Expectativas educativas y
familiares que los egresados
del Colegio Gerardo Paredes
tienen para explicar su
ingreso a la universidad
Expectativas educativas y
familiares que los egresados
del Colegio Gerardo Paredes
tienen para explicar su
ingreso a la universidad
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio físico o digital de toda o un aparte de
esta obra sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos (Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
ISBN
978-958-8968-11-7
© Nidia Esperanza Sánchez Varela, 2016
© Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-, 2016
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Edited in Colombia
A Angie Natalia, ana karina y Tata,
mi ternura, luz y alegria.
A mi perico.
... la educación es condición necesaria para la justicia social,
para estar incluido hoy hay que estar educado [...]
con menos de escuela secundaria terminada,
hay altas posibilidades de caer en condiciones de pobreza y exclusión.
(Juan Carlos Tedesco, 2013)
Contenido
Agradecimientos
13
Introducción
15
Capítulo primero
Planteamiento del problema
19
I.
Problema de investigación y su importancia
19
II.
Objetivos respecto al problema
20
A. Objetivo general
20
B. Objetivos específicos
20
Capítulo segundo
Antecedentes teórico-empíricos
21
I.
Entorno socio-económico de los estudiantes
del Colegio Gerardo Paredes ied
21
II. Caracterización y Contextualización
23
III. Habitus y expectativa
26
IV. Familia y desempeño escolar
28
V. La educación y el enfoque de las capacidades
30
VI. La calidad de la educación en Colombia
32
VII. La Reorganización Curricular por Ciclos -rcc-
y su aporte a la calidad de la educación en Bogotá
34
VIII. Investigaciones que abordan el tema de las
expectativas y egresados en el ámbito educativo
36
Capítulo tercero
Marco Metodológico
41
I.
Sujeto de la investigación y criterios de selección
41
II.
Grupo focal
42
11
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Capítulo cuarto
Resultados
45
I.
Expectativas familiares que explican
el ingreso a la universidad
46
II. Expectativas económicas que explican
el ingreso a la universidad
52
III. Expectativas educativas que explican
el ingreso a la universidad
57
A. Influencia de la Educación Media Fortalecida
(educación técnica y tecnológica) en
el ingreso a la universidad
57
B. Incidencia del currículo y la sociabilidad
escolar en la generación de expectativas educativas
64
Conclusiones
La importancia de la motivación como hecho educativo
71
Bibliografía
79
Anexos
83
12
Agradecimientos
Al profesor Pablo López Alfaro por su atención y tiempo.
Al profesor José Ernesto Ramírez, por apoyar nuestro grupo de
investigación en la presentación de la propuesta: “Variables asocia-
das al rendimiento escolar en las instituciones educativas distrita-
les, ied”, a la Convocatoria de Estudiantes de Maestría y Doctorado
icfes, 2012, trabajo del que se deriva está investigación.
A mis padres, por incentivar en mí el deseo de aprender y apoyar
mis decisiones y proyectos.
A Fernando Perico, mi esposo y compañero, por su paciencia y
permitirse crecer juntos.
A Angie Natalia y Ana Karina, mis hijas por impulsarme en este
propósito de crecimiento académico.
A Luis Miguel Bermúdez Gutiérrez, por ser luz que guía mi camino.
A Dolly Castiblanco Paris, Alba Rosa Ruidiaz Peña y Martha
Niño López, por su amistad, ayuda, sabios consejos y apoyo incon-
dicional.
A Alba Cerquera y Gloria Cubillos, por su ayuda siempre dili-
gente, a ellas y al equipo de gestión Empresarial, mi admiración y
respeto por esa gran misión de mejorar las competencias laborales
de esos seres que son nuestra razón de ser docentes.
13
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
• A Angie Catherine Espitia Méndez, Diana Marcela Lizarazo
Pereira, Erick Jason Pilonieta Corzo, Luis Fernando Celis,
Briyith Carolina Mulcue Casso, Liseth Mireya Carranza
Rodríguez, Jefferson Alexander Ardila Araque, Lina Mayerly
Palencia Vega, Elkin Alfredo Alfonso Valenzuela, Lizeth
Andrea Sanabria Coronado, Jennifer María Velandia León,
Kevin Sandoval, entre otros egresados que participaron de este
trabajo, por su identidad institucional, sus aportes y vivencias re-
dundan en el bienestar de las siguientes generaciones.
14
Introducción
A partir de la reforma constitucional de 1991 se modificaron los ob-
jetivos de la educación en Colombia, los cuales se definieron en la Ley
115 de 1994. Para el caso de la educación media, uno de sus principa-
les propósitos consiste en llevar el mayor número de estudiantes a la
educación superior, hecho que se ha reflejado en la implementación de
nuevos programas en los colegios del país, para facilitar dicho tránsito
entre la educación media y el nivel post secundario.
Por ello, el Colegio Gerardo Paredes desde su Proyecto Educativo
Institucional -pei- y su énfasis en gestión empresarial, propende por
dar a sus estudiantes las herramientas educativas y las competencias
laborales necesarias con el fin de asegurar su vinculación de manera
digna en el sistema económico, fortalecer su proyecto de vida e incenti-
var la continuación de sus estudios en la educación superior. Es así, que
resulta de gran importancia conocer la experiencia de aquellos egre-
sados que han logrado acceder al nivel universitario, para identificar y
sistematizar aquellos aspectos relacionados con su vida familiar, aca-
démica y socioeconómica que han incidido en su trayectoria dentro del
sistema educativo. Con esto, se busca realizar un aporte al currículo y a
los planes de mejoramiento institucional del colegio, que permita incre-
mentar el número de egresados que logren vincularse a la universidad.
En ese sentido, la presente investigación se centra en identificar, co-
nocer y sistematizar los diferentes factores estructurales y personales
que contribuyen a garantizar dentro del sistema educativo la prepara-
ción y vinculación de los estudiantes a la universidad. El propósito es
indagar y comprender las condiciones que posibilitan o restringen el
ingreso a nivel postsecundario desde la mirada y experiencia educativa
de los egresados del Colegio Gerardo Paredes ied. Se trata de obtener
de ellos mismos los argumentos y razones que explican la trayectoria
que les llevo a un programa de pregrado para así analizarlos y llevarlos
15
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
al currículo, lo cual permitirá que los elementos y estrategias de éxito
escolar que se identifiquen, sean extendidos a toda la comunidad edu-
cativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
El interés de centrase en los egresados está dado por la relevancia
que representan sus experiencias, puesto que estas son las que cons-
truirán o alimentaran las expectativas de entrar a la universidad, par-
ticularmente desde dos perspectivas. La primera, en su condición de
egresados, donde es posible indagar cual fue el impacto del proceso
de enseñanza-aprendizaje, las estrategias pedagógicas implementadas
por el colegio y como esto fue determinante en las expectativas educa-
tivas y laborales que se plantearon. En segundo lugar, como estudian-
tes universitarios, donde se puede contrastar en retrospectiva que tan-
to de sus expectativas llegaron a cumplirse o cuales son las dificultades
que se le presentan en la actualidad para llevarlas a cabo.
De igual manera, se buscó establecer a través de los relatos de los
estudiantes como los programas propuestos por la Secretaria de Edu-
cación de Bogotá (sed Bogotá), entre ellos, la Reorganización Curri-
cular por Ciclos y el Proyecto 891 de Educación Media Fortalecida y
Mayor Acceso a la Educación Superior; contribuyeron a la generación
de expectativas que posteriormente propiciaron su ingreso y perma-
nencia en la universidad.
Metodológicamente, la investigación se organizó a partir del en-
foque comprensivo cualitativo, con lo cual se utilizaron técnicas que
permitieron una adecuada aproximación al objeto de estudio entre las
que se encuentran, la revisión documental y los grupos focales. De es-
tos últimos, se obtuvieron los relatos de los estudiantes que sirvieron
como material etnográfico para establecer las expectativas familiares
y educativas que explican su ingreso y permanencia en la universidad.
De esta manera, con la información obtenida se establecieron tres
unidades temáticas: Las expectativas familiares, las expectativas eco-
nómicas y las expectativas educativas.
Así pues, las expectativas familiares se relacionan con las esperan-
zas y elementos que se gestan al interior del núcleo familiar con la for-
mación a nivel universitario de uno de los miembros. El estilo de crian-
za impartido por los padres, los valores y creencias inculcados desde
la primera infancia, las prácticas que propician el desarrollo afectivo y
emocional, la satisfacción de necesidades básicas y el sustento econó-
mico -total o parcial- al momento de ingresar a la universidad.
16
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Por su parte, las expectativas socio-económicas, tienen que ver pre-
cisamente, con la ubicación de los egresados y sus familias en la escala
económica y social. Aquí se relacionan las dificultades existentes para
acceder a los bienes, servicios y beneficios de la economía; como tam-
bién la influencia que ejerce el contexto barrial como espacio determi-
nante de socialización. De igual manera, en esta categoría se incluyen
las expectativas que los sujetos construyen hacia el futuro, como la po-
sibilidad de ubicarse en un mejor empleo, el deseo de ascenso social y
el acceso permanente a bienes de consumo.
En cuanto a las expectativas educativas, estas abarcan dos aspectos
esenciales que explican el ingreso a la universidad. El primero de ellos
corresponde a la estructura del sistema educativo como tal y a las po-
líticas públicas sectoriales para la educación media en Colombia, las
cuales determinan enfoques, planes de estudio y currículos. El segun-
do, tiene que ver con la cotidianidad de las prácticas educativas y la so-
ciabilidad escolar. Es decir, todo aquello que acontece frente al proceso
percibido de enseñanza-aprendizaje; y la manera particular como los
egresados desarrollaron su vida en la Escuela. Aquí se destaca su rela-
ción con otros compañeros y sus profesores.
En últimas, el conjunto de lo que llamamos expectativas encierra
todos aquellos factores subjetivos y ambientales que contribuyen y
condicionan en un estudiante su proyección como universitario. Por
ello, es importante evaluar las falencias y/o las virtudes que se pre-
sentan en la familia, el contexto sociocultural y escolar, para estable-
cer las elementos más significativos e influyentes según el criterio y
percepciones que al respecto tiene los mismos egresados, puesto que
ellos son los que permitirían presentar una radiografía de la eficiencia
y pertinencia que tiene el sistema educativo (Gimeno Ullastre y Leal
Afanador, 2013), especialmente el del Gerardo Paredes ied.
17
Capítulo primero
Planteamiento del problema
I. Problema de investigación y su importancia
La Institución Educativa Distrital Gerardo Paredes, es un colegio
que atiende población de nivel socio-económico estratificado 1, 2 y
3. Ofrece un servicio educativo con modalidad académica que tiene
como fin asegurar el ingreso de los estudiantes a la educación supe-
rior; por ende su orientación y acciones pedagógicas están dirigidas a
este fin (Ministerio de Educación Nacional, 1994; Proyecto Educativo
Institucional -pei-, 2013).
En los últimos cinco años (2009 - 2013) la institución ha tenido un
aumento del 10,8 en el porcentaje de las cifras de los estudiantes que
logran acceder a la universidad (pei, 2013, p. 15). Sin embargo, la es-
tadística sigue siendo baja si se compara con el número de graduados
que la institución genera anualmente, 223 en promedio (Secretaría Ge-
neral del Colegio). La institución educativa con el fin de elevar estas
cifras, y/o asegurar para los estudiantes una actividad laboral dentro
del sistema económico del país, ha gestionado múltiples mecanismos
que van desde el apoyo en instituciones como el Servicio Nacional de
Aprendizaje -sena-1, hasta otras que prestan asesorías para preparar
a los estudiantes en las Pruebas Saber 11, aplicadas por el icfes, que
1
El Servicio Nacional de Aprendizaje es una institución pública adscrita al Ministerio de Tra-
bajo, encargada cumplir la función que le corresponde al Estado de invertir en el desarro-
llo social y técnico de los trabajadores colombianos, ofreciendo y ejecutando la formación
profesional integral, para la incorporación y el desarrollo de las personas en actividades
productivas que contribuyan al desarrollo social, económico y tecnológico del país. En los
últimos años, se han establecido alianzas con el Ministerio de Educación y las secretarías
de educación departamentales y municipales, para incluir en los currículos escolares el
desarrollo de competencias técnico-laborales en los últimos grados de la educación media.
19
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
son las que utiliza el Estado para medir las competencias que a nivel de
educación, se deben tener para ingresar a la universidad, en especial
las de carácter público.
No obstante, estas estrategias desde su momento de aplicación
(2005), aunque han mejorado la situación, también evidencian la exis-
tencia de otras variables que obstaculizan el propósito de aumentar
significativamente los egresados que se vinculen a una formación uni-
versitaria. Esto plantea la necesidad de reconocer y explicitar el grado
de influencia que el contexto familiar, socio-económico y educativo tie-
ne en los estudiantes. Por ello, es necesario conocer el criterio y con-
ceptos que ellos mismos construyen para establecer el grado de éxito
de su propio proceso educativo. Es por esto que este trabajo de inves-
tigación se pregunta: “¿Cuáles son las expectativas que los egresados
del colegio gerardo paredes ied, establecen para explicar su ingreso a
la universidad?”.
Esto es importante, puesto que la identificación, descripción y aná-
lisis de estas percepciones y criterios son las que se utilizaran para la
actualización y optimación de los planes curriculares de la institución,
con el propósito de adecuarlos a las necesidades particulares de los
estudiantes y las exigencias de su contexto sociocultural.
II. Objetivos respecto al problema
A. Objetivo general
Identificar las expectativas que los egresados del Colegio Gerardo
Paredes ied tienen para explicar el ingreso a la universidad.
B. Objetivos específicos
• Indagar las expectativas que los egresados tienen respecto a su vi-
vencia escolar y familiar que posibilitó el ingreso a la universidad.
• Identificar como la política general de educación y sus estrategias
de mejoramiento de la calidad, afectan el ingreso de los estudiantes
del Colegio Gerardo Paredes a la universidad.
20
Capítulo segundo
Antecedentes teórico-empíricos
I. Entorno socio-económico de los
estudiantes del Colegio Gerardo Paredes ied
Ilustración 1
Colegios priorizados plan 75cien
El Colegio Gerardo Paredes ied, se encuentra ubicado en la localidad
11 de Suba, específicamente en el barrio Rincón, el cual se encuentra
inmerso en una de las zonas de mayor vulnerabilidad de Bogotá según
el informe Plan 75cien. Por esta razón, la institución ha sido clasifica-
da entre los 31 colegios de la ciudad de Bogotá que requieren de una
atención prioritaria. En el reporte delictivo y factores de riesgo de la
21
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
población civil durante el año 2012 y 2013, elaborado por la Policía
Metropolitana de Bogotá, se evidencian varias problemáticas que inci-
den en los entornos escolares:
• Riñas y escándalos por violencia intrafamiliar e intolerancia so-
cial, alcoholismo, consumo y venta de estupefacientes.
• Ruido y fomento de la intranquilidad pública.
• Menores de edad infractores y delincuentes, violencia en entor-
nos escolares y falta de control de la natalidad en los adolescentes.
• Pandillismo, barras bravas o futboleras.
• Población en situación de desplazamiento, reinsertada y habi-
tantes de calle o en calle.
• Vendedores /as informales y mal estado de la malla vial.
• Déficit social y cultural, mala ocupación del tiempo y falta de
apoyo institucional.
• Mal manejo de basuras, falta de control de caninos y felinos.
• Ludopatía.
22
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Ilustración 2
Plan 75cien Tibabuyes-Rincón.
Estrategia Integral contra la Violencia en Barrios de Bogotá
II. Caracterización y Contextualización
El presente trabajo se adelanta en el Colegio Gerardo Paredes Institución
Educativa Distrital -ied-, ubicado en la localidad 11 de Suba, en la ca-
rrera 94C n.° 129-05 en el barrio Rincón contiguo a la parroquia San
Agustín y la plaza de mercado.
Ilustración 3
Ubicación Colegio Gerardo Paredes ied (sede principal)
23
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
El Colegio Gerardo Paredes ied, de carácter público, inició labores
en el año 1904 con el nombre “Escuela del Rincón” prestando sus ser-
vicios educativos en básica primaria y desde 1999 ofrece educación
básica secundaria mediante Resolución 3146 del 30 de septiembre de
2002, y en el año 2003 se gradúa la primera promoción de bachille-
res correspondiente a la jornada diurna. De igual manera desde 1987
funciona la jornada nocturna en todos los niveles educativos dirigida
a población adulta. Para el año 2005, por iniciativa de rectoría y profe-
sores, en especial del equipo docentes del área de gestión empresarial,
inicia la articulación de la educación media con la educación técnica
en convenio con el Servicio Nacional de Aprendizaje -sena-, de esta
manera se inicia una restructuración de los planes curriculares y se
amplía la jornada escolar para los estudiantes de la articulación. Ac-
tualmente se cuenta con tres modalidades o programas: Negociación y
ventas, Logística y desarrollo de software, con lo cual se da vida al Pro-
yecto Educativo Institucional -pei-, cuyo título es “Liderando estrate-
gias pedagógicas para formar jóvenes emprendedores y auto gestores
con énfasis en gestión empresarial”, el cual además está estructurado
teniendo en cuenta las políticas públicas de articulación de la educa-
ción media con la educación superior y las herramienta para la vida
del Ministerio de Educación Nacional, que busca una pedagogía cuyos
aprendizajes sean útiles para el desenvolvimiento de los estudiantes
en el mundo de la vida.
Así entonces para lograr atender a los requerimientos de su pei, la
institución organizó su planta física en cuatro sedes:
Tabla 1
Datos tomados de la matrícula de estudiantes
a nivel institucional del año 2014
Jornada
Jornada
Jornada
Total por
Sede
mañana
tarde
nocturna
sede
A
1530
1093
288
2911
B
231
229
460
C
141
141
282
D
466
526
992
Total por
2368
1989
288
4645
jornada
24
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Por tanto, el colegio atendió un total de 4.645 estudiantes en el año
2014, población en la que se encuentra niños y jóvenes con necesi-
dades educativas especiales de déficit cognitivo, discapacidad visual,
discapacidad física, síndrome de Down y/o asociados, atendidos en el
programa institucional de inclusión educativa. Actualmente, el estu-
diante Maicol Londoño (discapacidad visual), quien gracias a los pro-
yectos de inclusión y articulación, ha logrado ingresar a la universidad
a nivel de pregrado.
A nivel social, el madre solterísmo, el abandono de los niños por
alguno de los padres, la crianza de los niños por parte de los abue-
los u otros familiares y el alto índice de embarazos adolescentes, son
factores desencadenantes de dificultades económicas y familiares que
afectan las condiciones de vida de la población en general. La fragmen-
tación familiar a causa del trabajo o el abandono fomenta la delegación
de la responsabilidad de los hijos a tíos, tías, abuelos o allegados pro-
moviendo soledad infantil y adolescente, con lo cual se incrementa el
grado de vulnerabilidad social.
El nivel económico predomínate según estratificación social va del
estrato 1 hasta el 3, con actividades económicas representadas en el
trabajo informal en su mayoría como ventas ambulantes, temporales y
ocupaciones ilegales.
En cuanto al servicio a la comunidad, la institución presta atención a
población indígena del barrio de Suba y población emergente de otras
regiones del país, cuyos asentamientos rodean la institución. Especial-
mente la localidad es foco de recepción de bastantes personas en condi-
ción de desplazamientos forzosos y desmovilizados de grupos armados.
Según la caracterización realizada por la institución en el año 2013,
en los últimos grados de formación que ofrece la institución en la que
se manifiestan las siguientes problemáticas en algunos estudiantes de
la población estudiantil de Colegio Gerardo Paredes: Falta sentido de
pertenencia con la institución, perciben fácilmente las fortalezas y de-
bilidades del maestro, displicencia por el conocimiento, enfrentamien-
to en las relaciones de poder y generacional, facilista e inconstante,
rechazo hacia el diferente, en especial al que sobresale, desconocen la
autoridad, manipuladores, complejo de inferioridad y resentimiento
social, hurto continuo, alcohol y tabaquismo. Entre las actitudes que
favorecen el desarrollo de las capacidades se encuentra el alto senti-
25
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
do al valor del trabajo como fuente de progreso social y económico,
mantienen una comunicación de avanzada a través de la tecnología y
las telecomunicaciones, son recursivos, ingeniosos, creativos, se des-
tacan por sus manifestaciones socio afectivas, actividades culturales y
recreativas.
III. Habitus y expectativa
Ilustración 4
Estudiantes desde preescolar a media fortalecida
Teniendo en cuenta la pregunta rectora que motiva esta monografía
acerca de las expectativas que explican el ingreso a la universidad de
los estudiantes del Colegio Gerardo Paredes en la localidad de Suba; es
necesario hacer una aproximación teórica que ofrezca mayor claridad
al objeto de la investigación.
En primer lugar, al hablar del concepto expectativa se hace referen-
cia a aquello que tiene la posibilidad de realizarse en el futuro, para lo
cual, el individuo despliega determinadas acciones con la suposición
de obtener un resultado o llegar a una meta, sin que necesariamente
exista total certeza de alcanzarla. Desde la psicología motivacional las
expectativas se encuentran relacionadas con el valor que un individuo
le atribuye a una meta y a la posibilidad de que ésta se cumpla, es decir,
las personas dirigen sus acciones motivadas por el resultado que ob-
tendrán de ellas (Barberá, 1997).
26
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Por otra parte, Pierre Bourdieu (1999) sostiene que la posición
que ocupa un individuo en la organización social y económica o las es-
tructuras objetivas, tienen una influencia directa sobre la configura-
ción de sus expectativas y aspiraciones con respecto al futuro, es decir,
en sus esperanzas subjetivas. Esta relación entre lo objetivo y lo subje-
tivo, se estructura a partir del concepto de habitus.
A cada clase de posiciones el habitus, que es el producto de condicionamien-
tos sociales asociados a la condición correspondiente, hace corresponder un
conjunto sistemático de bienes y de propiedades, unidos entre ellos por una
afinidad de estilo [...] los habitus son también estructuras estructurantes, es-
quemas clasificatorios, principios de clasificación, principios de visión y de
división, de gustos, diferentes [...] operan distinciones entre lo que es bueno
y lo que es malo, entre lo que está bien y lo que está mal, entre lo que es dis-
tinguido y lo que es vulgar, etc. (Bourdieu, Capital cultural, escuela y espacio
social, 1998, p. 14).
Así pues, Bourdieu considera que el origen socio-económico genera
un habitus; es decir, formas particulares de pensar, de actuar y de per-
cibir el mundo asociadas a la posición social. De esta manera, lo social
y lo instituido es incorporado en los individuos, quienes a su vez ejer-
cen la función de agentes productores de sentido, actuando con perti-
nencia y coherencia de acuerdo a las estructuras objetivas a las cuales
pertenecen.
En ese sentido, las expectativas que se forman los agentes sociales
son influenciadas por el nivel de apropiación de tres tipos de capital: el
económico, el cultural y el social. El primero corresponde a la riqueza
material propiamente dicha y a la capacidad de adquisición de los re-
cursos a través del valor que representa el dinero. Por su parte, el capi-
tal cultural concierne a los saberes, la información y los conocimientos
legitimados socialmente. El capital cultural puede ser objetivado (me-
dios de consumo de objetos culturales, música, artes, libros); subjetiva-
do (formas de hablar, de vestir, interiorización de la cultura objetivada)
e institucionalizado (acreditación de una trayectoria a través de títulos,
diplomas, certificados etc.). Por último, el capital social, corresponde a
la capacidad de establecer redes sociales de apoyo (familiares, amigos,
compañeros de trabajo o estudio), contactos en instancias de poder,
membresías de exclusividad, entre otras (Vizcarra, 2002, p. 62).
27
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
De igual manera, como consecuencia de las diferencias sociales y de
los habitus que de allí se derivan, estos capitales se adquieren de forma
desigual, lo que genera visiones diferenciadas de la realidad. Así pues,
las decisiones, aspiraciones y las expectativas que pueda plantearse un
agente que proviene de una familia educada con los recursos econó-
micos suficientes; serán distintas frente a aquel individuo cuyo capital
económico, cultural y social es limitado.
Sin embargo, dentro de la noción de habitus Pierre Bourdieu desa-
rrolla el concepto de “disposición estratégica” el cual consiste en con-
ferir al agente una capacidad de maniobra y la posibilidad de generar
alternativas en un espacio de juego y de autonomía creativa que permi-
te cambios al interior del habitus.
El habitus no es el destino, como se lo interpreta a veces. Siendo producto de
la historia, es un sistema abierto de disposiciones que se confronta permanen-
temente con experiencias nuevas y, por lo mismo, es afectado también per-
manentemente por ellas. Es duradera, pero no inmutable (Bourdieu, 1992, p.
109, cit. en Giménez, 1997).
En ese orden de ideas, las expectativas que explican el ingreso a la uni-
versidad por parte de los estudiantes del Colegio Gerardo Paredes, de-
ben entenderse simultáneamente desde dos perspectivas. La primera,
como condiciones objetivas que determinan las circunstancias de vida
de estos jóvenes, como por ejemplo, su entorno familiar, su posición en
la escala socio-económica, y la educación recibida a lo largo de su vida
escolar. Y en segundo lugar, como la posibilidad de generar transfor-
maciones a partir de sus propias decisiones, acciones y perspectivas
de futuro; es decir como agentes estratégicos que trazan su trayectoria
de vida y generan cambios en su realidad. Dicho de otra manera, las
expectativas se encuentran entre las condiciones estructurales y obje-
tivas del habitus y la dimensión subjetiva del egresado como agente, lo
cual significa una relación permanente entre estos dos campos.
IV. Familia y desempeño escolar
La familia como primer espacio de socialización juega un papel funda-
mental en el desarrollo físico, emocional y personal del individuo. Allí
se ofrecen los primeros recursos básicos tales como la alimentación, el
vestido, la vivienda y la educación, que le permiten al niño iniciar una
28
Nidia Esperanza Sánchez Varela
vida en condiciones acordes a la dignidad humana. De igual manera,
al interior de la sociabilidad familiar se van adquiriendo las reglas y
convenciones sociales, se inicia el desarrollo moral a partir de la in-
corporación de valores y nociones básicas de justicia o de autoridad;
y se integran una variedad de herramientas emocionales como la tole-
rancia a la frustración, la autoestima, el cuidado de sí, el sentido de la
responsabilidad, la empatía entre otros.
Es por ello, que la familia ejerce una gran influencia sobre el desem-
peño escolar de los hijos y particularmente sobre las decisiones que
estos tomen con respecto a su futuro académico y laboral. Las actitu-
des que asuman al interior del hogar tanto el padre como la madre
con respecto al aprendizaje y la importancia que se le brinde a la edu-
cación como un medio legitimo para acceder a mejores condiciones
sociales; son factores determinantes para el éxito o el fracaso escolar
y para garantizar la continuidad en el sistema educativo hasta el nivel
universitario.
Es posible suponer que tras el deseo de que los hijos alcancen un nivel educa-
cional elevado se encuentra una valoración de la educación como medio para
el acceso a mayores oportunidades, valoración que es transmitida en cierta
medida a los hijos y que eleva la motivación intrínseca de éstos. Esto, como se
ha observado, tiene incidencia en un mayor logro escolar. Variables psicológi-
cas de los padres -tales como la valoración que tengan de la educación- afec-
tan las predisposiciones de los niños al estudio, las cuales a su vez tienen una
influencia en el desempeño escolar (Arancibia, 1997, p. 116).
De igual manera, la implicación de los padres de familia (parent invol-
ment) en el proceso escolar garantiza un sentido de responsabilidad
compartido frente al aprendizaje, lo cual permite una cooperación en-
tre el núcleo familiar y la institución educativa para alcanzar mayores
logros escolares. Sin embargo, las condiciones socioeconómicas de la
familia, el nivel cultural, y el tiempo disponible que se dedica a los hijos,
son elementos definitivos que limitan o facilitan la participación activa
y mancomunada de los padres con los centros educativos (Bolívar,
2006).
En ese sentido, el nivel de escolaridad de los padres y en particular
el que posea la madre, tiene una gran incidencia sobre las trayectorias
de vida que tomen los hijos e hijas y sobre las perspectivas de futuro
que éstos se formen. A mayor escolaridad de los padres se aumenta la
29
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
posibilidad de que existan recursos culturales y educativos que propi-
cien el desarrollo cognitivo e intelectual del niño(a), como también de
que exista al interior del núcleo familiar, un ambiente que estimule los
logros escolares y se aumenten las expectativas educativas tanto de los
padres como de los hijos (Pawda y Vélez, 1992).
Teniendo en cuenta lo anterior, en esta investigación las expectati-
vas familiares se relacionan con las esperanzas que se crean al interior
del núcleo familiar con la formación a nivel universitario de uno de los
miembros. El estilo de crianza impartido por los padres, los valores y
creencias inculcados desde la primera infancia, las prácticas que pro-
pician el desarrollo afectivo y emocional, la satisfacción de necesidades
básicas y el sustento económico -total o parcial- al momento de ingre-
sar a la universidad.
V. La educación y el enfoque de las capacidades
El acceso a una educación de calidad ha sido por excelencia uno de
los principales mecanismos para disminuir las brechas sociales que se
presentan en la mayoría de países en desarrollo como Colombia. No
en vano, la educación es un derecho fundamental -al menos hasta la
educación básica- y un mínimo de justicia, con el cual se garantiza el
ejercicio pleno de las libertades, el acceso a los beneficios de la cultura,
la distribución de los recursos y la capacidad para transformarlos y
potenciarlos en beneficio propio.
De igual manera la educación contribuye al desarrollo de habilida-
des de pensamiento, permite potencializar las capacidades de un indi-
viduo, contribuye a generar mejores oportunidades de empleo, posibi-
lita la participación activa de los ciudadanos en la demanda de sus de-
rechos, facilita la disminución de la pobreza y genera mayor igualdad
entre hombres y mujeres.
Es por ello que en los últimos años, se ha dado a conocer el enfoque
de las capacidades, planteado principalmente por autores como Amar-
tya Sen (2010) y por Martha Nussbaum (2007). Desde esta pers-
pectiva se sostiene que más allá de dirigir la mirada hacia el progreso
económico como objetivo colectivo, es más importante enfocarse en
el desarrollo humano, como un mecanismo que permite la ampliación
de las libertades. De lo que se trata, es de valorar el grado de libertad
que poseen los individuos para elegir sus propios fines y optar por las
oportunidades que estiman valiosas.
30
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Precisamente, lo que nos muestra la teoría de Amartya Sen (2010),
es que los individuos poseen libertades pero no tienen la capacidad
para hacerlas reales; “el enfoque de la capacidad esta en particular in-
teresado en trasladar éste énfasis en los medios a las oportunidades de
cumplir los fines y a la libertad sustantiva de realizar esos fines razo-
nados” (p. 263). Para ejemplificarlo de manera más clara, existen dos
estudiantes que desean ingresar a la facultad de economía. El prime-
ro proviene de una condición socio-económica más favorable donde
sus padres costearán sus estudios. Para ello, se inscribirán en la uni-
versidad más reconocida para asegurarse que su hijo reciba la mejor
educación disponible en el mercado. El segundo estudiante tiene un
origen socio-económico mucho menos favorable, y a pesar de que de-
sea estudiar en la misma universidad, sus recursos son más limitados
ya que deberá pagar su carrera a través de un crédito bancario, razón
que le obliga a inscribirse en otra institución que no es de su preferen-
cia y que se ajuste a su presupuesto y capacidad de endeudamiento.
Aunque en apariencia ambos jóvenes poseen la libertad de educarse,
solamente uno de ellos está en la capacidad de elegir de acuerdo a sus
intereses y decidir con mayor libertad qué hacer con la educación que
ha recibido.
Esta situación es particularmente común en Colombia, debido a la
incapacidad de la educación pública de satisfacer la demanda de es-
tudiantes bachilleres que desean ingresar a la universidad, afectando
principalmente a la población con menos recursos económicos. Por
ello en Colombia, muchas personas se ven en la obligación de recurrir
a créditos para financiar sus estudios, ya sea a través del sistema ban-
cario, o bien por medio de las líneas de crédito que destina el Estado
para este fin, lo cual genera dificultades en el acceso y permanencia en
la educación superior, perpetuando las desigualdades sociales que se
derivan de las desigualdades económicas.
En este sentido, el entorno socio-económico resulta ser una variable
determinante en las decisiones que toman los jóvenes con respecto a
su futuro profesional. En primer lugar, porque los elementos estructu-
rales como la desigualdad en el ingreso, las dificultades para adquirir
vivienda propia, la ubicación geográfica, entre otros; limitan la libertad
de elección y de agenciamiento que tienen los individuos para alcanzar
sus propios intereses y expectativas. En segundo lugar, como lo plantea
Bourdieu, el entorno socio-económico es una experiencia de subjeti-
31
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
vación de prácticas sociales reiteradas, asociadas a la condición social.
Lo que resulta en formas de pensar y actuar constitutivas del habitus,
por lo cual las aspiraciones y expectativas pueden estar sujetas a él.
En ese sentido, las expectativas socio-económicas, se relacionan con
las aspiraciones que tienen los egresados y sus familias para ubicarse
en un mejor empleo, el deseo de ascenso social y el acceso permanente
a bienes de consumo. De igual manera, se toma en consideración la
influencia que ejerce el contexto barrial como espacio determinante
de socialización, en la generación de expectativas que los sujetos cons-
truyen hacia el futuro.
VI. La calidad de la educación en Colombia
La calidad de la educación, es un tema que en las últimas décadas ha
llamado la atención de organismos internacionales y de los gobiernos
latinoamericanos, por la importancia que esto representa como un ins-
trumento necesario para la disminución de la pobreza y la desigualdad.
En el caso de Colombia, existen diversas problemáticas relacionadas
con la cobertura, la deserción temprana en los primeros años del nivel
secundario y la baja calidad de la educación.
Colombia tiene ahora la tarea de mejorar la calidad y la equidad de la
educación, además de aumentar las tasas de finalización del nivel secundario.
El desempeño del país en las evaluaciones internacionales (una medida
importante de calidad), indica que se necesitan mejoras definitivas en la
calidad del sistema pues aunque muchos estudiantes avanzan a la escuela
secundaria, la tasa de graduación es baja. Además, diversos estudios han
identificado al elevado costo de la educación, al costo de oportunidad de no
trabajar y a la baja calidad y poca relevancia de los aprendizajes como factores
importantes que contribuyen a que los estudiantes de educación secundaria
abandonen sus estudios, además de observar diferencias importantes en
la matrícula, el logro y la finalización entre los departamentos más pobres
y los más ricos, así como entre las zonas rurales y las urbanas. Por ende, el
mejoramiento de la calidad de la educación será decisivo no sólo para mejorar
el aprendizaje en general, sino también para aumentar la retención en las
instituciones educativas tanto de los estudiantes del nivel secundario, como
aquellos estudiantes de zonas pobres y rurales, y garantizar que, a medida
que la matrícula secundaria aumente, los estudiantes que ingresen con menor
preparación puedan también alcanzar el éxito académico en sus estudios
(Banco Mundial, 2009).
32
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Bajo este panorama, en los últimos años se ha buscado la implemen-
tación de distintas políticas educativas que permitan disminuir las fa-
lencias que presenta el sistema educativo en Colombia, especialmente
en los aspectos relacionados al acceso y permanencia en la educación
superior. A nivel nacional desde el año 2005, se adoptó la estrategia de
fortalecer los últimos grados de la secundaria (educación media) en
algunos colegios del país, con la ampliación de un currículo de forma-
ción técnica y tecnológica a través del Servicio Nacional de Aprendizaje
sena. Esta propuesta buscaba generar procesos de articulación entre
la educación media con la educación superior y permitir que los estu-
diantes de los sectores socio-económicos más bajos del país, tuvieran
mayores y mejores competencias laborales o tener la posibilidad de
continuar sus estudios en el nivel universitario. Pese a esto, dicho pro-
grama ha recibido algunas críticas de sectores académicos que sostie-
nen que la educación técnica y tecnológica dirigida a estudiantes con
menos recursos, no es garantía de movilidad social, ni de reducción de
las inequidades que presenta el sistema educativo.
Sin embargo, a nivel distrital en la ciudad de Bogotá esta política
ha mostrado algunos factores que indicarían un impacto positivo en el
acceso a la educación superior. En un estudio realizado por el Sistema
Integral de Evaluación para la Calidad Educativa en Bogotá -seice-, se
refleja un incremento en el ingreso de estudiantes de colegios oficia-
les a las cuatro universidades públicas en Bogotá entre el año 2005 al
2010. En el caso de 2006 al 2007, el ingreso casi se quintuplicó y ha
mantenido esta tendencia (sed, 2011).
Tabla 2
Matricula en las universidades públicas de Bogotá por tipo
de colegio con alumnos provenientes de los colegios de la ciudad
33
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Por otra parte, en enero de 2014, el Plan de Desarrollo “Bogotá Hu-
mana” por la calidad de educación, fortalece sus esfuerzos para au-
mentar el número de graduados de colegios distritales que ingresan a
la educación superior. Por ello, la Secretaría de Educación del Distrito,
en el marco del Proyecto 891: “Educación Media Fortalecida y Mayor
Acceso a la Educación Superior” y atendiendo a la necesidad de posi-
bilitar el ingreso a la educación pública universitaria a los estudiantes
provenientes de la educación media pública y en convenio con la Uni-
versidad Nacional -UN-; organizaron un programa especial de prepa-
ración para el examen de ingreso a la misma, aunque no es una política
que ataque de fondo el problema del acceso a la educación superior,
por lo menos fue de gran utilidad para ofrecer mejores posibilidades
a los bachilleres de los colegios oficiales de la ciudad (sed, 2012a; sed,
2012b).
VII. La Reorganización Curricular por Ciclos -rcc-
y su aporte a la calidad de la educación en Bogotá
La ciudad de Bogotá al ser una metrópoli nacional, tiene el deber de
ofrecer las herramientas que garanticen las condiciones necesarias
para el mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas y jóve-
nes de la ciudad; y que permitan la formación de ciudadanos activos y
comprometidos con su entorno, capaces de comprender y valorar la
diversidad, respondiendo a los retos que nos plantea como sociedad la
era global.
Es así, que la calidad de la educación se encuentra estrechamente
ligada al concepto de currículo, ya que es a través de éste que la política
pública logra materializar y hacer tangibles los fines de la educación.
Por ello, desde la rcc se plantea la necesidad de que las instituciones
educativas, orienten su organización escolar hacia la realización plena
de las potencialidades y el desarrollo de las capacidades de los sujetos
que las conforman.
En ese sentido, desde el año 2008 en la ciudad de Bogotá, se viene
implementando una serie de reformas educativas que buscan la trans-
formación de los procesos de enseñanza-aprendizaje en los colegios
oficiales de la capital. De lo que se trata, es de superar aquellas prácticas
educativas que generan la desarticulación entre los niveles y grados, la
fragmentación del conocimiento y los mecanismos estandarizados de
34
Nidia Esperanza Sánchez Varela
enseñanza, que dejan de lado las particularidades y necesidades del
contexto en el que se desenvuelven los estudiantes. Lo que se busca, es
propiciar un aprendizaje que se base en los procesos y no únicamente
en los contenidos, involucrando al estudiante en su interacción con el
mundo para que pueda dar solución a distintos problemas desde un
enfoque interdisciplinar.
De este modo, la rcc ubica a la pertinencia como el principio orien-
tador para la organización escolar. Es decir, se propende por el desa-
rrollo de las capacidades y habilidades que permitan la construcción
de proyectos de vida tanto colectivos como individuales, esto invita a
la reflexión en torno a las siguientes preguntas: “¿Para qué enseñar?
¿Qué enseñar? ¿Cómo enseñar? y ¿para qué evaluar? ¿Qué evaluar?
¿Cómo evaluar? En coherencia con los contextos socioculturales y
con las características de los niños, niñas y jóvenes, en sus diferentes
etapas de desarrollo” (sed, s. f., p. 17).
Así pues, el proceso de enseñanza-aprendizaje se construye de ma-
nera multidimensional a partir de cuatro aspectos o dimensiones: la
dimensión cognitiva, la dimensión socio-afectiva, la dimensión comu-
nicativa y la dimensión práctico-creativa; las cuales contribuyen a que
el acto educativo se produzca de acuerdo a las etapas del desarrollo
de los estudiantes y atendiendo a las características de cada ciclo o
impronta de ciclo (ver tabla 3).
• Dimensión cognitiva: Tiene como base las teorías constructivistas,
donde el conocimiento se construye a través de la interpretación y
reinterpretación de la información que llega a la mente. Es un pro-
ceso subjetivo que cada individuo va transformado de acuerdo a su
experiencia, teniendo como insumos la relación que existe entre el
medio y sus disposiciones internas.
• Dimensión socio-afectiva: Se relaciona con la capacidad para iden-
tificar y reconocer las propias emociones, como también, desarro-
llar un sentido ético frente a las emociones de los otros. Se trata
de ampliar el concepto de inteligencia más allá de los aspectos ex-
clusivamente racionales, hacia el campo de las emociones donde
confluyen elementos como la regulación emocional, la autoestima,
la empatía, la resiliencia, entre otras.
35
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
• Dimensión comunicativa: Busca estimular la práctica lecto-escritora
aplicada al reconocimiento de lenguajes verbales y no verbales que
permitan la socialización de representaciones de vivencias propias
y colectivas.
• Dimensión práctico-creativa: Se relaciona con la capacidad de crear,
innovar y producir nuevos espacios que posibiliten la ampliación
de la imaginación y la fantasía. Busca propiciar la utilización de la
creatividad y de las herramientas tecnológicas para dar solución
a problemas cotidianos que afectan el entorno del estudiante.
Reconoce a la corporalidad como fuente de comunicación y de re-
lación con los demás para producir nuevos discursos y lenguajes.
Tabla 3
Características de cada ciclo (impronta de ciclo) acorde a la
perspectiva del desarrollo humano
Fuente: sed Bogotá, 2011.
VIII. Investigaciones que abordan el tema de las
expectativas y egresados en el ámbito educativo
Con el fin de aportar un contexto más preciso al objeto de estudio, a
continuacion se presentan dos experiencias investigativas que dan
cuenta sobre el tema de las expectativasy aportes de los egresados
dentro del sistema educativo, se eligieron por su pertienencia en el
ámbito colombiano y el de la ciudad de Bogotá.
36
Nidia Esperanza Sánchez Varela
En primer lugar, Yeimy Andrea Rivera Cerquera (2014) en su pro-
yecto Relatos de vida de estudiantes de grado noveno en la ied San Agus-
tín en Bogotá. Expectativas y proyecto de vida, buscó indagar acerca del
tipo de expectativas con las que construyen su proyecto de vida los
estudiantes de grado noveno de esta institucion. Para esto, se valió de
la identificación de las expectativas familiares e individuales frente a
su formación, los recursos académicos con los que contaban los estu-
diantes, el apoyo institucional y el de la comunidad, como tambien, las
oportunidades y potencialidades que el estudiante cree tener.
Uno de los problemas identificados en los estudiantes del Colegio
San Agustín, consiste en la falta de diagnóstico sobre expectativas,
recursos disponibles y acercamiento a la felicidad de los estudiantes,
pues no hay suficientes procesos investigativos que indaguen con rigor
sobre la realidad que viven los egresados. Del mismo modo, en las es-
casas aproximaciones que existen sobre el tema, se evidencia la brecha
presente entre la educacion que les ofrece el colegio y la que realmente
necesitan en su vida laboral o académica.
Por otra parte el grado noveno del Colegio San Agustín presenta cua-
tro problemáticas relevantes: Altos indices de mortalidad académica,
embarazos adolescentes, conflictos de convivencia escolar y alta deser-
ción. En la búsqueda de solucionar estas problemáticas, la institución
ha modificado las formas de evaluación, ha implemetado estrategias
pedagógicas y ha buscado llevar a cabo programas de salud sexual y
reproductiva; pero estas no han dado el resultado esperado, razon por
la cual, al interior de la comunidad educativa se generó la necesidad de
conocer con mayor profundidad el tipo de expectativas que construyen
el proyecto de vida de los estudiantes del Colegio San Agustín.
En cuanto a la metodología, la investigación abordó un estudio de
caso cualitativo, en el cual se hizo un levantamiento de información
a la población del estudio, mediante técnica de revisión documental,
observación, autobiografía y entrevista semiestructurada. Con esta úl-
tima, se construyeron los relatos de vida de los estudiantes, con el fin
de analizar los acontecimientos que han determinado sus trayectorias
de vida y la formacion de sus expectativas. Al respecto, se identificaron
tres temas emergentes: “1. Las expectativas frente a las condiciones
sociales; 2. Las expectativas frente a la oferta de la formación y la inser-
ción laboral, y 3. Las expectativas de eficiencia y de resultado” (Rivera
Cerquera, 2014, p. 12).
37
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
El contexto habitacional que rodea la ied San Agustín, adolece de
infraestructura y planeación, pues son asentamientos de invasión
secuela del desplazamiento de habitantes de otras regiones del país
debido a la violencia. Aunque el barrio ya ha sido legalizado y cuenta
con jardines de interés social, hogares de bienestar familiar, colegios
distritales y privados, puestos de salud, entidades gubernamentales y
de policía; estas instituciones aun resultan insuficientes para las nece-
sidades de la población. Las pandillas juveniles presentes en el barrio
y su incidencia al interior de los colegios, el reclutamiento de niños
y jóvenes en las organizaciones delictivas y el consumo de sustancias
psicoactivas, son otras de las problemáticas que inevitablemente afec-
tan a dicha comunidad educativa.
La investigación pone al relieve la función tradicional de la escuela
en participar de la construcción social de la realidad de cada individuo
y contribuir a la reducción de las brechas sociales a través de la dis-
tribución equitativa de los saberes (Berger y Luckman, 1966, cit. en
Rivera, 2014). En la vida real la escuela otorga privilegios culturales
traducidos en éxito económico y social, reproduciendo las relaciones
de dominación, marginación y exclusión. Marginación reflejada en la
pérdida del sujeto como ser autónomo capaz de luchar por su realiza-
ción personal, y para el cual la escuela tiene baja significatividad cultu-
ral por su limitada capacidad de satisfacer las exigentes demandas de
los jóvenes de escasos recursos económicos.
En cuanto a los resultados, el estudio destaca la fuerte motivación
de los estudiantes por cambiar de contexto social, representado en as-
censo y mejoramiento de las condiciones actuales, pues es percibido
hostil, violento e inseguro para alcanzar sus metas. Con respecto al en-
torno familiar, se considera en la mayoría de los casos, un ambiente so-
lidario, de apoyo y colaboración, que genera el compromiso de sosteni-
miento a los padres en retribución a la crianza, razón por la que algu-
nos estudiantes al graduarse limitan sus expectativas a la vida laboral.
En cuanto al sistema educativo, considerado necesario para acceder a
la movilidad social, desafortunadamente no alcanza a preparar al joven
para afrontar a los sistemas sociales, culturales y económicos al que
tiene que enfrentarse una vez se egresa de la institución. La inserción
laboral es vista como necesaria para mejorar las condiciones actuales
y se fijan altas metas, en ocasiones alejadas de la realidad.
38
Nidia Esperanza Sánchez Varela
En general, los jóvenes creen en sus capacidades y habilidades per-
sonales, reconocen que es producto del esfuerzo y es forjado en sus
vidas gracias a su paso por el colegio. Por ello, cobra valiosa impor-
tancia el estudio de las expectativas y el proyecto de vida, que permite
la comprensión de la realidad de los estudiantes, proporcionando los
insumos que permitan formular planes de mejoramiento escolar, para
atender de manera adecuada las demandas formativas de orientación
vocacional y pedagógica, de acuerdo a las necesidades específicas de la
población estudiantil en su contexto y a sus familias.
Otro antecedente revisado, se titula Significado otorgado por los
egresados de Colegio República de Ecuador de la ciudad de Bogotá, al
currículo implementado en la educación básica y media de la institu-
ción, cuya autora es María Jeannette García Urrea (2014). Para su
desarrollo aborda tres grandes temas: Currículo, comunidad educativa
y participación. En cuanto al diseño metodológico se utilizó el estudio
de caso cualitativo, aplicando la técnica de grupo focal y la entrevista
en profundidad.
A partir de los resultados del grupo focal, se logró establecer un
acercamiento a las fortalezas y debilidades del currículo impartido
desde la perspectiva de los egresados, lo cual sirvió como insumo para
generar procesos de mejora a nivel institucional. Es así que los egre-
sados identificaron falencias en el proceso de lectura, escritura y ora-
lidad, pedagogía en valores, métodos de estudio y técnicas de investi-
gación, lo cual ha causado dificultades en su proceso académico en el
nivel universitario.
Frente al tema de comunidad educativa y participación, se analizó la
relación que establecieron los estudiantes con sus docentes, de quie-
nes destacan su apoyo, dedicación y orientación en la consolidación de
sus proyectos de vida. En cuanto a los padres de familia, se evidenció
la importancia del apoyo parental en todo el proceso educativo, espe-
cialmente en la educación primaria. Sin embargo, se señala que dicho
acompañamiento empieza a ser menos frecuente a medida que se va
avanzando hacia al bachillerato. De igual manera, se señala las dificul-
tades que deben enfrentar aquellas familias con situación económica
difícil, las cuales se caracterizan por tener a sus padres trabajando
constantemente, lo que genera la delegación del cuidado de los meno-
res a terceras personas.
39
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
De igual manera, a partir de las entrevistas en profundidad y de los
grupos focales se analizó la relación que establecieron los egresados
con sus pares, como un elemento de gran importancia para generar re-
des de solidaridad y apoyo para encontrar propósitos comunes, como
por ejemplo llegar juntos a la universidad.
Entre otras consideraciones, los egresados coinciden con que el
colegio contribuyó de manera significativa en la construcción de sus
sueños e ingreso a la educación universitaria, pues además de la dedi-
cación de los jóvenes, informan que el colegio brindó las herramientas
curriculares necesarias para sostenerse en su proyecto de vida mode-
lado en acompañamiento de los docentes. De igual manera, se sugiere
mejorar la dotación en nuevas tecnologías de la comunicación, el la-
boratorio, la planta física, como también se evidencia la necesidad de
mayor conocimiento de las problemáticas de los estudiantes por parte
de los docentes, para facilitar el proceso educativo, al igual que estrate-
gias para involucrar a los padres de familia y acudientes en el progreso
educativo de sus hijos (García Urrea, 2014).
40
Capítulo tercero
Marco Metodológico
La presente investigación se enmarca en el paradigma cualitativo, dado
que esta mirada permite, a partir de las expectativas de los estudian-
tes, indagar de primera fuente cómo la institución escolar, los factores
socio-económicos y la familia, han incidido en el acceso a la educación
a nivel universitario de los egresados gerardistas. Se trata de ver a los
egresados, como actores dentro de la investigación y no como meros
objetos de estudio. Por otro lado, este enfoque permite establecer una
conexión con el investigado en una relación donde la información y los
datos que nos suministran se llenan de experiencia y sentido social. En
tal dirección, “cada situación concreta, en cada lugar concreto hay que
observar la interacción entre todos los actores y elementos del mismo,
sin descontextualizarlos” (Rodríguez, Gil y García, 1999). Por tanto,
el objetivo de esta investigación es identificar las expectativas que los
mismos egresados tienen para explicar su ingreso a la universidad.
Estas deben surgir en un discurso nacido de la experiencia de los
actores de estudio y no de variables externas impuestas desde una teo-
ría “objetiva” y que va en contra de una información contextualizada.
Por otro lado, el enfoque cualitativo permite la espontaneidad en el
discurso del sujeto de estudio, a partir de métodos como la entrevista
enmarcada en los grupos focales y el cual servirá como método para
recolectar y validar información.
I. Sujeto de la investigación y criterios de selección
La población para este estudio está compuesta por el conjunto de es-
tudiantes egresados del Colegio Gerardo Paredes ied, en el periodo
comprendido entre 2009 y 2013, y que lograron ingresar al sistema
universitario permaneciendo en este. Según datos oficiales de la se-
41
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
cretaría de la institución educativa, dentro del periodo de tiempo se-
ñalado se han graduado 1.082 estudiantes, de los cuales 108 lograron
ingresar a la universidad y contamos con una muestra de 15 personas
para este estudio. La selección de los egresados participantes se focali-
zó en aquellos que muestran baja vulnerabilidad de deserción, puesto
que representan la muestra que más se acopla al objetivo de esta inves-
tigación (Patton, 1999, cit. en Rodríguez et al., 1999).
Los egresados fueron elegidos bajo los siguientes criterios de se-
lección: Ser graduado de Colegio Gerardo Paredes ied, del año 2009
al 2013 y permanencia mínima de cinco años en la institución; que se
encuentre estudiando en una universidad pública o privada de Bogotá
con acreditación, que viva en la localidad de Suba y que su edad oscile
entre 18 y 21 años.
II. Grupo focal
Esta metodología permite recolectar datos sobre opiniones, percepcio-
nes, conocimiento e intereses de pequeños grupos de individuos con
respecto a una cuestión específica. Los grupos focales permiten obte-
ner representaciones de carácter individual al describir experiencias
en sus propias palabras y “reordenando a través de habla, el discurso
diseminado en lo social”, articulando el orden social y la subjetividad
(Delgado y Gutiérrez, 1999, p. 290).
Por ello, en esta técnica es fundamental la palabra surgida del deba-
te, puesto que desde este se puede realizar un proceso de monitoreo
cualitativo para interpretar un hecho especifico que para esta inves-
tigación, se orienta a indagar sobre las condiciones que aumenta las
posibilidades de realizar estudios de pregrado.
“Las discusiones grupales pueden dar perspectivas respecto de
cómo y porqué se obtuvieron los resultados. Independientemente de
si un proyecto es un éxito o un fracaso, este seguimiento puede ayudar
a efectuar un trabajo mejor la próxima vez” (Mella, 2000), que para
el caso del Gerardo Paredes, dicho mejoramiento se debe expresar en
actualizaciones curriculares.
El grupo focal de esta investigación está conformado por los egre-
sados del Colegio Gerardo Paredes, que se graduaron de la institución
entre los años 2009 al 2013 y que lograron ingresar a la universidad
y han permanecido en ella por lo menos un semestre. Esto permite
42
Nidia Esperanza Sánchez Varela
identificar y analizar los elementos sociales, económicos, culturales,
familiares y pedagógicos que determinan el cumplimiento del objeti-
vo principal de la institución educativa Gerardo Paredes, que según la
Ley 115 es la de propender el ingreso a la educación superior, y en el
caso de los colegios con bachillerato académico, el acceso especifico a
la universidad. Así pues, es a partir de las narrativas de los egresados
como grupo focal, que el trabajo tomará curso al sistematizar las expe-
riencias, llevarlas al currículo para finalmente reproducir acciones de
mejora institucional que permitan aumentar el número de egresados
de la institución que ingresan a la educación superior universitaria. Por
ello, la entrevista grupal se convierte en el instrumento idóneo para
aprehender e interpretar los sentidos y los significados que emergen
de dichos relatos.
Por tanto, las narrativas de los egresados del Colegio Gerardo Pare-
des ied, es el medio por el cual se logrará acceder, conocer y clasificar
las variables educativas y familiares que incidieron en el ingreso a la
educación superior. Los relatos y discusiones de los estudiantes del
grupo focal permiten acceder de primera mano a la información que
se propone esta investigación. Lo que se busca es que se visibilice a
partir del discurso las vivencias significativas que giran alrededor del
proceso mediante el cual el sistema educativo y la familia propician el
ingreso y permanencia en la educación superior.
Por ello, el grupo focal está orientado a hacer emerger la forma
como la vivencia en el Colegio Gerardo Paredes, el contexto familiar de
cada estudiante y la política distrital de educación se interrelacionan
e influyen en el proceso de ingreso a la educación superior. Lo que se
busca es identificar las razones por las cuales solo un grupo pequeño
de estudiantes entran a la universidad a pesar de que todos estuvieron
el mismo proceso educativo y compartían un similar contexto familiar.
43
Capítulo cuarto
Resultados
Ilustración 5
Forma como operan las expectativas de ingreso a nivel universitario
en los estudiantes del Colegio Gerardo Paredes ied
45
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
I. Expectativas familiares que explican
el ingreso a la universidad
Durante la primera socialización al interior del seno familiar, el ser hu-
mano empieza por adquirir una serie de herramientas que poco a poco
le permiten introducirse al mundo. No en vano, suele decirse que la
familia es el núcleo fundamental de la sociedad, ya que es la institución
que a lo largo de la modernidad, se ha encargado de la transmisión de
creencias y valores, de la interiorización de roles, y principalmente de
la formación y cuidado de la infancia.
En el campo de la educación, la familia reviste un papel fundamen-
tal teniendo en cuenta su marcada influencia sobre los procesos de
aprendizaje, la permanencia en el sistema escolar, y la incorporación
del capital cultural, simbólico y económico necesarios para llevar con
éxito, tanto la vida escolar como la social (Cornejo y Redondo, 2007).
Es por ello, que la construcción de expectativas y aspiraciones con res-
pecto al futuro profesional y laboral, dependerán en gran medida de la
perspectiva de mundo inculcada desde la primera socialización y de
los lazos de solidaridad presentes en el entorno familiar.
Precisamente, en los relatos de los egresados, sus familias son el so-
porte esencial para continuar con la aspiración de realizar y culminar
una carrera profesional. Uno de los mayores aportes que realiza la fa-
milia es el de generar desde los primeros años de vida sentimientos de
confianza, motivación y autoestima; que permitan mayores herramien-
tas emocionales para enfrentar los retos que surgen a lo largo de la vida.
Vivo con mis padres y hermanos en casa familiar. Mi papá hizo bachillerato
solamente y mi mamá es técnico profesional. Me ha gustado estudiar y las
expectativas tan altas de mis padres y el buen ambiente familiar me han
llevado a esforzarme a superar las inconvenientes y vacíos de conocimientos
que provoca ser egresado de colegio público. Lo más importante que aprendí
es que a pesar de no tener todas las herramientas a la mano, las ganas de salir
adelante y el esfuerzo son las bases necesarias para alcanzar los sueños y
metas que uno se planea en la vida (Lizeth, grupo focal 2).
[Mi papá] siempre nos inculco ser muy aplicadas, muy organizadas y que
pensáramos siempre en el futuro, [...] entonces siempre nos inculcó como
desde muy niñas, en el caso de mi hermana y yo, que sí tienen dificultades,
no importa, salgan adelante, porque de hecho para nadie es un secreto que el
46
Nidia Esperanza Sánchez Varela
apoyo psicológico de la familia es el que uno debe tener. Uno siempre tiene el
peso atrás de que usted siempre va a ser la mejor y que va a salir adelante con
todos nosotros, además va a sacar la cara por la familia (Angie, grupo focal 2).
Como se observa en ambos relatos, sobre la base de un apoyo fami-
liar especialmente en el aspecto emocional, se van construyendo las
expectativas que los padres tienen sobre sus hijos. En el primer caso,
la expectativa alta de los padres contribuye a la superación de dificul-
tades; mientras que en la segunda, se relaciona con el valor simbólico
que tiene la educación frente a la familia extensa y a otras personas, ya
que “sacar la cara por la familia” significa una esperanza de alcanzar
estatus y reconocimiento social, al cual se accede a través de la forma-
ción académica.
De igual manera, el origen socio-económico y el nivel educativo de
los padres, representa por lo general, un obstáculo para un adecuado
desempeño escolar como por ejemplo en las áreas de matemáticas y
lenguaje (llece/unesco, 2000). Sin embargo, más allá de los factores
estructurales la influencia que ejerce la familia en aspectos como ins-
pirar desde edad temprana el gusto por la lectura, el acompañamiento
en la realización de tareas, y la motivación que inculcan a sus hijos para
superar condiciones adversas presentes en la familia, son igualmente
determinantes para plantearse expectativas que explican el ingreso a
la universidad. Por ejemplo, en los grupos focales varios egresados ma-
nifestaron, que sus padres no querían que se repitiera la historia que
ellos habían tenido que vivir en su juventud.
Mi papá es vigilante y para no aburrirse desarrolló un gusto por leer. Él nos
llevaba libros para que leamos desde muy pequeños. Mi papá tiene bachillerato
incompleto y siempre me decía que tenía que ir a la universidad como mi
prima. Yo soy el segundo en toda mi familia en entrar a una universidad
(Alfonso, grupo focal 1).
En mi caso, pues mi papá y mi mamá siempre me inculcaron que estudie, nos
decían: No se vaya a quedar como nosotros, como burro de carga que nos
humillan, nos pisotean porque nunca tuvimos un estudio [...] y nos dicen:
Estudien mijos que no les vaya a pasar lo que a nosotros, mire que nos toca
muy pesado, nos humillan, no nos pagaban lo justo (Angie, grupo focal 2).
De esta manera, emerge otra de las expectativas familiares, la cual se
manifiesta en el anhelo de ver en la educación un medio para trans-
formar condiciones sociales y económicas heredadas, y como un me-
47
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
canismo que facilita la movilidad en la escala social. Como se observa,
incentivar en los hijos el ingreso a la universidad, se convierte en la
mejor manera para disminuir en el futuro, la vulnerabilidad que existe
frente a las injusticias sociales.
Por otro lado, aunque no todos los egresados que hicieron parte de
los grupos focales pertenecían a familias nucleares (compuestas por
ambos padres e hijos conviviendo juntos); si resaltaron esta tipología
familiar, como una ventaja frente al desempeño escolar y como un apo-
yo para el ingreso a la universidad.
La familia es más importante porque en la mayoría de casos, pues no digo que
en todos, son núcleos familiares completos. Hay presencia de mamá, papá y
hermanos, o no hay hermanos pero están los dos papas. En el caso en que
solo está la mamá o el papá es un poco más difícil [...] Entonces es como más
sencillo cuando la familia está completa, en mi caso mis dos papas gracias a
Dios son muy responsables y siempre he seguido el ejemplo de parte de ellos,
eso ayuda mucho. Yo llegaba y ellos me ayudaban con las tareas (Alexander,
grupo focal 2).
El apoyo es muy importante, [...] la diferencia que tenían los dos cursos, es
que la mayoría de ellos tenían el apoyo de los dos padres, y los otros que solo
vivían con la mamá, solo con el papa o con la abuelita, de pronto ellos solo
pensaban en que tenían que trabajar y aportar a la casa para ayudar. Yo creo
que eso ya quita la esperanza de entrar a la universidad. Yo creo que es muy
importante la estabilidad de la familia en cuanto al apoyo, y que tus papas
siempre te digan, hijo siempre voy a estar contigo. En lo que necesites vamos
a hacer lo posible. Eso motiva mucho para seguir adelante y esforzarse en la
universidad (Diana, grupo focal 1).
Lo anterior, respalda algunos estudios que demuestran que la presen-
cia constante del padre y la madre en el hogar favorece el éxito acadé-
mico (Alonso, Martínez, Valdés y Ochoa, 2010; Wallerstein, 1983).
En el primer relato, tanto el padre como la madre son un importante
ejemplo a seguir y ambos contribuyen en el acompañamiento a los de-
beres escolares, algo que marca la diferencia frente a otros estudiantes
que además de las de privaciones sociales y económicas, deben sufrir
las consecuencias de la fragmentación familiar. De igual manera, en el
segundo relato se muestra a la familia como un espacio de estabilidad
y una fuente motivacional, la cual permite que las expectativas plan-
teadas frente al ingreso y permanencia en la universidad tengan mayor
posibilidad de realizarse.
48
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Sin embargo, a pesar de que varios estudiantes tienen a sus dos padres
en el hogar, las familias numerosas y la participación obligada de ambos
padres en el mundo laboral, genera que los hermanos mayores asuman
responsabilidades de cuidado y crianza frente a los más pequeños.
Mis papás como no estaban en la casa pretendían que por ser el mayor yo
les ayudará con mis hermanos, la responsabilidad de mis hermanos no me la
soltaron totalmente a mí pero siempre es algo que hace mella. Entonces eso
me ayudó a ser de un carácter un poco más fuerte, de ser más responsable,
yo tuve mi tiempo de juego y todo eso, pero mis hermanos eran primero
[...] Al fin de cuentas todo eso que hice me sirvió bastante, digamos que esa
responsabilidad que adquirí me ayudó a formarme (Jefferson, grupo focal 1).
A pesar de que el relato muestra el trabajo doméstico como una ven-
taja que le permite formar carácter, lo cierto es que también deja en-
trever que la responsabilidad asumida con sus hermanos, le obligó a
anteponer los intereses de los demás frente a los propios. En el relato
se muestra, que no obstante los dos padres están presentes, el hecho
de que el estudiante deba adjudicarse el papel que les corresponde a
los adultos, marca inevitablemente su trayectoria de vida, aunque no
siempre de manera positiva.
Otro aspecto relevante, en el cual la familia cumple una función im-
portante frente al ingreso a la educación superior, tiene que ver con la
capacidad de satisfacer necesidades básicas y ofrecer el soporte eco-
nómico necesario para prolongar el estado de “moratoria social” carac-
terístico de la etapa juvenil (Feixa, 2006). Es decir, mientras el joven
pueda permanecer en su casa bajo la tutela y el cuidado de sus padres,
se amplía el tiempo para el ocio, la recreación y la educación, con lo cual
se postergan otros roles propios de la adultez, tales como el trabajo y
la conformación de familia. Sin embargo, en estratos socio-económicos
bajos la denominada moratoria social resulta ser más corta debido a la
necesidad de convertir al joven en un miembro económicamente pro-
ductivo de la familia.
Entonces, yo sabía que si de pronto no lograba entrar a una universidad pública,
era posible que no pudiera seguir estudiando, sino hasta que consiguiera
trabajo para pagar uno mismo la carrera (Lizeth, grupo focal 2).
Económicamente, también es muy complicado, pero entonces ahí es donde
entramos a hablar de la articulación con el sena, y pues por lo menos en mi
experiencia fue lo que me ayudo a mí a conseguir mi primer trabajo, un cupo
49
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
y poder adquirir experiencia para así ingresar a la universidad. Aunque en
mi caso tengo la fortuna de que mis padres me ayudaron con los primeros
semestres y ya después me dejaron sola totalmente y me tocó empezar a
defenderme por mi misma (Carolina, grupo focal 2).
Así pues, las expectativas familiares que se crean para el ingreso a la
universidad se limitan a la oferta pública de educación superior, o de lo
contrario se hace necesario que el joven deba trabajar para costear los
propios estudios. Esta es una realidad que a diario deben enfrentar los
jóvenes de estratos socio-económicos bajos, quienes a pesar de ingre-
sar a la universidad presentan altos índices de deserción debido prin-
cipalmente al factor económico (Ministerio de Educación Nacional,
2009, p. 89).
Por otra parte, tal como lo muestra Kisilevsky y Veleda (2002), a
mayor nivel educativo de los padres, se aumentan las posibilidades de
que los hijos continúen con los estudios a nivel superior. Sin embargo,
en el mismo estudio también se hace evidente que un porcentaje con-
siderable de estudiantes encuentran motivante realizar un esfuerzo de
superación con respecto al origen educativo y económico de sus padres.
En mi caso lo que me motiva, es que mi papá estudió hasta segundo de primaria
y mi mamá hasta quinto de primaria. Ellos vienen del campo y allá no llegaba
la educación hasta sexto de bachillerato. Mi mamá repitió dos veces quinto y
quería seguir estudiando pero no la dejaron. En mi núcleo familiar ninguno
ha estado en un nivel de profesional. Entonces esa es como mi motivación, el
hecho de tratar de conseguir los recursos para tratar de devolverles a ellos
todo lo que han invertido en mí (Diana, grupo focal 1).
Yo creo que mi mayor motivación es salir adelante y no quedarse como los
papás de uno, mis papás no siguieron estudiando y solo se limitaron a trabajar,
yo no quiero hacer eso. Espero poder salir como profesional, ejercer y seguir
estudiando para ser la mejor psicóloga que es lo que yo quiero. Entonces la
idea es ser mejor, ayudarle a mi hermano y poder darles eso a los papás y la
familia (Jennifer María, grupo focal 1).
En el primer relato, llama la atención como el origen campesino de los
padres trae implícita la desigualdad social y cultural que deben enfren-
tar las personas que provienen de sectores rurales en Colombia, debi-
do a la falta de acceso a la educación secundaria y universitaria. En el
segundo relato, se resalta la necesidad de ser profesional y acceder a
un bien cultural superior al que poseen los padres en su condición de
50
Nidia Esperanza Sánchez Varela
trabajadores. En ambos casos se muestra que la expectativa frente al
ingreso y permanencia en la educación superior, se encuentra susten-
tada por el anhelo de retribuir afectiva y económicamente el esfuerzo
realizado por los padres en su educación.
Por otra parte, debido a las barreras estructurales como al origen
socio-económico y al nivel educativo de los padres; el hecho de ingresar
a la educación superior se ha convertido en un acontecimiento que tras-
toca la vida personal y la historia familiar. El acontecimiento tal como
no lo presenta Deleuze y Guattarri (1993) es un hecho especialmente
excepcional que marca la diferencia con respecto a un telón de fondo
de la historia; “puede que nada cambie o parezca cambiar en la histo-
ria, pero todo cambia en el acontecimiento, y nosotros cambiamos en el
acontecimiento” (p. 113). Así pues, pertenecer a la universidad significa
ser los primeros en varias generaciones en acceder al capital cultural y
simbólico que representa la educación, algo que de por sí, parece desti-
nado únicamente a sectores socio-económicos privilegiados.
En mi familia, por ningún lado ni por papá, ni por mamá, como en tercera y
cuarta generación, ninguno ha estudiado en la universidad. Entonces cuando
yo entré, ese fue el suceso, porque siempre me quedé con la mentalidad de que
tenía que estudiar. En la familia yo soy el mayor de mis hermanos, entonces
uno busca el buen ejemplo para ellos. Yo les digo salgan adelante estudien,
busquen sus sueños y esfuércense (Alexander, grupo focal 2).
En mi caso yo tengo más primos que han salido adelante y pues la mayoría son
policías que han estudiado. Después de que yo salí del colegio, la mayoría de
la familia pensaba que yo iba a ser policía también. Pero ¡no gracias! Entonces,
uno empieza a hacer la diferencia porque va a estudiar otra cosa. Además, uno
se convierte en un ejemplo, por lo menos una prima que salió un año después
que yo, [...] ella siempre creció conmigo desde muy niña, nos criamos juntas y
yo voy un poquito más adelantada por la edad, pero siempre quiere seguir mis
pasos y lo mismo mi hermana. Entonces uno tiene esa responsabilidad de que
si se equivoca, todo los que vienen atrás también pueden equivocarse. Por eso
uno tiene que ser muy puntual para que eso no pase y no se derrumbe lo que
se tiene (Angie, grupo focal 2).
Como se observa, el hecho de ingresar a la universidad abre un nuevo
camino en la historia familiar, especialmente a nivel de la familia exten-
sa. De esta manera, la expectativa de culminar con éxito los estudios
universitarios se incrementa, ya que se tiene la responsabilidad de ser
un buen ejemplo ante otros miembros y de legitimar las decisiones que
se han tomado con respecto al futuro.
51
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
II. Expectativas económicas que explican
el ingreso a la universidad
La educación es uno de los instrumentos más importantes con los que
cuenta un país para asegurar el desarrollo humano y social de sus ha-
bitantes. Ya que es a través de ella que se logran alcanzar libertades
fundamentales y disminuir las desigualdades sociales. Garantizar una
educación de calidad en todos los niveles permite superar situaciones
de pobreza extrema y condiciones de vulnerabilidad.
Sin embargo, para el caso de Colombia, el origen socio-económico del
bachiller continúa siendo un factor determinante para acceder a la edu-
cación superior y asegurar su permanencia. Las principales dificultades
asociadas con esta problemática, corresponden a la baja disposición de
cupos en universidades públicas que garanticen gratuidad y calidad, la
escasez de recursos económicos de los bachilleres y sus familias para
acceder a la oferta privada, la ubicación geográfica y el entorno barrial,
y la necesidad de combinar estudio con trabajo, entre otros.
Así pues, en el transcurso de los relatos una o varias de estas pro-
blemáticas emergieron como vivencias particulares que confirman el
largo camino que aún está por recorrer nuestro país en materia de co-
bertura, acceso y permanecía en la educación superior.
Pese a este panorama, no deja de sorprender como los jóvenes asu-
men esta circunstancia con optimismo, mostrando las esperanzas que
tienen en su propia educación, como un medio legítimo para lograr
mejores condiciones de vida. Es así, que entre las principales expecta-
tivas que se plantean una vez ingresan a la universidad, es el de obte-
ner una mejor ubicación económica y social.
... uno de mis sueños es poder tener una casa propia, prestigio social y econó-
mico, pero especialmente ayudarle a mi mamá que le ha tocado levantarnos
sola (Erick, grupo focal 2).
... Finalmente mis sueños y expectativas en todo sentido, una vez termine mis
estudios de pregrado son mejorar mi calidad de vida, económica y laboral,
alcanzar un nivel superior al de pregrado, ya que, es un prerrequisito para
continuar estudiando, ofrecer a mi familia una mejor posición económica y
calidad de vida (Angie, grupo focal 2).
52
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Tal como puede verse, existe la firme convicción de que a mayor es-
colaridad también aumentarán los ingresos económicos y las posibili-
dades de satisfacer necesidades sociales como el prestigio y el estatus;
y por ende, ofrecer mayores beneficios a sus familias. Esto muestra que
la inversión personal y familiar en la educación representa un retor-
no o rendimiento económico; ya que según se estima “el promedio del
ingreso inicial de una persona con nivel universitario es casi cuatro
veces superiores a los de una persona con bachillerato” (ocde y Banco
Mundial, 2012).
A pesar de que existe una conciencia en los egresados del Colegio
Gerardo Paredes sobre la importancia de la educación superior como
una fuente importante de beneficios sociales y económicos; la situa-
ción, se torna difícil cuando se decide ingresar a la universidad. Ya que,
las opciones se reducen en la mayoría de los casos a la educación ofi-
cial, por su carácter público y gratuito.
La situación económica es difícil, en mi caso somos como tres entonces pues
mi papá y mi mamá dijeron bueno si usted quiere estudiar tiene que estudiar
en una universidad pública, una universidad en donde no tengamos que
pagar tanto, porque mire somos cinco, es difícil estar pagándole a usted la
universidad, entonces pues creo que esa fue la primera motivación para entrar
en una universidad pública (Lizeth, grupo focal 2).
Nunca pensé en que no iba a entrar a una universidad y de por si me di cuenta
como en décimo que existían la Nacional, la Distrital y las universidades
públicas, que uno entraba y pagaba menos que en las otras (Jefferson, grupo
focal 1).
Es claro, que el factor económico juega un papel fundamental a la hora
de escoger la universidad, con lo cual se reduce la capacidad de elec-
ción de los bachilleres para llevar a cabo sus intereses profesionales.
Como se muestra en los relatos, la primera opción es lograr ingresar a
la universidad pública, o de lo contrario, se hace necesario obligarse a
incursionar en el mundo laboral para financiar los estudios. Para el caso
de la ciudad de Bogotá, las universidades de carácter oficial (Nacional,
Distrital, Pedagógica, esap, unad, Colegio Mayor de Cundinamarca) en
el año 2007 ofrecieron 56.456 cupos de los cuales solamente podrían
atender a un 16,05% de las solicitudes presentadas a estas mismas uni-
versidades (sed, 2008, p. 43). Esto muestra que quienes ingresan a la
universidad pública corresponde una porción reducida de la población,
53
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
lo cual evidencia las dificultades de sectores socio-económicos más ba-
jos para cumplir sus expectativas con respecto a la educación superior.
Precisamente, una forma de mitigar estas barreras para ingresar a
la educación superior, consiste en la articulación de los últimos grados
del bachillerato con la educación técnica y tecnológica ofrecida por el
sena. Esto posibilita la adecuación de los currículos y planes de estu-
dio en los últimos grados, para que los egresados tengan mejores he-
rramientas, puedan competir en el mercado laboral y posicionarse en
una mejor situación económica.
Tengo 19 años, soy egresada del año 2011, grado 12 en el año 2012, empecé
a trabajar en el 2013, gracias al tecnólogo del sena que me abrió las puertas
a nivel laboral y me brindó la oportunidad de poder ingresar a la universidad
a estudiar ingeniería industrial para el año 2014, dos años después de haber
terminado el bachillerato (Carolina, grupo focal 2).
Lo que tu decías, económicamente también es muy complicado, pero entonces
ahí es donde entramos a hablar de la articulación con el sena, y pues por lo
menos en mi experiencia fue lo que me ayudó a mí a conseguir mi primer
trabajo, un cupo y poder adquirir experiencia para así ingresar a la universidad,
aunque pues en mi caso tengo la fortuna de que mis padres me ayudaron con
los primeros semestres (Angie, grupo focal 2).
Como se muestra en estos relatos, los egresados manifiestan las venta-
jas de la articulación con el sena principalmente porque les permitió
mayores facilidades para ubicarse laboralmente y continuar con sus
estudios universitarios. Sin embargo, algunos manifestaron su recha-
zo, por las implicaciones de este programa en los aspectos académicos
y educativos, que obligan al estudiante a especializarse en un oficio
calificado. De cualquier manera, en todos los casos el hecho de haber
ingresado a la universidad y no quedarse únicamente con la educación
técnica y tecnológica es motivo de orgullo y una demostración de su
deseo de superación.
Por otra parte, aquellos egresados que optan por vincularse a las
universidades privadas por lo general lo hacen a través de los créditos
educativos que ofrece el icetex como entidad estatal creada con este
propósito, o recurren a los sistemas de financiación de los centros uni-
versitarios.
54
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Tienes crédito con el icetex o cómo financian sus estudios?
Si señora. Aportan los dos (padres) que eso también es complicado porque dan
por mitad, y siempre es costoso el semestre, pero igualmente lo financiamos
con la universidad, un crédito que nos facilita pagar la mitad del semestre
al principio y la otra mitad se financia, entonces esa es una ventaja grande
(Mireya, grupo focal 1).
A pesar de que esta modalidad presenta algunas ventajas, como por
ejemplo la financiación diferida o condonar la deuda cuando el estu-
diante obtiene altas calificaciones; también existe el riesgo de deser-
ción temprana, ya que la continuidad en el sistema educativo depen-
de del ingreso económico familiar o de la capacidad del estudiante
para insertarse en un empleo estable y costarse sus estudios. Como
se muestra en este relato, la educación del hijo depende del aporte de
ambos padres y de la financiación que ofrece la universidad. Sí en éste
caso, la variable familiar fallara a causa de las problemáticas asociadas
a la condición social como el desempleo, la expectativa de culminar
totalmente los estudios en el tiempo previsto, se tornarán más difíciles
de alcanzar.
Por otro lado, el origen socio-económico conlleva una serie de de-
privaciones sociales, económicas y culturales, que hacen de la volun-
tad de ingresar a la universidad un reto personal y familiar. Es así, que
herramientas tan ampliamente difundidas en la actualidad, como un
computador personal y el acceso a internet, resultan en ocasiones es-
quivas, generando mayores complicaciones en el camino para acceder
y/o mantenerse en la educación superior.
Es que nosotros no teníamos ni computador, es más, cuando uno no tiene los
medios es muy difícil, [...] le tocaba a uno ir al café Internet a hacer las tareas
de la universidad, porque no teníamos computador y lo diferencian a uno de
los compañeros, que a pesar de que sea una universidad pública, allá todo el
mundo tiene plata (Lizeth, grupo focal 2).
En mi caso, uno ve en mi facultad más o menos eso, pero uno ve clases [...] con
esa gente de marketing, y todos con tablet, portátiles, teléfonos de alta gama y
no sé qué más; y uno con una panela (risas) [teléfono celular barato o antiguo]
(Carolina, grupo focal 2).
55
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Estos dos relatos, son un ejemplo de cómo aún después de ingresar
a la educación superior, las desigualdades sociales persisten de mane-
ra sutil en las universidades oficiales de la ciudad. Sí bien, su carácter
público permite la integración de los más variados grupos sociales, el
hecho de que las nuevas tecnologías de la información y la comunica-
ción sean para el beneficio de algunos, representa la manera desigual
en como el capital cultural objetivado continua distribuyéndose de for-
ma desigual.
Además de las dificultades de acceso a las nuevas tecnologías, tam-
bién se debe superar las problemáticas del entorno social en el que se
vive. No es solamente limitaciones materiales, también se debe consi-
derar la importancia e influencia del entorno social.
¿Sabe también que influye mucho profe? el círculo social. Pues, no es que
quiera comparar el barrio donde crecí, pero después de vivir en El Rincón y
avanzar a otro sector, pues si se ve la diferencia [...] Mucha inseguridad, las
riñas, escándalos, homicidios, lesiones personales, violencia, pandillismo, el
consumo y micro tráfico de spa (sustancias psicoactivas), aquí de cierta hora
para arriba, no entra la policía [...] Yo hablo por mí también, yo en décimo
vagué mucho y callejeé mucho. Fue como eso que uno ve en el barrio y uno
dice: ¡Huy no marica! Yo allá no quiero llegar. ¡Que garra! Entonces como que
quiero volver a lo mío [...] y yo siempre me veo en un lugar alto, pues no quiero
ser famoso, no quiero ser multimillonario, pero si deseo lograr las cosas que
quiero, es como salir adelante y enfocarse uno a dónde quiere llegar. Alcanzar
como esa meta, esa posición o ese sueño (Erik, grupo focal 2).
A mí me paso lo mismo, yo crecí en El Rincón y ahora nos fuimos a vivir a Villas
de Granada y uno si nota la diferencia del círculo social. Igual también influye
en todo: la comunicación, la forma de vestir, el sector de la plaza, comercio ca-
llejero, las ladrilleras, zorreros, gente que llega a vivir todos los días al sector,
todo eso (Angie, grupo focal 2).
¿No te pasa que acá es como peligroso, en cambio uno allá camina tranquilo?
(Erik, grupo focal 2).
Como se observa, estas narrativas muestran la capacidad que poseen
los egresados para interpretar las condiciones socioeconómicas que
les son cercanas, y poder discernir cómo esta circunstancia ejerce una
influencia sobre su trayectoria de vida y construcción de subjetividad.
El tomar conciencia de una cotidianidad influenciada por la violencia
y el desbordamiento de los problemas sociales, permite abstraerse de
manera estratégica hacia un espacio de libertad, en el cual es posible
56
Nidia Esperanza Sánchez Varela
agenciar sus propios intereses y tener mayor posibilidad de ver mate-
rializadas sus expectativas profesionales.
III. Expectativas educativas que explican
el ingreso a la universidad
En la modernidad, la escuela es la institución social encargada de
ofrecer los conocimientos básicos que se consideran esenciales para
el funcionamiento de la sociedad. Es el espacio por excelencia en el
cual el mundo occidental pone sus esperanzas en la formación de las
generaciones futuras, con la expectativa de avanzar hacia propósitos
colectivos que permitan una mejora de la sociedad presente. De igual
manera, es el lugar de socialización donde se adquieren normas y há-
bitos de comportamiento y se entretejen las más variadas formas de
relacionarse con los demás.
En el tema que nos ocupa, es de vital importancia analizar la in-
fluencia que ejerce la educación en la perspectiva de futuro que se for-
man los jóvenes. Dicha influencia puede leerse desde dos perspectivas.
La primera, corresponde a la educación como sistema organizado en
normas y políticas públicas, que para el caso de Bogotá se expresa en
la implementación de la Educación Media Fortalecida y Mayor Acceso
a la Educación Superior. La segunda, hace referencia a la escuela como
espacio vital de intercambio de prácticas sociales, donde confluyen las
relaciones entre compañeros de estudio, entre estudiantes y profe-
sores; como también, las prácticas educativas que se establecen en el
proceso de enseñanza-aprendizaje.
A. Influencia de la Educación Media Fortalecida
(educación técnica y tecnológica) en el ingreso a la universidad
En Colombia, la educación superior ha sido desde hace varias décadas
una preocupación para las instituciones de gobierno, debido a la im-
portancia que tiene este campo en la generación de investigación y en
la producción de conocimiento científico y tecnológico como factores
que deben contribuir al desarrollo sostenible del país. Varios de los
principales retos que al respecto tiene el Estado colombiano, consiste
en ampliar la cobertura a los sectores socio-económicos más bajos de
57
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
la población, atender a las regiones más apartadas del país, articular
la educación media con el nivel superior, todo en aras de ofrecer una
educación de calidad.
Bajo esta orientación, entre las principales estrategias que se han
implementado en los últimos años en la ciudad de Bogotá, se encuen-
tra el fortalecimiento de la educación técnica y tecnológica para los úl-
timos grados de escolaridad a través del sena, con el fin de propiciar la
permanencia de los jóvenes en el sistema educativo, generar mejores
oportunidades de vinculación con el mundo laboral y tener mayores
posibilidades de acceso a la universidad. En ese sentido, en el marco
del Proyecto 891 “Educación Media Fortalecida y Mayor Acceso a la
Educación Superior” propuesto por la Secretaría de Educación de Bo-
gotá, lo que se busca es una articulación de la educación media con la
educación superior a través del reconocimiento de créditos homologa-
bles en las instituciones universitarias.
En los grupos focales se evidencian algunos beneficios que esta mo-
dalidad ha traído para su formación escolar y profesional.
En mi caso me ayudó a escoger la carrera la práctica del sena en Pat Primo
en la parte de ventas. Un día, cuando me faltaban dos meses para terminar
mi práctica, el jefe me mandó a llamar y dijo que si le colaboraba en la oficina
porque la psicóloga se había ido y que yo la reemplazara mientras llegaba la
otra nueva y como yo había sacado la mejor nota de ingreso en las pruebas,
pues me había escogido. Entonces acepte y comencé a ser la psicóloga
organizacional por los dos meses que me faltaban de contrato [...] conozco
al dueño de la fábrica y me ofrecieron que si necesitaba hacer las prácticas
(universitarias) lo podía hacer allá (Diana, grupo focal 1).
Volví a retomar el proyecto, elaboramos un plan estratégico dentro de una
empresa [...] también me fue muy bien, con un buen promedio. Entonces pues
terminamos el proyecto y ya tenía planes de que lo que quería estudiar era
ingeniería industrial (Carolina, grupo focal 2).
Ayudó bastante porque el profesor tenía una forma de hablar muy técnica,
conocía muchos términos importantes que uno normalmente no maneja y
tenía una forma de enseñar muy parecida a la de la universidad y pues a mí me
daba piedra cuando estaba en la universidad y decían “pero es que el sena es
para brutos” o “el sena crea trabajadores” pero desde ese punto de vista nadie
debería estudiar porque en la universidad también le enseñan a trabajar y
todos al final somos trabajadores (Alfonso, grupo focal 1).
58
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Como lo muestran los dos primeros relatos, la articulación con el
sena fue útil para encausar los intereses personales de los egresados
hacia el fortalecimiento de sus expectativas profesionales, ya que son
las habilidades laborales adquiridas en su periodo de práctica en una
empresa, las que ayudan a definir su inclinación por la carrera de psi-
cología y por la ingeniería industrial respectivamente. En el tercer caso,
se hace énfasis en la manera distinta en cómo se percibe el proceso de
enseñanza-aprendizaje, como una experiencia cercana a la que se vive
en la universidad. Cuando el egresado defiende el enfoque laboral pre-
sente en la articulación con el sena, hace evidente que esto no fue un
impedimento en sus aspiraciones para ingresar a la universidad, sino
más bien un complemento para su formación académica.
De igual manera, los egresados reconocen en esta articulación una
oportunidad para adquirir habilidades laborales y sociales que de otra
manera sería difícil alcanzar en un programa de bachillerato exclusiva-
mente académico.
Por mi parte aprendí a perder el miedo a atender a una persona (yo trabajé
en una óptica), hablar con ella, a mí todavía se me dificulta hablar en público
y la práctica me aportó mucho para superar esto. También me aportó en el
manejo de las tic, en la universidad tenemos que presentar trabajos y hay que
entregar en unas fechas, enviar la información organizada, pero yo lo hacía
desde antes (Mireya, grupo focal 1).
En el sena, en noveno, nos enseñaron la parte de autonomía, o sea, lo forman
a uno como persona para poder formar su empresa, venderse uno mismo y
vender lo que uno haga, me aporto en ser organizado [...] entonces uno no
tenía eso en el colegio. En el colegio no lo ponían a hacer todo eso, porque están
diseñados para personas que ya salieron del colegio. Todo esto si me pareció
pertinente porque el sena tiene un nivel más alto de exigencia (Jennifer
María, grupo focal 1).
En ese sentido, los egresados muestran como el programa de educación
media fortalecida permite acercarse a los fines que persigue la educa-
ción, en cuanto a la formación de un ser humano integral que esté do-
tado de las herramientas necesarias para desenvolverse en un mundo
mediado por la globalización y las nuevas tecnologías. En los dos relatos
expuestos anteriormente, se evidencia la importancia que tuvo el pro-
grama en el fortalecimiento de aspectos esenciales para la personalidad
como la confianza en sí mismo y la autonomía, lo cual se constituye en un
valor agregado a su formación en habilidades técnico-laborales.
59
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Pese a esto, para otro grupo de egresados la articulación con el sena
representa una barrera para sus expectativas profesionales, ya que la
adecuación curricular de esta modalidad al hacer énfasis en el desa-
rrollo de habilidades técnico-laborales, causa la reducción en el tiempo
de clase que se destinan a otras asignaturas consideradas igualmente
importantes para acceder a la universidad.
El sena yo lo veía como un trampolín, pero no para quedarse, sino para seguir
en otras cosas. Pero para mí era la última opción (Alexander, grupo focal 2).
Una de las cosas que de pronto yo crítico del colegio, es la articulación con el
sena. Lo malo es que quiten horas a clases tan importantes como física química,
calculo [...] de paso nos quiten a muchos la única posibilidad de competir por
el ingreso a la universidad pública (Diana, grupo focal 1).
El sena sirve, pero deberían sacarlo de las horas de clase académicas, porque
le quita horas a otras cosas que son más importantes. Yo creo que sería mejor
sacar profesionales que dedicarse solo a sacar técnicos y tecnólogos. Es mil
veces mejor [...] lo que quieren y lo que están haciendo es sacar técnicos y
tecnólogos, porque es lo que necesitan ahorita las empresas, en lugar de tener
una buena educación y formar buenos profesionales, están haciendo todo lo
contrario (Jefferson, grupo focal 1).
Para estos egresados la articulación con el sena no es percibida como
un proyecto profesional de largo plazo, ya que se asume como un es-
calón para alcanzar otros propósitos o sencillamente como un impe-
dimento para acceder a una universidad pública. A diferencia de los
relatos anteriores, estos egresados observan diferencias sustanciales
entre la educación que recibieron en el colegio y la que se necesitan
para aspirar y mantenerse en la universidad. A pesar que desde el año
2006 en Colombia, la educación técnica y tecnológica se clasifica como
educación superior, los relatos dejan entrever que la articulación con el
sena no es suficiente para satisfacer sus expectativas educativas. En el
relato expuesto por el estudiante Jefferson, precisamente se muestra
como la educación técnica y tecnológica se sigue percibiendo como un
instrumento del mercado para la producción de mano de obra, y como
una formación cuyo estatus es inferior a la educación profesional.
Lo anterior hace evidente el imaginario negativo que existe alre-
dedor de estos niveles de formación en Colombia, producto del gran
desconocimiento que se tiene acerca de sus características, ventajas
y pertinencia, dejando de lado los beneficios que puede traer para el
60
Nidia Esperanza Sánchez Varela
egresado a la hora de competir en el mercado laboral. Por ejemplo, en
los últimos años se ha experimentado un aumento considerable del
sector de los servicios en las principales ciudades del país, generando
una demanda de empleos relacionados con el marketing, la asistencia
contable y financiera, la electrónica y las telecomunicaciones, la asis-
tencia en salud, el desarrollo de software y redes informáticas, entre
otros. Esta situación ha obligado a las empresas a requerir de un talen-
to humano en particular, que posea la experiencia y las capacidades ne-
cesarias para desempeñarse en estos cargos. Según cifras del Servicio
Público de Empleo -spe- los empleadores buscan ocupar sus vacantes
con tecnólogos un 51,1%, con los profesionales lo hacen en un 12% y
con los empleados operativos en 7,6% (Portafolio, 2014), hecho que se
constituye en una ventaja para los egresados de colegios públicos con
programas de articulación, ya que el egresado tiene mayores oportu-
nidades de insertarse en sectores formales de la producción, obtener
un retorno económico y mejorar su calidad de vida en menor tiempo.
Sin embargo, esta situación genera opiniones encontradas en los
egresados como se muestra en los siguientes relatos realizados en uno
de los grupos focales:
Erick: No, no profe lo que pasa es que yo veo que el sena le enseña a la gente a
ser obrera y pues si está estudiando logística, si un nombre bonito maravilloso,
que nombre tan elegante y le dicen: mire coja esas cajas apílelas, allá póngase
este arnés y hágale caso a ese señor que está ahí. Y se quedan ahí.
Angie: Ocho horas, sueldo mínimo y se quedan ahí.
Carolina: Eso depende de uno, mira yo estudie logística y eso me dio
herramientas para hacer un proyecto que me asegura un puesto de trabajo y
financiar mi proyecto de vida de sacar una carrera y progresar. Habrán otros
que se consuelan alzando cajas, eso es problema de ellos y otros que como no
vienen a estudiar, pues no aprenden nada y les tocará de obreros, lógicamente.
Erick: Pero eso depende es de la estructura de la educación en Colombia, o la
política de educación. Porque en vez del sena, en vez de embutirle a uno algo
que a uno no le gusta, yo estuve en noveno, decimo y once con eso y yo no
aprendí nada porque no me gustaba, en esos tres años yo hubiera hecho seis
semestres de universidad y si hubiera salido y hubiera seguido hubiera hecho
ocho y pues otros dos y ya. Ya hubieras alcanzado hacer otra carrera.
61
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Como lo manifiesta uno de los egresados, es posible vincularse al
mundo laboral y al mismo tiempo tener la percepción de no tener ma-
yores oportunidades de ascenso social a través de la educación. Sin em-
bargo, su compañera hace énfasis en como las decisiones personales y
las expectativas individuales de futuro, son determinantes para dar un
adecuado aprovechamiento a la educación recibida en el nivel secun-
dario. Como se manifiesta al final de esta conversación, el egresado ve
mayores oportunidades y beneficios, siempre y cuando la articulación
se diera directamente con la universidad y no exclusivamente con la
educación técnica y tecnológica.
Frente a esto último, vale la pena tener en cuenta dos factores rela-
cionados con el programa de articulación. En primer lugar, la educa-
ción técnica y tecnológica es apenas un escalón más en la cadena de
formación, que consiste en aumentar en un grado la permanencia en
la educación secundaria, tal como ocurre en Estados Unidos y Europa
donde los estudiantes se quedan en el colegio hasta el grado doce. En
Finlandia -ejemplo de la calidad de educación en el mundo- después
del grado noveno los estudiantes pueden elegir entre la formación pro-
fesional o prepararse para ingresar a las escuelas politécnicas, sin que
esto signifique una diferenciación de estatus entre ambas modalidades.
Otro caso similar lo muestra Corea del Sur, donde después de alcanzar
un 84% de bachilleres que ingresan a la universidad, en la actualidad
se encuentran promoviendo un programa de educación para el trabajo
con el fin de satisfacer la demanda interna de talento humano, al cual
los empresarios están dispuestos a acoger con buenos salarios.
En segundo lugar, desde la implementación del programa de arti-
culación y a partir el pei del colegio, se ha planteado la necesidad de
educar de acuerdo a las necesidades socio-culturales de la comunidad
del barrio Rincón, donde existe un profundo arraigo de las prácticas y
valores asociados al trabajo, hecho que no se constituye en una limita-
ción para que el estudiante ingrese a la universidad si así lo desea, tal
como se corrobora en las propias narraciones de los egresados.
Sin embargo, este programa aún debe mejorar en el tema de articu-
lación con el nivel universitario. Por ejemplo, de las 14 instituciones
de educación superior que se encuentran vinculadas al Proyecto 891
en la ciudad de Bogotá, apenas tres corresponden al sector oficial. Esto
quiere decir, que sí un egresado opta por continuar con sus estudios
tendrá que realizarlo en la mayoría de los casos en las universidades
62
Nidia Esperanza Sánchez Varela
privadas, ya que éstas le ofrecen la oportunidad de homologar los cré-
ditos obtenidos en su educación media fortalecida. Sin embargo, la uni-
versidad privada representa un esfuerzo económico para el bachiller y
su familia, lo cual no es garantía suficiente de ingreso y permanencia
en la educación superior, pues se depende nuevamente del poder ad-
quisitivo y de la capacidad de endeudamiento del núcleo familiar.
Otra dificultad que presenta este modelo de articulación con el
sena, tiene que ver con la escasa diversificación de los programas ofre-
cidos en la educación media. Desde la creación del Convenio 001 de
2005 entre el sena y la Secretaría de Educación de Bogotá, “Para el
desarrollo del Programa de Articulación”; se observa un énfasis en pro-
gramas como gestión empresarial, tele-marketing, gestión contable y
comercio. A pesar de que el sena ofrece otras áreas del conocimiento
relacionadas con la arquitectura, la robótica, la cocina, las comunica-
ciones, el diseño entre otros, estos programas se encuentran limitados,
o sencillamente no se ofrecen, debido las dificultades de infraestruc-
tura que presentan los colegios, la escases de personal especializado
y la poca movilidad para generar intercambios académicos entre las
instituciones educativas. Esta situación, ha generado una disminución
en las oportunidades que tienen los estudiantes para acceder a otros
campos del conocimiento que se ajusten más a sus intereses y expecta-
tivas personales, laborales y profesionales.
En términos generales, sobre la articulación de la educación media
con la educación superior, vale la pena hacer dos precisiones que se
derivan de los relatos expuestos por los egresados. La primera, es que
se hace necesario ampliar la oferta curricular y educativa hacia otros
campos teóricos y prácticos de formación que ofrezca a los estudian-
tes, tanto las competencias técnico-laborales para incorporarse en el
mundo del trabajo, como las competencias académicas que le permi-
tan el ingreso y permanencia en la universidad. En segundo lugar, di-
cha articulación con el nivel superior, debe propender por una educa-
ción pública de calidad que garantice la gratuidad a los sectores de la
población con menos recursos, permitiendo a los estudiantes mayores
oportunidades para decidir sobre su futuro profesional, alejados de las
presiones económicas que implica asumir por su propia cuenta la fi-
nanciación de sus estudios.
63
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
B. Incidencia del currículo y la sociabilidad escolar
en la generación de expectativas educativas
En cualquier acto educativo, ocurren en el mismo plano temporal dos
aspectos esenciales del proceso de enseñanza-aprendizaje: el currícu-
lo y la sociabilidad escolar. En el primero, confluyen la intencionalidad
pedagógica de la enseñanza, los contenidos del campo del saber que
se desean transmitir, la didáctica especial de cada asignatura, la prác-
tica pedagógica del docente y la evaluación. En el segundo, se halla la
dimensión humana de la educación, las relaciones sociales de distin-
ta naturaleza que se entretejen con otras personas, los sentimientos,
valores y expectativas como individuos; y en general, las experiencias
individuales y colectivas que se viven en la escuela como espacio de
socialización.
En ese sentido, para analizar la influencia que ejerció el Colegio
Gerardo Paredes en la generación de expectativas educativas en sus
egresados, es importante tomar en consideración la manera en como
los egresados percibieron y se apropiaron del proceso de enseñanza-
aprendizaje y el impacto que tuvo la Reorganización Curricular por Ci-
clos -rcc- sobre ellos. Del mismo modo, es necesario explorar que tan
determinantes fueron las relaciones sociales vividas en la escuela, en
la toma de decisiones hacia el futuro y en la persistencia de alcanzar el
propósito de ingresar a la universidad.
En primer lugar, en la rcc propuesta por la secretaria de Educación
de Bogotá, se reconoce a los seres humanos como sujetos integrales
con capacidades, habilidades y actitudes que deben ser desarrolladas
para la construcción de proyectos individuales y colectivos. Por ello, la
pertinencia en la educación se constituye en un factor determinante,
en tanto que, permite que el acto educativo se desenvuelva en cohe-
rencia con los contextos socioculturales de las instituciones educativas
y teniendo en cuenta las particularidades de los niños, niñas y jóvenes,
en sus diferentes etapas del desarrollo.
En ese sentido, cada ciclo posee unas determinadas características
o “impronta de ciclo” que deben servir como insumo para orientar
el proceso de enseñanza-aprendizaje, teniendo en cuenta cuatro di-
mensiones humanas que se deben desarrollar: la dimensión cognitiva
(estructuras cognitivas, aprendizaje significativo), la dimensión socio-
afectiva (identificación de las propias emociones, empatía, sentido
64
Nidia Esperanza Sánchez Varela
ético de las emociones), la dimensión practico-creativa (imaginación,
fantasía, creatividad, expresión lúdica) y la dimensión comunicativa
(lenguaje corporal, producción oral y escrita).
Así pues, en los relatos de los estudiantes se puede identificar la
incidencia del currículo en la dimensión socio-afectiva, por ejemplo,
en la relación que se establecen entre los estudiantes y la función me-
diadora del profesor.
Yo me acuerdo que había otra motivación y era el profesor Humberto con el
proyecto de vida. Con él uno empezaba a analizarse, a saber qué es lo que uno
quiere, que es lo que quiere tener y alcanzar. Eso fue muy importante para mí
(Diana, grupo focal 1).
Yo creo que lo que influye es que uno tenga una relación más cercana con el
profesor, no solo en esa separación entre el puesto y el tablero, sino que haya
más allá de la clase una relación de admiración entre el profesor y el alumno
donde uno sienta que uno cuenta con ellos. Por ejemplo el profe Humberto que
es muy cercano a nosotros. Siempre es pendiente de uno, él dice: ¿Qué quiere?,
¿qué le pasa?, ¿qué necesita?, la profe Sonia es sumamente organizada y es una
muy buena persona, está pendiente de todo, le dice a uno: ¿Qué no entendió?,
¿qué le faltó?, ¿qué quiere? y es exigente a la vez (Alexander, grupo focal 2).
En este caso, los egresados hacen evidente la importancia de las re-
laciones interpersonales con sus profesores, como un elemento que
facilita y complementa su trayectoria educativa. En el primer relato,
el profesor incentiva la reflexión sobre el futuro a partir de las pro-
pias expectativas de sus estudiantes, con lo cual logra orientar desde el
campo humano que posee la educación, el proyecto de vida de uno de
sus alumnos. En el segundo relato, el egresado resalta el significado de
ir más allá de la función instructiva de la educación para entablar una
relación de respeto, admiración y cuidado mutuo con aquellos profe-
sores que le inspiran empatía. Lo anterior confirma el valor que repre-
senta para la educación, mantener las mejores relaciones afectivas y
sociales entre todos los miembros que comparten el espacio escolar.
Del mismo modo, en la dimensión socio-afectiva, la motivación que
demuestran los estudiantes frente a sus clases, es un factor que permi-
te el mejoramiento de la práctica educativa.
A nosotros [la profesora] si nos veía el interés. Nos llevaba copias, nos decía
miren, hagan, lean, redacten ellas nos enseñó a escribir ensayos trabajos y
65
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
todas esas cosas, pero era porque, nosotros se lo pedíamos de cierta forma.
En cálculo como eran dos horas de la profe Sonia Puerto nos embutía hasta
casi derivadas y yo me acuerdo que esa clase casi morimos porque decíamos
¿profe que es eso? Y ella muy amorosamente nos decía: Ustedes lo necesitan
porque eso les va salir en las pruebas (Jefferson, grupo focal 1).
Hay profesores muy buenos, pero si el estudiante no quiere aprender pues
simplemente no aprende, por ejemplo, a mí me pasaba en inglés, la profesora
a mí me encanta, el inglés era de mis materias preferidas (...) Y todo el mundo
decía que ella le caía mal. A mí me parecía una excelente profesora, yo aprendía,
pero ellos no. Era la falta de interés (Diana, grupo focal 1).
En este sentido, los egresados reconocen la importancia de la voluntad
de aprender para dar un mayor aprovechamiento a su aprendizaje, ya
que perciben que el docente retribuye este interés ofreciéndoles ma-
yor calidad en la educación que les imparte. En el primer ejemplo, se
muestra como los estudiantes exigen que su profesora vaya más allá, lo
cual evidencia la relación creciente de motivación en ambas partes. El
segundo egresado, resalta como su interés por la clase de inglés le per-
mitió acceder a mayores aprendizajes en comparación con sus compa-
ñeros que mostraban apatía frente a la profesora.
Por otra parte, la dimensión cognitiva, precisamente da cuenta de
los aprendizajes que los estudiantes han acumulado a lo largo de su
vida escolar y sobre los cuales reconocen la función de su colegio en su
adquisición.
Yo aprendí en el colegio que era analizar las situaciones, entonces yo nunca
me aprendía las cosas de memoria, sino que uno analiza situaciones. Entonces
como en el segundo semestre veía anatomía y fisiología, como los médicos de
memoria, pero yo no lo hago de memoria sino le busco la lógica y la estructura,
eso yo lo aprendí aquí en el colegio. En “Hermes” también nos enseñaron [...]
y le tocaba ser a uno ser las veces de psicólogo, le toca a uno escuchar las
dos partes estructurar la situación para poder dar una solución, eso me ayudó
mucho (Jefferson, grupo focal 1).
Como se observa, el egresado resalta que la función cognitiva de análi-
sis fue desarrollada y potencializada a lo largo de su vida escolar en el
colegio. Del mismo modo, muestra como el programa Hermes, el cual
sirve como un espacio de conciliación y resolución alternativa de con-
flictos entre los miembros de la comunidad educativa, le fue útil para
comprender otros puntos de vista y ofrecer alternativas de solución,
66
Nidia Esperanza Sánchez Varela
situación que permitió ampliar su pensamiento complejo y habilida-
des sociales y comprobar la importancia curricular de los proyectos
transversales2.
En la dimensión cognitiva, así como los estudiantes muestran admi-
ración por algunos profesores y sus asignaturas, también evidencian
que en otros aspectos existen oportunidades de mejoramiento.
Digamos que las bases que uno tiene en el colegio no siempre es culpa del
profesor, sino también del curso y los compañeros en el que uno este. Las
bases que da el colegio no son tan sólidas, porque pues en introducción al
cálculo… no, ¡que pela que me dieron a mí! [...] por eso ya es otro nivel lo de
matemática pura, cálculos puros más allá de lo que uno alcance a ver en el
colegio (Erick, grupo focal 2).
De pronto cuando entre a la universidad me dio muy duro, más que todo porque
aquí no me enseñaron métodos de estudio. Yo me acuerdo, el primer trabajo
que me pusieron en la universidad era una reseña, yo lloré en el computador
haciendo esa reseña, porque aquí no me enseñaron métodos de estudio. Esa
una de las cosas que se debe trabajar en el colegio, de pronto enseñar cómo se
estudia, como hacer un ensayo, aquí no deja de tarea eso, por ejemplo. Y los
métodos de estudio, entonces en psicología hay que leer mucho y como uno
leía fácilmente se olvidaba porque uno no tenía conocimiento que tocaba leer,
resaltar resumir y otra vez, eso fue lo que me dio más duro. Pero ya me estoy
nivelando, el hecho de adaptarme y nivelarme con los demás (Diana, grupo
focal 1).
En estos dos relatos, se evidencia como el aprendizaje es un hecho
complejo que depende de varios factores. En el primer caso, el egresa-
do le atribuye las dificultades que tuvo en matemáticas a un ambiente
de aprendizaje poco propicio en su curso, además de la amplia brecha
que percibe frente a las competencias adquiridas en el colegio y las que
necesita para desenvolverse en la universidad. En el segundo caso, el
egresado advierte el vacío en su competencia lecto-escritora, producto
de la ausencia de hábitos de estudio. Sin embargo, esto último no solo
es una problemática presente en la educación básica y media, sino tam-
bién se replica en la educación superior (Universidad Nacional, 2012).
Lo anterior es un ejemplo, de cómo el acto educativo involucra ex-
periencias subjetivas que varían de acuerdo a cada individuo. Mien-
2
Hermes es proyecto transversal de la institución que busca enseñar medios alternativos de
resolución de conflictos.
67
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
tras en un relato anterior se le atribuye a los docentes la motivación
de ir más allá en matemáticas y en competencias de lecto-escritura,
para estos dos egresados su vivencia parece ser distinta. Esto invita
a reflexionar nuevamente, acerca de la importancia de la voluntad de
aprender como hecho socio-pedagógico que facilita el proceso de ense-
ñanza-aprendizaje. Es así, que el docente debe tener la habilidad para
motivar en el estudiante el deseo de aprender, pero al mismo tiempo el
estudiante debe demostrar su disposición para recibir el conocimien-
to. Cuando uno de estos factores se disocia, el proceso de cierre cogni-
tivo resulta ser más difícil y prolongado en el tiempo, lo cual explica en
este caso, la diferencia entre unos relatos y otros.
Frente a la dimensión comunicativa, se observa que ésta puede pre-
sentarse de manera espontánea de acuerdo a las habilidades que ma-
nifiestan los estudiantes.
Por ejemplo yo en sexto, yo escribía en un mini periódico para el salón de
clases, entonces yo decía: ¡tal persona se agarró a la salida!, yo hacía entrevistas
o algo así, un día el profesor de tecnología Nilson, me encontró una de esas
hojitas y pues me llamó a parte y me dijo: “Diana eso no se hace, pero redactas
bien y tienes coherencia, tu deberías estudiar comunicación social”, entonces
en sexto y en séptimo, yo decía: Voy a estudiar comunicación social, hasta que
llegué a décimo, hice lo del proyecto de vida. Desde ahí me motivó a seguir
estudiando ya después conocí psicología.
Como se muestra en este caso, el docente logra percibir las habilidades
comunicativas y escriturales de la estudiante, con lo cual permite hacer
consciente de una manera pedagógica su potencial como periodista. La
egresada asume como propia esta recomendación y desde los prime-
ros grados del bachillerato se fue formando una expectativa frente a
su futuro profesional. Pese a que, finalmente su decisión se encaminó
hacia la psicología, se logra distinguir que éste hecho fue de vital im-
portancia para motivar su ingreso a la universidad.
Por otra parte, como ya se había mencionado, las relaciones de so-
ciabilidad que existen en la escuela son de gran importancia para la
vida de los estudiantes y su experiencia intersubjetiva. Así pues, el am-
biente hostil que se percibe en el curso o las relaciones de amistad que
se establecen con otros pares, son hechos significativos que pueden ser
determinantes en las trayectorias educativas que toman los estudian-
tes, lo que explica la importancia de controlar el bullying en las aulas y
otros espacios del colegio.
68
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Precisamente, un hecho que por lo general afecta a los estudiantes
destacados, consiste en las situaciones de rivalidad y conflicto de las
que son objeto en sus salones de clase.
Era terrible, porque digamos hubo un momento que estábamos en clase de
español, esa vez nos tocaba leer un libro y pues entonces yo leí el libro, la
profesora empezó a preguntar lo relacionado con el libro: de que trataba,
la temática, entonces yo lo leí y yo le respondí a ella. Entonces todos como
que no leyeron el libro y me decían: “porque lo leyó”, les dije: “pues ese era el
trabajo ¿no?”, se pusieron bravos conmigo [...] entonces desde ahí, te lo juro
que me gané a casi todo el curso de enemigo, llegó un punto que no podía ni
siquiera pararme del puesto, porque ya me sacaban los cuadernos, lápices,
celular y todo [...] Realmente para mí fue durísimo adaptarme y pues sí, había
compañeros que me hacían la vida imposible. Me acuerdo mucho también que
tenía que entregar un trabajo y lo dejé en mi maleta y cuando iba a entregarlo,
¡no estaba el trabajo, casi me muero y se copiaron todo el mundo de mi trabajo!
Fue una experiencia que no quiero ni recordar, los últimos años de estudiar en
el Gerardo fue muy difícil, porque mis compañeros eran mejor dicho. Por ahí,
hay dos o tres que se salvaban del resto, terribles y actualmente se ven los
resultados o sea la mayoría, no sé, ya tienen hijos o sea pues ya se ven en la
calle, eso es complicado (Angie, grupo focal 2).
En el relato de esta estudiante, muestra como el contexto escolar pue-
de resultar agresivo para quienes deciden llevar con determinación su
vida académica. En este caso, se hace evidente una situación de acoso
por parte de sus compañeros, lo cual, hace más difícil su proceso de
enseñanza-aprendizaje, ya que se generan sentimientos de frustración
y miedo que afectan su cotidianidad en la escuela. Sin embargo, las ha-
bilidades de adaptación y la capacidad de sobreponerse a un entorno
hostil, demuestran su convicción para obtener resultados. Cuando la
egresada logra compararse con la trayectoria de vida de sus compa-
ñeros de clase, se da cuenta el valor que representa el esfuerzo para
alcanzar una meta.
Sin embargo, este hecho no es algo menor teniendo en cuenta la di-
ficultad que significa para muchos estudiantes en Colombia el acoso
escolar o bullying, ya que incluye un maltrato físico o psicológico de
manera sistemática que logra afectar varios aspectos de la vida de los
jóvenes. En este caso, es claro que los egresados del Colegio Gerardo
Paredes lograron superar el bullying para llevar a cabo un proyecto de
vida intelectual.
69
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
A pesar de que estas situaciones de acoso escolar pueden ser bas-
tante frecuentes, también existe la posibilidad de entablar relaciones
de amistad con aquellos que comparten intereses similares.
Digamos que el principal motivo fueron mis mejores amigos. Nosotros
tres siempre éramos como los que decíamos que teníamos que entrar a la
universidad, no sabíamos qué queríamos estudiar y nosotros dos estábamos
como perdidos (Alexander, grupo focal 2).
En este caso, emerge la importancia que tienen las redes de solidaridad
que se construyen con los pares para alcanzar objetivos comunes. Por
ello, es igualmente necesario propiciar en los espacios educativos y en
la sociabilidad escolar, la consolidación de competencias emocionales
y sociales que permitan desde edades tempranas, una mayor acumula-
ción de capital social entre los estudiantes.
70
Conclusiones
“La importancia de la motivación como hecho educativo”
Teniendo en cuenta los relatos aportados por las y los egresados del
Colegio Gerardo Paredes, en cuanto a las expectativas familiares, edu-
cativas y económicas que explican su ingreso y permanencia en el nivel
universitario; surgen varios elementos que se platean como conclusión
y como punto de partida para futuros análisis.
En primer lugar, desde las expectativas familiares se logró eviden-
ciar la influencia del núcleo familiar en por lo menos dos aspectos
esenciales: la motivación como soporte emocional y el apoyo económi-
co total o parcial para ingresar a la universidad.
En el primer aspecto, el común denominador presente en las fami-
lias de los egresados consiste en la importancia que se le brinda a la
educación como un medio legítimo de superación personal y econó-
mica. Por ello, en la mayoría de los relatos se muestra como los padres
fueron determinantes a la hora de motivar la formación escolar de sus
hijos y propiciar la generación de expectativas que hicieran ver como
posible el ingreso a la universidad. Siendo esto concluyente cuando se
materializa en un apoyo que trasciende de lo emocional discursivo al
esfuerzo material (económico y de acompañamiento).
Es así, que la motivación y el acompañamiento emocional son de
gran importancia para mitigar dificultades como el origen socio-eco-
nómico y el escaso capital simbólico y cultural acumulado por los
padres. Precisamente, para varios egresados el hecho de recibir por
parte de sus familiares voces de aliento a lo largo de su vida, el tener
acompañamiento en la realización de tareas, el tener las herramien-
tas emocionales para la superación de dificultades o sencillamente al
observar el orgullo familiar que se produce por el hecho de ingresar a
la universidad, son razones de peso para continuar con sus objetivos.
Esto demuestra, que si bien el nivel de escolaridad de los padres influ-
71
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
ye en las decisiones que toman los hijos, el cuidado integral presente
en el núcleo familiar, tanto en la salud física como en la emocional, es
igualmente importante para definir sus trayectorias de vida.
Sin embargo, el discurso de motivación y superación que ofrecen
los padres encierra una paradoja. Por un lado, si bien funciona como
un incentivo emocional para mantener la educación como proyecto de
vida, también subyace la idea de que llegar a la universidad es una as-
piración difícil de alcanzar, ya que al interior del núcleo familiar no se
cuenta con un antecedente que delimite el camino para la nueva ge-
neración. Cosa contraria ocurre en familias con padres profesionales,
donde el hecho de llegar a la educación superior se encuentra implícito
en la cultura familiar a través del ejemplo. Por ello, no es extraño que
en este tipo de familias, los hijos “hereden” las carreras de sus padres.
Por lo anterior, en la motivación que ofrecen los padres de los egresa-
dos que hicieron parte del grupo focal, predominan frases como “estu-
die para que no le vaya a pasar como a nosotros” o “estudie para que no
lo humillen”, pero está ausente la orientación con respecto a qué carrera
elegir o cual universidad ingresar, aspecto que empieza a ser relevante
únicamente en los últimos dos años del bachillerato, donde el estudian-
te se ve apremiado para definir su futuro profesional y recibir orienta-
ción profesional. Esto último invita a la reflexión pedagógica, puesto que
se hace necesario propiciar modelos educativos que desarrollen desde
los primeros años de escolaridad los intereses y habilidades de los es-
tudiantes, de manera que al finalizar la educación media se reduzca el
nivel de incertidumbre y se facilite su paso al nivel post-secundario.
Otro aspecto relevante dentro de las expectativas familiares, tiene
que ver con la disposición que tienen los padres para asumir la for-
mación de los hijos como un proyecto económico. Es así, que a lo lar-
go de la investigación se logró establecer que en la mayoría de los ca-
sos existe la conciencia de apoyar la educación de los hijos en el nivel
universitario como una forma de generar mayores oportunidades de
movilizarse en la escala social y de transformar condiciones sociales y
económicas heredadas. Tanto para los egresados como para sus fami-
lias, existe la firme convicción de que a mayor escolaridad aumentarán
los ingresos económicos y las posibilidades de satisfacer necesidades
sociales como el prestigio y el estatus, especialmente ante los miem-
bros de la familia extensa y el entorno barrial.
72
Nidia Esperanza Sánchez Varela
En ese orden de ideas, queda claro que el discurso de la motivación y la
confianza que depositan los padres en sus hijos debe materializarse en
un apoyo económico que permita al egresado prolongar el estado de
moratoria que caracteriza a la etapa juvenil. Es decir, mientras el joven
pueda permanecer en su casa bajo la tutela y el cuidado de sus padres,
se amplía el tiempo para el ocio, la recreación y la educación, con lo
cual se postergan otros roles propios de la adultez, tales como el traba-
jo y la conformación de familia. Esto garantiza que el estudiante pueda
dedicar la mayor parte del tiempo a su desarrollo intelectual y apar-
tarse un poco de los aspectos básicos que determinan su subsistencia.
Sin embargo, debido a las condiciones estructurales de desigualdad
presente en nuestro país, para los bachilleres de estratos socio-eco-
nómicos más bajos, el ingreso a la educación superior se restringe a
la limitada oferta de universidades públicas presentes en la ciudad de
Bogotá. Situación que reduce la capacidad de elección de los egresa-
dos para llevar a cabo sus intereses profesionales. Por ello, se crea la
necesidad de acceder a créditos de estudio por medio del icetex o de
los esquemas de financiación que ofrecen las universidades privadas.
Esta última situación, propicia que la familia se vea en la encrucijada de
escoger entre la satisfacción de necesidades básicas como adquirir vi-
vienda propia a través de créditos, y el proyecto educativo de su hijo(a).
No obstante, el egresado al observar en su familia la dedicación y el
sacrificio, desarrolla un sentido ético de retribución hacia sus padres,
lo cual se convierte en una motivación adicional para culminar con éxi-
to sus estudios y convertirse en un sujeto económicamente productivo.
En la mayoría de los relatos, se evidencia que a pesar de las dificultades
económicas, existe la responsabilidad de ofrecer mejores condiciones
de vida a todos los miembros de la familia. Por ello, las expectativas
familiares guardan una estrecha relación con las expectativas econó-
micas, ya que el compromiso de recompensar a los padres y el anhelo
individual de ascenso social, se constituyen en un gran estímulo para
ingresar y mantenerse en el nivel universitario.
73
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Por otra parte, debido al origen socio-económico de los egresados y
a las dificultades que presentan los padres para prolongar constante-
mente la moratoria social, varios egresados han visto la necesidad de
vincularse laboralmente, hecho que sirvió para analizar la incidencia
de la articulación curricular con el sena como el mecanismo dispuesto
desde la política educativa para generar competencias laborales y po-
sicionarse en una mejor situación económica. Al respecto, los egresa-
dos manifestaron las ventajas con dicha articulación, principalmente
porque les permitió mayores facilidades para ubicarse laboralmente y
continuar con sus estudios universitarios, como también, acceder a las
universidades privadas por medio de los convenios de homologación.
Sin embargo, algunos mostraron su rechazo por las implicaciones de
éste programa en los aspectos académicos y educativos, situación que
se abordará más adelante.
Del mismo modo, desde las expectativas económicas, la investiga-
ción logro evidenciar cómo el origen socio-económico conlleva una se-
rie de privaciones sociales, económicas y culturales, que hacen de la
voluntad de ingresar a la universidad un reto personal y familiar. Por
ejemplo, los relatos mostraron las dificultades que tuvieron algunos
egresados para acceder a herramientas de vital importancia en la era
de la información, tales como el computador personal y la Internet. Al
respecto, se evidencia la manera desigual en como el capital cultural
objetivado (aquel necesario para apropiarse de un bien cultural como
el arte los libros y la tecnología) continua distribuyéndose de forma
desigual, hecho que los egresados del Colegio Gerardo Paredes logra-
ron mitigar recurriendo a los café Internet y a las redes de apoyo de
amigos y compañeros.
Frente a lo anterior, en los últimos años la ciudad de Bogotá ha lo-
grado reducir la brecha digital con el aumento de conexiones de alta
velocidad y zonas comunes wi-fi en los colegios públicos, sin embargo,
aún persisten dificultades en la velocidad de la banda ancha y en la ad-
74
Nidia Esperanza Sánchez Varela
quisición de computadores y dispositivos inteligentes. De igual manera,
el uso de Internet para trabajo y estudio en estratos socio-económicos
más bajos es considerablemente inferior frente a los estratos altos (Se-
cretaria Distrital de Planeación de Bogotá, 2014, p. 531). Teniendo en
cuenta lo anterior y la experiencia aportada por los egresados, se hace
necesario fortalecer a nivel curricular en el Colegio Gerardo Paredes la
vinculación de las tic en las diferentes asignaturas, con el fin de optimi-
zar su utilización con fines académicos y productivos que le permitan
a los estudiantes mayores oportunidades en el nivel post-secundario.
Por otra parte, el contexto barrial como espacio de socialización
en el cual se desenvuelven los egresados, está determinado por una
gran cantidad de problemas sociales relacionados con el pandillismo,
el consumo de sustancias psicoactivas, el microtráfico, la inseguridad
y la violencia intrafamiliar, entre otras. Sin embargo, la investigación
muestra que una característica común entre los egresados del Colegio
Gerardo Paredes, consiste en su capacidad para interpretar las condi-
ciones socioeconómicas que les son cercanas y discernir cómo ésta cir-
cunstancia puede ejercer una influencia sobre su trayectoria de vida.
Lo anterior, refuerza la importancia que tiene para el perfil de los
egresados continuar implementando desde el pei, una educación en
contexto, que brinde al estudiante las herramientas necesarias para
identificar problemáticas del entorno y poder aportar soluciones en
beneficio propio y el de la comunidad.
Por otro lado, frente a las expectativas educativas se realizó un
análisis de la influencia que ejerció el Colegio Gerardo Paredes como
institución educativa en el ingreso a la universidad de sus egresados.
Para ello se tomaron en consideración dos categorías: por un lado la
Influencia de la articulación con el sena (Educación Media Fortalecida
Técnica y Tecnológica) y en segundo lugar, la incidencia del currículo y
la sociabilidad escolar.
En primer lugar, la articulación con el sena se ha presentado como
una alternativa para que los bachilleres de los colegios oficiales de la
ciudad de Bogotá, tengan la posibilidad de desarrollar competencias
laborales que les permita mayores ventajas competitivas en el merca-
do del trabajo. En ese sentido, los relatos de los estudiantes mostraron
que las prácticas empresariales fueron de gran utilidad para perfilar su
futuro profesional y adquirir habilidades personales y sociales como la
autonomía, la autodisciplina y hablar en público.
75
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Sin embargo, para algunos egresados la adecuación curricular de
esta modalidad genera desventajas en la aspiración para llegar a la uni-
versidad, ya que el énfasis en el desarrollo de habilidades técnico-labo-
rales, provoca la reducción en el tiempo de clase de otras asignaturas
consideradas igualmente importantes. Del mismo modo, estas aprecia-
ciones estuvieron acompañadas de críticas hacia la educación técnica
y tecnológica, al ser percibida como un instrumento del mercado para
la producción de mano de obra calificada, y como una formación cuyo
estatus es inferior a la educación profesional.
Al respecto, vale la pena aclarar que la articulación con el sena y
su énfasis técnico y tecnológico, es apenas un escalón más del proce-
so educativo, lo cual no significa que la formación intelectual del estu-
diante tenga que terminar necesariamente en éste nivel y que su des-
tino esté marcado por el trabajo. Precisamente, en el transcurso de la
investigación se logró establecer que más allá del modelo educativo
que recibió el egresado, fue más determinante en su ingreso a la uni-
versidad la motivación personal y el acompañamiento -tanto emocio-
nal como económico- que le ofreció su familia.
Así mismo, desde la implementación del programa en el Colegio
Gerardo Paredes se buscó que la articulación con el sena respondiera
a las necesidades socioculturales de la comunidad del barrio Rincón,
donde existe un profundo arraigo de las prácticas y valores asociados
al trabajo3; aspecto que no ha sido impedimento para que un grupo de
egresados accedan y se mantengan en la universidad.
De igual manera, en los relatos se mostró que la incidencia del pro-
grama varía de acuerdo a las expectativas individuales y a las trayecto-
rias de vida particulares de cada egresado. Para algunos, les fue de gran
utilidad poder acceder al mundo del trabajo y pagarse sus estudios, a
otros les sirvió para acumular experiencia laboral; y para otros tan-
tos, funcionó como un mecanismo para adquirir habilidades sociales y
compartir con profesionales de distintas ramas. Independientemente
de que el egresado decida si desea ingresar o no a la universidad, en
cualquier caso obtendrá a su favor un beneficio adicional.
3
Frente a la importancia que adquiere el trabajo como valor social, Ronald Inglehart
(1997), sostiene que en momentos de escasez, las comunidades tienden a valorar más el
trabajo que en tiempos de bonanza económica, hecho que evidencia la relación que existe
entre el desarrollo económico y el cambio de valores (Veira y Romay, 1998).
76
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Sin embargo, cabe señalar que la articulación con el sena requiere
de planes de mejoramiento para garantizar la calidad de la educación
y aumentar el número de egresados que continúan con sus estudios en
el nivel postsecundario. En primer lugar, se debe aumentar la oferta de
programas para que los estudiantes de la educación media tengan ma-
yores posibilidades de explorar sus propios intereses, al mismo tiempo
que se facilite la movilidad entre las instituciones. De igual manera, es de
vital importancia optimizar la inversión en infraestructura y la moder-
nización tecnológica de las aulas. Desde el punto de vista educativo, es
necesario inculcar al interior de la cultura escolar la importancia que re-
presenta para el sistema educativo colombiano y para el Colegio Gerardo
Paredes, la educación técnica y tecnológica con el fin de que sea valorada
como una alternativa válida de conocimiento teórico y práctico.
Siguiendo con las expectativas educativas, en cuanto a la incidencia
del currículo y la sociabilidad escolar en el ingreso a la universidad de
los egresados del Colegio Gerardo Paredes, se logró establecer el impac-
to de la Reorganización Curricular por Ciclos como modelo educativo.
Es así, que en el contexto barrial al que pertenece la institución, el
cual se caracteriza por las carencias materiales, la violencia social y el
escaso capital cultural; la escuela adquiere un rol fundamental en la
contención de dichas problemáticas a partir del desarrollo de habili-
dades socio-afectivas tales como, la resiliencia, la motivación, la auto-
estima y la regulación emocional. No en vano, desde la implementación
en la ciudad de Bogotá y a nivel nacional de programas enfocados a
fortalecer la ciudadanía y la convivencia, se han logrado avances en
la reducción de las distintas manifestaciones de violencia que ocurren
dentro y fuera de los centros educativos, como por ejemplo el bullying
o matoneo escolar (Chaux, 2013, p. 19).
Por ello, desde la dimensión socio-afectiva la motivación nuevamen-
te juega un papel relevante, especialmente en la función mediadora tan-
to pedagógica como emocional que tuvieron los docentes. En los relatos
se muestra la valoración que los egresados dieron a las relaciones inter-
personales con sus profesores como una experiencia que les incentivó
la reflexión sobre el futuro y la ampliación de expectativas educativas,
ya que encontraron en ellos orientación y voces de aliento que permi-
tieron la toma de decisiones con respecto a su futuro profesional.
77
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
De igual manera, se logró establecer que las buenas relaciones in-
terpersonales con docentes como el profesor Humberto Garzón, la
profesora Sonia Puerto, la profesora Jaqueline Bohórquez, la profe-
sora Gloria Sepulveda, la profesora Yanid Moreno y el profesor Nil-
son Sabogal, entre otros, mejoraron la disposición frente al proceso
de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes a su cargo, es decir, se
incrementó la voluntad de aprender, hecho facilitó la consolidación de
procesos cognitivos en el mediano y largo plazo.
Sin embargo, frente a la escuela como espacio de socialización, se
evidenciaron las dificultades que tuvieron algunos entrevistados en
las relaciones interpersonales con sus compañeros. Precisamente, las
situaciones de rivalidad y conflicto acompañado de un ambiente hostil
en aula de clase, fueron factores reiterados en la mayoría de relatos.
Esto demuestra la incidencia de un contexto socio-cultural mediado
por la violencia simbólica y física, donde la dedicación y la autodisci-
plina hacia las labores académicas no son reconocidas como valores
superiores, ya que priman otros como los del trabajo. Esto causa que la
motivación de destacarse y tener como objetivo llegar a la universidad
sea percibida por otros estudiantes como pretenciosa y descontextua-
lizada, aspecto que se reprime en la mayoría de los casos mediante ac-
ciones violentas.
En ese sentido, con el fin de propiciar en el futuro que un número
mayor de egresados del Colegio Gerardo Paredes ingresen a la univer-
sidad, se debe hacer mayor énfasis tanto en el currículo como en la so-
ciabilidad escolar; en el desarrollo de habilidades emocionales y socia-
les como la empatía, la motivación, la autoestima, el trabajo en equipo,
el respeto, entre otras. De igual manera, buscar la armonización de los
valores del trabajo junto con los valores académicos, de tal modo que
ambos proyectos -según sea la decisión del estudiante- se puedan lle-
var a cabo sin que esto signifique un motivo de confrontación entre los
estudiantes. Así mismo, es importante llevar a cabo nuevos trabajos de
investigación educativa que permitan la recolección de datos (caracte-
rizaciones, encuestas, talleres) para obtener información más precisa
sobre las características socio-emocionales de los estudiantes y así es-
tablecer acciones de mejora en el currículo, el pei, y en general, en todo
el sistema educativo.
78
Bibliografía
Alonso, Ernesto; Ángel Alberto Valdés Cuervo; Carlos Martínez y José Manuel
Ochoa Alcántar. “Características emocionales y conductuales de hijos de padres
casados y divorciados”, Revista Intercontinental de Psicología y Educación, vol. 12,
n.° 1, México, Universidad Intercontinental, 2010.
Arancibia, Violeta. “Factores que afectan el rendimiento escolar de los pobres”, en
Educación, eficiencia y equidad, Santiago de Chile, Ediciones sur, 1997.
Banco Mundial. La calidad de la educación en Colombia: Un análisis y algunas opcio-
nes para un programa de política, Washington, Banco Mundial, 2009.
Barberá Heredia, Ester. “Modelos explicativos en psicología de la motivación”, Re-
vista Electrónica de Motivación y Emoción, vol. 5, n,° 10, 1997.
Bolívar, Antonio. “Familia y escuela: Dos mundos llamados a trabajar en común”,
Revista de Educación, n.° 339, Madrid, Instituto de Evaluación. Ministerio de Edu-
cación, 2006.
Bourdieu, Pierre. Capital cultural, escuela y espacio social, 2.a ed., México, Siglo xxi,
1998.
Bourdieu, Pierre. Meditaciones pascalianas, Barcelona, Anagrama, 1999.
Chaux, Enrique. Violencia escolar en Bogotá: Avances y retrocesos en cinco años, Bo-
gotá, Universidad de los Andes, 2013.
Colegio Gerardo Paredes ied. Proyecto Educativo Institucional -pei-, Bogotá, Im-
prenta Nacional, 2013.
Consejo Nacional de Educación Superior -cesu-. Comunicado de prensa: cesu pre-
senta al país los diez acuerdos de política pública para la educación superior en
los próximos 20 años, Centro Virtual de Noticias de la Educación, 2014. En línea:
[www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/w3-article-339459.html].
79
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Cornejo Chávez, Rodrigo y Jesús María Redondo Rojo. “Variables y factores asocia-
dos al aprendizaje escolar. Una discusión desde la investigación actual”, Estudios
Pedagógicos, vol. 33, n.° 2, Valdivia, 2007.
de Pretelt, Carmen Luz; Edwin Lamadrid y Julio César Cabarcas (eds). xv En-
cuentro Iberoamericano de Educación Superior a Distancia aiesad. Ibervirtual: La
educación a distamcia en la construción de sociedades inclusivas, Cartagena, unad,
2012.
Deleuze, Gilles y Félix Guattari. ¿Qué es la filosofía?, Barcelona, Anagrama, 1993.
Delgado, Juan Manuel y Juan Gutiérrez. Métodos y técnicas cuantitativas de inves-
tigación en ciencias sociales, Madrid, Síntesis, 1999.
Feixa, Carles. “Generación xx. Teorias sobre la juventud en la era contemporanea”,
Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, vol. 4, n.° 2, 2006.
García Urrea, María Jeannette. Significado otorgado por los egresados del Colegio
República del Ecuador de la cuidad de Bogotá, al currículo implementado en la edu-
cación básica y media de la institución, Bogotá, Instituto Latinoamericano de Altos
Estudios, 2014.
Giménez, Gilberto. La sociologia de Pierre Bourdieu, México, Instituto de Investiga-
ciones Sociales, unam, 1997.
Guzmán Ruiz, Carolina; Diana Durán Muriel; Jorge Franco Gallego; Elkin
Castaño Vélez; Santiago Gallón Gómez; Karoll Gómez Portilla y Johanna
Vásquez Velásquez. Deserción estudiantil en la educación superior colombiana:
Metodología de seguimiento, diagnóstico y elementos para su prevención, Bogotá,
Ministerio de Educación Nacional, 2009.
Inglehart, Ronald. The silent revolution: Changing values and political styles among
western publics, Princeton, Princeton University Press, 1997.
Kisilevsky, Marta y Cecilia Veleda. Dos estudios sobre el acceso a la educación supe-
rior en la Argentina, Buenos Aires, iipe - unesco, 2002.
Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación.
Primer estudio internacional comparativo sobre lenguaje, matemática y factores
asociados, para alumnos del tercer y cuarto grado de la educación básica. Informe
técnico. Santiago de Chile, unesco, 2001.
Mella, Orlando. Grupos focales (“focus groups”). Técnicas de investigación cualita-
tiva, Documento de Trabajo, n.° 3, Santiago de Chile, cide, 2000.
80
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Ministerio de Educación Nacional. Ley General de Educación, Ley 115. Bogotá,
1994.
Nussbaum, Martha. Las fronteras de la justicia: consideraciones sobre la exclusión,
Barcelona, Paidós, 2007.
ocde. La educación superior en Colombia, 2012, Bogotá, ocde, Banco Internacional de
Reconstrucción y Fomento y Banco Mundial, 2012.
Prawda, Juan y Eduardo Vélez. “Políticas para mejorar la calidad de la educación
primaria”, Boletín Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe,
n.° 29, Santiago de Chile, orealc, 1992.
Rivera Cerquera, Yeimy Andrea. Relatos de vida de estudiantes de grado noveno en
la ied San Agustín: Expectativas y proyectos de vida, Bogotá, Instituto Latinoame-
ricano de Altos Estudios, 2014.
Rodríguez Gómez, Gregorio; Javier Gil Flores y Eduardo García Jiménez. Metodo-
logía de la investigación cualitativa, Granada, Ediciones Aljibe, 1996.
Secretaria Distrital de Planeación. Indices de ciudad, Bogotá, Alcaldía Mayor de
Bogotá, 2014.
Secretaría de Educación Distrital. Plan Sectorial de Educación 2008-2012, Bogotá,
sed, 2008.
Secretaría de Educación Distrital. seice: Sistema de evaluación integral para la
calidad de la educación 2011, Bogotá, Alcaldía Mayor, 2011.
Secretaría de Educación Distrital. Plan Sectorial de Educación 2012-2016, Bogotá,
sed, 2012(a).
Secretaría de Educación Distrital. Proyecto: Eduación media fortalecida y mayor
acceso a la eduación superior, Bogotá, sed, 2012(b).
Sen, Amartya. La idea de la justicia, España, Taurus, 2010.
Tedesco, Juan Carlos. Los pilares de la eduacaión del futuro, Barcelona, Fundación
Jaume Bofill, 2003.
Tedesco, Juan Carlos. Educación y justicia: El sentido de la educación, Fundación
Santillana, 2010.
Tedesco, Juan Carlos. Justicia social y educación en América Latina, México, Fondo
de Cultura Económica, 2013.
81
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Universidad Nacional. Universitarios colombianos con problemas de lectoescritura,
Manizales, Agencia de Noticias UN, 2012.
Veira, José Luis y José Romay. “La cultura del trabajo y el cambio de valores”, Socioló-
gica. Revista de Pensamiento Social, n.° 3, Universidad de la Coruña, 1998.
Vizcarra, Fernando. “Premisas y conceptos básicos en la sociología de Pierre Bour-
dieu”, Estudios sobre las Culturas Contemporáneas, vol. viii, n.° 16, Colima - México,
Universidad de Colima, 2002.
Wallerstein, Judith S. Children of divorce: Stress and developmental tasks, Nueva
York, McGraw-Hill, 1983.
82
Anexos
I. Acrónimos
• icetex: Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios en el Exterior
• ied: Institución Educativa Distrital
• men: Ministerio de Educación Nacional
• pei: Proyecto Educativo Institucional
• rcc: Reorganización Curricular por Ciclos
• sed: Secretaría de Educación Distrital
• sena: Servicio Nacional de Aprendizaje
II. Grupos focales
Estructura y preguntas orientadoras de grupo los focales
Pregunta principal: ¿Cuáles son las expectativas que los egresados del Colegio
Gerardo Paredes ied, establecen para explicar su ingreso a la universidad?
Objetivos específicos: Indagar las expectativas que los tienen los egresados respecto
a su vivencia escolar y familiar que posibilitó el ingreso a la universidad. Además,
identificar como la política general de educación y sus estrategias de mejoramiento
de la calidad, afectan el ingreso de los estudiantes del Colegio Gerardo Paredes a la
universidad.
Introducción: Esta propuesta pretende identificar, mediante grupo focal, indagar a
los estudiantes egresados respecto a su vivencia escolar, familiar y la incidencia de
las políticas educativas en el ingreso a la educación superior a nivel de pregrado de
los egresados del Colegio Gerardo Paredes ied. Lo que se pretende es contribuir en la
implementación de un plan educativo institucional pertinente y adecuado para abor-
dar los problemas típicos de los estudiantes según el contexto de nuestra institución
83
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
con miras a mejorar el acceso a la educación universitaria y por ende el mejoramien-
to de la calidad de vida de nuestros futuros egresados y sus familias.
La identificación, descripción y análisis de estas variables pueden ser utilizadas
para la actualización y optimación de los planes curriculares de la institución, con el
propósito de adecuarlos a las necesidades particulares de los estudiantes y las exi-
gencias de su contexto sociocultural.
A. Preguntas orientadoras expectativas personales y familiares
• Cuáles eran sus expectativas cuando estaba en el colegio que podrían explicar su
ingreso a la universidad.
• Que situaciones familiares fueron cambiando o alimentando sus expectativas de
ingreso a la universidad.
¿El lugar que ocupa entre sus hermanos afecta o facilita su ingreso a la univer-
sidad?
¿Qué acontecimientos ocurridos en su vida lo llevaron a seguir con sus estudios
de pregrado?
• Razones que hicieron posible su ingresar a la universidad.
B. Preguntas orientadoras expectativas educativas
¿Qué situaciones educativas fue cambiando sus expectativas de ingreso univer-
sitario?
¿Qué es más relevante las situaciones educativas o familiares para el ingreso a
la universidad?
• Los puntajes icfes, ¿cambiaron sus expectativas de educación superior? ¿En qué
aspectos?
• La experiencia en la política de educación de los últimos momentos, ¿cómo ali-
mentó sus expectativas de educación universitaria (políticas de evaluación, dcto.
230 y articulación de la media con la educación técnica y tecnológica)?
¿Cómo fueron académicamente ustedes y ello podría explicar sus expectativas
de ingreso a nivel universitario?
¿Ustedes asistieron a la intensificación sed los días sábado y ello en que les sir-
vió, o no?
84
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Desde su experiencia personal sus expectativas educativas universitarias cual
es el aspecto que más incide?
¿Ustedes recibieron orientación profesional en el colegio?
¿Si estos chicos de este curso del que se habla, hubiera estado revuelto se tenido
los mismos éxitos académico de estar en la universidad?
¿Qué conocimientos son necesario que les enseñen en el colegio desde su expe-
riencia para posibilitar su ingreso y permanencia en la universidad?
¿Desde su experiencia, la expectativa de los profesores de qué manera influyo en
su ingreso a la universidad?
¿En que influyó su formación sena en el ingreso a la universidad?
¿Para qué les sirvió las pruebas trimestrales?
¿A que le atribuyes que les vaya mal en las pruebas trimestrales?
¿Por qué se dice eso de la educación primaria en el Colegio Gerardo Paredes?
¿En cuanto a políticas que influyen en la educación media ustedes alguna vez
pasaron por Decreto 230?
¿Qué me dicen de los efectos?
¿Ustedes saben que era el Decreto 230?
¿El colegio hizo que las expectativas familiares se modificaran? ¿O las expectati-
vas familiares hicieron que las expectativas educativas cambiaran?
¿Ustedes recibieron cursos de preparación adicional para presentarse a la uni-
versidad?
¿Cómo se podrían implementar hábitos de estudio?
¿Qué hace falta en el colegio?
C. Preguntas orientadoras expectativas económicas
¿Desde que semestre empezó a trabajar y por qué?
¿Qué razones o motivaciones los incentivó continuar con la educación superior?
85
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
¿Qué papel jugó la familia en la escogencia de la carrera universitaria y la univer-
sidad, en si del ingreso a la universidad?
¿A ustedes que les motivó y si conocen alguien que les ayudaría vincularse en el
mundo laboral después de que salgan de la universidad?
¿Qué condiciones familiares hace que un joven del colegio Gerardo paredes in-
grese a la universidad?
¿Qué condiciones educativas facilitan el ingreso y la permanencia en la univer-
sidad?
¿Usted tienen crédito icetex?
Grupo Focal 1: Universitarios que solo han estudiado
Fecha: 22 de febrero de 2014
Lugar: Colegio Gerardo Paredes ied, Bogotá.
Hora: 2:00 pm.
Se inicia con una breve presentación.
Jefferson: Soy estudiante de la Universidad Nacional de Colombia, e ingresé en el
año 2010. Tengo 22 años de edad y la ventaja es indudablemente el apoyo que reci-
bo de mis padres, soy soltero y sin compromiso, y el mayor de los hermanos en mi
familia. Mi familia proviene de Boyacá. Vivimos en arriendo, porque es que aunque
esté en la universidad pública, siempre se gasta. Cursé preescolar en el Parroquial,
ingresé al Gerardo en el grado cuarto y siempre me ha ido bien académicamente. Yo
digo que en parte es por mi formación de pequeño (tenía buenas bases académicas).
Yo creo que el factor que más ha influido en mi ingreso a la universidad es el apoyo
familiar, relacionarme con buenos amigos, la motivación de los docentes y la lectura
crítica.
Jennifer María: También me gradué en el año 2009. Estudio psicología en la
Uniminuto, ingresé el grado segundo al Gerardo y casi siempre me he destacado por
ser buena estudiante. Mi familia está compuesta por mi mamá, mis hermanos, abue-
lita y tíos. Mi papá hizo el bachillerato completo y mi mamá no pudo terminar porque
se embarazó, soy la hija mayor. Lo que más ayudó a ingresar a la universidad es el
apoyo de mi familia y mi deseo de ser profesional. Vivimos en casa arrendada.
Diana: Soy la tercera entre mis hermanos, yo soy de Bogotá y mi familia proviene
de Santander. Tenemos casa propia, y siempre me ha ido bien en el colegio. A mí me
gusta estudiar, sobresalir, ser alegre y tener muchos lazos de amistad. Soy egresada
del 2012 y estuve aquí desde preescolar. Nunca he trabajado, hice las prácticas del
sena y eso me formó mucho como persona y a nivel laboral, pero trabajar para sos-
tenerme, hasta ahora no.
86
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Alfonso: Yo soy el segundo de mis hermanos después del mayor. Ya hice un semes-
tre en la Universidad Nacional y estoy aplicando para una licenciatura, porque me di
cuenta que me gusta enseñar. Vivimos en arriendo aquí en el Rincón. Tengo herma-
nos en diferentes cursos aquí en el colegio y siempre me fue bien a nivel académico
en el colegio.
Manuel: Yo soy estudiante de la Universidad Panamericana. Este semestre me toco
aplazar mientras arreglo lo del servicio militar. Pertenezco a cabildo pero no he re-
cibido beneficios por eso, he aplicado con el subsidio de Cafam. Mis padres pagan el
semestre y yo me dedico a estudiar. En sexto grado tengo un hermano y como yo soy
el que más entiende pues a mí es el que le toca venir a todo al colegio por parte de
mi hermano.
¿El lugar que ocupa entre sus hermanos afecta o facilitó su ingreso a la universidad?
Jefferson: Yo soy el mayor, la parte económica es importante pero los que mis pa-
pás me decían: usted tiene que estudiar y seguir estudiando, ellos siempre desde que
yo tengo memoria me decían eso. Nunca pensé en que no iba a entra a una univer-
sidad, y de por sí, me di cuenta como en grado décimo que existían la Universidad
Nacional, la Universidad Distrital y las otras universidades públicas, que uno entraba
y pagaba menos que en las otras.
Nuevamente ser el mayor me ayudó. Mis papás como no estaban en la casa pre-
tendían que por ser el mayor yo les ayudará con mis hermanos, la responsabilidad
de mis hermanos no me la soltaron totalmente a mí, pero siempre es algo que hace
mella. Entonces eso me ayudó a ser de un carácter un poco más fuerte, ser más res-
ponsable. Yo tuve mi tiempo de juego y todo eso, pero mis hermanos eran primero
de lo que yo pudiera hacer. Al fin de cuentas todo eso que hice me sirvió bastante,
digamos que esa responsabilidad que adquirí me ayudó a formarme. Yo sé que mis
hermanos menores buscan un referente y yo sé que yo soy la imagen que ellos deben
seguir y espero que les sirva a ellos esa parte, espero ser ejemplo para ellos.
Y yo les digo lo mismo a mis hermano, ustedes estudien y enfóquense en su estu-
dio y verán que las cosas llegan y que la plata, poco relevante.
Ahora estoy pensando en la maestría y todo eso, pero los profesores nos están
inculcando que las becas y que hay miles de oportunidades por todo lado. Nos hablan
de la maestría virtual, pues es algo que se tiene al alcance. Ahora mi preocupación es
el postgrado. Yo sé que si uno se esfuerza las cosas van saliendo.
Manuel: Somos tres hermanos, soy el mayor, no afecta y tampoco facilita, todo segui-
ría igual ya que no hay complicaciones familiares o así por el estilo, por esto.
Jennifer María: Pues yo soy la mayor, mi hermano está todavía en el colegio y en
este momento los ingresos familiares son para mí, para mi hermano ya están empe-
zando a ahorrar, porqué si es duro pagar una universidad privada.
Mireya: Soy hija única y todos los esfuerzos económicos se centran en mi estudio.
87
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Alfonso: Ni afecta ni facilita.
Diana: Por ejemplo yo, tengo dos hermanos mayores, mis papás no tenían los re-
cursos para darles a ellos ninguna oportunidad de estudio a nivel profesional, mis
hermanos entonces tienen técnicos pero por el sena, sin ningún estudio a nivel pro-
fesional. En mi caso, yo sabía que si no pasaba a la Universidad Nacional, no, no, no
podría, era muy difícil. Hubiera tenido que pedir un crédito en el icetex, entonces
pues estoy estudiando porque pase en la Universidad Nacional y bueno sigue mi her-
mana menor que ya tiene una hija y veo complicado que ella también estudie. En el
momento si hablamos de recursos económicos no están tan enfocados en mí, porque
en el semestre se paga $97.000.
¿Qué razones o motivaciones los incentivó continuar con la educación superior?
Jennifer María: Yo creo que mi mayor motivación es salir adelante y no quedarse
como los papás de uno, mis papás no siguieron estudiando y solo se limitaron a tra-
bajar, yo no quiero hacer eso. Espero poder salir como profesional, ejercer y seguir
estudiando para ser una mejor psicóloga que es lo que yo quiero. Entonces la idea es
ser mejor, ayudarle a mi hermano y poder darles eso a los papas y la familia.
Alfonso: Mi principal motivación, en los últimos meses, me ha quedado claro a mí
me gusta enseñar y pues lo mejor que uno puede hacer para ser un buen maestro es
estudiar, si yo no sigo estudiando no le puedo enseñar a nadie nada. Es como usted
profe, usted sigue estudiando para saber más que ellos.
Mireya: En mi caso, yo tuve principalmente a mi mamá, pues ella el año pasado se
gradúo de profesional en preescolar y siempre ha estado como con ese fin de tam-
bién poderlo hacer. Y esa situación ha sido una ayuda para mí, me ha motivado.
Manuel: Tener varias posibilidades para conocer más, generalmente en obtener
más aprendizaje y en la parte del dinero, pues entre más estudio, más conocimiento,
más trabajo, mayor experiencia y mayor ingresos económicos. Aunque el dinero en
mi es lo menos importante mi cuestión es obtener conocimiento y experiencia en el
tema de mí especialidad.
Diana: En mi caso lo que me motiva, es que mi papá estudió hasta segundo de pri-
maria y mi mamá hasta quinto de primaria. Ellos vienen del campo y allá no llegaba
la educación hasta sexto de bachillerato. Mi mamá repitió dos veces quinto y quería
seguir estudiando pero no la dejaron. En mi núcleo familiar ninguno ha estado en un
nivel de profesional. Entonces esa es como mi motivación, el hecho de tratar de con-
seguir los recursos para tratar de devolverles a ellos todo lo que han invertido en mí.
Otra motivación es que mucha de la gente que está allá en la Universidad Nacional
viene de colegio privado y a mí me parece genial de venir de colegio público haber
pasado en la Nacional y yo soy orgullosa de lo que vengo de colegio público.
88
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Jefferson: Mi motivación principal es mi familia, yo tengo dos amigas cercanas del
colegio también desde que estuvimos acá desde sexto. Esta una cierta competencia
sana, y buscamos siempre ser mejores. Lo que uno busca siempre es avanzar y nunca
retroceder.
Los profesores con los que tengo cierto vínculo aun y los profesores de la uni-
versidad le enseñan que no es suficiente con las experiencias, conocimiento y que
hay que buscar siempre más y no quedarse ahí quieto. Uno siempre busca cambios,
y en cuanto a la parte económica los profesores cuando uno se va a graduar, le dicen
que eso no es tan fácil salir con el título de profesionales, es complicado [...] estamos
saliendo malos profesionales y nos están enseñando lo que no. Y no están buscando
formación académica.
Tengo muchos compañeros que aunque están en la Universidad Nacional, no sé
qué hacen allá, porque nunca hacen más de lo que se le pide, eso son los que me ima-
gino se quedan sin trabajo. Y son muy pocos los que si quieren hacer empresa, quie-
ren salir, saber, son inquietos. Por ejemplo, a mi desde el jardín la profesora decía:
niños vamos hacer [...] bueno, lo uno o vamos hacer lo otro. Yo nunca me podía ver,
digamos sentado en el salón hacer tareas y listo.
Yo creo que lo principal fue mi mami, era la que me decía: Si a usted le gusta hacer
las cosas, hágalas porque le gustan y listo. Muchos se inhiben por que los compañe-
ros los molestan y les da pena y oso. En mi caso mi mami era la que más me hablaba,
yo escuchaba a los profesores que me decían a partir de su experiencia: Miren yo
hice tal cosa, haga tal cosa, eso les va ayudar. Entonces, yo era el que estaba metido
en muchas cosas, porque me gustaba, no porque me gustará figurar, ni nada de eso.
Siempre me ha gustado hacer las cosas, no porque me feliciten ni nada de eso,
sino que uno se siente bien por ayudar a los demás. Eso me lo inculto mi mami, mi
papá y en el colegio. Mis profesores buscan y uno ve siempre en ello, el estimule y
haga cosas, siempre veía imagen de ellos y en la universidad también son así, enton-
ces uno aprende.
¿Cómo fueron académicamente ustedes y ello podría explicar sus expectativas de
ingreso a nivel universitario?
Diana: Desde pequeña siempre me fue muy académicamente, pero muy bien. Me en-
cantaba, siempre izaba bandera, de pronto fue en séptimo u octavo que me desquicié
muchísimo. Fue la primera vez que perdí una materia y nunca sacaba un aceptable
siempre era E y S, luego en noveno, décimo, once, me recuperé y empecé a estudiar a
estudiar y estudiar para el icfes. Una de las cosas que de pronto yo crítico del colegio,
bien la articulación con el sena, lo malo es que quiten horas a clases tan importantes,
tales como física química, cálculo, para la presentación de un exámen y de paso nos
quiten a muchos la única posibilidad de competir por el ingreso a la universidad
pública. Otra forma de ingreso es el buen rendimiento en el icfes y los exámenes de
admisión. Yo creo que dos horas en la semana es muy poquito, muy cortas para todos
los temas a que se tiene que ver, entonces nos meten todas esa información en muy
poco tiempo y no se va a la memoria largo plazo.
89
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
El caso es que en décimo fue cuando comencé a estudiar para las pruebas, aunque
no tenía mucho tiempo porque estaba haciendo las prácticas en el sena. Me la pasaba
haciendo simulacros y cuando no entendía en decimo y once, buscaba en Internet la
manera de solucionar los cuestionarios. Todo fue sola. Si porque tampoco mis papás
no podían ayudarme, ellos escasamente tienen tercero de primaria. En esa época
había intensificación en matemáticas e inglés.
Alfonso: Excelente, casi siempre ocupaba los primeros puestos.
Manuel: Académicamente normal, ya que tuve perdidas de algunas materias en el
colegio, pero las recuperé y es una buena experiencia, porque me enseña a estar
mejor reforzado. No perdí ningún grado y mi nivel académico fue sobresaliente y
en los últimos años mi rendimiento fue excelente. Y en la universidad, mi nivel aca-
démico fue sobresaliente ya que cumplía con requisitos, pues no al 100%. A nivel
disciplinario muy bueno, ya que la tranquilidad y el escucha servían de mucho para
la comprensión.
¿Ustedes asistieron a la intensificación?
Todos: Si, y eso si les ayudó a mejorar.
Mireya: Pues en alguna parte, para practicar lo del icfes, lo de selección múltiple. Y
también conocimientos, pero igual no se le queda en la memoria toda esa informa-
ción, me parece que si nos sirvió, pero yo creo que fue muy poquito el tiempo. Fueron
al final de año y en poquitos sábados, media tarde, muy poco. Y académicamente
siempre me fue bien.
Alfonso: A todas, a más de las que me tocaba, porque hacían cursos y yo iba, pues
no ayudo la gran cosa.
Manuel: Sí, pero no fue de gran ayuda muy simple y poco reforzado esperé algo más
extenso, no en horario si no en aprendizaje para llegar mejor preparado.
Jefferson: Fue muy bien en el colegio y estábamos en los proyectos.
¿Qué papel jugó la familia en la escogencia de la carrera universitaria y estableci-
miento educativo a nivel postsecundario, en si del ingreso a la universidad?
Mireya: Pues yo tenía pensado estudiar terapia ocupacional, pero a mí me gusta-
ba mucho la rehabilitación. Desafortunadamente el presupuesto para entrar a una
carrera de esas es muy alto. Las universidades en esta carrera son muy costosas,
entonces igualmente la fonoaudiología se trata de la rehabilitación y comunicación.
Entonces me incliné y también el apoyo de mis padres fue fundamental. Y eso que el
presupuesto familiar es todo para mí, por ser hija única, sin embargo no me alcanza-
ban a pagar la otra carrera.
90
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Alfonso: Ellos me dijeron: Tiene que escoger algo que lo mantenga, la filosofía, el
arte [...] eso a usted no lo mantiene, tiene que buscar algo que lo mantenga. Fue todo
lo que me dijeron, no para que tenga mucha plata, pero que pueda vivir con su suel-
do, pues ellos dijeron que farmacia era buena, pero no era lo que yo esperaba. Fueron
muy claros cuando me dijeron “no lo vamos a mantener toda la vida”. Tenía que pen-
sar en algo que no solo me gustara, sino me lucrara también.
Diana: Mis papás me decían “por favor tiene que estudiar, mire no metas las patas.
Por favor usted tiene que estudiar, póngase pilas, estudie, estudie”. Nunca me dije-
ron que tenía que estudiar tal carrera, estudie lo que usted quiera, pero que sea algo
rentable. No hiciera una carrera que no sirviera para nada, eso era lo que mi papá me
decía, digamos filosofía [...] no, no, ni por el chiras.
Cuando por fin decidí estudiar psicología, yo les hablé de todos los campos que
tiene y ahí si les llamo la atención. Cuando pasé en la Universidad Nacional, me dije-
ron que me iban a apoyar en todo lo que más pudieran.
Manuel: En la parte financiera mi familia pensó que administración de empresas me
daría un buen futuro, algo bien progresivo y en el colegio jugó un papel de mostrar-
me que es lo que uno puede escoger para estudiar en el futuro.
Jennifer María: Pues mi mamá es la que siempre me ha apoyado, ella tampoco me
obligó a elegir carrera, pues inicialmente quería psicología, y cambié porque pensé
que no tenía buena salida para ejercer. Entonces decidí por economía [...] y luego
decidí por psicología y pude ingresar. Mi mamá siempre me ha apoyado y tiene altas
expectativas de que voy a salir profesional y la parte que yo quiero es muy poco co-
nocida en Colombia, entonces mi mamá me apoya.
Jefferson: Mis papás no tenían ni idea y bueno ni yo tampoco, ahora yo les explico.
Aun todavía se confunden cuando les digo que toca seguir estudiando, y ellos me di-
cen: “¿falta más?” yo les explico que toca estudiar como toda la vida. Ellos me decían
que estudiara pero como que o cual carrera no [...] mis papás son del campo y a mi
mami es como la mejor que le ha ido. Mi papá es santandereano y yo soy de Bogotá,
entonces la familia vive en una finca a la que íbamos a vacaciones y me sirvió a esco-
ger la carrera que estudio, es donde más feliz me siento, en el campo.
La ciudad me gusta y uno se acostumbra, es chévere, y el colegio lo que a mí siem-
pre me ha gustado era la biología, ciencias sociales y lo que más me fascinaba era eso.
Entonces, yo quería estudiar medicina, por el sueño de ser médico, era lo mejor del
mundo, también porque me gustaba, entonces yo me presente al examen a la univer-
sidad. En ese tiempo se presentaba a tres carreras: medicina, zootecnia y geografía,
pero yo no sabía que uno entraba y luego se trasladaba de carrera, yo sabía que las
tres cosas me gustaban.
La psicóloga cuando entré a la entrevista en la Universidad Nacional, ahora pien-
so que me citaron porque a casi que todos los que entrabamos al psicólogo éramos
de colegio distrital y nos preguntaban: A ver mi hijo ¿usted está loco? ¿Cómo es que
todo eso le gusta?, tiene que decidir y buscar. Entonces, con las charlas me fui dando
cuenta que de todas maneras mi objetivo era hacer primer semestre de zootecnia y si
91
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
no me gusta, me salgo y vuelvo a presentar el examen de ingreso. De todo mi familia
fue lo que más influyó en mí para que estudie.
¿Desde su experiencia personal sus expectativas educativas universitarias cual es
el aspecto que más incide?
Jennifer María: El principal factor y más importante uno piensa que es el econó-
mico, en hacer plata cuando se gradúe, bregar a tener más dinero, estabilidad en el
futuro. Cuando uno comienza su carrera se empieza a enamorar de todo lo que hace
y lo que uno puede llegar a hacer. Después se da cuenta que cuando uno hace lo que
le gusta, la plata llega por sí sola, si uno lo hace bien, feliz, eso lo va ayudar financie-
ramente.
Manuel: Obtención de mayor conocimiento y experiencia, proyección a un mejor
futuro, posibilidades de un buen de trabajo y con ello una mejor calidad de vida.
Diana: En mi caso me ayudó a escoger la carrera la práctica del sena en Pat Primo,
yo estaba en la parte de ventas. Un día, cuando me faltaban dos meses para terminar
mi práctica, el jefe me mandó a llamar y dijo que si le colaboraba en la oficina que la
psicóloga no había ido. Entonces que hiciera el reemplazo mientras llegaba una nue-
va psicóloga, y como yo había sacado la mejor nota de ingreso en las pruebas, pues
me había escogido. Entonces acepté y comencé a ser la psicóloga organizacional por
los dos meses que me faltaban de contrato y me quieren, voy a visitarles, conozco
al dueño de la fábrica y me ofrecieron que si necesitaba hacer las prácticas lo podía
hacer allá.
Mireya: Por mi parte, como lo dice ella, pues tener una estabilidad económica y tener
en cuenta lo que a uno le gusta y le apasiona en verdad. Por ejemplo en mi caso, lo
humano y la comunicación, es lo que se va a necesitar siempre, si se tiene una disca-
pacidad te debes comunicar y en eso me base para elegir mi profesión.
Jefferson: Cuando era pequeño me encantaba ir a la finca y ver programas de na-
turaleza y científicos en Canal Capital, recuerdo que yo quería ser así [...] lastimosa-
mente esos programas ya no los dan.
Mejorar la situación económica, aunque siempre he tenido todo lo que he nece-
sitado, era el gusto que yo tenía por estudiar y ver contentos a mis papas. Desde que
estén bien y el gusto que uno le tenga a las cosas y lo que uno hace, le va generando
oportunidades. Y lo que decía Jennifer, la plata va llegando. En mi caso es la menor
prioridad y si llega, pues mejor para todos.
Alfonso: Yo creo que es el mejoramiento personal, los ingresos si inciden pero lo
más importante es la satisfacción personal, luego el mejoramiento económico y el
agradecimiento a los padres. Así no se estudie en la universidad o se gane un mínimo,
cuando sus padres necesiten usted va a darles lo que pueda, por lo menos es lo que
se espera, así es como debería ser.
92
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Ustedes recibieron orientación profesional en el colegio?
Jefferson: En mi curso fue algo curioso, desde séptimo hasta once. Nos selecciona-
ron por rendimiento académico y los papas decían que era discriminación. Por eso
creo que no se volvió a hacer eso. Discriminación con los otros muchachos de los
otros cursos, nos miraban mal, éramos los consentidos de todos los profesores. Lo
que sé es que de ese curso más de la mitad está en la universidad.
¿A qué le atribuyes eso?
Jefferson: Nos educaron de otra forma, los mismos profesores nos estimulaban y
decían que veían buen potencial, podían trabajar mejor que con los otros cursos.
Entonces nos daban más temas en comparación con lo que los otros cursos veían,
nos hablaban de mucho más de superación personal, la orientación profesional era
mayor porque ellos sabían que nosotros lo íbamos a hacer y lo hicimos.
¿Qué promoción fue?
Jeffersson: 2009, igual que Jenny que estaba en 11-04. Nos daban salidas pedagógi-
cas y nos tenían desde otro punto de vista. Yo he hablado con algunos profesores y
dicen pongámosles tareas como para que hagan. Se piensa que hay que pasar a todos
los estudiantes al final del año, por lo que hay que colocar trabajo para que pasen la
mayoría, por lo de los porcentajes que maneja secretaria de educación. Pienso que por
eso es que la gente no se esfuerza y los profesores se desaniman a trabajar.
Más de la mitad de ese curso está en la universidad por que los profesores nos
educaron de otra forma. Y la otra mitad hicieron técnicos y están trabajando, como
unas tres compañeras tienen bebes. Por ejemplo: dos compañeros en la Universidad
Nacional, como cinco en la Distrital, tres en la Pedagógica, en la Uniminuto, en la Uni-
versidad San Martín, estudiando en Cuba...
Desde el grupo Hermes, Luisa que es la tutora hizo una investigación y defini-
tivamente estábamos como en otro colegio, en algún momento por ejemplo 11-05
nos tenían rabia, pero eso también era culpa de los profesores, porque iban y les
decían es que 11-07 hace esto y lo otro y hacían sentir mal a los estudiantes de otros
cursos, cuando no se debía ya que éramos estudiantes seleccionados, en el lugar de
motivarlos y no humillarlos. Nosotros les decíamos que no hicieran eso y no, más les
podía el orgullo.
Nosotros escuchábamos que decían allá van los nerditos, los consentidos a los
que les dan todo. Pues nunca me afecto, porque yo no ponía cuidado. Nos criaron
diferente, creo que sí, fue por eso.
Manuel: Pues de los profesores que hablaban de un buen futuro hablaban del es-
fuerzo que se podría hacer para un mejor mañana y pensaban en que nosotros como
estudiante miráramos más allá.
Alfonso: Mi familia, no ninguna, nada.
93
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
¿Desde tu experiencia que sentías con lo que estaba pasando con ese otro curso?
Jennifer María: Es como lo dice él. Muchos profesores estaban en contra de no-
sotros. Siempre ellos eran los buenos y nosotros éramos lo peor. Entonces, que los
profesores tienen mucho la culpa, es cierto.
Pues en psicología vimos un experimento: donde les dijeron a los profesores que
había tres grupos uno buen, regular y malo. Realmente, los grupos en promedio eran
iguales, y los maestros iban más motivados al grupo en el pensaban estaban los bue-
nos y resultaron con los mejores resultados. Igual a nosotros [...] eso no te forma como
persona, si los profesores son muy importantes, es más bien lo que uno cree. Lo que yo
sé, es que muchos de mis compañeros a comparación de mi curso la mayoría no siguió
en la universidad, solo mis amigos y son muy pocos, de 40 solo cinco más o menos,
lograron entrar a la universidad, la mayoría tienen hijos, no hacen nada, total es como
lo que uno es como persona, como lo hayan criado y lo que uno quiere finalmente.
Jefferson: Nosotros éramos seleccionados. Yo me puse a pensar, la mayoría de mis
compañeros eran hijo de familias completas: papa, mama y hermanos. En los otros
cursos se veía los niños que vivían con solo mama, abuelita [...] era distinto. Pero esta
selección se dio por rendimiento académico el resultado fue selección de personal
con núcleo familiar estable. Digamos que el colegio es como la segunda casa y si no lo
motivan a uno, pues también como complicado.
Jennifer María: El ser humano vive y se maneja por la motivación que tiene.
¿Si estos estudiantes de este curso del que se habla, hubiera estado revuelto se hu-
bieran tenido los mismos resultados?
Jefferson: Yo creo que hubiera bajado un poco el número de estudiantes que in-
gresaron a la universidad, pero yo creo que las tres cuartas partes hubieran pasado
a la universidad. Más o menos la mitad del curso paso de una y otros en los años
siguientes.
Alfonso: Yo pienso que no influye en mí, hubiera estado en un curso u otro porque
mi grupito de amigos no eran los mejores, hasta uno de mis mejores amigos repitió
un año y fue uno de los peores estudiantes porque él quería, otro dice que él es lento
para estudiar y otro que era perezoso, y eso no influyo mucho en mí.
¿Qué acontecimientos ocurridos en su vida lo llevaron a seguir con sus estudios de
pregrado?
Diana: En mi caso, al ver que mis hermanos no pudieron estudiar, dije no tengo que
seguir con esa misma racha. Algún día yo tengo que recompensar todo lo que han he-
cho por mí, algún día tener mi carro, mi casa, tener mis cosas propias. Eso fue lo muy
importante para mí, el hecho de que ellos no [...] y como en el colegio me iba bien, es
imposible que en la universidad tampoco me vaya bien, no me desmotivaba el hecho
de entrar a la universidad.
94
Nidia Esperanza Sánchez Varela
De pronto cuando entre a la universidad me dio muy duro, más que todo porque
aquí no me enseñaron métodos de estudio. Yo me acuerdo, el primer trabajo que me
pusieron en la universidad era una reseña, yo lloré en el computador haciendo esa
reseña, porque aquí no me enseñaron métodos de estudio. Esa es una de las cosas
que se debe trabajar en el colegio, de pronto enseñar cómo se estudia, como hacer un
ensayo, aquí no dejan de tarea eso, por ejemplo. Y los métodos de estudio, entonces
en psicología hay que leer mucho y como uno leía fácilmente se olvidaba porque uno
no tenía conocimiento que tocaba leer, resaltar, resumir y otra vez, eso fue lo que me
dio más duro. Pero ya me estoy nivelando, el hecho de adaptarme y nivelarme con
los demás.
Alfonso: Poco antes de graduarme todos llegaban y me decían “es que no entiendo
esto, explíqueme” y yo me sentía bien al indicarles y que ellos dijeran gracias y cuan-
do mejoraban. Yo me sentía feliz por ser parte de esa mejoría, entonces se siente esa
satisfacción. He estado dando tutorías para que no se me olviden las cosas y es ese
sentimiento de ayudar a alguien a ser mejorar me hace sentir bien.
Jennifer María: Igual en psicología se lee mucho y es mucho [...] entonces no es
como el colegio. Además, uno está acostumbrado aquí en el colegio a copiar y pegar
en Wikipedia, eso no lo podemos hacer en la universidad. Fue brusco el cambio. En
la universidad nos molestan mucho, como profesionales no podemos hacer eso, hay
que aprender de nuevo hacer nuevas cosas, leer y si no entiendo tengo que volver a
leer. Entonces, ha sido muy duro el cambio, los trabajos y los proyectos de investiga-
ción son muy complicados, aquí vimos proyectos del sena, la redacción y la ortogra-
fía la exigen. Aunque yo no soy mala para la ortografía y eso no lo vi aquí en el colegio,
mis compañeros son malos para la ortografía y mi hermano que estudia aquí es pési-
mo en ortografía. Pienso que al colegio le falta mucho enseñar eso, porque son bases
que uno necesita como profesional. Imagínese un profesional con mala ortografía y
escribiendo minúsculas entre mayúsculas.
Es importante en mi carrera la matemática, estadística y también es primordial el
inglés. Teníamos una profesora muy estricta y todo el mundo la criticaban por eso,
pero yo aprendí en la universidad, porque los profesores estrictos son los mejores y
es verdad porque a mí me ayudó mucho en la universidad sobretodo en inglés.
Aprendí que los profesores estrictos son los que más enseñan y te dejan unas
buenas bases para la vida.
Jefferson: En el primer semestre de la universidad me dije: sino me gusta, me voy;
entonces mi profesor en introducción, recuerdo que habla en una forma que uno
se enamora de la teoría. Ella tiene una visión grandísima de lo que es la carrera y
lo que no va a ver. Entonces el profesor nos dio la dimensión que tiene la carrera y
yo me puse feliz. Los viernes nos llevaban a la finca de la universidad en la sede de
Mosquera a hacer prácticas con las especies y aprender como es el manejo. La gente
del campo se quiere volver citadina y la de la ciudad quiere volver al campo.
Yo casi no he mantenido contacto con los animales. Va uno allá y pesa un cerdo,
y esos animales los coge uno y chillan mucho. Ahí la mitad de mis compañeros ya se
fueron en el primer semestre, porque se dieron cuenta que eso no era para ellos. A
95
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
pesar de que la tarea de un zootecnista no es ir allá a untarse del animal, sin embargo
para meterse como jefe a manejar empleados se debe saber todo lo que se va a ma-
nejar en la granja para capacitar a los empleados.
Digamos la diferencia que hay entre los estudiantes de la universidad privada
y pública en mi carrera; es que los de La Salle que estudian veterinaria y zootecnia
juntas, a ellos los están formando como gerentes, tienen un cargo sumamente bueno,
y ellos tiene la imagen de que un zootecnista de la Universidad Nacional, es el que les
va hacer lo que ellos manden. Lo que pasa es que a nosotros siendo de universidad
pública nos forman desde abajo hacia arriba, entonces el mando que uno tenga, tiene
que ser justificado.
Yo tengo claro que seré gerente de algo pero tengo que saber manejar un animal
como tal, entonces los compañeros que entraron conmigo no les gustaba eso.
Me acuerdo que una vez nos tacaba meterle el dedo en el ano de una gallina, pero
era porque les daba asco. Además yo no he sido asquiento, entonces, no, yo lo volví
hacer (todos ríen), pero esas prácticas hicieron que yo siguiera, y el otro no.
Manuel: El querer ayudar a mis papás siendo alguien y mejorando la calidad de vida
de quienes deseo ayudar y más porque en mis dos familias fui el primero en ingresar
a la educación superior. Eso me convierte en un ejemplo para los demás dentro de mi
familia, pero básicamente pretendí siempre estudiar.
¿Es necesario que les enseñen en el colegio desde su experiencia para posibilitar su
ingreso y permanencia en la universidad?
Alfonso: Pues lo importante es que nos dirijan. Es muy difícil porque hay mucha
gente en los colegios distritales, sería bueno que tomaran al estudiante desde peque-
ño y lo guiaran por sus talentos, porque mal que bien uno los muestra desde peque-
ño. Es importante lo que a uno le gusta hacer, y eso influye en las materias, casi nadie
pierde educación física y es porque a la mayoría les gusta el deporte. Mientras con
matemáticas que son lo que menos gusta es lo que más se pierde y de saberes cultura
general e historia uno tiene que saber, lo que ha pasado antes para saber cómo com-
portarse en una situación similar.
Sentido común, porque cuando uno no entiende algo en la universidad uno de
manera lógica lo va sacando, matemática aplicada que sirva para algo, español uno
tiene que aprender a hablar y escribir bien, sino no lo reciben en ningún lado y si se
tiene un buen vocabulario, se vuelve más respetuoso, no tanto ciencias naturales,
porque es más si a uno le gustan.
Jefferson: Métodos de estudio, redacción y eso. La profe Gloria Sepulveda, ella
sabe muchísimas cosas, lo malo que tiene la profe es que si ella ve que los chinos no
entienden nada ella les dice: Ustedes verán que hacen.
A nosotros [la profesora] si nos veía el interés. Nos llevaba copias, nos decía mi-
ren, hagan, lean, redacten ellas nos enseñó a escribir ensayos trabajos y todas esas
cosas, pero era porque, nosotros se lo pedíamos de cierta forma. En cálculo como
eran dos horas de la profe Sonia Puerto nos embutía hasta casi derivadas y yo me
96
Nidia Esperanza Sánchez Varela
acuerdo que esa clase casi morimos porque decíamos ¿profe que es eso? Y ella muy
amorosamente nos decía: Ustedes lo necesitan porque eso les va salir en las pruebas.
Entonces cuando entré a la universidad el nivel que tiene el colegio público frente
al privado es bajísimo, entonces uno llega como ¡oh por Dios yo no vine a esto! Enton-
ces en la Nacional tiene materias de nivelación que es matemáticas, lecto-escritura,
inglés ¿y el nivel es obligatorio? ¿Y eso es muy difícil? Pero si tú tienes mal nivel de
inglés tienes que hacer los exámenes y nivelar, inglés también la profe nos ponía ha-
blar, a escuchar, pero a pesar de todo y para entonces ya estábamos tan saturados. En
matemáticas con la profesora la veíamos los temas rapidísimo: derivadas y límites,
no hicimos si no una clase.
Entonces, ¡yo como que huuuy no entiendo!, pero en matemáticas no me sentí
tan mal. Digamos, que bruto, eso gracias a la profe Sonia Puerto y el resto si [...] en
español y eso si lo que pasa es que casi no nos cambiaban los profesores y ellos sa-
bían del proceso que llevábamos y eso era una ventaja. Por ejemplo, la profe Gloria
Sepúlveda estuvo con nosotros, en química la profe Yanid Moreno. ¡Y dejaba unos
trabajos! de un día para otro, pero a mí no me importa a si tenga más que hacer tra-
bajos, la motivación que yo tengo es que yo he sido muy responsable. Porque sea lo
que sea, tenga que seguir dos días de largo, tengo que acabar, y yo no estoy viendo
eso en mis compañeros, yo no los veo motivados. Es decir uno se compromete con lo
que tiene que hacer, para mi es responsabilidad, además los profesores siempre me
han motivado.
Manuel: Por supuesto, ya muchos estudiantes tienen expectativas de entrar a la uni-
versidad y darles enseñanzas de ingreso y permanencia, es lo que se necesita. Sería
grandioso ya que en la universidad se requiere es conocimiento en la mente y no en
un cuaderno. Generalmente, no se utiliza mucho las anotaciones o el dictado básica-
mente es comprender cautelosamente y dejarlo todo en la mente. En el colegio falta
incentivos de aprender a escuchar y más reforzamiento de caligrafía.
¿Desde su experiencia, la expectativa de los profesores de qué manera influyo en su
ingreso a la universidad?
Diana: Por ejemplo yo en sexto, yo escribía en un mini periódico para el salón de
clases, entonces yo decía: ¡tal persona se agarró a la salida!, yo hacía entrevistas o
algo así, un día el profesor de tecnología Nilson Sabogal, me encontró una de esas
hojitas y pues me llamó a parte y me dijo: ¡Diana eso no se hace, pero redactas bien
y tienes coherencia, tu deberías estudiar comunicación social!, entonces en sexto y
en séptimo, yo decía: Voy a estudiar comunicación social, hasta que llegué a decimo
hice lo del proyecto de vida. Desde ahí me motivo a seguir estudiando ya después
conocí psicología.
Luego, el profesor Humberto Garzón cuando yo le dije que iba a estudiar psi-
cología, me dijo que se me daría mejor estudiar derecho, pero yo le dije no profesor
lo que yo quiero estudiar es psicología. Me dijo bueno. ¿Tú sabes de las ramas de la
psicología? Entonces me cogió y me explicó las ramas de la psicología: clínica, orga-
nizacional, entre otras, en esa parte él medio cierta orientación.
97
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
¿El profesor lo hizo para todo el curso?
Diana: Eso lo hizo conmigo sola.
Mireya: Pues fue muy importante la formación que nos dieron, como estudiantes y
en valores, de parte del profesor Humberto Garzón, fue importante, pues en las cla-
ses de él no es que yo dirijo la clase y todo eso, no él no. Se subía a las mesas, a bailar,
la imagen de él todavía lo recuerdo y me dan risa. No solo eso, también el apoyo de
algunas profesoras.
Diana: Yo me acuerdo que había otra motivación era el profesor Humberto Garzón
con el proyecto de vida. Con él uno empezaba a analizarse, si yo quiero hacer, tener y
alcanzar esto. Eso fue muy importante para mí.
Manuel: Pues que varios profesores pensaban en mi bienestar y me aconsejaban
creían que yo llegaría lejos. Sobre todo los profesores hablan de lo que han logrado y
suena tan bien que marcan lo grandioso que uno quiere llegar y más por que preten-
den cambiar a aquel que está en mal camino para mejorarle el futuro. Los profesores
son grandes personas que son ejemplo e influencia para mi ingreso y obtención de
experiencia.
Alfonso: Pues si influye mucho porque es como tener a alguien que no se quiere
decepcionar y le va diciendo: Usted es bueno para esto, pues trate de dedicarse, y los
profesores si influye mucho.
¿En que influyó su formación sena en el ingreso a la universidad?
Mireya: Por mi parte aprendí a perder el miedo a atender a una persona (yo trabajé
en una óptica), hablar con ella, a mí todavía se me dificulta en público y la práctica
me aportó mucho y también el manejo de las tic, en la universidad tenemos que pre-
sentar trabajos y hay que entregar en unas fechas, enviar la información organizada,
pero yo ya lo hacía desde antes.
Manuel: El sena me alimento en conocimientos con el programa técnico en ventas
productos y servicios, este título alimenta una parte de la carrera que estudio.
Alfonso: Ayudó bastante porque el profesor del sena, pues tenía una forma de ha-
blar muy técnica, conocía muchos términos importantes que normalmente no se
manejan y tenía una forma de enseñar muy parecida a la de la universidad. A mí me
daba piedra cuando estaba en la universidad y decían “pero es que el sena es para
brutos” o “el sena crea trabajadores”, pero desde ese punto de vista nadie debería es-
tudiar porque en la universidad también le enseñan a trabajar y todos al final somos
trabajadores y pues ahora con el saber pro la calidad del sena va a subir.
98
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Jennifer María: Pues si saben que a mí no. Yo supe que lo mío no era mercadeo, pues
yo salí de once y como no tenía los recursos para pagar la universidad, entonces opte
por seguir en el sena en el tecnólogo de mercadeo y lo terminé. Esto no me lleno com-
pletamente y pues en las prácticas también me enamore de psicología, por que como
yo estaba en el área de tele marketing y mi jefe era amiga de la profesional de recursos
humanos, pues siempre me dijeron que lo mío era psicología organizacional.
Mercadeo no me gustó en las prácticas, porque me tocó tele marketing y me toca-
ba llamar por teléfono a los gerentes de otras empresas, huy muy duro para mí. Me
cambio completamente, entonces me ayudó mucho a socializar y me dio como armas
de que si puedo. En ese momento quería ser psicóloga organizacional, ya no quiero.
Pero me ayudó mucho conocer a la persona de recursos y saber qué era lo que ella
hacía. Que es contactar el personal necesario que necesita la empresa. Y es por ese
lado que me estoy enfocando.
¿A qué edad saliste del bachillerato?
Jennifer María: A los 17 años, y dos años en el sena, uno de teoría y medio de prác-
tica, seguí allá, luego renuncié porque yo no quería seguir en tele marketing y entré
en la universidad.
Jefferson: En el sena, en noveno, nos enseñaron la parte de autonomía y autoges-
tión, o sea, lo forman como formar su propia empresa, venderse uno mismo y vender
lo que uno haga. Me aportó en el hecho que me tocó ser organizado, esas guías son
muy mamonas, entonces uno no tenía eso en el colegio, pues claro, porque esas guías
están diseñadas para personas que ya salieron del colegio. Ello me pareció pertinen-
te porque el sena tiene un nivel más alto de exigencia. Pues tenían tan poco tiempo
y buscan que abarcar muchas cosas rápido, y uno espérenos, eso nos ayudó a cogié-
ramos más habilidad y que fuéramos trabajando lo que íbamos haciendo y como lo
vinculan con las materias. A mi esa parte no me gustaba casi, porque lo profesores
decían es que tenemos que entregarlos hasta aquí. Era como si fuera para el sena y
no porque a usted le va servir directamente en la materia.
A nivel de formación personal ayudo bastante y contamos con la profe de gestión
empresarial quien era nuestra directora de grupo (ella ya se pensionó) ella nos en-
señó mucho, ella era la encargada de lo del sena, y la mitad de la clase nos decía: Hay
gente que nos que les pasa [...] y nos empezaba a hablar y hablar. Y como ella sabía
que respondíamos casi todo el trabajo, entonces casi todo era en casa y acá nos for-
maban en lo que no encontraba en las guías y en los libros.
Cuando salí mi última opción era seguir con lo del sena [...] decía: Dios mío que
no pase. De todas maneras era una opción, si la última para mí. Porque el sena forma
trabajadores y yo sé que el trabajo es parte de la vida del todo el mundo, ellos son
muy técnicos, muy prácticos, dentro de mis ideales esta emplear y ser científico, y
conocer, hacer mis cosas.
Por ejemplo, ahorita tenemos un problema en la universidad con los técnicos y
tecnólogos del sena, pues como ellos ganan más poquito que uno, entonces los con-
tratan y claro los profesionales para afuera. Entonces le toca a uno es competir es por
calidad, por lo que cuando lo empujan a uno en una entrevista le toca a uno defen-
99
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
derse como pueda y mostrar que lo que uno pide por su trabajo si vale la pena. Otra
cosa es que en la universidad le están enseñando a ganarse el sueldo, el profesor nos
dice: Usted negocia con el señor, yo le aumento la producción en un 10% pero usted
me paga la mitad adicional de lo que suba la producción, es decir el 5% es mío, no se
estaba ganando eso y se lo están ganando gracias a uno, pues eso es de uno. Porque a
uno aquí no le enseñan a apreciar lo que uno hace. Le preguntan usted cuánto cobra
por su trabajo y uno dice así y es complicado porque uno sale de la universidad sin
experiencia laboral. Y yo que odio cobrar. Y uno dice, pues usted verá [...] pero eso no
se hace [
] no es la vía correcta.
El sena sirve, pero deberían sacarlo de las horas de clase académicas, porque le
quita horas a otras cosas que son más importantes. Yo creo que sería mejor sacar
profesionales que dedicarse solo a sacar técnicos y tecnólogos. Es mil veces mejor.
Hablando con uno de los profesores, que dice lo mismo, que lo que quieren y lo están
haciendo en las ciudades es sacar técnicos y tecnólogos, porque es lo que necesi-
tan ahorita las empresas, en lugar de tener una buena educación y formar buenos
profesionales están haciendo lo contrario. Pues sacando al mundo laboral lo que las
empresas requieren, pero es la óptica de los profesores también.
Mireya: Digamos para otros es muy rentable seguir en el sena, por cuestiones eco-
nómicas, por oportunidades también. Yo veo que hay desconocimiento de la infor-
mación de los convenios, las universidades deben prestar un servicio más favorable
a los estudiantes del sena. He visto compañeros insatisfechos con las carreras que
ofrece el sena, pero es una oportunidad que se nos da, con las prácticas conseguir
trabajo y sé que con esa formación se puede conseguir trabajo y costear lo de la uni-
versidad en lo que uno de pronto sí quiere.
Jennifer María: Yo rescataría del sena las prácticas laborales, es que si uno sale
del bachillerato sin experiencia laboral, es muy duro que lo reciba en una empresa.
Cuando yo estuve en el sena (ahora sé que no hay prácticas) pero lo llevan a prácti-
cas y tener aunque sea seis meses le va a servir para el futuro en la hoja de vida.
Diana: Yo también rescato lo de la practicas y el uso de blackboard, porque en la
Universidad Nacional se necesita y como de eso yo sabía se me facilitó, los estudian-
tes de colegio privado no, y ellos encontraron un obstáculo. Pero la verdad es que
aquí en el sena no es que se aprenda mucho, de la manera como se debería no, la
mayoría del trabajo lo hacíamos en la casa pro que aquí, por lo general no hay servi-
cio de Internet.
Mireya: El grupo eran cuatro personas, una solo pasaba el tinto y ya. Para las expo-
siciones uno del grupo organiza lo que los demás tienen que decir y ya. Además a mí
eso me sirvió para escoger a los compañeros que no se le recostaran con el trabajo a
uno solo, eso me ayudó a mejorarme a desarrollar mi capacidad de trabajo y direc-
ción de equipo de trabajo.
Diana: El trabajo en la tarde era Facebook y no hacíamos absolutamente nada más, y
cuando tocaba entregar el trabajo pun, pun se hacía rapidito, para mí prácticamente
fue tiempo desperdiciado.
100
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Para qué les sirvió las pruebas trimestrales?
Diana: Me sirvió para practicar preguntas de selección múltiple.
Alfonso: Me sirvieron para ver qué tan alto era mi nivel de aprendizaje, me iba bien,
recuerdo que solo perdí una de educación física porque el profesor preguntaba mu-
chas reglas como “¿cuáles son las medidas de la cancha de voleibol?. Yo iba a las
pruebas trimestrales con lo que sabía, no estudiaba mucho, es como dice mi papá “lo
que usted no aprendió en tres meses no lo va a aprender en un día”.
Mireya: En filosofía me sirvió para comprensión.
Manuel: Básicamente afecta en la nota por que valen más de la mitad en una nota
definitiva del trimestral pero para obtener mejor conocimiento no sirvió.
Jefferson: Yo he visto que a mis hermanos si les ha funcionado, mi hermanita
estudia y yo le digo: “no se preocupe que usted sabe”, es que hay muchachos que
son muy dedicados. Yo digo que hay dos tipos de persona: los que miran y ya les
queda todo bien y los que estudian y estudian. Yo admiro a esas personas a las que
no les toca estudiar para aprender, a mí me tocó ser más dedicado. Mi hermanita
entiende como rápido, es como los Simpson que se aprendían todo lo del examen y
estos van más allá de eso. Y hay otra cosa también. Yo aprendí en el colegio que era
analizar las situaciones, entonces yo nunca me aprendía las cosas de memoria, sino
que uno analiza situaciones. Entonces como en el segundo semestre veía anatomía
y fisiología, como los médicos de memoria, pero yo no lo hago de memoria sino le
busco la lógica y la estructura, eso yo lo aprendí aquí en el colegio. En “Hermes”
también nos enseñaron [...] y le tocaba ser a uno ser las veces de psicólogo, le toca
a uno escuchar las dos partes estructurar la situación para poder dar una solución,
eso me ayudó mucho. Las pruebas son una forma de obligar a los muchachos a que
estudien alguito.
Diana: A pesar de todo, cuando yo estudiaba, por ejemplo en química, cuando hacían
los exámenes bimestrales pasaba dos personas nada más y eran exámenes de diez a
20 preguntas. Eran muy poquitos los que pasaban.
¿A que le atribuyes que les vaya mal en las pruebas trimestrales?
Manuel: Pues a varios compañeros mal aunque tengamos la misma atención, pues
no todos tienen la misma facilidad de comprensión y a otros les iba súper bien, ya
que le ponían mayor esfuerzo y comprensión.
Diana: Yo creo que es la motivación que hay en la clase y como saben que no sale en
boletín. Hay profesores muy buenos, pero si es estudiante no quiere aprender pues
simplemente no aprende, o sea, por ejemplo, a mí me pasaba en inglés, la profesora
a mí me encanta el inglés era de mis materias preferidas cuando salimos de acá. Y
todo el mundo decía que la profesora le caía mal y que esa profesora yo que yo no sé
101
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
qué. A mí me parecía una excelente profesora, yo aprendía, pero ellos no. Era la falta
de interés. Ellos decían -: ¿yo no voy a aprender ingleses para qué? No, no, no, yo no
entiendo el inglés, y ¿si no lo voy a entender jamás, para qué estudio?
Mireya: Yo si me acuerdo que a mí me iba regular en inglés, entre a la universidad y
también (ríen). No yo se cómo pasaba, digamos que el último trabajo lo hacía, pero
que me pongan allá a hablar, huy que tormento. Afortunadamente yo cuando iba
terminar inglés con una profesora no me decía que será eso, sino más buen indagar,
preguntar, aprender las estructuras y en eso también para mí, fue mortal.
Alfonso: El colegio sería muy fácil si uno puede cuidado en clase, si quiere no haga
nada fuera del colegio, eso sí toca hacer las tareas. Pero cuando uno escucha a los
profesores sabe que no entiende y que puede mejorar, sino cuando llegue a un tema
avanzado va a andar perdido.
Jefferson: Yo creo que debe haber una relación más cercana entre el docente y el es-
tudiante, porque muchos estudiantes ven a la profesora como el ogro o como la súper
maravilla del mundo y lo tienen en un nivel. Nosotros tenemos un profesor que es
graduado de Australia, es la persona más sencilla del mundo y él no está de acuerdo
con esa estructura que tenemos de jerarquización, todos somos iguales. Tiene que
haber una relación, yo agradezco eso porque más que profesores yo tuve amigos,
ellos nos preguntaban lo que nos faltaba, que necesitan, así se daban las cosas, pero
porque éramos más cercanos. Y nos veíamos a menudo a nosotros nos hacían eva-
luaciones cuando no habían trimestrales. La profesora Sonia Puerto había evalua-
ciones, la de física si rogábamos que la cambiaran pero la secretaria de educación se
salía de las manos porque esa señora no sabía, en física salimos remal. A mí, siempre
me fue mal en física a pesar de que estudiábamos. Pero digamos que en el pre-icfes
que hicieron aquí en ese tiempo, dieron un regalo y se lo dieron a 11-07 y lo rifaron
y me gané yo. Lo que pude hacer en física fue gracias a eso, pero yo digo que si es
necesario que se hagan evaluaciones y sean más estrictos, que no se diga el niño po-
brecito, no nadie es pobrecito, por eso desde la educación primaria, porque a aquí la
educación primaria es malísima.
¿Por qué se dice eso de la educación primaria en el Colegio Gerardo Paredes?
Jefferson: Es que yo veo a los profesores desmotivados por lo mismo dicen: “No dan
más y viene desde la familia”, es que eso es muy complicado si los niños ven que no
pasan, tienen que exigirles, porque pasan por la primaria y el bachillerato, llegan a
once y parece como si no hubieran estudiado. Deberían hacer exámenes con cierta
frecuencia, porque uno en la universidad no pasa por hacer trabajos, son como tres
parciales y salió. Eso sí me dio durísimo, porque dejaban trabajitos y esa cosas y yo
los hacía, pero era otra cosa estudiar para un examen, definitivamente si se necesita
que sean más exigentes. Eso era.
102
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Alfonso: No recuerdo mucho pero los temas era muy repetitivos. Todos los años se
vio fotosíntesis y fraccionarios, con respecto a mis hermanos hubo el mismo proble-
ma, es bueno para reforzar mucho una base, pero después se vuelve un problema.
Manuel: Porque aparentan un buen nivel de educación pero no se esfuerzan por
lograr esa meta. Al estudiante le pueden enseñar y pedir que aprenda, por ejemplo
las tablas de multiplicar, todos los años desde el primer grado [...] pero pasa primaria
sin sabérselas. Pienso que no hubo refuerzo por parte del estudiante.
¿En cuánto a políticas que influyen en la educación media ustedes alguna vez pa-
saron por Decreto 230?
Todos contestan: No.
Manuel: Pues si tengo el conocimiento y no me parece bueno ya que de nada sirve
obtener títulos o pasar años si no se aprende nada, era una manera mediocre de que
los estudiantes pasaran el año sin esfuerzo.
¿Qué me dicen de los efectos?
Diana: Volvió la educación más mediocre, y no hay el esfuerzo de pasar bien, sino
perder materias y no estar entre los dos peores. Así nos pasó en once, nadie hacia
absolutamente nada y al final le rogaban a los profesores: “hay profe ayúdeme [...] Un
trabajito de más y no era de más, sino los que nunca hizo”.
Yo me acuerdo de la profesora de cálculo una vez que estábamos en clase y llega-
ban los de 11-02 y le pegaban en las ventanas, la molestaban resto, la trataban mal,
creo que le tiraban cosas y al final cuando ya sabían que se iban a tirar la materia le
rogaban. La profesora bobita pun, les ponía cinco y los pasaba. Se lo ganaban a punta
de lengüetazos con los profesores y eso daba mucho mal genio, porque no valía es-
forcé todo el año para que de pronto los vagos del curso e irrespetuosos sacarán las
mismas notas que alguien que había hecho trabajado todo el año.
Manuel: Baja el nivel educativo en todo el país, más títulos menos conocimientos, mu-
chos perezosos felices y la academia demasiado baja y mediocre en intelectualidad.
¿Ustedes saben que era el Decreto 230?
Jennifer María: Que solo podían perder dos de cada grado, tenían que ser muy ma-
los. Había unos compañeros que pasaron el año por decreto y mucho después fue que
las pasaron como si nada. Hay personas que salen perdiendo porque no se preparan
como personas. Era la cultura.
Diana: En mi promoción solo perdieron dos y era para que se tiraran el grado míni-
mo 20 personas, eso fue un regalo.
103
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Mireya: Muchos perdiendo materias y se graduaron con honores. Pasar bien es lo
que le favorece a la persona el resto de su vida.
Diana: Esta es la cosa de pasarlos mediocremente, porque uno da en la forma como
le exigen, entonces si a usted le exigen alto, usted trata de dar alto, si usted le exige
cada vez menos, va a dar menos y para que estudio si no me va a servir para nada.
Por ejemplo, no me van a evaluar bien o para que hago tareas si las puedo hacer en
el colegio.
Jefferson: El trasfondo de esa ley es mostrar resultados en cantidad de egresados
del sistema educativo, es que eso es horrible, lo que buscan es que uno salga con la
cabecita agachada y siga trabajando. Además, sirva como maquinita de trabajo a los
más ricos del país, por decirlo así. Entonces aquí hay una desigualdad social de las más
grandes del mundo. Y es lo que quieren más fuerza de trabajo obrero.
Obviamente muchos compañeros se sentían mal porque el otro pasaba sin hacer
nada durante el año. Los que se ven perjudicados son ellos y los profesores dicen ellos
verán. Uno entra a la universidad y adquiere una responsabilidad con la sociedad.
Diana: Hay otra cosa que quitaron en el colegio y me pareció feo, porque a mí me
hubiera gustado participar, por ejemplo del curso de teatro, o de pronto el coro. Un
proyecto del colegio, de pronto algo artístico como por ejemplo teatro música danzas
actividades que nos saquen de la monotonía.
Jennifer María: Ahora hay actividades de jornada extendida. Recuerdo que el día de
artes trabajábamos en plastilina. Yo me acuerdo que mi hermano participó en eso y
es muy bueno porque explota sus habilidades. Te dejan si quieres voleibol, porque
me hubiera gustado que eso existirá cuando yo estaba estudiando [...] si tú eres muy
bueno en por ejemplo baile, puedes meterte a eso en la universidad.
¿El colegio hizo que las expectativas familiares se modificaran? ¿O las expectativas
familiares hicieron que las expectativas educativas cambiaran?
Jefferson: A mí el colegio me las potencio, yo venía con esa expectativa clara, yo
fui el primero en toda mi familia de entrar a una universidad, y desde que entre a la
universidad eso fue un suceso. Yo decía que eso tiene que ser lo normal, yo no le veo
nada de raro, todos se asombran, y les digo que deberían todos. Mis papas querían
que yo estudiara y en esas estamos.
Alfonso: No, desde chiquitos ha sido igual y como mi papa lee tanto, en mi casa to-
davía existen las enciclopedias. Mi papá es vigilante y para no aburrirse y por gusto
leer. Él nos lleva libros para que leamos desde muy pequeños. Mi papá tiene bachi-
llerato incompleto y siempre me decía que tenía que ir a una universidad como mi
prima, yo soy el segundo en toda mi familia de entrar a una universidad.
Diana: Cuando uno está en la universidad los compañeros dicen mi mama es quí-
mica, papá es abogado y estudiaron no se qué carreras y profesiones. Y de todas
104
Nidia Esperanza Sánchez Varela
maneras yo estoy en la universidad y voy a salir profesional. Uno siente un poquito
de algo porque uno dice los papas de ellos son profesionales y tiene carrera, en parte
eso también me motiva a seguir adelante. Pues si el colegio es como un segundo ho-
gar y ayuda a reforzar de pronto las expectativas que hay en la casa por ejemplo, con
respecto al sena, las prácticas, el dinero. El técnico que en algún momento servirá o
sirvió.
Manuel: En cierta parte porque bajo algún aspecto, y subió otro aspecto personal
en el otro colegio. Allá mi capacidad académica era excelente pero mi convivencia
era sobresaliente por el motivo de que pensaba y actuaba de forma muy individual.
En el Gerardo Paredes, mi nivel académico bajo porque era muy individualista, mi
convivencia fue mejor, pero en nivel académico bajo porque me enseñaban lo que ya
había estudiado y en opinión personal no me gusta repetir o que me repitan lo que
ya aprendí, entonces se ponía insoportable y me fue mal.
¿Ustedes recibieron cursos de preparación adicional para presentarse a la
universidad?
Jefferson: Yo estaba metido en la banda en el coro, Hermes y me la pasaba en el
colegio hasta los sábados.
Diana: Una vez hubo cursos de fotografía, en la sede Spencer, no había que pagar
nada.
¿Te sirvió para algo si se tomar fotos, ese saber tuvo impacto en tus estudios
universitario?
Diana: La verdad aún no he utilizado ese conocimiento laboral ni financieramente,
solo para redes sociales, de pronto luego cuando tenga que hacer el proyecto donde
tenga que meter material audiovisual, pero ahorita no.
Manuel: Un familiar me propuso buena trabajo si obtengo un título profesional. El
me dejo que si obtenía algo básico me ayudaba a conseguir trabajo y a conseguir
experiencia.
Jefferson: Con el periódico escolar -yo estaba en ese proyecto en ese tiempo- la
idea era hacer un periódico local y estábamos con niños de otros colegios haciendo
entrevista al “Peñaloza” que hay por allá arriba. Había mucha gente. Otro día nos
llevaron al periódico “El Tiempo”, digamos que fue mi primer impacto a la vida real,
estuvimos en la redacción del periódico, conocimos las máquinas y esas cosas. La
muchacha que era mi tutora es comunicadora social y tiene maestría en no sé qué.
Solo sé que en la medida que uno conoce ciertas personas profesionales, uno trata
de imitar y tiene mayor capacidad de discriminar y criterio de las cosas para salir
adelante porque uno ve que les van bien a ellos, eso lo estimulan harto, son como mo-
delos, pero los profesores son los que lo vinculan a uno a todo eso desde el colegio.
105
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Alfonso: No solo las intensificaciones.
¿A ustedes qué les motivo y si conocen a alguien que les ayudaría a vincularse en el
mundo laboral después de que salgan de la universidad?
Jennifer María: No en mi casa no, yo entré a estudiar psicología pero no tengo a
nadie que me ubique laboralmente.
Diana: En mi caso, si yo quisiera ser psicóloga organizacional, ya tendría lugar donde
hacer prácticas y demás. Estoy segura que lo que quiero hacer es ser sexóloga toda-
vía no sé cómo voy a hacer pero [...] espero haber cómo me va.
Alfonso: No, en mi familia no somos personas de contactos.
Mireya: En mi caso no, de pronto yo entré sin saber pensando que en las prácticas
me podría ubicar.
Manuel: Motivaciones personales el querer avanzar de conocimientos, ser alguien
mejor, obtener más experiencias, querer hacer algo, aprender más y pues mis padres
en la parte de apoyo y financiamiento.
Jefferson: Yo desde pequeño tenía la idea de comprar una finca pequeñita, pero
ahora me doy cuenta de que toca comparar más tierra [...] Estoy pensado si de pron-
to hay un proyecto y lo paso al fondo emprendedor para investigación, por ese lado
puedo armar algo y de paso hacer las prácticas. Como yo viajo tanto me voy pro-
mocionando preguntando si alguien necesita pasante, así lo van vinculando, si uno
quiere pasar desapercibido, pues ahí si grave. Pienso que hay que mostrar sus habi-
lidades con el profesor para que le vayan ayudando a uno. Yo conozco a un señor de
Tibaricoque y tiene una finca de un potencial grandísimo...
¿Qué condiciones familiares hace que un joven egresado del Colegio Gerardo
Paredes ingrese a la universidad?
Alfonso: Primero que el estudiante quiera, segundo que la familia también quiera,
porque se necesita que todos quieran, y si la familia lo apoya económicamente y mo-
ralmente, es mucho, mucho más fácil entrar a la universidad.
Diana: El apoyo es muy importante, el caso que menciono ahorita, la diferencia que
tenían los dos cursos, es que la mayoría de ellos tenían el apoyo de los dos padres, y
los otros que solo vivían con la mamá, solo con el papá o con la abuelita. Entonces de
pronto ellos solo pensaban que tenían que trabajar y aportar a la casa para ayudar.
Yo creo que eso ya quita la esperanza de entrar a la universidad. Yo creo que es muy
importante la estabilidad de la familia en cuento al apoyo, o que tus papás “hijo siem-
pre voy a estar contigo, lo que necesites, vamos a hacer lo posible”, eso motiva mucho
para seguir adelante y esforzarse en la universidad.
106
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Manuel: La unión de la familia y el apoyo financiero. Ya que generalmente veía que
la mayoría de mis amigos mantenían una familia desunida o con problemas, esta
situación los afectaba negativamente en el estudio, pero sobre todo la unión de fami-
liar, porque es el mayor incentivo de uno.
Mireya: Lo importante es el apoyo de la familia, luego en conjunto se va superando
lo demás.
¿Qué condiciones educativas facilitan el ingreso y la permanencia en la universidad?
Diana: El hábito de estudio y si una persona no tiene motivación ve que es muy difícil
y fácilmente se sale, no, no voy a estudiar, se rinde y se sale. Para mí los hábitos de es-
tudio son muy importes y si es algo que aquí se tenga que implementar con urgencia.
Alfonso: El apoyo de los profesores, que al estudiante le guste aprender y en espe-
cial los recursos económicos.
Manuel: La disciplina y mostrar el conocimiento necesario o la comprensión para
ingresar y permanecer. Entre mayor sea la participación, mejor permanencia, entre
más comprensión mejor nivel académico y pues entre más interés se muestre mejor
es la nota.
¿Cómo se podrían implementar hábitos de estudio?
Diana: Siendo más estrictos, como decía, porque los profesores cada vez son como
más relajados, como ven que los estudiantes no tienen interés pues, dirán: ¡yo tam-
bién para que me esfuerzo si el bien es para ellos y no quieren!¿ Para que les dejo tra-
bajo si la mayoría no los hace, para que tanta cosa si no hacen e igual no pasa nada?
Pienso que sean los cuestionamientos de los profesores.
Es obvio que los profesores pierden el interés [...] Yo creo que una buena forma,
sería como preguntar a los muchachos que es lo que quieren hacer, hablar del futuro,
traer gente que les hable acerca de carreras, experiencias, traer estudiantes egresa-
dos para que les digan: ¿mire yo salí de aquí estoy estudiando, ahora soy profesional,
viajo a otro país. Eso a mí, me hubiera motivado mucho. La profesora Gloria Sepúl-
veda nos hablaba mucho de dos estudiantes que habían salido de aquí y estaban
estudiando medicina en Cuba, dos hermanos. Yo siempre pensé: Yo quiero ser uno de
esos ejemplos [...] Mi prima me contó que un profesor estaba hablando de mí, él dice
que yo salí y estoy en la Universidad Nacional, eso me tiene muy motivada y orgullo-
sa. Yo quiero que algún día si puedo hacer una investigación y me gustaría escribir un
libro. Y que digan: Ella es egresada de aquí del colegio y yo me sentiría muy orgullosa.
Manuel: El conocimiento oral y la participación, para que los aprendizajes queden
en la mente. El colegio solo se basa en evaluaciones pero no trabaja la habilidad men-
tal. En la universidad es mejor mostrar mucho interés, hablar y preguntar.
107
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Jefferson: La familia es el eje central de toda sociedad, pero hoy en día están cam-
biando las familias. Hace días mi papá me decía: las familias ya no eran como antes
[...] el padrastro termina cuidando los hijos ajenos, la mamá se va con otro. El hecho
es que se adquiere una responsabilidad por los individuos que vivamos en la casa, así
sean dos, eso es una familia, hoy en día todo eso ha cambiado bastante. Entonces, si
hay un apoyo con su mamá y su hija está bien.
Debemos fomentar a grandes rasgos la estructura de la familia y apoyar a las
personas, y de ahí en adelante un vínculo entre el colegio y las familias. Es imperante
que se hagan talleres de padres de familia, aunque algunos padres no asistan y se
desmotivan, así los papás digan eso para que ir por allá.
Yo me acuerdo que a nosotros nos llevaron a talleres con los papás, ellos hacían y
miraban parecían niños chiquitos, me di cuenta que uno es el fiel reflejo de los papás,
se parece muchísimo y mi papá a pesar de que no estudió tiene una visión amplia del
mundo, le gusta participar a pesar de que no conozca dice: si yo voy y aprendo cosas.
Yo tengo ciertas actitudes de mi papá, ese día me di cuenta de eso físicamente me
parezco a mi mamá, pero emocionalmente me parezco a mi papá y mi mamá es más
tímida, yo les ayudo a ellos, pero mi papá si es uno de los que participa, hace, dice,
corre es muy responsable.
Yo creo que deberían hacer talleres, motivar a los papás mostrarle como van sus
muchachos y hasta donde llegan los niños de este colegio. No solo cuando haya reu-
nión pegarles el regaño, pienso que hay que decirle como ayuden a fortalecer a sus
hijos. Además, la importancia que tiene lo que no le gusta, eso le va a servir en el ca-
mino para lo que quiere. Digamos a mí la física, no me gustaba pero era como por la
profesora me caía mal, pero a final de cuentas uno lo que hace en la vida le sirve para
algo y hacer talleres con los profesores con los estudiantes, papás y juntar a todo el
mundo, pienso sería muy chévere. Tiene que haber una relación más cercana entre
todos y así uno se da cuenta de muchas cosas y que a simple vista no le gusta.
Yo tenía compañeros amigos de otros salones, era porque venía desde sexto y yo
ya conocí otra gente, ya sabía la situación con los otros, pero si toca relacionarnos
más porque cada uno por su lado no funciona.
Yo estoy orgulloso del colegio como todos ustedes, y a mí no me creen en la tem-
porada de diciembre trabajando en almacenes cerca y me dicen: en serio, usted salió
del Colegio Gerardo Paredes. Yo les digo: ¿luego que tiene de malo?
Como siempre uno escucha que el “ñerardo paredes”, que miren todos esos ñeros
que tanta violencia, entonces igualmente que con los profesores y los profesores,
¿por qué?. Es que la gente siempre ve lo general, siempre ven lo malo, entonces dicen
que el colegio es malo.
También es como una tiene que saber con quién se va a relacionar, hay compañe-
ros de compañeros que viven en unos sitios feos, pero tiene sus valores y sus cosas
buenas. Yo no los miro mal porque yo los conozco y les digo: -no hablen así, ustedes
no han estado haya primero conozcan, no se ponga a hablar por hablar y por lo que
comenten, es por ejemplo los estudiantes de esa Universidad Nacional nos tildan de
tira piedra.
108
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Jefferson: En la universidad le fomentan a uno, la imagen institucional, pero diga-
mos están las dos imágenes la buena y la mala, entonces como los que tiran piedra y
no sé qué [...] el otro día una señora hablando en el bus de eso y yo apenas la mire y
le pregunté, ¿en serio? Yo le decía: ¿el médico que la atendió anoche o cualquier día
de dónde es? Y ¿el psicólogo?, en fin yo dije más de la mitad que esta por ahí metido y
uno ni sabe quién será. En la universidad uno a veces esta allá y ni se entera que hay
protestas. Por ejemplo, el miércoles como que había protesta y no sé qué pasó. Uno
está metido allá en la Universidad Nacional y no se da cuenta.
Diana: Es que siempre sale a relucir lo malo, cinco personas están bloqueando la
calle 26 y entonces eso en los medios sale que huy son todos los de la universidad.
Jefferson: Y el resto haya estudiado, tan chistoso.
Diana: Hay veces que empiezan a tirar papas, uno en examen y solo escucha las es-
truendos.
Jefferson: Pero eso es una forma de querer acabar la universidad, ¡créame! allá tam-
bién pasa lo mismo que acá, toca unirse o si no nos acaban.
Mireya: Unos siempre tienen esa imagen mala, negativa, por falta de conocimiento.
¿Tú tienes a tu papito y a tu mamita contigo?
Mireya: Si señora a los dos.
Alfonso: Si los dos.
Jennifer María: Mi mamá y padrastro. Y ahí quién paga es mi mamá.
Manuel: Si a los dos.
¿Tienes crédito icetex o cómo financian sus estudios?
Mireya: Si señora. Aportan los dos (padres) que eso también es complicado porque
dan por mitad y siempre es costoso el semestre, pero igualmente lo financiamos con
el crédito de la universidad, este nos facilita pagar la mitad del semestre al principio
y la otra mitad se financia durante todo el semestre, entonces esa es una ventaja
grande.
Jennifer María: Mi mamá y mi padrastro, realmente mi mamá es la que paga y tene-
mos un crédito con el icetex.
Diana: Una conclusión que yo daría, ya que estamos mirando unas de las fallas con
los chicos para el ingreso a la universidad, es en conclusión la falta de motivación, lo
109
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
que tienen que hacer acá en el colegio es darles motivación. Como le decía el hecho
de escuchar a personas que digan, yo soy tal cosa, yo he hecho tales cosas, uno dice
si hay, si tan chévere, si él pudo, yo también podre, para mí eso sería algo muy im-
portante acá.
Jefferson: Si yo cuando vine a hacer eso con la profesora Gloria Sepúlveda y había
muchos que decían pero como hizo, todos quedaban asombrados yo les decía que
no se preocuparan, que no es fácil pero si uno se dedica. Yo les decía estudien por su
lado porque aquí no les van a dar todo lo que necesitan y es chévere ver a los egresa-
dos pero es un complique.
La profesora orientadora quería hacer una reunión de egresados y le dije que no,
yo no podía reunir los de mi curso, por que unos estudian de noche, otros en la tarde,
unos que trabajan y es complicado, pero si uno logra hacer eso una asociación de
egresados acá en el colegio para hacer conferencias con los muchachos, también uno
pude aportar y devolver lo que recibió acá.
Hablarles a los profesores, a los muchachos e inclusive al personal de secretaria,
personal de aseo y vigilantes a todos, porque somos las mismas personas y entre
todos construimos el colegio sería interesante.
Pero pues chévere esta experiencia de venir a hablarles a los muchachos me gus-
to. Yo me puse hablar, tenía preparada y quería hacer una presentación, pero no
prestaron el video beam. Yo tenía fotos, puras fotos para que vieran todo lo que yo
había hecho, yo soy de los que hago y después digo: “si tan bonito”.
El otro día un profesor nos llevó un egresado de la universidad, es la persona que
maneja la industria avícola en Canadá y es la más importante en zootecnia en ese
país. Ese señor nos decía, vieran todo lo que me tocó sufrir, pero soy el que mejor
tiene ganados mucho premios, es el que más gana dinero en zootecnia en Canadá y
en Estados Unidos. O sea que el nivel es altísimo porque esa gente que tiene en los
países desarrollados gana muchísimo dinero, entonces más del allá dinero, también
gana reconocimiento. Dice que donde va, él es el más solicitado de todos y ahorita
está de vacaciones. El profesor lleva personas para que nos hablen y llegamos 15 de
casi 500 estudiantes que somos de zootecnia, pero hay que retroalimentar.
Diana: Él fue al colegio en once, comenzó a hablar y ese año nos presentamos como
30 personas a la Nacional y pasamos cuatro en principio, dos se quedaron en pruebas
específicas y los otros dos pasamos. Sirvió por que en años anteriores ninguno se
había presentado a la Nacional, nadie había pasado, eso sí influyó mucho.
Alfonso: No.
Manuel: No, tengo descuento por pertenecer a la caja de compensación Cafam ya
que la universidad da un descuento de 25% y en el icfes no fue una expectativa y la
verdad la universidad no mostro interés en el examen del icfes.
110
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Qué hace falta en el colegio para que más niños ingresen a la Universidad?
Diana: El hecho de que él hubiera ido hablarnos, y nos dijera, si yo estoy estudiando,
eso fue una motivación inmensa, yo creo que fue unas de las razones por la que mu-
chos nos presentamos.
Jefferson: La profe Gloria Sepúlveda me trajo al colegio y la profesora de inglés
en décimo tiene un módulo que es de vocación profesional y proyecto de vida en
inglés. Ella lo que hizo fue traer a estudiantes egresados pero yo hablé como con
cinco décimos. Después la profe Gloria me dijo, pero por qué no viene a hablar con
los muchachos. Pero yo tenía clase como a las diez y le dije que por ahí a las 8:00
am., otro día. Me dijo la profesora: no pero para qué va a hablar si pierde el tiempo,
esos muchachos no le ponen cuidado. Pues si quiere venga pero nooooo. Yo le dije no
profe uno no debe juzgar así, usted misma me enseñó eso. Yo vine a un 11-01 que ella
me había dicho que no ponían cuidado y sí, me pusieron atención, pero si se logra eso
otra vez podíamos venir los cuatro, aunque sea un poquito.
Alfonso: Orientación profesional.
Mireya: En la universidad, como por ejemplo las profesoras que nos dictan a no-
sotros son fonoaudiólogas egresadas de la misma universidad, para nosotros es un
orgullo y que ahí están las especializaciones hasta los egresados de la Universidad
Nacional están estudiando para mi es importante. El hecho que la universidad aporta
profesionales tan buenos que los emplea, es importante. Entonces, yo tengo una ima-
gen hacia donde voy a ir, lo que puedo hacer, lo que no, además tuve la oportunidad
(me dio una tristeza) de estar con niños con parálisis cerebral, hay nooo es terrible,
y pues le duele mucho a uno (casi llorando) [...] pero es bueno. Es muy bueno tener
como esa imagen que hay profesores que son contacto directo lo que uno puede ha-
cer, por ejemplo hay un profesor que es egresado de aquí y está haciendo doctorado.
Es muy positivo
Jefferson: Decirle a los profes que los lleven a la Universidad Nacional, allá va mu-
cho colegio, hacen ferias científicas, ferias de proyectos, ferias de estudiantes, allá
van a veces también por grados para darles vocación profesional.
Diana: A veces también hacen así los llevan a posgrado a que les den orientación
profesional.
Jefferson: En la dirección de bienestar hay un programa para los colegios, no me
acuerdo como se llama. Uno puede programar alguna cosa, o nosotros les damos el
recorrido y que solo que vean, yo sé que más de uno se me emociona, eso era lo que yo
decía, es que yo no conocía a la Nacional hasta once cuando fui a presentarme al exa-
men, aunque sea meterles la idea de que si es posible entrar a cualquier universidad.
Recuerdo que el día de los resultados de la universidad, nadie quería verlos. No
se cómo consiguieron mi número de tarjeta, pero estábamos en el salón de computa-
111
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
dores cuando escuché que gritaron, me abrazaron, y felicitaron porque había pasado,
eso sí fue que una profe se enterará y todo el colegio lo supo.
Diana: A mí me pasó algo así, los resultados salieron a la media noche y un amigo
de otro colegio me llamó y me dijo: Diana pasé. Yo daba vueltas por la casa, ya era la
hora de irme a estudiar y yo ni siquiera me había bañado. Cuando lo decidí, miré los
resultados. Decía: Usted ha sido admitido a la Universidad Nacional de Colombia, yo
grité, le dije a mi hermana y me puse a llorar. Cuando llegué al colegio me aplaudie-
ron y como la hija de la profesora Adíela también pasó, no abrazamos y nos pusimos
a llorar.
Jefferson: La gente identifica haber pasado como un gran logro.
Diana: Todo el mundo lo felicitaba.
Jefferson: Muchos no pasaron a las universidades públicas, entonces se empezaron
a presentar a todo lado. Y después se dieron cuanta por qué no habían pasado. Yo
no pude celebrar hasta que mis compañeros pasaron y alegrarnos juntos, me tocó
quedarme solo un tiempo. Después de que vieron que pasamos eso cundió. Gracias
a Dios.
Diana: A mí me dio duró por Elkin, él se presentó y por poquitico se quedó. Se volvió
a presentar y pasó, pero perdió una materia y el promedio no le ayudó y le toca vol-
verse a presentar. A mí me dio muy duro que yo hubiera pasado y el no.
Jefferson: Yo tenía un compañero muy pilo, y en séptimo andaba con unos chinos
malos. Llegamos a once y él quedó el quinto mejores icfes del colegio y puesto 50 en
el icfes a nivel nacional. Otra compañera le dieron media beca en la Militar, pero ella
prefirió en la Distrital porque de todas maneras le tocaba pagar y pues no, grave. Y
quedó como las mejores de Bogotá y le dieron viajes. El otro muchacho que le digo
que se perdió en séptimo al otro semestre entro a la Nacional y allá me lo encontré.
Le dije: lo felicito y admiro, ya que está aquí aproveche ya que usted no necesita tanta
dedicación como uno. También perdió el semestre y está trabajando por ahí.
Manuel: Cursos de inducción o preuniversitario y prácticas para saber cómo ingre-
sar y permanecer en la universidad o reforzamientos de comprensión para el mejor
aprendizaje y obtener buena calidad de vida.
• Se agradece la buena disposición y se informa que se citará en otro momento para
llenar vacíos que se podrían dar para el respectivo informe. Para concluir, ¿ustedes
quisieran aportar algo más?
Jefferson: Pienso que los estudiantes podrían mejorar el rendimiento académico si
fuera mayor el tiempo de clase efectiva, dar mayor importancia al estudiante como
ser humano y tener apoyo integral a las familias.
112
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Lo más importante que aprendí en el Gerardo Paredes fue a valorar al otro y va-
lorarme a mí mismo, responsabilidad social y compromiso por el desarrollo de mi
entorno y por tanto la búsqueda de mi satisfacción reflejada en los demás.
Jennifer María: Creo que desde décimo es necesario que a los estudiantes les den ta-
lleres de orientación de las carreras y universidades, y las posibilidades de apoyo tanto
académico, como económico partiendo de la vida real de los estudiantes. Agradezco al
colegio porque aprendí a entablar relaciones sociales buenas. Es importante exigirse
para ser mejor persona y sobre todo profesional. Fue mi mejor experiencia.
Diana: Me motiva ser la primera de mi familia que está en la universidad, además que
estudio en la mejor universidad de Colombia. Pienso que se deben enseñar métodos
de estudio, hacer reseñas, resúmenes, ensayos y leer para comprender. Lo más im-
portante que aprendí es a ser líder, expresarme y participar en forma activa. Estando
en el colegio siempre esperé ser la mejor, me gustaba participar y dar mi opción, fui
muy dinámica y activa. Del colegio esperé aprender nuevas cosas, conocer nuevas
personas, adquirir experiencias, y las obtuve por medio de las prácticas con el Sena y
la convivencia con mis compañeros.
Mireya: Lo más importante para ingresar en la universidad fue emocional de mis
familia, ese “sí, tú puedes”, fue muy importante para mí. Lo que más influyo de lo que
aprendí mí, fueron los valores, la formación del sena, pues las practicas me permitie-
ron tener la base para la formación en las actividades que ejerzo actualmente.
Grupo Focal 2: Universitarios que combinan estudiar y trabajan
Fecha: Lunes, 14 de abril de 2014
Lugar: Colegio Gerardo Paredes ied, Bogotá.
Hora: 5:00 pm.
A continuación los participantes del grupo focal hacen su presentación en lo referen-
tes a aspectos que considera relevantes de su vida familiar, personal y escolar.
Luis: Buenas tardes, mi nombre Luis Fernando, soy promoción gerardista 2011,
ingresé a la Institución Universitaria Escuela Colombiana de Carreras Industriales
-ecci-, en el 2013, antes no se pudo por dinero. Actualmente tengo 21 años, trabajo
en un club deportivo a las afueras de Bogotá, tengo cuatro años de experiencia tra-
bajando allí. Estudié en el Colegio Gerardo Paredes desde 4.° de primaria. Vivo con
mis dos hermanos y mi mamá, en una casa arriedada. Mi hermano mayor también
gerardista promoción 2008, está estudiando licenciatura educación física, mi her-
mano menor se gradúa del Gerardo este año y esperamos que también ingrese a la
universidad, siguiendo el ejemplo de los hermanos mayores. Mi mamá es de Cali y
mi papá de Bucaramanga, son separados y él solo le ayuda a mi hermano porque es
menor de edad.
He logrado salir adelante con la universidad gracias a mi dedicación, la buena
comunicación y colaboración con mis compañeros, con quienes constantemente nos
113
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
ayudamos. Lo más importante que aprendí en el Gerardo Paredes es a ser muy social
y escoger a la gente que me sirve para mi crecimiento personal y mi mayor motiva-
ción es salir adelante para ayudar a mis hermanos y en especial a mi mamá.
Erick: Tengo 22 años de edad, egresado del año 2009, estudiante de la Universidad
Sergio Arboleda en el pregrado de matemáticas, empecé en el año 2013. Me demore
cuatro años para ingresar a una carrera profesional por falta de recursos económi-
cos. Estoy trabajando en un colegio como profesor de tiempo completo desde hace
dos años.
No me iba muy bien académicamente en el colegio hasta repetí un grado, pero
me esforzaba. Ingresé al Colegio Gerardo Paredes en grado octavo. Mis padres son
santandereanos, nosotros los hijos de Bogotá y ellos son separados hace uff. Mi pa-
dre no nos ayudó con nada, como yo soy el mayor y el hombre de la familia, siento la
responsabilidad de darle buen ejemplo a mis hermanas.
Vivo en la localidad de Engativá con la segunda de mis hermanas quien está ha-
ciendo grado 12 en el Gerardo, mi mamá vive con Karen, mi hermana menor que
está en el Gerardo en grado noveno. Me interesa mucho ser profesional y lo más im-
portante que aprendí en el Colegio es que puedo lograr mucho con esfuerzo y que
podemos estar al mismo nivel de otros estudiantes de colegio públicos y privados. Y
uno de mis sueños es poder tener una casa propia, prestigio social y económico, pero
especialmente ayudarle a mi mamá que le ha tocado levantarnos sola.
Angie: Mi nombre es Angie, tengo 20 años, soy promoción 2012, estudio en la
Universidad El Bosque, me encuentro en 5.° semestre de licenciatura en educación
bilingüe y duré un año para ingresar a estudiar el pregrado porque estaba haciendo
un curso de inglés. Mi familia está compuesta por mi mamá, papá, una hermana y un
hermano. Actualmente mi mamá es ama de casa, ya que está padeciendo un cáncer
de mama en su primera etapa. Mi papá es operador de maquinaria pesada, mi herma-
na estudiante egresada 2013 del Gerardo, ella se encuentra en el curso de fortaleci-
miento académico que brinda la Secretaría de Educación del Distrito a los egresados
de colegios públicos que presentaron el examen de ingreso a la Universidad Nacional
de Colombia y no pasaron la prueba, y finalmente mi hermano es policía.
Vivimos actualmente en Villas de Granada y mi hermano todavía vive en Suba Rin-
cón. Mi trayectoria escolar desde transición y ha sido excelente en el Gerardo, debido
a que durante mi vida como estudiante siempre he tenido la disposición de aprender
y de desarrollar diversas competencias básicas y específicas. Además siempre recibí
reconocimientos académicos como menciones de honor y diplomas de excelencia,
soy orgullosa y vivo muy agradecida por la educación que recibí en mi colegio. Ayu-
dando a mis compañeros y me di cuenta de mi vocación al servicio de la comunidad
como docente.
Mi trayectoria laboral también ha sido excelente, ya que he desarrollado mis com-
petencias laborales de la mejor manera y he recibido bonificaciones por mejor do-
cente. Laboro desde octubre del 2013, con contrato por prestación de servicios y
llegue allí por medio de una compañera de la universidad. Trabajo en el Instituto
Electrónico de Idiomas sede Quírigua. Finalmente mis sueños y expectativas en todo
sentido, una vez termine mis estudios de pregrado son mejorar mi calidad de vida,
114
Nidia Esperanza Sánchez Varela
económica y laboral, alcanzar un nivel superior al de pregrado, ya que, es un prerre-
quisito para continuar estudiando, ofrecer a mi familia una mejor posición económi-
ca y calidad de vida. En especial abrir la posibilidad de estudiar fuera del país.
Lo más importante que aprendí en el Gerardo es a ser autosuficiente, encontrar
mi rumbo superando barreras económicas, sociales y hasta políticas.
Alexander: Soy egresado del año 2009, inmediatamente me gradué, ingresé y estoy
en 9.° semestre de pregrado en la Universidad Nacional de Colombia, estudié en el
Gerardo desde primaria, siempre obtuve buenos resultados académicos. Lo que más
me faltó en la universidad es la apropiación de un método de estudio adecuado a mis
necesidades y estilo de aprendizaje. Aún vivo en la misma casa con mis padres y her-
manos soy el mayor de los hijos de la familia, mis mamá es de Boyacá y estudió como
hasta 7.° de bachillerato y mi papá de Bogotá con primaria incompleta. Considero
que lo que más ha influído en mi ingreso a la universidad es el apoyo de mi familia y
amigos, además las motivaciones de los docentes y la lectura de mi entorno.
La enseñanza más importante que me lleve del Gerardo y para toda mi vida es va-
lorar al otro y como a mí mismo, responsabilidad y compromiso social, y satisfacción
de ayudar a los demás, herramientas brindadas a través del Programa Hermes, en las
capacitaciones para el arbitraje y conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá.
Lizeth: Tengo 21 años de edad, ingresé inmediatamente al terminar el bachillerato a
la Universidad Distrital y estoy en 9.° semestre de ingeniería industrial, trabajo desde
hace dos años en la misma como monitora. Estoy orgullosa de haber sido gerardista
de honor por haber estudiado desde transición en el Colegio Gerardo Paredes. Vivo
con mis padres y hermanos en casa familiar. Mi papá hizo bachillerato solamente y
mi mamá es técnico profesional. Me ha gustado estudiar y las expectativas tan altas
de mis padres y el buen ambiente familiar me han llevado a esforzarme para superar
las inconvenientes y vacíos de conocimientos que provoca ser egresado de colegio
público.
Lo más importante que aprendí en el Colegio Gerardo Paredes es que a pesar de
no tener todas las herramientas a la mano, las ganas de salir adelante y el esfuerzo
son las bases necesarias para alcanzar los sueños y metas que uno se planea en la
vida. A nivel familiar ser la mayor me da moralmente como la responsabilidad de ser
un ejemplo a seguir para mis hermanos, además espero poder ayudarlos y también
que mis padres sigan sintiéndose orgullosos de mí.
Carolina: Tengo 19 años, soy egresada del año 2011, grado 12 en el año 2012, em-
pecé a trabajar en el 2013, gracias al tecnólogo del sena se me abrieron las puertas a
nivel laboral, al mismo tiempo que me brindó la oportunidad de poder ingresar a la
Universidad a estudiar Ingeniería Industrial para el año 2014, si, dos años después
de haber terminado el bachillerato. Es que ese era mi sueño, entrar y estudiar una
carrera profesional.
Entré a estudiar al Gerardo en grado octavo con mis hermanitos más pequeños,
somos provenientes del Cauca. Me he esforzado mucho y solita he leído mucho sobre
métodos de estudio, mejoramiento y superación personal, eso ayudó también. Mis
papitos no me orientaron porque ellos no tienen ni primaria completa, vivo con mis
115
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
padres y hermanos en arriendo. Me motiva la familia, su apoyo, mis expectativas es
obtener conocimientos, superación personal y un mejor status social. Lo más impor-
tante que aprendí en el Gerardo Paredes es la unión, perseverancia, motivación de
algunos docentes.
¿Cuáles eran las expectativas de estudiar a nivel universitario cuando usted estaba
en el Colegio Gerardo Paredes ied?
Luis: Pues cuando estuve estudiando acá en el Gerardo fue difícil, porque aquí todos
somos como de pocos recursos. El hecho de ir a presentarse a una universidad con un
nivel de educación muy diferente que es el que dan acá, fue difícil. A mí por ejemplo,
yo cuando entre, matemáticas, fue tenaz porque no era los puntos que daban acá, que
catetos, ecuaciones, totalmente diferente y pues es dificultoso acoplarse a una uni-
versidad, ya que el estudio es muy diferente y se está más comprometido con lo que
se está haciendo. No como en el colegio que decía “trabajo para el martes” y uno lo
entregaba por ahí el viernes, entonces tiene que ser cumplido lo mismo con las horas
virtuales y pues ahí vamos.
Angie: Pues bueno, retomando lo que él dice, si la verdad cuando yo estudiaba acá
en el Gerardo era muy difícil, porque siempre había gente buena, otra medio buena,
las que no hacían nada, los que tenían recursos y pues entonces la cuestión era que
si yo decía, si voy a hacer el trabajo, voy a hacer esto, voy a hacer lo otro, era un pro-
blema con mis compañeros porque el ambiente era muy complicado, porque ellos
siempre lo miraba como huy la diferente. Entonces, lo trataban a uno de picada, la
que siempre respeta a los profesores, y si es difícil porque hasta lo amenazan a uno
por cumplir con los trabajos.
Carolina: La cuestión es que es muy difícil y también lo que tu decías económica-
mente, también es muy complicado, pero entonces ahí es donde entramos a hablar
de la articulación con el sena, y pues por lo menos en mi experiencia fue lo que me
ayudo a mí a conseguir mi primer trabajo, un cupo y poder adquirir experiencia para
así ingresar a la universidad. Aunque en mi caso tengo la fortuna de que mis padres
me ayudaron con los primeros semestres y ya después me dejaron sola totalmente y
me toco empezar a defenderme por mi misma.
Luis: Aquí es complicado por el ambiente, la gente como que no le importa el estu-
dio, no vienen acá, pues a aprender. Aunque también lo que decían la educación en
el colegio es muy diferente a la de la Universidad, porque tienes que estar siempre
estudiando y no perder el hilo. En cambio con el colegio que uno decía la hacemos,
la copiamos, pero realmente como que no mastica la información, como lo hace de
pronto en la universidad.
Erick: Pues en lo personal, yo siempre me veía en una universidad pública, porque
creo que todas las esperanzas y el foco era que todos tenemos que pasar a la Nacional
o en mi caso pasar a la ais y pues en ninguna de las dos se pudo. Igual eso no fue
como un bache para poder seguir buscando esa oportunidad de educación superior.
116
Nidia Esperanza Sánchez Varela
En este momento estoy en una universidad privada, y el ingreso económico es muy
importante para sostenerse, es así como desde el año 2009, que me gradué del bachi-
llerato aspiraba a seguir estudiando en una universidad.
Lizeth: Bueno en mí caso, también lo que decía el compañero. La situación econó-
mica es difícil, en mi caso somos como tres entonces pues mi papa y mi mama dije-
ron: Bueno si usted quiere estudiar tiene que estudiar en una universidad pública,
en donde no tengamos que pagar tanto, porque mire somos cinco, es difícil estar
pagándole a usted la universidad, entonces pues creo que esa fue la primera motiva-
ción para entrar en una universidad pública. Entonces, yo sabía que si de pronto no
lograba entrar a una universidad pública era posible que no pudiera seguir estudian-
do, sino hasta que consiguiera trabajo o para pagarme la carrera. De acuerdo a eso
yo no tenía absolutamente ni idea que quería estudiar, ni nada; no sabía que quería
estudiar, entonces como un día dije: Ah, sí primero economía que eso es lo que me
gusta, entonces inscribámonos a eso.
A la final no pasé a la Nacional y mi papá dijo un día que a él, el sena no le gustaba
para nada, que no, eso no, que el sena no, que no, que no, que no, y pues entonces
él fue un día al banco y me pago la inscripción de la Distrital. Entonces me dijo: Ins-
críbase porque usted al sena no, eso a mí no me gusta. Afortunadamente me había
ido muy bien en el icfes, y ahí fue cuando empecé a buscar pues en la Universidad
Distrital lo que me gustara. Me presenté a ingeniería industrial y así fue como llegue
a estudiar eso la verdad, no era de la que supiera toda la vida lo que quería estudiar
o algo así. ¡No!
La influencia de mi papá que se rehusó a que siguiera estudiando en el sena, y
pues lo mismo que han dicho ustedes, lo difícil que es, un cambio muy fuerte, por lo
menos para mí, porque en la universidad pública la mayoría de la gente que entra, es
gente de los colegios privados y pues es gente con una educación o sea demasiado
diferente a la de nosotros, muy diferente, gente que sabe muchísimo de las cosas de
lo que uno tendría que saber, son gente que las cosas se le facilitan mucho. Pues al
principio yo me sentía mal, porque a uno le toca sentarse y lea, vuelva a leer, estudie
y estudie, y mire a ver cómo se las ingenia para alcanzar a los otros que ya le llevaban
a uno una ventaja muy grande por delante. Eso es como muy muy complicado, la
transición es bastante fuerte.
Alexander: La primera motivación que tuve fue mi familia y soy sincero, como soy
el primero que ingresó a la universidad lo único que yo conocía al respecto, lo sabía
porque los profesores del colegio me lo decían, no tenía ni idea de las universidades
públicas o privadas. Yo pensaba que todas se pagaban igual (ríen). Mis papás no me
orientaron para decir haga tal cosa, estudie esto, no solo usted estudie y siga estu-
diando ese es el camino.
Mi principal motivo de ingreso a la universidad fueron mis mejores amigos. No-
sotros tres siempre éramos como los que decíamos que teníamos que entrar a la
universidad, no sabíamos que queríamos estudiar y nosotros dos estábamos como
perdidos. Queríamos estudiar medicina pero Lizeth se arrepintió porque dijo que le
daba miedo la sangre y no se había dado cuenta, entonces yo si seguí con mi camino y
dije a mi si me gusta pues para estudiar medicina, zootecnia y economía.
117
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Lizeth: Es que a mí me fue muy bien en el icfes entonces me gané un viaje, me gane
una beca en la Universidad Militar.
¿Para estudiar qué?
Lizeth: Lo que quisiera, pero la cosa era igual era costosísimo era como cinco mi-
llones de pesos, tenía que pagar dos y medio millones y ¿de dónde? Entonces ya me
habían admitido en la Universidad Distrital y como no pagaba tanto entonces, pues
tomamos la decisión.
Alexander: Pasamos a la universidad y gracias a los profesores, pues le agradezco
mucho a la directora de grupo y varios profesores, en especial a la profe de matemáti-
cas Sonia Puerto que nos dictó desde séptimo. Ella nos exigía, nos pedía y nos decía
inclusive esto no es nada con lo que les podríamos dar, pero el tiempo no da para más.
Una cosa que criticábamos nosotros era lo del sena, que si es un apoyo, pero nos
quitaba horas de otras asignaturas que también favorecen el proyecto de vida que
uno puede buscar solo o con lo poco que los papas le pueden dar a uno.
Lizeth: Es que no era nuestro proyecto de vida, no.
Alexander: Nosotros no nos veíamos en eso, era con el sena no queríamos.
Lizeth: Lo que estudiamos no tiene absolutamente nada que ver.
Alexander: Digamos que si fortaleció valores que uno era responsable y eso. Los
profesores no nos dejaban hacer lo que tu decías, de que al otro día el trabajo, no
tocaba ese día que lo llevábamos, era un poco más fuerte del que llevaban los otros
grupos, pero a pesar de eso sentíamos siempre que faltaba más. Entonces los profe-
sores decían: pues les toca solos entonces lean, busquen, hagan. Por lo que éramos un
poco más autónomos en ese sentido, una cosa la familia, los amigos, el mismo curso,
los profesores y yo no sé a uno como que se le incentiva ese amor por el estudio y uno
sabe que lo que uno esté haciendo sea lo que sea uno le coge cariño, uno hace lo que
le gusta y así uno sale adelante. Entonces pues digamos que en la mente de nosotros
tres jamás que trabajáramos.
Nosotros dijimos que teníamos que entrar a estudiar como sea, las cosas se die-
ron y si fue gracias al esfuerzo que le metimos al asunto. Pero si uno en el círculo cer-
cano (familia, amigos y docentes) no tiene ese apoyo bueno, entonces es complicado
porque uno se deja llevar por lo difícil que pueden llegar a serlas cosas.
Carolina: Bueno mi primera motivación fue mi familia por lo que nosotros somos
del campo, llegamos a estudiar acá a mitad de octavo. La verdad, no teníamos pla-
neado quedarnos en Bogotá, veníamos solo de vacaciones y mi mami trabajaba con
una señora que le dijo que nos quedáramos estudiando, porque el nivel de educación
de una ciudad es diferente al del campo y no sé qué más cosas, le decían a mí mamá.
118
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Y bueno, entonces pues yo entre a estudiar, me fue muy bien, y siempre obte-
nía uno de los mejores promedios del curso. Yo continúe en el sena gracias a Dios,
nos tocó un instructor muy exigente llamado Jorge Villa. Al principio fue durísimo,
porque el primer trabajo que nos pidió, lo entregamos y nos trató de mediocres, los
trabajos con un nivel de calidad muy bajo. Empezamos 32 estudiantes en el sena y
terminamos solo 15, porque el nivel de exigencia que él tenía, era supremamente
alto. Creo que acá los profesores lo conocieron por eso. El fue una ayuda muy grande,
yo me iba a retirar del sena, porque el nivel de educación del colegio, cuando nos
empezaron a dar en el sena nos dio duro a todos.
Recuerdo que en esa Semana Santa, yo dije: no, yo no estudio más, yo no sigo
más, ese viernes antes de la semana de receso vine a dejar mi carta de retiro. Me
atendieron y me puse a hablar y me dijeron que no, que como iba a hacer eso y no sé
qué más. Volví a retomar el proyecto, elaboramos un plan estratégico dentro en una
empresa, entonces pues fue un enganche de ahí en el sena también me fue muy bien,
con un buen promedio. Entonces pues terminamos el proyecto y ya tenía planes para
estudiar ingeniería industrial, entonces el semestre pasado no estudie, y yo estoy
homologando créditos del sena en la universidad.
¿Estudiaste logística?
Carolina: Sí. En cuanto a logística sabía mucho, matemáticas, el plan estratégico o
sea muchas cosas que en serio uno sabe por el pensum. Entonces bueno listo, pues
yo terminé en el trabajo en Facol y pidieron que me quedara. Pero yo ya tenía el
contacto con una empresa y allá la señora me había dicho que no, pues el proyecto
había sido muy bueno y quería que yo le ayudara a implementarlo en la empresa. Por
tal razón cuando termine de hacer las prácticas empecé a trabajar de una vez allá.
Implementamos el proyecto de una microempresa, paso a una mediana empresa y el
proyecto ahorita va muy bien. ¡Claro!
Me ayudaron con la universidad y este es mi primer semestre por así decirlo, por-
que me homologaron materias. En la universidad durísimo las matemáticas y todo la
investigación, reforzamos mucho lo del sena, entonces es un cambio muy fuerte. Y
pues nada, mi motivación en sí, fue mi familia. Y ahorita yo le ayudo a mis papas con
lo mío, tenemos la finca y me motiva todo el esfuerzo que ellos hacen de estar acá
y no en su tierra, por decirlo así. Yo valoro mucho eso y yo creo que mis hermanos
igualmente.
Mi hermana tiene un promedio muy bueno acá y pues mi enganche es seguir en
el trabajo y la universidad. El sena no es una formación tanto académica, sino que
lo impulsa al mundo laboral y pues si le abre a uno muchas puertas en las empresa
porque para qué. Digamos yo empecé a trabajar y pues me ha ido bien estoy contenta
donde estoy.
Alexander: El sena yo si lo veía era como un trampolín, pero no para quedarse, sino
para seguir en otras cosas. Pero para mí era la última opción.
Carolina: Yo tengo compañeros que inclusive no aprovecharon lo del sena y hasta
ahorita al hablar con un profesor quien me pregunta cómo es la vida de los demás
119
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
estudiantes y pues hay muchos que no siguen y ya con eso se quedan. Y no, pues yo
digo que no, porque uno aprende, listo. Yo le decía al profe pues eso es como más para
el mundo laboral y no es un secreto que para vivir hay que trabajar.
¿Ustedes en el colegio si pensaban en ir a la universidad?
Luis: Yo me presenté a la Distrital, pero no pasé, me quedé por un punto, entonces
me desanimé y no me volví a presentar. Inclusive una hoja que pasan para seguir en
el sena, yo no la había llenado (ríen). El día que tenía que venir todos, yo no la llené,
y claro mi mamá me dijo que me inscribirá.
Me desanimé mucho para irme a presentar otra vez a la universidad pública, en-
tonces cuando yo vine a llenar nuevamente el formulario pues obvio, todos ya lo ha-
bían llenado y a todos les pasaron el formulario menos a mí. Entonces le dije a la
profe que no sabía qué había pasado con mi formulario, me lo pasó, lo llené y bueno
seguimos, no pero yo si pensaba en la universidad.
Lizeth: Una compañera de mi curso también se quedó por poquitico y pues pasa la
primera hoja y de ahí para allá son como 15 hojas de resultados llenas de nombres.
Solo pasan los de la primera hoja, entonces es mucha gente que se presentó.
• Y ustedes ¿de dónde vienen?
Carolina: Yo soy del Cauca, vengo cerca de Popayán.
Luis: Mi mamá viene del norte de Cali, Santander de Quilichao.
¿Cómo era el ambiente académico escolar en el colegio que facilitará el futuro
ingreso a la universidad?
Angie: Era terrible, porque digamos hubo un momento que estábamos en clase de
español, esa vez nos tocaba leer un libro y pues entonces yo leí el libro, la profesora
empezó a preguntar lo relacionado con el libro: de qué trataba, la temática, enton-
ces yo lo leí y yo le respondí a ella. Entonces todos como que no leyeron el libro y
me decían: por qué lo leyó, les dije: pues ese era el trabajo ¿no?, se pusieron bravos
conmigo. Me acuerdo mucho que iban a tratar mal el profesor, entonces me dio tanta
rabia que le dije sabe que, respete a su profesor que está al frente o sea no saben lo
que ustedes están perdiendo de un profesor y ustedes lo tratan mal. O sea terrible,
entonces desde ahí, te lo juro que me gané a casi todo el curso de enemigo, llegó un
punto que no podía ni siquiera pararme del puesto, porque ya me sacaban los cua-
dernos, lápices, celular y todo.
El ambiente escolar en el colegio fue terrible ¡te lo juro!, fue muy pesado, por lo
menos lo que ustedes me cuentan de su grupo era chévere (ríen) en comparación con
el de ustedes pues, o sea era lo peor de los once. Me acuerdo tanto que los profesores
decían que era terrible, de hecho a los profesores no les gustaba dictar clase en mi
salón, porque los chinos eran muy espantosos, de hecho vendían droga y los profe-
120
Nidia Esperanza Sánchez Varela
sores no podían decir nada, porque se metían en problemas. Realmente para mí, fue
durísimo adaptarme y pues sí, había compañeros que me hacían la vida imposible.
Recuerdo con tristeza que tenía que entregar un trabajo, lo dejé en mi maleta y
cuando iba a entregarlo, ¡no estaba el trabajo. Oh, casi me muero y ¡todos se copiaron
de mi trabajo, no eso fue terrible te lo juro!, fue una experiencia que no quiero ni
recordar, los últimos años de estudiar en el Gerardo fue muy difícil, porque mis com-
pañeros eran mejor dicho. Por ahí, hay dos o tres que se salvaban de resto, terribles
y actualmente se ven los resultados o sea la mayoría no sé [...] no tienen trabajo y se
dedicaron a tener hijos o sea pues se ven mal en la calle, eso es complicado.
¿Había más niños en tus condiciones?
Angie: Como dos o tres, me apoyaban. Digamos de la profe Sonia Puerto, ella siem-
pre me ponía en un puesto de adelante, porque ella sabía que si me dejaba en la mitad
perdía yo, pues ella siempre me ponía al lado de ella, siempre. De hecho cuando a mí
me daba la pálida era importante que estuviera adelante. Me dio un par de veces y me
acuerdo que ella dejo de hacer clase, me llevo rápido. Ella es muy buena, muy buena.
Carolina: Esa profesora es de las mejores profesoras que hay.
Angie: También me acuerdo mucho que mi curso hizo llorar a una profesora lanzán-
dole una cosa, ella nos dictaba dos materias, eso fue una locura. Tu les preguntas y
dicen no yo me acuerdo de ese curso, porque era terrible.
¿El ingreso a la universidad fue inmediatamente se graduó de bachillerato?
Erick: No, yo entré hasta el año pasado. Me gradué en el 2009 y empecé en primer se-
mestre el 28 de enero de 2013, ya estoy en tercer semestre en la Universidad Sergio
Arboleda. Ingresé porque me presenté a la Nacional y quedé opcionado, como nadie
se retiró, me llamaron que me dan media beca, pero igual la desperdicié porque perdí
fundamentos 2. Igual me tocaba dar para el 50% de dinero de los semestres, porque
no quiero ser un empleado y me busco la manera de pagar eso, así yo le quede de-
biendo a todo el mundo.
Hago muchas cosas para seguir estudiando, porque quiero terminar. Lo que quie-
ro es ganarme de pronto un cupo en ingeniería y sé que la universidad tiene conve-
nios con la unad mexicana y es ganancia. Lo mejor sería en matemáticas, no pero es
como la tercera o la cuarta entre las privadas, después de los Andes. Pero pues igual
la idea es como dar un salto de esa universidad o a los Andes o si se puede sacar un
cupo fuera del país.
¿Cómo así un cupo para la maestría o para terminar el pregrado?
Erick: Como intercambio para otros lugares que tengan convenio y sé que es muy di-
fícil, porque si uno es bueno en el colegio, pues en la universidad no (ríen). Entonces
pues alguna vez yo tuve una charla, creo que estaba en octavo o noveno y pues iba
121
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
un man. Él decía: Si usted es muy bueno en el colegio, puede llegar a la universidad
y si, así pues le truncó los sueños a muchos. Pero si es verdad, usted es bueno en el
colegio, no es garantía que sea bueno en la universidad.
Cada día veo más chinos de 14 o 15 años que son durísimos en el tema y no es por
nada, pero en serio lo que fue cálculo, yo vi introducción al cálculo y es muy pesado.
Digamos que las bases que uno tiene en el colegio no siempre es culpa del profesor,
sino también del curso y los compañeros en el que uno este. Las bases que da el co-
legio no son tan sólidas, porque pues en introducción al cálculo [...] no, ¡que pela que
me dieron a mí! [...] por eso ya es otro nivel lo de matemática pura, cálculos puros más
allá de lo que uno alcance a ver en el colegio. Ya es algo que no se alcance a ver en el
colegio sino que de pronto, entonces eso es de todo un poco.
Angie: Si eso es muy importante, hay estudiantes que no dejan dirigir la clase al pro-
fesor que por ejemplo exige y ven como que titubea.
Erick: Si claro en el entorno influye mucho o sea en el 2009 cuando me gradué tuve
la oportunidad de venir al colegio la última vez como después de mitad de año. Para
entonces ya estaba terminando el semestre y ya no es lo mismo. Vine a saludar a la
profe Sonia Puerto o sea veo todas mis profes y a ti (ríen). Estaban en clase y los
pelados son muy irrespetuosos y el entorno no da para que el profesor avance en
su materia, porque son los mismos profesores que me enseñaron a mí. Ejemplo, la
promoción pasada fue asquerosa y con el mismo profesor que me capacitó a mí, en-
tonces no es culpa del profesor, sino del grupo
¿Por qué sabes que la anterior promoción fue así?
Erick: Pues tengo conocidos malísimos estudiantes y ¡se graduaron! (ríen). No sé
si alguno de ustedes se acuerda de mí, pero mucha gente me conocía, pues digamos
que no era conocido, pero si era un poco popular, cuando yo estaba en noveno, ellos
estaban como en sexto o séptimo. En esa época se dieron muchos cambios, cuando
los vi el año pasado eran pelados grandes y pues unos bien y los otros grave, pues no
tan bien, ellos ya que no quieren seguir como en el estudio.
No es un tabú, ni un secreto para nadie que los pelados ya fuman hierba o consu-
men algún alucinógeno y tengo conocidos son más o menos así. Entonces le surge a
uno la pregunta, huy ¿cómo marica usted se graduó?. Si entonces es eso la gente, los
peladitos, ya no es lo mismo, ya los peladitos ven y se interesan más por la farra, el
abuso de drogas, el abuso de sexo y eso es muy serio. También lo veo porque tengo
una hermana que esta acá y trata de hacer eso, pero pues no.
• O sea ¿el entorno influye?
Angie: Si un montón claro, y la familia también.
122
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Qué situaciones familiares fueron cambiando o alimentando sus expectativas de
ingreso a la universidad?
Luis: Que mi mamá está sola, se esfuerza mucho por nosotros, y ella quiere que salga
adelante y vaya a una universidad, es por ella que me esfuerzo y hago los sacrificios
que toque. ¿Si me entiende?
Erick: Para mí, yo creo que no. Pues es como que voy a hacer y aclaro no es por lle-
varle la contraria, pero igual la situación de mi mamá con cinco hijos a su cargo, en-
tonces ya estamos tres por fuera y ella a dos en la casa. Yo estoy viviendo aparte con
mi hermana que salió del Gerardo el año pasado y ella está estudiando en el sena, ya
va en la parte productiva y si puede seguir yo le ayudo. Mi papá huyó. Lo que quiero
es trabajar para más adelante tener una mejor calidad de vida.
Alexander: La situación económica es algo importantísimo, uno sabe que los papás
le dicen y ellos le recalcan a uno mucho “vea que yo no pude estudiar” de tal cosa, “yo
estudié y mire pues no estamos mal pero uno sabe que falta”, entonces es como salir
adelante que la única forma es estudiando, ese es como el primer punto, la situación
económica. En mi familia, por ningún lado ni por papá, ni por mamá, como en tercera
y cuarta generación, ninguno ha estudiado en la universidad. Entonces cuando yo
entré, ese fue el suceso, porque siempre me quedé con la mentalidad de que tenía
que estudiar. En la familia yo soy el mayor de mis hermanos, entonces uno busca el
buen ejemplo para ellos. Yo les digo salgan adelante estudien, busquen sus sueños y
esfuércense.
Salimos con la idea de tener que estudiar, entonces pues así me quede con esa
mentalidad y en la familia por mis hermanos. Soy el mayor y pienso ser buen ejemplo
para ellos, entonces lo que decía Erick uno busca que sus hermanos estén bien, ellos
también están estudiando acá y mi hermano, eso es una locura dice ¡que las amigas!
Yo les digo: Es que ustedes tienen que estar más allá que acá, usted está chiquito y
ahorita hay un poco de chinitas que no saben que es la vida, porque van a terminar
con hijos y no van a saber nada de su vida, salga adelante estudie, busque sus sueños
esfuércese. Aclaro no estoy diciendo que no disfruten.
Yo no sé los profesores como hacen para dar clase, los chinos son muy groseros
(tiran papeles) con algunos profesores, entonces por Dios eso no pasaba, se ha per-
dido el respeto. Pienso que por eso también los profesores han perdido el interés,
por ejemplo dizque ya como no se pueden dejar tareas, porque los niños están muy
ocupados, entonces no les dejan nada que hacer.
Lizeth: Es que nosotros no teníamos ni computador, es más cuando uno no tiene los
medios es muy difícil, eso y digamos que le tocaba a uno ir al café Internet a hacer
las tareas de la universidad, porque no teníamos computador y lo diferencian a uno
de los compañeros, que a pesar de que sea universidad pública allá todo el mundo
tiene plata.
Carolina: En mi caso, uno ve en mi facultad la gente más o menos eso, pero uno ve
clases como por ejemplo esas de relleno con esa gente de marketing y todos con ta-
123
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
blet, portátiles, teléfonos de alta gama y eso que no sé qué más; y uno con una panela
(risas), sin minutos.
Todos: Así es allá, los que estudian en las universidades públicas son de los que tie-
nen más recursos, no todos pero sí. La mayoría viene de colegios privados y los papás
son profesionales y algunos han salido del país, y uno pensando en cómo conseguirse
lo del Transmilenio para ir a estudiar.
Lizeth: No sé pero por lo menos en ingeniería todo el mundo tiene plata.
¿Qué situaciones familiares podrían explicar su ingreso a la universidad?
Lizeth: Mi papá siempre vivió frustrado porque cuando era joven dejó dos carreras,
tuvo la oportunidad de estudiar y ahora le toca de empleado. Él me dice: Mire como
me toca de seis de la mañana a diez de la noche. Toda su vida ha pensado que no
quiere eso para sus hijos, siempre ha tenido metido en la cabeza y por eso no me dejó
estudiar en el sena. Por ello, me ayudó a presentarme a universidades públicas que
podamos pagar, pues somos tres hijos y en total cinco personas y pues no había cómo
pagar una universidad privada. Bueno me compró el pin y me dijo: Bueno preséntate
a todo lo que puedas, porque a te fue bien en todo [...] y no sé qué. Él tuvo esa claridad
en ese sentido y en su cabeza tiene que el único camino es estudiar, por eso siempre
lo tiene como presente.
¿Qué nivel académico tiene él?
Lizeth: Hizo el bachillerato e hizo como dos semestres de una ingeniería hidráulica
o algo así, también hizo dos semestres en otra carrera y nunca los terminó. Ya cuando
entró a otra carrera mi mamá ya estaba embarazada de mí, entonces, él dijo: Yo me
salgo y después vuelvo a retomar los estudios y ya. Pero no fue así, luego otras prio-
ridades y finalmente no siguió estudiando.
Alexander: Sí, yo creo que la formación inicial digamos preescolar, primaria influye
mucho. Se me hizo muy sencillo ya cuando entre a sexto de bachillerato, y en séptimo
fue cuando nos unieron y nos empezaron a comparar con los otros cursos. En ese
tiempo los cursos eran de hombres y mujeres, el nuestro fue el único curso que deja-
ron mixto. El ambiente es muy pesado para los niños que recién pasan a bachillerato
porque los más grandes molestan, quitan, entonces el cambio allá era mejor porque
todos eran pequeñitos. Ya cuando lo pasan a uno acá ya no es tan duro.
Este colegio tiene una primaria que no es exigente, mejora un poco más cuando
llegan a bachillerato. En mi familia toda la esperanza está puesta en mí, soy primer
universitario que va a salir de mi familia y eso lo motiva a uno a salir adelante.
Luis: Además, es como gratificante y cuando a uno le preguntan ¿y usted que hace?
Entonces pues uno dice: No, bien. Estudio en la universidad un pregrado. Eso es como
bueno. La gente reconoce que es bueno y eso lo motiva a uno a seguir como luchando,
yo no sé.
124
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Alexander: De cierta forma el reconocimiento le sube el ánimo y se siente bien. Es
la retribución del esfuerzo que hizo en el colegio. Yo todavía me acuerdo que cuando
estaba en cuarto, quinto, sexto y séptimo los mismos estudiantes éramos los que ha-
cíamos las tareas. Todo el resto no hacían nada y uno decía: Pero, ¿aquí que pasa la
gente no estudia? Yo entré aquí en cuarto y por error porque en ese tiempo era difícil
entrar a un colegio distrital, tocaba lo de unas fichas y otras cosas. Para ese tiempo
dio la casualidad aquí trabajaba una profesora que todavía está en la tarde, ella era
amiga mía. Ella habló con Ferney, nos dieron el recibo, pagué y pues eran en ese
tiempo como 60.000 pesos todo el año, estaba el rector Rafael. Yo entré a estudiar a
mitad de febrero y me metieron a un curso. Después de mitad de año me metieron al
sistema, porque me anotaban siempre en las listas con esfero y de últimas. Cuando yo
terminé aquí once, le dije a la profe que era amiga: Si ve era una buena inversión, pero
entré por error, no se podía, no estaba inscrito y era un complique.
Esa presión que uno sabe que está en el hombro de uno, sobre todo la responsa-
bilidad de salir adelante. Nunca me preocupé por entrar a la universidad, porque las
cosas se van dando por sí solas cuando uno trabaja por ellas. Si uno no tiene digamos
verraquera, pues uno no sale adelante.
Angie: En cuanto a la orientación profesional, pienso que a unos compañeros los lle-
van a las universidades y a otros no. Por ejemplo a nosotros nos dieron esa cátedra y
me hubiera servido, por lo menos a mí. Pienso que falta un protocolo o programa de
orientación vocacional especializada o específicamente un responsable que de ver-
dad oriente el proceso y busque los espacios en las universidades, aplique cuestiona-
rios de aptitud, entre otras cosas que le hacen a uno en los pre-icfes y por cuestiones
económicas no podemos pagar. Se trata de que el sistema educativo debe dar a los
estudiantes menos favorecidos como nosotros esos beneficios para asegurar por lo
menos una orientación adecuada, pues nosotros solo tenemos el colegio para que
nos guie. En mi caso, yo soy la primera que hace una carrera profesional de pregrado
en una universidad, porque mis papas son del campo y mi hermano policía.
Erick: Por ejemplo, en mi promo, Humberto Garzón, ¡si hizo eso!
Angie: Pero es que era tu director de curso. Me refiero a un programa general que
afecte a todos los niños y dictado por un orientador, como lo hacen en los institutos
donde he ido a trabajar.
Erick: Fuimos a varias universidades, entre ellas, la Universidad del Bosque, la
América, pues con nosotros sí lo hizo.
Lizeth: A nosotros nos dijeron propongan que quieren, y como uno no sabe, pues
nos pusimos y buscamos universidades, pero a nosotros la profe Gloria Sepulveda
si nos hablaba y nos decía busquen lo que quieran. Pero una orientación específica
que fueran al salón a dar charlas, pues no.
Erick: Pues con nosotros los del 11-05 el profesor Humberto Garzón, si lo hizo y
también me alcancé a presentar al Bosque a medicina y no que va.
125
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Alexander: En otros colegios los llevan a las ferias de las universidades en las que se
pueden mirar las carreras, falta que se incentiven y lo lleven a uno.
Angie: A nosotros nos llevaron a Corferías y nos pasaron hartas universidades publi-
cas y privadas, más o menos de acuerdo a los intereses de cada uno.
Erick: A nosotros no nos llevaron a Corferías. Si recuerdo que vino gente de las uni-
versidades al colegio a hacer charlas y pruebas del perfil laboral a cada uno.
Alexander: ¡Ah! ya me acordé de esa actividad, mientras unos estábamos haciendo
el test y los otros en otra cosa, fue rápido fue en una clase.
Angie: Como que lo que lo impulsa es el económico más que todo. En mi caso, pues
mi papá y mi mamá me inculcaron que estudie. Nos decían: No que se vaya a quedar
como nosotros, como burro de carga que nos humillan, nos pisotean y porque nunca
tuvimos un estudio. Por lo menos mi papá tiene un nivel académico más alto que mi
mamá (cuarto de bachillerato), y nos dicen: Estudien mijos que no les vaya a pasar lo
que a nosotros, mire que nos toca muy pesado, nos humillan, no nos pagaban lo justo.
El caso es que siempre nos inculcó ser muy aplicadas, muy organizadas y que pen-
sáramos siempre en el futuro, no piensen en el ahora, sino ¡piensen más, visualícense
más adelante! entonces siempre nos inculcó como desde muy niñas, en el caso de mi
hermana y yo, que sí se tienen dificultades, no importa, salgan adelante, porque de
hecho para nadie es un secreto que el apoyo psicológico de la familia es el que uno
debe tener. De hecho siempre desde antes que saliera mi hermano. Uno siempre tie-
ne el peso atrás de que usted siempre va a ser la mejor y que va a salir adelante con
todos nosotros, además va a sacar la cara por la familia.
En mi caso yo tengo más primos que han salido adelante y pues la mayoría son
policías que han estudiado. Después de que yo salí del colegio, la mayoría de la fami-
lia pensaba que yo iba a ser policía también. Pero ¡no gracias! Entonces, uno empieza
a hacer la diferencia porque va a estudiar otra cosa. Además, uno se convierte en un
ejemplo, una prima y mi hermana quieren seguir mis pasos. Entonces uno tiene esa
responsabilidad de que si se equivoca, todo los que vienen atrás también pueden
equivocarse. Por eso uno tiene que ser muy puntual para que eso no pase y no se
derrumbe lo que se tiene.
Carolina: En mi caso, mi papá me había dicho cuando pequeña: No le voy a dar es-
tudio, ni a su hermana, ni a usted. ¡Solo a sus hermanos, porque las mujeres no estu-
dian! Entonces, mi papá, siempre nos decía y amenazaba que si no nos iba bien, nos
sacaba de estudiar. Entonces cuando llegamos acá a Bogotá y me gradué, él me regaló
un anillo, llorando me pidió perdón, me dijo que lo disculpará, que lo perdonará. Me
felicitó y me dijo que salga adelante, para entonces en mi familia el bachillerato era lo
máximo. Desde ahí, mi papá me ayuda de una u otra forma y mi mamá siempre me ha
apoyado, me dice que tengo que salir adelante.
Mis padres tienen un nivel de educación muy bajito, los dos tienen hasta 5.° de
primaria o menos, pero mi mamá siempre nos decía que tenemos que estudiar, dice:
Si a mí me dieran las oportunidades yo las hubiera aprovechado, pues en manos mías
126
Nidia Esperanza Sánchez Varela
mija. Y es el ejemplo que le dan a uno los papás. Tengo un hermano mayor y el estu-
dió hasta noveno, no siguió, le sigue mi hermana que ya termina este año y también
quiere seguir en la universidad. Es la responsabilidad que uno tiene con uno mismo
y con la familia de ser juicioso.
¿Cómo ha sido su trayectoria académica en el Gerardo Paredes e influencia en su
ingreso a la universidad?
Lizeth: Pues yo estudié toda mi vida acá, pues como depende de la gente.
Erick: Es que es todo el estudiante, el ambiente, el profesor. Es más con decirle que
es hasta el lugar donde uno habita, el vecino, todo influye.
¿Qué los hizo la diferencia en que ustedes si llegaran a una universidad y otros en
sus mismas condiciones no lo lograran?
Erick: Yo creo que es el enfoque cultural, es la formación. Yo digo que no, no sé, eso
es como algo más individual, personal, porque hay gente que le dan cátedra y palo, y
de nada sirve. Tengo un compañero que se graduó conmigo y él estudió en Los Andes
becado y no hizo nada. Estudió en la Universidad Santo Tomás y veo que tampoco,
entonces es más individual, depende si uno quiere ser empleado o independiente, le
gusta estudiar o solo le gusta la plata, cada uno busca la forma, eso depende de las
actitudes de las personas.
Carolina: ¡No, yo creo que! Yo pienso como en mi futuro y el futuro que uno puede
brindar, mejor calidad de vida.
Erick: Es como saber lo que quiere ser y a dónde quiere llegar. No siempre es de fa-
milia, pero si se tiene la solvencia económica y nunca le faltó nada, es hijo único y lo
tuvo todo. Entonces, no hay un porque lógico del por qué no ingresa a la universidad,
seguramente es que él no quiso, no le gusta estudiar y ya.
Angie: Bueno, pues yo pienso que es como de los dos, ¿no? también por la educación
y el ambiente del colegio y del barrio, porque si tú dices ahorita, si el papá le dice a
uno: No, no vaya por allá a estudiar, quédese que yo le doy todo, tómese esta cerveza
más bien y no vaya a amargarse por allá. Eso también influye, ¿no?
Erick: Bueno. Yo hablo por mí también, en décimo grado vagué y callejeé mucho. Fue
como eso que uno ve ahí y uno dice: ¡Huy no marica! Yo allá no quiero llegar. ¡Qué
garra! Entonces como que quiero volver a lo mío [...] y yo siempre me veo en un lugar
alto, pues no quiero ser famoso, no quiero ser multimillonario, pero si deseo lograr
las cosas que quiero. Lo que deseo es salir adelante, enfocarme y alcanzar en mis me-
tas, esa posición o ese sueño. Pues en mi caso son muchas experiencias personales,
amigos y familiares.
127
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Alexander: Yo digo también que para llegar a saber, que es lo uno quiere, hay que
pensar en el futuro y lo que ayuda es que uno siempre va más allá de lo que tiene.
Primero que uno desde niño es curioso y la va perdiendo, es que el ser humano se
acomoda y acostumbra a lo que le dan. Buscábamos por curiosidad y no siempre nos
quedábamos con lo que nos daban acá. Por ejemplo, veíamos películas que nos ayu-
daran a ver y comprender el entorno y eso le abre la mente y sabe que hay más de lo
que uno se espera, entonces se proyecta a lo que uno quiera hacer.
Lizeth: Lo que más me motivó fue la inducción a la universidad. Recuerdo un pro-
fesor que ahorita me está dando clase, un tipo súper culto que había conocido todo
el mundo y sabía de todo. Hablaba de cómo que ser alguien en la vida, eso fue lo que
me motivó principalmente. Lo que me sigue motivando es ver clases con ese señor,
él es alguien que ha vivido cosas como nosotros y que también había conseguido con
esfuerzo e inteligencia. En su historia de vida nos cuenta que vienen de un colegio
distrital, luchó, salió al exterior, ahorita no tiene que preocuparse por absolutamente
nada en su vida. Eso es como lo que me motiva, ver esos ejemplos de vida que la gente
también puede estando desde acá.
Erick: ¡No! y de pronto la curiosidad sana, porque a mí siempre me ha caído bien,
física y matemática, nada más esa profesora de inglés que no me quería, yo le
estudiaba y rabia que le cogí a la materia.
Uno se acostumbra a ver cosas y dice uno ¡como que no! y obviamente más allá
[...] es una curiosidad sana y entender que hay cosas que son culturales. Los colom-
bianos que han hecho cosas con las uñas, como se dice, y pues es maestro tremendo
místico ese señor Raúl Cuero o el señor César Ocampo, esas son como mentes pa-
sadísimas. Digo yo no busco millonadas, pero cuando veo una persona inteligente me
digo: ¡Huy parce! Hay un profe que tiene 25 años y dicta fundamentos y yo digo ese
man sabe muchísimo. Yo quiero estudiar mi carrera y seguir enfocado en la materia
pura y ser como ellos, ¿Me entiende?
Alexander: Yo tengo mis profes casi todos son como de 40 años, con doctorados y
saben muchísimo, muchísimo, muchísimo, son muy nobles y muy buenas personas.
Erick: Ser sabios abre muchas puertas, muy aplicados, dedicados en lo que se hacen,
porque uno habla con una persona de esas y gente muy preparada.
Alexander: Mis profes dicen que dictan clases en otras universidades y el nivel que
ellos tienen que manejar es un poquito más bajo. Aunque no todos ellos dicen que
les toca bajar un poquito y no dar lo mismo que nos dan a nosotros. Ellos dicen que
se sienten mal, porque no pueden exigir lo que ellos quieren. Digamos cuando son
privadas les toca más suave y los ecaes cuando ellos los formulan los directores del
icfes no los dejan colocar los cuestionarios que ellos quieren imponer.
Lizeth: Yo pienso que es porque allá lo que manda es la plata.
128
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Alexander: Después nos echan el pato a nosotros, entonces pues les toca bajarle a
todo para que se acomode.
Erick: Yo me voy a cambiar de universidad, porque el nivel académico es más exi-
gente en una universidad como la Nacional o como las uis, además ve más materias.
Angie: La intensidad horaria.
Erick: Si la intensidad horaria y la exigencia es más. Por ejemplo en la uis veo sie-
te materias y mucha física, allí solo dos semestres de física y ya. Entonces pues el
comparativo entre universidades va a ser siempre mejor las públicas. Yo digo que es
por dos razones o bueno, una porque la gente que está ahí quiere estudiar, además
del proceso de selección, pues es porque la persona rinde más, por eso si uno no es
juicioso, pues chao.
Lizeth: Es que hablar de un colegio público es toda una cultura. Es que si uno recibe
información por medio de los sentidos, pues lo que tu escuchas, lo que tú ves, lo que tú
hablas entonces todo eso todo influye. La sociedad es un conjunto de la cultura la nove-
la que ve, la música que escucha, la noticia que leyó y pues un chisme que le conto, todo
eso influye y en el colegio uno esa muy inmerso en el medio y el común es lo que cunde.
¿En qué influye la educación media del Gerardo Paredes que posibilite una
preparación adecuada para que algunos vayan a una universidad a hacer
tecnologías o carreras profesionales de pregrado?
Erick: Eso se puede dar, pero eso es como de autonomía, ósea de cada quien ¿sí? O
sea uno está en la libre disposición de ver y hacer lo que se quiera, por eso les digo
lo que yo aprendí, distinguí y tuve la oportunidad de que elegir que me sirve y que
no me sirve.
Mis papás y mi familia decían: ¿Este que va a hacer?, no sé, como que dicen: Viste
distinto, esa rasta, esa pinta, pero ¿qué va a hacer?. Entonces, cuando salí, bueno a mí
me fue bien en el icfes y cuando me presenté a la Universidad Nacional, no alcancé
a pasar, pero mi familia nada, ellos como que descansaron cuando yo salí del colegio.
Todo es saber escoger las amistades lo que ves, oyes, es todo. Digamos que lo que
yo veo es que la juventud de ahora es muy recesiva, es decir, se deja llevar por todo,
o sea no tienen como un carácter dominante de decir, por lo menos, ¡no! Yo, esto lo
hago es por estas o estas razones. ¡No! es una juventud rebelde sin causa o sea hacen
las cosas, pero no se sabe porque, ni para qué.
Digamos en mi época yo hacía mis cosas y pues aun las hago pero yo sé por qué y
para dónde voy. Sé que ustedes están aquí porque saben para dónde van, y saben qué
quieren demostrar. Entonces es como eso que uno tiene como un carácter fuerte para
decidir lo que quiere. Por ejemplo, lo que pasa con mi hermana, no es que mi mamita
está aquí, pendiente y ¡no es que allí fuman, entonces, bueno yo también!, entonces
ellos quieren hacer como eso, hacer lo que los otros hacen, pero sin razón o porque
sí. Lo que está en boga entre los jóvenes es tomar bebidas alcohólicas, fumar, tener
sexo, entre otras.
129
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
¿Qué otros aspectos de la institución los motivo a estar en la universidad?
Erick: De aquí me motivó el profe Humberto Garzón, la profesora Sonia Puerto
que es una lumbrera y pues también yo vi clases la profe Yanid Moreno, esa señora
es admirable.
¿Pero qué aspectos?
Erick: No, pues en Humberto Garzón, es que para mí todos eran como muy bue-
nos. O sea los profes van aquí y más arriba, está la profe de matemáticas que en ese
tiempo teníamos en once y la profe Sonia Puerto que uno ve por acá, y no ella va
es por allá, lejos una pilera. Sonia Puerto tiene conocimientos, Sonia Puerto tiene
dinamismo, Sonia Puerto tiene la atención y es muy buena.
Carolina: A ella es difícil que le desorganicen la clase, tiene ese foco para que uno
le preste mucha atención, o sea, ella sabe y tiene mucho conocimiento lo que tiene
Humberto Garzón, Yanid Moreno, y lo que tiene la profe Jacqueline Bohórquez,
esa señora de todas, son admirables y muy buenos.
Erick: La profe Jacqueline Bohórquez de carácter fuerte y la actitud.
Angie: Es exigente, en cambio Humberto Garzón es más flexible es como más, no sé
cómo describirlo.
Lizeth: Es como más de mente abierta diría yo.
Erick: Él era como más de dejar que uno experimente y vean todo a ver que decidía-
mos. La profe Sonia Puerto es de mucho conocimiento, esa señora me ayudó aun en
la universidad cuando el semestre pasado tenía la oportunidad de venir, le consulta-
ba y ella me ayudaba.
Alexander: Yo creo que lo que influye es que uno tenga esa relación de admiración
por el profesor y el alumno sienta que cuenta con ellos. El profe Humberto Garzón
que es muy cercano a nosotros y está pendiente de uno, él dice: ¿qué quiere?, ¿qué le
pasa?, ¿qué necesita? La profe Sonia Puerto es sumamente organizada y es una muy
buena persona, está pendiente de todo, le dice: ¿qué no entendió?, ¿qué le faltó?, ¿qué
quiere? y es exigente a la vez.
Carolina: Como la profesora Sonia Puerto es muy organizada y lo logra enfocar, su
elocuencia es importante, en un profesor es vital.
Además que los profesores sean alegres y evitar el aburrimiento en clase. Por
ejemplo, la profe que fue nuestra directora de grupo desde noveno, no sé pero yo le
cogí mucho aprecio a ella, es muy chévere. Ella siempre era más que la clase de espa-
ñol, era de motivación porque de español, nos decía: Ustedes pueden hacer eso en la
casa, y así se hacía, nos motivaba bastante, ella también es un amor, es muy cercana
a nosotros y le ayuda mucho.
130
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Qué actitudes exactamente?
Luis: Que se preocupan por nosotros, nos solo veíamos interés por enseñarle a uno,
sino que también es motivante que los profesores sean organizados, puntuales, exi-
gentes, buenas personas, porque sabían manejar a los estudiantes. Eso sí, si los profe-
sores eran mala clase de una vez genera rechazo, no solo hacia ellos, sino a la materia,
o también si es blandengue tenaz.
• Explíquese
Luis: Si claro la profesora de inglés que en un tiempo estuvo allá no me acuerdo el
nombre.
Alexander: A nosotros gracias a Dios no nos tocó con ella.
Erick: Si ella estaba en una clase y se comportó como una vieja muy despectiva en
noveno y en décimo, chocamos mucho.
Angie: Cuando uno tiene rechazo hacia alguien, uno se le cierra como la mente y no
siente que aprende.
Erick: Era como muy chocante muy despectiva tenía como comentarios feos.
Luis: Algunas veces era como muy grosera y sobrada.
Alexander: Nosotros tuvimos problemas fue con la profe de ese tiempo, ella no sa-
bía, porque nosotros no sé [...] si era porque le pedíamos mucho y ella dependía de su
libro. De pronto íbamos más allá del libro, mostraba inseguridad, entonces si uno era
hombre bien, si era mujer como le pasó a Lizeth, peleaba muchísimo con ella.
Angie: La profesora Sonia Puerto llegaba por lo menos a la clase y nos decía el tema
es este y explicaba, uno preguntaba y ella respondía puntual. Hay profesores que di-
cen: Hay es que no sé, eso pasa hasta en la misma universidad. Yo tengo un profesor
así que uno les pregunta algo y como que espérame déjame mirar el libro o sea queda
de tarea.
Erick: Nosotros vimos un pre-cálculo en la universidad, pero es muy bobo y cuando
entré ahorita a cálculo diferencial se compara a la matemática del colegio. Después
esas demostraciones. Orgullosamente gerardista, compañeros les digo que en cálculo
de once me sentí robado, el tiempo no es suficiente porque yo entré a la universidad
y no sabía nada, tenía el conocimiento de pre-calculo universitario, pero no tenía los
procedimientos básicos como demostrativo, entonces ¡Paila!
Lizeth: Son como las cosas bases que uno no tiene.
131
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Angie: Si, antes eso era un desorden, por lo menos mi hermana tuvo los mismos pro-
fesores en décimo y once, por lo de los ciclos y esa situación mejoro porque se ven los
procesos pedagógicos.
Erick: Algo bueno fue que el profe Humberto Garzón, cogió nuestro grupo hasta el
final. La ventaja como estudiante es que uno ya sabe cómo trabaja y pues sabe uno
qué va a hacer origami, pues uno se programa ¡eso es lo que pasa! Yo en noveno y
décimo tuve la oportunidad de estar con la profesora Sonia Puerto y con un buen
ritmo de trabajo. En cambio cuando llegó la otra profe fue como ¡huy! ¿Qué paso? O
sea en trigonometría alcanzamos a ver un poquito de cálculo de funciones y eso fue
lo que vimos con la otra profe.
Lizeth: Nosotros llegamos a límites, pero en una clase porque la profe dijo: Yo me
siento mal, porque no puedo más y las horas no me dan. Y es que como nos quitan
horas para lo del sena.
Erick: Si estoy en total desacuerdo con el sena, eso debería acabarlo deberían echar-
le algo y que se vaya para otro colegio. La gente no está hecha para ser obrera, sino
para ser profesional. Aquí debería existir no solo en el colegio sino en la educación
colombiana la preparatoria de dos años en los que se enfoque la persona y que se le
dé la oportunidad de empezar una carrera. Eso fue algo que yo traje acá de la univer-
sidad, pero lamentablemente no se pudo hacer el proyecto de talentos matemáticos.
Erick: Cuando vine a hacer la exposición de talentos, eso fue un show y no se pudo
hacer nada. La universidad pedía que el colegio tuviera un buen promedio y no lo
tiene, la solvencia económica, tampoco se tiene y había como unas opciones para que
en el colegio fuera gratis, pero la rectora nunca dijo cómo hay que hacer. Siempre era
como la profe Sonia Puerto la interesada, entonces yo fui un viernes a reunión de
área y les conté, pera nada pasó.
Alexander: Aquí nos dan las herramientas que se les dan a todos, no las aprovechan
tampoco los profesores pueden hacer más que eso. El dicho de muchos profesores es:
Ustedes estudien o no, a mí me van a pagar el sueldo, yo ya estudié, yo ya me gradué,
entonces me gano la plata relajada, entonces ustedes verán que hacen.
Lizeth: Hay que motivar a la gente para que vayan a la conferencia a la Universidad
Nacional, claro a los que están interesados y tienen como un chip diferente, los que
quieren salir del montón.
¿Qué hizo que ustedes estén allá específicamente? Me decían que las actitudes de
ciertos profesores, ¿qué comentarios tendrían ustedes al respecto?
Luis: Los amigos porque las personas buena o mala se van juntando.
132
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Angie: La familia, porque si le toca a uno pensar en llevar para la comida a la casa,
pues se concentra en trabajar para llevar la comida y ayudar con el arriendo. No que-
da tiempo en pensar en estudiar.
Carolina: Si claro, si a mí no me hubieran colaborado mis padres en los primeros
semestres, pues yo estudio hubiera podido ingresar a la universidad privada y difí-
cilmente hubiera alcanzado mis metas. Además, yo estudié porque no es que gustara
mucho el oficio de la casa y a mi mamita le toca trabajar en eso. Entonces yo veía que
si no estudiaba me tocaría a mí trabajar en eso también, pues lavarle a otros y pues
no, eso no era lo que yo quería para mí.
¿Qué es más relevante el entorno, la familia, el barrio o los amigos?
Luis: Diría más el entorno.
¿Por qué?
Luis: Porque digamos uno en la universidad tiende a ser muy diverso y buscar ser
muy dinámico y creativo con sus trabajos. Tiene que estar acoplándose mucho, aco-
modándose, no es una rutina que está siguiendo en cada semestre y son muy corti-
cos, no se está con los mismos. Entonces tiene que evolucionar en su forma de ver
las cosas, toca estar leyendo, estar tomando apuntes, que si no entendí toca buscar la
forma de aprenderlo.
Es el interés de uno y pedirle consejo a un compañero que haya más adelante,
eso creo que es normal. ¡La familia! ¿Cómo?, si mi mamá solo hizo hasta tercero de
primaria y a trabajar porque por allá no había más nada que hacer y con tantos her-
manos, que estudio, ni que nada, a trabajar para ayudar a mantener a los hermanitos
más pequeños de ella.
¿O sea ustedes cómo saben con quién se junta?
Luis: Exacto, pues toda la razón porque si uno se junta con todos los que no saben,
pues digamos a usted lo pasan al tablero, se asusta, queda en blanco y pues no hace
nada. En cambio usted está con los mejores o los que estudian, pasa fresco con sonri-
sa de lado a lado y ya, le va bien y frescos. ¡Todo bien y relajado!
¿Qué tanto influyen y cuánto las rumbas, los amigos y todas esas cosas tan qe son
normales y que componen la vida?
Luis: Es difícil como clasificarlo, porque hay también va la familia, le dicen a uno ¿qué
tarea le dejaron? Y uno medio les explica y ellos dicen: ¡Huy este chino, como que si
está estudiando! (ríen).
Angie: ¿A mi saben que me pasa? Estudio inglés y empiezo a hablar y ellos: ¿cómo
esta que dijo?, se sienten orgullosos, mi ego crece, me animo a seguir estudiando más
y más.
133
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
¿Qué es lo más importante la familia, el entorno o el colegio?
Alexander: Pues yo lo resumiría en 40% la familia, 30% el entorno y 30% el colegio.
La familia es más importante porque en la mayoría de casos, pues no digo que en
todos, son núcleos familiares completos. Hay presencia de mamá, papá y hermanos,
o no hay hermanos pero están los dos papás. En el caso en que solo está la mamá o el
papá es un poco más difícil y uno ve que se motivan más. Entonces es como más sen-
cillo cuando la familia es completa, en mi caso mis dos papas gracias a Dios son muy
responsables y siempre he seguido el ejemplo de parte de ellos, eso ayuda mucho.
Yo llegaba del colegio y ellos me ayudaban con las tareas. Me preguntaban cómo
iba el interés que tenían, porque el entorno, pues los amigos por lo que decía al co-
mienzo ¡yo no sé qué hubiera hecho sin mis amigas! ya que uno también necesita
un apoyo que va a ser de pronto lo que le falta y uno a veces también tiene su época.
A veces yo también quiero hacer las cosas que hacen todos, pienso que porque es
importante tener amigos que lo ayuden, pues en el colegio los papás están lejos, es
difícil y el colegio. También la educación que uno recibe, la motivación, lo que uno
lee, lo que uno vive y observa, todo, pero en mi caso lo que más influyo es mi familia.
Erick: Yo digo que es como un 50% la familia, porque es con la que uno tiene más
años compartidos, en mi caso mi núcleo familiar es mi mami y mis hermanas, es
como los valores que le inculcan y mi mamá me daba resto de cátedra. Entonces la
familia es como lo más importante para la motiva a hacer buenas, porque si la familia
le dice: ¡no, para que estudia, mejor trabajé! Y algunas personas lo hacen con sus
hijos con el cuento del bastón para la vejez.
El 50% es el colegio, pues porque es donde usted va a seguir construyendo las
bases cognitivas para poder acceder a una carrera universitaria y un desempeño la-
boral exitoso. Por último el entorno, pues cuando no es la familia, los amigos y los
conocidos son como el apoyo que uno tiene para contar, recibir cosas y consejos.
Angie: Para mi seria un 50% la familia, 25% y 25%. La familia que es la base de los
valores para formarse bueno, eso uno lo hereda. El entorno, lo que tu decías, por
lo menos en mi caso no tuve las experiencias tan chéveres como las que tu tuviste.
Cuando yo estaba en once los demás estudiantes eran terribles, entonces si influyó
bastante, yo trataba de ser independiente y diferente al unirme con “los más buenos”.
Tratar de sacarle como el provecho. Mi familia es lo que más me motiva.
Erick: Sabe también que influye mucho profe el círculo social. Pues, no es que quiera
comparar el barrio donde crecí, pero después de vivir en el Rincón y avanzar a otro
sector, pues si se ve la diferencia.
Angie: A mí me pasó lo mismo, yo crecí en el Rincón y ahora nos fuimos a vivir a Villas
de Granada y uno si nota la diferencia del círculo social. Igual también influye en todo,
desde la comunicación, la forma de vestir, el sector de la plaza, comercio callejero, las
ladrilleras, zorreros, gente que llega a vivir todos los días al sector, todo eso.
Erick: ¿No te pasa que acá es como peligroso, en cambio uno allá camina tranquilo?
134
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Por qué?
Erick: Mucha inseguridad las riñas, escándalos, homicidios, lesiones personales, vio-
lencia, pandillismo, el consumo y micro tráfico de spa (sustancias psicoactivas), aquí
de cierta hora para arriba, no entra la policía.
Angie: En navidad uno no podía caminar por el andén, le tocaba salirse a la vía de los
carros, ¡allá no, es súper chévere!, no se siente el ambiente tan pesado, es que acá es
duro, uno no sabe en qué momento se desata una pelea o algo así. Además, las fiestas
entre semana de algunos vecinos era una rutina, pero eso si los fines de semana no
perdonaba fiesta o despelote en la cuadra.
Erick: Yo creo que 50% la familia, 25% y 25% los otros dos. La familia pesa más
porque te forman tus valores, tus principios, tu carácter, y en el colegio uno refuerza
los puntos generales las materias, las cositas. 25% el entorno del barrio y el 25%
restante el colegio.
¿Qué cosas especiales tuvieron sus familias?
Alexander: La familia de nosotros tres se parece, nuestros papás se apoyan entre los
dos, mientras uno hace, el otro hace otra cosa, se cambian y pues dan las cosas por
sus hijos, están pendientes siempre y a veces mucho.
Erick: Profe que por ejemplo mi mamá que fue sola es que no sé si fue un dolor de
cabeza, pero si mi mamá nunca me acostumbró a andar mal, ni a oler feo o estar su-
cio. Nos exigía.
¿De qué región de Colombia proviene tu mamá?
Erick: Es santandereana y como que de pronto no les falta nada, el carácter de la
familia da la formación, es que son cosas propias. No es como esa formación que uno
recibe en la casa, porque si uno ve y hay unas mamitas que ponen a los hijos las cosas
como sucias. Mi mamá no, nos mantenía bien, así sea el perfume de Yanbal (ríen).
¿Están viviendo con su mami allá en Engativá?
Erick: No, ella vive acá, pues estoy solo allá. Le inculca al niño a andar vestido con
trapitos sucios o de pronto la familia no tiene como el recurso económico para eso o
mamas muy perezosas y dejadas con los niños.
Los hijos ven al papá haciendo sus cosas, porque no es una mentira que el robo se
ve como un valor (es que el niño si es avispado), entonces eso también influye mucho.
Entonces, pues es como la salida fácil de ellos, porque cerca donde nosotros vivíamos
era una zona caliente, como se dice y eso se ve mucho y pues no sé. Si, pues no es
imposible salir del común, pero si es muy difícil.
Lizeth: Si fuera imposible nosotros no estaríamos acá.
135
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Angie: La palabra que tu dijiste ahorita, “carácter” por lo menos mi mamá fue como
que no vaya yo a estar con una persona que no son, digamos que tuviera mañas. Así
fue con mi hermano mayor, le dio la época de loco que era así, se la pasaba con ñeros
y un poco de cosas. Entonces mi mamá le decía: Si usted sigue así pues va a resultar
mal, pero usted sale adelante porque sale adelante. Mi mamá tenía carácter, ella le
decía a uno usted no va, no va y punto. Resalto el carácter de los padres que salvan a
sus hijos de la calle, drogas y malas amistades.
Erick: Yo creo que uno no sabe hasta que tenga un hijo para saber que es formar a
una persona, quiero formar a mi hijo y que sea un señor o una señorita.
En este momento con mi papá nada, nos dejó solos. Y si claro, mi mamá ya está
cansada, pero por lo menos yo soy el mayor y por supuesto es difícil, porque mis her-
manas me ven con respeto y me toca dar ejemplo.
Alexander: Yo soy el mayor de hermanos y de primos, o sea yo soy de mi generación
el primero en ingresar a una universidad, o sea la de mi papáy mis abuelos.
Erick: Pero de primos no de nuestra generación, después mi primo estudio tecnolo-
gía aeronáutica, porque tienen dinero para estudiar y terminar una carrera.
¿Tú eres el segundo porque tu hermano mayor estudio educación física y es
egresado de este colegio?
Luis: Está estudiando y es egresado de 1998. Yo soy egresado 2012 y mi hermano
menor sale graduado este año del Gerardo Paredes, si Dios quiere.
¿Cuál es su conexión con sus primas que están en Cali?
Luis: Mi mamá es cercana con unos familiares de Cali y yo ni idea, algunos son doc-
tores también, pues mis dos primas ya son profesionales, acá somos los tres y solo
queda Nicolás en el bachillerato. Está con el cuento de los hobbies como el rugby,
creo que el jueves se va para Medellín, en la semana pasada se fue.
¿Y él que dice?
Luis: Que quiere estudiar, si claro. Es como un consejo que le dio mi mamá, le dijo:
Usted hace lo que quiera a mí no me tiene que pedir permiso, usted tiene que ser ca-
paz de ver que es lo que quiere para usted y pues yo no lo tengo que motivar a usted,
eso lo tiene que hacer usted por sí mismo.
Yo vi a mi hermano mayor que se metió a la universidad y cómo así, como que si
él pudo, ¿por qué yo no voy a poder? Entonces pues con mi hermano que también
estudio en el mismo colegio, y en el mismo hogar, ¿cómo me voy a quedar atrás?
Claro que Andrés cuando estuvo acá se mantenía metido en todo lo que fuera
danzas, teatro, y a mí no me paso eso, porque no me gusta como mucho.
136
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Cómo eras en el colegio académicamente?
Luis: Excelente, bueno al menos yo me defendía. Cuando me iba mal me ponía jui-
cioso, me adelantaba, hacia mis trabajos y si no quería hacerlo en grupo, le pedía al
profesor que yo quería hacerlo individual. Por lo que hay grupos que los escogen y
preciso le toca los malos quedando también tachado. Yo decía: Hay no ese no, ese
tampoco va a hacer nada, pues toca a uno así como ayudarse uno mismo.
Alexander: A un compañero le pasó, era un muchacho muy pilo, pero muy vago,
se notaba que tenía problemas en la familia. Algunos compañeros eran re malos y
digamos que él tenía como problemas en la casa, claro era un chico que había pasa-
do a la Universidad Nacional y perdió el cupo porque le fue mal, pienso que no tuvo
el ambiente familiar adecuado para afrontar las dificultades que normalmente se le
presentan en la universidad.
Lizeth: Y está en calle.
Alexander: Tenía un gran potencial, pero la familia era un desorden y nada, perdió.
Erick: De muchos lo que pasa, es que la familia, amigos, entorno, y pues de solvencia
económica, es complicado. Que más, por ejemplo ustedes que son de la universidad
pública y el acceso a la información, los recursos, tanto económicos como físicos,
entre otras cosas, es complicado.
Carolina: Lo más importante es querer y el mundo va conspirando para que las co-
sas se le den a uno. Yo no me imaginé que lo lograría sobre todo por la resistencia de
mi papá que me decía que no me iba a dar estudio y al terminar bachillerato tenía que
trabajar. Y si, ahora trabajo y estudio, pero ese era mi sueño, poder salir a delante y
ayudarles a ellos, por ejemplo comprar una casa.
Alexander: Yo no tengo casa, pues es mi responsabilidad la de comprar casa.
Erick: Ese es el sueño de todo el mundo.
Alexander: Pienso que es muy importante la autonomía y un buen ejemplo, es que
uno ve hasta a los mismos profesores, entonces uno se puede dar cuenta de cosas que
uno ve y lo ayudan a ir más allá, poco a poco.
Erick: Ver más allá, es como sobrepasar esas barrera.
Lizeth: Uno no piensa ya en pequeño, sino en grande.
Erick: Pues, como decía el profe de cálculo entre más aprenden, como que usted sabe
que necesita más y es literal, se da cuenta que no sabe un putas. Entonces es como
mostrarles el más allá donde pueden llegar.
137
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Después yo tuve la idea de reunir la gente que pudo acceder a la universidad y
hablarle a los niños de once, pero esa vez lo plantee y no llegamos a nada. Eso serviría
como de motivación.
Angie: De hecho una profe este año me invitó a una clase con ella y comentó algo así
parecido, pero para hablar con los estudiantes. Ella dice que en especial es para los
niños que vienen solo a jugar y a hacer ciertas cosas malas, menos estudiar. Pues ella
decía que quería convocar una reunión con nosotros los egresados para explicarnos
y darle como una charla a los estudiantes sobre lo que dice Erick, de lo que sí se pue-
de hacer para motivar a los niños.
Carolina: Eso pasa con los jóvenes de ahora, como que no tienen esperanzas de fu-
turo, ni animo de hacer nada.
Alexander: Pierden mucho tiempo y como ahora ayudar a los padres es supuesta-
mente trabajo infantil, cuando en realidad es una oportunidad de aprender cosas
que le ayudan a desarrollar conocimientos. Por eso también es que hay tanto niño sin
hacer nada, en la calle o solo viendo televisión.
Erick: Es que ellos piensan solamente como en el momento, no piensan en el mañana
y no le dan como trascendencia a las cosas.
Angie: Sí uno hace muchas cosas y sin embargo nos queda tiempo, como será los que
están supremamente relajados y desocupados, pensando cosas malas.
• Y ustedes ¿desde qué semestre empezaron a trabajar?
Erick: Yo desde que salí del colegio.
Carolina: Yo también.
Luis: Claro, allá me pagan un porcentaje de la matrícula de la universidad, sino fuera
así no estaría estudiando.
Angie: Tan pronto me empezaron a contratar para dictar clases, me fui a trabajar
porque quería practicar y me han recomendado por que he sido buena.
Alexander: En diciembre, vendiendo ropa para desvararme.
¿Por qué?
Luis: Si porque la plata que a uno le da la mamá ya no le alcanza. Yo a veces me daba
cuenta que no alcanzaba, pero ya cuando empecé a trabajar, empecé a ver mi plata y
que si voy a comer, como con mi plata. De paso uno empieza a ayudar porque no es lo
mismo que uno compre a que todo le de.
138
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Erick: No, pues si mi hermana tiene 200 y yo tengo 200, entonces ya son 400, es más
plata, hay más cosas y uno ya come cosas y mejor. Además puede escoger el mercado,
y no está preocupado de comprar lo más barato. ¡Que quiero cereal! y viviendo solo
uno mismo va y hace mercado que le queda a uno cerquita y pues como que lo lleno
de frutas y lo lleno de cosas y cojo como lo que quiero. Pues a la hora del almuerzo
que es como el arrocito, y lo que quiero, que si quiero galletas, fruticas, carnecita. Y
si pues el dinero es un mal necesario, porque uno sin plata, no puede hacer nada.
Entonces son como alternativas económicas para que los pelaos que no puedan ac-
ceder a las universidades públicas como ellos, pues simplemente no se queden en un
“no puedo”. Además uno sabe que en la universidades públicas se necesita dedicación
de todo el día y algunos les toca trabajar para ayudar en la casa.
Angie: Uno come mejor, se viste mejor, tiene mejor calidad de vida.
• Erick, desde tu experiencia: A ti te tocó trabajar y contrario a lo que dijiste antes.
¿La articulación con el sena es o no es una alternativa viable para los estudiantes
de bajos recursos que no pueden ingresar a la educación superior pública se ayu-
den trabajando y lo puedan lograr?
Erick: No, no profe lo que pasa es que yo veo que el sena le enseña a la gente a
ser obrera y pues si está estudiando logística, si un nombre bonito maravilloso, que
nombre tan elegante y le dicen: Mire coja esas cajas apílelas, allá póngase este arnés
y hágale caso a ese señor que está ahí. Y se quedan ahí.
Angie: Ocho horas, sueldo mínimo y se quedan ahí.
Carolina: Eso depende de uno, mira yo estudié logística y eso me dio herramientas
para hacer un proyecto que me asegura un puesto de trabajo y financiar mi proyecto
de vida de sacar una carrera y progresar. Habrán otros que se consuelan alzando ca-
jas, eso es problema de ellos y otros que como no vienen a estudiar, pues no aprenden
nada y les tocará de obreros, lógicamente.
Erick: No pero cuantos años hiciste en el técnico, tecnólogo y fase practica laboral.
Carolina: Dos.
Erick: Pues es que es lo que hace talentos. Si me hubieran dado la oportunidad a que
hagan años de universidad en el colegio. Estaría en más semestres.
Angie: La gente se motivaría más a estudiar.
Erick: Son tres semestre de universidad.
139
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
¿Pero es que son décimo y once?
Erick: Por eso profe, eso es lo que hace talentos en la universidad. Yo veo clases con
niños que están en noveno y cuando ellos salen ya tienen cuatro o cinco semestres
de pregrado.
Angie: O sea que se enfoquen en lo que les guste. Por ejemplo, medicina que se ponga
lo de medicina.
Erick: Pero ese depende, es de la estructura de la educación en Colombia. O política
de educación. Porque en vez del sena, en vez de embutirle a uno algo que a uno no le
gusta, yo estuve en noveno, décimo y once con eso y yo no aprendí nada porque no
me gustaba, en esos tres años yo hubiera hecho seis semestres de universidad, hubie-
ra salido y pues otros dos y ya. Ya hubieras alcanzado hacer otra carrera.
Angie: Ya estuviera terminando o haciendo otra carrera.
Alexander: Pero aquí si lo hacen, en los privados lo hacen, que esta ese programa
que tiene matemáticas, biología y ciencias básicas con los estudiantes de noveno ha-
cia arriba. Se está haciendo ahorita es los estudiantes del colegio distrital que se pre-
sentaron al examen de la Universidad Nacional. A ellos les están dando un curso en
el programa de fortalecimiento académico que brindó la Secretaría de Educación con
profesores de la universidad para mejorar las competencias de los que el año pasado
se presentaron a la Universidad Nacional y esperemos que la mayoría pase.
Angie: Mi hermana está en ese curso y si son excelentes porque son maestros bue-
nos, son maestros de la Universidad Nacional.
Erick: Y son talentosos porque pasa lo mismo también desde pequeños esa maqui-
nita del cerebro que entre más joven más funciona. Cuando ya ellos terminan el once
tienen un montón de conocimiento y los que no siguen en la universidad, pues ya
tienen más bases académicas para hacer otras carreras relacionadas.
Alexander: El éxito de Japón es saber que la educación era el secreto de salir adelan-
te, a nivel de políticas públicas se propone mejorar la educación desde los niños más
pequeños. Ellos tienen una intensidad horaria bravísima, puesto que ellos entienden
que desde pequeños es la base para arreglar la situación del país.
¿Cuál ha sido su experiencia con respecto a que te ha tocado trabajar para poder
pagar un semestre a nivel profesional?, ¿hubiera sido posible sin la preparación sena?
Carolina: Pues no sé qué tan fácil hubiera sido, pues el número de desempleados es
muy alto, nos que tan difícil o fácil hubiera sido encontrar trabajo en ese momento,
entonces como yo decía, el sena puede abrir las puertas. Yo hice un proyecto que en
la empresa lo implementamos y yo estoy allá. Entonces, pues si yo me hubiera que-
dado apilando cajas o alzando cosas, pues no, eso no.
140
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Erick: Yo a lo que voy es que de pronto ese tiempo lo hubiéramos aprovechado en
más cosas, sabemos que nosotros estamos en un mundo globalizado, en el que sabe-
mos que las cosas son para ya y pues la gente entre más preparada, mejor.
Yo voy a terminar mi carrera que me faltan tres años a los 25, pero si hay alguien
que termine carrera a los 22 años, pues el mercado laboral va escogerlo a él. En lugar
de que se esté perdiendo tiempo en cosas que no le gustan a uno.
Lizeth: Pues como yo estoy en la pública es más por mi mejoramiento personal, yo
trabajo como monitora en la universidad, no solo me pagan sino que me da estatus
dentro del común.
¿Le valieron créditos académicos con lo que hizo en el sena?
Carolina: Si me lo homologaron.
Lizeth: Pero es que digamos que lo que yo vi nunca lo utilicé, porque mi carrera es
completamente diferente a lo que yo estudie allá.
Erick: Y que de pronto hacen cosas que no le gustan.
Alexander: Es que se hizo al revés en ese tiempo lo metían a donde le tocó. Ahora
es bueno, los estudiantes tienen la oportunidad de elegir Además hay que favorecer
otras cosas diferentes a la formación comercial que nos dan.
Lizeth: Es que algo que paso es que a nosotros nos impusieron eso y no nos dieron la
oportunidad de escoger, ahora hay más variedad que también es bueno.
¿Ustedes asistieron a la intensificación que dieron el distrito aquí?
Todos: Sí, sí, claro.
Erick: Si estuvo una chimba.
¿Pero si les sirvió para algo?
Todos: Si.
Lizeth: Si nos dijeron como los truquitos.
Erick: Si esa si sirvió y la profe Sandra nos dio clase y siempre estuvimos con el
mismo profesor los tres años.
Lizeth: Si, desde noveno a once.
Angie: Pues de cada curso casi venían todos los estudiantes.
141
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Luis: De 8:00 am a 12:00 pm.
Erick: Hay unos compañeros que no, pero en nuestro curso el profe de inglés lo tu-
vimos los tres años por lo que fue chévere. Además, los profes eran como jóvenes.
¡Una chimba esa profe!, ósea nosotros las pasábamos bueno con ella y los profes se
pegaban a las fotos, eran como contemporáneos a uno y se pegaban entonces pues
era bacano.
¿Y sus familias qué papel jugaron en elegir esta carrera así?
Erick: Nada.
Lizeth: No, mi mamá no dijo nada, mi papá lo que te digo, solo era como lo que yo
quisiera, al principio que no querían que estudiara en el sena, porque él odia eso.
Dice que eso no sirve, que para qué, que eso sólo forma empleados, que uno no viene
para ser empleado. Entonces, él me compró el pin me lo trajo y dijo: Escoja usted lo
que quiera, yo no la puedo obligar a que estudie otra cosa. Si menos mal porque él me
dijo escoja usted lo que quiera estudiar.
Erick: En mi caso no mi mamá no. Antes le dije mamá voy a estudiar matemáticas
pura me dijo: ¡en serio!, asombrada. No en mi caso no ninguno ellos me decían tra-
baje o haga lo que quiera. Como les digo uno estudia una carrera y se da cuenta que
eso lo lleva muy lejos.
Luis: Cuando le dije a mi mamá que quería estudiar mecánica, pues ella contenta
porque ya era el segundo que también entraba en la universidad. Fue un choque es-
tudiar mecánica, yo quería estudiar primero producción musical que ya es costosa,
$4.300.000, es demasiado y tendría que ni comer para pagarla. Entonces pues ya más
adelante voy a seguir estudiando, ahorita que termine esta, pues uno sigue estudian-
do porque eso es lo que lo forma a uno. ¡El estudio!
Se trata de ser más culto, conocer más gente, por lo menos donde yo trabajo viene
mucho extranjero, chilenos, argentinos, peruanos, y le explican mucho sobre cómo es
la vida social de donde ellos vienen, de otros países.
¿Por qué dices que quieres ir más allá?
Erick: Porque quiero hacer algo, pero en otro lugar, porque en Colombia es más pe-
queño.
Alexander: Mis papás no me dijeron que estudiara tal cosa. Desde pequeño me de-
cía: Será que quiero ser arquitecto, y me ilusioné porque quería estudiar medicina.
Entonces, yo si me presenté a medicina, pero como no pase pues me faltaron como
siete puntos.
Lizeth: Es que la gente se desinfla cuando se presentan miles para 100 cupos.
142
Nidia Esperanza Sánchez Varela
¿Qué razones les incentivo a entrar a la universidad?
Alexander: Mi familia.
Carolina: Pues somos los mayores y por el conocimiento.
Erick: Yo no, yo lo veo es como crecimiento personal, económico, financiero.
Angie: Uno se siente como contento y estatus social. No es lo mismo estudiar un téc-
nico que una carrera a nivel profesional.
Lizeth: Satisfacción propia.
Erick: Porque lo que les digo yo no me quiero llenar de plata, es que dice Donald
Trump o Roberto Kiyosaky, que uno no debe trabajar para la plata, la plata debe
trabajar para uno, entonces es eso y uno de los profes de la universidad dice: Estudiar
da mucho crecimiento personal o sea es que es mucho y eso va de la mano. Aparte los
ejemplos tangibles, cuando uno escucha a una lumbrera y uno dice que son gente que
saben mucho, han estudiado y gratis, entonces uno como que dice: ¡claro yo puedo
llegar a eso! Lo que dicen ustedes en la universidad que los impulsa a ir más allá.
Lizeth: El profesor que yo te digo es post-doctor de Alemania y al tipo no le costó
un peso la educación. Si uno ingresa a una educación superior es para aumentar el
status en todo sentido económico, emocional, de ego, la autoestima, ser reconocido,
entre otros.
¿Qué papel juega ahí?
Erick: Igual si uno entra a una universidad y se esfuerza es para ser reconocido para
estar bien, pensando en futuro.
Lizeth: Ser reconocido de todo.
Alexander: Entre uno más hace, mejor se siente.
Erick: Pues, profe eso se ve en la universidad cuando uno es primíparo, dice: waoo,
ese sabe mucho, pero cuando uno ya va en segundo, uno dice como que ya pasó eso y
mira es a los que están arriba y uno dice ya voy para allá.
¿Se acuerdan del Decreto 230?
Todos: Sí, eso fue desastroso.
¿Alguien de ustedes pasó por Decreto 230?
Todos: No.
143
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Erick: Pero si, una de mis primas se salvó de perder el año por el Decreto 230. Pero
eso se sigue viendo...
Angie: Si se sigue viendo, re malos esos chinos.
Erick: Lo que dije de la promoción pasada, esa gente paso así sin saber nada. No es
por nada pero usted ve a esa persona y lo ve en el salón de clase, a diferencia de la
calle y dice esa man cómo pasó, es que no sabe nada.
Alexander: En las universidades los profesores están aterrados por lo mal prepa-
rados académicamente que salen los muchachos de bachillerato. Me acuerdo que
cuando yo entré, el profesor dijo: Nunca había tenido un curso más malo, ese es el
resultado de ese Decreto 230. Es lo peor que he podido dar un tercer semestre.
Angie: Todavía se sienten los efectos.
Erick: Y que en general la educación ha desmejorado mucho, mis papás dicen que
veían resto de cosas.
Angie: Mi papá me decía que mi abuelita decía que no estudiara y ella no sabía leer
ni escribir, entonces él nunca tuvo como la disposición o el conocimiento para hacer
eso. El estudio más fue por inercia. Él estudiaba porque quería y le gustaba hacerlo,
mi abuelita no le decía: mijito vengase acá y vamos a repasar las vocales. Mientras mi
papá si lo hacía conmigo, entonces si el papá de uno no sabía ni leer ni escribir ¿cómo
iba a hacer?
Erick: Y en esa época que les enseñaron regla de tres para convertir kilos a gramos y
todavía se acuerdan. En serio pregunte en una clase cómo es eso y los niños no saben,
no responden.
¿Cuál es su opinión de las pruebas trimestrales que se aplican?
Angie: Sirven para prepararlo a uno, además el repaso.
Lizeth: Mi hermana está más preocupada por repasar y poner cuidado que antes.
Alexander: Es bueno porque a veces se están acostumbrando solo a los trabajos y
cuando les toca un examen no saben cómo prepararse. Además en cierta forma los
obliga a que miren lo que tienen en el cuaderno por lo menos, pero si ayuda y va de-
sarrollando esa habilidad.
Lizeth: Además que nosotros no estuvimos familiarizados con eso y cuando llega a
la universidad las notas son los parciales y no trabajitos, y uno queda, ¡pero como así,
que es eso!
144
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Erick: Pues es que igual el contexto es diferente ya pues es 30-30-40, entonces pues
si pasan el 30 y el otro 30, uno hace cuentas con el promedio y si es muy bajito uno
no pasa. Además como es una universidad privada y los pensum son régimen público
toca estudiar, no regalan ni media, eso es lo que me gusta de allá, sé que no es lo mis-
mo, pero pues toca estudiar.
Angie: Pues ahora con las semestrales hay mayor filtro, entonces tienen que estudiar.
Carolina: Allá pierde una materia y toca pagarla.
Alexander: O lo sacan.
Carolina: Aquí pero a pasear (ríen).
Erick: Yo me ganaba la plata con las recuperaciones, me iba bien haciendo trabajos.
¿Ustedes hacían recuperaciones?
Angie: Sí, yo le hacía las recuperaciones a mis compañeros.
Erick: En once hice como tres y me pagaban.
Angie: En la sustentación era donde los rajaban, pero como el trabajo valía el 60%, a
veces alcanzaban a pasar.
Alexander: Los profesores se dan cuenta por eso hacen chistecitos y toda la vaina.
• Para concluir la discusión: ¿qué aspectos influyen el ingreso en la universidad de
los niños del Colegio Gerardo Paredes?
Erick: Hay personas que tienen la oportunidad de pasar a la educación superior,
pero pues no tenía convivencia familiar y eso fue lo que lo llevo a la deserción.
Alexander: Pero yo creo que si puede influir en esa relación familia-colegio, pero di-
gamos si generar una relación más cercana, entre el profesor, el papá y el estudiante,
eso era lo que en Hermes pasaba, nos hacían talleres y se fortalecían todos los víncu-
los, se da una relación más cercana del colegio con los papás.
Lizeth: Pues lo que digo si uno no tiene las ganas de ir a su casa, hay peleas, lo sacan
a dormir a la calle, pues cómo va a prosperar. Pero si tú llegas a la casa y tu mamá te
ayuda, te tiene comida caliente o por lo menos separada, mejor dicho un hogar tran-
quilo donde uno se sienta seguro, pues ayuda bastante y eso motiva.
Erick: Así sea una agua panela con pan. ¡Si claro eso reconforta el estómago y el es-
píritu para estudiar!
145
Expectativas educativas y familiares que los egresados...
Carolina: Si un lugar de estudio, un escritorio y una comodidad, así sea ese compu-
tador blanco con el cable del teléfono que se demora un montón, porque las enciclo-
pedias ya pasaron a un segundo plano, las bibliotecas y uno los consulta porque uno
sabe que la información que esta ahí es muy verídica.
Erick: Y los compañeros también, el ambiente del colegio, había un curso era como
el 10-08 que se acabó por pésimo. ¡Noooo, yo salí de ese curso tan malísimo! y me
pasaron a 11-05, era bueno. Solo había como cuatro niñas que estaban en parche y
los demás trabajaban. También influye la música y eso, este año terminan dos que yo
sepa, Daniela que se gradúa de derecho en la Autónoma y la otra en ciencias sociales
en la Universidad Pedagógica.
Alexander: Yo creo que también fue el cambio esas generaciones, nosotros venía-
mos de la frontera de hacer sexto y séptimo y estos niños llegaron muy pequeños a
mezclarse con los grandes y aprender más de otras cosas y eso si es difícil.
Lizeth: Es como el cambio no sé, desde el 2009, se siente un cambio brusco, como
que ahora los chinos no piensan en un futuro, hay una desesperanza total, como que
piensan en las del ya, y en las cosas de pertenecer una banda.
¿En qué sentido?
Erick: Si la verdad, yo no sé ellos que es lo que piensan. No han entendido que se ven
horribles. En serio yo veo niñas pequeñas y digo que cómo puede salir a la calle así
vestidas. Tienen que encontrar a alguien que le digan: ¡oiga marica se ve asquerosa,
nadie la va a querer así, la van a despreciar! Entonces no sé, qué es lo que tienen en la
cabeza y pues es como relajada, pero es como su banda y su amiga ñera, pues creen
que así van a lograr algo. Unos se viste con lo que uno tiene, pero limpio y bien.
Cuando uno pasa al contexto universitario se da cuenta que cuando uno tiene
algo que no cuadra, la gente como, ¿este man qué? Se siente como muy excluído, es la
forma como la apariencia la que hace eso y ellos como que no ven eso. Por ejemplo a
mí me gusta el reggae y ese no es el hecho de andar degenerado y robando a la gente,
entonces de pronto en esas culturas (ríen).
Alexander: Ellos piensan que al escuchar esos géneros urbanos es que tengo que
vestir ancho y pues como corte de cara, como hierro y es lo que le decía al principio
de la charla de lo que uno escucha. Si uno escucha un hip rap que lo ínsita a consumir
drogas y a ser bandido, pues si escucha un poco un hip hop más maduro más vieja
guardia, ser más selectivo. Se trata de distinguir géneros. ¿Si me entiende eso?
¿Qué les hizo falta a ustedes para la universidad?
Erick: Conocimientos generales y plata.
146
Nidia Esperanza Sánchez Varela
Lizeth: Para mí es como la plata, porque pues igual en la Distrital es muy barata.
Sobre todo las bases, el conocimiento, los estudiantes que vienen de colegios priva-
dos le llevan a uno mucha ventaja.
Erick: ¿Y el almuerzo, los materiales, los libros, las fotocopias, el pasaje en
Transmilenio?
Lizeth: El almuerzo es gratis.
Alexander: Allá dan como 2.000 cupos de almuerzo y eso porque hay gente muy
mal.
Lizeth: Y si uno no tiene para transporte va a bienestar y allá le ayudan. Como las
monitorías son como la opción de que eso pase. Hay gente que se gana como 400 mil
en la monitoría. Además, cuando vas a hacer las especializaciones haber sido monitor
de la facultad funciona, aparte por ser egresado, te dan descuentos y te queda súper
económico estudiar.
Alexander: Allá son como las monitorías, que son como trabajos en la universidad.
Lizeth: Yo tengo un compañero que está en la universidad y paga la carrera, entonces
él contesta teléfonos de 8:00 a 2:00 pm.
Erick: Allá es una ciudad chiquita de las gomitas, los minutos, la primera vez que
yo fui a la Nacional fue como ¡wau!, hay un edificio de un ingeniero y auditorio, me
asomé para ver las clases y pensaba ¡que son esos números, veo eso y me emociono!.
Me gusta cómo ir allá.
• Se cierra la sesión, gracias a todos.
147
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en abril de 2016
Se compuso en caracteres Cambria de 12 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia