinto, desean
distinto; pero sabe que con ellos es posible construir la unidad, a través del
debate y la participación10.
Desde ahí tenemos que entender todos los problemas que afectan a la
escuela y a la sociedad y desde nuestra aula y nuestro colegio empezar
a trabajar para enfrentar los problemas o desafíos sociales que solo se
superan adelantando acciones superiores positivas que, al irse logran-
do, van haciendo desaparecer lo negativo y dándole existencia a los
bienes positivos.
El problema no es la violencia; la violencia es la consecuencia de no haber sido
capaces de construir un orden ético de convivencia, fundado en los Derechos
Humanos. Si mañana se callan los fusiles, no hemos aún resuelto el problema
de la violencia; nos toca construir la convivencia si queremos tener un futuro11.
Esto es lo que propuso construir hace 23 años la Asamblea Nacional
Constituyente relacionada con el Estado Social de Derecho (art. 1.°):
“El Estado tiene sentido y la sociedad tiene sentido si ambos, Estado y
sociedad, son capaces de construir un orden social, político, económico
y cultural que haga posible los Derechos Humanos para todos y todas”.
Un ciudadano es una persona capaz, en cooperación con otros, de crear o
transformar el orden social que ella misma quiere vivir, cumplir y proteger,
para la dignidad de todos12.
Uno de los principales aportes de la Fundación Social y de Bernardo
Toro13 tuvo que ver con el planteamiento de los siete aprendizajes bá-
sicos ya que ser ciudadano implica entender que el orden de la socie-
dad (las leyes, las costumbres, las instituciones, las tradiciones, etc.)
no es natural. El orden social es un invento, una creación hecha por
los hombres y las mujeres de la misma sociedad. Y entender que si ese
10 José Bernardo Toro. El ciudadano y su papel en la construcción de lo social, Bogotá, 2001.
11 Ídem.
12 Toro. El ciudadano y su papel en la construcción de lo social, cit.
13 Ídem.
22
Bernardo Barbosa Sánchez
orden no produce dignidad, se puede transformar o crear uno nuevo,
en cooperación con otros. Y nosotros los docentes estamos llamados
a retomar un papel más activo en la construcción de ciudadanía y de
civilidad.
Y de ahí la importancia de los siete aprendizajes básicos para la con-
vivencia social que en muchos de nuestros colegios asumieron como
bandera pero que realmente no se aplican y en esta propuesta se con-
vierte en soporte fundamental.
Como lo enuncia en el preámbulo José Bernardo Toro:
La convivencia se aprende, se construye y se enseña. Es tarea de toda la vida
de una persona y de una sociedad y eso es lo que pretendimos a través del
proyecto que los estudiantes Aprendan desde el ejemplo a dialogar, escuchar
y llegar acuerdos mínimos partiendo desde el respeto por sí mismo y por los
demás.
I. La propuesta hrca
La propuesta hrca se basa en cuatro pilares; H: el reconocimiento de
todos los actores de la comunidad como seres humanos, R: el respeto
como principio no negociable, C: la comunicación como la base nece-
saria para entendernos y llegar a acuerdos y A: la autonomía en espiral
como eje integrador de la propuesta.
Desde que fue publicada la ley general de educación, hace 17 años,
las instituciones empezaron a elaborar sus proyectos educativos ins-
titucionales conocidos como pei. Si miramos, la mayoría de ellos tiene
que ver con el desarrollo de valores y más aún, su desarrollo trasciende
hacia una educación integral.
Sin embargo, como lo enunciaba anteriormente en el resumen, dia-
riamente se leen recortes de prensa y artículos de cómo la falta de va-
lores en nuestra sociedad ha llevado a altos niveles de delincuencia y
de descomposición social. A través de este texto se va a presentar algu-
nas ideas que pueden ayudar a aclarar el porqué de dicha situación y
para empezar a trabajar desde nuestro colegio si queremos algún día
tener una convivencia pacífica.
Por tanto, en nuestra propuesta uno de los pilares de nuestro pei
debe ser el respeto que ligado a la comunicación permita desarrollar
a través de los ciclos seres íntegros con valores y principios fuertes
que se antepongan a las crisis que se vienen dando. En el siguiente
23
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
esquema se recoge parte de la propuesta donde la base tiene que ser
el reconocernos como seres humanos, la declaración de los DDHH nos
reconoce como portadores de los valores que debemos respetar y por
tanto exigir que sean respetados.
Veamos la siguiente gráfica:
De ahí parten dos pilares: el respeto y la comunicación que están li-
gados entre sí y que no se gradúan puesto que son el fundamento y
que se mantienen a través de los ciclos, de ahí se desprenden otros
valores propios de cada institución pero que deberían ser exactamente
los mismos si queremos avanzar en la construcción de un proyecto de
nación. Y de otro lado la comunicación pues a pesar de estar en la era
de la información nuestros estudiantes viven aislados y llenos de sole-
dad, al aprender a escuchar se afianza el valor del dialogo y se aprende
a resolver las diferencias pacíficamente.
II. Primer pilar, la base, el humanismo
El Movimiento Humanista es una corriente de opinión formada por quie-
nes coinciden en puntos básicos respecto al ser humano y a la acción a
desarrollar para orientar cambios positivos en el individuo y la sociedad.
24
Bernardo Barbosa Sánchez
No debe confundirse al Movimiento Humanista con una institución.
Por el contrario, esta corriente de opinión aspira a que los individuos,
las instituciones y la sociedad se informen sobre sus propuestas y de-
cidan acerca de la conveniencia o no de compartirlas. Por esto el Mo-
vimiento Humanista difunde abiertamente sus ideas, anima a la discu-
sión, a la participación en instituciones ya existentes y a la creación de
otras que traduzcan su punto de vista en campos específicos de acción.
La filosofía humanista se inspira en la doctrina siloísta en donde el
ser humano aparece abierto al mundo, con la posibilidad de elegir so-
bre su propio destino.
A. Puntos básicos del movimiento humanista14
Estos seis puntos del Humanismo se constituyen como la base de la
doctrina social y del compromiso de acción en el mundo.
1. Propicia la ubicación del ser humano como valor y preocupación
central, de tal modo que nada esté por encima del ser humano, ni
que un ser humano esté por encima de otro.
2. Afirma la igualdad de todas las personas y trabaja por la superación
de la simple formalidad de iguales derechos ante la ley avanzando
hacia un mundo de iguales oportunidades para todos.
3. Reconoce la diversidad personal y cultural afirmando las caracte-
rísticas propias de cada pueblo y condenando toda discriminación
que se realice en razón de las diferencias económicas, raciales, ét-
nicas y culturales.
4. Auspicia toda tendencia al desarrollo del conocimiento por encima
de las limitaciones impuestas al pensamiento por prejuicios acep-
tados como verdades absolutas o inmutables.
5. Afirma la libertad de ideas y creencias.
14 Tomado de Movimiento Humanista en [http://idd00qaa.eresmas.net/movimientohumanista].
25
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
6. Repudia no solamente las formas de la violencia física sino todas
las otras formas de violencia económica, racial, sexual, religiosa,
moral, etc.
Esta visión es la que desde la coordinación se ha venido trabajando
semanalmente a través de textos que se van publicando en la Gaceta
Semanal, una publicación que recoge un editorial con una lectura acor-
de con el planteamiento anterior, y que se hace a través de lecturas
cortas que llevan a la reflexión sobre los problemas cotidianos que al
transformarlos contribuirán con la construcción de principios y valores
sociales y que pretenden aportar en el crecimiento personal tanto de
docentes como de estudiantes y en ese sentido crecer como sociedad.
III. Segundo pilar: los valores y el respeto
como el más importante de ellos
En una sociedad en crisis, se habla constantemente precisamente de
la pérdida de valores, sin embargo existe un valor que encierra en mi
concepto a los demás y es el respeto y es por esto que se hace énfasis
en este trabajo en él.
Al conceptualizar sobre los valores humanos y su papel en la socie-
dad según Bernabé Tierno:
El ser humano no sólo tiene una facultad cognoscitiva que le sirve para emitir
“juicios sobre la realidad”, sino que es capaz también de emitir “juicios de
valor sobre las cosas”. Que no existen los valores como realidades aparte de las
cosas o del hombre, sino como la valoración que el hombre hace de las cosas
mismas. Los valores no son ni meramente objetivos ni meramente subjetivos:
sino ambas cosas a la vez: el sujeto valora las cosas, y el objeto ofrece un
fundamento para ser valorado y apreciado15.
De ahí que los valores los descubren quienes miran positivamente el
mundo, aquella persona que previamente ha comprendido que todo lo
que existe “existe por algo y para algo”; que cualquier ser, por pequeño
que sea, tiene su sentido y su razón de ser, es decir vale. Podemos de-
signar como valor aquello que hace buenas a las cosas, aquello por lo
que las apreciamos y por lo que son dignas de nuestra atención.
15 Bernabé Tierno. Valores humanos.
26
Bernardo Barbosa Sánchez
Hablar de valores humanos es una redundancia, porque no puede
hablarse de valores, sino en relación con el hombre. A él le correspon-
de hacer una valoración de las cosas, porque los valores no “existen”
con independencia unos de otros, sino en lógica subordinación, en re-
ferencia a una mayor o menor importancia en la apreciación del sujeto
que los descubre, ordenándolos en una “escala interior” que va a cons-
tituirse en guía de su conducta.
La Declaración Universal sobre los Derechos Humanos de la onu re-
coge el sentir de los hombres que reconocen los valores que dignifican
y acompañan la existencia de cualquier ser humano. De ahí que se re-
conozca al hombre como portador de valores eternos, es decir, de va-
lores que siempre, han de ser respetados. Solo al cultivar estos valores
que nos dignifican como seres humanos y que si son reconocidos por
todos nos dan apoyo o fundamento a un diálogo universal, a un enten-
dimiento generalizado que hará posible la paz entre todos los pueblos.
Es por esto que a al trabajar en nuestra sociedad en una “pedagogía
de los valores” se educa al hombre para que se oriente por el valor real
de las cosas, es una pedagogía de reconocimiento entre todos los que
creen que la vida tiene un sentido, que existe un porqué en lo extraño
de todo, los que reconocen y respetan a todos los seres en su dignidad.
En este sentido el mundo de los valores puede servir de guía a la hu-
manidad en sus aspiraciones de paz y fraternidad, por la misma razón
deben servir de guía al individuo en sus deseos de autorrealización y
perfeccionamiento. En este caso, la escuela debe orientar sus objeti-
vos en formar al educando para que aprenda a guiarse libre y razona-
blemente por una escala de valores con la mediación de su conciencia
como norma máxima del obrar.
Los valores reflejan la personalidad de los individuos y son la expresión del
tono moral, cultural, afectivo y social marcado por la familia, la escuela, las
instituciones y la sociedad en que nos ha tocado vivir. Una vez interiorizados,
los valores se convierten en guías y pautas que marcan las directrices de una
conducta coherente. Se convierten en ideales, indicadores del camino a seguir,
nunca metas que se consigan de una vez para siempre. De este modo, nos
permiten encontrar sentido a lo que hacemos, tomar las decisiones pertinentes,
responsabilizarnos de nuestros actos y aceptar sus consecuencias16.
16 Ídem.
27
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Los valores reflejan la personalidad de los individuos y son la expre-
sión del tono moral, cultural, afectivo y social marcado por la familia, la
escuela, las instituciones y la sociedad en que nos ha tocado vivir. Una
vez interiorizados, los valores se convierten en guías y pautas que mar-
can las directrices de una conducta coherente. Se convierten en idea-
les, indicadores del camino a seguir, nunca metas que se consigan de
una vez para siempre. De este modo, nos permiten encontrar sentido a
lo que hacemos, tomar las decisiones pertinentes, responsabilizarnos
de nuestros actos y aceptar sus consecuencias.
Estoy seguro que si todos nosotros aceptáramos esta teoría sobre
los valores, nuestro obrar sería distinto y realmente estaríamos traba-
jando por la construcción de una convivencia pacífica.
De lo expuesto anteriormente dan fe diversos documentos y decla-
raciones internacionales se refieren a la escuela como promotora de
la ciudadanía activa y de la cohesión social a través de la enseñanza
que realiza de los valores. El célebre Informe Delors insistió ya en 1996
en esa idea, que ha sido después desarrollada en numerosos foros y
organismos; Entre los objetivos de los sistemas educativos de la U. E.
para el año 2010 se incluye “velar porque entre la comunidad escolar
se promueva realmente el aprendizaje de los valores democráticos y
de la participación democrática con el fin de preparar a los individuos”.
Lo anterior por la aparición de un ciudadano más individualista,
que tiende a basar sus valores y comportamientos en elecciones per-
sonales y a depender menos de la tradición y del control social ejercido
por aquellas instituciones que tradicionalmente eran las depositarias y
las intérpretes de los códigos de conducta: familia, iglesias, grupos so-
ciales, partidos políticos, etc. Un individualismo, en fin, que incita al ser
humano a desarrollarse de espaldas a su contexto cultural e histórico
de manera fragmentada.
Los niños y los jóvenes tienen que aprender, que pertenecer a una
sociedad democrática es formar parte de una colectividad que se ha
dotado a sí misma de un conjunto de valores y normas que expresan el
consenso, la racionalidad, la libertad, el respeto a los demás y la solida-
ridad que constituyen los cimientos de la misma.
Por ello, proporcionar a niños y jóvenes una educación de calidad
no consiste sólo en adquirir más conocimientos instrumentales ni más
habilidades cognitivas, artísticas o afectivas, sino también educar en
valores. El sentido que tiene hoy la educación, que la sociedad le exige,
28
Bernardo Barbosa Sánchez
es el pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos. La educación
debe favorecer la adquisición de hábitos de convivencia y de respeto
mutuo y desarrollar en los alumnos actitudes solidarias.
A pesar de la declaración de intenciones que es común a las distintas
leyes e instancias que se mencionaron, la educación en valores, duran-
te las dos últimas décadas, ha sido confiada al proyecto educativo Insti-
tucional y al conjunto de cátedras entre ellas la de afrocolombianidad,
la de cultura ciudadana, de Derechos Humanos, etc., que se deben
desarrollar de manera transversal. En principio, su carácter transver-
sal es indiscutible, puesto que cualquier materia o área debe proponer-
se el desarrollo de actitudes que resalten los valores implicados en ella.
Dentro de todos los valores el respeto se constituye en el valor fun-
damental en nuestra vida puesto que
el gesto más elemental del respeto consiste en la respuesta a lo existente como
tal, a la en si misma pacifica majestad del ser, constituye la respuesta a su propia
consistencia interior y a la realidad positiva, así como a su independencia
respecto de nuestro arbitrio17.
El respeto comienza con la consideración del otro como alguien valio-
so en sí mismo y con los mismos derechos. Reconocer en los demás
su dignidad como personas y no dejar espacio a las manifestaciones
discriminatorias, supone el inicio de un largo camino cuya meta es la
construcción de una sociedad más justa. Si nosotros aprendemos a res-
petar a los demás ellos también van empezarnos a respetar porque
como se dice respetos guardan respetos. Recordemos la frase “Siempre
es más valioso tener el respeto que la admiración de las personas”
(Rousseau).
La escuela ofrece un marco ideal para aprender este valor. Pero
también puede ser el lugar perfecto para que se den modelos de con-
ducta que impidan el desarrollo del respeto y la tolerancia. Algunas
de las actitudes que entrañan mayores dificultades en este sentido, y
que es bueno que sepamos detectar y corregir a tiempo, son: la en-
vidia, el miedo, la inseguridad, la soberbia, la falta de autoestima, los
autoritarismos. Superar estas actitudes y transformarlas en otras más
17 Dietrich von Hildebrand. “La importancia del respeto en la educación”, Revista Educa-
ción y Educadores, vol. 7, Bogotá, Universidad de La Sabana.
29
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
positivas y solidarias no es fácil, pero es nuestra responsabilidad como
educadores, con la seguridad de que al unir tantos esfuerzos y recursos
se logrará lo que tanto anhelamos.
Una característica del ser humano es su sociabilidad, estamos obli-
gados a convivir con otros. El respeto a los demás es la primera con-
dición para establecer las bases de una convivencia pacífica auténtica.
Sin duda alguna, la palabra respeto es una de las más presentes en la
vida escolar. Desde muy pequeños se nos dice que hay que respetar las
cosas, los horarios, las normas, el entorno, a uno mismo y sobre todo,
que hay que respetar a los demás. A veces damos por hecho que todo
el mundo entiende lo que significa respetar, pero a juzgar por el com-
portamiento de muchos jóvenes (y también el de muchos adultos), no
sería una pérdida de tiempo realizar con alguna periodicidad activida-
des específicas para reflexionar sobre qué actitudes y comportamien-
tos son los más adecuados para construir una convivencia basada en
el respeto.
Para finalizar estamos seguros que solo con el trabajo en valores y
su práctica diaria y transformarla en el ejemplo estaremos desarro-
llando la base de formación de unos nuevos seres, capaces de recono-
cerse humanos, integrantes de una sociedad, hacedores de su proyecto
de vida en el que el fin último sea su realización personal y su felicidad
IV. Tercer pilar: la comunicación y educación
Más que nunca, la educación necesita de la comunicación, puesto que
no hay educación si no hay comunicación y quizá este es el punto más
neurálgico que afrontamos en la escuela y es la poca comunicación
que se da entre los docentes y los estudiantes generándose una brecha
enorme que termina causando situaciones de irrespeto y que anula
cualquier posibilidad de crecimiento, sino también porque frente a la
llamada “sociedad de la información” la escuela se ha quedado relegada
en su manera de aprehender los nuevos procesos de la comunicación.
El modelo tradicional de la escuela ha recibido en los últimos años
severas críticas por su incapacidad de progresar con la rapidez que
requiere el desarrollo social y tecnológico. Actualizar el sistema educa-
tivo para adaptarse a la sociedad de la información se ha entendido a
veces como una simple traslación de tecnologías. Se remplaza la tabla
de multiplicar (que antes venía impresa en los cuadernos), con calcu-
30
Bernardo Barbosa Sánchez
ladoras, y se introducen cámaras de video y computadoras para suplir
a los maestros, pero no se cuestiona desde adentro el concepto mismo
de la educación. Como ha señalado algún autor, en lugar de la alcancía
de la “educación bancaria” tenemos ahora cajeros electrónicos que no
resuelven el tema de fondo18.
La educación como proceso de comunicación (es decir, diálogo, re-
flexión colectiva, puesta en común, participación), es indispensable en
una sociedad donde la escuela ya no es la que “forma” al individuo como
se creía tradicionalmente. La escuela no solamente no forma, tampo-
co deforma. Su influencia actual es limitada, porque se ha quedado al
margen de una sociedad donde los individuos y las comunidades están
sometidos permanentemente a otras influencias como la televisión, la
publicidad, la presión de grupo, y por supuesto el acceso al Internet,
son factores que, sobre todo en el ámbito urbano, determinan la con-
formación de una personalidad “mediada”19.
En la medida en que la educación se concibe como un proceso de
aprendizaje de toda la vida, no puede sino acudir a la comunicación
como su complemento directo. Siguiendo a Paulo Freire, si la educa-
ción es a la vez un acto político, un acto de conocimiento y un acto
creador, entonces no puede sino hacer el mismo camino que la comu-
nicación en el proceso de cambio social20.
Los medios de comunicación influyen enormemente en las transfor-
maciones que se están dando a nivel comunicacional y al ver los erro-
res que se están presentando las grandes canales recurren a introducir
programación “educativa” para tratar de resolver el problema. Lo que
se necesita es que la escuela desarrolle instrumentos para una nueva
alfabetización comunicacional y audiovisual que sea más adaptada a
los tiempos actuales que la lecto-escritura.
El texto, la palabra escrita, el abecedario, han mantenido hasta ahora
la hegemonía sobre otras formas transformadoras de hacer educación.
La escritura y la lectura siguen siendo los ejes de un aprendizaje que se
remonta a varios siglos y que excluye nuevas maneras de ver el mun-
18 Alfonso Gumucio Dagron. Comunicación y educación: una deuda recíproca, tomado de la
página web “La Hojarasca. Alianza de escritores y periodistas”. En línea: [www.escritores-
yperiodistas.com/NUMERO31/alfonso.htm].
19 Ídem.
20 Gumucio. Ob. cit.
31
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
do. La “transmisión de conocimiento” es una simple distribución de
información que con frecuencia ni siquiera es adecuado al contexto de
aprendizaje. Si lo que se quiere es introducir nuevas tecnologías para
reforzar esto mismo, entonces estaríamos traicionando los ideales de
una educación liberadora, es decir, basada en los derechos humanos,
constructora de ciudadanía21.
Las escuelas deben cambiar como proyecto educativo, no como in-
fraestructura. No basta con llenar de equipos de cómputo y conecti-
vidad con Internet, no bastan las cámaras de video y los estudios de
emisoras escolares. Se necesita una escuela que promueva procesos de
aprendizaje reflexivo y basado en la experiencia, relevantes socialmen-
te, es decir, centrados en una realidad social más amplia.
La necesidad de que la institución escolar se adapte a las nuevas ne-
cesidades sociales, pasa por una revisión en profundidad del proceso
educativo, que en muchísimos casos ha dejado de ser un proceso, para
convertirse en una mecánica iterativa, seca, carente de humanismo.
La figura del maestro debería transformarse, para convertirse en
garante de una dimensión más dinámica de la educación. La función
“transmisora” de información de los maestros, carece de sentido. El
maestro de hoy debe tener la capacidad de facilitar procesos de comu-
nicación y educación que formulan problemas, colocan preguntas pro-
vocadoras del diálogo y el debate, permiten sistematizar las experien-
cias individuales y colectivas de todos los participantes en el proceso
educativo, y no solamente de los educandos o alumnos. El maestro
debe ser un dinamizador de situaciones de educación, comunicación,
trabajo y creatividad a través de las cuales se genera un saber colectivo.
Es imprescindible recuperar el valor semántico de “educar” y de
“comunicar”, pues ambos han sido distorsionados por el uso. Aunque
las raíces de educar, provienen del latín educere y educare, el prime-
ro significa sacar lo que está adentro del ser humano, para prepararlo
como ser social, mientras que el segundo nos remite a una acción de
moldear y guiar. Sacar de adentro hacia fuera el potencial de conoci-
mientos y valores, apoyar el desarrollo de algo que ya existe en el ser
humano, en lugar de simplemente moldearlo, hacerlo igual a otro, para
que asegure la transmisión de ciertas informaciones. Educere implica
21 Gumucio. Ob. cit.
32
Bernardo Barbosa Sánchez
preguntar, dialogar, pensar y crear, en oposición a memorizar y repetir.
La memorización y la repetición del modelo educativo, es lo que hace
que permanezca una institución que se resiste al cambio22.
Si la educación tiene la función de sacar lo que el individuo lleva
adentro, para potenciar su creatividad y para socializar con los demás
su conocimiento y sus valores, entonces no bastan los equipamientos
y las capacitaciones en tecnología: lo que importan son los procesos
que permiten comprender dimensiones de la imagen y del sonido que
no por demasiado obvias son mejor entendidas. La comprensión de la
comunicación es pobre, y las confusiones entre los propios especia-
listas son frecuentes y más aún entre los docentes y pero aun con los
estudiantes.
En la medida en que la educación deje de ser percibida como un pro-
ducto, y se comprenda como un proceso, se acercará más a su potencial
de responder a las necesidades de la sociedad. Y precisamente es la
comunicación la que puede contribuir en esa evolución, porque la co-
municación es también proceso antes que producto. De ahí que es tan
importante establecer entre los propios comunicadores la diferencia
que existe entre información (producto) y comunicación (proceso)23.
V. Cuarto pilar: la autonomía
En espiral dentro del modelo aparece la autonomía, que se va desarro-
llando a través de los ciclos y que se entiende como un proceso en de-
sarrollo al que hay que apuntarle desde los más pequeñitos con miras
al perfil de estudiante que queremos formar.
Revisando los conceptos sobre autonomía encontramos los estu-
dios de Piaget sobre el desarrollo cognitivo de los niños analizándolos
durante sus juegos y mediante entrevistas, estableciendo (entre otros
principios) que el proceso de maduración moral de los niños se produ-
ce en dos fases, la primera de heteronomía y la segunda de autonomía:
Razonamiento heterónomo: Las reglas son objetivas e invariables.
Deben cumplirse literalmente, porque la autoridad lo ordena, y no
22 Gumucio. Ob. cit.
23 Gumucio. Ob. cit.
33
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
caben excepciones ni discusiones. La base de la norma es la autori-
dad superior (padres, adultos, el Estado), que no ha de dar razón de
las normas impuestas ni ha de cumplirlas en todo caso. Existe una
tendencia demostrada a las sanciones expiatorias y a identificar el
error como una falta, así como a la búsqueda indiscriminada de un
culpable (pues una falta no puede quedar sin castigo), de manera
que es admisible el castigo del grupo si el culpable no aparece.
Razonamiento autónomo: Las reglas son producto de un acuerdo y,
por tanto, son modificables. Se pueden someter a interpretación y ca-
ben excepciones y objeciones. La base de la norma es la propia acep-
tación, y su sentido ha de ser explicado. Las sanciones han de ser
proporcionales a la falta, asumiéndose que en ocasiones las ofensas
pueden quedar impunes, de manera que el castigo colectivo es inad-
misible si no se encuentra al culpable. Las circunstancias no pueden
castigar a un culpable.
El tránsito de un razonamiento a otro se produce durante la pubertad.
Lawrence Kohlberg continúa los estudios de Piaget, esta vez plan-
teando dilemas morales a diferentes adultos y ordenando las respues-
tas. Sus estudios recogieron información de diferentes latitudes (Es-
tados Unidos, Taiwán, México) para eliminar la variabilidad cultural,
y se centraron en el razonamiento moral, y no tanto en la conducta o
sus consecuencias. De esta manera, Kohlberg estableció tres estadios
de moralidad, cada uno de ellos subdividido en dos niveles. Se leen en
sentido progresivo, es decir, a mayor nivel, mayor autonomía24.
En los estudios de él definió 6 niveles a saber:
• Estadio pre convencional: las normas se cumplen o no en función
de las consecuencias.
Nivel 1: Orientación egocéntrica. La norma se cumple para evitar
un castigo.
Nivel 2: Orientación individualista. La norma se cumple para obte-
ner un premio.
24 Tomado de:
[http://identidadpersonalysusdimensiones.blogspot.com/2012_12_01_ar-
chive.html].
34
Bernardo Barbosa Sánchez
• Estadio convencional: las normas se cumplen en función del orden
establecido.
Nivel 3: Orientación gregaria. La norma se cumple para satisfacer
a los demás.
Nivel 4: Orientación comunitarista. La norma se cumple para man-
tener el orden social.
• Estadio postconvencional: las normas se cumplen en función de la
aceptación individual y de los valores que comportan.
Nivel 5: Orientación relativista. La norma se cumple en función de
un consenso, y no se pueden desobedecer.
Nivel 6: Orientación universalista. La norma se cumple cuando res-
petan valores universales.
Una persona autónoma: es dueña de sus decisiones, impulsos, iniciati-
vas y renuncias, sabe lo que quiere, se lanza a conseguirlo teniendo en
cuenta a los demás, pero sin dejarse someter o manipular.
Ser autónomo es saber desenvolverse por uno mismo y vivir en me-
dio del mundo con eficacia y productividad, responsable de sus pro-
pios actos, capaz de tomar sus propias decisiones, capaz de establecer
relaciones afectivas sólidas y duraderas, capaz de luchar contra las di-
ficultades y de adaptarse a las distintas situaciones de la vida.
La autonomía está ligada con el auto concepto que se forma a partir
de la opinión y expectativas que los demás tienen acerca de la perso-
na. Las experiencias de éxito o fracaso. La importancia relevante de la
opinión de ciertas personas. Este auto concepto puede ser positivo o
negativo: el auto concepto es la idea que uno tiene de sí mismo. La au-
toestima es la valoración/juicio que uno hace de sí mismo.
Cuando la autoestima es negativa, el recurso que encuentra el estu-
diante es buscar modelos de identificación el riesgo que corre es que
los modelos que escoja no tengan nada que ver con el mismo, entonces
empieza a actuar como si fuera otra persona (máscaras), busca esca-
parse de la vida real, que se siente como no satisfactoria y ejerce una
obediencia excesiva con tal de ser apreciado y lograr la aprobación de
los demás.
35
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
VI. Las ágoras dentro de la propuesta
El proyecto de convivencia, en el que la herramienta hrca (humanis-
mo, respeto, comunicación, autonomía) se presenta como el eje de to-
das las acciones por desarrollar con concepciones clara sobre lo que
se quiere con cada una de ellas. Y en el que las ágoras se toman como
parte fundamental de la propuesta ya que como lo expresan en el blog
el Laberinto y el Hilo de Ariadna un ágora es.
Fundamentalmente dos cosas. Una un canto a la convivencia y al respeto
humano (¿qué era el Ágora sino un lugar de encuentro?) y una defensa de la
razón, frente a la sinrazón, como única posibilitadora de la convivencia. Un
canto a la convivencia porque “Si dos son semejantes a un tercero, entonces
son semejantes entre sí” [...] Más bien, creo que lo importante radica en la
explicación posterior, algo así como “es más lo que nos une que lo que nos
separa”. Esta es la base de la convivencia, ¿por qué pelear entonces?25.
Texto que se recoge en un comentario sobre la película Ágora y que re-
copila el sentir de la palabra y que es el que queremos retomar dentro
de nuestra institución.
Mediante esta estrategia se busca que los estudiantes puedan expre-
sarse libremente, manifestar lo que les molesta pero también lo que los
llena de motivación y en ese espacio liberar tensiones y aprender a co-
municarse efectivamente. En muchas ocasiones se pretende atacar a la
persona por eso hay que enfatizar en que se ataca es las actitudes no
el ser humano como tal y los estudiantes entienden poco a poco que la
única manera de solucionar un conflicto es a través del diálogo. Nuestra
tarea como lo expresa J. Benítez en una de sus máximas: “No se educa
al hombre haciéndolo que se calle sino permitiendo que se exprese”26.
VII. ¿Y por que las ágoras?
Las ágoras se convierten en un espacio político para debatir ideas, bus-
car soluciones dentro de un ambiente democrático, recordemos que
para la democracia, la paz no es la ausencia de conflictos; la paz es el
25 Extraído de Ágora, un canto a la convivencia y a la razón. [http://filex.es/index.php/blog-
filex/87-filosofia/108-agora-un-canto-a-la-convivencia-y-a-la-razon].
26 J. Benítez. Proyecto de convivencia, 2008.
36
Bernardo Barbosa Sánchez
resultado de una sociedad que es capaz de aceptar reglas para dirimir
el conflicto sin el eliminar al otro porque en la democracia no existen
los enemigos, existen los opositores: personas que piensan distinto,
quieren distinto, tienen intereses distintos que pueden colisionar con
los míos, pero con las cuales puedo concertar futuros comunes.
Las personas se hacen sujetos sociales y políticos al generar organi-zación.
La creación y el desarrollo de las organizaciones son, al mismo tiempo,
factor pedagógico para la formación de ciudadanía y el fortalecimiento de la
democracia, porque aumentan el tejido social. Y a través de las organizaciones
las personas pueden negociar y establecer su futuro [...] Y poder definir el
futuro es la máxima expresión de autonomía, es decir, de ciudadanía27.
Uno de los instrumentos más poderosos que tiene la democracia para
hacer del conflicto una oportunidad positiva es la deliberación.
La deliberación se convierte en un valor social, cuando, frente a un
conflicto:
• Las diferentes personas son capaces de poner en juego sus intereses.
• Pueden expresarlos, sustentarlos y defenderlos con serenidad y
transparencia.
• Buscan convencer a otros de la pertinencia de sus intereses, pero
están dispuestos a dejarse convencer por la prioridad de otros in-
tereses.
• Aprenden a ceder y a recibir cesiones.
• Y, entre todos, a partir de las diferencias, son capaces de construir
bienes colectivos.
La deliberación social es el instrumento de la democracia para cons-
truir los consensos sociales que son la base de la paz y es este concepto
el que refuerza la idea del trabajo de las ágoras en el aula de clase. El re-
cuperar los espacios de discusión, de dialogo, de encontrase con el otro
a través de los argumentos, el poder mirar al otro a los ojos, el entender
que los demás pueden disentir de mi forma de pensar y que no por ello
tengo que entrar a agredirlo es lo más valioso de la experiencia.
27 José Bernardo Toro. “Aprendiendo a construir un orden donde todos podamos ser fe-
lices: la democracia”, en Constitución 1991: caja de herramientas, Bogotá, Ediciones Foro
Nacional por Colombia y Viva la Ciudadanía, 1992, p. 9.
37
Capítulo tercero
Metodología
Se aplicará un método de investigación cualitativo con un enfoque
comprensivo-interpretativo.
El estudio de La presente investigación se hará como un estudio de
caso de una estrategia desarrollada para incentivar en los estudiantes
el dialogo como la forma de mejorar los procesos de comunicación, ha-
ciendo énfasis en la escucha en el respeto por el otro y su valor como
ser humano mejorando su convivencia.
A partir del diseño y aplicación de siete ágoras este estudio busca
conocer el significado que este proceso tuvo para los estudiantes que
participaron en el proceso.
I. Diseno metodologico:
perspectiva comprensivo-interpretativa
La investigación se enmarca en un diseño comprensivo e interpretati-
vo porque se pretende conocer, comprender e interpretar los signifi-
cados que le otorgan los estudiantes de 9.° a 11.° de educación básica
secundaria y media sobre la herramienta desarrollada.
Con el uso de esta técnica se intenta conocer la realidad in situ y des-
de allí captar los significados relevantes que provienen de los actores.
La investigación se sustenta en el paradigma cualitativo ya que el fe-
nómeno en estudio se ajusta a una mirada comprensiva interpretativa,
a través de la cual se analizaron las estructuras del espacio educativo
que viven los jóvenes tal como ellos lo experimentan. Desde este para-
digma nos acercamos a develar esos significados que los estudiantes le
atribuyen a la herramienta de las ágoras y su impacto en el ambiente
social escolar.
39
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
En este paradigma los individuos son concebidos como agentes ac-
tivos en la construcción y determinación de las realidades que encuen-
tran, en vez de responder a la manera de un robot según las expec-
tativas de sus papeles que hayan establecido las estructuras sociales.
Este paradigma cualitativo incluye también un supuesto acerca de la
importancia de comprender situaciones desde la perspectiva de los
participantes en cada situación.
Los investigadores cualitativos estudian la realidad en su contexto natural,
tal y como suceden, intentando sacar sentido de, o interpretar, los fenómenos
de acuerdo a los significados que le dan las personas implicadas (Rodríguez
1999, p. 32)28.
Desde este paradigma la realidad encierra todos los campos y es diná-
mica, jamás permanece estática ni tampoco es una realidad que nos
viene dada, sino que se crea.
II. Tipo de estudio: estudio de caso
Se utilizó el estudio de caso ya que el propósito era acceder a la com-
prensión de un fenómeno en particular. Se trata de comprender el fe-
nómeno tal como lo veían los actores, es decir, comprender e inter-
pretar los significados que le otorgaban los estudiantes a su ambiente
escolar. No se pretendió buscar representatividad, sino más bien llegar
a una comprensión profunda de significados en su contexto. Se buscó
localizar en los rasgos profundos y las características del caso que se
estaba estudiando en su forma particular y no en lo general. En sínte-
sis, se buscó la profundidad más que la amplitud. Es fenomenológico,
ya que representa el fenómeno tal como los actores, los estudiantes de
9.°, 10.° y 11.°, lo experimentan. Más que una descripción de los perso-
najes y el entorno, el objetivo fue sumergirse y buscar los significados
profundos agotando de esta manera el espacio simbólico.
El cometido real del estudio de casos es la particularización, no la generalización.
Se toma un caso particular y se llega a conocerlo bien, y no principalmente para
ver en qué se diferencia de los otros, sino para ver que es, qué hace29.
28 Tomado de: [www.tesis.uchile.cl/tesis/uchile/2011/cs-burgos_r/.../cs-burgos_r.pdf].
29 Robert E. Stake. Investigación con estudio de casos, Madrid, Morata, 1999, p. 20. Extraído
de [http://books.google.com.co/books?id=gndJ0eSkGckC&pg=PA20&lpg=PA20&dq=].
40
Bernardo Barbosa Sánchez
III. Sujetos de la investigación
Para la muestra se utilizaron ciertos criterios que sustentaron una se-
lección que permitiera saturar el espacio simbólico del problema a in-
vestigar, con el fin de obtener la mayor información posible y relevante
en relación al tema que se investigó. Para este objetivo se recurrió a
muestreo teórico, lo que significa:
que los individuos que fueron entrevistados son considerados como los que
en forma suficiente pueden contribuir al desarrollo de la investigación. El
muestreo teórico no tiene un tamaño definido por cálculos probabilísticos,
sino por criterios teóricos de saturación (Mella, 2003, p. 238)30.
Para la presente investigación se realizó un trabajo en el Colegio Silveria
Espinosa de Rendón de jornada tarde, entre los estudiantes de grado 9.°
a 11.° en total siete cursos. Se seleccionó un (1) estudiante por curso.
Como criterio de selección se tomó a un estudiante elegido volunta-
riamente entre los tres que dirigieron el ágora en cada salón.
La heterogeneidad se encuentra en el hecho de tener una muestra
de estudiantes de diferentes cursos y la homogeneidad da cuenta que
los estudiantes pertenecen a la misma institución y que habían dirigi-
do el ágora en sus respectivos cursos.
IV. Técnicas de investigacion. Grupo focal
La técnica de los grupos focales se enmarca dentro de la investigación
socio-cualitativa, entendiendo a ésta como proceso de producción de
significados que apunta a la indagación e interpretación de fenómenos
ocultos a la observación de sentido común31. Además, se caracteriza
por trabajar con instrumentos de análisis que no buscan informar so-
bre la extensión de los fenómenos (cantidad de fenómenos), sino más
bien interpretarlos en profundidad y detalle, para dar cuenta de com-
portamientos sociales y prácticas cotidianas.
Los grupos focales constituyen una técnica cualitativa de recolec-
ción de información basada en entrevistas colectivas y semiestructura-
30 Tomado de: [www.tesis.uchile.cl/tesis/uchile/2011/cs-burgos_r/.../cs-burgos_r.pdf].
31 La técnica de los grupos focales, tomado de “BuenasTareas.com”. [http://www.buenasta-
reas.com/ensayos/La-Tecnica-De-Los-Grupos-Focales/4178187.html].
41
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
das realizadas a grupos homogéneos. Para el desarrollo de esta técnica
se instrumentan guías previamente diseñadas y en algunos casos, se
utilizan distintos recursos para facilitar el surgimiento de la informa-
ción (mecanismos de control, dramatizaciones, relatos motivadores,
proyección de imágenes, etc.).
Los grupos focales se utilizan para:
• Conocer conductas y actitudes sociales, lo que ayuda a relevar in-
formación sobre una temática.
• Obtener mayor cantidad y variedad de respuestas que pueden en-
riquecer la información respecto de un tema.
• Enfocar mejor una investigación o ubicar más fácilmente un producto.
• Obtener ideas para desarrollar estudios ulteriores.
El ambiente de grupo puede entregar una atmósfera de seguridad, en
la cual los participantes no se sientan presionados a responder cada
una de las preguntas formuladas, pudiendo de este modo expresarse
de una manera espontánea.
La flexibilidad que ofrece este ambiente grupal le permite al facili-
tador o moderador (entrevistador a cargo de la técnica) explorar otros
temas relacionados a medida que van surgiendo. Como consecuencia,
vemos que es posible que se genere en un período de tiempo corto una
amplia gama de información.
Los resultados se encuentran disponibles con mayor rapidez para
los miembros del proyecto. La técnica promueve un proceso de comu-
nicación colaborativa con los beneficiarios del proyecto y hace que el
personal del mismo mejore sus habilidades para comunicarse.
Desventajas:
• Los resultados no pueden trabajarse estadísticamente, puesto que
los entrevistados no son representativos de la población total.
• Los participantes tendieron a estar de acuerdo, a armonizar con
los demás integrantes del grupo, en lugar de expresar opiniones de la
minoría.
Los ejes temáticos que se plantearán para la realización del grupo fo-
cal fueron los siguientes:
• Aspectos básicos sobre la realización de las ágoras.
• Relación entre pares en la escuela.
42
Bernardo Barbosa Sánchez
• Opinión sobre la metodología desarrollada en el aula por los estu-
diantes.
• Principales problemas que afectan la convivencia escolar
La entrevistadora, una profesora con más de 30 años de experiencia en
el campo de las humanidades y la comunicación, quien no tiene rela-
ción con los alumnos, experta en mantener muy buena comunicación
e inspirar confianza a sus alumnos, de manera que esto proporcionó
ciertas ventajas hacia el diálogo directo y sincero de parte de los alum-
nos, creando un clima de confianza, de respeto y confidencialidad. Otro
aspecto importante fue que el profesor poseía la experiencia como in-
vestigador, quien ha realizado estudios utilizando en varias oportuni-
dades dicha técnica, garantizando con ello, un trabajo serio, prolijo y
profesional.
43
Capítulo cuarto
Resultados
El análisis de datos realizado en la investigación es abordado desde
una perspectiva cualitativa, es decir, se trabaja a partir de los datos ob-
tenidos con el fin de extraer los significados más relevantes en relación
al tema investigado.
La lectura sucesiva de los datos de la entrevista permitió identificar
las unidades temáticas emergentes las que fueron interpretadas. Den-
tro de estas grandes unidades temáticas tenemos:
• La comunicación base para la unión del grupo.
• La solución pacífica de conflictos.
• La relación estudiante -docente.
• El irrespeto como el mayor problema de convivencia.
I. Tema 1. La comunicación base para la unión del grupo
Durante todo el proyecto se ha hecho énfasis en la comunicación, es por
ello que a través de las gacetas semanales, a través de las direcciones
de grupo se plantea la necesidad de aprender a comunicarse y es que
este también es uno de los principios básicos necesarios para la con-
vivencia social expuestos por Bernardo Toro en el segundo principio:
Toda comunicación busca transmitir un sentido que espera sea reconocido
por otros. Yo me afirmo cuando el otro me reconoce y el otro se afirma con mi
reconocimiento. Una sociedad que aprende a comunicarse de muchas maneras,
siempre encuentra formas para solucionar sus conflictos pacíficamente32.
32 Toro. El ciudadano y su papel en la construcción de lo social, cit.
45
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Y es que en las relaciones sociales entra en juego los intereses per-
sonales y grupales y por más pequeño que sea el grupo existe ciertas
tensiones que es necesario evidenciar para que se limen asperezas y
ese es uno de los objetivos de la ágoras brindar los espacios en los que
se ponga en juego los intereses del grupo por encima de las persona-
les. Y de ahí volvemos a retomar la frase de J. Benítez: “No se educa al
hombre haciéndolo que se calle sino permitiéndole que exprese”. En
el texto encontramos varias respuestas al respecto, entre ellas las res-
puestas 8, 9, 11, y 12.
Respuesta 8: ... aprendimos a conocernos más como personas y no como
estudiantes no más y pues se ha logrado ser un curso muy unido.
Respuesta 9: pues me uno con el ágora, se evitaron muchos choques porque
habían personas que no se podían convivir en el mismo espacio y pues poco a
poco fuimos un poco más unidos.
Respuesta 11: vimos que a pesar de que teníamos problemas íbamos encon-
trando más un apoyo y ya nos íbamos uniendo poco a poco pero pues con el
ágora igual se evitaron problemas.
Respuesta 12: pues no siempre hablamos pero con el ágora hemos aprendido
a admitir nuestros errores, a hablar también y a arreglar problemas con los
profesores y si hay un poco más de unión.
Es así que los estudiantes van recuperando el valor de la palabra y la
importancia de aprender a comunicarse y a no atacar a las personas
sino entre todos mirar las problemáticas y lo más importante sentirse
parte de la solución.
Veamos las respuestas 14 y 26
Respuesta 14: empezamos a decir lo que no nos gustaba de cada uno y a hablar
lo que no nos gustaría encontrar en otra persona, los detalles que en realidad
no nos gustaban. Fue una buena experiencia y como que los problemas
bajaron y con los profesores también pasamos una carta hacia un profesor
que en realidad molestábamos mucho y hubo más [...] ya hubo respeto y así
hablar cada uno lo que nos gustaba.
Respuesta 26: pues nosotros nos sentábamos en mesa redonda, la leíamos y
hablábamos del anterior de que se solucionó, que se logró solucionar y pues
ya cada uno daba la solución para el problema y pues lo mismo, seguíamos
mirando a ver qué problemas hubo, que se podíamos solucionar, que podíamos
mejorar.
46
Bernardo Barbosa Sánchez
En la respuesta 55 encontramos nuevamente como ese valor de la
palabra es el más importante, el de aceptar que los demás pueden pen-
sar distinto a mí, pero que igual es un ser humano, con dificultades y
sobretodo en proceso de construcción y de crecimiento, es algo que se
va encontrando poco a poco.
Pues en mi curso yo me hablo más con las niñas como que son más juiciosas
entonces como que me decían como ay chupamedias y entonces pues ya todo se
solucionó pues con una dirección de curso y pues mediante la lectura del ágora.
Pues dijimos lo que teníamos que decir ante ellas y como digamos todos y ellos
también como se sentían. Por ejemplo vimos los diferentes puntos de vista de
cada persona no que siempre tengamos que tener nuestros mismos puntos de
vista y todo el mundo los tiene que tener, no? Son diferentes puntos de vista.
II. Tema 2. La solución pacífica de conflictos
En cuanto a la solución pacífica de conflictos se retoma el principio ex-
puesto dentro de los siete saberes necesarios para la convivencia social.
En el hombre la agresividad puede convertirse en amor o en hostilidad hacia
el otro. Es necesario aprender a dejar el combate sin perder la competitividad,
a ser fuerte sin perder la ternura y la compasión por el otro, quien, por ser
diferente, puede ser mi complemento o quizá mi opositor, pero nunca mi
enemigo33.
Que importante reflexión para asumir la vida en comunidad, en espe-
cial como comunidad escolar y asumir el liderazgo que la sociedad nos
reclama, para no tener que ver en los noticieros las agresiones de las
que son víctimas nuestros jóvenes y niños en las escuelas.
Y es que en mi concepto, la única manera de solucionar los conflic-
tos es dialogando, cuando se acude a las vías de hecho se agranda el
problema y terminan involucrando a terceros que nada tienen que ver
con el conflicto y que llegan es a agrandar y a no permitir que se llegue
rápidamente a la solución del mismo.
Por otra parte, la ventaja de la negociación directa a la que se in-
vita a través de las ágoras permite formar en autonomía y en asumir
responsabilidad sobre las propias actuaciones que pueden derivar en
33 Toro. El ciudadano y su papel en la construcción de lo social, cit.
47
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
conflictos y no siempre está esperando que haya alguien para interve-
nir como los padres, los docentes, un mediador o un conciliador.
Veamos algunas respuestas que afirman esta temática y la forma de
abordar los problemas:
Respuesta 16: en lo general pues se planteaban lo que era el problema y o
sea entrabamos a discutirlo y que era lo que lo ocasionaba y al pasar la aguja
mirábamos que tanto mejorábamos o que empeoraba o que seguía.
Respuesta 29: pues lo lideramos nosotros, la profesora pues nos ayudo con la
herramienta y que si había alguna cosa que necesitáramos pero ella escuchaba
los problemas y nos daba como parte de la solución pero lo liderábamos
nosotros.
Respuesta 53: pues se controló, realmente era uno solo pero era un problema
grandísimo. Se le sumo otro y ósea derivado del mismo lado y osea como que
la profesora hizo un espacio de reflexión y como que se cuadraron las cosas yo
no sé y él dijo la verdad prácticamente pues se pidieron disculpas pero pues si
lo hizo como en mi grupo totalmente y pues habían diferentes cosas que eran
pequeñas pero pues a la vez hacían el espacio más negativo. Entonces que se
pedían perdón y también se agradecían por muchas cosas.
- ¿Y volvían a recaer o ya no?
Respuesta 54: no, realmente con eso se limpiaron muchas cosas, osea salieron
problemas y ya.
Como verán a través del ágora se puso en juego muchos de los proble-
mas y de las tensiones que afecta a los jóvenes estudiantes pero tam-
bién una forma de asumir el conflicto de forma positiva y ante todo
el lograr sacar tanto a padres, como a docentes de la parte punitiva y
dedicarle mayor tiempo a la parte formativa que es la razón de ser de
la escuela.
III. Tema 3. La relación estudiante-docente
La sociedad reclama a los docentes mayor liderazgo, pero también con
las últimas disposiciones y leyes, el docente se ha venido relegando y
es tanto así que se presenta por parte de algunos docentes lo que han
llamado algunos el autismo formativo en el que no se involucra dentro
del proceso y para evitarse problemas decide aislarse o cegarse a una
realidad que esta frente a los ojos.
48
Bernardo Barbosa Sánchez
Veamos algunos ejemplos de las respuestas que expresan la lectura
que tienen nuestros estudiantes de los que pasa en el aula y de la rela-
ción con los docentes:
Respuesta 82: Pues en mi curso la convivencia si se metió pues con los
profesores y todo porque tenían problemas con profesores [...] también era
una persona que tenía un carácter fuerte, no sabía decir las cosas, decía las
cosas de una manera totalmente brusca, pesada y entonces el curso empezó a
tener demasiados problemas con ella y realmente nunca se solucionaron esos
problemas porque ellos intentaban hablarle a ella y ella los ignoraba, yo creo
que pues me pareció muy feo que una practicante, una persona que ya está
en la universidad mirando mal a una persona de noveno pues como que no le
queda muy bien. Pues como que ella tampoco daba el ambiente para mejorar
las cosas.
Respuesta 83: No se me hace justo que profesores se la monten por pasivo y a
la otra profesora porque no vocalizaba al hablar ya era viejita.
Respuesta 85: Yo intente un tiempo, yo fui una persona súper pasiva que la
lleva súper bien pero hay un punto en que la persona me haga explotar y ella lo
logró y es una persona a la que tu llegas a hablarle bien y a pues si no entendió
vaya siéntese mire a ver como hace. “profe no entendí” yo ya explique así no
hubiera explicado.
Respuesta 86: ... en mi curso han habido ciertos problemas, le rompieron las
gafas un compañero y pues yo fui la intermediaria con el curso porque nos iba
a rajar a todos y pues yo hablé con ella, logré que el muchacho le contara que
había sido él, que le pidiera disculpas y que se las pagara pero no ha tenido la
plata. Yo hable con ella, la lleve súper bien y me la montó un día porque me
senté con los más desjuiciados y no me acuerdo que dijeron, pero fue algo
chistoso y yo me reí y desde ese momento dice que yo soy una vaga, que no
hago nada, que solo me siento a reír, perdí con ella la materia y el profesor [...]
me dijo hable con ella bien y le dije profe yo con ella no puedo. Entré, hablamos
y le dije profe revise mi cuaderno, pasaba la materia, tengo notas buenas y ella
tenía unas notas ahí que humm. Revisó el cuaderno, lo tenía todo calificado
por ella, pasé la materia y no sé, ella es toda [...] Yo creo que por la edad.
Como lo podemos observar en los párrafos anteriores se evidencia
además de la brecha generacional la creencia errada que los docentes
son seres inmaculados, que no pueden cometer errores y es esta falsa
creencia tanto de parte de los docentes como de los padres de familia
y estudiantes que ha contribuido a ahondar aún más la distancia entre
los docentes y su educandos, por eso es bien importante el reconocer-
nos como seres humanos llenos de virtudes, pero también de defectos
49
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
e igual susceptibles de mejorar y seguir creciendo cada día, por eso las
lecturas de las gacetas no están dirigidas exclusivamente a los estu-
diantes sino que igual sirven a todos para afianzar conductas construc-
tivas frente a las situaciones que debemos afrontar a diario.
De otra parte se requiere de toda la humildad del docente para
reconocer sus errores y si es el caso pedir disculpas, y la apertura a
nuevas formas de socialización y nuevas estrategias para llevar a los
estudiantes a innovadoras experiencias y es que estas relaciones de
poder afecta muchísimo la parte académica y de convivencia por que
el discurso de algunos docentes esta descontextualizado y no llega a
los estudiantes y al no haber comunicación se llega a situaciones de
irrespeto mutuo.
Respuesta 88: Todo el mundo le teme o pues yo le tengo miedo. Las notas
son como son y ya. Como persona él es bien, me cae muy bien. No es de esos
profesores que se lo pasan. Si exige, de pronto su genio o pues no su genio, hay
días que llega súper chévere pero hay días, al otro día en la clase esta de un
genio.
Pero afortunadamente, siempre también habrá docentes que se rela-
cionan de otra forma con los estudiantes y es que como coordinador
y fruto de mi experiencia es mucho más fácil lograr cambiar compor-
tamientos siendo próximos a los muchachos, llegando a ellos y no es-
tableciendo barreras que impiden todo tipo de comunicación y que lo
único que logran es afianzar comportamientos negativos y aumentar la
rebeldía de por si característica de los adolescentes.
Respuesta 87: Los que son chéveres pues el profesor [...] es un poco estricto
pero es una persona que entiende, que no te ve como alumno sino como
amigo, que trata de ayudarte a solucionar los problemas que no es un profesor
problemático, es muy buena gente y lo escucha a uno, lo entiende, trata de
ayudarlo con los otros profesores y nos brinda cariño en todo.
Respuesta 90: ... es una persona que no le muestra a uno una profesora
imponente sino una profesora que se ve más como una amiga y es una persona
que le ayuda a uno a solucionar muchos problemas, es una persona que lo está
orientando a uno todo el tiempo. Pues a mí me cae muy bien...
Finalmente y como lo enunciaba anteriormente, es imprescindible el
que todos partamos del punto básico: somos seres humanos y como tal
tenemos necesidades indistintamente del papel que en determinado
50
Bernardo Barbosa Sánchez
momento cumplamos y es ese concepto debemos afianzar también en
los padres de familia y acudientes para evitar los roces entre docentes
y padres de familia que lo único que logran es distanciarnos cada vez
más y que en últimas en teoría los que ganan son los estudiantes pero
en detrimento de la sociedad y de los futuros ciudadanos que estamos
formando.
IV. Tema 4. Los problemas de convivencia
Uno de los objetivos del trabajo con las ágoras esta el sacar a flote las
problemáticas que más se presentan o que son de mayor impacto en
la institución para tomar ciertas medidas y ayudar a controlarlas, en
su momento, entre más oportunos, podemos ser más eficientes y dis-
minuir su impacto ya que de no actuar lleva a situaciones graves como
las agresiones físicas tanto dentro como fuera de las instituciones, los
reiterados casos de matoneo que han llevado a jóvenes hasta el sui-
cidio o algo que se vive a diario y es la deserción escolar debido a los
problemas de convivencia.
Quizá el principal problema que afecta a la convivencia es el irres-
peto. A través de las ágoras se pretende enseñar que lo que se debe
atacar son las actitudes que dañan la convivencia escolar y no a las per-
sonas. Desafortunadamente se recurre es a atacar a las personas por
sus defectos físicos, por su apariencia y es ahí donde se quiere ahondar
por eso el irrespeto es algo que no se puede tolerar en una institución
escolar y por eso se convierte en el rey de los valores al que debemos
apuntarle y como docentes estamos llamados a dar ejemplo.
“El tipo más elevado de hombre es el que obra antes de hablar, y
profesa lo que practica” Confucio.
Entre las problemáticas más reiteradas encontramos el irrespeto,
veamos algunos ejemplos encontrados:
Respuesta 55: Pues en mi curso yo me hablo más con las niñas como que son
más juiciosas entonces como que me decían como ay chupamedias...
Respuesta 67: Entienden que hay algo que se llama respeto porque hay
una persona por ejemplo un novio lo toman como el bobo y no saben cómo
insultarlo, él no va a decir nada entonces se deja y pero un novio que en sí es
fiel a la persona pues digamos yo, no. A veces yo por ejemplo molesto pero no
sé a qué punto de grado estoy hiriendo a una persona y llegan al punto en que
la persona explota y llegan a otro riesgo mayor pero si hablan las cosas con
51
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
anterioridad que no me gusta esto [...] es que a veces a uno le toca ser duro
para que lo respeten.
El irrespeto se presenta como uno de los principales problemas que
afectan la convivencia. Veamos otro que afecta enormemente la vida
escolar.
Respuesta 56: En once, pues digamos habían unos grupos que tenían chismes
unos de otros entonces se intentaban solucionar pero digamos eso que dentro
decían no si vamos a mejorar y después de que cruzan esa puerta decían otras
cosas, acá siempre era así o sino supuestamente se arreglaban pero entonces
era como se empezaban a hablar pero más por porquería...
Respuesta 57: No es tanto el chisme pero la rivalidad que hay entre las niñas
pues como no sé, las niñas que se entienden bien con los niños y a veces
terminan montándosela. Y ha habido niñas con problemas de pararse y casi
pegarse igual que los hombres. Porque hay cierto muchacho que es noble y
por eso también todos lo empiezan como a molestarlo y pues tampoco se
deja y se paran todos a pelear pero pues con la ayuda de la profesora se logra
solucionar algo.
Respuesta 66: Digamos para unos puede ser el chisme, para otros la apariencia
que tiene el otro, entonces que no me gusto porque viste así, no me gusto
porque habla así y no seque (si es que lo exageran, un problema lo vuelven...).
Respuesta 71: ... que porque en el colegio el uno saco más nota que el otro y
así, son bobadas. Por ejemplo ayer unos compañeros se iban a pegar porque el
uno le dijo a la ex novia plana o algo así, ósea son bobadas.
Respuesta 72: Yo me iba a pelear con alguien pero fue por una mirada mal.
En términos generales la mayoría de problemas tienen que ver con la
forma en que se relacionan y el hecho de conocer que problemáticas
se están presentando sirven de insumo para buscar textos, poemas, re-
flexiones que apunten directamente a dicho problema y que es trabaja-
do en la gaceta semanal o en la dirección de curso. Porque ahí es donde
hay que responder con elementos para que al verse abocado cualquier
estudiante a dicha situación pueda responder de la mejor manera y no
a través de la agresión física o psicológica.
52
Conclusiones
I. Hallazgos en el marco del estudio
Al finalizar el análisis de los datos entregados por los actores cuya fina-
lidad fue indagar sobre el significado que le confieren los estudiantes
de grado noveno, decimo y once de una institución escolar del distrito
a las estrategias implementadas a través de las ágoras para solucionar
conflictos y mejorar la convivencia dentro de la propuesta hrca (hu-
manismo, respeto, comunicación, autonomía). Se puede concluir que:
1.
La práctica de la reflexión sobre el quehacer cotidiano es un ejerci-
cio que conecta con el pensamiento crítico y este a su vez permite
adquirir mayor autonomía. Las ágoras han girado en torno a la re-
flexión constante por tanto se propicia desde ellas la autonomía.
2.
La autonomía encamina al individuo hacia su pleno desarrollo en
cuanto le permite tomar decisiones propias lo que le permitirá
apropiarse de su proyecto de vida.
3.
La comunicación colaborativa se convierte en herramienta de
transformación de la conducta individual en cuanto supera las ba-
rreras de interacción con el entorno dada la creación de puentes
para solucionar conflictos durante las ágoras.
4.
Reconocer la dignidad del otro a través del respeto que se le pro-
fese conlleva a generar ambientes mucho más equilibrados y por
ende la convivencia se torna más pacífica.
5.
La ciudadanía activa se gesta desde la autorregulación y autodeter-
minación del ser humano, ya que estos dos elementos permiten la
53
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
participación de cada individuo de manera responsable y coheren-
te con su bienestar.
6. En el ejercicio práctico las ágoras se ha logrado desarrollar los
cuatro pilares de la propuesta hrca; por cuanto se ha reconocido
a cada uno de los participantes como ser humano, el respeto ha
sido la constante en las intervenciones de los participantes, la co-
municación ha sido la base del entendimiento y la autonomía se ha
convertido en espiral integrador dado que se ha exteriorizado el
pensar y el sentir de manera adecuada, tratando a cada quien como
miembro de esa comunidad, interviniendo oportunamente en las
situaciones que lo ameritan sin lesionar la dignidad ni tomar repre-
salias sino escuchando para dirimir conflictos y tomar decisiones
según corresponda. Es así como las ágoras no solo se convierten
en herramientas para mejorar la comunicación sino que ratifican la
propuesta del trabajo con adolescentes.
II. Proyecciones de la investigacíon
Concluida la presente investigación, inmediatamente surgen nuevos
interrogantes, y emergen nuevas preguntas quedando la sensación
de un trabajo inconcluso. Es en estas instancias donde cobra mucha
relevancia la afirmación que señala que en investigación nada es con-
cluyente, debido a que el conocimiento genera la necesidad de otros
conocimientos, surgen nuevas interrogantes, aparecen nuevos actores
en escena, quedando la sensación que el trabajo apenas se inicia.
Sería importante que a partir de una serie de interrogantes que pu-
dieran surgir se levanten preguntas que den pauta para otros estudios
o enriquecer y mejorar la presente investigación.
Futuros estudios podrían encaminarse en los siguientes temas:
• Investigar sobre los significados que le otorgan los profesores y di-
rectivos de la institución a la herramienta aplicada y contrastarla
con los significados de los educandos.
• Hacer un seguimiento año tras año a los estudiantes que ya no se
encuentran en el sistema escolar sobre lo que pudo aportar la he-
rramienta para su vida.
• Trabajar en un proyecto que trabaje la autonomía desde preescolar
hasta grado once.
54
Bibliografía
Autocontrol, en [http://definicion.de/autocontrol/], extraído el 11 de diciembre de
2011.
Benítez, J. Proyecto de Convivencia, 2008.
Burgos Solís, Ramón. Significado que le atribuyen a su ambiente social escolar los
alumnos de 5.° a 8.° año de enseñanza básica de una escuela municipal del Cerro
Navia, Santiago, Universidad de Chile, septiembre de 2011.
Chaux, Enrique. Aulas de paz. En línea: [www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/arti-
cles-164318_pdf_1.pdf], extraído el 12 de junio de 2012.
Delors, Jacques. La educación encierra un tesoro , Madrid, Ediciones Unesco, 1996.
De Zubiria, Julián. La violencia en los colegios de Bogotá, 2010. En línea: [http://
aplicaciones.colombiaaprende.edu.co/colegios_privados/content/la-violencia-
en-los-colegios-de-bogot%C3%A1], extraído el 15 de junio de 2012.
Freire, Paulo. Pedagogía de la autonomía. Saberes necesarios para la práctica docen-
te, Buenos Aires, Siglo xxi Editores, 1997.
Freire, Paulo. Pedagogía de la autonomía, Sao Paulo, Edit. Paz e Terra, 2004. En lí-
nea: [http://webdelprofesor.ula.ve/nucleotachira/oscarg/materias/epistemolo-
gia/lecturas/freire.pdf], extraído el 10 de diciembre de 2011.
Fundación Telefónica España. Estudiantes autónomos. Educared. Proyectos y pro-
puestas creativas en educación, en
[http://www.educared.org/global/ppce/
visualizacion?EDUCARED_SHARED_CONTENT_ID=12519813], extraído el 10 de
diciembre de 2011.
Gumucio Dagron, Alfonso. Comunicación y educación: una deuda recíproca, toma-
do de la página web “La Hojarasca. Alianza de escritores y periodistas”. En línea:
[www.escritoresyperiodistas.com/NUMERO31/alfonso.htm], extraído el 25 de
julio de 2013.
55
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Llaña, Mónica. La convivencia en los espacios escolares, Santiago de Chile, Edit. Bravo
y Allende, 2010.
Ministerio de Educación Nacional. Ley 115 de 1994, artículo 5.° “Fines de la edu-
cación”.
Organización Mundial de la Salud. Autonomía, 2002, en [http://www.sancyd.es/
luis/tablas/99052.pdf], extraído el 11 de diciembre de 2011.
Stake, Robert E. Investigación con estudio de casos, Madrid, Morata, 1999.
Ruiz Silva, Alexander. El diálogo que somos. Ética discursiva y educación, Bogotá,
Edit. Magisterio, 2007.
Toro A., José Bernardo. Siete aprendizajes básicos para la educación en la conviven-
cia social. Educando para hacer posibles la vida y la felicidad, Bogotá, Fundación
Social, 1992.
Toro A., José Bernardo. “Aprendiendo a construir un orden donde todos podamos
ser felices: la democracia”, en Constitución 1991: caja de herramientas, Bogotá,
Ediciones Foro Nacional por Colombia y Viva la Ciudadanía, 1992.
Toro A., José Bernardo. El ciudadano y su papel en la construcción de lo social, Bo-
gotá, 2001.
von Hildebrand, Dietrich. “La importancia del respeto en la educación”, Revista
Educación y Educadores, vol. 7, Bogotá, Universidad de La Sabana.
56
Anexos
I. 7 aprendizajes básicos para la convivencia social
Para todos los días. Para toda la vida
Aunque el ser humano posee una tendencia natural a convivir con los otros, la convi-
vencia social es construida, no se da naturalmente. Si queremos tener nuevas formas
de convivencia social que garanticen la protección de la vida, los derechos humanos
y la felicidad, debemos construirlas. La convivencia se aprende, se construye y se
enseña. Es tarea de toda la vida de una persona y de una sociedad.
Los siete aprendizajes básicos para la convivencia social son:
1. Aprender a no agredir al congénere. Fundamento de todo modelo de convivencia
social.
En el hombre la agresividad puede convertirse en amor o en hostilidad hacia el
otro. Es necesario aprender a dejar el combate sin perder la competitividad, a ser
fuerte sin perder la ternura y la compasión por el otro, quien, por ser diferente, puede
ser mi complemento o quizá mi opositor, pero nunca mi enemigo.
2. Aprender a comunicarse. Base de la autoafirmación personal y grupal.
Toda comunicación busca transmitir un sentido que espera sea reconocido por
otros. Yo me afirmo cuando el otro me reconoce y el otro se afirma con mi reconoci-
miento. Una sociedad que aprende a comunicarse de muchas maneras, siempre en-
cuentra formas para solucionar sus conflictos pacíficamente.
3. Aprender a interactuar. Base de los modelos de relación social.
Aprender a percibirme y a percibir a los otros como personas que evolucionamos
y cambiamos en las relaciones intersubjetivas, pero guiados por unas reglas básicas
universales: los Derechos Humanos.
4. Aprender a decidir en grupo. Base de la política y de la economía.
El grado de convivencia de una sociedad depende de su capacidad de concertar
intereses y futuros, de forma participada, a todos los niveles. Aprendiendo a concer-
tar en grupo se puede aprender el máximo nivel de concertación: la concertación del
interés general o el bien común.
57
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
5. Aprender a cuidarse. Base de los modelos de salud y seguridad social.
La convivencia supone aprender a cuidar el “bien estar” físico y psicológico de sí
mismo y de los otros; esta es una forma de expresar el amor por la vida. Aprender a
cuidarse significa también aprender a crear condiciones de vida adecuadas para todos.
6. Aprender a cuidar el entorno. Fundamento de la supervivencia.
Aprender a vivir socialmente es ante todo aprender a estar en el mundo; es acep-
tar que somos parte de la naturaleza y del universo y que no es posible herir al pla-
neta tierra sin herirnos a nosotros mismos. Una ética de la convivencia social supone
el cuidado del lugar donde todos estamos: la biosfera.
7. Aprender a valorar el saber social. Base de la evolución social y cultural.
El conocimiento y contacto con los mejores saberes culturales y académicos de
una sociedad, produce hombres y mujeres más racionales, más vinculadas a la histo-
ria y a la vida cotidiana de la sociedad y más capaces de comprender los beneficios y
posibilidades de la convivencia social.
II. Ágoras del 1 al 7
El agora como espacio para dirimir conflictos
Es un espacio de dialogo que se abre para que los estudiantes aprendan el valor de
aprender a comunicarse, de respeto por las opiniones de los demás, de llegar a en-
contrar problemáticas que afectan a todos o a algunos miembros del curso en parti-
cular pero que pueden ser comunes a toda la institución.
A su vez se convierte en una forma de aprender a solucionar conflictos a través
de la negociación directa y la mediación de los compañero de curso dentro de la di-
námica del colegio, implica generar espacios de construcción colectiva en donde a
través de los acuerdos se vinculan a las personas generando compromisos, concien-
cia y capacidad de autorregulación. Es así como se convierte en el espacio político en
donde todos, sintiéndose parte de la comunidad, se autorregulan, se normatizan y se
concientizan del proyecto.
Estructura para trabajar las agoras
1. Se deben realizar periódicamente. Dentro de la dinámica de la institución en la
jornada de la tarde se trabaja los viernes cada quince días a la cuarta hora en
clase de ética con el director de curso.
2. Se debe hacer énfasis en el respeto por la palabra y por el otro y la necesidad de
aprender a comunicarse efectivamente.
3. Resaltar la importancia de la “escucha”.
58
Bernardo Barbosa Sánchez
4.
Ubicación de los estudiantes en el aula en círculo. Es importante que todos los
estudiantes se puedan mirar a la cara. Ninguno debe quedar escondido, tener
audífonos, celulares, ni otro elemento distractor.
5.
Retroalimentación de la sesión anterior. Recordemos que como debe ser con-
tinua no hay que olvidar las temáticas tratadas con anterioridad. Además con-
trolar el tiempo ya que no se trata de entrar en discusiones bizantinas sino en
encontrar alternativas de solución y en llegar a acuerdos y compromisos serios
que eran verificados por todos los integrantes del curso.
6.
Intercambiar felicitaciones y reconocimientos.
7.
Crear una agenda de trabajo.
8.
Centrarse en la búsqueda de soluciones y no en los culpables. (duro con los pro-
blemas, suave con las personas).
9.
Centrar la responsabilidad en los estudiantes. Para lo cual se selecciona a tres
estudiantes para que dirijan el ágora, se debe destacar por su actitud de escucha,
de conciliación que tengan algún reconocimiento en el curso.
10.
Lluvia de ideas para alcanzar la solución al conflicto. Las soluciones deben salir
de los estudiantes no de los docentes. Sin embargo el docente debe entrar en la
dinámica, escuchar y hacer propuestas.
11.
Concentrarse en las soluciones no punitivas. El ágora no tiene ningún carácter
disciplinario. Para eso existe el manual de convivencia. Se centra en acciones ne-
tamente pedagógicas y en concordancia con la ley de infancia a y adolescencia en
la concreción de acciones preventivas y correctivas.
12.
Realizar planes de acción a futuro.
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 1
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1. Presentación por circuito cerrado por parte del coordinador Bernardo Bar-
bosa sobre cómo realizar un ágora y los objetivos que se pretenden.
2. Organizar a los estudiantes en círculo.
3. Seleccionar una canción entre todos y cantarla.
4. Destacar como fue el proceso para llegar a seleccionar la canción, que tipo de
mensaje y en que puede contribuir al mejoramiento de la convivencia.
5. Dibujar en el centro de cada salón una circunferencia con tiza aproximada-
mente de 1 metro de radio.
6. Explicar a los estudiantes que el ágora será un espacio de reflexión que se
abrirá para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones,
59
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
problemáticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas
de ser, de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitacio-
nes, etc. y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las
personas que forman parte del curso en principio y en un futuro con otros
cursos. Las opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disci-
plinario sino que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas
de solución a los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también se
puede tratar problemáticas de índole académico.
7.
Nombrar a tres (3) estudiantes para que dirijan las ágoras. deben ser per-
sonas que a su juicio contribuyan a solucionar problemas, les guste mediar,
dialogar, se identifiquen con el colegio y cumplen con el perfil del estudiante
Silveriano.
8.
Los estudiantes seleccionados pasaran al círculo trazado donde se les reco-
nocerá su liderazgo dentro del curso y fuera de ella.
9.
Seleccionar a uno de los estudiantes que ingresaron al círculo para que vaya
llevando las memorias de cada una de las ágoras del curso. Para lo cual se
entregará la hoja de acta de la cual debe quedar copia en el curso.
10.
Indagar a los estudiantes sobre los problemas que se han presentado en el
curso.
11.
Ir tomando apuntes de palabras o de situaciones en el tablero para ser reto-
madas más adelante.
12.
Una vez que terminan de expresar las opiniones mostrar los apuntes toma-
dos en el tablero y definir en el momento una problemática, la que consideren
más relevante y urgente para ser resuelta (se recuerda que se realizarán ágo-
ras más adelante que se anunciará a través de la gaceta).
13.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
14.
Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora del curso para ser tenidas en cuenta en la siguiente.
15.
Las conclusiones del primer ágora del curso_____ fueron las siguientes: _______
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_____________________________________
16.
Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 2
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1. Organizar a los estudiantes en círculo.
60
Bernardo Barbosa Sánchez
2.
Leer el siguiente chiste.
-Jaimito ¿cuánto es dos más dos?
-No lo sé si no me das más datos.
-Jaimito si en una mano tengo 15 peras y en la otra 10, ¿qué tengo?
-Unas manos enormes.
3.
Preguntar si algún estudiante quiere contar otro chiste.
4.
Recordar a los estudiantes que el ágora será un espacio de reflexión que se
abrirá para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones,
problemáticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas
de ser, de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitacio-
nes, etc. y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las
personas que forman parte del curso en principio y en un futuro con otras
cursos. Las opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disci-
plinario sino que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas
de solución a los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también
se puede tratar problemáticas de índole académico. Dibujar en el centro de
cada salón una circunferencia con tiza aproximadamente de 1 metro de radio.
5.
Se revisa con el grupo si los estudiantes nombrados en la primera ágora es-
tán cumpliendo con el papel para el que fueron nombrados, en caso contra-
rio aprovechar para hacer los ajustes necesarios. Recordemos que deben ser
personas que a su juicio contribuyan a solucionar problemas, les guste me-
diar, dialogar, se identifiquen con el colegio y cumplen con el perfil del estu-
diante Silveriano.
6.
Leer el acta del ágora anterior.
7.
Revisar los acuerdos alcanzados verificando si se están cumpliendo o no y
hacer la retroalimentación.
8.
Retomar alguno de los temas planteados en el acta y plantear opiniones al
respecto.
9.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
10.
Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora para ser tenidas en cuenta en la siguiente.
11.
Las conclusiones del ágora n.° 2 del curso______ fueron las siguientes: ________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
____________________________________
12.
Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
61
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 3
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1.
Organizar a los estudiantes en círculo.
2.
Leer el siguiente texto:
“Durante la era glacial, muchos animales morían por causa del frío. Los puer-
coespines, percibiendo esta situación, acordaron vivir en grupos; así se daban
abrigo y se protegían mutuamente. Pero las espinas de cada uno herían a los
vecinos más próximos, justamente a aquellos que le brindaban calor. Y por eso,
se separaban unos de otros. Pero volvieron a sentir frío y tuvieron que tomar
una decisión: o desaparecían de la faz de la tierra o aceptaban las espinas de
sus vecinos. Con sabiduría, decidieron volver a vivir juntos. Aprendieron así a
vivir con las pequeñas heridas que una relación muy cercana les podía ocasio-
nar, porque lo realmente importante era el calor del otro. Y así sobrevivieron.
La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, es aquella
donde cada uno acepta los defectos del otro y consigue perdón para los suyos
propios. Donde el respeto es fundamental” (Anónimo).
3.
Preguntar si algún estudiante quiere hacer algún comentario sobre el
texto.
4.
Recordar a los estudiantes que el ágora es un espacio de reflexión que se abre
para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones, proble-
máticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas de ser,
de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitaciones, etc.
y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las personas
que forman parte del curso en principio y en un futuro con otras cursos. Las
opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disciplinario sino
que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas de solución a
los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también se puede tratar
problemáticas de índole académico. Dibujar en el centro de cada salón una
circunferencia con tiza aproximadamente de 1 metro de radio.
5.
Leer el acta del ágora anterior.
6.
Revisar los acuerdos alcanzados verificando si se están cumpliendo o no y
hacer la retroalimentación.
7.
Los estudiantes que han cumplido con los compromisos se pasaran al círculo
central donde se les reconocerá su actitud de apertura y cambio.
8.
Si hay estudiantes que no han cumplido los compromisos se pasaran al círcu-
lo donde se les dará la oportunidad de expresarse sobre las razones por las
que no han cumplido y se les recuerda que el ágora es un espacio preventivo
pero que el manual de convivencia sigue vigente y que como seres sociales
debemos acatar normas establecidas.
9.
Retomar alguno de los temas planteados en el acta y plantear opiniones al
respecto.
10.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
62
Bernardo Barbosa Sánchez
11. Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora para ser tenidas en cuenta en la siguiente.
12. Las conclusiones del ágora n.° 3 del curso______ fueron las siguientes: ________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
____________________________________
13. Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 4
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1.
Organizar a los estudiantes en círculo.
2.
Leer y cantar la siguiente estrofa de la canción de Alberto Cortés y Facundo
Cabral:
Este es un nuevo día
para empezar de nuevo
para buscar al ángel
que nos creció los sueños
para cantar
para reír
para volver a ser feliz (2) (4)
En este nuevo día
yo dejaré el espejo
y trataré de ser
por fin un hombre bueno
de cara al sol caminaré
y con la luna volaré
de cara al sol caminaré
y con la luna volaré.
3.
Preguntar si algún estudiante quiere hacer algún comentario sobre la
canción.
4.
Recordar a los estudiantes que el ágora es un espacio de reflexión que se abre
para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones, proble-
máticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas de ser,
de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitaciones, etc.
y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las personas
que forman parte del curso en principio y en un futuro con otras cursos. Las
opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disciplinario sino
que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas de solución a
63
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también se puede tratar
problemáticas de índole académico.
5.
Leer el acta del ágora anterior.
6.
Revisar los acuerdos alcanzados verificando si se están cumpliendo o no y
hacer la retroalimentación.
7.
Los estudiantes que han cumplido con los compromisos se pasaran al centro
donde se les reconocerá su actitud de apertura y cambio.
8.
Si hay estudiantes que no han cumplido los compromisos se pasaran al círcu-
lo donde se les dará la oportunidad de expresarse sobre las razones por las
que no han cumplido y se les recuerda que el ágora es un espacio preventivo
pero que el manual de convivencia sigue vigente y que como seres sociales
debemos acatar normas establecidas.
9.
Retomar alguno de los temas planteados en el acta y plantear opiniones al
respecto.
10.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
11.
Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora para ser tenidas en cuenta en el siguiente.
12.
Las conclusiones del ágora n.° 4 del curso______ fueron las siguientes: ________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
____________________________________
13.
Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 05
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1. Organizar a los estudiantes en círculo.
2. Hacer la dinámica:Conejos y conejeras”
Objetivo:
favorece la integración, la animación y quita el aburrimiento.
Consignas de partida:
- equipos de tres
- el conejo que quede sin conejera pierde y sale del juego.
Desarrollo:
Según el número de participantes formar equipos de tres personas donde
dos se toman de las manos y forman un círculo que será llamado conejera.
La tercera persona se mete dentro de la conejera pasando a ser conejo. La
64
Bernardo Barbosa Sánchez
persona que coordine el juego también forma parte del mismo. Se dan las
siguientes indicaciones:
1. Cambio de conejos. En este momento las conejeras se quedan en su lugar
sin moverse solo levantan las manos para que el conejo salga y busque su
nueva conejera. Aquí el coordinador también buscara su propia conejera por
lo tanto quedara un conejo nuevo que a su vez tendrá que coordinar el juego.
2. Cambio de conejeras. Aquí solo se mueven los que forman las conejeras.
Los conejos se quedan quietos esperando una nueva conejera. En esta indica-
ción los que lleguen al último salen del juego.
3. Cambio de todo. Aquí se deshacen completamente los equipos y se rehacen
con nuevos integrantes. Aquí los que lo hacen más tarde pierden y sale del
juego.
3.
Preguntar si algún estudiante quiere hacer algún comentario sobre la dinámica.
4.
Recordar a los estudiantes que el ágora es un espacio de reflexión que se abre
para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones, proble-
máticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas de ser,
de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitaciones, etc.
y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las personas
que forman parte del curso en principio y en un futuro con otras cursos. Las
opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disciplinario sino
que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas de solución a
los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también se puede tratar
problemáticas de índole académico. Dibujar en el centro de cada salón una
circunferencia con tiza aproximadamente de 1 metro de radio.
5.
Leer el acta del ágora anterior.
6.
Revisar los acuerdos alcanzados verificando si se están cumpliendo o no y
hacer la retroalimentación.
7.
Los estudiantes que han cumplido con los compromisos se pasaran al círculo
central donde se les reconocerá su actitud de apertura y cambio.
8.
Si hay estudiantes que no han cumplido los compromisos se pasaran al círcu-
lo donde se les dará la oportunidad de expresarse sobre las razones por las
que no han cumplido y se les recuerda que el ágora es un espacio preventivo
pero que el manual de convivencia sigue vigente y que como seres sociales
debemos acatar normas establecidas.
9.
Retomar alguno de los temas planteados en el acta y plantear opiniones al
respecto.
10.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
11.
Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora para ser tenidas en cuenta en el siguiente.
12.
Las conclusiones del ágora n.° 5 del curso______ fueron las siguientes: ________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
65
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_________________________________________________
13. Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 6
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1.
Organizar a los estudiantes en círculo.
2.
Leer el texto: La indiferencia, la liebre y el tigre
Había una vez un hombre que se encontraba decepcionado de la humanidad,
decepcionado de la indiferencia de los hombres con sus semejantes, de que
cada vez el hombre está dejando de ser menos humano y que más se estaba
asemejando a un animal.
Cuando creía que la humanidad no tenía sentido y que todo estaba perdido,
caminando cierto día por un bosque se quedó sorprendido con lo que sus
ojos observaban. Había una liebre que le estaba dando de comer a un tigre
que estaba mal herido. Sorprendido volvió al día siguiente para comprobar
si es que era casualidad lo visto, y lo que había visto se repetía todos los días,
hasta que un día el tigre ya recuperado, se levantó simplemente sin decir gra-
cias a la liebre y se fue.
El hombre admirado por la solidaridad de la liebre se dijo: Si entre los ani-
males se ayudan, siendo ellos menos inteligentes que el hombre, Entonces
todavía hay esperanzas.
Entusiasmando quiso comprobar si todavía hay solidaridad entre los hom-
bres. Entonces para comprobar cierto día se acostó en medio de la calle a
ver si alguien se acercaba a ayudarlo. Y así estuvo todo el día: en la mañana,
la tarde y en la noche. Cuando ya era media noche triste y decepcionada, se
decía así mismo “Este mundo no tiene esperanzas”.
Y una voz por ahí que con el viento venia le dice: “Deja de comportarle como
el tigre y actúa como una libre”.
¿Y tú como actuarías?
3.
Preguntar si algún estudiante quiere hacer algún comentario sobre la
lectura.
4.
Recordar a los estudiantes que el ágora es un espacio de reflexión que se abre
para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones, proble-
máticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas de ser,
de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitaciones, etc.
y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las personas
que forman parte del curso en principio y en un futuro con otras cursos. Las
opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disciplinario sino
que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas de solución a
66
Bernardo Barbosa Sánchez
los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también se puede tratar
problemáticas de índole académico.
5.
Leer el acta del ágora anterior.
6.
Revisar los acuerdos alcanzados verificando si se están cumpliendo o no y
hacer la retroalimentación.
7.
Los estudiantes que han cumplido con los compromisos se pasaran al círculo
central donde se les reconocerá su actitud de apertura y cambio.
8.
Si hay estudiantes que no han cumplido los compromisos se pasaran al círcu-
lo donde se les dará la oportunidad de expresarse sobre las razones por las
que no han cumplido y se les recuerda que el ágora es un espacio preventivo
pero que el manual de convivencia sigue vigente y que como seres sociales
debemos acatar normas establecidas.
9.
Retomar alguno de los temas planteados en el acta y plantear opiniones al
respecto.
10.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
11.
Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora para ser tenidas en cuenta en el siguiente.
12.
Las conclusiones del ágora # 6 del curso______ fueron las siguientes: ________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________
13.
Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Ágora n.° 7
Para la realización del ágora se sugiere la siguiente metodología:
1. Organizar a los estudiantes en círculo.
2. Leer el siguiente chiste:
“Jaimito enamorado le dice a su novia
- Mi amor a veces quiero llamarte y decirte cuanto te quiero y te extraño, Pero
hay una voz que me lo impide...
La novia le pregunta: - ¿Y qué te dice esa voz mi cielo?
- Su saldo no es suficiente para realizar esta llamada”.
3. Preguntar si algún estudiante quiere contar otro chiste. Recordemos
que queremos generar un espacio de confianza y tranquilidad donde
salgan a relucir problemáticas que afecten a los estudiantes, queremos
tender puentes no barreras.
4. Recordar a los estudiantes que el ágora es un espacio de reflexión que se abre
para que libremente los estudiantes puedan expresar sus opiniones, proble-
67
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
máticas que los afectan, dificultades, inquietudes, diferencias, formas de ser,
de pensar, deseos, sueños, avances en su proyecto de vida, felicitaciones, etc.
y todo aquello que afecte positiva o negativamente a cada una de las personas
que forman parte del curso en principio y en un futuro con otras cursos. Las
opiniones que se expresen no van a tener ningún carácter disciplinario sino
que por el contrario serán el soporte para buscar alternativas de solución a
los problemas que afecten al curso. Cabe indicar que también se puede tratar
problemáticas de índole académico.
5.
Leer el acta del ágora anterior.
6.
Revisar los acuerdos alcanzados verificando si se están cumpliendo o no y
hacer la retroalimentación.
7.
Los estudiantes que han cumplido con los compromisos se pasaran al círculo
central donde se les reconocerá su actitud de apertura y cambio.
8.
Si hay estudiantes que no han cumplido los compromisos se pasaran al círcu-
lo donde se les dará la oportunidad de expresarse sobre las razones por las
que no han cumplido y se les recuerda que el ágora es un espacio preventivo
pero que el manual de convivencia sigue vigente y que como seres sociales
debemos acatar normas establecidas.
9.
Retomar alguno de los temas planteados en el acta y plantear opiniones al
respecto.
10.
Con la problemática definida se hará una lluvia de ideas con posibles solucio-
nes que deben salir de los mismos estudiantes.
11.
Llegar a acuerdos mínimos y compromisos que deben quedar apuntadas en
las memorias del ágora para ser tenidas en cuenta en el siguiente.
12.
Las conclusiones del ágora n.° 7 del curso______ fueron las siguientes: ________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
____________________________________
13.
Entregar las conclusiones en la coordinación una vez terminada la actividad.
68
Bernardo Barbosa Sánchez
III. Formato de acta
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Acta del ágora ____________
Siendo las ______ del día____ de ______________ de _______ se reunieron el representante,
los monitores y estudiantes con el director de curso respectivo para realizar el ágora.
LOS PRINCIPALES PROBLEMAS DEL CURSO SON:
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
LAS PROPUESTAS DE SOLUCION FUERON:
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
_
LOS COMPROMISOS A LOS QUE SE LLEGO FUERON LOS SIGUIENTES:
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________
___________________________________________________________
En constancia firman:
REP. ESTUDIANTES ________
REP. ESTUDIANTES ________
REP. ESTUDIANTES ________
DIRECTOR DE CURSO________
69
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
IV. Ejemplo de gacetas de la semana
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Gaceta s.e.r
n.° 39, semana del 14 al 18 de agosto de 2012
Editorial: a propósito de las ágoras
Se empieza a implementar una herramienta denominada ágora que busca mejorar
los niveles de comunicación y de expresión de nuestros estudiantes en principio pero
que más adelante pretende llegar a otros estamentos y convertirse en parte funda-
mental del proceso pedagógico y de la construcción de sujetos activos, propositivos
que se reconozcan como sujetos políticos que avancen en la construcción de ciuda-
danía y de civilidad.
Para mí, el Ágora debe convertirse fundamentalmente en dos cosas. Una un canto a la
convivencia y al respeto humano (¿qué era el Ágora sino un lugar de encuentro?) y una
defensa de la razón, frente a la sinrazón, como única posibilitadora de la convivencia.
Un canto a la convivencia porque “Si dos son semejantes a un tercero, entonces
son semejantes entre sí”. La herramienta busca elevar los niveles de conversación
partiendo de la base que todos somos seres humanos, con sentimientos, con sueños,
con metas pero también con defectos. Para dicho dialogo es necesario el poder mejo-
rar los niveles de escucha, el poder mirar a la cara a quien habla, pero sobre todo un
principio único. Todo se negocia menos el respeto. Y la única manera de avanzar en
este propósito es entender que como grupo “es más lo que nos une que lo que nos
separa”. Esta es la base de la convivencia, ¿por qué pelear entonces? ¿Por qué mal-
tratar al otro? ¿Por qué buscar su desdicha antes que nuestro fin último: Ser felices?
En los enfrentamientos de las distintas partes no hay más causa que la irraciona-
lidad, y frente a ella la razón, Sólo la razón, libre de cualquier dependencia, analítica
y crítica puede liberarnos de cualquier conflicto.
Así que los invito a asumir de manera propositiva esta herramienta para hacerle
frente entre otras situaciones al matoneo muy de boga en este momento pero que
siempre ha existido. No sin antes recomendar quizá lo más importante: “tenemos
que ser duros con los problemas pero suave con las personas”.
Actividades de la semana
Lunes
J.M. Ágora n.° 1
Martes
Salida Salitre Mágico
Miércoles
Consejo Académico
Jueves
Actividad normal
Reunión docentes de la eve
Viernes
J.T. Ágora n.° 4
Sábado
Intensificación grado 11
70
Bernardo Barbosa Sánchez
idiom time
Guess it!
Translate the following sentence in spanish
“I WAS FOOLHARDY”
importante
Recordemos que el tercer periodo académico
finaliza el 7 de septiembre.
felicitaciones
A los docentes, estudiantes y administrativos
que cumplen años durante la semana.
importante
¡No juguemos con nuestras vidas!
¡Respetemos las señales de tránsito!
Usemos los puentes peatonales, cebras y los andenes.
No permanezcamos sobre la vía frente al colegio
esperando a ver si un carro nos atropella.
¡REACCIONA!
“¿Un papelito tirado en el piso, me convocará
al respeto que quiero por mi propia persona?”
Colegio Silveria Espinosa de Rendón
Gaceta s.e.r
n.° 40, semana del 20 al 25 de agosto de 2012
Editorial: a propósito del respeto
La palabra respeto proviene del latín respectus y significa “atención” o “considera-
ción”. De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española (rae) , el respeto
está relacionado con la veneración o el acatamiento que se hace a alguien. El respeto
incluye miramiento, consideración y deferencia.
El respeto es un valor que permite que el hombre pueda reconocer, aceptar, apre-
ciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos . Es decir, el respeto es el re-
conocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad .
En la escuela el respeto implica varias relaciones:
La del educador- educando que debe tener en cuenta la naturaleza, condiciones y
posibilidades de cada estudiante, pues la acción educadora parte siempre del conoci-
miento de la realidad existencial de cada uno.
71
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
La del educando- educador en la que se debe tener en cuenta el respeto por las
personas que de alguna forma ejercen autoridad.
Las relaciones de amistad. Dentro de ellas se debe tener en cuenta una norma:
ni exigirle al educando menos de lo que puede ni más de la cuenta. Así sea un niño o
joven merece que respetemos su ser y su ritmo de aprendizaje.
En segunda instancia y no menos importante esta la idea que mientras mayor
comprensión y confianza me brinden mayor respeto a la autoridad y a los mayores
tendré.
La tercera relación tendría como norma de equilibrio el no hacer a nadie lo que no
queremos se haga con nosotros mismos. Como siempre anhelamos se valore mucho
nuestra persona, siempre estaremos en actitud de valorar la de los demás. En la me-
dida en que se da el respeto, se recibe.
Otro argumento muy valioso que no debemos olvidar es que el respeto debe ini-
ciarse por nosotros mismos. Respetamos respetándonos. No puedo, por tanto, hacer
ni decir algo que vaya contra mi propia dignidad. Cuando incumplo mis deberes y
obligaciones estoy irrespetando mi propia persona y cuando no respeto la de los de-
más también estoy ofendiendo mi dignidad personal.
Son enemigos del respeto: Los abusos de confianza; El desconocimiento del otro.
El exceso de camaradería que termina en complicidades; Un falso sentido de
igualdad y justicia; Las exigencias caprichosas; La pereza disfrazada de disculpas; El
desconocimiento de la autoridad; La falta de flexibilidad.
Además se debe tener en cuenta:
• Inculquemos siempre el valor de la persona.
• Recordemos que quienes nos sirven también merecen respeto.
• Grandes y chicos tenemos nuestra intimidad que debe ser respetada.
• Toda comparación es odiosa
“La mayor expresión de respeto por mí mismo es la admiración y el respeto que
brindo a los demás”.
Actividades de la semana
Lunes
Festivo
Martes
901 J.T. Taller crónica
8:00 a.m. reunión docentes
Miércoles
grado octavo. Auditorio
Jueves
Actividad normal
Viernes
Actividad normal
Sábado
Simulacro Saber 11
idiom time
What clothing is always sad?
72
Bernardo Barbosa Sánchez
importante
Recordemos que el tercer periodo académico
finaliza el 7 de septiembre.
felicitaciones
A los docentes, estudiantes y administrativos
que cumplen años durante la semana.
importante
¡No juguemos con nuestras vidas!
¡Respetemos las señales de tránsito!
Usemos los puentes peatonales, cebras y los andenes.
No permanezcamos sobre la vía frente al colegio
esperando a ver si un carro nos atropella.
¡REACCIONA!
“¿Un papelito tirado en el piso, me convocará
al respeto que quiero por mi propia persona?”
V. Guión Grupo focal
Valoración Proyecto Ágoras
Fecha: 20 de noviembre de 2012
1. Introducción
Saludo y presentación de los integrantes.
2. Objetivo de la charla
Reconocer mediante un diálogo informal con los estudiantes la herramienta Ágora
como espacio para dirimir conflictos y mejorar la convivencia dentro de la propuesta
hrca (Humanismo, Respeto, Comunicación, Autonomía).
3. Reflexión
Por parte de la persona que lidera la charla en la importancia de valorar lo realizado,
como proceso de mejoramiento, de autovaloración y de proyección hacia un futuro
inmediato año 2013.
4. Metodología
4.1
¿Qué piensan de la estrategia Ágoras?
4.2
Describe cómo se desarrolló la estrategia en tu curso.
4.3
¿Cómo funcionó la metodología en el curso cuando se hacía uso
de esta herramienta?
73
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
4.4
¿Qué rol cumple el estudiante que lidera la actividad?
4.5
¿Por el contrario siempre lidero la estrategia el director de grupo?
4.6
¿Hubo seguimiento de la estrategia?
4.7
¿En tu curso se evidenciaron casos especiales?
4.8
¿La estrategia proporcionó espacios de reflexión y
mejoramiento para estos casos?
4.9
¿Qué ventajas favorecieron al grupo en la aplicación de
la estrategia?
4.10
¿Cómo se evidencia la participación de los estudiantes que no
demuestran problemas con vivenciales?
4.11
¿La estrategia sirve para solucionar conflictos?
Fortalezas y debilidades.
5. Finalmente ¿qué propuestas proponen para el año entrante para mejorar esta he-
rramienta convivencial?
6. El presente diálogo fue positivo o en su defecto qué proponen para complementar
esta valoración.
7. Agradecimiento y despedida.
VI. Texto Grupo focal
Buenas tardes para todos, mi nombre es Elizabeth Pérez llevo 30 años en educa-
ción, soy licenciada en idiomas y tengo una maestría en literatura he tenido la opor-
tunidad de disfrutar el trabajo pedagógico en todos los niveles desde grado 0 (cero)
hasta universidad, estuve de coordinadora en el colegio donde trabajo año y medio y
estuve liderando en el trabajo con 600 niños en la parte de primaria. Anterior a esto
estuve en la Universidad Pedagógica, en la Universidad de Armenia es decir, el campo
de trabajo pedagógico ha sido netamente desde grado 0 (cero) hasta la universidad,
entonces me han invitado aquí a conversar con ustedes, me agrada conocerlos, va-
mos a disfrutar este espacio de 20 o 30 minutos donde ustedes son los protagonistas,
en claro debido a que ustedes han disfrutado de haber hecho una experiencia que lo
llaman aquí “ágoras”. Pero antes de meternos en el tema yo quiero que cada uno se
presente y destaque algo que ustedes quieran de su manera de ser, de la forma como
se sienten en el colegio, no sé lo que ustedes quieran.
Respuesta 1. Mi nombre es Aura López estoy en noveno y pues creo que lo mejor
de mi personalidad es ser amable y lo mejor en lo académico es la matemática y
la algebra.
Respuesta 2. Manuel Felipe Chávez algo de mi carácter tengo un carácter muy
pesado y de pronto digo las cosas muy de frente pero no se decirlas y a veces
suena muy chocante.
74
Bernardo Barbosa Sánchez
Respuesta 3. Mi nombre es Karen Echeverry y pues como lo que destaco de mí
es que comprendo muy bien a las personas y pues no soy la que amiga de las per-
sonas, pero pues cuando necesiten ayuda pues siempre voy a estar ahí para ellos.
Respuesta 4. Mi nombre es Freddy Escandón y pues de mi personalidad destaco
que o sea en mí encuentran un apoyo siempre y pues se para dónde voy.
Respuesta 5. Mi nombre es Karen González y soy muy colaboradora y espontánea.
Respuesta 6. Mi nombre es Luisa Rodríguez.
Respuesta 7. Mi nombre es Alejandra Suárez y...
- Dentro del objetivo que vamos a permitir aquí en esta charla es reconocer mediante
un diálogo que ya lo iniciamos, es la herramienta de Ágora que hemos venido traba-
jando como un espacio para dirimir conflictos y mejorar la convivencia dentro de
una propuesta que llaman humanismo, respeto comunicación y autonomía. Entonces
dentro de esa herramienta sé que cada curso ha hecho un trabajo y entonces la idea
es que ustedes de una manera informal comenten como les fue en cada curso con esa
herramienta de diálogo. Yo luego voy a hacer unas preguntas muy concretas enton-
ces cada uno va organizando sus ideas respecto a lo que de pronto ustedes pudieron
liderar o respecto a lo que ustedes pudieron compartir si no fueron las personas que
de pronto lideraron o de pronto fue el mismo director de grupo entonces ustedes van
haciendo esos señalamientos o esos “cómo fue en cada curso”. Entonces quien quiere
comenzar:
Respuesta 8. Niña: pues que en mi salón que aprendimos, aprendimos a conocer-
nos más como personas y no como estudiantes no más y pues se ha logrado ser
un curso muy unido.
Respuesta 9. Niño: pues me uno con el Ágora, se evitaron muchos choques por-
que había personas que no se podían convivir en el mismo espacio y pues poco a
poco fuimos un poco más unidos.
Respuesta 10. Niña: pues en mi décimo, pues digamos yo estuve abajo y más que
todo hay divisiones de cursos pero casi no me pude comunicar.
Respuesta 11. Niño: vimos que a pesar de que teníamos problemas íbamos en-
contrando más un apoyo y ya nos íbamos uniendo poco a poco pero pues con el
Ágora igual se evitaron problemas.
Respuesta 12. Niña: Pues no siempre hablamos pero con el Ágora hemos apren-
dido a admitir nuestros errores, a hablar también y a arreglar problemas con los
profesores y si hay un poco más de unión.
Respuesta 13. Pues en mi curso básicamente no es que haya funcionado mucho
la verdad pero varios problemas se solucionaron por medios diferentes y pues el
curso logro ser más unido siempre hubo una rivalidad entre dos mundos.
75
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
- La palabra Ágora a que símbolo o a que mensaje o a que espacio les hace alusión de
acuerdo a como lo han venido manejando aquí al momento de charla, o nunca han
pensado en su significado. Cuando uno se acerca a los griegos entiende como desde
la época antigua el hombre siempre se ha preguntado quién soy y por qué existo y los
griegos en un momento determinado, pues la respondieron con todo lo que nosotros
conocemos de lo literario y lo relacionamos con la mitología, lo relacionamos con
todas esas ciencias que hemos venido descubriendo a partir de observar la natura-
leza y de compartir con ella. Ese Ágora es un espacio que viene de allá donde lo ge-
neraron ellos para dialogar cuando necesitaban resolver situaciones que suscitaran
conflictos. Desde allá viene eso y es algo que ustedes creo que lo han vivenciado en la
herramienta dentro de los cursos. Bueno, vamos a empezar con una pregunta mucho
más específica. ¿Describe cómo se desarrolló la estrategia en tu curso de manera más
puntual pero ya traten de recordar los trabajos y prácticas?
Respuesta 14. Niña: empezamos a decir lo que no nos gustaba de cada uno y
a hablar lo que no nos gustaría encontrar en otra persona, los detalles que en
realidad no nos gustaban. Fue una buena experiencia y como que los problemas
bajaron y con los profesores también pasamos una carta hacia un profesor que en
realidad molestábamos mucho y hubo más [...] ya hubo respeto y así hablar cada
uno lo que nos gustaba.
Respuesta 15. Niña: en mi curso empezamos a direcciones de curso con la profe
Blanca y ella también hacia parte de la comunidad, nos empezaba a decir en qué
estábamos fallando y cómo nos podía ayudar a solucionar esos problemas.
Respuesta 16. Niño: en lo general pues se planteaban lo que era el problema y
o sea entrabamos a discutirlo y que era lo que lo ocasionaba y al pasar la aguja
mirábamos qué tanto mejorábamos o qué empeoraba o qué seguía.
Respuesta 17. Niña: no se entiende.
Respuesta 18. Niño: en mi curso se bajaba más era porque tenía problemas con
estudiantes, y la directora de curso nos ayudó con varias cosas. También se bus-
caba una forma de apoyarlos a personas que de pronto van un poco más bajo
en el sentido académico; se buscaba una forma de orientarla para que salieran
adelante.
Respuesta 19. Niña: básicamente se estaba haciendo cada semana por un pro-
blema que había en el curso, pues siempre se llevaban unos controles de lista y
siempre se llegó a la misma conclusión y pues no hubo así mucho cambio hasta el
final que ya se pudo hacer algo.
- ¿Desde qué época empezaron a utilizar la herramienta o el Ágora?
Respuesta 20. Desde agosto del segundo periodo.
- ¿Y cada cuanto tiempo la utilizaban?
76
Bernardo Barbosa Sánchez
Respuesta 21. Cada ocho días.
- ¿Quién quiere describirme el procedimiento? Hoy toco Ágora a la segunda hora, por
decir algo. ¿Cómo se realiza?
Respuesta 22. Niño: Pues normal, entrar al salón, entregamos la hoja al que estu-
viera dirigiendo el Ágora y empezaban por decir que si se habían mejorado en la
semana o que había pasado en el transcurso. Después volvían y se replanteaban
los problemas y se volvían a dar soluciones.
Respuesta 23. Niño: Nos sentábamos en mesa redonda, leíamos la lectura, mirá-
bamos que había cambiado, que nuevos problemas habían y se buscaba lo más
posible a la solución.
Respuesta 24. Niña: Yo me acuerdo que también hacían juegos y planteábamos
los problemas y las soluciones y así vamos aclarando todo.
Respuesta 25. Niña: en mi curso decíamos el Ágora, la leíamos y el que la quisiera
leer pasaba la lista y pues ya quedaba como pensar internamente, reflexionando.
Respuesta 26. Niña: pues nosotros nos sentábamos en mesa redonda, la leíamos
y hablábamos del anterior de que se solucionó, que se logró solucionar y pues ya
cada uno daba la solución para el problema y pues lo mismo, seguíamos mirando
a ver qué problemas hubo, que se podíamos solucionar, que podíamos mejorar.
Respuesta 27. Niña: Pues en el salón también hacíamos mesa redonda, una persona
leía el Ágora, se volvía a tomar como el tema de que problema había y que por qué.
- Podríamos afirmar chicos que la metodología funciono relativamente en el curso y
el director de grupo o los chichos fueron los que lideraron o como fue eso o de pronto
hubo una motivación para que los chicos lideraran o cada vez era uno distinto o era
el director de grupo, ¿cómo era?
Respuesta 28. Niña: pues en mi salón funciono y nos motivamos un día que nues-
tra directora de curso no pudo estar y pues lo iniciamos nosotros que esa fue la
primera vez y lo hicimos nosotras solas, hablamos con el coordinador y ya des-
pués cuando nuestra directora de curso estaba pero nosotros seguíamos dirigien-
do con colaboración de ella desde nuestros problemas ella nos aconsejaba que
hacer y así con ella.
Respuesta 29. Niño: Pues lo lideramos nosotros, la profesora pues no ayudo con
la herramienta y que si había alguna cosa que necesitáramos pero ella escuchaba
los problemas y nos daba como parte de la solución pero lo liderábamos nosotros.
Respuesta 30. Niña: en mi curso si fue parte y parte a veces lo lideraba la profe-
sora cuando había muchos problemas o de lo contrario lo liderábamos nosotros.
Respuesta 31. Niña: en mi salón si fue la profe la que lideraba el Ágora -y los
chicos tenían actitud receptiva- pues algunos ponían de su parte pero otros si no
aunque eran conscientes de lo que hacia la profe como grupo.
77
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Respuesta 32. Niño: Es un curso muy difícil de tratar pero siempre han estado
unidos. Son cansones y recochan todos, es un curso pesado y molesta mucho.
Pero había ciertos problemas con un profesor porque el profesor no se dejaba y
pues con sociales también era por el profesor.
Respuesta 33. Niña: mi curso se caracterizó por la desunión aunque se unían
para recochar.
Respuesta 34. Niña: mi curso se ha caracterizado porque tiene mucha rivalidad
entre grupos, no porque todos seamos unidos. No conviven en ese salón así, -pero
hay grupos de amistades pequeños- digamos a la hora que nos toque que hacer
algo no nos podemos poner en acuerdo todos en hacer una sola cosa o no salimos
bien en lo que nos ponen a hacer como tal como curso.
Respuesta 35. Niño: lo que observamos en los consejos fue cierta forma unión
pero pues como la mayoría lo que hacían eran chismes y en todos los salones van
a haber grupos diferentes entonces pero ya hacia el momento de hacer algo no
todos se perjudican, cada uno hacia algo, todos teníamos que hacer algo.
Respuesta 36. Niña: Pues en mi curso normalmente cuando hacían paseos la ma-
yoría fue un desastre total como habían grupos de cansones, el grupo de juiciosos,
el que trabaja pero molesta. Somos unidos cuando nos conviene a todos y pues
cada quien por su lado y nada así.
Respuesta 37. Niña: pues básicamente pues me puse siempre como a intervenir
porque hubo como una rivalidad de grupos pero pues cuando queríamos éramos
más unidos, cuando de pronto necesitábamos algo que a todos nos convenía si
pero de lo contrario no, no éramos muy unidos.
- ¿Bueno, hubo seguimiento en esa estrategia? ¿Cómo lo hubo, lo pueden describir
ese seguimiento?
Respuesta 38. Niña: tocaba llevar una hoja de que yo hacía con la profesora que
estaba al tanto y nos decía que toca hacer, como les fue, cosas así...
- ¿Y ese seguimiento dónde está?
Respuesta 39. Niña: de hecho yo lo tengo en una carpeta.
Respuesta 40. Niña: la profesora lo tiene.
- Y se supone que ella lo lleva a coordinación o que depronto aquí hacen reunión de
grado o no, o entre todos los novenos y los décimos y que de pronto los profesores
conversen de esto, o no. Pero no tienen conocimiento exacto de esto.
Respuesta 41. Cuando ellos hacen reuniones entre ellos pues tratan esos temas.
78
Bernardo Barbosa Sánchez
- ¿Y ustedes no les han preguntado?
Respuesta 42. No.
- ¿Ósea por un lado es la herramienta y por otro lado los profesores o cómo es?
Respuesta 43. Bueno por un lado pues los profesores cuando hacen sus reunio-
nes que por ejemplo tal estudiante molestó en clase, que el profesor diga si yo
sabía yo ya hable con el curso y ellos si van a cambiar, que van a ser mejor o que
nuestra directora de grupo tenga que presentarse con la mesa y con el profesor
para discutir un problema o también nosotros que hablemos con el profesor cual
es el problema y listo.
- Yo creo que en el uso de esta herramienta se evidenciaron casos muy concretos de
los compañeros. Pues aquí con todo el respeto no vamos a mencionar o si lo quieren
hacer es porque es respetable no mencionarlo o mencionarlo con nombre propio,
si lo quieren hacer no hay problema. Yo quisiera que comentáramos dentro de esos
casos especiales si se detectaron, es decir si se les prestó atención inicialmente, des-
pués vamos a mirar que se hizo por ellos pero si se detectaron esos casos especiales o
simplemente son una cosa general una cuestión general de grupo. Ah que son canso-
nes, ah que de pronto son indisciplinados, o fulano, o zutano y ya no más, fase general
o ¿cierta determinación de algunos?
Respuesta 44. Cierta determinación porque por mi culpa pasamos carta a un pro-
fesor pues pidiéndole disculpas también.
- ¿Y de los estudiantes y los compañeros?
Respuesta 45. Pues a veces hablan y dicen no pues no lo acepto. Los que lanzan
papeles, los que lanzan chicles al cabello, los que no dejan hacer clase que cuando
se ponen intensos todos no hay poder humano que los calme y pues así los mas
cansonsitos. Las mujeres somos más serias.
- ¿Cuántas niñas hay en tu grupo?
Respuesta 46. Habemos como 15 o 20.
- ¿Y los niños?
Respuesta 47. Poquitos, son como 15.
Respuesta 48. En el mío eran ocho hombres pero [...] y en total eran 30 pero
digamos entre los hombres digamos el grupo anterior nos la pasábamos y todos
molestábamos pero trabajábamos ósea nosotros le poníamos al que esta triste
vamos y lo animábamos y volvíamos y seguíamos molestando ósea como el gru-
po que iba y les ponía ánimo y seguía normal pero no las mujeres casi no, de las
mujeres lo que era chisme y eso.
79
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Respuesta 49. En mi grupo eran como 12 niños pero así por ejemplo los niños
conviven más con las niñas que las niñas con ellas mismas, tal vez son más amiga-
bles que las niñas porque casi no tienen problemas entre ellos como si las niñas
generan los problemas.
Respuesta 50. En mi curso hay 26, nosotros somos diez. Pues había problemas no
más entre las mujeres pero pues molestar me gusta mucho.
Respuesta 51. En mi clase somos 18 niñas y diez niños. Siempre hay como más
mujeres.
Respuesta 52. Grado 11 era de diez niños y como 20 niñas y básicamente los
problemas siempre se dieron fue entre los niños.
- ¿La estrategia fue porque hubo espacios de recepción y mejoramiento para estos
casos? Pues yo noto que es como más hacia el lado femenino, no sé qué dirán. Las
pudieron orientar, se acabó el chisme o lo que sucede es que no detectan nada.
Respuesta 53. Pues se controló, realmente era uno solo pero era un problema
grandísimo. Se le sumo otro y ósea derivado del mismo lado y ósea como que la
profesora hizo un espacio de reflexión y como que se cuadraron las cosas yo no sé
y él dijo la verdad prácticamente pues se pidieron disculpas pero pues si lo hizo
como en mi grupo totalmente y pues habían diferentes cosas que eran pequeñas
pero pues a la vez hacían el espacio más negativo. Entonces que se pedían perdón
y también se agradecían por muchas cosas.
- ¿Y volvían a recaer o ya no?
Respuesta 54. No, realmente con eso se limpiaron muchas cosas, ósea salieron
problemas y ya.
Respuesta 55. Pues en mi curso yo me hablo más con las niñas como que son más
juiciosas entonces como que me decían como ay chupamedias y entonces pues ya
todo se solucionó pues con una dirección de curso y pues mediante la lectura del
Ágora. Pues dijimos lo que teníamos que decir ante ellas y como digamos todos y
ellos también como se sentían. Por ejemplo vimos los diferentes puntos de vista
de cada persona no que siempre tengamos que tener nuestros mismos puntos de
vista y todo el mundo los tiene que tener, no? Son diferentes puntos de vista.
Respuesta 56. En once pues digamos habían unos grupos que tenían chismes
unos de otros entonces se intentaban solucionar pero digamos eso que dentro
decían no si vamos a mejorar y después de que cruzan esa puerta decían otras
cosas, acá siempre era así o sino supuestamente se arreglaban pero entonces era
como se empezaban a hablar pero más por porquería. Entonces [...] pero si se
calmó, se controló.
Respuesta 57. No es tanto el chisme pero la rivalidad que hay entre las niñas pues
como no sé, las niñas que se entienden bien con los niños y a veces terminan mon-
tándosela. Y ha habido niñas con problemas de pararse y casi pegarse igual que
80
Bernardo Barbosa Sánchez
los hombres. Porque hay cierto muchacho que es noble y por eso también todos
lo empiezan como a molestarlo y pues tampoco se deja y se paran todos a pelear
pero pues con la ayuda de la profesora se logra solucionar algo.
Respuesta 58. Pues el nuestro es básicamente el mismo, un caso similar al caso
del de once. Se hablaron y se llegó a la misma conclusión, a la misma solución pero
al igual nunca se solucionó en si hasta que ya tuvieron que tomar otras medidas
pero no, ósea como que era por encima como decir ay si nos calmamos un poquito
y ya, y ya después no cumplían con nada de lo que decían con lo que hacían.
- A ver yo entiendo que por ejemplo dentro de la estrategia hay una lectura o hay una
canción o hay un chiste y entonces se ubican, ustedes mismos lo han dicho, en círculo
y hay el espacio de reflexión de pronto lo lidera el director de grupo, de pronto lo li-
deran ustedes. Me interesaría que ustedes destacaran dentro del liderazgo si siempre
fue el mismo compañero o fueron rotando ese liderazgo de ustedes como jóvenes y
era voluntario o lo imponía el grupo o lo imponía el director de grupo o ¿cómo era?
Respuesta 59. Pues digamos se hacía quien tiene tal cualidad pues que se llevara
bien con todo el mundo y así se iba escogiendo el que lideraba y si había algún
problema se podía cambiar.
- Ahora también me queda como el concepto de que en el momento de la reflexión
se daba la reflexión pues como aparentemente ustedes me dirán pero ya después
de unos días o después de un tiempo entonces como que decae la estrategia o como
recaen en la situación, como que molestarles, no pueden vivir sin molestar un día.
Respuesta 60. En mi curso la profesora nos ha dicho que uno frente lo que está
pasando.
Respuesta 61. En mi caso sobraron, me quedaron dos problemas que fueron ya
algo que no era, que era muy difícil de solucionarlo, que eran las llegadas tarde a
principio de jornada y pues como la molestadera que ha tenido siempre.
- ¿Tus compañeros de que edades son más o menos?
Respuesta 62. Como entre los 17 y los 15, por ahí de 14 a 17. - Los que son más
grandes generan más desorden- no, son como más serios pues de pronto uno
o dos pero pues ya el resto es más serio pues está centrado en lo que tiene que
hacer.
- Bueno, que propuestas hay para mejorar esta parte convivencial pero antes de ha-
blar de la parte convivencial pues yo sé que esto queda aquí y de pronto ustedes se
cohíben un poco pero si ya se termina el año, no sabemos si quedamos en el mismo
grupo y sería bueno pues decir bueno la cualidad de mi curso es esta pero lo que
tenemos que mejorar es esto básicamente de ser muy concretos en esto, puntualizar.
81
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
Respuesta 63. Tendría que cambiar mucho es la disciplina y el rendimiento aca-
démico.
Respuesta 64. Deberíamos meter como más empeño a la hora de estudiar, más
calidad en el cuento.
Respuesta 65. En cambio en mi curso no, somos más juiciosos, somos más inde-
pendientes pero pues la fortuna de esto es que cada uno tiene severa inteligencia.
- ¿No hay otro tipo de problemas?
Respuesta 66. Digamos para unos puede ser el chisme, para otros la apariencia
que tiene el otro, entonces que no me gusto porque viste así, no me gusto porque
habla así y no seque (si es que lo exageran, un problema lo vuelven…)
- Como al grado de intolerancia o de irrespetar la forma de ser del otro.
Respuesta 67. Entienden que hay algo que se llama respeto porque hay una per-
sona por ejemplo un novio lo toman como el bobo y no saben cómo insultarlo, él
no va a decir nada entonces se deja y pero un novio que en si es fiel a la persona
pues digamos yo, no A veces yo por ejemplo molesto pero no sé a qué punto de
grado estoy hiriendo a una persona y llegan al punto en que la persona explota
y llegan a otro riesgo mayor pero si hablan las cosas con anterioridad que no me
gusta esto… es que a veces a uno le toca ser duro para que lo respeten.
-¿Ha habido de pronto dentro de esa problemática agresión física? cuéntenme de eso.
Respuesta 68. Que día una compañera saco el refrigerio, vinieron dos y que solo
piensan en ellas y vinieron otras dos compañeritas pues que le sacaron el culo
pues como lo normal y ellas pensaron que la otra les había sacado el culo y se ra-
yaron con ellas dos, entonces a la otra niña le dio malgenio porque pensaban solo
en ellas o le hubieran dicho y ella se quedaba a esperar y llegaron allá que no que
era el de ellas y se paró una súper brava y casi se pegan ahí en frente mío.
- Pero nunca, es decir, hubo el intento y la intención pero tanto como llevar a cabo
la situación no se dio. En algunos cursos dentro del colegio de agarraron del pelo y
todo eso.
Respuesta 69. Entre niños y afuera, pero adentro no.
Respuesta 70. Una niña de mi curso lastimo a un niño, Valbuena un niño de 11,
estaban molestando entonces la cayo tierra a una niña de mi curso y ella pues en
vez de solucionar el problema hablándose se paró de una vez “ay qué le pasa” y
claro entonces ya se metieron otros compañeros y pues ahí se formó un problema
grande. Eso fue como a mitad de año. La niña le hecho la leche en la cara a Valbue-
na y él se quedó callado y por quedarse callado los amigos de él le dijeron que le
pasa guevon y ahí comenzó todo.
82
Bernardo Barbosa Sánchez
- Eso es dentro del colegio y ¿fuera del colegio ha pasado algo?
Respuesta 71. Cada rato no pero si sucede por todo. Que porque en el colegio el
uno saco más nota que el otro y así, son bobadas. Por ejemplo ayer unos compa-
ñeros se iban a pegar porque el uno le dijo a la ex novia plana o algo así, ósea son
bobadas.
Respuesta 72. Yo me iba a pelear con alguien pero fue por una mirada mal.
- Pero miren que eso si es como muy común ya cuando ustedes se van del colegio y
uno mira “ay mataron a fulano” las situaciones que por ejemplo se han presentado
en Transmilenio y es por eso, por esa capacidad de que hay una falta de respeto por
el otro porque si alguien le sugiere a alguien “oiga tal cosa” y el otro reacciona de una
manera violenta y ya y si esta armado pues se armó y ya.
Respuesta 73. Yo digo que también depende la situación y me incluyo porque a
mí me tiraron un balón y después me tiraron una pera y uno no lo hace intencio-
nalmente pues ahí hubo enfrentamientos y así.
Respuesta 74. Eso fue porque decimo tiro una botella y le cayó en la cara a una
niña y entonces la devolvieron y cuando la fueron a botar le pegaron a un niño
entonces fue cuando voto prácticamente todo el curso porque le pegaron una bo-
tella y después le devolvieron la botella.
Respuesta 75. Pero dicen que le lanzaron la botella de mi curso pero dicen que
fue mi culpa y ya fue cuando la devolvieron y le pegaron a no me acuerdo si fue a
una niña o a un niño de mi curso y seguramente le pegaron en la cara pero pues
ya eso fue sin culpa y estábamos jugando un partido cuando terminaron los de 11
y ya las niñas de nueve quedaron ofendidas porque a causa de la botella comen-
zaron a reírse y daba más piedra y ahí fue cuando se metieron en un problema
que todo mi colegio se metió. En mi curso hay un grupo de niños que de hecho
son cansones pero les va bien, académicamente les va bien. Por ejemplo tienen
problemas con el otro decimo, noveno, once, de la mañana.
- Yo quiero tocarles un tema y es la parte del chiste, la parte de pronto de actitudes
como por ejemplo lo de la botella, ¿no hay otra situación?
Respuesta 76. No, de irrespeto.
- De chicos que de pronto tengan amigos feos por fuera
Respuesta 77. La cuestión es que por ejemplo yo soy muy calmado, para que me
saquen la rabia es muy difícil, pero algo que a mí me molesta es que hay digamos,
ósea la persona así tiende a juzgar siempre por el aspecto o lo que sea. A mí me
molestaba alguien que se viste pero que se entuba tanto los pantalones y que se
viste muy gay.
83
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
- Háblanos por ejemplo de eso, el que tiene ciertas maneras.
Respuesta 78. El que se viste así me da rabia, ósea me da rabia pero tal vez por la
forma en que a mí me educaron. Ósea a mí me educaron de la forma en que uno
tiene que estar vestirse como hombre, vestirse bien, siempre lucir presentable y
bien, que huela bien ósea siempre bien pero ver a esa gente ya me molesta pero
yo no digo nada y o que pasan por al lado de uno y que van con los amigos y se
creen malos entonces se le quedan a uno mirando y van solos y uno se queda
mirándolos por más que uno este solo y entonces no da la cara, eso es molesto,
más que todo eso. Que cuando están con alguien se crecen y cuando están solos
no son nadie.
Respuesta 79. En mi salón hay un muchacho, mi mejor amigo, que es el más no-
ble, es súper caballero, súper callado, no molesta y se la montan porque se la pasa
con nosotras y dicen que disque es gay. Él es excelente persona como amigo, como
compañero y nada, para miel es mi hermano y nos la llevamos súper bien y lo
molestan mucho pero él tuvo como 4 novias al tiempo que lo humillaron pero él
como persona es excelente y se la montan mucho.
Respuesta 80. Y también trata de integrarse con otras niñas y comienzan a mon-
társela.
- Chicos me queda como en el ambiente otra inquietud, ustedes definen lo conviven-
cial es a través de esta herramienta del Ágora como lo convivencial entre ustedes,
la parte de la relación con el docente no cuenta ahí o cómo es eso o simplemente a
ustedes los sentaron ahí.
Respuesta 81. Mi grupo no porque fue como con la profesora y nos sentaron y ahí.
Respuesta 82. Pues en mi curso la convivencia si se metió pues con los profe-
sores y todo porque tenían problemas con profesores de por si llego hace poco
una practicante y fue una practicante que llego a cambiar mucho la clase de so-
ciales -en sentido negativo- pues por mi parte como yo lo vi que llego ella como
a meter diferentes cosas, a mí nunca me gusto fue que nunca se centró en ningún
tiempo. Un tiempo donde empezó a dictarnos de la segunda guerra mundial y al
día siguiente nos dictaba historia de Colombia entonces nos dejaba muy perdidos
en los temas pero pues también era una persona que tenía un carácter fuerte, no
sabía decir las cosas, decía las cosas de una manera totalmente brusca, pesada
y entonces el curso empezó a tener demasiados problemas con ella y realmente
nunca se solucionaron esos problemas porque ellos intentaban hablarle a ella y
ella los ignoraba, yo creo que pues me pareció muy feo que una practicante, una
persona que ya está en la universidad mirando mal a una persona de noveno pues
como que no le queda muy bien. Pues como que ella tampoco daba el ambiente
para mejorar las cosas.
- Y entonces ahí el profesor no mediaba.
84
Bernardo Barbosa Sánchez
Respuesta 83. No se me hace justo que profesores se la monten por pasivo y a la
otra profesora porque no vocalizaba al hablar ya era viejita.
Respuesta 84. Hablaba pasito y no se le entiende tras del hecho. Entonces ella le
va a preguntar algo, le va a hacer un reclamo y tras del hecho le contesta a uno
feo -ahí si cambia la cosa- entonces como que no.
Respuesta 85. A nosotros nos da economía y nadie ha podido con ella. Yo intente
un tiempo, yo fui una persona súper pasiva quela lleva superbién pero hay un
punto en que la persona me haga explotar y ella lo logro y es una persona a la que
tu llegas a hablarle bien y a pues si no entendió vaya siéntese mire a ver como
hace. “profe no entendí” yo ya explique así no hubiera explicado.
Respuesta 86. Con esa profesora de economía con mi curso ha habido ciertos
problemas, le rompieron las gafas un compañero y pues yo fui la intermediaria
con el curso porque nos iba a rajar a todos y pues yo hable con ella, logre que el
muchacho le contara que había sido él, que le pidiera disculpas y que se las pa-
gara pero no ha tenido la plata -cincuenta mil pesos-. Yo hable con ella, la lleve
súper bien y me la monto un día porque me senté con los más desjuiciados y no
me acuerdo que dijeron pero fue algo chistoso y yo me reí y desde ese momento
dice que yo soy una vaga, que no hago nada, que solo me siento a reír me perdí
con ella la materia y el profesor Víctor es un excelente profesor, me dijo hable con
ella bien y le dije profe yo con ella no puedo. Entre, hablamos y le dije profe revise
mi cuaderno, pasaba la materia, tengo notas buenas y ella tenía unas notas ahí
que humm. Reviso el cuaderno, lo tenía todo calificado por ella, pase la materia y
no sé, ella es toda... Yo creo que por la edad.
- Entonces hablemos de los que son chéveres.
Respuesta 87. Los que son chéveres pues el profesor Víctor es un poco estricto
pero es una persona que entiende, que no te ve como alumno sino como amigo,
que trata de ayudarte a solucionar los problemas que no es un profesor proble-
mático, es muy buena gente y lo escucha a uno, lo entiende, trata de ayudarlo con
los otros profesores y nos brinda cariño en todo.
Respuesta 88. Francisco todo el mundo le tiene o pues yo le tengo miedo. Las
notas son como son y ya. Como persona él es bien, me cae muy bien. No es de esos
profesores que se lo pasan. Si exige, de pronto su genio o pues no su genio, hay
días que llega súper chévere pero hay días, al otro día en la clase esta de un genio.
Respuesta 89. Cuando uno los sabe llevar
Respuesta 90. Ximena es una persona que no le muestra a uno una profesora
imponente sino una profesora que se ve más como una amiga y es una persona
que le ayuda a uno a solucionar muchos problemas, es una persona que lo está
orientando a uno todo el tiempo. Pues a mí me cae muy bien William, un profesor
que dicta porque es una persona que dice las cosas como son, realmente dice yo
a ustedes no les voy a pagar porque ustedes aquí tienen que trabajar y pues con
él es difícil pasar pero porque el exige, si .Y es algo que de pronto por mi parte es
algo que está perdiendo mucho.
85
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
- Bueno, entonces para terminar que fortalezas se destacan del Ágora así como en
una palabra o en una frase.
Respuesta 91. Respeto.
Respuesta 92. Unión.
Respuesta 93. Comprensión.
- Y una debilidad.
Respuesta 94. Falta de más seguimiento.
Respuesta 95. Pues una debilidad que creo que tenía el Ágora era que las pro-
mesas quedaban ahí, pero que realmente eran promesas vacías, que no se iba a
cumplir nunca. Algunas se cumplían pero todas quedaban ahí como menos im-
portantes, se quedaban en promesas.
Respuesta 96. Llegar tarde y eso siempre va a pasar por más de que cambiemos.
- ¿Aquí hay ruta? Y ¿de dónde viene? ¿Muy lejos y distantes? La ruta tiene la ventaja
de que si llego tarde llegaron tarde todos o bueno más o menos cumple cierta pun-
tualidad pero quienes son los que más llegan tarde, ¿los que no son de ruta?
Respuesta 97. Los que viven cerca.
- Dentro de esta herramienta Ágora se supone que humanismo, respeto, comunica-
ción y autonomía, ¿cuál de esas cuatro se dio más o se trabajó más?
Respuesta 98. Comunicación.
- Cúal de pronto menos.
Respuesta 99. El respeto y ¿cuál era la otra?
- Mira son respeto, comunicación, humanismo y autonomía.
Respuesta 100. El respeto.
Respuesta 101. En otros la comunicación.
Respuesta 102. Autonomía menos.
- Esa podría ser una propuesta de ustedes como grupo.
Respuesta 103. Así como hay personas que le ponen a uno mucho cuidado hay
personas que son inquietas en el mismo puesto. Ósea dentro de ellos mismos se
distraen con facilidad y son de los que están escribiendo con el lápiz y se quedan
mirando el lápiz una hora.
86
Bernardo Barbosa Sánchez
Respuesta 104. Por ejemplo en el salón hay una niña que es enfermita, para mí no
es enfermita y muchos la molestan. Para mí es una niña que puede dar más y ella
da mucho y la molestan mucho por eso y hay veces ella se queda así [...] y le dicen
“haga algo, no se quede quieta” ósea gente hiperactiva y pues yo soy la tutora de ella.
- Cómo funciona la tutora perdón.
Respuesta 105. Es una estrategia común. Les ayudamos, se les pasa las tareas, la
mama llama o yo la llamo, le prestó mi cuaderno o le acuerdo cuando tiene expo-
siciones o cuando no viene le digo que tarea dejaron, que hicimos.
- Y once que tiene que decirnos, que podríamos mejorar aquí porque décimo va a ser
once y se va la promoción.
Respuesta 106. A los décimos decirles que el próximo año tienen que botarla
toda porque esta etapa se va y no vuelve entonces es lo mejor que nosotros tene-
mos en la vida es lo único que tenemos porque ya en la universidad uno no va a
estar sentado recochando y el profesor no va a estar metiéndose, si quiere anotar
anote y si no quiere pues no, es sencillo. Entonces pues nada que lo disfruten y
que piensen más en unión cuando sea el momento y que se enfoquen en ellos y
que estén bien centrados, que sepan de donde vienen y para donde van.
- Bueno, de este dialogo destaquemos lo que nos gustó mucho y lo que debe ser mejor
Respuesta 107. Todo muy chévere.
Respuesta 108. Es algo que hablamos que no siempre hablamos pues yo nunca he
tenido esta charla hablando así los problemas.
- Además es una ventaja que yo no soy de acá entonces me pueden contar como con
más confianza y yo no voy a decir nada.
Respuesta 109. Estas son esas charlas que es la primera vez que las tenemos en-
tonces es uno más abierto a los profesores porque a veces también da embarrada
echar al agua al otro.
Respuesta 110. Si hay cierta predisposición.
Respuesta 111. Entonces pues nada me pareció chévere porque fue una charla
alegre.
Respuesta 112. Tiende a abrir a las personas porque por mi parte soy una per-
sona no que no hable sino cerrada a mi mundo, no soy de las personas de hacer
amigos.
87
El ágora como estrategia para solucionar conflictos...
- Bueno yo que tengo que decir, para mi chévere la invitación que me hicieron y de
verdad ustedes como jóvenes tienen toda la alegría, todo el dinamismo, toda la ener-
gía para apasionarse con el colegio. Me queda una pregunta y ¿es que esto yo veo que
es aquí, en el salón de clases y en el colegio no sé si se pueda aplicar a sus familias,
comunidad?
Respuesta 113. Creo que sí, se puede.
- Porque la idea es que ustedes se informen y primero es la familia y es una inquietud
que yo les dejo. Muchísimas gracias, aprendí de ustedes hoy muchas cosas y espero
que pronto saque un tiempo y pase de nuevo.
88
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en agosto de 2014
Se compuso en caracteres Cambria de 12 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia