La agresividad y sus
manifestaciones en los
niños y niñas
de grado 4.° de educación básica
primaria, en la ied General Gustavo
Rojas Pinilla en Bogotá
La agresividad y sus
manifestaciones en los
niños y niñas
de grado 4.° de educación básica
primaria, en la ied General Gustavo
Rojas Pinilla en Bogotá
Juan Santos Alba
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio físico o digital de toda o un aparte de
esta obra sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos (Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
ISBN:
978-958-59233-6-2
© Juan Santos Alba, 2015
© Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-, 2015
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Edited in Colombia
Contenido
Capítulo primero
La problemática de la investigación y su importancia
9
I.
Objetivos de la investigación
16
A. Objetivo general
16
B. Objetivos específicos
16
Capítulo segundo
Marco teórico
17
I.
Metodología
22
A. Diario de campo
23
B. La observación
23
C. El procesamiento de la información recogida
25
D. Elaboración del informe
25
Capítulo tercero
Resultados
27
I.
Análisis de la información
30
II.
Encuesta a docentes
38
III. Análisis e interpretación de los directivos docentes
47
IV. Propuesta creativa
48
V. Negociación de conflictos
49
VI. Manejo creativo del conflicto
50
Bibliografia
51
7
Capítulo primero
La problemática de la investigación y su importancia
El trabajo que se presenta va dirigido a identificar y analizar las causas
de las manifestaciones agresivas entre los estudiantes del grado cuarto
uno de la Institución Educativa Distrital -ied- General Gustavo Rojas
Pinilla, en este sentido surge la pregunta problematizadora:
¿Los docentes, directivos y padres de familia conocen los motivos
que conducen a las manifestaciones agresivas entre los estudiantes
en la escuela?
La institución escolar como un espacio de encuentro donde acuden los
niños y niñas a construir conocimientos, desarrollar valores, hábitos y
actitudes mediante la dirección y guía de los educadores, debería mos-
trarse como el ambiente ideal donde los estudiantes tuvieran la opor-
tunidad de adquirir y desarrollar en el interactuar con otros niños y
con sus maestros esos valores que posibiliten un desarrollo armónico
y que sin embargo, en este estudio se pueden exponer los resultados,
que existen niños que con su comportamiento agresivo obstaculizan la
función socializadora de la escuela.
Este trabajo habla acerca de los factores que pueden motivar una
conducta agresiva en los juegos de los niños y niñas durante su estadía
en la institución.
El estudio es un aporte para la comunidad educativa, docentes y di-
rectivos de la que se ha hecho algunos estudios. El cambio de clases,
cuando existe rotación de maestros incluyendo los de apoyo, los pro-
blemas que se generan entre los estudiantes en este lapso de tiempo
parecen pasar desapercibidos; pero, sin embargo la agresividad y vio-
lencia que manifiestan los niños de los grados cuartos durante espa-
cios de descanso, constituye uno de los problemas más significativos
9
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
para la formación, puesto que detrás de los comportamientos agresi-
vos surgen diferentes problemáticas. Se considera de gran importan-
cia, por ser uno de los aspectos en los podemos advertir, que puede
haber muchos factores que estén condicionando su conducta y por lo
tanto afectan de manera negativa la formación adecuada de su perso-
nalidad y desarrollo emocional.
En la medida en que este problema sea atendido o se ignore estare-
mos en condiciones de contribuir a la formación de personas útiles y de
provecho, posibilitando un medio educativo favorable o bien condenar
a la marginación y el fracaso a esos niños que necesitan nuestro apoyo.
En la actualidad la vida escolar pasa por diversas situaciones per-
turbadoras, no solo dentro de la institución si no también fuera de ella
acarreando más problemas, y así dificultando el buen desarrollo de la
educación, una de ellas es la manifestación de comportamiento agre-
sivo entre los estudiantes. Se parte de que la escuela debe formar ba-
ses sólidas en los niños y niñas, teniendo presente que una de las más
importantes es la búsqueda de la convivencia, entendida ésta como el
resultado de la concertación y el respeto de los derechos humanos que
ayudan a mejorar las relaciones entre los integrantes de la comunidad
educativa.
El proyecto se llevó a cabo en la ied General Gustavo Rojas Pinilla,
que se encuentra ubicada en la localidad 8 de Kennedy, en Bogotá D. C.
Esta institución educativa cuenta con una población 3.600 estudiantes
en las dos jornadas, mañana y tarde, con un promedio de 40 estudian-
tes por grupo, que van desde grado Jardín hasta grado once de educa-
ción media vocacional.
Dentro del campo de la educación se relacionan distintas activida-
des encaminadas a un fin: el logro del desarrollo integral de los estu-
diantes, tal como lo señalan los propósitos contenidos en planes, pro-
gramas de estudio, y en leyes, como el articulo 44 de la Constitución
Política de Colombia:
Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud
y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad,
tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación
y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Serán protegidos
contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta,
abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. Gozarán
10
Juan Santos Alba
también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y
en los tratados internacionales ratificados por Colombia (Asamblea Nacional
Constituyente -anc-, 1991)
En este sentido, en las políticas educativas recientes han surgido di-
versos programas de apoyo, se ofertan cursos de actualización y ca-
pacitación, como alternativa que brinde a los docentes elementos que
coadyuven a comprender, fortalecer y mejorar los resultados en el pro-
ceso de enseñanza-aprendizaje, con lo que se espera, se pueda ofrecer
en las instituciones educativas una educación de calidad, acorde con
las exigencias y necesidades actuales de la sociedad. Sin embargo, aún
con todos los apoyos y recursos que actualmente se proporcionan a los
docentes y escuelas, ante el universo de retos y problemas que cotidia-
namente enfrentan los docentes y directivos en su labor, alcanzar los
fines que persigue la educación no es tarea fácil, sobre todo conside-
rando que cada escuela tiene sus propias características, necesidades
y problemáticas de acuerdo al medio socioeconómico y cultural donde
se encuentre ubicada, el tipo de población que atiende, su infraestruc-
tura, organización escolar, etc.
Quizá haya escuelas donde las condiciones existentes favorezcan en
gran medida la labor educativa que se ofrece y por lo tanto los proble-
mas que se presentan se puedan resolver de manera más favorable,
pero también no se puede ignorar y pasar por alto la gran desventaja
en que se encuentran otras, donde las condiciones para alcanzar la ca-
lidad educativa son aún más adversas.
Según las opiniones de los docentes en las escuelas se concentran
grandes cantidades de estudiantes con problemas de comportamien-
to y aprendizaje, hasta discapacidades leves, y aunque en muchas de
estas escuelas se cuenta con apoyos, como orientadores y docentes de
inclusión, no es suficiente respuesta para la problemática.
Uno de los problemas que se presenta constantemente dentro de las
actividades escolares, es la agresividad en los juegos de los niños y niñas,
especialmente los de los grados cuartos de la ied General Gustavo Rojas
Pinilla, durante el tiempo del descanso. Agresividad que también se de-
tecta al momento de cambio de clase y hora de almuerzo, se convierten
en espacios de conflicto donde los estudiantes más grandes y fuertes
tienden a agredir de manera verbal y física, a los compañeros alterando
así el clima de descanso, recreación, alimentación y convivencia.
11
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Quizás para algunos niños mayores resulte divertido interactuar de
esa manera, más no para el resto de los estudiantes que en muchas oca-
siones resultan lesionados, ya que regularmente hay pocos docentes
disponibles para ejercer vigilancia y control durante estos momentos.
La agresividad manifestada por los niños y niñas durante su inte-
racción en los diferentes espacios de la ied probablemente está repre-
sentando la problemática social que enfrentan cotidianamente. Los do-
centes detectan que muchos estudiantes reproducen las prácticas de
relacionamiento aprendidas fuera de la institución, teniendo en cuenta
que la mayoría de su tiempo, estos estudiantes permanecen sin la tuto-
ría responsable de un adulto.
La condición económica en que viven muchos de los niños y niñas
de la ied General Gustavo Rojas Pinilla es precaria, por lo cual sus pa-
dres se encuentran en la disyuntiva de cuidar a sus hijos o tener que
salir a buscar el sustento del hogar teniendo que dejarlos en manos de
terceros, los cuales no garantizan una formación adecuada.
El problema de la agresividad y violencia expresado a través de las
expresiones agresivas que practican los niños y niñas durante el estos
espacios resulta significativo para la formación, pues es probable que
mediante este comportamiento se manifiesten muchos de los conte-
nidos de la problemática social que enfrentan. Como lo perciben los
educadores en reuniones de ciclo, es un sector de alumnos en los que
comienza a pesar mucho más la relación de la calle que la escolar, la
precaria educación que reciben en sus hogares deja mucho que desear,
son niños y niñas que prácticamente viven sin atención de sus padres
o madres.
Ciertas circunstancias familiares dramáticas que padecen, conoci-
das por los propios docentes, también pueden estar condicionando su
conducta, “el clima humano que rodea al niño es capital para su evo-
lución, e incluso hay momentos en los que resulta decisivo” (Funes,
1997), en muchos de los hogares de estos niños es habitual encontrar
problemas fuertes como desintegración familiar, alcoholismo o aban-
dono ya sea por parte del padre o la madre, maltrato, etc. Que no son el
marco adecuado para su formación.
Pero las violencias no solo se encuentran en los hogares, en los ba-
rrios donde habitan estos niños y niñas, también lo encuentran en los
medios masivos de comunicación, los cuales recurren a esta temática
para atraer mayor audiencia o televidentes y con esta aumentar sus
12
Juan Santos Alba
ganancias, entonces, la violencia física y verbal está desde la virtuali-
dad hasta en las prácticas cotidianas de muchos de estos estudiantes
(Reyes González, 2005).
Es por esto que el sistema educativo debe preocuparse por transfor-
mar las prácticas agresivas de los estudiantes,
Desde un punto de vista frío y puramente pecuniario, es menos costoso
proteger y rehabilitar a un niño ahora, que afrontar más tarde los costos
sociales de su comportamiento desviado (Fontana, 1979, cit. en Reyes Gon-
zález. 2005, p. 44).
El papel del docente frente a esta situación se ha limitado a un llama-
do de atención, anotaciones en el observador del estudiante, en última
instancia remitir el caso a orientación escolar o citación a los padres.
Estas son las formas de respuesta más usuales, en ocasiones acudiendo
como último recurso al condicionamiento del cupo para el siguiente
año escolar.
Las consecuencias de la agresividad y la violencia se sienten a diario
en la ciudad. Esta se ha convertido en una manera de comunicación.
Así el padre o la madre le pegan al hijo por desconocer muchas veces
como educarlo, modelos que el niño adquiere o imita. El problema so-
cial de la agresividad y la violencia trasciende hasta nuestras escuelas
reflejándose en los juegos practicados por los alumnos de los grados
cuartos y quintos en los diferentes espacios escolares.
Es pues el momento en que los sistemas escolares tienen la opor-
tunidad de aportar elementos para desarrollar propuestas orientadas
a la prevención del problema en donde los actores principales en esta
empresa son los educadores, “Desde un punto de vista frío y puramen-
te pecuniario, es menos costoso proteger y rehabilitar a un niño ahora,
que afrontar más tarde los costos sociales de su comportamiento des-
viado” (Fontana, 1979).
Es preciso prestar atención al problema de los niños que transgre-
den los reglamentos y normas de conducta de la institución escolar,
que insultan o golpean y tratarlo de la manera más adecuada y con
oportunidad para evitar que puedan convertirse posteriormente en
problemas más graves. Se evidencia que algunos niños y niñas se sien-
ten agresivos con sus compañeros por que han sido rechazados por
sus pares. Ellos pueden dar satisfacción a su hostilidad desarrollando
destrezas escolares insuficientes y generando en sus compañeros, sen-
13
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
timientos encontrados. En los primeros años de la infancia, es normal
que se presenten situaciones de estas situaciones de agresividad, pero
algunos niños persisten en su conducta agresiva por su incapacidad
para dominar su mal genio y en el momento de ingresar a la escuela les
es inevitable demostrar su comportamiento agresivo, dando lugar al
rechazo de sus compañeros.
Prevenir o modificar las conductas agresivas de los estudiantes
de los grados superiores requiere modificar también las condiciones
escolares. De alguna manera la escuela resulta clave en la evolución
correcta de los niños. Mejorar la calidad de la educación implica, en-
tonces fincar sólidos cimientos sobre los que se puedan basar los com-
portamientos adecuados de los niños que correspondan y sean acepta-
dos en la sociedad, sobre todo en los momentos actuales que vivimos
donde la violencia, la agresividad y las estructuras corruptas se ponen
de manifiesto constantemente. “La educación de calidad no es posible
si no incluye la formación en valores” (Schmelkes, 1994).
La agresividad en los niños y niñas es un problema que está afec-
tando de forma continua la convivencia normal de las familias y el
ambiente escolar, adoptando un gobierno que puede constituir peli-
gro para sí mismo y para la sociedad. Siendo el desarrollo social de
los niños y las niñas en su ambiente escolar una preocupación para
que éste se desenvuelva y actúe adecuadamente en sociedad, se hace
prioritario implementar estrategias efectivas y relevantes en la familia
y en el ambiente escolar, partiendo del significado de sus expresiones
y de un análisis del as actitudes que presentan los estudiantes para la
transformación de esta realidad.
La experiencia y concepto que sobre la actividad escolar como do-
cente se puede tener diferente visión, de acuerdo al tiempo en que se
vive y los intereses de quien vive esta experiencia. Podría iniciar por mi
infancia, entre los seis y doce años de edad, que corresponde a la edad
en que se cursa la educación primaria.
La educación primaria la cursé en la escuela del Distrito Especial de
Bogotá. A lo largo de los seis años cursados en esta escuela recuerdo
los recreos transcurridos como un receso donde las niñas jugaban a las
escondidas, la cuerda o simplemente hablaban con niñas del grupo, o
amigas. El ambiente escolar era generalmente tranquilo, la rigidez en
los reglamentos de conducta no permitían desórdenes de ningún tipo.
14
Juan Santos Alba
Los niños por su parte se dedicaban a juegos como las monedas, el
trompo, o algunas veces compartían los juegos con las niñas jugando
a los encantados. Aunque no recuerdo que durante los recreos hubie-
ra alguna vigilancia de nuestros maestros, en muy pocas ocasiones se
veían discusiones o peleas entre los niños y mucho menos entre las
niñas. Creo que en ese tiempo los niños sentíamos un respeto muy es-
pecial hacia los maestros y desde luego hacia la directora o el director
según fuera el caso. El temor principal de todos los niños era: algu-
na vez ir a parar a la dirección de la escuela castigados por algún mal
comportamiento o ser expulsados del centro escolar. La inocencia e
ingenuidad que existía en los niños de esa época permitía que hubiera
siempre una relación, si no de respeto y compañerismo entre los niños,
sí de prudencia, buen comportamiento y obediencia hacia las personas
mayores y por lo tanto hacia las autoridades del centro escolar.
En esta época, las maestras generalmente, cuando las condiciones
de espacio y tiempo lo permitían, se ocupaban durante los recreos de
jugar con los niños y niñas en el patio de la escuela, enseñándoles algu-
nos juegos como: estatuas y rondas, organizaban juegos con los niños
más pequeños. Los profesores varones también se divertían jugando
con los alumnos de los grados superiores algún juego de tipo deportivo
generalmente basquetbol y fútbol era lo que más jugaban los profe-
sores con los alumnos. Por lo tanto no había oportunidad de que los
niños tuvieran peleas. Por otro lado la población de alumnos en esas
comunidades era muy reducida, las familias eran todas conocidas en-
tre si y la relación entre ellas generalmente era buena.
La educación en Colombia, está sufriendo diferentes cambios en be-
neficio de una calidad que inicia con un mejoramiento de condiciones
de vida de nuestra población. El colegio es un lugar donde llegan dife-
rentes personas con sus propios intereses y formas de ver el mundo
con sus aptitudes y valores.
Con este trabajo de investigación se busca que los maestros y direc-
tivos de las escuelas primarias conozcan las causas de la agresividad y
sus manifestaciones, puesto que son ellos quienes enfrentan este fenó-
meno en sus prácticas cotidianas al interior de las instituciones esco-
lares. Así, en la medida que este fenómeno sea investigado, analizado
e interpretado, se podrán diseñar metodologías óptimas para tratar la
problemática.
15
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
I. Objetivos de la investigación
A. Objetivo general
Conocer e interpretar el lenguaje utilizado en la agresividad y sus ma-
nifestaciones en los niños y niñas de grado cuarto uno de educación
básica primaria, en la Institución Educativa Distrital General Gustavo
Rojas Pinilla en Bogotá.
B. Objetivos específicos
• Identificar el tipo de relaciones que se establecen entre los niños y
niñas de grado cuarto uno de educación básica primaria, en la Insti-
tución Educativa Distrital General Gustavo Rojas Pinilla, en Bogotá,
durante la permanencia en el colegio.
• Identificar los elementos externos a la escuela, que influyen en la
formación de niños y niñas de grado cuarto uno de educación bá-
sica primaria, en la Institución Educativa Distrital General Gustavo
Rojas Pinilla, en Bogotá.
16
Capítulo segundo
Marco teórico
La agresividad en los niños y niñas es uno de los fenómenos que más se
presentan en cualquier espacio donde éstos interactúan, afectando su
entorno en general. Cuando el ser humano reacciona de manera agresiva, se
detectan factores directos e indirectos como la ira, el maltrato psicológico y/o
físico, el entorno socio-económico, los medios de comunicación, entre otros
(Hernández Granda, 2001).
Desde la perspectiva psicoanalítica, la agresividad es definida como:
Una tendencia o conjunto de tendencias que se actualizan en conductas reales
o de la fantasía, dirigidas a dañar a otro, a destruirlo, a contrariarlo, a lo, etc. La
agresión puede adoptar modalidades distintas de la acción violenta y destruc-
tiva; no hay conducta tanto negativa (por ejemplo: negación de ayuda) como
positiva, tanto simbólica (por ejemplo: ironía) como efectivamente realizada,
que no pueda funcionar como agresión (Laplanche y Pontalis, 1974).
En el caso específico de los niños y niñas,
la agresividad se presenta generalmente en forma directa ya sea en acto violento
físico (con patadas, empujones y otras) o como un acto verbal (insultos, palabras),
pero también se puede encontrar la agresividad indirecta o desplazada, según la
cual el niño arremete contra los objetos de la persona que ha sido el origen del
conflicto, o agresividad contenida según la cual el niño gesticula, grita o produce
expresiones faciales de frustración (Serrano, 1996).
En la agresión humana, intervienen factores tales como la ira, la into-
lerancia, el maltrato físico psicológico, el entorno socio-económico, la
alimentación, los medios de comunicación entre otros. Estos influyen
de una manera “directa y negativa “con respecto a las relaciones inter-
personales que crea el sujeto agresor con su entorno. Es así como en el
caso de los niños y niñas,
17
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
la agresividad se presenta generalmente en forma directa ya sea en acto
violento físico (con patadas, empujones y otras) o como un acto verbal
(insultos, palabras), pero también se puede encontrar la agresividad indirecta
o desplazada, según la cual el niño arremete contra los objetos de la persona
que ha sido el origen del conflicto, o agresividad contenida según la cual el
niño gesticula, grita o produce expresiones faciales de frustración (Serrano,
cit. en Marcellach).
Existen diversas teorías que permiten caracterizar los tipos de mani-
festaciones agresivas que se presentan en los niños y niñas, en especial
durante la permanencia en la escuela. Existe la Teoría de la Frustra-
ción-Agresión, que postula que la agresión se da siempre como pro-
ducto de una frustración y ésta siempre conlleva a alguna forma de
agresión (Dollard, 1939).
• Teoría del Instinto: El etólogo Lorenz da importancia al modelo
pulsional en el que se forma siempre energía y agresión, para su
descarga son necesarios los impulsos desencadenados.
• La Teoría de la Agresión y la Frustración: Berkowritz (1959) en-
tiende las agresiones como reactivas. Coloca las agresiones expre-
sivas de enojo e ira como acciones dirigidas desde adentro junto a
las agresiones instrumentales dirigidas desde afuera.
Sigmund Freud y John Dollard hacen referencia sobre los compor-
tamientos agresivos que en el ser humano pueden interpretarse como
manifestaciones de un instinto o pulsión de destrucción, como reac-
ción que aparece ante cualquier tipo de frustración, o como respues-
ta aprendida ante situaciones determinadas. El aprendizaje juega un
papel primordial en la conducta agresiva. Los seres humanos pueden
aprender a evitar reacciones de forma agresiva ante situaciones que
originan una respuesta hostil y pueden de forma paralela, actuar de
manera agresiva frente a situaciones que no provocan violencia.
Freud postulo que la agresión era una “reacción primordial” del ser
humano ante su imposibilidad de buscar el placer o evitar el dolor. Más
adelante, sin embargo, sus investigaciones le llevaron a la conclusión de
que en todo individuo existe un instinto innato de destrucción y muerte.
18
Juan Santos Alba
Dollard, psicoterapeuta estadounidense desarrollo la hipótesis
de que la intensidad de la agresión es inversamente proporcional a la
intensidad de la frustración. La frustración es una “interferencia que
impide llevar a cabo una respuesta de acercamiento al objetivo en un
determinado momento”, al parecer la frustración origina un estado
emocional que “predispone “a actuar en forma agresiva, pero solo en
determinadas condiciones y en personas propensas.
En la tesis La agresividad infantil (1989) refieren que Patterson
menciona la agresividad como una conducta en eslabón en una cadena
de eventos interpersonales que consta de un antecedente y consecuen-
cia en el ámbito familiar (padres) y a nivel colegio (salón de clase) y
se ve pertinente el estudio de las siguientes terminologías al respecto:
Conflicto: Es la situación en donde dos o más individuos con intere-
ses contrapuestos entran en confrontación u oposición y empren-
den acciones mutuamente antagonistas, con el objetivo de neutra-
lizar, dañar o eliminar a la parte rival, incluso con confrontación
verbal, logrando así la consecución de los objetivos que motivaron
dicha confrontación.
Expresiones agresivas: Son las tendencias a actuar o responder de
forma violenta y el término se asocia con el concepto de acometivi-
dad, o la acción de acometer, atacar y embestir.
Agresividad: Tendencia a producir una agresión. Es una agresión
cuyo propósito es causar daño o ansiedad, entre ellas: pelear, bur-
larse de otros o atacar verbalmente.
Frustración: Insatisfacción en los hombres que forma parte de la
experiencia de los primeros años.
Ira: Irritación y enfado con pérdida del dominio de sí mismos.
Enojo: Alteración en él animo de una persona como resultado de
algo que le molesta.
19
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Aunque por otro lado, la tesis La agresividad en los niños del Colegio
Ciudad de los Cerros y Centro Educativo Monte Blanco (Martínez, 1996)
relaciona el ambiente familiar, en donde la agresividad se manifiesta
en las relaciones humanas más comunes e íntimas, en conflictos entre
personas, en el cual cada uno cree que es agredido y las discusiones
sobre el origen de la disputa pueden ser interminables. Se hace énfasis
a que todo niño y niña deberían haber tenido una infancia, un hogar
seguro y lleno de afectos hasta el punto de poder sentirse amados y
amar a los demás. Esta tesis hace referencia a las causas de la agresión,
vistas desde el punto de vista de: “El yo y el narcisismo, El ideal del yo
y la búsqueda del oponente” (Muñoz Vivas, 2000).
En ocasiones el bajo desempeño académico puede ser detonante
de manifestaciones agresivas en los niños y niñas de una institución
educativa, presentando fijación de metas bajas, ansiedad y tendencia
al conflicto o la hostilidad. Esta dinámica es característica entre niños
y niñas de ocho a diez años de edad. Se requiere, en tal caso, de un mo-
delo de imitación que sirva de adelanto académico en el ambiente es-
colar, que el niño y la niña se percaten de las características psicológi-
cas semejantes del modelo -que puede ser el maestro- al que admira.
En consecuencia ellos desearan adoptar las acciones y los valores del
maestro y, por consiguiente se sentirá motivado a desempeñarse de la
mejor manera en la escuela (Hernández Granda, 2001).
Cuando los infantes se encuentran en etapa de formación, las per-
sonas que se encuentran en los diferentes espacios a los cuales acuden
son referencia para ellos. Situaciones como discusiones y peleas en-
tre los padres, ausencia de uno éstos, pérdida de un ser querido, entre
otros, son detonantes de una conducta agresiva, que en la mayoría de
ocasiones se reprimen con violencia por parte del adulto tutor, dificul-
tando la transformación de esta conducta (Valencia y Vargas, 2006).
El antropólogo norteamericano, el doctor Sherwood Washburn,
afirma que la agresividad se aprende con gran facilidad, ya que ésta la
encontramos reflejada en todos los rincones de nuestra sociedad (la
televisión, la literatura infantil, la escuela, el cine, la prensa, etc.). Be-
hrman (1970).
La problemática de la agresividad no es como algunos pudieran pen-
sar, un fenómeno típicamente colombiano, sino que es un asunto que
ha preocupado y preocupa a la mayoría de los países, no sólo subde-
20
Juan Santos Alba
sarrollados, sino también desarrollados, donde la agresividad alcanza
algunas veces niveles que los especialistas definen como “alarmantes”.
Pero la existencia de los malos tratos entre los niños no es un problema
sólo en nuestra época. En la historia de la humanidad nos encontramos
con abundantes testimonios que nos hablan de los grados de crueldad
que han existido en los niños, crueldad, que por ser víctima un ser débil
e indefenso, tiene dimensiones más duras e inhumanas. Por ejemplo,
Aristóteles expresaba en una de sus obras que “un hijo de un esclavo
es propiedad y nada de lo que se hace con la propiedad es injusto”. El
filósofo griego no hacía otra cosa que reflejar las costumbres y las prác-
ticas dominantes de Grecia y Roma, donde se podía vender o matar a
niños. No menos crueles eran las leyes y las costumbres en Tiro, Sidón,
Fenicia y Egipto Antiguo, donde se sacrificaban niños para calmar la
ira de los Dioses. En la China Antigua, a las niñas se las llevaban a las
puertas de la ciudad para saciar a los lobos hambrientos. En Palestina,
la marcha victoriosa de los asirios hacia Oriente fue causa para que los
reyes de Judá sacrificaran a los niños como medio de superación. En
Esparta, las leyes y las costumbres eran rigurosas y extremadamente
crueles, cada recién nacido era sometido al juicio de la Asamblea de
Ancianos; si le juzgaban útil, respetaban su vida, en caso contrario, era
enviado al monte Taijeto y lanzado a sus cimas de Báratro y Apotetes,
para que fuera el alimento de las fieras (Ortega, 1998).
Pero a pesar de los numerosos estudios realizados sobre las conse-
cuencias negativas que tiene para el niño la agresividad física y psico-
lógica, las legislaciones promulgadas con tal sentido y las campañas
internacionales realizadas por algunos organismos, los malos tratos y
la violencia contra los niños siguen constituyendo un grave problema.
Según especialistas estas prácticas han sobrevivido en nuestra época
por que aún existen dos creencias muy arraigadas en nuestros sistemas
sociales: la primera, se refiere a la actitud de los padres frente a sus hi-
jos, a los que consideran como su propiedad personal sobre la cual tie-
nen pleno derecho a tratar como estimen conveniente. Por otra parte,
todavía persisten aquellas tendencias de algunos educadores y padres
que plantean la vieja hipótesis de que el castigo y el trato riguroso se
justifican como un medio para mantener e imponer la disciplina, incul-
car hábitos y obligar a los niños a cumplir con sus tareas educativas.
21
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Es erróneo el planteamiento que afirma que las conductas agresivas
son más numerosas en los sectores de menores recursos económicos
y que son considerados de “baja instrucción”. Los ejemplos más claros
son las conductas de ciertas comunidades indígenas latinoamericanas
y colombianas frente a sus niños, la mayoría de las cuales han elimina-
do toda forma de violencia y de maltrato. Ello se puede observar en los
Arahuacos de la Sierra Nevada, donde la infancia no solo es protegida
y cuidada, sino que las sanciones que reciben como castigo a sus faltas
no son otra cosa que amonestaciones. En algunos casos el padre puede
ser castigado por las faltas cometidas por su hijo, pero éste no puede
castigar a su hijo. Existe entre los Arahuacos un gran respeto por el
niño y de hecho no existe el maltrato físico (Martínez, 1996).
I. Metodología
La metodología de investigación que será utilizada en este trabajo, se
basa en el modelo explicativo de investigación mixta -MM-, el cual está
conformado por dos fases: una cuantitativa y otra cualitativa. Este se
utiliza cuando los resultados cuantitativos son vistos desde la pers-
pectiva cualitativa para producción de datos y textos, que pueden ser
usados de forma complementaria con el fin de aclarar. Se busca que los
resultados de la fase cuantitativa sean explicados en la fase cualitativa,
es decir, los datos cuantitativos son la base para el análisis e interpreta-
ción de la problemática investigada (Creswell y Plano, 2007).
En este sentido Creswell y Plano explican que se encontrarán dos
variantes en el modelo explicativo, una por la cual se realiza segui-
miento y tiene un énfasis en los aspectos cuantitativos y la segunda
que identifica ciertos datos cualitativos que requieren ser investigados
con mayor profundidad (2007).
22
Juan Santos Alba
Etapa de investigación
Instrumento
• Caracterización de docentes y estudiantes.
• Encuesta a una muestra representativa de docentes.
Etapa cuantitativa
• Encuesta a una muestra representativa de estudiantes.
• Encuesta a directivos.
• Entrevista a una muestra representativa de docentes.
• Entrevista a una muestra representativa de estu-
diantes.
• Entrevista a una muestra representativa de directivos.
• Entrevista a una muestra representativa de padres
Etapa cualitativa
de familia.
• Observación a docentes y estudiantes en el aula de
clases.
• Observación a docentes y estudiantes en el descanso.
• Cartografía del conflicto en la escuela.
La investigación cualitativa se basa en la observación verbal, no verbal
o escrita, obtenida en entrevistas, video, cintas, participación directa,
etc. También acude a la consulta bibliográfica y a la lectura de docu-
mentos, cartas, composiciones, autobiografías y diarios, cuestionarios,
etc. Todas estas estrategias se caracterizan por ser abiertas, precisa-
mente para permitir al sujeto expresar lo que él considera sobresalien-
te y significativo, sin encasillar respuestas, pre codificarlas, ni clasifi-
carlas en categorías predefinidas y estandarizadas.
A. Diario de campo
Los registros de observación se llevaron a cabo utilizando el diario de
campo de los estudiantes de grado cuarto de la Jornada de la tarde,
empleando el registro anecdótico de los acontecimientos observados
durante los espacios de descanso escolar en cada una de las escuelas.
El diario de campo ofrece la ventaja de poder captar a través de la ob-
servación y el registro, los hechos, tal como suceden en la realidad, no
de supuestos o percepciones del intérprete.
B. La observación
El papel de la observación es proporcionar datos preliminares que
ayuden al establecimiento de observaciones precisas de lo que aconte-
ce en la realidad mediante el registro y auxiliándose de fotografías, etc.
23
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
La investigación etnográfica es definida como el método de inves-
tigación por el que se aprende el modo de vida de una unidad social
concreta, pudiendo ser ésta una familia, una clase, un claustro de pro-
fesores o una escuela. Para ello, es preciso llevar a cabo, durante largos
períodos de tiempo, una observación directa en el aula del quehacer
docente cotidiano que permita la recogida de minuciosos registros y la
realización de entrevistas, revisión de materiales y registros de audio
y vídeo. Tras esto, el resultado que se obtenido plasma una gran “foto-
grafía” del proceso estudiado que junto a referentes teóricos, ayudan a
explicar los procesos de la práctica escolar estudiada.
Por último se señalan, las características de la etnografía como for-
ma de investigación social, según del Rincón (1997):
1. Tiene carácter fenomenológico: la investigación describe los fe-
nómenos sociales desde el punto de vista de los participantes.
2. Supone una permanencia relativamente persistente por parte
del etnógrafo en el grupo o escenario objeto de estudio.
3. Es holística y naturalista: las etnografías son muy detalladas ya
que producen distintas perspectivas para conceptualizar la rea-
lidad y la visión del mundo.
4. Tiene carácter inductivo: es un método de investigación basado
en la experiencia y exploración de primera mano, a través de la
observación participante.
La etnografía educativa se centra en explorar los acontecimientos dia-
rios en la escuela aportando datos descriptivos acerca de los medios y
contextos de los participantes implicados en la educación y así descu-
brir patrones de comportamiento de las relaciones sociales dinámicas
como las que se producen en el contexto educativo.
Los intereses del etnógrafo se centran en las interacciones que se
producen en los escenarios educativos donde se producen las interac-
ciones, los valores, las actividades y las expectativas de los participan-
tes. La investigación educativa aportó una perspectiva nueva donde se
priorizaba el estudio del contexto.
24
Juan Santos Alba
Desde este momento va adquiriendo una mayor importancia la mi-
cro etnografía que se centra en los eventos educativos de cualquier
tipo que se aproxime a las complejas relaciones que se producen. Este
nuevo enfoque lleva a que se hagan nuevos análisis de los procesos
curriculares en el aula y al estudio del “currículo oculto”.
La etnografía está más cerca al estudio de procesos que al estudio
de la realidad. Las investigaciones se centran en algunos temas espe-
cialmente, como puede ser el análisis y comprensión de los contextos
educativos diferentes, multiculturales, la socialización de alumnos y
profesores en la escuela, estudio de casos sobre maestros noveles; so-
bre estos estudios se realiza un análisis que se centra en los cambios,
desarrollos y procesos.
C. El procesamiento de la información recogida
En una investigación cualitativa, el análisis de los datos se va realizan-
do a lo largo del estudio. Los procesos de recogida de datos y su aná-
lisis van unidos, puesto que se observa e interpreta paralelamente. A
medida que se obtienen datos se generan hipótesis y durante el proce-
so analítico el investigador pone el énfasis en la construcción o gene-
ración inductiva de categorías que permitan clasificar los datos recogi-
dos en base a temáticas comunes.
D. Elaboración del informe
El Informe etnográfico debe integrar con claridad cuál es la fundamen-
tación teórica y empírica que apoya el trabajo, que significó la expe-
riencia en los involucrados y que representan los resultados obtenidos
para la teoría ya establecida. Concreto así, las secciones básicas del in-
forme etnográfico son el planteamiento de los antecedentes teóricos y
prácticos de la investigación y la evolución global del enfoque teórico
y la descripción detallada de los métodos y procedimientos empleados
para obtener la información.
25
Capítulo tercero
Resultados
A lo largo de la experiencia docente en el ied General Gustavo Rojas
Pinilla, y teniendo en cuenta los conflictos presentados con los y las es-
tudiantes, como la rivalidad entre ellos, la inadecuada comunicación, la
mala interpretaciones de los rumores, la intolerancia, el egoísmo, etc.,
se llevó a cabo este “diario de campo”, en el cual se identifican y men-
cionan las acciones más comunes en el tipo de relaciones que se esta-
blecen entre los niños y niñas durante la permanencia en el colegio y se
focalizan los problemas generados entre los estudiantes para fomentar
una posible atención desde la perspectiva de los directivos y maestros.
Tabla 1
Diario de Campo
Fecha Nombres Edad Sexo Grado
Acciones
M
F
Me miro ofensivamente y me
12 feb
Mariana
8
X
4.°
dijo “lámpara: le rayo la cara”.
Me dijo “usted no sabe leer”
14 feb
José
8
X
4.°
lamparoso.
“Saco el pie, me hizo zancadi-
Luisa
22 feb
9
X
4.°
lla, me hizo caer y me hice un
Fernanda
chichón”
Me cogió por detrás, me hizo
02 abr
Carolina
8
X
4.°
caer, se me monto encima y me
pegó.
Me dijo “prostituta, perra y me
03 abr
Fernanda
10
X
4.°
dio una patada”.
27
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Me pegó una patada en la cara
Luis
24 abr
8
X
4.°
y me gritó “no me gusta ese
Carlos
chino HP”.
Me hizo caer y me pegó un
25 abr
Felipe
8
X
4.°
puño en el estómago.
Me haló el pelo, me dijo cobar-
26 abr
Paula
9
X
4.°
de, gallina, marica, lesbiana.
Me molestó y me dio una pa-
10 may
Carolina
10
X
4.°
tada.
22 may
Carolina
10
X
4.°
Me mordió y me empujó.
Llegó a sacarme del puesto y
05 jun
Patricia
9
X
4.°
me dijo china marica.
Me quitó la revista, me la pisó
13 jun
Diana
9
X
4.°
y luego me dio una patada.
Juan
Me cogió del cuello y me trató
24 jul
9
X
4.°
Carlos
de gay.
Me encerró en el baño mien-
25 jul
Catalina
8
X
4.°
tras me gritaba perra marica.
Me dijo “HP su mamá es una
perra, marrana gonorrea”. Mi
03 ago
Lucía
9
X
4.°
compañero le pegó por eso y
al llegar el profesor desmintió
todo.
Le hechó arena en la cara a un
niño de 2.°, luego se cortó la
10 ago
Juliana
9
X
4.°
mano y le echó la culpa a un
compañero de haberlo hecho.
Me pegó patadas y me dijo
Luisa
10 ago
9
X
4.°
“china HP, piroba, prostituta,
Fernanda
perra...”.
Comenzó a enterrarme la pun-
Juan
10 ago
10
X
4.°
ta del lápiz en el cuello como si
Felipe
fuera un cuchillo...
Me dijo perra y me hizo pistola
10 ago
Camila
8
X
4.°
con los dedos...
Se negó a entregarle el libro a
María
03 sep
8
X
4.°
mi compañera y le dijo china
Camila
marica, boba idiota...
28
Juan Santos Alba
Me pegó una cachetada, me
pone apodos, me dijo llorona,
04 sep
Estefany
8
X
4.°
cagona, culona y me la tiene
montada.
Me pegó en el estómago, me
05 sep
Mariana
9
X
4.°
sacó el aire y me dijo perra.
Me dijo que le regalara mi por-
María
taminas, como no lo hice me
18 sep
9
X
4.°
Paula
llamó por la tarde a mi casa y
me insulto.
Me empujó y me quitó mis
juegos [...] llegó el profesor y
25 sep
Camilo
10
X
4.°
lo negó todo y al descanso me
pegó en el estómago.
Hizo ir a la mamá al colegio
porque todos se la tenían mon-
Juan
26 sep
10
X
4.°
tada [...] pero se desmintió al
Felipe
llegar el profesor y se aclaró
todo.
Me empujó contra la pared y
03 oct
Karen
9
X
4.°
me pegó con la maleta. Yo no le
había hecho nada.
04 oct
Lizeth
8
X
4.°
Me dio un puño en la espalda.
Me dio reglazos y me dijo ma-
05 oct
Alejandra
9
X
4.°
rica. Me hizo llorar.
Estaba pegándoles con una co-
Juan
rrea a los demás niños y como
16 oct
8
X
4.°
Esteban
yo lo vi, me dio una patada en
el piso.
Me pegó un puño en el ojo y
18 oct
Laura
8
X
4.°
me dijo nena llorona.
Me torció la boca y me dijo
19 oct
Ana María
9
X
4.°
lámpara.
Se la pasa regañándome y
mandándome, diciendo lo que
María
01 nov
9
X
4.°
tengo que hacer como si fuera
Fernanda
mi mama. Me pego una cache-
tada...
Me haló el pupitre y me dio
02 nov
Ronald
10
X
4.°
cachetadas.
29
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Me tiró los cuadernos al piso
05 nov
Gina
10
X
4.°
y me le arrancó todas las hojas.
Me rayó todas las hojas de mi
July
cuaderno y que si yo le decía al
06 nov
9
X
4.°
Viviana
profe, eso me pagaría pero en
la cara...
07 nov
Stella
8
X
4.°
Me dijo gordiflona inmunda...
María
12 nov
9
X
4.°
Me dijo HP maricona y guevona.
Fernanda
En el baño me hechó agua y me
13 nov
Ronald
9
X
4.°
dio una patada en la espalda...
Me dijo que le diera las onces o
15 nov
Mariana
8
X
4.°
si no a la salida me esperaba y
me pegaba.
I. Análisis de la información
Tabla 2
Tipos y frecuencia de manifestaciones agresivas verbales
niños
niñas
tipos de agresiones
totales
8
9
10
8
9
10
años
años
años
años
años
años
Fisicas
2
1
2
2
2
2
11
Fisicas verbal
1
1
1
3
Fisicas psocologicas
1
1
3
5
Fisicas, verbal y psicologicas
1
1
1
4
1
8
Verbal
1
1
Verbal psicologica
2
4
6
Psicologica
2
1
1
4
No hay agresion
38
30
Juan Santos Alba
Según el diario de campo anterior, utilizado para el estudio de las
manifestaciones agresivas entre niños y niñas de grado 4.° de educa-
ción básica primaria del Colegio General Gustavo Rojas Pinilla ied, se
recolectaron los siguientes tipos de comportamientos:
Gráfica 1
Niños de nueve años
En la gráfica se evidencia que el 50% de los niños y niñas fueron agre-
didos alrededor de sus nueve años de edad de edad.
31
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Gráfica 2
Niños de diez años
Se evidencia en esta grafica los dos porcentajes de los niños y niñas
agredidos a los diez años de edad en diferentes formas.
Gráfica 3
Niñas de ocho años
32
Juan Santos Alba
Esta gráfica evidencia las diferentes agresiones que sufrieron los ni-
ños y niñas de ocho años de edad, de parte de otros niños y niñas de la
misma edad.
Gráfica 4
Niñas de nueve años
Esta grafica manifiesta las diferentes agresiones a los nueve años de
edad y se debe recalcar que el porcentaje de estas disminuye a com-
paración de la gráfica anterior. Lo que da a entender que al cambio de
edad se manifiesta menos agresión.
33
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Gráfica 5
Niñas de diez años
La gráfica evidencia la disminución de la agresión a las niñas de diez
años de edad.
Grágica 6
Tipos de agresiones
34
Juan Santos Alba
Grágica 7
Tipos de agresiones
En esta gráfica evidencia las diferentes manifestaciones de agresión
vividas por los niños y niñas de ocho, nueve y diez años de edad. Se
puede inferir que las agresiones han sido más latentes hacia las niñas.
Según la encuesta aplicada y explicada anteriormente, se obtiene
como resultado que el índice más alto de las diferentes manifestacio-
nes agresivas es la de tipo físico-verbal, mientras que la de menos inci-
dencia es la gestual-verbal.
En lo relacionado a los motivos por lo cual se presentan las agresio-
nes, se evidenció que en la mayoría de los casos registrados, esta con-
ducta se presenta por invasión de espacio, por la no participación, por
la lucha de poder, por no prestar sus elementos de estudio, por la mala
comunicación entre ellos, como respuesta a una agresión previa, como
defensa ante un comentario de otro compañero o compañera.
Además de lo anterior, se esperan los siguientes resultados:
• En el ámbito científico
Interpretar la agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas
de grado cuarto uno de educación básica primaria, en la Institución
Educativa Distrital General Gustavo Rojas Pinilla, en Bogotá.
35
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
• En el plano de la acción pedagógica
Identificar el tipo de relaciones que se establecen entre los niños y ni-
ñas de grado cuarto uno de educación básica primaria, en la Institución
Educativa Distrital General Gustavo Rojas Pinilla, durante la perma-
nencia en el colegio.
Desde la perspectiva de los profesores, la unión del profesorado la
hora de enfrentar o abordar un problema de convivencia
1.
Plantear un buen contrato didáctico que sea operativa y practico
referente únicamente en lo convivencial.
2.
Labores de prevención con informaciones concretas sobre los his-
toriales y expedientes de alumnos conflictivos en casos de traslado
a otro centro.
3.
Fortalecer el Comité de Convivencia institucional.
4.
Incluir en los planes de aula las campañas de la “no violencia”.
5.
Fomentar talleres en formación sobre el auto estima y la confianza.
6.
Desarrollar el trabajo cooperativo en el ciclo, nivel o grado.
7.
Enfocar las situaciones de conflicto objetivamente sin implicar los
sentimientos.
8.
Dar solución a los problemas o conflictos en cuanto aparezcan.
9.
Incrementar la vigilancia y controles mediante “El cuaderno que-
joso” para tomar acciones en los diferentes lugares de conflictos
(horas de descanso).
10. Fomentar desde la edad preescolar la educación en valores éticos
y morales, de manera que favorezcan la formación de los niños y
niñas en el respeto y la tolerancia.
36
Juan Santos Alba
Además de lo anterior, los maestros y maestras aplican actitudes
que resultan útiles para el tratamiento de las conductas emitidas por
los niños y las niñas, en el caso de los anteriores resultados:
1.
Versión de hechos
• Se le solicita a los niños y las niñas que realicen la versión de
sus hechos, para trabajar de forma consiente en sus errores y la
posible causa de su agresión.
• De esta forma los agresores y los agredidos discuten al respecto
y describen la situación, observándose de esta forma un análisis
de los comportamientos y una crítica positiva al respecto para
evitar esas situaciones a futuro. Esta herramienta queda adjunta
en el observador del estudiante.
2.
La sobre corrección restitutiva
• Se le solicita al niño y niña que restituya el daño que ha origina-
do y sobre corrija o mejore el estado original de las cosas.
3.
Práctica positiva
• Se indica a los niños que luego de su agresividad, practique la
repetición de la conducta deseable.
4.
Reforzamiento diferencial
• Se refuerzan otras conductas emitidas por el niño excepto la que
deseamos eliminar, en este caso la conducta agresiva. Esto se da
en el diario que hacer pedagógico.
5.
Reforzamiento de omisión:
• Se refuerza al niño y a la niña cuando llevan un tiempo sin emitir
la conducta agresiva.
37
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
II. Encuesta a docentes
Esta encuesta fue realizada a diez maestros y un coordinador de la jor-
nada de la tarde del ied General Gustavo Rojas Pinilla. Se evidencia que
para algunos maestros, el descaso es un cambio de actividad, pero para
otros no es más que un trabajo fuerte que impartir conocimiento en
las aulas; los espacios libres dentro de la institución se convierten en
continuo trabajo para controlar y estar llevando anotaciones a coordi-
nación donde en ocasiones parece una “unidad de reacción inmedia-
ta”, que por cierto en una institución no debería pasar pero sucede. En
una buena este espacio no se asume como descanso, si no para realizar
otras actividades diferentes que entorpecen la sana convivencia.
Para algunos docentes el descaso es considerado de gran importan-
cia, como lo explican algunos maestros de la institución Colegio Gene-
ral Gustavo Rojas Pinilla ied.
1. ¿Cuál es la importancia de los descansos?
Pues es muy importante porque está comprobado que no se puede te-
ner la atención por tanto tiempo con los estudiantes porque se tiene
tres horas continuas de clase y el descanso es como algo esperado tan-
to para los maestros como para los estudiantes en su jornada escolar.
2. ¿Para que utiliza el tiempo destinado a los descansos?
Para observar los comportamientos de los estudiantes y cómo interac-
túan con sus compañeros, acompañarlos y a compartir con ellos pero
también a prevenir accidentes y a mediar las diferentes clases de con-
flictos que se presenta en estos espacios, pero en ocasiones es también
utilizado para dar retroalimentación de los niños que presentan algún
atraso académico de lo trabajado en la jornada y más fuerte en el pro-
ceso de la lecto-escritura en la básica primaria, en momentos de paz
escolar se alcanza para revisiones de pruebas y tareas.
38
Juan Santos Alba
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo de primaria:
¿Para que utiliza el tiempo destinado a los descansos?
Realizar acompañamiento a los niños, prevenir accidentes.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria:
¿Para que utiliza el tiempo destinado a los descansos?
Para acompañar a los(as) estudiantes, compartir con ellos y con mis
compañeros(as).
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria:
¿Para que utiliza el tiempo destinado a los descansos?
Cada dos semanas, debo hacer acompañamiento. Cuando no debo ha-
cerlo, en mi salón hago revisión de trabajos y cuadernos. Otros días
tomo descanso.
• Fragmentos de la entrevista a maestro de tecnología de primaria:
¿Para que utiliza el tiempo destinado a los descansos?
Observar el comportamiento de estudiantes y mediar en los conflictos
que se presentes.
• Fragmentos de la entrevista a maestro coordinador:
¿Para que utiliza el tiempo destinado a los descansos?
Para aprovechar las circunstancias en procura de una formación en éti-
ca práctica.
39
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
3. ¿Qué tipos de comportamiento observa usted en los estudiantes duran-
te los descansos?
Los comportamientos son diversos por las edades, educación de base,
principios que emergen de ellos, van desde integración, organización y
asociación hasta las agresiones verbales, físicas y psicológicas.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo grado de primaria:
¿Qué tipos de comportamiento observa usted en los estudiantes durante
los descansos?
Juegos bruscos, lenguaje soez traído de las actividades de adultos, en el
caso particular del fútbol.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria.
¿Qué tipos de comportamiento observa usted en los estudiantes durante
los descansos?
Muchos de ellos comparten de manera sana sus juegos, resuelven pro-
blemas, comparten con los demás y siguen hábitos como tomar las
onces e ir al baño. Algunos demuestran actitudes agresivas como res-
puesta s su entorno.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria.
¿Qué tipos de comportamiento observa usted en los estudiantes durante
los descansos?
Algunos juegan fútbol, otros juegan de manera brusca imitando perso-
najes de comics actuales. Otros simplemente caminan, unos pocos se
quedan solos.
• Fragmentos de la entrevista a maestro de tecnología de primaria.
¿Qué tipos de comportamiento observa usted en los estudiantes durante
los descansos?
40
Juan Santos Alba
Juegos bruscos, recreación pasiva, dialogo en parejas.
• Fragmentos de la entrevista a maestro coordinador de convivencia
¿Qué tipos de comportamiento observa usted en los estudiantes durante
los descansos?
Comportamientos de integración organización y asociación, compor-
tamiento de disociación y de exclusión a marginación. Comportamien-
to de intolerancia y agresividad.
4. ¿Qué medidas considera que se podrían implementar para controlar los
comportamientos agresivos de los niños y niñas durante los descansos?
El tomar medidas va desde el dialogo pasando por la formación medias
de reflexión, talleres, juegos, direccionados hasta medidas de actua-
ción y control por parte de los docentes.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo grado de primaria.
¿Qué medidas considera que se podrían implementar para controlar los
comportamientos agresivos de los niños y niñas durante los descansos?
Mayor sensibilización para formar conciencia del uso y abuso del len-
guaje y la fuerza agresiva.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria.
¿Qué medidas considera que se podrían implementar para controlar los
comportamientos agresivos de los niños y niñas durante los descansos?
Dialogar con ellos y permitirles ser escuchados por sus pares para que
ellos mismos arreglen sus comportamientos.
41
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria.
¿Qué medidas considera que se podrían implementar para controlar los
comportamientos agresivos de los niños y niñas durante los descansos?
Realizar talleres en los cuales se trabaje algunos puntos de conviven-
cia. Contar con la disposición y participación de algunos docentes en
los juegos.
• Fragmentos de la entrevista a maestro coordinador de convivencia.
¿Qué medidas considera que se podrían implementar para controlar los
comportamientos agresivos de los niños y niñas durante los descansos?
Medidas de formación, medidas de actuación y medidas de control.
5. ¿Cuál cree que es la causa de las agresiones entre estudiantes dentro
del ámbito escolar?
Las causa priorizan desde el desarrollo de egos pasando por la per-
sonalidad, falta de comunicación, el matoneo y la lucha de identidad,
ámbitos familiar y social.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo grado de primaria.
¿Cuál cree que es la causa de las agresiones entre estudiantes dentro del
ámbito escolar?
Desarrollo de egos y personalidades, marcados por el rol social.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria.
¿Cuál cree que es la causa de las agresiones entre estudiantes dentro del
ámbito escolar?
Respuesta a su contexto familiar, social y escolar. La cantidad de es-
tudiantes presenta una gama demasiada densa difícil de controlar en
todos los ámbitos y formas de actuar.
42
Juan Santos Alba
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria.
¿Cuál cree que es la causa de las agresiones entre estudiantes dentro del
ámbito escolar?
Actitudes aprendidas en su entorno, ya sea familiar, barrial y también
la cultura reinante que muestra como el, matoneo es el social, recono-
cido o popular.
• Fragmentos de la entrevista a maestro de tecnología de primaria.
¿Cuál cree que es la causa de las agresiones entre estudiantes dentro del
ámbito escolar?
El egoísmo en los estudiantes, pensar como me afecta a mí. Falta de
tolerancia.
• Fragmentos de la entrevista a maestro coordinador de convivencia.
¿Cuál cree que es la causa de las agresiones entre estudiantes dentro del
ámbito escolar?
Lucha por la identidad en el contexto y la imagen familiar o por el reco-
nocimiento de un lugar en el curso y el colegio.
6. ¿Cuál es el tipo de agresión más constante que se observan en los espa-
cios del descaso?
Las agresiones son una constante y se reconocen desde agresión ver-
bal, física y psicológica. Como malas palabras contra el honor familiar
y hasta llegar a la identidad sexual, las peleas, golpes y para terminar
con el rechazo.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo grado de primaria.
¿Cuál es el tipo de agresión más constante que se observan en los espa-
cios del descaso?
La agresión verbal, que busca disminuir descalificar al otro.
43
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria.
¿Cuál es el tipo de agresión más constante que se observan en los espa-
cios del descaso?
Empujones, caídas, quejas, discusiones, malas palabras, por juguetes o
por malos entendidos.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria.
¿Cuál es el tipo de agresión más constante que se observan en los espa-
cios del descaso?
Golpes. Malas palabras, rechazo, algunos comentarios.
• Fragmentos de la entrevista a maestro de tecnología de primaria.
¿Cuál es el tipo de agresión más constante que se observan en los espa-
cios del descaso?
Verbal.
• Fragmentos de la entrevista a maestro coordinador de convivencia
¿Cuál es el tipo de agresión más constante que se observan en los espa-
cios del descaso?
Agresión verbal, Por ejemplo; expresión es contra el honor familiar;
expresiones contra la identidad sexual etc.
7. ¿Cómo visualiza las diferentes expresiones agresivas desde los niveles
desde el grado de transición a quinto de educación básica primaria?
Generalmente el comportamiento es lúdico, por las tendencias del jue-
go aunque en ocasiones se el estrés en los estudiantes de la casa y se
presentan los diferentes inconvenientes, mientras otros estudiantes es
la agresividad y violencia es su manera de jugar y de convivir.
44
Juan Santos Alba
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo grado de primaria.
¿Cómo visualiza las diferentes expresiones agresivas desde los niveles
desde el grado de transición a quinto de educación básica primaria?
Con el paso del tiempo buscan más agredir al otro, que lo hace como
estrategia de defensa.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria.
¿Cómo visualiza las diferentes expresiones agresivas desde los niveles
desde el grado de transición a quinto de educación básica primaria?
Los más pequeños buscan la solución a través de los docentes, desde lo
más obvio hasta lo más complejo. Los más grandes prefieren empeorar
la situaciones conflictivas de mostrar poder físico.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria.
¿Cómo visualiza las diferentes expresiones agresivas desde los niveles
desde el grado de transición a quinto de educación básica primaria?
He estado en tercero, cuarto y quinto. En estos grados la agresión no es
solo física, también social, es decir rechazo.
• Fragmentos de la entrevista a maestro de tecnología de primaria.
¿Cómo visualiza las diferentes expresiones agresivas desde los niveles
desde el grado de transición a quinto de educación básica primaria?
Los comportamientos se presentan desde el ámbito familiar pasa a la
escuela y se agudizan a medida que pasan los años.
• Fragmentos de la entrevista a maestro coordinador de convivencia
¿Cómo visualiza las diferentes expresiones agresivas desde los niveles
desde el grado de transición a quinto de educación básica primaria?
45
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Pude ser causa común, pues a medida de mayor edad, la búsqueda por
sus espacios de identidad y espacios son más sensibles y, por tanto más
conflictivos.
8. ¿De acuerdo a su experiencia como maestro, a que le atribuye los com-
portamientos de agresión en cada espacio escolar?
Los maestros también señalan que el problema del comportamiento
violento de los niños tiene que ver que una buena parte vienen de fa-
milias desintegradas, familias de donde las circunstancias económicas
y a falta del padre y en algunos casos la falta de preparación, las ma-
dres que tiene que trabajar la atención es escaza para el menor y de ahí
vienen las presiones socio-afectivas tanto de la familia como la escuela.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de segundo grado de primaria.
¿De acuerdo a su experiencia como maestro, a que le atribuye los com-
portamientos de agresión en cada espacio escolar?
La presión socio-afectiva tanto de familia como la escuela.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de primero de primaria.
¿De acuerdo a su experiencia como maestro, a que le atribuye los com-
portamientos de agresión en cada espacio escolar?
La dificultad que muchos demuestran para solucionar la diferencia. El
Valor que se da a la competencia y a la fuerza. La tendencia a burlarse
y abajar del que se considera débil.
• Fragmentos de la entrevista a maestra de cuarto de primaria.
¿De acuerdo a su experiencia como maestro, a que le atribuye los com-
portamientos de agresión en cada espacio escolar?
En algunos estudiantes generalmente repitentes, ya adolecentes, impo-
nen una forma de relación, mediadas por el otro manejo de la autoridad
y del dominio sobre los otros expresado en ridiculizaciones y burlas.
46
Juan Santos Alba
• Fragmentos de la entrevista a maestro de tecnología de primaria.
¿De acuerdo a su experiencia como maestro, a que le atribuye los com-
portamientos de agresión en cada espacio escolar?
Resultado de la forma como se manejan los conflictos en el hogar.
III. Análisis e interpretación de los directivos docentes
Se logra identificar e interpretar algunas causas de la agresividad y sus
manifestaciones en los niños y niñas de grado cuarto de educación bá-
sica primaria, del ied General Gustavo Rojas Pinilla, en Bogotá, eviden-
ciando esto que las conductas agresivas, son actos intencionales de na-
turaleza física, verbal, gestual y/o actitudinal mediante las cuales el niño
o la niña producen el conflicto, lastimado y creando un malestar en los
demás compañeros del colegio. Mientras que las conductas pro sociales,
son actos espontáneos y voluntarios, que tienen un efecto positivo entre
los actores de un contexto determinado, por que apuntan a la creación y
mantenimiento de vínculos sociales constructivos y a la defensa de crea-
ción de un orden social favorable a la convivencia entre pares.
En términos generales se señala a los niños y niñas que actúan en
forma agresiva como pro sociales, sus conductas agresivas frecuentes,
responden a motivos diversos como la defensa, a arbitrariedades, com-
petición, juego, frustración y la lucha de poder, donde se expresan en
distintas manifestaciones y actitudes por medio de gestos, amenazas,
golpes entre otros.
En atención a los diferentes planteamientos y objetivos logrados en
este estudio, se presentan las siguientes conclusiones:
• La identificación de las conductas de las agresiones físicas y psi-
cológicas con más frecuencia en niños y niñas del Colegio General
Gustavo Rajas Pinilla, que se expresan por medio de golpes, empu-
jones, golpes con objetos y la destrucción de los mismos.
• La identificación de las conductas de agresión verbal que con ma-
yor frecuencia se manifiesta en los estudiantes, estando en referen-
cia los insultos, amenazas, frases hostiles, rechazo, gritos y burlas.
47
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Por otro, lado se tiene otra mirada de esta problemática desde el pun-
to de vista de los docentes y directivos que a continuación se enuncian.
En esta parte del trabajo se describió en detalle los resultados en-
contrados en las entrevista a algunos docentes donde sus opiniones
son válidas por ser sujetos activos participantes del sistema educativo.
Los profesores y directivos de la institución han intentado mitigar el
problema de la agresividad y violencia durante los descansos y tiempo
libre y los resultados han sido infructuosos. Se están tomando caminos
encausados desde coordinación recopilando un formato de versión de
hechos donde los estudiantes plasman sus problemáticas y así en un
futuro cercano se comience a enfrentar esta problemática.
Entonces cabria una reflexión con respecto a las prácticas educati-
vas por parte de los docentes que no se involucran considerando tal
vez de poca importancia esta situación: “Se puede considerar que los
estudiantes están en su tiempo libre y pueden hacer lo que cada un
elija y juegue como le parezca”.
Desde esta visión se debe trabajar con pleno conocimiento para que
se inicie un trabajo mancomunado, pero con conocimiento a profundi-
dad de que esta situación pasa en nuestras escuelas. Se debe desarro-
llar en los estudiantes una sensibilización sobre su actuar con respon-
sabilidad y respeto.
IV. Propuesta creativa
En la evolución del ser humano y el propio proceso de adaptación so-
cial, cuando el niño o la niña van adquiriendo de la educación algunas
normas, costumbres y valores los confronta con sus propias realidades
para poder subsistir en el medio escolar.
La subsistencia es una lucha de diaria de cada escolar y superar las
necesidades físicas, fisiológicas, psicológicas y sus propios instintos.
Entre estos se puede destacar la agresión como uno de los instintos
básicos según Cagigal y Lorenz (Alimentación, reproducción, fuga y
agresión). También se hace un énfasis en el ser humano por su natu-
raleza de animal el instinto de agresión es inherente a él para poder
sobrevivir y desarrollarse en su medio, por esto el instinto debe ser
orientado desde la escuela en sus primeros años para que el escolar se
integre, comparta, respete y conviva con sus pares en armonía. Como
48
Juan Santos Alba
lo plantea Konrand Lorenz la agresividad no se pude erradicar, pero
el objeto de esta puede ser substituido y convertirse en el elemento
creador y socializador.
El haber realizado este estudio acerca de las expresiones agresivas
me llevo a conocer estos diferentes formas de comportamiento en los
escolares de grado cuarto, se ve la necesidad de sugerir algunas estra-
tegias que contribuyan a la orientación de la agresividad en la perma-
nencia de los escolares en la institución educativa.
El docente debe tener presente algunos criterios pedagógicos que
permitan promover el desarrollo de una buena convivencia en la insti-
tución, entre ellos:
• Brindar un ambiente creativo en donde el niño se sienta autóno-
mo, respete la individualidad y el desarrollo de la personalidad.
• Asumir siempre un liderazgo en beneficio de los demás.
• Tener capacidad de ver, describir y escribir, en un análisis de
conjunto en una sociedad cambiante y trasformadora.
• Cultivar una actitud de superación permanente siempre en be-
neficio de la comunidad.
• Desarrollar la comunicación continua con la comunidad educa-
tiva de la institución.
V. Negociación de conflictos
Esta debe permitir un buen arreglo entre las partes y no impuesta y de
por si duradera, que llegue a un punto de una buena relación y coope-
ración entre los pares, sin descartar que en algunas ocasiones inter-
vengan los coordinadores o profesores, cuando un tercero interviene
que lo haga de manera imparcial donde se logre un buen arreglo entre
las partes adquiriendo compromisos, teniendo en cuenta los valores,
objetivos y actitudes del grupo en general.
Un ejemplo puede ser cuando un niño manifiesta agresividad con
un compañero o compañera, mediante la orientación del docente lo-
grar que entre los pares se llegue a una negociación de la situación y
resuelvan el conflicto.
49
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
La negociación de conflictos entre pares tendrá como base el uso
del lenguaje oral o escrito, como elementos con los cuales los niños
establecen un canal de comunicación para lograr una conciliación y
concertación en la mejora de las relaciones interpersonales.
VI. Manejo creativo del conflicto
La violencia es una reacción destructiva al conflicto que, en sus diver-
sas manifestaciones, impide generar las relaciones entre niños y niñas
que valoren el respeto, la igualdad, la tolerancia y, por ende, la justicia.
Pero hay que manejar el conflicto con una visión positiva al conside-
rarlo como un proceso natural y común, inherente a las relaciones hu-
manas, y que brinda la oportunidad de crecimiento personal cuando
asumimos el reto de crear e imaginar otras alternativas y soluciones a
las situaciones de conflicto que nos toque vivir.
50
Bibliografia
Behrman, Dan. “El hombre y su agresividad”, El Correo, año xxiii, Unesco, 1970. En
línea: [http://unesdoc.unesco.org/images/0007/000782/078262so.pdf].
Bernoux, Philippe y Alain Birou. Violencia y sociedad, Madrid, Alzofora, 1971.
Creswell, John W. y Vicki Lynn Plano Clark. Designing and conducting mixed
methods research, Thousand Oaks, Sage Publications, 2007.
Hernández Granda, Eva. Agresividad y relación entre iguales en el contexto de la en-
señanza primaria. Estudio piloto, Oviedo, Universidad de Oviedo, 2001. En línea:
[http://gip.uniovi.es/docume/pro_inv/pro_ayae.pdf].
Kempe, Ruth S. y C. Henry Kempe. Niños maltratados, Madrid, Morata, 1998.
Laplanche Jean y Jean-Bertrand Pontalis. Diccionario de psicoanálisis, Bue-
nos Aires, Paidós, 2004. En línea: [https://agapepsicoanalitico.files.wordpress.
com/2013/07/diccionario-de-psicoanalisis-laplanche-y-pontalis.pdf].
Martínez, B. La agresividad en los niños del Colegio Ciudad De los Cerros y ced Monte
Blanco, Bogotá, Universidad San Buenaventura, 1996.
Muñoz Vivas, Fabiola. Adolescencia y agresividad, Madrid, Universidad Complutense,
2000. En línea: [http://biblioteca.ucm.es/tesis/19972000/S/4/S4017401.pdf].
Murillo, F. Javier y Marcela Román. “América Latina: violencia entre estudiantes
y desempeño escolar”, Revista Cepal, n.° 104, Naciones Unidas, 2009. En línea:
[www.unicef.org/ecuador/informe-cepal.pdf].
Ortega Ruiz, Rosario. La convivencia escolar: Qué es y cómo abordarla, Andalucía,
Consejería de Educación y Ciencia, 1998. En línea: [www.bvsde.paho.org/bvsacd/
cd59/convivencia.pdf].
Piña Osorio, Juan Manuel. “Consideraciones sobre la etnografía educativa”, Per-
files Educativos, vol. xix, n.° 78, México, Instituto de Investigaciones sobre la
Universidad y la Educación, 1997. En línea: [http://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=13207804].
51
La agresividad y sus manifestaciones en los niños y niñas...
Reyes González, Juana Inés. La agresividad y violencia en los juegos de los niños du-
rante el recreo escolar, Chihuahua, Universidad Pedagógica Nacional, 2005. En lí-
nea: [http://200.23.113.59/pdf/22412.pdf].
Serrano Pintado, Isabel. Agresividad infantil, Madrid, Pirámide, 1996.
52
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en diciembre de 2015
Se compuso en caracteres Cambria de 12 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia