Sistematización de una
experiencia educativa sobre
formación en valores
en los ciclos i y ii del Colegio Rural
Quiba Alta dentro de un proceso de
reflexión y socialización
Sistematización de una
experiencia educativa sobre
formación en valores
en los ciclos i y ii del Colegio Rural
Quiba Alta dentro de un proceso de
reflexión y socialización
Rosa Agustina Salazar Arias
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio físico o digital de toda o un aparte de
esta obra sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos (Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
ISBN
978-958-8968-19-3
© Rosa Agustina Salazar Arias, 2016
© Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-, 2016
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Edited in Colombia
Contenido
Agradecimientos
9
Introducción
11
Capítulo primero
Formulación del problema
13
I.
Objetivos
15
A.
General
15
B.
Específicos
15
Capítulo segundo
Referentes empíricos y teóricos
17
Capítulo tercero
Estado del arte y referentes teóricos
21
I.
Sobre la sistematización de experiencias educativas
21
II.
Sobre la participación
24
III. Sobre la prevención del conflicto escolar
27
IV. Sobre la formación moral en el niño
30
V. Aspecto legal
32
Capítulo cuarto
Metodología
35
I.
Enfoque metodológico de la investigación
35
II.
Definición del objetivo de sistematización
36
III. Objeto de análisis
37
IV. Eje de sistematización
39
V. Fase 1: Actores directos e indirectos
40
7
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
VI. Fase 2: La situación inicial y sus elementos de contexto
42
A.
Reconstrucción histórica del contexto
antes de comenzar la experiencia
42
B.
Lo que desencadenó el cambio,
“una comunidad dispuesta a cambiar”
43
VII. Fase 3: El proceso de intervención y sus elementos de contexto
44
A.
Aquí comienza una nueva forma de enseñar:
Gestando una idea y rompiendo paradigmas
44
VIII. Fase 4: La situación actual y sus elementos de contexto
50
A.
Significado de los docentes frente a las prácticas en el aula
54
B.
¿Cómo es la práctica en el aula?
54
Capítulo quinto
Analisis de resultados
59
I.
Fase 5: Las lecciones aprendidas del
proceso de sistematización
59
Capítulo sexto
Análisis e interpretación de entrevistas
65
I.
Frente a la situación inicial y su contexto,
antes del inicio de la experiencia
65
II. Plan de mejoramiento
72
Conclusiones
75
Recomendaciones
77
Bibliografía
79
Anexos
81
8
Agradecimientos
• Principalmente a Dios por ser mi acompañante número uno en
todo este proceso.
• A mi familia por su comprensión, especialmente a mi hija Camila
por la paciencia, tolerancia y por ser tan comprensiva con los espa-
cios que no pude compartir con ella.
• A mi amiga Iby por estar ahí de manera incondicional apoyándome
con su conocimiento.
9
Introducción
La presente sistematización de experiencias busca dar a conocer, los
significados y el cúmulo de vivencias, en las aulas y fuera de ellas, pro-
tagonizadas por un grupo de docentes y directivos docentes que se
arriesgaron a cambiar los paradigmas existentes respecto a la forma
de educar, basados en una necesidad latente en la comunidad rural de
Ciudad Bolívar y que motivo a buscar nuevas formas de aprendizaje
que tuviera significado para los niños y las niñas, y que su eje principal
fuera la formación en valores humanos.
Es así como describiremos como ha sido la experiencia del Colegio
Rural Quiba Alta en la construcción y desarrollo de un Proyecto Edu-
cativo Institucional, que incluye un Modelo de Formación A-gentes de
Cambio (Proyecto de Valores) que logró transformar los imaginarios
de una comunidad vulnerable social y económicamente.
Es un proyecto innovador teniendo en cuenta los retos asumidos por
sus protagonistas y los fundamentos tanto teóricos como empíricos que
acompañaron todo el proceso con el objetivo de hacerlo sostenible
Este proyecto busca desde sus comienzos el desarrollo en los estudiantes de
su capacidad cognoscitiva, de excelencia humana y de emprendimiento, bajo el
liderazgo con responsabilidad social ejercido por los maestros, para mejorar
su calidad de vida, presente y futura (Documento Institucional Colegio Rural
Quiba Alta, 2010).
Para la sistematización se recogieron documentos institucionales como
el Pacto de Convivencia Institucional, memorias escritas del proceso y
entrevistas con informantes clave y beneficiarios de la aplicación del
modelo de formación a-gentes de cambio que nos contextualiza e in-
forma sobre la participación de la comunidad, el proceso que se llevó a
cabo en la implementación, la aceptación de las nuevas herramientas
por parte de los docentes, padres y estudiantes, respecto a la innova-
11
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
ción pedagógica en ciclos uno y dos, el rol del docente transformador y
la convivencia armónica.
Así mismo conoceremos como ha sido el impacto en la forma de en-
señar respecto a la relación docente-estudiante-padre de familia, cuá-
les han sido sus beneficios respecto a las relaciones de convivencia en
las diferentes situaciones vividas por los estudiantes dentro del cole-
gio y fuera de él y como mejora la participación de los estudiantes en
los diferentes eventos en los que participa.
El presente trabajo se desarrolla en cinco fases:
1. Actores directos e indirectos del proceso de desarrollo
2. La situación inicial y sus elementos de contexto
3. El proceso de intervención y sus elementos de contexto
4. La situación final y sus elementos de contexto
5. Lecciones aprendidas de la sistematización
Abordaremos la convivencia escolar entendida como una oportunidad
de mejorar las relaciones entre pares a través de unas prácticas co-
tidianas en valores humanos que fortalecen la comunicación, la com-
prensión, la auto-regulación y la reflexión en diferentes situaciones.
Igualmente abordaremos la formación en valores como una construc-
ción moral dentro de la formación integral de los niños y las niñas con
grandes beneficios en lo académico y convivencial.
Daremos una mirada sobre lo reglamentado en la Constitución Po-
lítica de Colombia así como en la Ley General de Educación y demás
estamentos que tienen que ver con la convivencia y el conflicto escolar
en Colombia.
Esta sistematización pretende profundizar en la comprensión de las
experiencias que realizamos con el fin de mejorar las prácticas en cada
aula, compartir las enseñanzas surgidas de la experiencia y aportar a
la reflexión teórica.
Finalmente se describirá como ha sido la socialización y participa-
ción de la comunidad educativa en general.
12
Capítulo primero
Formulación del problema
La localidad de Ciudad Bolívar es una de las localidades donde se evi-
dencian (según estudios realizados por la Cámara de Comercio de
Bogotá en 2011; Planeación y el dane en 2010; Encuesta de demo-
grafía y salud en 2011; Investigación Universidad de los Andes y dane
2006, entre otras) algunas características violentas, generadas por
factores tales como: disfuncionalidad familiar, sectores de alta peli-
grosidad, hacinamiento, amenazas y multiculturalidad, bajos ingresos
familiares, tipos de desempeño laboral, entre otros; donde nuestros ni-
ños y jóvenes tienen que adaptarse a las condiciones adversas de este
medio (según censo poblacional Colegio Quiba Alta 2009, ver anexo
7). En consecuencia, la formación moral queda en manos del vecino,
de la pandilla o de cualquiera que “les echa un ojito” y toda esta pro-
blemática en ocasiones genera conductas que se ven reflejadas en la
convivencia escolar.
Si hay niños o niñas que crecen en contextos en los que hay mucha violencia, eso
puede llevar a que desarrollen comportamientos muy agresivos en su niñez. Y
si no se hace nada al respecto, esa agresión que se desarrolla muy temprano,
puede ser muy estable en la vida y puede llevar a que, cuando lleguen a ser
adultos, contribuyan a que se mantenga la violencia (Chaux, 2010, p. 81).
De igual forma en el ambiente escolar, se puede observar el poco interés
de los estudiantes por asistir al colegio, ya que en la región se fomenta-
ba el trabajo infantil en las areneras y trabajos de recolección agrícola y
por muy poco dinero los niños preferían trabajar que ir a estudiar.
El Colegio Rural Quiba Alta, sus directivas y docentes, pertenecien-
tes a la zona rural de esta localidad, preocupados por esta problemáti-
ca social que permeo la institución y seguros de que la ruta debía ser
una educación incluyente, participativa, autónoma, dialógica y diver-
13
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
tida desde el conocimiento de sí mismo, la educación significativa y
la solución pacífica de conflictos; construyeron un Proyecto Educativo
Institucional enfocado en la formación de personas teniendo en cuenta
tres áreas estratégicas: pedagógica, administrativa y comunitaria, que
daban respuesta al cúmulo de necesidades que tenía la comunidad y
especialmente los estudiantes y que habían podido observar los do-
centes a través de la interacción diaria.
El trabajo en valores era esencial dentro del pei por eso se constituyó
como eje transversal. Dentro del área comunitaria el Colegio Rural Qui-
ba Alta -crqa- ha venido trabajando un modelo de formación llamado
“A-gentes de cambio” que tiene como marco de referencia los valores
humanos, acorde al modelo Hindú Educare, que propone: “Un modelo
de ser humano pleno, que pueda desarrollar de manera integral sus
potencialidades y manifieste coherencia entre pensamiento, palabra y
acción” (Instituto Sathya Sai, 2011). Es un proceso de interiorización y
descubrimiento de cinco valores universales en cada sujeto: amor, paz,
verdad, rectitud y no violencia, que implica un cambio de paradigma en
relación a la educación tradicional; siendo la escuela de formación en
valores Sathya Sai Educare un gran apoyo para la institución.
Todo este trabajo rico en experiencias formativas realizado desde
2003 por los docentes y directivos docentes, se ha ido quedando en
lo anecdótico expresado en alguna charla casual, pues no existe un re-
gistro escrito que dé cuenta de las experiencias vividas en el aula de
la práctica de los valores humanos, que permita reconstruir histórica-
mente una experiencia significativa y pueda brindar elementos valio-
sos a los nuevos docentes que llegan a la institución y a su vez pueda
ser retomado por otras comunidades con características similares.
Dentro del proceso de sistematización de esta experiencia es impor-
tante tener en cuenta la trayectoria que desde el 2003, ha permitido
generar un proyecto de formación en valores humanos que evidencie
las trasformaciones, el impacto, los alcances, y la evaluación que se han
llevado a cabo, con el fin de propiciar un trabajo colectivo de mejora-
miento que apunte a las necesidades actuales de los niños de ciclo uno
y dos jornada mañana, evidenciando la importancia del manejo de la
convivencia y el desarrollo socio afectivo, como elemento esencial en la
formación integral dentro de cada uno de los procesos institucionales
del Colegio Rural Quiba Alta.
14
Rosa Agustina Salazar Arias
Surgen las preguntas de investigación en torno a:
¿Cuáles han sido los significados y experiencias de algunos do-
centes de los ciclos uno y dos, jornada mañana que comenzaron
con las prácticas de formación en valores frente a la formación
de sus estudiantes?
¿Cómo se sienten los estudiantes y padres de familia respecto a
las prácticas de formación en valores?
I. Objetivos
A. General
Sistematizar una experiencia educativa sobre formación en valores en
los ciclos uno y dos jornada mañana del Colegio Rural Quiba Alta, den-
tro de un proceso de reflexión y socialización.
B. Específicos
• Identificar la estrategia metodológica de formación en valores de-
sarrollada en los ciclos uno y dos jornada mañana y su inclusión
dentro de pei.
• Contribuir al desarrollo de planes de mejoramiento en las prácticas
de formación en valores desde la formación integral.
• Reconstruir los saberes de los docentes sobre el significado y apli-
cación de las prácticas de los cinco valores institucionales: amor,
paz, verdad, rectitud y no violencia, como una construcción colec-
tiva para el enriquecimiento del currículo dentro de la plataforma
de ciclos.
15
Capítulo segundo
Referentes empíricos y teóricos
Colombia es un país pluri-étnico y multicultural (Constitución Política,
art. 7.°), es una realidad social vivida en cada uno de los rincones de
nuestro país. El problema de la acelerada migración por diversos mo-
tivos como la violencia, la búsqueda de oportunidades de trabajo, la
centralización de la educación superior, obligan cada vez más a una co-
existencia forzada en un espacio geofísico que se reduce con el tiempo.
En las grandes ciudades como Bogotá, con 20 localidades, una de ellas
Ciudad Bolívar que es uno de los sectores de alta vulnerabilidad, donde
se hace más evidente este problema de superpoblación, por desplaza-
miento. Según estudio realizado por la Cámara de Comercio de Bogotá
en 20111, en Ciudad Bolívar hay 20.260 hogares en condiciones de po-
breza y 4.595 en miseria. Dentro de los cuales el mayor número vive en
condiciones de hacinamiento crítico (tres o más personas viven en el
mismo cuarto) (Boletín 27. Caracterización Socioeconómica. Encuesta
Sisbén iii, año 2010).
Ahora bien el problema de la convivencia se hace cada vez más difícil
en estas condiciones, pues en este contexto en ocasiones, la intoleran-
cia, alcoholismo, tabaquismo, drogadicción y las familias desestructu-
radas son muy comunes generalmente como consecuencia de asumir
una paternidad a muy temprana edad por diferentes circunstancias,
como lo afirma la primera Encuesta Distrital de Demografía y Salud en
Bogotá 2011, siendo Ciudad Bolívar una de las localidades donde más
se presenta esta situación y donde los más perjudicados son los niños,
que resultan siendo víctimas indefensas.
1
Sobre la inversión pública y calidad de vida en las localidades de Bogotá, basados en una
encuesta multipropósito que realizó el Departamento Administrativo Nacional de Estadís-
tica -dane- y Secretaría Distrital de Planeación de Bogotá en octubre de 2011.
17
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Se han hecho muchos estudios de investigación sobre convivencia
escolar, algunos enfocados hacia la forma de solucionar los conflictos
en el aula, otros hacia el diagnóstico de la violencia en los colegios,
como lo menciona Julián de Zubiría sobre el estudio realizado por
la Universidad de los Andes y el dane entre marzo y abril del 2006, el
cual evidencia altos niveles de violencia y agresión en las escuelas bo-
gotanas, también se ha estudiado el problema del bullyng o matoneo,
sin embargo la mayoría de ellos focalizan su estudio en adolescentes
(niños y niñas de 12 años en adelante), pues es en estas edades don-
de se presentan mayores brotes de violencia. La investigación, que cu-
brió 807 centros de enseñanza y durante la cual fueron entrevistados
más de 82.000 estudiantes, establece que el 56% de los encuestados
ha sido robado al menos una vez y 32% ha sido objeto de golpes o de
algún maltrato físico por parte de otros estudiantes, dentro de las ins-
talaciones educativas; 4.330 dijeron haber requerido atención médica
después de la agresión, y 2.580 aseguraron que quien los amenazó por-
taba un arma (de Zubiría. La violencia en los colegios de Bogotá, 2009).
En localidades como Ciudad Bolívar, debido a su creciente población
con características violentas y problemáticas sociales fuertes, dificulta
en gran medida la labor pedagógica, pero a la vez la hace más significa-
tiva y necesaria. Recientemente, según un comunicado publicado por
el dane, donde presenta los resultados de la Encuesta de Convivencia
Escolar y Circunstancias que la Afectan, -ececa-, 2011: “Los estudian-
tes de 5.° a 11 están comprometidos con la convivencia y la seguridad
escolar en los colegios de Bogotá. Ofensas, golpes, agresiones y porte
de armas blancas y de fuego, entre otros factores fueron identificados
como de riesgo”.
Caracterización de la población, entorno y colegio son los tres módulos que
acompañan los resultados en los cuales el ambiente en el aula, el porte de armas
blancas y de fuego en las instituciones, incidentes de tipo sexual, pandillas,
drogas, seguridad; rechazo de los compañeros, nivel educativo de los padres,
ofensas, amenazas, y daños físicos a los planteles permiten determinar qué
está pasando en los colegios y su entorno (Jorge Bustamante, director dane,
2011).
Este comunicado del dane es un llamado a los distintos entes involu-
crados en el control, protección y educación de niños, niñas y jóvenes
de Bogotá y especialmente de las zonas más vulnerables como la de
18
Rosa Agustina Salazar Arias
Ciudad Bolívar, a buscar estrategias que permitan superar esta proble-
mática. Es por esto que la escuela debe intervenir de manera directa en
la formación de valores, a través de prácticas efectivas que produzcan
resultados positivos en la población.
Esta problemática ha involucrado a varios colegios de la localidad,
llegando altos índices de violencia y amenaza donde los docentes han
sido víctimas. Es esencial y urgente que los colegios del sector constru-
yan proyectos institucionales fortalecidos en valores humanos que fo-
menten una cultura conciliatoria, inexistente en nuestro país, haciendo
énfasis en la convivencia, la concertación y la resolución pacífica de los
conflictos, buscando una unión entre familia y escuela de tal manera
que se detenga esta confusa situación y podamos tener una conviven-
cia más armónica.
Algunos estudios de maestría de universidades como la Javeriana
han tocado el tema de la convivencia escolar y han mostrado realida-
des existentes en la localidad de Ciudad Bolívar así como han plantea-
do diferentes estrategias de superación del conflicto y mejoramiento
de la convivencia como el caso del Colegio Rafael Uribe Uribe donde se
hizo un estudio para diseñar una estrategia de gestión educativa para
mejorar la convivencia entre los diferentes miembros de la comunidad
educativa, o los colegios Orlando Higuita Rojas, Gustavo Rojas Pinilla y
José Celestino Mutis, en donde se implementaron algunas estrategias
de mejoramientos tomadas de prácticas exitosas de otras instituciones
sobre el manejo de la convivencia y del conflicto.
El Colegio Distrital Nuevo San Andrés de los Altos de la localidad de
Usme teniendo en cuenta las condiciones de convivencia vividas y re-
flejadas en su contexto, la institución junto con otras dos instituciones
crearon un proyecto de solución de conflictos y convivencia llamado
“pase la bola” cuya idea principal era disminuir el consumo y venta de
drogas, menos peleas y el no porte de armas e incrementar aspectos
de respeto, buen trato y solidaridad, apoyado por entidades del estado
como la Policía Nacional, Personería Distrital e icbf. Este proyecto es
interesante en la resolución de conflictos pues la idea es fomentar el
dialogo “pase la bola” es “páseme el problema, hablemos”.
19
Capítulo tercero
Estado del arte y referentes teóricos
En esta sección se analizará el estado del arte de la sistematización de
experiencias educativas, de la participación, la prevención del conflicto
escolar, la formación moral en el niño y el aspecto legal sobre las políti-
cas, leyes y directrices sobre convivencia y conflicto escolar.
I. Sobre la sistematización de experiencias educativas
La sistematización de experiencias educativas la hemos comprendi-
do como una reflexión crítica de la práctica en contraste con la teoría,
dado que no se trata de una simple recolección de datos sino de una
reconstrucción reflexiva sobre una práctica que se ha llevado a cabo a
la luz de unas teorías y que busca la transformación educativa de una
comunidad y es significativa cuando responde a las necesidades reales
y produce cambios al interior la misma.
Una experiencia significativa es una práctica concreta (programa, proyecto,
actividad) que nace en un ámbito educativo con el fin de desarrollar un apren-
dizaje significativo a través del fomento de las competencias; que se retroali-
menta permanentemente a través de la autorreflexión crítica; es innovadora,
atiende a una necesidad del contexto identificada previamente, tiene una fun-
damentación teórica y metodológica coherente y genera impacto saludable en
la calidad de vida de la comunidad en la cual está inmersa, posibilitando el
mejoramiento continuo del establecimiento educativo en alguno o en todos
sus componentes tales como el académico, el directivo, el administrativo y el
comunitario; fortaleciendo así la calidad educativa”. (sed Medellín, autor táci-
to) [http://www.medellin.edu.co/index.php/observatorio-de-experiencias].
21
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Como lo afirma Diego Palma, citado por Marfil Francke (1995)
Las propuestas de sistematización vigentes hoy en América Latina tiene un
sustrato teórico-epistemológico común: la concepción de que las prácticas
sociales son fuente de conocimiento cuando se las pone en diálogo o interre-
lación dialéctica con la teoría. También se comparte el objetivo fundamental:
comprender la vivencia vivida al participar de una intervención que busca in-
tencionadamente el cambio social, con el propósito de aprender de ella y de
transmitir esos aprendizajes a otros [...] La sistematización es un proceso que
busca articular la práctica con la teoría y, por lo tanto aporta simultáneamente
a mejorar la intervención y a criticar el conocimiento.
Jara (2012) con el fin de diferenciar una simple sistematización de la
sistematización de experiencias afirma:
La sistematización es aquella interpretación crítica de una o varias experien-
cias que, a partir de su ordenamiento y reconstrucción, descubre o explicita
la lógica del proceso vivido en ellas: los diversos factores que intervinieron,
cómo se relacionaron entre sí y por qué lo hicieron de ese modo. La Sistema-
tización de Experiencias produce conocimientos y aprendizajes significativos
que posibilitan apropiarse de los sentidos de las experiencias, comprenderlas
teóricamente y orientarlas hacia el futuro con una perspectiva transformadora.
De acuerdo con lo que afirma Jara consideramos que una sistematiza-
ción de experiencias es el único documento escrito capaz de evidenciar
una realidad vivida por una comunidad de personas permitiendo al
lector y al actor comprender el qué, el cómo, el cuándo y el porqué de
una situación vivida que puede contrastar teóricamente en la búsque-
da de un mejoramiento significativo.
Para definir un poco la sistematización con respecto a la investiga-
ción social y la evaluación Jara (2012) explica:
Son como “hermanas de una misma familia”: todas ellas contribuyen al
mismo propósito de conocer la realidad para transformarla y las tres se
sitúan en el terreno del conocimiento” [...] “se retroalimentan mutuamente y
que ninguna sustituye a la otra, por lo que deberíamos ponerlas en práctica
; no podemos prescindir de ninguna si queremos avanzar con relación a los
desafíos teóricos y prácticos que nos plantean los trabajos de educación
popular, organización o participación popular” [...] “la evaluación debe, por
eso, ser considerada como un hecho educativo útil para todas las personas
que participan en la experiencia y no debe ser vista como una tarea formal
que hace un simple balance de costos y beneficios, cantidad de resultados
previstos y obtenidos, tareas cumplidas o no. Al igual que la sistematización
22
Rosa Agustina Salazar Arias
de experiencias, la evaluación debe arribar a conclusiones prácticas y ambas
pueden retroalimentarse mutuamente en el fin de concluir en su propósito
común: mejorar la calidad de nuestras prácticas.
Se retoma lo dicho por Jara porque uno de los propósitos relevantes
del presente estudio justamente es mejorar esa calidad de las prácticas
sobre formación en valores en un proceso de reflexión colectiva y la
evaluación vista como una herramienta de manejo de todos permite
que sea posible.
Respecto a la investigación social Jara dice:
La investigación social nos permite comprender las experiencias en un marco
de referencia más amplio y también nos permite explicar las interrelaciones
e interdependencias que se dan entre los diversos fenómenos de la realidad
histórico-social. De esta manera, las investigaciones pueden enriquecer la
interpretación crítica de la práctica directa que realiza la sistematización
de experiencias, aportando al diálogo de saberes con nuevos elementos
conceptuales y teóricos, permitiendo llegar a una mayor grado de abstracción.
Concluyendo lo dicho por Jara podemos deducir que al realizar una
sistematización no podemos dejar de lado la investigación y la evalua-
ción como componentes esenciales de la misma, pues de alguna mane-
ra cada paso que realizamos dentro del proceso de sistematización es
producto de una investigación y requiere de una evaluación.
El men (Ministerio de Educación Nacional) desde la perspectiva de la
significación, concibe la sistematización como un proceso permanente
de pensamiento y escritura reflexiva sobre la práctica y los saberes de las
experiencias significativas. La sistematización es entonces una oportunidad
para reconstruir la práctica, aprender de lo hecho, construir significado,
mejorar la comprensión de lo analizado y encontrar formas de darlo a conocer
a otros, para sí generar procesos de transferencia, adaptación y construcción
de conocimientos, partiendo de los aprendizajes encontrados (men. Guía n.°
37. Las rutas del saber hacer [http://www.colombiaaprende.edu.co/html/
docentes/1596/articles-197126_pdf_2.pdf]).
El Ministerio de Educación Nacional en Colombia desde hace poco le
ha empezado a dar importancia a la sistematización de experiencias y
ha planteado programas para realizar este seguimiento en concordan-
cia con la Secretaría de Educación del Distrito y la Alcaldía de Bogotá,
23
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
que se encuentran en etapas iniciales con el objetivo de recoger infor-
mación que de luces al porqué de tanto conflicto y desorden social que
actualmente se vive.
Este trabajo que es muy importante, aunque solo dure lo que duran
los políticos de turno, se sugiere realizar una capacitación fortalecida
a la comunidad educativa en sistematización de experiencias para que
este proceso tan importante sea auto sostenible y no dependa de las
políticas transitorias, de igual manera que el maestro bien capacitado
logre realizar un trabajo de auto reflexión a partir de su propia práctica
y mejorarla.
Podríamos estar concluyendo respecto a la sistematización, pensan-
do en la producción de conocimiento: “la sistematización es un proce-
so que se realiza reflexionando sobre la práctica y buscando extraer de
ella (explicitar) los conocimientos en que se ha sustentado, así como
aquellos producidos durante la acción. Es decir, la sistematización bus-
ca sacar a la luz la teoría que está en la práctica” (Barnechea, Gonzá-
lez, Morgan, 1998).
II. Sobre la participación
Creemos que la escuela debe generar espacios de participación acti-
va en su comunidad, donde cada uno de sus miembros asuman tareas
específicas que apoyen el aprendizaje con responsabilidad y compro-
miso con la educación de los niños y las niñas en la búsqueda de una
educación integral apoyada y fortalecida por las familias y por otros
actores externos.
Al respecto Puig habla de la participación dentro de una escuela de-
mocrática Puig (2000)
Una escuela democrática será aquella que sepa organizarse de modo que
estimule la participación de todos los implicados: que reconozca como
interlocutores válidos a todos sus miembros. Todos son tenidos en cuenta en
tanto que participantes en un diálogo que tomará sin lugar a dudas formas
distintas, pero que no excluirá a ninguno de los miembros de la comunidad
[...] Las experiencias escolares democráticas suponen la participación de los
miembros de la comunidad en las diversas tareas que allí se llevan a cabo. La
participación no es un principio formal, sino el ejercicio de una tarea en alguno
de los ámbitos de acción de la escuela. Cabe destacar al menos los siguientes
ámbitos: la participación en la gestión del centro, la participación en la
elaboración y aplicación de proyectos, planes y programaciones docentes, y
24
Rosa Agustina Salazar Arias
la participación en el trabajo escolar y en la regulación de la convivencia en el
grupo-clase y en el conjunto del centro [...] La participación de la comunidad
escolar es un fin en sí misma, ya que expresa valores democráticos, y a la vez
es el mejor medio para alcanzar otros fines propios de la tarea educativa. Las
experiencias escolares de participación y autonomía son un medio, un medio
entre otros, para lograr el pleno desarrollo de la personalidad en el interior de
una sociedad justa, libre y solidaria.
En la experiencia objeto de este estudio, se considera esencial la par-
ticipación de la comunidad en todos los procesos que se llevan a cabo
en la institución, pues finalmente somos todos los beneficiados con los
planes y proyectos educativos. Igualmente creemos como lo sugiere
Puig que cada miembro de la comunidad cumple un rol y tiene una
función que permite la interrelación con los otros, partiendo del prin-
cipio de que todos somos iguales. De igual manera esa participación de
la que nos habla Puig es una ruta para formar a los futuros ciudadanos
dentro de una sociedad democrática como la nuestra, en la que tengan
elementos para la participación ciudadana.
En el Foro “Padres de familia” realizado del 1.° al 18 de septiembre
de 2013 por el Ministerio de Educación de Colombia, sobre el tema
Desafíos del sector educativo para promover la participación de los
padres y las familias en los procesos formación de sus hijos” en una de
sus reflexiones se dijo:
Para lograr una educación de calidad, es fundamental fortalecer el rol de los
padres de familia como formadores y participantes activos del proceso de
formación de sus hijos. Las instituciones educativas se deben convertir en
el espacio natural donde los padres o personas responsables de los niños
y jóvenes, además de confiar la educación y formación integral de éstos,
establezcan una relación de corresponsabilidad en la formación y construcción
de valores con directivos, docentes, con otros padres de familia y en general,
con toda la comunidad educativa en beneficio de los niños. Si los padres o
responsables de los menores se integran activamente a la dinámica de las
instituciones educativas, seguramente podrán establecer objetivos claros en
su papel de formadores.
Ahora bien el mismo Ministerio de Educación ha dispuesto una serie
de formas de participación virtual para toda la comunidad en el que
se puede participar en foros, conferencias, intercambiar experiencias,
opiniones, acceder a información, es algo así como una ruta virtual de
aprendizaje, construcción y participación en gran escala.
25
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Es importante que en los colegios se diseñe una ruta similar don-
de los padres y cuidadores, estudiantes, docentes y directivos docen-
tes puedan acceder para tener una comunicación más directa sobre los
procesos que se lleven a cabo en la institución, sin embargo en colegios
rurales es más complejo este despliegue y más cuando no se posee los
recursos tecnológicos para llevar a cabo dicha hazaña; claro está que
hay otros medios como por ejemplo el manejo del Pacto de Conviven-
cia, las asambleas de padres de familia, las citaciones a talleres de for-
mación, entre otros, que se convierten en un recurso importante para
los procesos institucionales en donde hay intercambio de saberes, su-
gerencias, planes de mejoramiento y principalmente son espacios de
participación constante teniendo en cuenta los tiempos y las distancias.
Juan Camilo Jaramillo, asesor de Movilización Social del Plan De-
cenal Nacional de Educación 2006-2015 en el espacio virtual Altablero
del men, en un artículo sobre Competencias comunicativas para la par-
ticipación, escribe:
La participación es, fundamentalmente, una acción comunicativa y
directamente proporcional a la comunicación. Cuanta más capacidad exista
de poner en común la construcción de un sentido entre varias personas,
aumenta la posibilidad de que ese sentido sea resultado de una decisión
compartida (Revista Virtual Altablero n.° 40, marzo- mayo 2007 [ http://www.
mineducacion.gov.co/1621/article-122250.html]).
Desde el Código de Infancia y Adolescencia, Ley 1098 de 2006, en su
artículo 31 también nos habla de la participación como un derecho:
“Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a participar en las ac-
tividades que se realicen en familia, en las instituciones educativas, los
programas estatales, departamentales, etc”.
La Ley 1620 de 2013, o Ley de Convivencia habla de participación
en los siguientes términos:
En virtud de este principio las entidades y establecimientos educativos de-
ben garantizar su participación activa para la coordinación y armonización
de acciones, en el ejercicio de sus respectivas funciones, que permitan el cum-
plimiento de los fines del Sistema. Al tenor de la Ley 115 de 1994 y de los artí-
culos 31, 32, 43 Y 44 de la Ley 1098 de 2006, los establecimientos educativos
deben garantizar el derecho a la participación de niños, niñas y adolescentes
en el desarrollo de las estrategias y acciones que se adelanten dentro de los
mismos en el marco del Sistema. En armonía con los artículos 113 y 188 de
la Constitución Política, los diferentes estamentos estatales deben actuar en
26
Rosa Agustina Salazar Arias
el marco de la coordinación, concurrencia, complementariedad y subsidiarie-
dad; respondiendo a sus funciones misionales.
Finalmente creemos que la participación en todos los procesos esco-
lares potencia en los estudiantes una comunicación asertiva que enri-
quece la convivencia armónica en cualquier institución.
III. Sobre la prevención del conflicto escolar
La mayoría de estudios sobre formación en valores o convivencia es-
colar se ha realizado teniendo en cuenta las problemáticas adolescen-
tes donde brotan los conflictos más complejos, pero ¿por qué esperar
a que aparezcan los conflictos más graves? ¿Por qué esperar hasta la
adolescencia?, la convivencia escolar es algo que se construye paso a
paso con los estudiantes desde que ingresan al sistema educativo, es
decir desde ciclo uno, (niños y niñas de seis años en adelante) e ir for-
taleciendo en ciclo dos, para que cuando estos niños y niñas lleguen
a la adolescencia minimicen los conflictos y eviten comportamientos
violentos que atenten contra la sana convivencia.
Al respecto Dewey, Piaget y Kohlberg plantean unos niveles de de-
sarrollo moral, como lo menciona J. Puig (1966)
Kohlberg coincide con Dewey y Piaget al considerar que la finalidad básica
de la educación moral es facilitar al alumno aquellas condiciones que estimulen
el desarrollo del juicio moral [...] A partir de la educación moral entendida
como desarrollo, cada autor formula una propuesta concreta en torno a la
trayectoria que el sujeto debe recorrer para alcanzar dicho desarrollo moral
(pp. 38 y 39).
Hay muchos factores que inciden en la convivencia escolar y que es
necesario analizar a la luz de la prevención de la violencia en la escuela,
son factores que tienen que ver con la familia, la comunidad, la escuela
y el estado; partiendo de hecho de que la violencia se aprende de los
modelos de conducta que se dan en los diferentes estamentos, los ni-
ños y niñas copian esos modelos, interiorizan estereotipos de género,
aprenden estrategias de engaño, formas de relacionarse violentamen-
te, evasión a la justicia y muchos más hábitos y comportamientos que
los arrojan hacia la violencia juvenil y posteriormente delincuencial en
los adultos
27
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
quienes son víctimas de maltrato en sus familias, pueden desarrollar compor-
tamientos agresivos cuando niños y, años después, cuando se convierten en
padres de familia, pueden terminar replicando la misma violencia que vivie-
ron. Esto hace que se mantenga la violencia en las siguientes generaciones.
Estamos mirando que esto no pasa solo a nivel intrafamiliar sino que también
ocurre en la comunidad, en la escuela, en los barrios (Chaux, 2010, p. 82).
Uno de los factores claves a desarrollar en el siguiente trabajo es la
transformación de la educación dada desde los procesos que se llevan
a cabo en la escuela, comenzando por la misma forma de enseñanza y
el acercamiento al conocimiento mirado desde los valores humanos y
desde la formación integral de personas que sean agentes de cambio
de sí mismas y de su entorno. Esta formación integral va dirigida a,
prevenir desde los primeros ciclos educativos, comportamientos in-
adecuados en el futuro ciudadano.
¿Por qué no integrar también una formación en valores que forta-
lezca la autonomía y forje el carácter?
Respecto a la disciplina y los valores Dewey comenta: “Si buscamos
el reino de los cielos, pedagógicamente hablando, todo lo demás se nos
dará por añadidura; lo cual quiere decir, si lo interpretamos bien, que
si nos identificamos con los instintos reales y con las necesidades de la
infancia, y procuramos solamente su plena afirmación y crecimiento,
la disciplina, la información y la cultura del adulto vendrán a su debido
tiempo”, de aquí podríamos extraer la famosa frase “educad al niño y
no tendréis que castigar al hombre”.
Al respecto Díaz-Aguado (1998), citando varios autores:
Desde los primeros estudios longitudinales sobre el origen de la violencia,
se ha observado continuidad entre determinados problemas relacionados
con la exclusión, tal como se manifiesta en la escuela desde los ocho o diez
años de edad, y el comportamiento violento en la juventud y en la edad adulta.
Según dichos estudios, los adultos violentos se caracterizaban a los ocho años
por: 1) ser rechazados por sus compañeros de clase; 2) llevarse mal con sus
profesores; 3) manifestar hostilidad hacia diversas figuras de autoridad; 4)
expresar baja autoestima; 5) tener dificultades para concentrarse, planificar
y terminar sus tareas; 6) falta de identificación con el sistema escolar; 7) y
abandonar prematuramente la escuela (Glueck y Glueck, 1960; Coleman,
1982; Conger et al., 1965).
28
Rosa Agustina Salazar Arias
Y es que cada uno de estos aspectos que menciona Díaz Aguado
surge de una educación aburrida y sin significado para los estudiantes,
pues no se les permite realizar trabajos colectivos donde aprenda a
respetar al otro, donde la enseñanza consiste en repetir, copiar y pegar
sin respetar el conocimiento previo del estudiante y la construcción
colectiva con sus pares.
El problema de la convivencia siempre ha existido y los estudios
realizados al respecto prendieron la voz de alerta al Estado colombia-
no, ya que estos arrojaron que las instituciones educativas son conte-
nedoras de la violencia, y que éste es el reflejo de una sociedad que está
siendo altamente agresora, entonces que pasa, que en los colegios se
está viendo que la convivencia escolar se ve afectada por el microtráfi-
co, la agresión verbal, psicológica y física, entre otros.
Existen otras conductas que se dejan pasar, por ejemplo el robo de
pequeños elementos donde el estudiante evade su responsabilidad
porque no es fácilmente descubierto o porque se omite la importan-
cia de este tipo de faltas. Resulta que el estudiante pequeñito se roba
un lápiz y no pasa nada, no hay un adulto que le diga “mira hasta aquí
puedes llegar”, entonces se pasó de un estudiante desprotegido a un
estudiante sobre-protegido, anteriormente el docente podía corregir
al estudiante y la ley lo protegía, ahora se le paso el poder al menor de
edad, salió la ley de infancia y adolescencia donde dice que el estudian-
te tiene derecho a hacer descargos, sin importar a quién y cómo haya
agredido a otro, por el hecho de ser menor de edad tiene la protección
de la ley y los adultos y el colegio se ven incapacitados para afrontar
esta nueva condición. La institución empezó a quedarse sin marco le-
gal para resolver este tipo de conflictos.
En la actualidad se pueden encontrar diferentes opiniones respecto
al conflicto escolar, la sana convivencia, la resolución de conflictos, la
violencia escolar, cada una de ellas sugiere formas de superar estos
flagelos, algunos autores ha hecho investigaciones sobre el origen de
la violencia como: “Una nueva evidencia sobre el papel de la exclu-
sión social en el origen de la violencia así como sobre la posibilidad
de detectar su inicio en edades muy tempranas (de dos a seis años) la
hemos obtenido en una investigación realizada sobre el origen de la
integración” (Díaz-Aguado, et al., 2000). Como lo dice Díaz-Aguado es
esencial que enfoquemos nuestros esfuerzos hacia la primera infancia
porque allí se podrán lograr cambios significativos que pueden preve-
nir la violencia escolar.
29
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Una de las formas eficaces para prevenir la violencia es el aprendi-
zaje cooperativo: “El aprendizaje cooperativo supone un cambio im-
portante en el papel del profesor y en la interacción que establece con
los alumnos. El control de las actividades deja de estar centrado en él
y pasa a ser compartido por toda la clase” (Díaz-Aguado). Es impor-
tante que los niños interactúen, que realicen actividades conjuntas, re-
suelvan problemas en equipo y protagonicen diferentes roles. Esta es
una forma de escuchar para comprender y no juzgar que es uno de los
esenciales que se trabaja en el Colegio Rural Quiba Alta y que fortalece
el proceso de auto, co y hetero-evaluación. Para esto es importante un
cambio de paradigma, atreverse a dejar lo tradicional y buscar peda-
gogías nuevas y que se ajusten a las necesidades de una comunidad,
un grupo personas, docentes y directivos docentes que se arriesguen
a cambiar de actitud hacia la formación, a transformar las realidades
existentes, a perder el miedo al cambio con acciones concretas y reales
vividas desde las aulas, desde el contexto donde se mueve, con unos
deseos enormes de formar ciudadanos forjados en valores humanos
capaces de enfrentar su vida y de contagiar a otros.
IV. Sobre la formación moral en el niño
Al hablar de formación en valores, es necesario hablar de formación
de la moral como una construcción individual y colectiva de transfor-
mación. “La educación moral, entendida como uno de los aspectos par-
ticulares de la educación o entendida como eje transversal de todo el
proceso educativo, es un aspecto clave en la formación humana” (Puig,
1996, p. 14). Esta formación debe estar enfocada en la autonomía del
sujeto que de alguna manera le permita tomar decisiones frente a si-
tuaciones complejas que se le presenten en su diario vivir y que a su
vez sean asumidas por el sujeto de manera responsable.
La formación moral o formación en valores humanos ha inquietado
a muchos estudiosos de la educación, a través de la historia. Algunos
de ellos como Dewey enfocan sus estudios en la adaptación social del
sujeto “enseñanza por la acción” que se refería a que el niño debía ser
preparado en los deberes que debía cumplir en la sociedad.
30
Rosa Agustina Salazar Arias
Cuando la escuela convierta y adiestre a cada niño de la sociedad como miem-
bro de una pequeña comunidad, saturándole con el espíritu de cooperación y
proporcionándole el instrumento para su autonomía efectiva, entonces ten-
dremos la garantía mejor y más profunda de una sociedad más amplia, que
sería también más noble, más amable y más armoniosa (Dewey, 1929, p. 47).
Aunque Dewey no habla de valores humanos como tal, los incluye al
sugerir que la escuela debe formar hábitos intelectuales y reflexivos,
actitudes que deben cultivarse como la mentalidad abierta, el entu-
siasmo, la responsabilidad, la honestidad, el urbanismo y la ética en el
trabajo, igual que sugiere mantener viva la curiosidad como elemento
esencial del pensamiento reflexivo, que lo lleve a comportarse de una
manera adecuada dentro de la sociedad.
Así mismo J. M. Puig (2002) nos menciona que la educación mo-
ral debe considerar la conciencia autónoma del sujeto, orientarlo a la
construcción de herramientas de deliberación y dirección moral, que
se preocupe por la construcción de una personalidad moral que se en-
riquece con las experiencias de su entorno que lo nutren de formas de
vida y valores, y lo inducen en conductas correctas. “Construir aquellas
disposiciones que configuran la conciencia moral autónoma en tanto
que capacidad para regular o dirigir por sí mismo la propia vida moral”.
Para Piaget, entender la moralidad en los niños implica definir su
estructura cognitiva respecto a la lógica y patrones de pensamiento
propios del entendimiento moral del mismo. Su teoría sobre el desa-
rrollo moral, que comienza a los dos años y termina a los 12, propone
unos estadios que van de acuerdo a su desarrollo cognitivo y van de la
heteronomía a la autonomía. J. Puig citando a Piaget: “La moral autó-
noma surge a partir de la superación del egocentrismo y la aparición
de conductas cooperativas. La capacidad para comprender el punto de
vista ajeno y argumentar las propias opiniones es necesaria para evo-
lucionar de un juicio moral heterónomo a un juicio moral autónomo”
(1996, p. 44).
Es importante hacer énfasis el segundo estadio en donde Piaget in-
cluye a los niños de siete años hasta 11 años y que para la estructura
educacional por ciclos en la actualidad cobijaría ciclos uno y dos. Pia-
get en este segundo estadio que denomina “moral de solidaridad entre
iguales” es donde comienza su paso a la autonomía y donde comienza
a reconocer a sus pares y el respeto mutuo que debe establecerse con
ellos, surge la honestidad y la justicia para establecer buenas relacio-
31
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
nes y surge así un respeto hacia el grupo y allí puede darse cuenta que
las normas las puede construir él con otros.
Ahora bien, la teoría de Kohlberg, centrada en el desarrollo de jui-
cio moral, coincide en algunos aspectos con Piaget, él plantea tres ni-
veles, dentro de los cuales se encuentran seis estadios, considerados
por Kohlberg como fundamentales en el desarrollo del juicio moral,
comienza a los cinco años y termina a los veinte, para él cada estadio
debe ser madurado para pasar al siguiente. Puig citando a Kohlberg:
Al definir la maduración del juicio moral como evolución progresiva a lo largo
de seis estadios, Kohlberg se identifica y opta por el concepto de estadio
utilizado desde la perspectiva del desarrollo cognitivo. Por lo que se refiere al
contenido que se estructura en cada uno de los seis estadios, cabe señalar que
es un contenido cognitivo, formal y universal (1996, p. 44).
Para Kohlberg la construcción moral es lo que resulta del conflicto de
intereses del niño y de su interacción con sus pares y con los adultos
donde elabora conceptos como justicia e igualdad.
V. Aspecto legal
Desde el punto de vista legal, la convivencia está dispuesta principal-
mente en la Constitución Política de 1991, al igual que en la Ley 115 de
1994, Decreto 1869 de 1994, Política educativa para la formación en
la convivencia, Ley 1098 de 2006 (Código de Infancia y Adolescencia),
Ley 1620 de 2013 y Decreto 1965 de 2013, entre otros.
En el capítulo i, título ii, sobre los derechos fundamentales, la Cons-
titución Política de 1991 reconoce la diversidad cultural y resalta el
fortalecimiento de la convivencia, la libertad y la igualdad. El artículo
49 garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promo-
ción, protección y recuperación en la salud. Los artículos 67 y 68 ga-
rantizan el derecho a la educación estableciendo la gratuidad en las
instituciones del Estado contando con la participación de la comuni-
dad educativa.
A partir del artículo 67 surge la Ley General de Educación (Ley
115/94) establece mediante unos fines de la educación (art. 5.°) el
ideal cívico de persona que debe formar, y estos fines se desarrollan
como objetivos en todos los niveles educativos. Determina como área
32
Rosa Agustina Salazar Arias
fundamental la educación ética y en valores humanos (art. 23). Y sobre
la formación ética y moral señala:
La formación ética y moral se promoverá en el establecimiento educativo a
través del currículo, de los contenidos académicos pertinentes, del ambiente,
del comportamiento honesto de directivos, educadores y personal adminis-
trativo, de la aplicación recta y justa de las normas de la institución, y demás
mecanismos que contemple el Proyecto Educativo Institucional (art. 25).
El reto para los colegios es construir currículos donde los valores hu-
manos formen parte de todos sus procesos y sean aplicables a toda la
comunidad educativa ya que al Estado colombiano se le desbordo el
manejo de la convivencia entre los ciudadanos y casi que esa responsa-
bilidad se la delegó a las instituciones educativas.
Desde la estrategia de la reorganización por ciclos, se propone una ruta
de integración de los derechos humanos y los procesos de educación en
derechos humanos en los currículos escolares, considerando que cada ciclo
desarrolla de manera integral los aspectos cognitivos, afectivos, de relaciones
interpersonales, psicológicos y sociales propios de cada edad para formar
personas felices, autónomas y ciudadanos corresponsables con la sociedad y
la ciudad (Revista Aula Urbana, 2010, p. 9).
La reorganización por ciclos propuesta para Bogotá, brinda esa posi-
bilidad de enfocarse en cada ciclo y plantearse estrategias de solución
basándose en esenciales de aprendizaje propios para cada etapa.
Igualmente el Decreto 4807 en el 2011 emanado del Ministerio de
Educación Nacional que dice: “El presente decreto tiene por objeto re-
glamentar la gratuidad educativa para todos los estudiantes de las ins-
tituciones educativas estatales matriculados entre los grados de tran-
sición y undécimo”, ha logrado incrementar la población estudiantil,
sin embargo esta medida tan solo es un paso respecto a la educación
para la convivencia.
Si bien es cierto que la Ley General de Educación (Ley 115/94, art.
7.°), es clara en mencionar las responsabilidades de la familia como nú-
cleo fundamental de la sociedad y primer responsable de la educación
de los hijos, la escuela tiene la responsabilidad de ser la formadora de
un sujeto social, que viva cada una de las etapas de su desarrollo, que
viva la ciudad, la escuela y su entorno, capaz de ejercer la democracia,
respetar los derechos humanos y relacionarse entre sí de manera cons-
33
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
tructiva, que implica una formación moral y ética que incluye valores.
Como lo propone Puig Rovira: “Hacer una escuela que prepare para la
vida” y “hacer una escuela a la medida de los niños y niñas”.
Cada institución educativa debe preocuparse por brindar una edu-
cación de calidad, apropiada y pertinente para la población que mane-
ja, para lograrlo debe ajustar sus currículos, incorporando elementos
y prácticas que den respuesta a las necesidades de su comunidad edu-
cativa, debe buscar con sus docentes estrategias innovadoras basadas
en la tolerancia, respeto, solidaridad y comprensión, que de alguna ma-
nera medien los conflictos que se presentan en la convivencia escolar
y motiven en los estudiantes el deseo por aprender y en los docentes
por compartir sus conocimientos, en un ambiente armónico y consen-
suado. H. Mann citado por Dewey (1929): “Dondequiera que algo está
creciendo, un formador vale por un millón de reformadores” (p. 22).
Sin embargo todo ese conocimiento y experiencia particular que año
tras año el docente construye a través de las prácticas en el aula y la
interrelación con la comunidad, pierde su riqueza pues no existe un
registro escrito de experiencias que posibilite la reflexión, evaluación,
conceptualización, mejoramiento y socialización.
El manual de convivencia en una institución educativa es la herra-
mienta principal en lo pedagógico y en lo normativo, es la base para
concertación, el dialogo, la comunicación, la auto-regulación, la legali-
dad, el respeto de los derechos y la concientización de los deberes; es
importante que sea construido por la comunidad educativa en general
y sea regulado por la misma, pues su función es servir de guía para
regular procesos de convivencia.
La Ley 115 de 1994, en su artículo 87, al respecto menciona:
Reglamento o manual de convivencia. Los establecimientos educativos tendrán
un reglamento o manual de convivencia, en el cual se definan los derechos
y obligaciones, de los estudiantes. Los padres o tutores y los educandos al
firmar la matrícula correspondiente en representación de sus hijos, estarán
aceptando el mismo.
34
Capítulo cuarto
Metodología
I. Enfoque metodológico de la investigación
La presente investigación se desarrolla dentro de un paradigma cuali-
tativo, que permite conocer aspectos de la realidad de un grupo, como
lo explica Sampieri (2010, p. 364): “La investigación cualitativa se en-
foca a comprender y profundizar los fenómenos, explorándolos desde
la perspectiva de los participantes en un ambiente natural y en rela-
ción en el contexto”. Esta investigación está enfocada en dos aspectos:
las prácticas orientadas hacia la formación de personas y la construc-
ción del conocimiento que surge a partir de las experiencias y su con-
trastación con algunas teorías sobre formación en valores humanos y
sus alcances en la educación.
Es un estudio de caso que tiene un enfoque de investigación cuali-
tativo con una metodología de sistematización de experiencias. Como
dice Jara (2012): “La sistematización de experiencias produce conoci-
mientos y aprendizajes significativos que posibilitan apropiarse de los
sentidos de las experiencias, comprenderlas teóricamente y orientar-
las hacia el futuro con una perspectiva transformadora”. En este caso
se busca profundizar, interpretar y reconstruir aspectos de la realidad
y reconocer cuáles han sido las prácticas de formación en valores con
resultados positivos en el ciclo uno y dos, las cuales ameritan ser sis-
tematizadas y socializadas, tomando como punto de partida, las expe-
riencias que los docentes de estos ciclos han vivido en los últimos años,
en el Colegio Rural Quiba Alta.
“Concebimos la sistematización como la reconstrucción y reflexión
analítica sobre una experiencia, mediante la cual se interpreta lo suce-
dido para comprenderlo [...] La sistematización aporta cohesión y co-
35
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
herencia grupal, posibilita la autoformación de las personas que desa-
rrollan la intervención” (Barnechea y Morgan, 2010, pp. 103 y 105).
La pretensión es concluir con un dialogo de saberes y experiencias que
aporten al grupo participante la posibilidad de mejorar las practicas
existentes en aras de una transformación verdadera. Es fenomenoló-
gico porque se dirige a explorar la experiencia de los participantes y
es descriptiva porque permite tomar información recolectada y des-
cribirla, analizarla e interpretarla dentro de su contexto sin cambiarlo.
“Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades, las ca-
racterísticas y los aspectos importantes del fenómeno que se somete al
análisis” (Gómez, 2006, p. 65).
II. Definición del objetivo de sistematización
Se ha querido hacer una sistematización teniendo en cuenta que todo
este trabajo rico en experiencias formativas realizado desde 2003 por
los docentes y directivos docentes, se ha ido quedando en lo anecdóti-
co expresado en alguna charla casual, pues no existe un registro escrito
de las prácticas y experiencias de los docentes respecto a la formación
en valores que permita reconstruir históricamente una experiencia
significativa y pueda brindar elementos valiosos a los nuevos docentes
que llegan a la institución y a su vez pueda ser retomado por otras co-
munidades con características similares.
Esta experiencia ha tenido un impacto positivo en la convivencia
escolar y en la vida familiar de los niños y los docentes. Es de utili-
dad para la institución ya que apunta a la misión “Formar personas
A-Gentes de Cambio, gestores de su propio aprendizaje y emprendi-
miento, a través de procesos eco-educativos desarrollados en un con-
texto rural, por ciclos interdependientes que promueven el equilibrio
entre el sentir, el pensar y el actuar, para vivir en armonía con su medio
natural y social“ y a la visión “Al 2015 consolidar al Colegio Quiba Alta,
como institución rural de excelencia educativa a nivel local, nacional e
internacional, líder en la formación de personas A-Gentes de Cambio a
través de la innovación pedagógica en Eco-educación”.
Así mismo quisimos tomar esta experiencia porque creemos que la
fortaleza de un modelo de cambio y de transformación en valores está
en la raíz, en ciclo uno y dos, que se constituyen en la base de la forma-
ción moral; así mismo es esencial la continuidad en los ciclos tres, cua-
36
Rosa Agustina Salazar Arias
tro y cinco, para lograr una convivencia armónica. Es una experiencia
enriquecida que puede servir como guía a otras instituciones educati-
vas y podría ser útil en la formación integral de los estudiantes.
A partir de este proceso se aportarán los significados que los docen-
tes participantes aportaron en las diferentes entrevistas como soporte
de lo escrito y como parte de análisis dentro de la sistematización. Los
aportes de los docentes tendrán los siguientes códigos para poder ubi-
carlos fácilmente en los anexos:
• Dvo = Directivo
• D = Docente
• P = Párrafo
III. Objeto de análisis
Para dar curso al objetivo central del presente estudio, se tuvieron en
cuenta aspectos como la pertinencia, perseverancia, apropiación, efec-
tividad y evidencia, esenciales en la sistematización y evaluación de
experiencias educativas.
Entendemos pertinencia, como la respuesta dada a las necesidades
de una comunidad especifica: niños de ciclo uno y dos de la jornada de
la mañana del Colegio Rural Quiba Alta; Perseverancia, como la conti-
nuidad desarrollada por más de diez años; apropiación, como el alto
sentido de pertenencia y apropiación de los procesos de formación,
por parte de docentes, estudiantes y comunidad en general con res-
pecto al colegio; Efectividad, como la utilización de las técnicas adecua-
das a los niveles de desarrollo que apuntan a la formación de personas
a-gentes de cambio; Evidencia, como el reflejo en las acciones de los
estudiantes y maestros y en los niveles evaluados en el seguimiento
continuo a los procesos realizados.
La experiencia del presente estudio, cumple con los criterios esta-
blecidos para ser catalogada como buena práctica en educación, según
Márquez Graells (cit. en la tesis de sistematización de buenas prácti-
cas de convivencia, Universidad Javeriana, 2009) como son:
• Significación para los estudiantes: Los contenidos y las actividades
tienen relación con cuestiones y problemas significativos para los
alumnos.
37
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Implicación de alumnado: Las actividades implican a sus alumnos
en sus aprendizajes, hacen que se sientan responsables y motiva-
dos; participan expresando sus ideas.
Nivel de operaciones cognitivas implicadas: Movilizar operaciones
mentales de mayor nivel que la mera memorización.
Participación social: Propician el desarrollo de habilidades sociales
y en concreto promueven la participación de los estudiantes en los
procesos educativos.
Trabajo colaborativo: Tienen en cuenta las interrelaciones entre los
estudiantes, la reflexión en grupo y el trabajo en equipo.
Auto aprendizaje: Promueve la autonomía y el desarrollo de estra-
tegias de auto aprendizaje en los estudiantes (autoevaluación, bús-
queda selectiva de información, reflexión individual...). Disponen a
los alumnos para la realización de futuros aprendizajes de manera
autónoma.
Perseverancia: Transmiten a los estudiantes una disciplina de supe-
ración de las dificultades y persistencia en las actividades.
Creatividad: Tienen un carácter creativo; promueven el pensamien-
to divergente.
Carácter aplicativo: Las actividades que se realizan están próximas
a la realidad en la que viven los estudiantes y en muchos casos in-
cluyen aspectos aplicables a la vida diaria.
Evaluación continua: Contemplan la evaluación continua y la adap-
tación estratégica de las actuaciones docentes y discentes.
Integración: Las actividades están integradas en el contexto educa-
tivo, no constituyen una actuación aislada.
Interdisciplinariedad: Tienen un carácter globalizador y transver-
sal: tal vez intervienen diversos profesores.
38
Rosa Agustina Salazar Arias
• Nuevos roles: Suponen cambios de rol en las actuaciones de los pro-
fesores y los estudiantes, que se ven implicados en el desarrollo de
nuevas funciones.
• Accesibilidad del profesor para atender dudas, asesorar y orientar.
• Utilización de una multi-variedad de recursos: Consideran la utiliza-
ción de múltiples recursos educativos.
• Utilización de las nuevas tecnologías: Suponen el uso integrado de
las tic como instrumento para realizar diversos trabajos. Búsqueda
de información, proceso de datos, entre otros.
Cada uno de estos componentes se encuentran inmersos en modelo de
formación A-gentes de Cambio que transversaliza el proyecto institu-
cional del Colegio Rural Quiba Alta.
La experiencia sistematizada abarca un periodo de diez años, de
2003 a 2013, tiempo en el que se gestó, construyó y aplicó un Proyecto
Educativo Institucional, con un alto contenido en valores humanos en
toda su estructura y que fue pensado para la formación de personas A-
gentes de cambio, que partan del conocimiento y transformación de sí
mismo y trascienda hacia su entorno inmediato.
(D1P33) Yo pienso que este proyecto ya lleva diez años gestándose, en
transformación, en reescritura mejor dicho, que eso ha permitido que el
proyecto crezca, es importante lo que tú estás haciendo, es que se sistematices
la experiencia, porque comúnmente está como cuando los antiguos, está es
como la tradición oral digámoslo así, entonces uno cuenta y uno narra, pero
se queda en el cuento y en la narración, entonces lo que estás haciendo de
la sistematización me parece supremamente valioso porque eso nos va a dar
elementos de transformación, cuando se sistematiza se puede transformar,
mientras no esté sistematizado pues uno como que lo vuelve es muy anecdótico
digámoslo así.
IV. Eje de sistematización
El eje de la sistematización es la formación de personas A-gentes de
Cambio que partan del conocimiento de sí mismo y trasciendan hacia
su entorno inmediato. Se define A-gente de Cambio
39
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
como una persona, miembro de la comunidad educativa del Colegio Rural
Quiba Alta, que actúa en forma reflexiva sobre su entorno a fin de facilitar,
propiciar o impulsar condiciones que lo lleven en cualquier circunstancia a
mejorarse a sí mismo, a contribuir al mejoramiento de otros, al mejoramiento
del medio ambiente o al de la sociedad (Documento institucional).
(D4P1) Para mí A-gente de Cambio es mirar cómo me transformo yo, cómo
cambio yo, para poder así buscar el cambio en mis estudiantes, buscar esa
transformación a diario en base a la reflexión, en base a las reglas para mejorar
la convivencia diaria, para vivir en paz conmigo mismo y así ofrecérselo a las
demás personas.
Se ha escogido sistematizar la experiencia de formación en valores en
ciclo uno y dos porque ha sido exitosa al alcanzar los objetivos pro-
puestos inicialmente para estos dos ciclos, que era lograr formar per-
sonas a-gentes de cambio, teniendo en cuenta su etapa de desarrollo y
sus intereses. Igualmente consideramos que en la actualidad hay una
gran crisis de valores humanos por distintas razones y necesitamos
con urgencia una guía que nos oriente como podemos ayudar a nues-
tros niños y jóvenes.
(D1P14) Por eso a mí me parece que la idea de trabajar los valores humanos
desde el ciclo inicial, pienso que es de los grandes avances que ha tenido el
colegio, porque comúnmente se tiende a atacar el problema cuando existe y
no a prevenir el problema desde su raíz, aquí radica la importancia de este
proyecto y la gran expectativa que ha generado entre todos.
El eje de la presente sistematización se desarrolló en cinco fases que
enfocan los aspectos centrales de la experiencia sistematizada, toman-
do como base la guía práctica para la sistematización de proyectos y
programas de cooperación técnica de Luis Alejandro Acosta, perte-
neciente a la Oficina Regional de la fao para América Latina y El Caribe,
2005.
V. Fase 1: Actores directos e indirectos
Como actores directos encontramos el Colegio Rural Quiba Alta (don-
de se realizó la sistematización), institución oficial de educación bási-
ca y media, ubicada en la zona rural de la localidad de Ciudad Bolívar,
Bogotá (Colombia), específicamente en el kilómetro 20 de la vereda
40
Rosa Agustina Salazar Arias
de Quiba. Actualmente atiende aproximadamente a 1.200 estudiantes
en edades que oscilan entre los cinco y los 16 años, cuenta con 49 do-
centes y un grupo directivo o equipo de gestión como cabeza de la ins-
titución. Se encuentra distribuido en dos sedes: Sede A (ciclos iii, iv y
v) y Sede B (ciclos i y ii). El colegio se encuentra organizado por ciclos
de acuerdo a los parámetros de Secretaría de Educación de Bogotá,
desde el año 2009. En la jornada mañana el ciclo i está formado por
los siguientes niveles: un preescolar, dos primeros y dos segundos y el
ciclo ii por: dos terceros y dos cuartos. La institución cuenta con dos
jornadas, mañana y tarde, pero para efectos del presente estudio, solo
se tendrá en cuenta la jornada mañana.
También fueron participes en el presente estudio, docentes que po-
seen una experiencia en la institución que oscila entre tres y treinta y
tres años, algunos directivos y otros docentes de ciclo i y ii. Se tuvo en
cuenta la opinión de algunos estudiantes sobre las prácticas en valores
y la de algunos padres de familia. Este aspecto tiene validez frente a la
triangulación y contrastación de la información realizada durante un
semestre.
Las prácticas de formación en valores humanos en la institución se
han aplicado desde hace diez años aproximadamente y los informan-
tes claves han formado parte de las mismas.
Como actores indirectos encontramos al Instituto de Valores Huma-
nos Sathya Sai quien inicialmente nos dio a conocer su programa de va-
lores humanos, e hizo una capacitación continua durante varios años.
El colegio adaptó estas prácticas teniendo en cuenta las necesidades de
los estudiantes y comunidad en general e implementó el programa de
valores ajustándolo al pei.
(D2P10) A la par que hicimos la investigación de las metodologías de aprendi-
zaje igualmente también hicimos la investigación de formas de enseñar valo-
res y conceptos, realmente esta teoría que conocimos sobre valores, respondía
como a una corriente espiritual hindú, pero que realmente traída a la práctica
era totalmente pedagógica y era el plano de desarrollo de las personas. El mo-
delo Educare Sathya Sai, plantea que hay una unidad de todo, que todos somos
parte de lo mismo, que todo lo que se hace a otro, a alguien o a algo solo se lo
hace a uno mismo.
41
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
VI. Fase 2: La situación inicial y
sus elementos de contexto
A. Reconstrucción histórica del contexto
antes de comenzar la experiencia
Bogotá se subdivide política y administrativamente en 20 localidades;
Ciudad Bolívar es la número 19 y topográficamente es en un 90% mon-
tañosa y un 72% de la localidad es zona rural. Parte de esta zona rural
de Ciudad Bolívar es la vereda de Quiba, que en lengua muisca significa
“bosque hermoso y también mirador” y que se encuentra ubicada a
2.890 metros sobre el nivel del mar. En 1983 forma parte de esta locali-
dad con un cúmulo de historia enriquecida por sus habitantes; algunos
de los terrenos de la vereda pertenecieron al poeta Jorge Rojas, un
personaje muy importante en la historia veredal, pues en uno de sus
terrenos construyó una iglesia, réplica de una de Zaragoza, España y
una casa quinta la que después en 1963 donó para que funcionara la
escuela, que corresponde a la sede B del Colegio Rural Quiba Alta, don-
de actualmente funciona ciclo i y ii, objeto del presente estudio.
Esta institución educativa fue aprobada como colegio oficial en
1973, para los grados de primaria, solo hasta el año 2000 se inicia el
bachillerato.
(Dvo1P2) Hace 31 años [...] Era netamente rural, pasados algunos cinco años
[...] viene la invasión [...] que son grandes cinturones de pobreza [...] donde estas
familias que venían de otras ciudades o desplazadas o porque querían venir a
Bogotá , tenían sus hijos y pues querían una educación que fuera acorde a los
pueblos en donde ellos habitaban y que mejor lugar que encontrar al Colegio
Rural Quiba, con sus dos sedes Quiba Alta y Quiba Baja, donde nosotros les
pudimos dar la oportunidad, desde que hubiera un cupo de recibir a cada uno
de esos estudiantes que traían más o menos una característica parecida.
(D2P1) Hace 18 años [...] el colegio era supremamente pequeñito
[...]
uno llegaba al colegio y era todo el día esa niebla, esa lluvia era un frio
impresionante [...] Era muy difícil que algún carrito nos trajera, muchas veces
nos tocó caminar, caminar con lluvia, con el barro tan impresionante eso nos
quedábamos enterrados, de verdad que era terrible [...] los niños llegaban a
pie, lavaditos, era supremamente triste [...] les tocaba caminar, caminar horas
completas hasta para llegar al colegio.
42
Rosa Agustina Salazar Arias
(D3P1) Primero que todo quisiera como mirar la parte ambiental digamos así,
Quiba era un colegio, una casa, pues tenía cuatro cinco salones y, era a campo
abierto, no tenía mallas, los chicos salían a jugar, a esa parte que era como de
pasto es ahora como la cancha.
B. Lo que desencadenó el cambio,
“una comunidad dispuesta a cambiar”
Las zonas rurales de la ciudad generalmente se encuentran abandona-
das por las políticas gubernamentales, convirtiéndose así en zonas con
muchas carencias económicas y descomposición social, pero donde
también encontramos personas dispuestas a luchar por salir adelante
en condiciones bastante difíciles.
Es la hora en que estoy amañado, porque ya no importa el barro, no importa
la piedra, no importa que no hayan pavimentado, porque uno se interesa por
lo humano. La gente es una gente de lo mejor que yo conozco. Si vos no tenés
nada, ellos te dan lo que tú necesites, así muchas veces se queden sin nada [...]
La gente piensa en su barrio como pensar en sí mismo. Se piensa en Ciudad
Bolívar como pensarse en sí misma. Porque uno está lleno de ilusiones, de
sueños, de desilusiones, pero uno siempre va a seguir en su sitio encaminado
en hacer algo. De pronto hay muchos con las ilusiones quemadas, de pronto
porque alguien jugó con ellos, pero la gente continúa pisando sobre la ceniza
que dejó el incendio (conversación con Harold Bustos, pintor de Ciudad
Bolívar, en Arturo Alape. Ciudad Bolívar. La Hoguera de las Ilusiones, Bogotá,
Planeta, 1995, p. 95).
Este apartado del libro de Alape describe la gente de Ciudad Bolívar
dispuesta a sobrellevar su situación con las carencias que el diario vi-
vir le trae, pero llena de ilusiones y sueños en espera de que las cosas
cambien o de que se les presente una oportunidad de vida distinta.
Debido a que esta comunidad con problemáticas tan fuertes como
el alto nivel de pobreza, la explotación laboral, en donde los niños tra-
bajaban en canteras y cambiaban el estudio por poco dinero pues era
más significativo para ellos que ir a la escuela, comenzó a preocupar a
los maestros y directivos del único colegio veredal de la zona de Quiba
en el que la comunidad puso sus esperanzas de educación y esto se
convirtió en el motivo para generar un cambio significativo en la forma
de pensar la escuela.
43
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Es allí en ese lejano lugar donde de gesta todo un proceso innovador
al interior de un colegio que comienza a pensar distinto respecto a la
forma de enseñar y que encuentra en sus docentes disposición para el
cambio. “La pedagogía y la formación de persona se constituyeron en
los ejes principales y fundamentales alrededor de los cuales se orga-
nizaría toda la acción educativa” (Documento Institucional Eco-educa-
ción en Quiba).
(D1P6) Pienso que es el liderazgo visionario, tanto de los docentes como el
equipo directivo y el liderazgo que tienen los padres de familia.
(Dvo2P3) Entonces, de ahí es que surge la reflexión ¿para qué educar? ¿Vale la
pena venir al colegio? ¿Para qué? Justamente no para darle ciertos contenidos,
un plan de estudios, sino, ¿qué va a ser de ese futuro ciudadano?, porque vive
en una ciudad y debe desarrollarse en la misma; y debe desarrollarse siempre
en relación con los demás porque para eso está en una ciudad conviviendo
con otros, entonces partiendo de esa reflexión es que se da como un giro a
lo que se hacía en el colegio tradicionalmente, entonces ya perdió el sentido
sencillamente dictar una clase porque eso no iba a capturar la atención del
niño, porque el niño en eso estaba leyendo que eso no tenía sentido para él,
entonces se arranca es preguntándose ¿qué tiene sentido para el niño? Y qué
tipo de aprendizaje es el que le puede generar otra expectativa.
VII. Fase 3: El proceso de intervención
y sus elementos de contexto
A. Aquí comienza una nueva forma de enseñar:
Gestando una idea y rompiendo paradigmas
A partir del 2004 el colegio es objeto de múltiples cambios, fortaleci-
miento pedagógico, investigación activa, innovación, identificación de
los problemas con la colaboración de los padres de familia y restructu-
ración del pei “Quiba A-gente de Cambio Social y Productivo”:
A-gente de Cambio, significa ser una persona que se transforma a través de sus
acciones, que aprende a trabajar con los demás, que genera ideas innovadoras
y que puede tomar decisiones comprendiendo las consecuencias de lo que hace
y para lograr esto se comenzó a formar el hábito de la auto-observación como
estrategia de autoconocimiento para que su acción le lleve a comprender que
su acción es interdependiente con otros sujetos y otros procesos (Documento
Institucional Eco-educación en Quiba).
44
Rosa Agustina Salazar Arias
El proyecto se identifica con las necesidades sociales y económi-
cas de los estudiantes y superando la práctica pedagógica tradicional.
Así mismo se han venido realizando cambios en la forma de enseñar a
través de nuevas pedagogías que permitieran una comunicación más
cercana entre docentes y estudiantes, donde se respetara el saber del
otro. Se pensó también en la formación en valores humanos a toda la
comunidad, con el objetivo de formar personas a-gentes de cambio que
transformen su entorno partiendo de sí mismos y partiendo de esta
necesidad, se diseño e implementó el Modelo de Formación A-gentes
de Cambio, como eje transversal del pei, que contribuye a mejorar las
relaciones e interacciones sociales facilitando al estudiante espacios
de trabajo en grupo a partir de la vivencia de los valores y convirtien-
do las aulas en laboratorios de resolución de conflictos pedagógicos y
convivenciales.
El área comunitaria, tomó como base formar a toda la comunidad en valores
humanos. Con docentes en capacitación con personal del Instituto de Valores,
con padres de familia en talleres por curso y con estudiantes aplicando
diariamente en el aula ejercicios de respiración, silencio, visualización de luz,
prácticas de servicio y de solidaridad con personas necesitadas (Documento
Institucional Eco-educación en Quiba).
Para cumplir con este propósito el colegio gestionó una alianza con
el Instituto de Valores Humanos Sathya Sai que tiene como objetivo
la transformación holística de la persona, a partir de la práctica coti-
diana de los ejercicios tales como: reflexión acerca de frases célebres,
lectura de cuentos relacionados con alguno de los valores, canción,
auto reflexión y manejo de la respiración, que hacen que poco a poco
se construya un posible destino, basados en cinco valores universales
principales: amor, paz, verdad, rectitud y no violencia, dentro de los
que encontramos todos los valores existentes. Cada uno de los valores
universales orientados de manera adecuada, practicados a diario en
cada aula, vividos y ejemplarizados por cada docente, realmente, corri-
ge acciones, alegra vidas, cuestiona procesos, orienta caminos, motiva
experiencias y transforma corazones.
Para el 2005
El eje modelo A-agentes de Cambio integró otra metodología: Aprendizaje
cooperativo. Este modelo plantea la organización de las clases en grupo de cinco
estudiantes cada uno de los cuales debe asumir un rol identificándose con un
45
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
color específico: compendiador, redactor, animador, investigador y logístico.
Además los grupos deben reunir unas características de los estudiantes para
que haya cooperación: responsable, indisciplinado, pasivo, participativo y
buen rendimiento. La clase funciona dando tiempo para el trabajo en grupo y
las evaluaciones tienen diferentes modalidades para asegurar la cooperación
de tal forma que éxito y fracaso son responsabilidad compartida.
El docente debe cumplir un rol específico con los grupos para asegurar la
cooperación: Explicar las condiciones de éxito y fracaso de los trabajos previo
acuerdo con los estudiantes y monitorear su conducta para hacer seguimiento.
En relación al programa de formación en valores humanos se amplía a todas
las personas colaboradoras del colegio así:
• Conductores y monitores de ruta
• Servicios de celaduría y aseo
• Administrativos
• Docentes dinamizadores
• Docentes
• Equipo de gestión y consejo directivo
En el 2006:
El Modelo de Formación A-gentes de Cambio, tiene un ajuste en el sentido de
organizar el trabajo en valores humanos a través de una programación anual:
cada grupo dinamizador del pei, se encarga semanalmente de escoger la frase
de la semana y alimentarla con cinco cuentos de valores que serán entregados
los lunes para todos los profesores. A la misma hora en todos los cursos se
trabajan los ejercicios de práctica de tal manera que generen hábito en el
estudiante: respiración, silencio, canto, cuento, frase y servicio.
En este año también se implementa la matriz de evaluación construida con los
estudiantes (criterios de evaluación en cada una de las categorías) y expuesta
públicamente en cada aula de clase: cada estudiante se autoevaluaba y ésta
era complementada por la mirada del docente.
En el 2007:
Se da un giro en la forma de ajustar el Manual de convivencia y se determina
con la participación de: grupo docente, personero estudiantil, equipo de
gestión y padres del consejo directivo que el manual de convivencia debe ser
una herramienta formativa más que un instrumento sancionatorio, razón por
la cual se asumirá a partir del año 2007 como un pacto de convivencia donde
se pongan en práctica los valores humanos institucionales a través del diario
46
Rosa Agustina Salazar Arias
vivir. No se utilizará únicamente para hacer ver las faltas, sino también para
reflexionar toda la comunidad educativa.
Se consolida el mapa de procesos institucional con el objetivo de tejer todas
las acciones encaminadas al logro del pei: “formar lideres agentes de cambio
social y productivo” (Documento Eco-educación Quiba).
Todo este proceso fue construido de manera colectiva con la partici-
pación de directivos docentes, docentes, y se fue ajustando año tras
año de acuerdo a las necesidades pedagógicas y convivenciales con la
participación de la comunidad en diferentes momentos. Ha sido una
construcción teórica a partir de la práctica, apoyada en algunas teorías
y didácticas con alto contenido de valores humanos dentro de sus pro-
cedimientos que han cambiado y transformado una realidad.
Los valores, únicamente los podemos percibir a través de las accio-
nes, y son ellas las que nos permiten ver el actuar del ser humano de
manera positiva y transformadora, o, negativa y destructiva.
En el 2008 se fortalece un trabajo con grupos primarios, que se ve-
nía desarrollando en el colegio, con la propuesta de organización por
ciclos de la Secretaría de Educación de Bogotá, siendo el colegio, pio-
nero en su implementación. Cada uno de los ciclos tiene un objetivo
enfocado hacia la formación integral de personas, teniendo en cuenta
su etapa de desarrollo y sus necesidades, por ejemplo, para ciclos uno
y dos, estaba conformado así:
• Ciclo i: Estimular el desarrollo de los sentidos para generar con-
ductas básicas de aprendizaje y formación de auto concepto.
• Ciclo ii: Fortalecer capacidades de expresión, exploración (cu-
riosidad) y comunicación a nivel individual y colectivo.
En el 2009 se hizo una evaluación que arrojó fortalezas y debilidades
del trabajo realizado hasta entonces, lo que permitió hacer un ajuste a
la misión y visión institucional y fortaleciendo aspectos como la parti-
cipación de la familia en el sistema educativo, desarrollo del perfil ins-
titucional y articular los principios institucionales (igualdad, unidad,
discernimiento, autoaprendizaje, armonía) con los valores humanos
trabajados (amor, paz, verdad, rectitud y no violencia) que tendría inci-
dencia en el desarrollo del perfil A-gente de cambio social y productivo.
47
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Con respecto al modelo de formación A-gentes de Cambio, se es-
tablecieron metas a desarrollar hasta el 2015, en diferentes procesos
formativos, como un trabajo más fortalecido desde orientación escolar,
trabajo fuerte en valores humanos con los estudiantes y con la comu-
nidad, con seguimiento y resultados esperados.
En asamblea de padres de familia en marzo del 2009 en consenso, se determinó
autoevaluarse cada trimestre y enviar los resultados para ser impresos en el
boletín de informes de sus hijos de los siguientes esenciales (ver anexo 2).
Y los conductores, monitoras, vigilantes y generadoras de aseo siguiendo
el mismo procedimiento, determinaron sus aspectos esenciales, los cuales
se empezaron a autoevaluar desde el año 2009 (ver anexo 3) (Documento
Institucional Eco-educación en Quiba).
En el 2010 se hizo una articulación entre el eje moral, emprendimien-
to y proyecto de educación sexual, al cual se le dio el nombre de “Eje
Personal”. “Su concepto se entendió como el desarrollo de habilidades
y destrezas que le permiten al estudiante tomar conciencia de sí mismo
para crecer como ser humano y establecer relaciones interpersonales
que enriquezcan su vida individual y social” (Documento Institucional
Eco-educación en Quiba).
Igualmente se ajustaron la misión y la visión hasta el 2015 con el fin
de proyectarla hacia el siglo xxi quedando así:
Nueva mision: Formar personas A-gentes de Cambio, gestores de su propio
aprendizaje y emprendimiento, a través de procesos eco-educativos
desarrollados en un contexto rural, por ciclos interdependientes que
promueven el equilibrio entre el sentir, el pensar y el actuar, para vivir en
armonía con su medio natural y social.
Nueva vision: Al 2015 consolidar al Colegio Quiba Alta, como institución
rural de excelencia educativa a nivel local, nacional e internacional, líder
en la formación de personas A-gentes de Cambio a través de la innovación
pedagógica en eco-educación (Documento Institucional Eco-educación en
Quiba).
Se establecieron nuevas metas al 2015, respecto a articulación, alcance
de los objetivos de ciclo, proyectos de emprendimiento con egresados
y continuidad en estudios superiores y con respecto a valores huma-
nos, lograr evidenciar en un 90% de la comunidad educativa, el perfil
agente de cambio social y productivo.
48
Rosa Agustina Salazar Arias
Se organizaron tres macro procesos institucionales como ejes del
pei llamados: modelo de gestión integral; modelo pedagógico sica y
Modelo de formación A-gentes de Cambio. Este último asume el desa-
rrollo de procesos formativos: 1. Orientación escolar; 2 Formación a
estudiantes en valores humanos; 3. Formación a la comunidad.
Aquí comienza la era de eco-educacion en Quiba, entendida como
la “articulación armónica y sostenible de todos los procesos educati-
vos desarrollados para formar A-gentes de cambio social y producti-
vo”. En este nuevo ensamblaje, el proyecto de aula como una estrategia
de construcción de conocimiento, permitió ajustar el plan de estudios,
agrupando las áreas por objetivos para establecer unos campos disci-
plinares con visión de integralidad. Cada campo debía centrar su ac-
ción en el desarrollo de unas habilidades por ejes trasversales: comu-
nicativo, cognitivo, moral y emprendimiento (ver anexo 4).
Desde una educación integral, Dewey plantea una escuela nueva,
que promueve una educación experimental, donde el niño aprende
haciendo y participa en la construcción de su conocimiento, una es-
cuela que integre el conocimiento a la vida. Dewey (1929, pp. 107 a
109) “Todos los estudios surgen de los diversos aspectos de la tierra
y de la vida. No tenemos una serie de tierras estratificadas, una de las
cuales sea matemática, otra física, otra histórica, y así sucesivamente
[...] Vivimos en un mundo donde todos los aspectos están ligados [...]
Relaciónese la escuela con la vida y todos los estudios estarán necesa-
riamente relacionados”. Igualmente sugiere la importancia de permitir
al niño expresar su sentir de manera oral y escrita, respetándolo y fo-
mentando la participación al interrelacionarse con otros: “Puede ser
el hecho de un modo relacionado, como el desenvolvimiento del deseo
social del niño de contar sus experiencias y obtener en cambio las de
los demás”.
De acuerdo con Dewey somos uno solo con el universo y estamos
relacionados con todo lo que pasa en él, funcionamos como un eco-
sistema, entonces ¿por qué fraccionar el conocimiento? ¿Por qué no
integrarlo a nuestras vidas partiendo de los conocimientos previos de
nuestros niños?; teniendo en cuenta que la participación en la cons-
trucción del conocimiento es de todos y que la integración debe enfo-
carse en todos los aspectos de nuestra vida.
De 2011 en adelante, los tres ejes: moral, comunicativo y cogniti-
vo tomaron un sentido ecológico y se denominaron: Eco-expresando,
49
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Eco-construyendo y Eco-creciendo, siendo este último enfocado hacia
la formación de personas A-gentes de Cambio. Se ajustaron los esen-
ciales por ciclo año a año, teniendo en cuenta el sentido eco-educativo.
Un ejemplo de este proceso es el siguiente formato institucional traba-
jado para ciclo uno (ver anexo 5). Este proceso no solo se realizó con
los estudiantes, también los docentes tenían unos esenciales que se
autoevaluaban, como lo veremos en el siguiente formato (ver anexo 6).
Hasta este momento docentes, estudiantes, padres y colaboradores expe-
rimentaban el desenvolvimiento del proyecto educativo con algún sentido
de unidad, donde se priorizaba la condición humana por la insistencia en el
ejercicio de los valores humanos, que al vivirlos, permiten sentir el estado de
unidad de todas las cosas, comprendiendo en su esencia, la ética y la moral
(Documento Institucional Eco-educación en Quiba).
Este es un proceso que en la actualidad se sigue realizando y perfec-
cionando. El colegio en la actualidad se ha fortalecido en evaluación y
seguimiento que involucra a toda su comunidad y a todos los procesos
que se llevan a cabo, lo que ha permitido realizar planes de mejora-
miento individual y colectivo que pone de relieve el interés por ofrecer
una educación de calidad humana.
VIII. Fase 4: La situación actual y sus
elementos de contexto
En esta fase desarrollaremos elementos de contraste de los siguientes
aspectos:
• El programa de valores propuesto por Educare frente al desarro-
llado por la institución.
• La significación de los docentes y directivos docentes frente a
las prácticas de valores humanos y lo que dicen algunos autores.
Inicialmente el grupo gestor de la experiencia comenzó a investigar
sobre la manera efectiva de educar en valores y encontró la propues-
ta Educare, que ofrecía una serie de elementos valiosos que se ajusta-
ban a las necesidades de la comunidad de Quiba. Contactó al Instituto
Sathya Sai quien realizó toda la capacitación requerida y sugirió una
ruta del modelo de formación de la siguiente manera:
50
Rosa Agustina Salazar Arias
metodología para desarrollar valores humanos
amor - paz - verdad - rectitud - no violencia
método
técnicas
Se aplica una técnica por valor en el aula a la misma hora dia-
Método directo
riamente para generar hábito.
Es la aplicación de los valores humanos dentro de las materias
Método indirecto
académicas.
Método
Actividades extras al currículo académico: ejemplo: ayuda en
co-curricular
otros proyectos, servicio desinteresado entre otros.
El Instituto Satya Sai propone que los valores humanos se extraen de
adentro y los define en cinco valores universales que son:
• Amor: Fuerza expansiva
• Verdad: Tiene que ver con la cotidianidad
• Paz: Esta dentro de nosotros, armonía tranquilidad
• Rectitud: Deber ser del hombre
• No violencia: Se produce automáticamente con la práctica de los
otros valores
El Instituto Sathya Sai determina una ruta que modifica positivamente
la conducta del ser humano y es: El pensamiento determina la acción,
ésta al ser trabajada diariamente genera el hábito, éste forma el carácter
y una vez alcanzado determina el destino de la persona que lo ha cons-
truido paso a paso. El Colegio Rural Quiba Alta, adaptó de acuerdo a su
contexto y necesidades el programa de valores de la siguiente forma:
• Método directo: Se aplican dentro del aula de clase cinco técnicas
en la práctica diaria que son, Ejercicios de silencio, visualización de
la luz y respiración que son el terreno para lograr la concentración
de los estudiantes y se desarrolla a través de diferentes estrategias
como el canto, el cuento, la frase o mensaje y una actividad grupal,
con el fin de desarrollar cada uno de los valores.
• Método indirecto: Los cinco valores se trabajan dentro de los cam-
pos disciplinares y en la orientación del trabajo en grupo, además se
aplica diariamente una guía de valores creada por cada ciclo para ser
desarrollada durante 15 días, de acuerdo a las necesidades especí-
ficas del mismo, resaltando uno de los cinco valores institucionales.
51
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
• Método co-curricular: Su esencia es el servicio a los demás y se de-
sarrolla en la planeación y sirve de apoyo en las salidas pedagógi-
cas, en la feria de la solidaridad o de lo usado.
Se comenzaron a construir unas guías de valores para aplicar en el co-
legio en las que se recogía la ruta de aplicación adaptada por el colegio,
que sirvieron como orientación del trabajo en el aula y se convirtieron
en una herramienta esencial. Un ejemplo de una guía de valores aplica-
da en la institución (ver anexo 1).
Como podemos ver la formación en valores exige un educador dife-
rente, un educador comprometido que sea capaz de descubrir y cons-
truir al lado de sus estudiantes. Como lo cita Puig:
La educación moral como construcción no piensa en un educador transmisivo
ni tampoco un educador que simplemente acompañe al educando, sino en un
tipo de relación educativa en la cual aprendices y tutores colaboren en forma
de organización e interacción útiles para la adquisición de las capacidades
morales y las guías de valor relevantes en su grupo social (1996, p. 252).
Otra de las herramientas que tenemos establecida institucionalmente
es el Pacto de convivencia, con el que se trabaja diariamente pues allí se
encuentra toda la información existente sobre la institución y además
tiene una sección de vital importancia en el seguimiento y evaluación
del comportamiento de los estudiantes que forja el perfil agente de
cambio. En esa sección teniendo en cuenta unos criterios establecidos
y acordados con estudiantes, padres de familia y docentes, encontra-
mos un proceso de auto, co y hetero-evaluación que los estudiantes de-
ben realizar semanalmente y que da cuenta del compromiso individual
respecto al perfil del estudiante de Quiba.
Para alcanzar el perfil institucional A-gentes de Cambio con la comunidad, el
colegio impulsa la auto observación de sus conductas en cada actor educativo
a través de unos aspectos esenciales, lo que significa tener igualdad de
condiciones y desarrollar con base en unos acuerdos colectivos, unos hábitos
cotidianos que coincidan en el logro de los objetivos comunes. En este pacto
se desarrollarán los ejercicios de autoevaluación de estudiantes de forma
semanal y padres de forma bimestral. En el caso de los estudiantes se realizara
de la siguiente manera:
Su realización se hará todos los viernes, con el profesor director de grupo.
52
Rosa Agustina Salazar Arias
Los aspectos que cada estudiante debe revisar y mirar en sí mismo para
autoevaluarse son:
1. Cumplo con mis compromisos escolares (hice mis tareas y trabajos,
cumplí con mis útiles escolares, asistí a clases) supe escuchar, seguí las
instrucciones dadas y realicé las actividades que me correspondieron
dentro y fuera del aula).
2. Me respeto y respeto a los demás (escuché opiniones, utilicé un vocabulario
adecuado y mantuve buenas relaciones con los demás (controlé mis
emociones y no me dejé provocar).
3. Cuido mi colegio (usé adecuadamente los baños, cuide los vidrios, paredes,
jardines, y manejé de forma adecuada la basura), mi salón de clases, los
elementos que encuentro allí y mis objetos.
4. Cumplo con las normas pactadas en mi salón de clase y en mi colegio
(uniforme, puntualidad, pacto de convivencia, ruta y refrigerios).
5. Participo activa y creativamente (trabajo en equipo) en todas las activi-
dades propuestas por el colegio dentro y fuera de clase.
Ejemplo: Si un niño no trajo tareas el jueves 12 de mayo, el profesor firma en
la semana del 9 al 13 de mayo en el día correspondiente, en este caso el jueves
12, y escribe el n.° 1 que dice: 1. Cumplo con mis compromisos escolares
(hice mis tareas y trabajos, cumplí con mis útiles escolares, asistí a clases,
supe escuchar, seguí las instrucciones dadas y realicé las actividades que me
correspondieron dentro y fuera del aula) (Pacto de convivencia institucional).
Un ejemplo de la evidencia del trabajo en valores consignado en el pac-
to de convivencia es el siguiente:
Para actuar con amor:
- Reconozco y respeto a todos los miembros de la comunidad educativa,
utilizando todos los días normas de cortesía y considero que los otros son
iguales a mí por lo tanto merecen toda mi consideración y trato digno.
Para actuar con rectitud:
- Participo, conozco y hago propio este pacto de convivencia.
- Alcanzo las metas propuestas en los proyectos escolares en los que yo estoy
comprometido.
- Presento informe válido al colegio sobre mis ausencias y estoy dispuesto a
recuperar y avanzar en los procesos a los que he faltado.
Para actuar con la verdad:
- Estoy dispuesto al diálogo respetuoso, con una actitud pacífica que permita
fortalecer las relaciones interpersonales y superar los conflictos.
- Hablo con la verdad sobre mis faltas haciendo mi mayor esfuerzo por
comprender las consecuencias de lo que hago.
53
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Para estar en paz:
- Practico las enseñanzas aprendidas en las reflexiones diarias sobre valores
humanos.
- Presento los trabajos escolares respondiendo a los requisitos exigidos y al
tiempo establecido.
- Practico la solidaridad con quienes lo necesitan dentro y fuera del colegio.
Para actuar con no violencia:
- Soluciono los conflictos con diálogo, buen trato, amabilidad y cortesía.
Además ayudo siempre a hacer acuerdos, consensos y reconciliaciones.
- Mantengo un buen comportamiento respetando los turnos, el uso de la
palabra y con las diferentes actitudes que asumo dentro y fuera del colegio.
(Pacto de convivencia institucional).
El pacto de convivencia es una guía, una directriz que ayuda a la co-
munidad educativa a informarse, orientarse y a participar de todos los
procesos que se llevan a cabo en el colegio y de cómo actuar ante cada
uno de ellos, especialmente en lo concerniente al logro del perfil del
estudiante en Quiba.
Como resultado del eje eco-creciendo, cada estudiante desarrolla un
proyecto de vida, organizado en una cartilla individual que resume su
vivir en el colegio y sus sueños, apoyado por el pacto de convivencia y
el proyecto colegio sano vida sana.
A. Significado de los docentes frente a las prácticas en el aula
Lograr en el estudiante el manejo de su propio comportamiento, la
responsabilidad de sus acciones asumiendo consecuencias, es decir,
lograr que practique la autodisciplina y se autorregule es un proceso
complejo que necesita de parte del docente, constancia, perseverancia,
continuidad.
B. ¿Cómo es la práctica en el aula?
Con relación al trabajo en el aula, el docente tiene la oportunidad de
desbordar su creatividad para trabajar con sus estudiantes y ajustar
los parámetros establecidos institucionalmente a las necesidades que
se le presente en su aula. El programa en valores de educare nos su-
giere una serie de estrategias para trabajar cada uno de los valores en
el aula, siguiendo una rutina básica como por ejemplo: La respiración,
54
Rosa Agustina Salazar Arias
la oración, la relajación en la luz, que son básicas para entrar en un
estado de tranquilidad y después la narración del cuento que nos lleva
a volar la imaginación pero también nos concientiza de muchos aspec-
tos importantes para que mis acciones sean más acertadas. A partir de
aquí el maestro puede realizar múltiples actividades de acuerdo a las
necesidades de sus estudiantes.
(Dvo2p8) Pusimos de plano una reflexión fundamental y que era hacer las
cosas bien, entonces nunca fue que se dijo: ¡aquí hay que enseñar este tipo
de valores!, sino que se pusieron todas las condiciones y se crearon los
escenarios para que la gente pudiera empezar a dar lo mejor de sí; entonces
eso es de lo más sorprendente porque además así funcionan los valores
humanos. Son aspectos inherentes a las personas que si tienen las condiciones
para sacarlos a flote surgen de forma natural, igual a las metodologías que
estábamos trabajando, es decir, un profesor que reconoce en el niño todo un
potencial de aprendizaje, que respeta unas ideas que el niño ha construido por
sí mismo, que reconoce en él una persona que se está formando, no una cosa
que va a manejar a su antojo, ese profesor por sí solo, sabe que es necesario
el respeto a esa condición del niño; entonces el saber lo lleva a no violentarlo,
sencillamente a darle una condición de saber, una condición de persona y por
supuesto una condición de igualdad como personas que ambos son y entonces
se ha creado el escenario para empezar a actuar de otras maneras.
(Dvo2p37) Porque al partir de esa visión espiritual, realmente es una visión
intelectual, es una visión pedagógica, es una visión universal, por ejemplo, uno
de los ejercicios que se hace en los salones de clase es poder hacer silencio
durante algunos instantes, porque con ese silencio que se logra, que el niño
entre en contacto consigo mismo, con su mundo interior...
(Dvo2p38) Otra de las prácticas también es hacer ejercicios de respiración
porque el aire tiene una importancia grandísima, el saber respirar en la vida
de las personas [...] Otro tipo de práctica por ejemplo es trabajar el cuento
porque los cuentos siempre traen un mensaje asociado y como en los niños el
mundo de la fantasía esta tan a flor de piel entonces es una herramienta súper
importante porque hay una técnica para trabajar el cuento, precisamente no
es solamente cuente un cuento hay que saber escoger el cuento y trabajar
sobre la reflexión que trae el cuento, entonces esos cuentos se pueden llevar
por ejemplo a que no solo sean leídos sino que sean imaginarios y se hagan
como viajes imaginarios con los niños, también antes de iniciar una clase para
llevarlos a que ellos puedan experimentar sensaciones.
La meta de los directivos docentes y docentes era lograr crear un es-
cenario de igualdad donde se pudieran desarrollar una serie de ele-
mentos esenciales donde el estudiante pudiera sentirse libre de expre-
55
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
sar su sentir, de compartir su conocimiento, de construir junto con el
docente unas pautas de convivencia que les permita vivir en armonía
reconociendo en el otro unas habilidades y fortalezas de las que yo
puedo aprender, logrando así un intercambio de saberes valiosísimo
en la formación de los niños.
(D2p13) Desde el 2004 para acá aprendimos técnicas de relajación, de
respiración, eee, de ejercicios de silencio, que los cuentos, que todo lo que
hemos ido aprendiendo para poderlo poner en práctica y cada vez hacerlo más
rico y más práctico y sobretodo que deje en los niños como esa huella y que de
verdad nosotros vemos que si le sirva y que no solo les ha servido a los niños,
sino también a nosotros en nuestra vida personal, porque queramos o no
queramos entenderlo, para nosotros también ha sido gratificante porque esos
valores a nosotros en nuestra parte personal y familiar nos han enriquecido
y nos han llenado de paz, de tranquilidad tanto así que vemos nuestro don,
nuestro trabajo, no como un trabajo ni como una carga, sino como algo que
de verdad enriquecido y nos pone a un nivel en el que todos estamos en igual,
en igualdad de condiciones, con nuestros niños, con nuestros estudiantes, con
nuestros compañeros, aquí no hay como esas diferencias sino que es, de tú a
tú, entonces todos tenemos el mismo saber, y el uno aprende del otro y aquí
no es quien quiere saber más que otro, ni cual vale más, no, todo eso nos lo ha
dado el fortalecimiento que hemos tenido en valores porque si nos ha servido,
a mí por lo menos en lo personal me ha servido muchísimo, a mi cuando en la
época que yo tuve pues en mi vida familiar, un rompimiento grave, toda esta
formación en valores me ayudo, me enriqueció bastante y de verdad me ayudo
a salir del problema en el que estaba, a minimizar todas esas consecuencias y
a minimizar todo ese dolor.
(D3p13) ... yo recuerdo también a una niña que se llamaba Angie que ella llegó
al colegio y se metía debajo de la mesa, no quería compartir con nadie, era
resentida, ella peleaba, se agarraba y pienso que a través de trabajarles valores,
digamos a través del cuento, a través de reflexiones que hacemos de alguna
frase eso va haciendo mella y digamos uno de pronto no lo ve inmediatamente
pero uno a largo plazo lo ve y aun me encontraba yo con un niño que ya
terminó, que ya salió del colegio y me decía: _profe o sea, uno a veces no valora
todo lo que ustedes dicen y todo lo que uno se ha formado, pero yo me formé
acá en este colegio_, me decía él, - ¿sí?,- gracias a todo lo que se ha enseñado en
cuanto al comportamiento, el amor hacia el otro, el compartir, el respetarme a
mí mismo, el respetar mi cuerpo.
(D3p14) Pienso que es una labor de todos los días y que estamos construyendo
y que ojala continuemos, que mis compañeros que hasta ahora llegan [...]
porque yo ya casi estoy de salida espero los que vengan atrás no se les olvide
eso.
56
Rosa Agustina Salazar Arias
(D4p4) Allá en el Instituto Satya Sai nos dieron varias pautas a tener en cuenta
para aplicar a diario con nuestros estudiantes y con nosotros mismos porque
tenemos que empezar por nosotros mismos a vivir esas experiencias y creer
en ellas para ahí si compartirlas y también hacer que los niños crean en ellas
y que también las fomenten, entonces que se hizo cogimos esas estrategias
por ejemplo el ejercicio de la respiración que es algo muy sencillo y que en un
comienzo yo decía pero como así que con la respiración uno va a poder lograr
algo pues resulta que sí, cuando los niños iniciamos la jornada escolar hacemos
unos ejercicios de relajación de respiración como que nos disponemos para
empezar esa jornada escolar, si, entonces puede ser el maestro o puede ser un
niño que toma la iniciativa para desarrollar ese ejercicio de respiración donde
se sientan cómodos que cerramos los ojos que puede ser que hacemos un
viaje imaginario y nos disponemos luego para hacer una lectura de un cuento,
un cuento siempre se trata de buscar que los cuentos sean que tengan una
enseñanza sobre situaciones y reflexiones de la vida cotidiana de los estudiantes
y de las familias y también se tiene en cuenta frases que se interiorizan que
vamos interiorizando puede ser por una semana o por quince días.
(D4p7) Ha sido realmente significativo para mí, porque es muy diferente
a lo que yo conocía y realmente me ha servido también mucho en mi vida
porque uno se aprende a conocer a uno mismo y uno se aprende a relajar
para poder brindar a los demás esa alegría, esa confianza y esa seguridad de
que uno puede hacer las cosas y que uno de verdad puede lograr y lo que uno
se propone si uno quiere de verdad lograr algo entonces para delante es que
vamos y con la ayuda y empezando de uno mismo con la fuerza que uno tiene
y con lo que le puedan brindar los demás magnífico.
(D5p3) Bueno fue muy bonito porque cuando nosotros llegamos aquí al
colegio habíamos tenido una inducción previa había habido una reunión
anterior donde nos habían enviado una cantidad de documentos por correo
para que nosotros fuéramos empapándonos de que se hacía acá. Uno de los
proyectos que más me llamó la atención fue el proyecto en valores, siempre he
sido una convencida de que en los valores está la clave de la formación de todo
el ser humano, entonces me pareció muy interesante noté que era un proyecto
muy fortalecido en el que habían trabajado durante muchos años y al llegar
acá y encontrarme con los estudiantes me doy cuenta de que eran estudiantes
producto de ese trabajo, se notaba por ejemplo las normas de cortesía, los
hábitos de los niños muy diferentes, a pesar de que somos un colegio rural
sabemos que no toda la población que atendemos es rural entonces el trabajo
en valores se nota, se vio desde el principio que llegué acá, pude notarlo tanto
en los niños como en algunos padres de familia.
Como podemos darnos cuentas la percepción de los docentes de ciclo
uno y dos respecto a las prácticas en el aula y al modelo A-gentes de
Cambio (proyecto de valores) como tal, tiene un alto contenido de per-
57
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
tenencia, afectividad y compromiso pues el modelo tiene un conteni-
do tan esencial para la formación del ser humano que es imposible no
contagiarse con todas sus prácticas y apropiarse de ellas para utilizar-
las en la vida personal y por supuesto en el trabajo con los estudiantes.
Al respecto nos dice Puig: “El reconocimiento de los propios valores
(toparse con ellos, ser capaz de verlos y aceptarlos como propios) es
el principal resultado que busca la educación moral, ya que a partir de
este momento dichos valores van a guiar la vida del sujeto que los ha
descubierto” (1996, p. 242).
Los docentes del ciclo uno y dos que ha realizado dichas prácticas
durante diez años han manifestado la transformación que ha ocurrido
a nivel personal y también la de sus estudiantes y sus familias, contan-
do casos exitosos en sus entrevistas.
58
Capítulo quinto
Analisis de resultados
I. Fase 5: Las lecciones aprendidas
del proceso de sistematización
Para el proceso de análisis se tuvieron en cuenta las siguientes matri-
ces, tomadas de la guía metodológica de sistematización de experien-
cias. Directorio general de políticas de desarrollo social -dgpds-, Perú,
2010.
Proceso, logros y resultados de la experiencia
educativa de formación en valores
proceso
descripción
Un modelo pedagógico pensado en la formación de
¿Qué se propuso?
personas A-gentes de cambio.
Se conformó un equipo de trabajo fortalecido que re-
flexionó sobre el sentido de la educación en Quiba y
¿Qué se hizo?
construyó un proyecto educativo pertinente, incluyente
y formativo, ajustado a las necesidades de la población
existente.
Poner en funcionamiento un proyecto innovador que
dio la oportunidad a una comunidad tan vulnerable de
¿Qué se logró?
recibir una educación de calidad sin importar el con-
texto y la situación socio-económica de la población.
Las necesidades de la población objetivo, el querer
romper paradigmas tradicionales y propender por una
¿Qué elementos poten-
educación de calidad donde los estudiantes fueran pro-
ciaron la experiencia?
tagonistas de su propio aprendizaje y pudieran mejo-
rar su calidad de vida.
59
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
En un comienzo el rechazo por algunos docentes y per-
¿Qué elementos debili-
sonas de la comunidad acostumbrados a una educación
taron la experiencia?
tradicional y que no creyeron en el proyecto.
Evidenciar que sin importar el contexto y la situación
económica y social de los estudiantes, al tener una
oportunidad de aprender de manera diferente y con la
calidad de educación impartida en los mejores colegios
ellos podían aprender. Los docentes perdieron el miedo
y se aventuraron en una forma distinta de educar con
¿Cuáles fueron
un alto contenido de valores humanos donde la rela-
los aprendizajes?
ción maestro alumno era en iguales condiciones pues
los dos tenían elementos valiosos que aportar. Los es-
tudiantes que antes eran limitados en su aprendizaje
pudieron expresarse libremente y fueron respetados
en su proceso de aprendizaje, utilizando metodologías
ajustadas a sus etapas de desarrollo y donde él podía
ser un protagonista y gestor de su propio aprendizaje.
En atención al cuadro anterior se presenta una síntesis del proceso de
sistematización que se llevó en el Colegio Rural Quiba Alta con respecto
al modelo A-gentes de Cambio como proyecto de formación en valores
en la institución. Como pudimos analizar el proyecto de valores se en-
cuentra dentro del pei institucional como modelo A-gentes de Cambio
siendo este un macro-proceso dentro del engranaje del mismo.
Ficha de análisis de las entrevistas
Tema
Síntesis de las ideas principales
Respecto a la situación inicial los entrevistados concordaron en
que el contexto donde se realizó la experiencia sistematizada era
netamente rural y se trabajaba escuela nueva que era un progra-
ma del Ministerio de Educación que duró bastantes años y que se
aplicaba en contextos rurales porque era apropiado para ese tipo
de población. También concordaron que era una zona de difícil ac-
Situación inicial
ceso donde les tocaba aguantar las inclemencias del mal tiempo.
Algunos concuerdan que los estudiantes llegaban en burro o ha-
ciendo largas caminatas, y que la mayoría del tiempo no asistían a
la escuela porque algunos trabajaban en el campo o en las cante-
ras. Tenían multigrados y eso dificultaba la convivencia y aumen-
taba la violencia escolar.
60
Rosa Agustina Salazar Arias
Es un proceso que comenzó en el 2003, donde un equipo de traba-
jo viendo la necesidad de que los niños volvieran a la escuela y no
siguieran trabajando le apuntó a realizar un proyecto con caracte-
Proceso de
rísticas innovadoras y con contenidos de calidad que paso a paso
construcción
fueron implementando y estructurando, con dificultades pero
también con satisfacciones, que cada año les daba más motivos
para seguir y lograr las metas propuestas.
Hoy en día es un colegio de calidad educativa, reconocido local,
nacional e internacionalmente con un espíritu visionario en cada
uno de sus integrantes y que ha logrado contagiar no solo a los
docentes sino también a estudiantes, padres de familia y comu-
nidad en general. Tiene un proyecto fortalecido en valores que
busca formar personas A-gentes de Cambio. El colegio ha ganado
Situación actual
muchos premios de calidad educativa como Galardón a la excelen-
cia en el año 2007, en el 2008 el quinto Premio Iberoamericano
a la Gestión, en el 2009 el premio que nos dio la Secretaría de
Educación por articular la juventud con la educación superior, en
el 2010 el premio de parte de Lideres Siglo xxi por trabajar du-
rante diez años con planeación estratégica, en el 2011 el recono-
cimiento que hace la Secretaría de Educación por trabajar con el
prae y medio ambiente, en el 2012 se obtuvo dos premios, uno
en mayo 12 que fue el reconocimiento que le hizo por el Consejo
de Bogotá, con el premio de Gran Cruz José Acevedo y Gómez, que
solo lo dan a personas, senadores, presidentes por tener más de
25 años sirviéndole a la juventud y a la ciudad y en septiembre
del mismo año 2012 se le hace el reconocimiento en efqm en el
primer nivel, que es un reconocimiento a procesos de calidad en
cualificación a nivel internacional.
- Los entrevistados coinciden en que no importa las adversidades
que se presenten en la ruta propuesta pero si hay perseverancia,
vocación, empuje, emprendimiento, paciencia, tolerancia, visión,
conciencia y amor, cualquier proyecto puede ser exitoso y Quiba
es un ejemplo de ello.
- Que no se debe subvalorar a los estudiantes por su situación eco-
Lecciones
nómica y social porque son personas que tienen la misma capacidad
aprendidas
y deseo de aprender y de propender por mejorar su calidad de vida.
- Que el trabajo en equipo da frutos muy enriquecidos y favorables
a todos los actores.
- Que los grandes beneficiados han sido principalmente los niños y
sus familias porque han podido experimentar los valores en sus ac-
ciones diarias y cada uno de los miembros de la comunidad educativa
pues son participes activos de la experiencia de formación en valores.
61
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Como podemos analizar los participantes de esta experiencia son
personas que se han apropiado de una forma de educar que emi-
nentemente toca la vida personal y se conjuga con su práctica
pedagógica. Las acciones que los docentes expresan y aplican en
su práctica diaria reflejan el alto grado de afectividad y la forma
Observaciones y
en que ellos sienten los valores. Hay preocupación por lo que su-
comentarios
cede en los ciclos subsiguientes respecto a la continuidad de las
prácticas en valores y al choque emocional y comportamental de
los estudiantes ante el cambio necesario de ciclo y al desarrollo
de su carácter y personalidad pues ya entra en la etapa de la pre-
adolescencia y adolescencia.
En el cuadro anterior se hizo una síntesis de lo expresado por los do-
centes y directivos sobre la experiencia vivida. En esta experiencia se
evidencia la construcción teórica surgida a partir de la experiencia,
construcción propia de la comunidad que en la actualidad se encuentra
apropiada de su proyecto de formación y se evidencia en sus acciones
cotidianas.
Dificultades superadas
Sugerencias para
Fase o
Dificultades
Como se superaron
prevenir los
etapa
presentadas
(estrategias y resultados)
resultados
Etapa
En un comienzo el
Una de las fortalezas
. Continuidad en los
inicial
rechazo por algunos
del proyecto es la capa-
procesos que se lle-
docentes y perso-
citación continua. Una
van a cabo en el aula.
nas de la comunidad
vez que los docentes
. Creer en lo que se
acostumbrados a una
comenzaron a capaci-
está haciendo
educación tradicional
tarse su pensamiento
. Creer en el conoci-
y que no creyeron en
respecto a la propuesta
miento previo de los
el proyecto.
fue cambiando pues fue
estudiantes.
Para los niños tam-
entendiendo el senti-
. Tener claros los ob-
bién fue una etapa
do y la transformación
jetivos.
difícil el volver a la
que se quería realizar y
. Tener un espíritu
escuela con el miedo
entonces comenzaron a
emprendedor, inno-
de seguir sin motiva-
entender el sentido del
vador y creativo.
ción y que se sintie-
proyecto y a comprome-
ran aburridos.
terse con él.
62
Rosa Agustina Salazar Arias
Situaciones de éxito
Recomendaciones
Fase o
Factores de éxito
Éxitos reconocidos
para fases/proce-
etapa
(externos e internos)
sos futuros
Final
El colegio ha ganado
. Capacitación per-
. Compromiso insti-
muchos premios de ca-
manente
tucional
lidad educativa como
. Formación en valo-
. Visión transforma-
Galardón a la Excelencia
res humanos.
dora
en el año 2007, en el
. Metodologías de ca-
. Un proyecto trans-
2008 el quinto Premio
lidad que respetan el
versalizado por va-
Iberoamericano a la
ritmo de aprendizaje
lores humanos
Gestión, en el
2009 el
de los estudiantes
. Capacitación per-
premio que nos dio la
acordes con las eta-
manente a todos los
Secretaría de Educación
pas de desarrollo y
entes educativos.
por articular la juventud
los ciclos educativos.
Apoyo interinsti-
con la educación supe-
. Pionero en proce-
tucional, gestión de
rior, en el 2010 el premio
sos de calidad edu-
alianzas estratégicas.
de parte de Lideres Siglo
cativa.
xxi por trabajar durante
. Un proyecto origi-
diez años con planea-
nal con caracterís-
ción estratégica, en el
ticas y procesos de
2011 el reconocimiento
calidad.
que hace la Secretaría
. Alta participación
de Educación por traba-
de todos los actores
jar con el prae y medio
educativos.
ambiente, en el
2012
se obtuvo dos premios,
uno en mayo 12 que fue
el reconocimiento que
le hizo por el Consejo de
Bogotá, con el premio de
Gran Cruz José Acevedo
y Gómez, que solo lo dan
a personas, senadores,
presidentes por tener
más de 25 años sirvién-
dole a la juventud y a la
ciudad y en septiembre
del mismo año 2012 se
le hace el reconocimien-
to en efqm en el primer
nivel, que es un recono-
cimiento a procesos de
calidad en cualificación a
nivel internacional.
63
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Errores para no volver a cometer
Recomendaciones
Fase o
Errores
Causas del error
para fases/procesos
etapa
identificados
futuros
. No creer en el pro-
. Imprecisiones en
A todo proyecto que
yecto
los procesos y en
inicia hay que cons-
. Subestimar a los es-
el cómo llevarlo a
truirle una plataforma
tudiantes
cabo.
donde los objetivos
Situación
. Desconocimiento y
. Falta de gestión
estén claros y sean de
inicial
temor a lo nuevo
con agentes exter-
conocimiento pleno de
nos por desconoci-
todos los actores.
miento.
. El cambio de la plan-
Que los docentes
La capacitación debe
Proceso
ta docente pues apro-
capacitados fueron
ser permanente con
de cons-
ximadamente el 50%
cambiados.
cada uno de los actores.
trucción
era provisional
. Falta de acompaña-
Acumulación de
Dinamizar las prácti-
miento continúo en
proyectos
cas en valores que se
los procesos.
El cronograma
han realizado con nue-
. Seguimiento contí-
de seguimiento se
vas estrategias y nue-
Situación
nuo a los resultados
modifica constan-
vas pautas.
final
obtenidos por el pro-
temente.
yecto en sus diferen-
tes fases.
64
Capítulo sexto
Análisis e interpretación de entrevistas
I. Frente a la situación inicial y su contexto,
antes del inicio de la experiencia
Los entrevistados dieron una amplia mirada a todo el proceso de cons-
trucción del proyecto de valores en Quiba y se hizo un análisis frente a
unos aspectos específicos que tomaron relevancia dentro de la investi-
gación. Tomando los significados de los docentes se hace una interpre-
tación de la realidad pasada, un proceso pedagógico construido y una
realidad vivida y evidenciada en la comunidad actual.
De lo anterior se puede inferir, que aunque el contexto permite par-
ticularizar y definir las necesidades propias de las comunidades donde
se desarrolle un proyecto pedagógico, también es importante recalcar
las condiciones que permitan plantear un proyecto de valores y para
que tenga impacto en una comunidad, se requiere que las personas
estén dispuestas al cambio. Donde se encuentra ubicado el Colegio Ru-
ral Quiba Alta, visto por los docentes entrevistados que llevan aquí en
la zona de 18 a 31 años se puede observar que han visto y vivido esa
transformación en aspectos como lo ambiental, lo social y lo educativo.
Esta zona está lejos de la mirada de los gobiernos hoy en día no
han sido pavimentadas sus vías y la inversión social es muy escasa,
no aparece en el mapa de Bogotá aún. Sin embargo en esa lejanía hay
un tesoro educativo esperando a ser descubierto por la inversión en
infraestructura de calidad.
65
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Temas
emergentes
(Dvo 1 P3) Bueno, los valores en sí como tales no se trabajaban,
la gente del campo tiene una característica muy especial, y es
ante todo el respeto, el profesor es el ídolo y de hecho los padres
formaron a sus hijos en esos espacios de respeto, de honestidad,
de cumplimiento y honradez.
(D1P2) Cuando llegamos al colegio, siempre nos inquietó el
tema de la formación en valores [...] Me acuerdo que en esa épo-
Necesidad de
ca nosotros tomábamos la solidaridad, el respeto, la equidad,
orientar valo-
principalmente eran esos y se trabajaba comúnmente por me-
res humanos
ses, entonces era el mes de la equidad [...] no había una estructu-
en una comu-
ra general ni un proyecto de aula como tal no existía, se trataba
nidad vulne-
el tema, porque los valores siempre han sido como importantes
rable ante la
para el colegio pero de una manera muy, muy improvisada pien-
desigualdad
so yo.
social.
(D3P2) Empezamos como por formar esos hábitos, porque lle-
vaban un trapito o no llevaban nada, entonces empezar uno a
generar esos hábitos de que se tenían que sonar y de que se
tenía que llegar con sus manitas limpias, de que llegar con su
carita limpia,…pues por mi formación y por mi convicción, de
pronto yo siempre les inculqué, a los niños pues como el amor a
Dios, el amor a sí mismo y el respeto hacia los otros.
Los entrevistados manifestaron como empezaron a trabajar los valo-
res cuando no existía un proyecto. Igualmente podemos darnos cuenta
que el maestro es recursivo daba lo que tenía de su formación y de las
experiencias que había tenido en el pasado.
Temas
emergentes
(Dvo 2 P 2) Este proyecto en Quiba empieza a partir de unas
necesidades identificadas en la comunidad y fue la principal ne-
cesidad identificada es que los niños no querían ir a estudiar,
no lo veían importante y veían más la necesidad de ganarse la
plata para aportar a su casa en familias de estratos 1 en extrema
pobreza y miseria algunos y los niños tenían que ir a trabajar
para poder aportar económicamente y en que trabajaban la úni-
ca opción era en unas areneras, en unas canteras, ayudando a
colar arena.
66
Rosa Agustina Salazar Arias
(Dvo 1 P 4) Con un equipo fortalecido en el año dos mil tres,
dos mil cuatro, dos mil cinco, decidimos darle un nombre a esta
metodología de trabajo por valores, apoyados con el instituto
Sathya Sai como tú conoces, e iniciamos el proceso, ya en apli-
carlo, no como lo traíamos si no en la formación de los cinco
valores específicos universales, verdad, rectitud, paz, amor y no
violencia.
(D1P9) Bueno, la idea surgió más o menos hacia el 2003, 2004,
cuando ya se empezó a abrir bachillerato, o sea realmente fue lo
que inquieto y lo que transformó el colegio como tal, fue que se
diese apertura a bachillerato, porque solamente como te conta-
ba antes era solamente de primaria, se empezó a hacer sexto,
luego séptimo y luego octavo, y necesitamos la transformación
Un grupo de
porque los muchachos no se proyectaban mucho, por ejemplo
trabajo con
un muchacho terminaba quinto de primaria en un colegio, debía
miedo al cam-
ser reubicado en colegios de la zona, comúnmente en Paraíso,
bio de paradig-
como en Ciudad Bolívar y los de la vereda casi nunca les gustaba
ma pero con
irse fuera de la vereda, entonces era la cantidad de muchachos
todo el deseo
que se quedaban en la vereda sin hacer absolutamente nada...
de arriesgarse
(D1P10) A partir de 2003, más o menos 2004 decidimos hacer
a producir
una transformación completa desde la pedagogía, que eso tam-
un cambio
bién incluía la formación en valores humanos.
significativo
(D2P9) Hacia el 2004 en el colegio pues se empezaron a dar mu-
dentro de una
chos cambios…
comunidad
(D2P10) Nos inquietamos mucho en mirar no solo la parte aca-
vulnerable y
démica, sino también la parte de valores, se pensó en buscar
necesitada.
personas que nos capacitaran a nosotros los docentes en los
valores, en la parte también de la metodología de la escritura
natural, de la matemática y entonces el colegio, nuestras direc-
tivas y pues los que estábamos en esa época empezamos como
a gestionar y también como a mirar de a qué institutos o a que
personas podíamos contactar para que nos capacitaran...
(D2P11) Entonces fue así como se contactó a Sathya Sai y en un
comienzo todo fue capacitación para los docentes, pues porque
era algo nuevo, era algo a lo que de pronto todos nos resistía-
mos, nosotros éramos maestros tradicionales, todos pues venía-
mos de una formación tradicional, de enseñar tradicional y que
vinieran de la noche a la mañana a decirnos, hay que hacerlo así,
pues no, no nos podíamos convencer, entonces, eso fue difícil.
67
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
(D3P9) El romper uno con lo tradicional que uno trae, el cam-
bio a lo nuevo, pues claro uno dice: me voy arriesgar a hacer
esto, pues porque uno ve que si es de beneficio de los niños y
también yo por lo menos no me quería como estancar ahí en lo
mismo, y le traen a uno una cosa nueva y dice uno con temores
o no temores lo voy a hacer, primero pues yo pidiéndole ayuda a
Dios porque a mí eso me lo plantearon como en noviembre más
o menos y eso ya era para enero y yo ese diciembre no dormí
de pensar, yo decía: ¡ Dios mío que va a pasar!, ¡yo que voy a ha-
cer!, ¿seré capaz?, ¿no seré capaz?, como esta señora venía y nos
decía ¡no! es que toca hacer esto así, y uno acostumbrado, pues
para mí eran cosas nuevas, con muchos temores, pero también
con muchas expectativas...
(D3P10) Porque es respetarle al niño su pensamiento, es que el
niño aprenda a compartir con otro, recuerdo cuando estábamos
como en tercero que se trabajó un proyecto sobre los dinosau-
rios, entonces poder involucrar a los papás ¿sí?, que aquellos pa-
pás que iban al barrio, o que trabajaban en el barrio les trajeran
información a los otros a los que de pronto no podían pues tener
acceso ahí, entonces enseñarle o ver el niño la necesidad de que
tengo que prestarle al otro lo que yo investigué para que el otro
también tenga conocimiento, eso también es compartir, apren-
der a respetar, aprender a respetar la palabra del otro.
El cambio de paradigma siempre causa traumatismos y más cuando
se está aferrado a una educación tradicional y en cierta forma cómoda
ya que solamente toca repetir y repetir. La nueva propuesta invitaba a
leer, estudiar, actualizarse, arriesgarse, aventurarse y más, y eso costa-
ba, no era fácil, pero como decía la rectora, cuando se quiere se puede
y finalmente se pudo.
68
Rosa Agustina Salazar Arias
Temas
emergentes
(D4P4) Allá en el Instituto Sathya Sai nos dieron varias pautas a
tener en cuenta para aplicar a diario con nuestros estudiantes y
con nosotros mismos, porque tenemos que empezar por noso-
tros mismos a vivir esas experiencias y creer en ellas, para ahí si
compartirlas y también hacer que los niños crean en ellas y que
también las fomenten; entonces que se hizo, cogimos esas estra-
tegias, por ejemplo el ejercicio de la respiración que es algo muy
Un modelo que
sencillo y que en un comienzo yo decía: ¡pero como así que con la
llega al corazón
respiración uno va a poder lograr algo! pues resulta que sí, cuan-
de una comuni-
do con los niños iniciamos la jornada escolar, hacemos unos ejer-
dad y le da es-
cicios de relajación, de respiración, como que nos disponemos
peranzas de un
para empezar esa jornada escolar, entonces puede ser el maestro
mundo nuevo.
o puede ser un niño que toma la iniciativa para desarrollar ese
ejercicio de respiración donde se sientan cómodos, cerramos los
ojos, puede ser que hagamos un viaje imaginario y nos dispone-
mos luego para hacer una lectura de un cuento, siempre se trata
de buscar que los cuentos tengan una enseñanza sobre situacio-
nes y reflexiones de la vida cotidiana de los estudiantes y de las
familias y también se tiene en cuenta frases que vamos interiori-
zando, puede ser por una semana o por 15 días.
69
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Temas
emergentes
Pienso que es el liderazgo visionario, tanto de los docentes
como el equipo directivo y el liderazgo que tienen los padres de
familia, en ser unos visionarios de que sus hijos sean personas
de bien, y ser personas de bien quiere decir, que les ofrecemos
una educación de calidad, y para ofrecerle una educación de ca-
lidad tenemos que darles unas condiciones mínimas, como son
Una comuni-
los maestros nombrados, todo el tiempo fortalecidos, capacita-
dos, darles un refrigerio como el que tiene en este momento el
dad
benefi-
colegio, que todos los cursos tienen su refrigerio, darles unas
ciada de un
rutas de transporte por que usted sabe que las distancias y las
proyecto visio-
inclemencias del tiempo y el clima son fuertes, que estamos en
nario y enmar-
un sector rural alto, más cerca de las estrellas, por un clima de
cado en los va-
páramo que nos afecta y también por las canteras y la explo-
lores humanos
tación minera que hay alrededor, entonces una educación de
que evidencia
calidad es donde nos permea y nos transforma, acercándonos
en las acciones
a que los niños y los jóvenes sean mejores cada día, ¿con qué?,
de los niños y
con esos elementos y con el modelo pedagógico que nosotros
de toda la co-
creemos, consideramos y hemos creado paso a paso, porque ese
munidad un
no apareció de la noche a la mañana, si no viniendo y aportando
cambio ver-
de otras ideas, de otros colegios, de otras entidades, de otras
daderamente
ciudades y de otros países.
transformador.
Porque no nos podemos quedar solamente con lo que nos plan-
tea el ministerio, sino hay que ampliarlo y en esa ampliación
está el liderazgo y ser a-gentes de cambio y colocar una parte
del emprendimiento para que estos, muchachos y jóvenes, igual
que la comunidad entiendan y comprendan que Quiba es un lu-
gar que como su nombre lo dice en chibcha, es un bosque her-
moso, donde estamos ubicados.
(Dvo1p9) Las sugerencias mías serían, que las personas que
Lecciones
quieran tomar el modelo tengan un compromiso institucional,
aprendidas
amen y quieran lo que hacen, cuando uno ama y quiere lo que
hace y tiene un compromiso necesariamente tiene una visión
de qué quiere transformar en esta juventud y aportarle al país,
cuando usted tiene claro, qué le aporta al país, sabemos que es-
tamos en una linda ciudad que aplica a la Bogotá Humana.
(Dvo2p49) Algo muy importante para resaltar con este nombre
del proyecto de Quiba A-gente de cambio social y productivo, es
que con el desarrollo y la experiencia del proyecto, que realmen-
te implica un aprendizaje muy experiencial, las personas termi-
nan transformándose y al transformarse transforman a otras y
ahí está una gran consecuencia de haber puesto a funcionar una
idea como proyecto educativo, la transformación y la auto trans-
formación no solamente de sí mismo sino también de los otros,
de su relación con el entorno.
70
Rosa Agustina Salazar Arias
(D1p36) Yo haría la mayoría igual y algunas cosas las cambiaría.
¿Qué haría igual?, pienso que los valores que se están trabajan-
do son, son los valores universales, y que aquí están inmersos
el resto de valores, es una propuesta muy interesante, la forma
como los plantea el instituto también me parecen bastante in-
teresantes, pienso que por ahí sí es el camino. ¿Qué cambiaría?,
cambiaria dos cosas fundamentales, la primera es que hay que
hacer a los profesores constantes capacitaciones, renovar las es-
trategias, uno a veces se ve corto en estrategias porque estamos
hablando de diez años, entonces chévere que nos dieran como
cursos de biodanza, algo que sea diferente que no lo manejamos
nosotros como docentes porque es que además a los docentes
nos toca ser de todo.
(D2p21) Yo estoy tan pero tan comprometida y estoy tan con-
vencida sobre todo de la educación en valores que no obviamen-
te que no, no volvería a empezarlo no, continuaría con esto y lo
implantaría de pronto de una forma más dinámica y cada vez
siendo más comprometida porque a veces eso requiere tiempo,
Una
comuni-
requiere exigencia, requiere compromiso, entonces a veces de
dad
compro-
pronto el compromiso no es tanto, pero si de pronto de una for-
metida en el
ma más comprometida e involucrando más a la familia, a todas
cambio y forta-
las personas que estamos inmersas dentro de la educación si
lecida en valo-
sería bonito y sería bueno que el colegio trascienda, pero sería
res humanos.
bueno que esto mismo se diera en otras instituciones y en otras
localidades en donde hay tanta violencia, tanta agresión y en
donde uno se da cuenta que es por falta de valores de esa educa-
ción en valores, porque es que es mínimo, o sea si uno empieza
por la reflexión diaria pues poco a poco se irá contribuyendo
como a esa armonía en la sociedad, pero lamentable o desafor-
tunadamente no en todos los colegios se da o no se trabajan los
valores como se trabajan en nuestra institución.
(D3p18) Pienso que a mí me hubiera gustado conocer antes por
ejemplo lo de escritura natural, ¿sí? porque, me parece que ahí
van implícitos los valores, porque es que es el respetar al niño,
respetar su naturaleza, lo que él trae en su cabecita, las costum-
bres que el trae y empezar a ayudar a transformar, pero miran-
do que yo primero me tuve que transformar ¿cierto?, entonces
cómo voy a exigir respeto si yo no respeto, cómo voy a exigir
amor si yo no doy amor, entonces es como mirar esos valores y
mirarme yo a mí misma en qué estoy fallando, tratar de mejorar
para yo poder ayudar a mejorar a otros.
71
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
(D4p16) Otra forma también de despertar los valores en los
estudiantes es el amor por la naturaleza el amor por el medio
ambiente entonces que hacemos nosotros otra actividad, es sa-
lir a hacer servicio social a los alrededores de la vereda, enton-
ces desafortunadamente la gente en Quiba no tenía conciencia
ambiental de mantener limpios los cultivos, uno pasaba por la
carretera y veía esos cultivos de papa llenos de papeles y enton-
ces una actividad que se fomentaba con los estudiantes era ir a,
pedíamos permiso a los dueños de las fincas y entrabamos con
cuidado a los cultivos y limpiábamos los cultivos, recogíamos
todo limpiábamos alrededor de la vereda, hacíamos pancartas,
hablábamos con la gente, concientizábamos, afortunadamente
eso ha tenido también cambios muy positivos uno ya pasa y hay
mucho menos basura en los cultivos no porque ya hacia la parte
urbana se ha deteriorado muchísimo la situación desafortuna-
damente, pero ahí alrededor de la escuela en los cultivos en las
fincas en las parcelas de alrededor la situación ha mejorado bas-
tante y la comunidad ellos son conscientes que en Quiba se está
manejando ese proyecto de valores.
(D5p6) Si estoy completamente convencida de que es por el ca-
mino de la educación en valores, creo que nosotros hemos ha-
llado la ruta y nos hace falta seguir fortaleciéndola y caminar en
ese sentido, porque lo que nosotros formamos desde ciclo uno
con los niños de preescolar y si se mantiene durante todos los
años definitivamente debe tener un impacto positivo no sola-
mente en los estudiantes sino también en las familias.
II. Plan de mejoramiento
En el proceso de sistematización se visualizaron algunos problemas
que hay que mejorar como son:
• Participar a los docentes de los ciclos superiores y a los nuevos, de
las prácticas de valores que se hacen en ciclos i y ii a través de la
divulgación de una cartilla con las actividades y talleres realizados
con el objetivo de que haya continuidad en el proceso, que se en-
cuentra en proceso de construcción con los docentes que participa-
ron en la presente sistematización.
72
Rosa Agustina Salazar Arias
• Gestionar la continuidad de las capacitaciones sobre valores huma-
nos con el fin de que los docentes nuevos de la institución se invo-
lucren dentro del proceso.
• Hacer más participes a los padres del proceso de formación en va-
lores, a través de talleres presenciales y semi presenciales.
• Renovar algunas prácticas y ajustarlas más a nuestra cultura te-
niendo en cuenta la participación de toda la comunidad educativa,
que formen parte de la cartilla que se encuentra en construcción.
73
Conclusiones
La presente investigación llamada Sistematización de una experiencia
educativa sobre formación en valores en los ciclos uno y dos del Colegio
Rural Quiba Alta dentro de un proceso de reflexión y socialización, ha de-
mostrado que a través de diferentes prácticas y técnicas de formación
en valores se pueden transformar personas tendientes a lograr una
convivencia armónica que busca la resolución de conflictos a través del
diálogo y la conciliación.
Así mismo ha demostrado la importancia de trabajar los valores en
la formación educativa como una forma de cambiar de pensamiento,
donde los valores no son una cátedra sino una vivencia, que el Colegio
Rural Quiba Alta ha trabajado de manera distinta. El amor, la paz, la
rectitud, verdad y no violencia, como valores universales que cobijan
el largo listado que conocemos, se evidencian en el pensar, el hablar y
el actuar, de los miembros de la comunidad.
Una comunidad educativa con liderazgo visionario y participación
de todos sus entres puede construir a partir de unas necesidades evi-
dentes un proyecto de transformación de sí mismo y de su entorno.
Las prácticas de formación en valores solo tienen efecto si son rea-
lizadas de manera cotidiana e incluidas dentro de todo un engranaje
institucional, de tal forma que toda la comunidad tenga claros sus ob-
jetivos y la practique de acuerdo a su rol institucional.
El Modelo A-gentes de Cambio, como proyecto de valores institu-
cional se constituye en uno de los tres ejes transversales, es un macro
proceso que se trabaja a la par del académico y el administrativo, y tie-
ne a su cargo la parte formativa, el alcance del perfil, la transformación
individual y colectiva.
Se tienen en cuenta dos miradas: la del adulto hacia el niño y la del
niño frente a lo que está viviendo a su alrededor, porque él también
tiene opinión. Es así como al niño se le da protagonismo en el descu-
75
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
brimiento y construcción de su propio aprendizaje y es así donde va
trabajando la autorregulación de sus acciones y forjando su carácter y
personalidad.
El Modelo A-gentes de Cambio (proyecto de valores) es una cons-
trucción única de la comunidad educativa del Colegio Rural Quiba Alta,
sustentado en la práctica y validado por la comunidad. Es basado en
una filosofía hindú de la cual se tomaron elementos esenciales en su
construcción, que fueron ajustados al engranaje educativo institucio-
nal y a las necesidades propias del entorno.
Socialización de una experiencia exitosa en el contexto de Ciudad
Bolívar, que ha permitido superar niveles de agresión, violencia y con-
flicto dentro de la institución y fuera de ella.
La clave de una sana convivencia es la mirada desde la prevención y
no desde la corrección del delito o la violencia al interior de los colegios.
76
Recomendaciones
Creemos que el cambio se tiene que darse primero en sí mismo y refle-
jarse hacia afuera; el sistema educativo debe pensarse desde la preven-
ción no desde las leyes, porque por ejemplo, la Ley 1620 de matoneo,
es una medida coercitiva, es una medida que ataca, mientras que si
trabajamos la formación del niño pequeño, estamos trabajando desde
la raíz.
La acción cotidiana tiene que ver con los valores, en el hacer, el estu-
diante tiene necesariamente que modificar su conducta, sus prácticas
y lo que él hace y posiblemente él empieza a modificar su casa y su en-
torno porque toda la institución está hablando el mismo idioma, está
planteando un modelo incluyente, pertinente y formativo, y si habla-
mos de un modelo pedagógico que tenga que ver con la formación de
la persona, tiene que tener estos componentes.
Recuperar las memorias por medio de esta sistematización ha per-
mitido construir planes de mejoramiento de manera que consoliden
la identidad institucional fortaleciendo el sentido de pertenencia de la
comunidad educativa que con sus acciones validan estas prácticas y le
dan sostenibilidad.
A partir de la sistematización de la experiencia generar un plan de
mejoramiento que aporte elementos pedagógicos, didácticos y meto-
dológicos a la práctica de formación en valores humanos que busca la
transformación en sí mismo y hacia su entono, brindando herramien-
tas claves para la convivencia en el aula y fuera de ella.
Creyendo firmemente que cada ciudadano desde su rol en la socie-
dad puede tomar conciencia para transformar su entorno partiendo
de sí mismo y construir un país digno y respetuoso de los derechos hu-
manos. Igualmente creyendo que la escuela es el espacio propicio para
despertar conciencia donde podemos fomentar la convivencia previ-
niendo la violencia, porque es justamente en ciclo uno y dos donde
77
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
podemos prevenir cualquier comportamiento inadecuado que pueda
surgir en los ciclos posteriores porque no se trata de atacar la violencia
sino de prevenirla.
Está claro que la lucha no solo es en la escuela, que hay una gran
cantidad de agentes externos que afectan la sana convivencia y que día
a día van en aumento ganando terreno. Es por esta razón que se hace
urgente encontrar estrategias que mejoren la comunicación y las re-
laciones dentro y fuera del aula. Estas estrategias deben ser prácticas
continuas, motivantes y relajantes que descubran en cada estudiante
su capacidad para relacionarse sin violencia con sus pares, fortalecien-
do su autonomía, características propias del ciclo i, así como reconocer
y afianzar su identidad explorando su mundo, en el ciclo ii.
78
Bibliografía
Acosta, Luis Alejandro. Guía práctica para la sistematización de proyectos y progra-
mas de cooperación técnica, Oficina Regional de la fao para América Latina y El
Caribe, 2005.
Burrows, Loraine y Jumsai Na Ayudhya. Amor. Corazón de la enseñanza, México,
Ediciones Sai Ram, 2000.
Colegio Rural Quiba Alta. Modelo de Eco-educación, Bogotá, 2009.
Departamento Nacional de Estadística. Boletín de prensa, Bogotá, dane, mayo de
2012.
Departamento Nacional de Estadística. Encuesta de convivencia escolar y circuns-
tancias que la afectan, para estudiantes de 5.° A 11 de Bogotá 2011, Bogotá, dane,
2012.
Dewey, John. Cómo Pensamos. Nueva exposición de la relación entre pensamiento re-
flexivo y proceso educativo, Barcelona, 1910.
Dewey, John. Escuela y sociedad, Madrid, F. Beltrán, 1929.
De Zubiría Sámper Julián. La violencia en los colegios de Bogotá, Bogotá, 2009. En línea:
[www.institutomerani.edu.co/publicaciones/articulos/2009/La_violencia_en_los_
colegios_de_Bogot%C3%A1.pdf].
Díaz-Aguado Jalón, María José. Programas de educación para la tolerancia y preven-
ción de la violencia en los jóvenes, Madrid, Instituto de la Juventud, Ministerio de
Trabajo y Asuntos Sociales, 1998.
Díaz-Aguado Jalón, María José. Convivencia escolar y prevención de la violencia, Ma-
drid, Ministerio de Educación, Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y For-
mación del Profesorado, 2001.
Foxley R., Ana María. Aprendiendo a vivir juntos. Seminario internacional: ¿Cómo
promover una convivencia escolar sin violencia?, Santiago de Chile, Comision Na-
cional Chilena de Cooperacion y unesco, 2010.
79
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Gómez, Marcelo M. Introducción a la metodología de la investigación científica, Cór-
doba, Edit. Brujas, 2006.
Jara Holliday, Oscar. Orientaciones teórico-prácticas para la sistematización de ex-
periencias, Biblioteca Electrónica sobre Sistematización de Experiencias, 1998.
Jara Holliday, Oscar. “Sistematización de experiencias, investigación y evaluación:
Aproximaciones desde tres ángulos”, Revista Internacional sobre Investigación en
Educación Global y para el Desarrollo, n.° 1, 1998. En línea: [http://educacionglo-
balresearch.net/wp-content/uploads/02A-Jara-Castellano.pdf].
Ministerio de Educación Nacional. Orientaciones para autores de experiencias y es-
tablecimientos educativos. Guías n.° 37, Bogotá, 2010. En línea: [www.colombiaa-
prende.edu.co/html/docentes/1596/articles-197126_pdf_2.pdf].
Puig Rovira, Josep María. La construcción de la personalidad moral, Barcelona, Pai-
dós, 1996.
Puig Rovira, Josep María. “¿Cómo hacer escuelas democráticas?”, Educação e Pesqui-
sa, vol. 26, n.° 2, San Paulo, 2000.
Puig Rovira, Josep María. La educación moral en la enseñanza obligatoria, Barcelo-
na, Horsori, 2002.
Secretaría Distrital de Planeación. Bogotá ciudad de estadísticas, Boletín n.° 27
Caracterización Socioeconómica - Encuesta SISBÉN iii año 2010, Bogotá, 2010
Secretaría Distrital de Planeación. Bogotá ciudad de estadísticas, Boletín n.° 36
Principales resultados de la encuesta distrital de demografía y salud edds 2011,
segunda parte, Bogotá, 2010.
Universidad de los Andes y dane. Estudio sobre delincuencia y violencia en los cen-
tros educativos de Bogotá (87.750 jóvenes de colegios públicos y privados), Bogotá,
dane y Universidad de los Andes, 2008.
80
Anexos
I. Guía de trabajo en valores humanos
Colegio Rural Quiba Alta
sede b (j m y t) valor de la verdad
docente: Luz Marina Vargas M.
Oracion: puede ser dirigida por el maestro o por un estudiante. Momentos de agrade-
cimiento por todas las bendiciones que a diario recibimos en cada de nuestras vidas
y familias.
Respiracion: Este ejercicio es importante para oxigenar todas las células de nuestro
cuerpo. Descalzos y sentados sobre el tapete en posición de flor de loto, extendemos
los brazos, los vamos cerrando y llevando unidos hasta el pecho, al mismo tiempo
tomamos aire para ir limpiando nuestro cuerpo y sacando todo aquello que nos en-
tristece o nos causa alguna incomodidad. Repetimos varias veces la misma acción.
Relajacion: Tensión-distensión (contraer fuertemente, aflojar suavemente) de cada
parte móvil del cuerpo iniciando por la cabeza, ojos, boca, y así sucesivamente.
También se puede incluir canciones y actividades grupales para lograr la atención
del estudiante, de acuerdo a la melodía realizar viajes imaginarios o escuchar la mú-
sica por unos minutos en silencio, relatar situaciones placenteras para experimentar
y hablar del amor por la naturaleza, por la vida, por la familia, por los amigos, por sí
mismos, de la importancia del amor en nuestras vidas y relaciones personales en el
contexto en el que nos encontramos y del cual hacemos parte.
Silencio: Sentar a los niños cómodamente, formando un círculo, se les piden que se
concentren, ya que este momento requiere del esfuerzo de todos, que cierren sus
ojos y escuchen atentamente (poner música en volumen adecuado) para que los ni-
ños escuchen diferentes ruidos y pueden distinguirlos.
Esta práctica, permite el reencuentro con el ser interior, que se va logrando si lo
hacemos con mucha constancia.
81
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Reflexiones diarias:
• La verdad sin amor hiere, pero la verdad con amor sana.
• Los amigos se hieren con la verdad para no destruirse con la mentira.
• Verdad es cuando la persona reconoce que se ha equivocado.
• La verdad hace abrir las puertas de tu corazón.
• La verdad, por muy dolorosa que sea, siempre es el camino adecuado.
• Pide fuerza para decir la verdad y ganarte el respeto de los fuertes, y no para
mentir y ganarte el aplauso de los débiles.
Cuento: Leer el cuento, hacer reflexiones sobre el texto adaptándolo a las relaciones
que a diario tenemos en la familia, en el colegio, con los amigos, etc.
El hijo del coyote
Un coyote llamó a su hijo y le dio sabios consejos: -Aprender a robar es un mal- em-
pezó muy serio y formal. -Nunca te apoderes de lo que hay en cercado ajeno, aun
cuando te tientes las mazorcas de la milpa y el trigo que vierta apetitosa, deja en paz
las gallinas y también a sus pollitos-. El coyote joven asentía, también muy serio y
formal. Lo que quiero decirte es que no cometas jamás malas acciones ni causes per-
juicios a nadie. Recuerda que lo que hagas con otros harán contigo y se portas bien
serás admitido en todas partes. -Así lo haré- prometió el joven al anciano, mostrán-
dose muy dócil con los consejos recibidos. El padre quedó muy satisfecho.
Esa noche, el coyote viejo salió a incursionar por los alrededores. ¿Y sabes a don-
de fue a dar? ¡Pues a un gallinero! Ahí dormían tranquilas las gallinas. El animal,
llevado por su instinto, no pudo resistir la tentación, se lanzó sobre las indefensas
gallinas y no dejó una viva. El destrozo fue completo. Al amanecer regresó a su gua-
rida, relamiéndose los bigotes. Lo único malo para él, fue que su hijo presenció todas
sus fechorías. El coyote joven a la noche siguiente, no fue detrás del padre, sino que
escogió otro rumbo y buscó un gallinero. También había pollos y se dedicó a ellos
dándose un buen banquete. A la noche siguiente buscó pavos, después galos y más
tarde siguió con otros pollitos.
Cuando el coyote viejo se enteró montó en cólera lo llamó a su presencia y le habló
airado: -¿Qué te he dicho y aconsejado, mal hijo? ¿No te he recomendado mil veces
que no perjudiques a nadie ni te metas con cercado ajeno?-. -Es verdad- aceptó el
coyotito sin dejarse intimidar, pero como te vi una noche entrar a un gallinero y co-
merte todas las gallinas, pensé que eso no era malo. Yo comí los pollos, así tú comiste
a las madres, yo a los hijos. Nada pudo responder, ni alegar el coyote viejo...
Que un buen consejo, aun dado con mucho tino, no es eficaz si no lo acompaña un
buen ejemplo, debemos ser honestos con los demás y con nosotros mismos y tener
cuidado con lo que hablamos y hacemos.
82
Rosa Agustina Salazar Arias
Actividades sugeridas
1. Que los niños dramaticen y representen la historia.
2. Aplicación a la vida: Que los niños realicen un seguimiento al cumplimiento de
lo que realizan cada día: Los pueden llenar con colores. “rojo”: siempre, “amarillo”:
algunas veces, “verde”: casi nunca, “naranja”: nunca.
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
Hablé la verdad
Tomé solo lo que es mío
Obedecí a mis padres
Respeté a mis compañeros
Arreglé mi cuarto
Cumplí con mis tareas
3. Elaborar crucigramas o sopas de letras con otros valores asociados a la verdad.
Frases para aplicar
“Practica lo que predicas” (refrán popular)
“Piensa antes de actuar” (refrán popular)
“Decir la verdad es fácil, decir una mentira solo es confundirse más y más”
Canto: Verdad
Verdad en el pensar, todo en su justa medida,
Verdad en el hablar, todo en su justo valor,
Verdad en el actuar sé natural en tu vida,
Eso es honestidad como los rayos del sol.
Poema: La verdad
La verdad es tan brillante como el sol, para poderlo todo conseguir,
Es algo grande que vive en el corazón.
Algún día tus amigos lo sabrán
No se compra ni se vende por ahí, Y de tu lado todos escaparán.
Es un tesoro que tienes que descubrir
Imagínate si tienes que mentir
Algún día tus amigos lo sabrán.
83
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
II. Esenciales de padres
items
si
no
a veces
Pide el favor a sus hijos(as), les da las gracias por los favores
realizados y los saluda todos los días.
Busca que sus hijos(as) hagan las cosas por sí mismos, apoyán-
dolos en tareas y compromisos académicos.
Comparte en algunos momentos del día lo que les pasa a usted
y a ellos(as). Sabe escuchar sin criticar o regañar.
Impulsa en sus hijos(as) la práctica de algún deporte para fo-
mentar su salud y cuidado con el cuerpo.
Maneja adecuadamente y con respeto las relaciones de pareja
frente a sus hijos(as), porque comprende que son ejemplo para
ellos.
III. Esenciales de conductores, aseadoras y vigilantes
esenciales
esenciales
esenciales
comunicativos
cognitivos
morales
Cumplir las funciones espe-
Solucionar conflictos soli-
Saber escuchar
cificas
dariamente
Trabajar con valores huma-
Trabajo en equipo
nos
Saludar a todos diariamen-
te con respeto
84
Rosa Agustina Salazar Arias
IV. Modelo estratégico de gestión y formación
Modelo estratégico de gestión y formación
85
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
V. Esenciales de estudiantes por ciclo
86
Rosa Agustina Salazar Arias
VI. Esenciales de docentes
1. Nunca lo he aplicado
2. Solo lo he aplicado cuando alguien o algo me lo recuerda
3. Lo aplico porque me toca, más no porque estoy convencido
4. Lo aplico conscientemente de vez en cuando
5. He aplicado a conciencia los esenciales con los que me comprometí colec-
tivamente
ejes
aspectos esenciales
1
2
3
4
5
trasversales
Saber escuchar para comprender y no
eco-expresando
para juzgar
Crear y revisar sus documentos de tra-
bajo
eco-construyendo
Ser innovador y agente motivador para
fortalecer las habilidades y capacida-
des del estudiante
Aplicar los ejercicios de valores huma-
nos de manera diaria
eco-creciendo
Realizar la reflexión diaria con los es-
tudiantes
VII. Estadísticas institucionales
87
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
88
Rosa Agustina Salazar Arias
89
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
90
Rosa Agustina Salazar Arias
VIII. Entrevistas
• Entrevista Directivo 1 (Dvo1)
Podría usted contarnos cómo fue ese inicio en la vereda de Quiba cuando usted llegó,
cómo era el colegio, cómo fue toda la formación que encontró cuando llegó.
Bueno, eso es de hace poquito, 31 años, el proceso que yo encontré en el Colegio
Quiba era un modelo que se trabajaba con escuela nueva, con el programa escuela
nueva, el cual como usted ya conoce ese programa, es un programa del ministerio
que duró bastantes años, todavía en el centro del país y en Bucaramanga todavía
lo aplican con bachillerato pero era una fortaleza muy buena para trabajar en estos
sectores tan apartados y donde habían estudiantes muy poquitos por cada grado.
Bueno, y ¿cómo era esa comunidad cuando usted llegó, cómo era el contexto en general?
Pues netamente rural, eh, pasados algunos cinco años de estar en el colegio, ya se
viene la parte de invasión, que nosotros hemos denominado, pero que son grandes
cinturones de pobreza que corresponde hoy en día al contexto de lo que es Paraíso,
Bella Flor, Lucero Alto, Lucero Bajo, Lucero Medio, donde estas familias que venían
de otras ciudades o desplazadas o porque querían venir a culturizarse a Bogotá, te-
nían sus hijos y pues querían una educación donde fuera acorde a los pueblos a don-
de ellos habitaban y que mejor lugar que encontrar al Colegio Rural Quiba, con sus
dos sedes Quiba Alta y Quiba Baja, donde nosotros les pudimos dar la oportunidad,
desde que hubiera un cupo de recibir a cada uno de esos estudiantes que traían más o
menos una característica parecida, que son niños del campo, que han venido sufrien-
do un proceso desde la parte rural a la ciudad y de la cuidad nuevamente a la rural,
porque nosotros ofrecemos en el Colegio Rural Quiba Alta, con sus dos sedes, una
metodología acorde al contexto que era netamente rural.
¿Cómo se trabajaban los valores en la institución, cuando usted llegó?
Bueno, los valores en sí como tales no se trabajaban, la gente del campo tiene una
característica muy especial, y es ante todo el respeto, el profesor es el ídolo y de he-
cho los padres formaron a sus hijos en esos espacios de respeto, de honestidad, de
cumplimiento y honradez. A medida que van pasando y como se van creciendo los
grados, en cada uno de los cursos, ya el colegio paso de la metodología escuela nueva
a escuela graduada, en esa metodología de escuela graduada entonces hacemos una
integración de la metodología escuela nueva, y la escuela curricular que hoy deno-
minamos por ciclos donde le hemos colocado un ingrediente que es el trabajo por
valores dado que el número de estudiantes se amplía, las ideologías y los compor-
tamientos vienen afectando al sector rural y especialmente a los niños campesinos
que en este momento, más o menos están por alrededor de un 50% de lo que son
niños rurales netamente, y los otros sub urbanos con sus costumbres y sus arraigos
ya netamente urbanos, que permiten y permean a estos niños, en cuanto a su com-
portamiento, a su vocabulario, a sus acciones, al no cumplimiento de las normas, eee,
91
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
por eso con un equipo fortalecido en el año dos mil tres, dos mil cuatro, dos mil cinco,
decidimos darle un nombre a esta metodología de trabajo por valores, apoyados con
el instituto Sathya Sai como tú conoces, e iniciamos el proceso, ya en aplicarlo, no
como lo traíamos si no en la formación de los cinco valores específicos universales,
verdad, rectitud, paz, amor y no violencia.
¿Cómo fue ese inicio, o sea, fue fácil el acoplarse a esta nueva forma de educar, fue fácil
con los docentes?
Eee, mira todo proceso de cambio produce rechazo, partimos de eso, pero nada es
difícil cuando uno quiere y puede, cuando uno le quiere dar a los niños y a los jóve-
nes de la ciudad, eee, lo mejor de ellos y uno ve que esas metodologías tanto en la
práctica de valores, como el modelo pedagógico y el modelo en matemáticas, y en las
otras áreas, especialmente en el área agrícola o pecuaria, mmm, eee, mejoran a los
estudiantes y los hacen tener resultados y respuestas acordes a que, no porque están
en un estrato rural o estrato uno, puedan impactar igual que un estrato seis, como lo
puedes ver de los estudiantes que han sido egresados y están en universidad o fuera
del país, donde en este momento el proyecto es conocido a nivel internacional, eso
hace y motiva a que los docentes también, eh, saquen de su historia, de su pedagogía,
y de lo que han aprendido aportarles a estos muchachos y a estos jóvenes, porque
ellos han comprendido que quizás es la única oportunidad que estos jóvenes y niños
tienen de estar en los colegios, cuando uno entiende y comprende que puede ser, la
única oportunidad que están ahí, da de sí la parte humana, y esta parte humana se
ve reflejada en los hechos y en el modelo a mantenerse y a darse en la vida real, por
que como usted sabe, los valores se han perdido y nadie los ha encontrado, nosotros
encontramos otra forma de acercarnos a que los jóvenes cambien (risas).
Podría comentarme ¿cómo ha sido como esa transformación desde el momento en que
usted llegó hasta ahora, cuál ha sido como ese impacto en la comunidad y esa transfor-
mación en los estudiantes?
Pues la transformación va paso a paso, como todo, se hace con un debido proceso,
primero usted tiene que estar convencida de lo que quiere y de lo que desea trans-
formar, por eso el modelo del colegio y el lema del colegio es Quiba A-gente de cam-
bio social y productivo, cuando uno tiene un horizonte claro y sabe para dónde va,
no cualquier bus le sirve, si no el mismo bus, y le apuntamos a eso, a ser unos vi-
sionarios, a hacerlo paso por paso, y en esa transformación, cada uno y cada, eee,
integrante del equipo directivo que tenemos en el colegio coloca un grano de arena
para hacer unos talleres y transformar, no solo a los estudiantes, sino a los padres de
familia, porque los padres de familia deben conocer y comprender y apropiarse tanto
del modelo y de lo que hacemos en el colegio para que ellos entiendan la dinámica
y comprendan que es lo que hace el colegio y para qué es que lo hace, cuando eso se
permea y se hacen los talleres tanto a docentes, al equipo directivo, y a los padres de
familia, la comunidad se enamora, se enamora de ese proyecto y se enamora de ese
equipo, se enamora de esa realidad, por eso es que en Quiba, la gente así le toque a
pie, matricula a sus alumnos hoy en día por eso es que los cursos están desbordados
92
Rosa Agustina Salazar Arias
y no tenemos cupos en ningún momento, ustedes ven las estadísticas donde nos re-
flejan que todos los días estamos rechazando estudiantes porque no tenemos donde
ubicarlos.
¿Cuál podría ser…, bueno según su percepción, cuál es la fortaleza de este proyecto o de
este Modelo A-gentes de Cambio, que forma parte del pei y que envuelve como todas las
acciones que se llevan a cabo en el colegio?
Pienso que es el liderazgo visionario, tanto de los docentes como el equipo directivo y
el liderazgo que tienen los padres de familia, en ser unos visionarios de que sus hijos
sean personas de bien, y ser personas de bien quiere decir, que les ofrecemos una
educación de calidad, y para ofrecerle una educación de calidad tenemos que darles
unas condicione mínimas, como son los maestros nombrados, eee, todo el tiempo
fortalecidos, capacitados, eee, darles un refrigerio como el que tiene en este momen-
to el colegio, que todos los cursos tienen su refrigerio, darles unas rutas de transpor-
te por que usted sabe que las distancias y las inclemencias del tiempo y el clima son
fuertes, que estamos en un sector rural alto, más cerca de las estrellas, por un clima
de páramo que nos afecta y también por las canteras y la explotación minera que hay
alrededor, entonces una educación de calidad es donde nos permea y nos transforma,
acercándonos a que los niños y los jóvenes sean mejores cada día, ¿con qué?, con esos
elementos y con el modelo pedagógico que nosotros creemos, consideramos y hemos
creado paso a paso, porque ese no apareció de la noche a la mañana, si no viniendo
y aportando de otras ideas, de otros colegios, de otras entidades, de otras ciudades y
de otros países.
Porque no nos podemos quedar solamente con lo que nos plantea el ministerio,
sino hay que ampliarlo y en esa ampliación está el liderazgo y ser a-gentes de cambio
y colocar una parte del emprendimiento para que estos, eee, muchachos y jóvenes,
igual que la comunidad entiendan y comprendan que Quiba es un lugar que como su
nombre lo dice en chibcha, es un bosque hermoso, donde estamos ubicados.
¿Cuáles serían sus sugerencias para que otros colegios o instituciones o entidades ten-
gan éxito con la aplicación de un modelo de formación en valores como lo tuvo Quiba?
Eee bueno el Colegio Quiba todavía tiene, recuerde que este colegio ha sido certifi-
cado con tres premios, que sumerce ya lo sabe, el primero que fue el Galardón a la
Excelencia en el año 2007, en el 2008 el quinto Premio Iberoamericano a la Gestión,
en el 2009 el premio que nos dio la Secretaría de Educación por articular la juventud
con la educación superior, en el 2010 el premio de parte de Lideres Siglo xxi por
trabajar durante diez años con planeación estratégica, en el 2011 el reconocimiento
que hace la Secretaría de Educación por trabajar con el prae y medio ambiente, en el
2012 se obtuvo dos premios, uno en mayo 12 que fue el reconocimiento que le hizo
por el Consejo de Bogotá, con el premio de Gran Cruz José Acevedo y Gómez, que solo
lo dan a personas, senadores, presidentes por tener más de 25 años sirviéndole a la
juventud y a la ciudad y en septiembre del mismo año 2012 se le hace el reconoci-
miento en efqm en el primer nivel, que es un reconocimiento a procesos de calidad
en cualificación a nivel internacional.
93
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Las sugerencias mías serían, que las personas que quieran tomar el modelo ten-
gan un compromiso institucional, amen y quieran lo que hacen, cuando uno ama y
quiere lo que hace y tiene un compromiso necesariamente tiene una visión de qué
quiere transformar en esta juventud y aportarle al país, cuando usted tiene claro, qué
le aporta al país, sabemos que estamos en una linda ciudad que aplica a la Bogotá
Humana. Muchas gracias.
• Entrevista directivo 2 (Dvo2)
Teniendo en cuenta que el pei del colegio es Quiba A-gente de cambio social y producti-
vo que significa para ti ser a-gente de cambio
El nombre del proyecto de Quiba realmente involucra todo el proyecto educativo, no
es solamente el proyecto de valores humanos sino no es todo el proyecto educativo,
que es inherente a la formación como persona, a la formación como ciudadano, a la
formación como intelectual, o sea, con todas las capacidades que un ser humano tie-
ne potencialmente para desarrollar.
Este proyecto en Quiba empieza a partir de unas necesidades identificadas en la
comunidad y fue la principal necesidad identificada es que los niños no querían ir a
estudiar, no lo veían importante y veían más la necesidad de ganarse la plata para
aportar a su casa en familias de estratos uno en extrema pobreza y miseria algunos y
los niños tenían que ir a trabajar para poder aportar económicamente y en que traba-
jaban la única opción era en unas areneras, en unas canteras, ayudando a colar arena.
Entonces, de ahí es que surge la reflexión ¿para qué educar? ¿Vale la pena venir al
colegio? ¿Para qué? Justamente no para darle ciertos contenidos, un plan de estudios,
sino que va a ser de ese futuro ciudadano, porque vive en una ciudad y debe desa-
rrollarse pues en la misma; y debe desarrollarse siempre en relación con los demás
porque para eso está en una ciudad conviviendo con otros, entonces partiendo de esa
reflexión es que se da como un giro a lo que se hacía en el colegio tradicionalmente,
entonces ya perdió el sentido sencillamente dictar una clase porque eso no iba a cap-
turar la atención del niño, porque el niño en eso estaba leyendo pues que en eso no
tenía sentido para él, entonces se arranca es preguntándose ¿qué tiene sentido para
el niño? Y qué tipo de aprendizaje es el que le puede generar otra expectativa.
A partir de ahí se crean unas nuevas áreas y unas áreas que en primera instan-
cia que llamaran la atención del niño y eran cosas como muy manuales pero de su
interés y se arrancó por enseñarles a hacer pan y entonces todo lo que estaba invo-
lucrado en la hechura del pan paso a hacer herramienta de conocimiento, el trigo, la
harina, el peso, la amasada, la levadura, las burbujas de aire, el tiempo que hornea,
la temperatura, y fue ese realmente el arranque, entonces cuando los niños hicieron
pan ese pan lo hicieron porque los padres de familia se vincularon, donaron el hor-
no, los primeros materiales los profesores aportaron conocimiento, se capacitaron
entonces todo el mundo se vio involucrado en hacer unas acciones que les despertó
pues mucho entusiasmo y se arrancó por ahí.
A raíz de que se arrancó por ahí y que empezaba a tener otro sentido para el niño
pues empezamos a cuestionar todas las áreas y la primera que se cuestiona es con
esas letras que tienen los niños que ni siquiera ellos entienden lo que escriben será
94
Rosa Agustina Salazar Arias
que alguna vez podrán leer algo de su interés, entonces se optó por buscar otras for-
mas que generaran pues más interés para los niños.
Esa forma de enseñar a leer y escribir, la forma como se enseñaba matemática
para los niños era totalmente aburrido poner una plana de sumas y restas y repe-
tir las tablas de multiplicar en coro, entonces buscamos métodos más atractivos in-
herentes a lo que son los niños con sus necesidades intelectuales y emocionales y
relacionales y las metodologías que buscamos que son de altísima calidad produc-
tivamente hablando a nivel de aprendizaje pues despertó mucho interés aunque fue
todo un proceso de cambio, en que radicó como el cambio, en que los profesores
encontraron nuevos argumentos, esa fue toda la raíz para que un profesor quisiera y
pudiera y se arriesgara a hacer unas cosas diferentes a las que venía haciendo, cuan-
do encontró un nuevo argumento, un nuevo argumento que para él era desconocido
pero que le dio mucho sentido primero al verlo con sus hijos porque como son mé-
todos naturales pues los viven todos los niños y los profesores tienen hijos, entonces
al reconocer en los hijos algunas de las conductas inherentes a lo que se hablaba
de las metodologías empezaron a pensar esto puede ser posible y puede tener una
posibilidad.
¿Cómo fue el cambio de paradigma?
Primero fue con capacitación, con buscar otros colegios donde se implementaban
cosas distintas, donde los profesores veían las consecuencias en los niños, las formas
productivas de textos en los niños, la comunicación de los niños, la forma de expre-
sarse, la consecuencia a nivel de la autoestima, de la identidad, de las relaciones con
los otros de la riqueza del vocabulario del manejo conceptual de las palabras y como
fue, sencillamente yendo a mirar a observar, escuchando a otros maestros, viendo
los niños en el salón trabajar y todo eso aunado a unos elementos teóricos, entonces
para mí la clave está en buscar los argumentos, es decir que argumenta la acción de
una maestro, porque entonces el maestros en la realidad en la universidad no recibe
esos elementos teóricos de aprendizaje el recibe es el contenido de una disciplina y
más mal que bien porque sencillamente recibe también el mismo un plan de estu-
dios, él es tomado como un estudiante del sistema tradicional colombiano, entonces
nunca se le enseña a ser maestro.
Respecto a valores humanos
En ese sentido a la par que se identificaron otras metodologías, ¿cierto? de lenguaje
y de matemáticas, pusimos de plano una reflexión fundamental y que era hacer las
cosas bien, entonces nunca fue que se dijo: aquí hay que enseñar este tipo de valores,
sino que se pusieron todas las condiciones y se crearon los escenarios para que la
gente pudiera empezar a dar lo mejor de sí; entonces eso es de lo más sorprenden-
te porque además así funcionan los valores humanos. Son aspectos inherentes a las
personas que si tienen las condiciones para sacarlos a flote surgen de forma natural,
igual a las metodologías que estábamos trabajando, es decir, un profesor que recono-
ce en el niño todo un potencial de aprendizaje, que respeta unas ideas que el niño ha
construido por sí mismo, que reconoce en él una persona que se está formando, no
95
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
una cosa que va a manejar a su antojo, ese profesor por sí solo, sabe que es necesario
el respeto a esa condición del niño; entonces el saber lo lleva a no violentarlo, sen-
cillamente a darle una condición de saber, una condición de persona y por supuesto
una condición de igualdad como personas que ambos son y entonces se ha creado el
escenario para empezar a actuar de otras maneras.
Porque si yo armo un proyecto con los niños y les doy a ellos la palabra, entonces
los niños empiezan ellos a crear porque se les ha dado un lugar de saber, entonces
ellos empiezan a sacar sus ideas, el profesor a tomar esas ideas en conjunto y el niño
está ahí teniendo otras lecturas, que él también sabe, que él puede, que a él le gusta
eso y que las cosas se pueden hacer, entonces empiezan profesor y estudiantes en un
movimiento pedagógico distinto, planean entre ambos, debaten entre ambos, produ-
cen entre ambos y los resultados son entre ambos, entonces esta todo el plano creado
para actuar de otra manera no para dictar la clase de valores.
De la estructura del proyecto de valores humanos en el colegio cómo se manejó eso
como se incluyó dentro del currículo cómo fue todo ese proceso del modelo A-gentes de
Cambio que el colegio maneja ahora
A la par que hicimos la investigación de las metodologías de aprendizaje igualmente
también hicimos la investigación en formas de enseñar valores y conceptos y teorías
como conceptuales, realmente esta teoría que conocimos sobre valores, respondía
como a una corriente espiritual hindú, pero que realmente traída a la práctica era
totalmente pedagógica y era el plano de desarrollo de las personas, porque, que plan-
teaba esta teoría, que es el modelo educare Satya Sai, esta teoría plantea que hay una
unidad de todo, que todos somos parte de lo mismo, que todo lo que se hace a otro,
a alguien o a algo solo se lo hace a uno mismo y uno en la realidad ve las personas,
funcionamos de esa manera, que otra cosa plantea, el modelo es ese, el valor de la
unidad, que ellos llaman la verdad que todos somos parte de lo mismo, que todo está
unido.
¿Es transversal?
Totalmente, tanto así que ocho años después de haber empezado el proyecto tomo
un giro en ese sentido de la concepción de educare y se plantea el contexto, el contex-
to no se plantea el marco de referencia del proyecto de Quiba como eco-educación,
como hacer un proyecto en eco-educación no con el objetivo de conceptualizar la
ecología o ecología humana, no con el sentido de hacer del colegio, de la escuela,
de la comunidad, un ecosistema, es decir, donde cada uno tiene un lugar por el cual
actúa por el cual se reconoce, por el cual reconoce al otro, por el cual se sostiene, se
equilibra cómo funcionan los ecosistemas, entonces tomamos el modelo, debatimos
el modelo del ecosistema para identificar los mismos elementos en las relaciones que
suceden en la comunidad educativa y por supuesto los lugares que cada uno asume
ahí, obviamente que se tomaron modelos de eco-educación que se están implemen-
tando por ejemplo en México y en Chile en universidades, pero ellos lo plantean más
como en el sentido de la sostenibilidad del planeta.
96
Rosa Agustina Salazar Arias
Aquí nosotros, siempre en Quiba, al haber tenido un proyecto tan original siem-
pre tuvo como su propia conceptualización, y entonces decíamos por ejemplo: los
componentes de los ecosistemas como son el flujo de energía, como son la coope-
ración, la colaboración, la sostenibilidad, todos esos elementos estaban dados en el
proyecto, porque en la medida que cada uno tiene su propio lugar en relación con los
demás, están dados muchos elementos para sostener el proyecto educativo, es tan
viable que ya un proyecto de ese estilo no dependería de las personas sino depende-
ría de la estructura que se ha creado y una vez que alguien llega, ocupa un lugar y se
desarrolla siempre en ese lugar en relación con los demás, porque todos son interde-
pendientes, entonces ahí hay toda una estructura de lo que es un sistema de valores
y muy diferente de lo que es dictar clase de valores.
Por supuesto que este modelo educare tiene unas técnicas para ayudar a la gente
a que dé lo mejor de sí a que lo potencie mucho más, entonces esas técnicas están
basadas en la formación de unos hábitos pero hábitos a partir de la concientización
de cada uno, ejemplo: un hábito eee puede ser agradecer el alimento, porque al re-
conocer que yo soy parte del alimento y que el alimento es parte de mi porque es
parte del todo, el niño se acostumbra siempre a entrar en una relación de gratitud,
entonces por decir algo al comerse la fruta, un mango, yo me estoy comiendo el sol,
me estoy comiendo el agua, me estoy comiendo la tierra es decir yo me estoy volvien-
do adentro sol, agua y tierra soy parte de lo mismo, entonces al venir a mi ese mango
sencillamente yo estoy trayendo algo de mi nuevamente lo estoy retornando y eso me
debe siempre hacer sentir gratitud.
Un hábito por ejemplo es poder dar las gracias, otro hábito puede ser eee siem-
pre invocar la buena energía y tener la disposición siempre a hacer lo bueno, así yo
tuviera que hablar algo que no hubiera sido correcto tengo que hablarlo en el mejor
sentido para que eso le aporte a todos. Por ejemplo un niño en un colegio que comete
una falta, le pega a otro niño, ese acto de esos dos niños involucrados debe servir de
aprendizaje para todos, entonces lo lógico es que esa falta se pueda discutir en el
grupo para que todos le ayuden a comprender la necesidad del respeto pero también
para que cada uno pueda comprender, que es el respeto.
Bueno desde el programa de valores de Satya Sai que es el programa que se maneja
en la institución que prácticas cotidianas se manejan dentro de los ciclos dentro de las
aulas, ¿que propone pues el programa, respecto a eso?
El programa propone cinco valores que son amor, paz, verdad, rectitud y no violencia,
pero si uno analiza, ellos consideran que son los cinco valores fundamentales como
decir los colores primarios, la base y porque son inherentes a todos los ser humanos,
entonces el amor como el flujo de energía que mueve a hacer las cosas eee si hay ese
flujo de energía siempre yo voy a hacer la acción correcta porque voy a estar llevado
por esa intuición de lo que es correcto. Alguien que hace algo con amor desde su co-
razón nunca va a hacer daño, es decir no es una intención dañina la que está detrás,
si esa acción no es dañina me permite a mí siempre estar tranquilo y no sentir que
tengo deuda con migo mismo y con los demás; por supuesto esa acción tranquila
que genera, tiene como consecuencia la no violencia porque si yo siento que hago lo
correcto, la acción no es violenta no es con una intención de daño a alguien o a algo,
97
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
finalmente todo el contexto que mueve estos cuatro valores es el valor de la verdad
es decir de que todos estamos unidos por lo mismo hechos de lo mismo conectados
por lo mismo y para lo mismo.
Yo recuerdo a Carl Hagan el investigador del universo que generalmente empe-
zaba sus charlas dando las gracias al árbol, a los animales y abrazaba el árbol y decía
mi primo el árbol, este es mi primo y por supuesto estamos conectados con todo, eso
es capaz de comprenderlo un niño en un escenario que le creemos para eso, pues él
va a ser un excelente ser humano porque comprende tan fácil la relación con las cosas
y con los otros y si lo comprende a través del proyecto educativo pues el maestro va a
ser un profesional de la educación realmente se va a desarrollar como maestro.
Una cosa importantísima que se deja de lado es que aquí se está preservando
con un tipo de educación, de eco-educación en la salud mental de toda la comuni-
dad educativa porque todos están interrelacionados, creativamente productivos, con
una comunicación muy asertiva, cierto, entre las personas es decir con un medio de
expresión que es válido para el otro que es realmente lo que podríamos decir es un
interlocutor válido y pues eso es lo que hace lo que genera mejor salud mental en las
personas, esas posibilidades.
¿Qué puntos específicos verías tú como claves para caracterizar todo el programa de
valores que se lleva en la institución en Quiba con respecto a otros colegios a otras ins-
tituciones que tú hayas conocido?
Bueno yo he conocido hartas porque ya llevo casi 36 años en el ejercicio de la orienta-
ción escolar y la diferencia es gigantesca, pensar un proyecto educativo entre todos;
primero se hace el ejercicio de todos reconocerse como sujetos políticos y un sujeto
político, cierto, es el que tiene la posibilidad de creación, de debate, de argumento,
de opinión, de producción y de creación, entonces ahí todos son sujetos políticos que
nos hace eso igual trasciende a muchas esferas de la vida, de las personas, de la ciu-
dad, de la comunidad, porque siempre se estará pensando como desde esos lugares,
es decir con un proyecto pensado con una columna vertebral que es eco-educación.
La gente se forma comunitariamente siempre pensando en la interrelación con
los demás, con el todo también, es decir, que ahí se ayuda a crecer a la gente en el
sentido de que se aleja el ego porque realmente la comunidad colombiana o nuestra
cultura es todavía inmadura porque nosotros somos muy pegados del ego y de favo-
recernos en todo primero, fíjate que alguna vez escuche a un funcionario público, que
no es de mis afectos pero es válido lo que dijo: cuándo un funcionario público sube a
un cargo público él lo primero que busca es favorecerse a sí mismo, es decir, ¿cómo
saco provecho al estado para mi favorecimiento personal?, dice, y como él ocupa un
cargo público si él está de primeras entonces lo público es secundario y siempre lo
público queda de segundo lugar o en tercer lugar o en cuarto lugar porque el otro ha
buscado es un favorecimiento y de eso está llena aquí la sociedad y lo vemos en todos
los procesos judiciales.
Justamente porque también fuimos así en parte educados, igual las familias tam-
bién fueron educadas, todos pasamos por la institucionalidad de la escuela porque
esa institucionalidad tiene un objetivo justamente es empezar a romper el ego para
pasar al nosotros y eso es lo que promueve valores humanos del programa educare,
98
Rosa Agustina Salazar Arias
pasar del yo al nosotros que es en esta cultura muy complejo y en otras culturas están
hechas para eso, claro yo recuerdo lo que leí en algún texto de Confucio que él decía
“todo individuo en la comunidad debe ser educado para ser un gobernante porque
todos cada individuo tiene totalmente en si la posibilidad de ser un gobernante” en-
tonces si se le educa para ser un gobernante es para que justamente piense en los
demás y rompa él, es decir, para que pase del yo al nosotros y aquí no educamos para
eso, inclusive la competencia con las notas, el mejor, el primer puesto, el que se gana
la beca, el mejor maestro, el que se premie al primer maestro, es decir, siempre favo-
reciendo, la cultura de fortalecer lo mío, lo más primario, lo más primitivo, los más
avanzado en el ser humano...
Retomemos, estaba comentando que justamente dice Kohlberg en todo el pro-
ceso del desarrollo moral de la humanidad que muy poquitos individuos llegan a las
esferas más altas que se esperaría de lo que es la condición humana que es despren-
derse total de ego para pasar siempre a ser parte del nosotros y que muy pocas per-
sonas, ejemplo Gandhi, logran llegar a esos niveles y cuanto también tiene que ver la
educación, la estructura familiar, entonces si se tiene esa columna vertebral en una
conceptualización de lo que es la formación humana que implica la formación valo-
rativa, la ética y la moral porque están inherentes ahí es tan sencillo en el fondo como
crear unas condiciones para que cada quien saque lo mejor de sí que tiene porque los
cinco valores amor paz verdad rectitud y no violencia están inherentes están en cada
uno y sencillamente hay que poder desatarlos.
Así como se crea un dispositivo en escritura natural, la metodología, para que el
niño desate su propia escritura, la que él ha construido, la que el trae por sí mismo;
le creamos un dispositivo para que él descubra el sistema de la lengua y para que él
se dé cuenta un día, ha es que esto yo ya lo sabía hacer, yo le he respetado, creado la
condición, él se constituye como un productor de texto, escribe su propia historia a
través de sus escritos, esa escritura lo enaltece le hace comprender, elaborar, asimilar
sus propios conflictos internos eso es parte sustancial de toda la estructura valora-
tiva del proyecto educativo entonces no necesitaríamos un artificio tan gigante para
decir vamos a dar clase de valores humanos esto es lo que significa la solidaridad no
hay que crear el dispositivo para que el niño mismo deduzca que es la solidaridad y
como yo puedo ser parte porque está en mi la solidaridad entonces termina la gente
misma creando un montón de acciones que nadie se las va a decir ni las va a encon-
trar en un libro sino a desatar por sí mismo.
El hecho de hacer un proyecto de aula como me comentaron, un profesor de Qui-
ba que no se si lo terminó, sobre el cultivo de la zanahoria con el curso segundo de
primaria, entrar en contacto con la tierra, respetar el trabajo de la tierra, conocer
y reconocer lo que hace la tierra, como se constituye la raíz, que nutrientes toma,
porque el agua es tan importante, el niño termina diciendo: ¡yo no la puedo desper-
diciar, ni ir a contaminar, ni a malgastar! y está viendo todas las áreas alrededor del
cultivo de la zanahoria pero en el fondo él está comprendiendo otras cosas, porque el
mismo ha sembrado la semilla, el mismo se ha dado cuenta de que trabajo es el que
hace la tierra y que tiene que ver de pronto con él también, si la tierra, si la zanahoria
absorbe calcio o magnesio o fosforo de la tierra más agua, más sol y esa luz en que se
convierte, él también dice pero yo también recibo sol y yo también tengo en la sangre
calcio, hierro y no sé qué, se reconoce como parte de lo mismo y ahí empieza él solito
99
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
a dar lo que tiene para dar lo mejor de sí, entonces el no pisará el cultivo, el regara
el cultivo porque sabe que necesita agua la planta, el habrá aprendido un montón de
procesos químicos biológicos también sin que necesite un profesor de química ahí un
especialista para que le diga la fórmula de agua es H2O.
En el fondo es una idea absolutamente sencilla es como sembrar una semilla po-
nerle todos los ingredientes para el desarrollo de la semilla y empezar a brotar las
ramas y ramas un día tener ese árbol frondoso de él recibir su sombra, los frutos, su
fuerza, su energía. Fíjese, ahí están todos los elementos entonces el hecho de que yo
haga unos mismos ejercicios u otros profesores hagan otros ejercicios no interesa
porque son procesos creativos que ya desarrolla la gente por haber comprendido
algunos elementos esenciales.
¿De todas formas para fortalecer todo este proceso del que tú me estás hablando se
necesitó de alguna manera alguna capacitación para los docentes?
Por supuesto, estaba diciendo antes que así como investigamos las metodologías de
las áreas también investigamos como era el método educare y quien aquí en Bogotá
podría darnos pues referentes al respecto y encontramos el Instituto Satya Sai aquí
en Bogotá, realmente no es que este conformado por especialistas porque ahí no se
necesita ser un especialista son profesionales de todas las áreas que han vivido más
que estudiado, vivido la experiencia del amor, la paz, la verdad, la rectitud y la no vio-
lencia y ellos nos compartieron sus conocimientos, sus vivencias, sus experiencias,
toda su disposición y también algunos elementos conceptuales y también algunas
investigaciones científicas.
Se han hecho alrededor de esto muchos experimentos, uno de ellos comparar dos
tipos de plantas, la misma planta sembrada de diferentes maneras pero la misma se-
milla y una cuidada a partir de todos esos valores humanos y otra descuidada de esos
valores humanos; eran plantas de flores entonces a una de las plantas se le regaba
pero mientras los niños la regaban le decían cosas: ¡como estás de bella! ¡al ver tus
flores me alegras hartísimo! ¡siempre que llego al salón pienso en los colores de tus
flores me dan ganas de pintarte! o sea y cuidándola quitándole las hojitas muertas
ablandándole la tierra o sea con un esmero y una dedicación muy amorosa, muy dis-
puesta y las dos clases de plantas los resultados en las flores y en el verde en las hojas
en la calidad de las hojas es muy diferente, muy vivos los colores de la planta que fue
cuidada con mucho esmero, la otra planta también era regada pero sin hablarle, sin
decirle sino tomada como una cosa sencillamente entonces si eso le permitimos a un
niño, el niño va a hacer sus propias deducciones, comprensiones y conceptualizacio-
nes así nunca las exprese pero esos conceptos se quedan y se transforman en accio-
nes en él, por eso la rectitud es la acción correcta todo lo que yo hago bajo el flujo
de energía de esa corriente universal que hay amorosa, se traduce eso en una acción
correcta entonces el niño que hace eso con la planta después lo hace con el perro,
con la gallina, con el cuaderno, con la mamá es decir el lleva una esencia ahí por eso
yo repito en el fondo es muy sencilla la idea totalmente sencilla es una semilla que se
siembra y que se le crean las condiciones para que pueda desarrollarse con todo lo
que la semilla tiene para dar.
100
Rosa Agustina Salazar Arias
Cuando llegaste a Quiba como en el 2003 y durante el tiempo que estuviste allí ¿qué tipo
de conflictos o situaciones conflictivas viste y cómo se pudieron mejorar a partir de esas
prácticas de valores humanos?
Yo llego en el 2003 y el día en que llegué al colegio vi como saludaban los profesores
a los niños, me quede mirando desde el bus como los niños corrían detrás de los pro-
fesores y todos se les pegaban a las piernas, a los abrazos, entonces inmediatamente
yo pensé: ¡aquí hay un terreno abonadisimo! finalmente estaba en el campo y tal
vez estaba viendo los sembrados de papa tan verdes y esos sembrados me hicieron
pensar aquí hay un terreno abonado para hacer un montón de cosas y empezamos
proponiendo la idea, la idea que ya venía, ya la habían hecho los profesores antes de
que yo llegara, la reflexión sobre los niños que no querían volver a estudiar.
Realmente cuando yo llego estaba esa idea desarrollándose y entonces a eso es
que se une la propuesta de meterle otros ingredientes al pan, para que se hiciera más
apetitoso, precisamente entonces los profesores que aceptan en primera instancia,
aceptan llenos de temor porque es lógico, ir a meterse en un cuarto oscuro sin saber
que hay detrás, siempre los seres humanos ante lo desconocido generamos un temor
porque el temor es el fantasma que hay y el fantasma no es más que sus propios te-
mores infantiles entonces los profesores se arriesgan sin saber en qué se iban a me-
ter en la realidad; porque ellos de primerazo no comprendían la esencia, por ejemplo,
de la metodología de escritura sencillamente arrancan a hacerle a hacerle el trabajo
permitiéndoles a los niños que escribieran como a los niños les parecía ese fue todo
el gran arranque, decir yo no les voy a enseñar vocales ni letras sencillamente ¡les
voy a permitir!
Cuando el profesor dice: ¡le voy a permitir al niño! él ya ahí, dio un vuelco por-
que antes no se lo permitía antes tenía que hacer lo que él dijera entonces empezó
respetando al niño empezó cediendo un terreno de él a favor del otro o sea que por
ahí abrió una fisura en él por donde podía entrar otra posibilidad y claro, fueron seis
meses iniciales de tragedia porque los niños escribían sencillamente hileras de gra-
fías de diferentes formas unidas desunidas sin forma y el profesor decía: pero ¿esto
qué es? claro, se enfrentó y se permitió y esos pioneros son fundamentales en todo
proceso, se permitió primero vivir el miedo, afrontar el miedo, meterse en el cuarto
oscuro sin saber que había ahí y generar la esperanza de que para algún lado iba, sin
saber para cual hasta que seis meses después de iniciado algún niño escribe algo que
se le podía entender; entonces eso fue como el ¡tierra! de Colón ¡tierra, tierra! ¡llega-
mos a algún lugar! pero el arranque fue, haberse permitido y tal vez mi gran trabajo
fue haber ayudado a que esos profesores soportaran el miedo.
Con el programa de valores, el reflexionar realmente lo que se estaba haciendo
con los niños, mira a donde los llevaba a que se quisieran ir del colegio y no quisieran
volver porque no le veían sentido más allá de todo el día cargando arena pa que les
paguen dos mil pesos, más sentido cuando el niño vea el billete en la mano y decía
¡esto si sirve en cambio ir a la escuela, sentarse allá, eso tan aburrido no sirve!; en-
tonces el profesor se abrió a la esperanza de que, bueno algo que permitiera salir y
romper, romper esa rutina mortífera como dice Freud: “la rutina es la pulsión de
muerte adentro navegando infinitamente que coarta toda posibilidad de producción,
de creación”.
101
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Cuando el profesor siente tal vez una esperanza, como una luz y resulta que esa
luz, lo que abrió fue un campo de alegría gigantesco porque entonces el colegio se
volvió risa, se volvió chiste, se volvió muy apetecido, muchas ganas de ir al colegio de
crear muchas actividades, los niños hicieron como si estuvieran de paseo a toda hora
preparando el paseo, hicimos salidas pedagógicas o sea ni se puede nombrar la can-
tidad de acciones que eso desató y que tal vez de alguna manera se sigan desatando,
porque fue a raíz de ahí que empezó un movimiento, un movimiento permanente,
permanente sin ser estático, sino siempre cambiante y no esperando un resultado
sino sencillamente una cosa lleva a otra y esa a otra y esa a otra y en todo ese ir y
venir de esas otras cosas, cierto, ahí es donde se encuentran los sentidos, además
porque los proyectos de aula son muy inciertos, no es que tenemos un resultado es-
pecifico, una meta allá de que los niños, no el proyecto, va dando, va dando unas
medidas, unos aprendizajes, unos entusiasmos, unas ganas, unas metas también que
se alcanzan o no se alcanzan, pero es realmente el proyecto, el camino y entonces ese
camino es el camino humano, entonces la vida no es llegar a, sino la vida es el camino.
Realmente los conflictos no han sido grandísimos ni han sido insalvables, eee
algunos profesores entraron en choque al comienzo, con no creer lo que se estaba
haciendo, unos se arriesgaron, otros lo hacían pues como porque tocaba y algunos re-
chazaron, esos profesores que rechazaron de plano finalmente pidieron traslado que
yo recuerde como dos profesores pidieron traslado y se fueron y los otros cual fue la
solución, pues los unos empezaron a ver lo que hacían los otros y los resultados en
los niños y el entusiasmo que generaban y empezaron a armar sus propios proyectos.
Una de las profesoras más críticas, termino haciendo unas clases maravillosas,
recuerdo por ejemplo, era profesora de filosofía en bachillerato y me invitó a ver
una clase y resulta que yo entro y era un escenario de teatro los niños disfrazados de
los griegos de filósofos griegos, ella les daba una idea y cada uno desde el lugar que
estaba representando tenía que defender la idea y debatir con el público que había
de espectador, entonces clases muy productivas muy ricas absolutamente creativas
y era una de las críticas más acérrimas porque fíjese que funciona, ahí que cada uno
descubre por sí mismo, que otro no necesita decirle hágalo aquí así, sencillamente
que otro con su actitud le dice usted sabe hacerlo sencillamente eso, respetarlo.
Los conflictos que se produjeron fueron a ese nivel y cada uno termino dando
realmente lo mejor de sí, porque profesores muy entusiasmados, muy responsables,
muy creativos eee y los niños también muchos sorprendentes, yo recuerdo una niña
de la vereda, como los niños escriben libros producto de la escritura que han desata-
do por sí mismos, entonces yo le preguntaba tu porque escribiste este libro que fue
lo que te llevo escribir ese libro, ella estaba en quinto de primaria en ese momento
y me dijo: ¡yo escribí para que los adultos sepan que los niños no decimos mentiras!
y era todo un cuento, entonces la niña si tenía claro que un escritor, cierto, escribe
algo de sí mismo pero que tiene que ver con la condición humana y que el lector, que
lee su propio texto va a identificar sus propios problemas en esa condición humana,
entonces completamente escritores con una sabiduría, ahí habíamos varios maestros
cuando la niña dio la respuesta y pues uno sencillamente, respetar y comprender y
era una niña campesina probablemente su lucha interna era, porque su palabra no
era un interlocutor válido para otros, no, entonces el proyecto educativo hace de to-
dos una vida, una vida respetada responsable compartida, alegre yo pienso que con
102
Rosa Agustina Salazar Arias
un proyecto de ese estilo, los maestros están preservando la salud mental que tanto
afecta hoy a los maestros.
Conocí una estadística que el 30% de los maestros en Bogotá, el 30% de la consul-
ta que está llegando a médicos asociados, es por cuadro mixto ansioso, pero pues en
la mayoría de lo que yo conozco de los colegios, es un poco estéril el trabajo pedagó-
gico, entonces cuando alguien, sin que se esté nombrando, siente que no va a ningún
lado, él mismo es el primer afectado, aunque el crea que la puede estar pasando de lo
lindo solo yendo a dictar clase y queriéndose salir temprano y evadiéndose de cual-
quier responsabilidad laboral, realmente se está afectando enormemente porque no
está produciendo, creando y sintiéndose útil.
Una de las cosas que me parece interesante del programa de valores es que no se mete
con ninguna religión, o sea respeta cada una de las creencias que tienen tanto los niños
como los docentes.
Porque al partir de esa visión espiritual, realmente es una visión intelectual, es una
visión pedagógica, es una visión universal, por ejemplo, uno de los ejercicios que se
hace en los salones de clase es poder hacer silencio durante algunos instantes, por-
que con ese silencio que se logra, que el niño entre en contacto consigo mismo, con su
mundo interior, y que desde ese silencio descubra, los grandes sabios realmente es a
través del silencio que descubren y entonces los ambientes de los colegios son llenos
de ruido a veces enfermizo para todos y no hay como controlarlo y la consecuencia
es el mal ambiente escolar etcétera, es permitirle al niño que este unos instantes en
silencio con usted mismo.
Otra de las prácticas también es hacer ejercicios de respiración porque el aire
tiene una importancia grandísima, el saber respirar en la vida de las personas, sé
de algunas prácticas, por ejemplo en india curan enfermedades a base de aprender
a respirar o sea toman como base la respiración para sanar ciertas enfermedades,
además que el aire es esencial y esos ejercicios de respiración con los niños también
son bien importantes.
Otro tipo de práctica por ejemplo es trabajar el cuento porque los cuentos siem-
pre traen un mensaje asociado y como en los niños el mundo de la fantasía esta tan
a flor de piel entonces es una herramienta súper importante porque hay una técnica
para trabajar el cuento, precisamente no es solamente cuente un cuento hay que sa-
ber escoger el cuento y trabajar sobre la reflexión que trae el cuento, entonces esos
cuentos se pueden llevar por ejemplo a que no solo sean leídos sino que sean ima-
ginarios y se hagan como viajes imaginarios con los niños, también antes de iniciar
una clase para llevarlos a que ellos puedan experimentar sensaciones, si yo le digo al
niño después de haber hecho silencio, ejercicios de respiración, ahora vamos a cerrar
los ojos, cierto, y a imaginar que estamos en la rivera de una quebrada de agua trans-
parente, con peces en el fondo de colores, está haciendo un sol delicioso, metemos
los pies en el agua, el niño va a vivir la experiencia y probablemente de ahí habrá un
montón de consecuencias de aprendizaje en su vida.
Alguna vez en alguna salida, en una salida que hicimos con los niños, que pasamos
por el río Tunjuelito que es tan contaminado, íbamos de paso para alguna salida, los
niños se quedaban mirando en silencio el río, el río contaminado, cuanto estarían
103
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
pensando y cuantos estarían pensando que esa contaminación no era del río sino
de los humanos, tal vez esa suciedad que no han podido de alguna manera limpiar, y
miraban con mucha tristeza el agua, entonces permitirle al niño con unas acciones
tan simples y tan sencillas eee comprender unos grandes conceptos y esos grandes
conceptos están encadenados a unas acciones, entonces fíjense que ahí siempre está
la cadena presente amor, paz, verdad, rectitud y no violencia.
Ahora las personas de Instituto de Valores Satya Sai tienen pues toda la concep-
tualización también, ellos ofrecen los talleres a las personas de manera gratuita, in-
clusive se llevan a los colegios, allá hacíamos en Quiba talleres hechos por las perso-
nas del instituto con los mismos niños y nosotros terminamos creando un montón
de estrategias. Recuerdo otra en este momento que llamábamos “jornada por la vida”
entonces jornada por la vida, que era hacer vivir al niño en una mañana, en la jornada
pedagógica, toda una serie de reflexiones de manera muy divertida.
¿En qué consistía? cada quince minutos pasaban por una estación, todos al tiem-
po organizados los cursos, para que no se cruzaran en los salones, entonces mientras
en una estación él podía observar un video de tres minutos, en la otra habría otra
situación una dramatización, en la otra habría la lectura de un cuento, en la otra esta-
ción habría un juego con unas normas y en la última estación habría algo que le per-
mitiría concluir y entonces en esa era para poder hablar que podía haber concluido y
alguna vez un niño me dijo, porque yo estaba en esa estación, eee ¡el que no perdona
no avanza!, entonces en niños tan pequeños con reflexiones tan grandes todo a base
de haberle creado pues como para todos, unos escenarios de vida, de una vida diaria
de aprendizajes pero una vida que sea cruzada por la alegría, el entusiasmo, la crea-
ción y, ¿qué está detrás de eso?, un modelo pedagógico, un modelo pedagógico que
parta de las metodologías naturales en que el niño pueda descubrir los aprendizajes,
que pueda vivir las experiencias que aparte de eso el docente también teorice, tam-
bién se forma un profe, ahí es donde se hace profesional, no es yéndose a dictar clase
ahí no hay un profesional de la educación, en la realidad, si uno ve películas como la
lengua de las mariposas, como los coristas, como ni uno menos, entonces el maestro
es un profesional haciéndose con sus estudiantes en la práctica, ahí es donde desata
esa vocación que tiene eso que lo llevó a hacer un maestro.
¿En pocas palabras qué nos puedes decir de ese paso que tuviste por Quiba, que signifi-
cado personal tuvo y pues en que te enriqueció todo ese proceso?
El mío fue el mismo de un estudiante, de esos de primero que van hoy en once o que
van en décimo, exactamente fue mi tránsito el mismo que vive un estudiante, senci-
llamente vivir la experiencia, crear, producir, aportar, escribir, mmm yo tuve una fun-
ción de liderazgo pedagógico pero también de sistematización de la experiencia de ir
escribiendo lo que nos iba pasando y esos pequeños escritos llevarlos a los equipos, a
las jornadas pedagógicas, enriquecerlo con el aporte de los profesores porque obvia-
mente los profesores si tenemos dificultad para escribir eee lo hemos visto por ejem-
plo con Fabio Jurado en el Instituto de Investigación en Pedagogía en Educación en
la Universidad Nacional, él dice los maestros tenemos dificultad pero esa dificultad
está más basada en que no hay como un apoyo para coordinar las ideas, poder argu-
mentarlas y plasmarlas en un escrito, dice él y para eso estamos de apoyo el instituto
104
Rosa Agustina Salazar Arias
entonces uno puede apoyar la escritura de maestros y él de hecho lo está haciendo,
entonces fíjese que estamos tan aislados unos de otros, unos sabiendo hacer unas
cosas, otros sabiendo hacer otras, unidos los dos ¿cuánto se hace?, pero cada uno allá
como una isla, es decir, y así funcionamos en muchos aspectos.
Justamente ecoeducación es totalmente lo opuesto a eso, por ejemplo allá en
Quiba se hacían experimentos con los niños, eee los profesores de bachillerato le
colaboraban a los de primaria en los laboratorios, les ponían a los niños, pequeños
experimentos porque los niños así lo querían, ¿por qué huele tan a feo el agua del
cilantro cuando se deja en agua hartos días?, entonces si el niño tiene esa pregunta
pues cual es nuestro campo y nuestro escenario de aprendizaje, llevémoslo a que él
descubra, entonces el profesor de primaria iba le pedía la colaboración al de bachille-
rato para armar los laboratorios y montar todo el escenario de los microscopios y los
niños poder observar y mirar y ellos deducir y concluir, y después de ahí generarse la
conducta de lavarse muy bien las manos, por decir algo, pero porque el niño es el que
descubre, hay cosas que yo no puedo ver pero están ahí.
Pues mi aprendizaje fue el mismo, un montón de cosas que aprendí, realmente
yo ni siquiera llevé… unas mínimas ideas y esas ideas lo que hicieron fue, desatarse
para yo misma aprender un poconón de consecuencias que venían a partir de esas
ideas, pero vivirlas, era viviendo la experiencia, el trabajo era pesado pero en ningún
momento se hacía extenuante, incapacitante como si puede generar un cansancio
extremo un trabajo rutinario y tradicional, tanto así que hay maestros que no quisie-
ran volver al colegio, que es muy pesado, muy pesado emocionalmente de aceptar de
asumir, allí en Quiba era todo lo contrario mañana tenemos tal cosa, ha pero invente
y era invente, invente, invente, cree, cree, cree más, de tal manera que ese entusiasmo
logró contagiar a muchas instituciones educativas que han pasado por allá a querer
mirar y a desatar también acciones, y han venido de muchas partes del país inclusive
del exterior también a poder mirar y son los niños los que cuentan la experiencia.
Yo recuerdo tal vez para finalizar, porque son realmente un sinnúmero de anécdo-
tas pero de anécdotas que nos han dejado grandes aprendizajes; cuando Quiba ganó
el galardón a la excelencia en el 2007, pues nombraban un jurado un poco estricto
para ir a mirar realmente el desarrollo de los procesos y llegó una de las evaluadoras
a un salón, estábamos ahí varios profesores y dijeron: ¡los profesores no entran voy
a entrar yo! dijo la evaluadora, yo voy a entrar a hablar con los estudiantes, era un
curso tercero de primaria y entonces los niños construían lo que llamábamos matriz
de evaluación, la matriz de evaluación era un cuadro donde estaban las valoraciones
y los niños eran los que entre todos se ponían de acuerdo, que significaba esa valo-
ración, ejemplo, cuando alguien saca excelente, entonces los niños, si era la clase de
español decían: ¡pues cuando por lo menos tienen tres ideas claras sobre el tema y
las pueden explicar!.
La señora evaluadora vio esa matriz que estaba escrita, porque eso era público
cada matriz, en cada salón para que los niños la tuvieran a la vista y siempre supieran
a qué atenerse, qué clase de acción era la que iba a hacer si la iba a hacer excelente,
regular, malo, insuficiente, entonces la señora leyó, dijo: aquí dice que saca excelente
quien tiene tres ideas por lo menos claras del el tema, entonces le pregunto a una
niña para ti que es una idea clara y la niña le dijo: ¡yo no sé qué es una idea clara pero
si se cómo es que funciona una idea clara!, y dijo a ver dime cómo funciona, dijo: ¡por
105
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
ejemplo esta mañana hicimos un viaje imaginario y yo le dije a la profesora si escri-
bimos toda la idea que hay del viaje imaginario, tal vez entendamos mejor el viaje!,
entonces la niña le dijo: ¡para mí esa es una idea clara! y la evaluadora le dijo: ¡para
mí también! (risas).
Son montones de anécdotas para contar en estos ocho años y medio que yo dure
en el proyecto de Quiba, y que hoy extraño enormemente porque en el lugar donde
estoy trabajando no hay un movimiento pedagógico y lo que hay en Quiba es un mo-
vimiento pedagógico, una comunidad académica eee siempre dispuesta a hacer lo
mejor y a hacer sentir a todos, a dar cada uno lo mejor de sí, ese realmente es el pro-
yecto; yo le decía a alguien de la Universidad de los Andes que nos entrevistó sobre el
proyecto, yo le decía: que realmente si para algo había servido ese proyecto era para
despertar la alegría porque sencillamente todos hacíamos lo que hacíamos con ale-
gría fuera grande, chiquito, regular, bien, mal, todo lo hacíamos con alegría entonces
allá aprendimos lo que era trabajar con alegría.
Algo muy importante para resaltar con este nombre del proyecto de Quiba A-gen-
te de cambio social y productivo, es que con el desarrollo y la experiencia del proyec-
to, que realmente implica un aprendizaje muy experiencial, las personas terminan
transformándose y al transformarse transforman a otras y ahí está una gran conse-
cuencia de haber puesto a funcionar una idea como proyecto educativo, la transfor-
mación y la auto transformación no solamente de sí mismo sino también de los otros,
de su relación con el entorno.
Sobre el seguimiento que se hace con respecto a esa formación en valores ¿cómo hacen
ese seguimiento?
Realmente el seguimiento, no es un seguimiento como llamamos cuando las califica-
ciones son para calificar, para discriminar, para competir, no es un seguimiento de ese
estilo, inclusive no tiene una valoración cuantitativa, sino que la gente va notando y
se va notando los cambios en los demás y se va relacionando a partir de esos cambios
de otras maneras, profesores por ejemplo que eran poco cálidos se vuelven cada vez
más cálidos y necesitan de la calidez de los niños, de los compañeros o sea no es un
seguimiento comparativo, punitivo, sino es sencillamente vivir la experiencia y ese
es el seguimiento, yo lo noto por ejemplo al salir de Quiba, lo que yo aprendí allí una
vez que estoy distante ahí, es donde me doy cuenta, mientras estaba allí es vivir la
experiencia una vez que vengo de allá traigo todo ese aprendizaje para los otros tra-
bajos que hago, pero también extraño esa forma de vivir y de compartir y esa forma
tan alegre de trabajar.
Luz Marina de verdad muchas gracias por esta entrevista tan enriquecedora, quisiera
seguir aquí mucho tiempo escuchándote porque realmente es maravilloso y de verdad
te doy muchísimas gracias por haberme permitido este espacio.
106
Rosa Agustina Salazar Arias
• Entrevista docente 1 (D1)
Podría usted contarme ¿cómo fueron esos inicios, como fue cuando usted llego a la vere-
da de Quiba?, ¿cómo era ese contexto y la situación educativa de esa comunidad cuando
usted llego al colegio?
Bueno primero que todo yo llegue hace diecinueve años, en esa época solamente
existía primaria en la sede B, de los pequeños y en la sede A, había escuela nueva. En
la sede A, más o menos unos sesenta estudiantes se trabajaba de forma integral y en
la sede B, si estaba por grados desde preescolar hasta grado quinto. A nivel de comu-
nidad, pues habían unos estudiantes tanto de la vereda como de los barrios aledaños
y los cursos no eran muy grandes, más o menos unos 25, 30 estudiantes por salón.
¿Había alguna formación, algún tipo de formación en valores en el colegio y en la co-
munidad?
Nosotros cuando llegamos al colegio, siempre nos inquietó el tema de la formación
en valores. Inicialmente yo llegué en el año noventa y cuatro, y yo pienso que cuando
se generó todo el bum del pei, porque en esa época no había pei, cada uno trabajaba
la educación tradicional o lo que tuviera a bien trabajar como colegio, pero una vez se
generó la noción del Proyecto Educativo Institucional, se empezaron a hablar de los
valores humanos como tal, aparte para de las metodología para la lectura, escritura y
las matemáticas, se hablaba de la formación en valores.
Me acuerdo que en esa época nosotros tomábamos la solidaridad, el respeto, la
equidad, principalmente eran esos y se trabajaba comúnmente por meses, entonces
era el mes de la equidad, el mes de la solidaridad, el mes de, del respeto hacia el otro
y se trabajaban por meses, pero era como actividades entonces se hacían izadas de
bandera con ese valor especifico, entonces no había una estructura general ni un
proyecto de aulas como tal no, no se existían, se trataba el tema, porque los valores
siempre han sido como importantes para el colegio pero de una manera muy, muy
improvisada pienso yo.
En esa época, estamos hablando ya de más de casi veinte años, las izadas de ban-
dera, el periódico mural, se trabajaban los valores como tal y al estudiante se le ha-
cían como pequeñas charlas en el salón sobre el valor que se estaba trabajando en
ese mes: la equidad, la solidaridad, el respeto, me acuerdo sobretodo de esos, pienso
que eran cada mes tenía un valor pero realmente no me acuerdo cuales eran especí-
ficamente.
¿Qué tipo de conflictos, ese tiempo existían en el colegio?
Habían unos específicamente y eran que en esa época existían estudiantes extra
edad, habían muchachos de doce años, once años en primero de primaria con estu-
diantes de cinco y seis años, y fue a partir de ese momento donde se crearon varias
inquietudes al respecto y se intentó que como eran muchachos de la vereda, el mu-
chacho de la vereda tenía oportunidad de repetir cuantas veces fuese necesario el
curso que perdía, porque comúnmente en esa época no los mandaban, en la época de
107
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
cultivos y faltaban prácticamente un mes completo y cuando el estudiante volvía al
colegio, pues obviamente volvía perdido de lo que se había visto y se generaba una
gran, repitencia y una altísima extra edad.
Eso generaba que las inquietudes de los muchachos de 12 años fueran muy dife-
rentes a las inquietudes de un muchacho de seis añitos y estaban en el mismo curso,
desencadenando cierto tipo de morbosidad de que ponían los grandes a hacer cosas
a los más pequeñitos, y les decían: “ha entonces, porque ustedes no se besan, leván-
tele la falda a la niña tal, eso generó mucha, mucha contradicción en lo que querían
los grandes y lo que querían los pequeños en el mismo salón”.
Realmente fue un poco complicado por ejemplo también se manejaba mucho la
grosería, la grosería como tal. Eran supremamente groseros, habían muchachos has-
ta más altos que uno, muchachos de 15, 16, 17 años en primaria, en cuarto, quinto
de primaria, entonces generaba una situación complicada porque nosotros supues-
tamente estábamos trabajando con niños de primaria pero parecía que estuviéra-
mos trabajando con bachillerato, era muy, muy complicado para uno como docente
e intentamos que el cadel y en Secretaría de Educación como que nos ayudara un
poco con los muchachos, sobre todo aquellos muchachos que no eran de la vereda,
porque los que eran de la vereda pues necesariamente el colegio fue pensado para
ellos, entonces en esa época nos tocaba aguantar pacientemente lo que pasaba y lo
que hacíamos era citar al padre constantemente para que estuviera con el alumno en
clase y los padres algunas veces colaboraban, otras la verdad los veíamos al inicio del
año y al finalizar el año, el resto no se aparecían para nada, así fueran de la misma
vereda, entonces eso generaba también ciertos conflictos entre padres y nosotros los
docentes.
Cuando yo llegué en esa época, llegamos varios profesores nuevos, fue como un
gran, gran cambio entre el noventa y cuatro y noventa y seis porque todas las per-
sonas que estaban en ese momento en el colegio se fueron retirando y realmente
quedaron como unas tres o cuatro personas que eran antiguas, de resto todos éramos
nuevos y estábamos recién desempacados de la universidad. Entonces uno llega con
ideas innovadoras, con ganas de hacer grandes cambios y grandes transformaciones
y yo venía de un trabajo muy, muy arduo en otro colegio con niños especiales, enton-
ces me parecía muy fácil, muy sencillo de enseñar a los chicos cosas, yo estuve con
primerito de primaria durante como cinco o seis años, todo hasta que ya me aburrí
y dije que por favor me dejaran descansar, pero en primerito de primaria yo empecé
a, a trabajar como una idea de la formación en valores humanos diferente, hacíamos
talleres de grosería, para que el muchacho desmitificara la grosería, en que es que
“él me dijo que mi mamá era tal cosa”, hicimos taller de groserías, he hacíamos como
cierta cosa de conciliación y reconciliación de, como de lo que quería cada quien,
como los criterios de cada quien, y empezar a enseñar también formación en sexua-
lidad porque el colegio carecía de una formación en educación sexual que es lo que
siempre me ha inquietado, porque en esa época los grandes como te digo querían
que los chiquiticos se estuvieran besando y levantándole la falda, y los grandes man-
daban a los otros a hacer lo que ellos no podían hacer. Entonces fue ahí como que se
empezó a gestar que el colegio debía ser pensado de una forma diferente y que desde
los pequeñitos que eran la base y se podían hacer cosas muy diferentes.
108
Rosa Agustina Salazar Arias
Tengo entendido que ustedes estuvieron reuniéndose en varias ocasiones, inquietos por
algunas situaciones que se presentaban en el colegio y comenzaron como a gestar una
nueva idea de formación, ¿cómo fue eso, me podría contar?
Bueno, la idea surgió más o menos hacia el 2003, 2004, cuando ya se empezó a abrir
bachillerato, o sea realmente fue lo que inquieto y lo que transformó el colegio como
tal fue que se diese apertura a bachillerato, porque solamente como te contaba antes
era solamente de primaria, se empezó a hacer sexto, luego séptimo y luego octavo, y
necesitamos la transformación porque los muchachos no se proyectaban mucho, por
ejemplo un muchacho terminaba quinto de primaria en un colegio, debía ser reubi-
cado en colegios de la zona, comúnmente en Paraíso, como en Ciudad Bolívar y los de
la vereda casi nunca les gustaba irse fuera de la vereda, entonces era la cantidad de
muchachos que se quedaban en la vereda sin hacer absolutamente nada.
A partir de 2003, más o menos 2004 decidimos hacer una transformación com-
pleta desde la pedagogía, que eso también incluía la formación en valores humanos,
entonces fue, estamos hablando ya casi de diez años, que se empezó a gestar una idea
de formación del sujeto, que el sujeto fuera capaz de transformarse a sí mismo y a su
entorno inmediato, que esa transformación debía cambiar su forma de ser y debía
cambiar su forma de pensar y fue ahí cuando llegó, digamos la gestora de la idea en
cuanto a valores humanos se llamaba Luz Marina García que fue la orientadora,
porque el colegio no tenía orientadora, nosotros los profesores teníamos que ser ab-
solutamente todo, a partir de ella que es una persona que empezó como a mirar la
problemática con Claudia, que ahora es la rectora.
Empezamos con un grupo de profesores a pensar mientras ella pensaba como se
formaba el sujeto en los valores humanos, nosotros los profesores estábamos miran-
do cómo se transformaba la forma de enseñar a los muchachos y eso iba como de la
mano, la transformación de la educación debía también transformar al sujeto, es ahí
cuando se generó el modelo pedagógico sica y de la mano el modelo de formación
A-gentes de cambio y realmente la propuesta inicial digámoslo así, era trabajar los
cinco valores humanos amor, paz, verdad, rectitud y no violencia e inicialmente tuvi-
mos mucha asesoría del instituto de valores humanos Sathya Sai, porque nosotros no
sabíamos cómo trabajar los valores y nos preguntábamos como se trabaja el amor, si
pero el amor como yo manifiesto, como yo hago que eso sea latente, si el amor es un
sentimiento, o sea yo como desato las ideas de los estudiantes y como desato en mí
también esas ideas, porque es que el amor es una cosa muy abstracta, el amor, la paz,
la verdad, la rectitud y la no violencia son cosas como muy abstractas, entonces nos
propusimos a la tarea de cómo hacer eso evidente.
Inicialmente se hacían talleres por cursos en donde cada grupo de maestros di-
señaba talleres para todo el colegio, por ejemplo un profesor de primaria diseñaba
talleres para los muchachos de bachillerato y comúnmente eran talleres demasiado
largos, entonces que pasaba, que eran unas cinco o seis hojas que tocaba desarrollar
y uno como docente de bachillerato trabaja es por hora clase, por hora cátedra, eso
generaba como cierta ruptura de lo que pasaba en bachillerato con lo que pasaba en
primaria, inicialmente decidimos como acortar las guías y las guías eran diseñadas
para máximo diez minutos digámoslo así y en bachillerato era máximo diez minutos
que se hacía en los diez primeros minutos de clase en la mañana y eso pues gene-
109
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
ró aspectos positivos y obviamente contradictorios, algunos opinaban: porque debo
quitarle tiempo a mi hora de cátedra para hacer este ejercicio de valores humanos,
esto requirió compromiso, y que cada quien se convenciera de que el proyecto valía
la pena y de que también servía el cambio de transformación de la población que
estábamos recibiendo.
En el caso de bachillerato recibíamos estudiantes, digamos todos los muchachos
que echaban de todos los colegios, allá iban a parar a Quiba y entonces habían chicos
con problemas de alcoholismo, de drogadicción, de tabaquismos y algunos de ellos
tuvieron una gran, gran transformación y otros pues se perdieron en el camino. Mu-
chos de ellos cuando hubo la limpieza social de Ciudad Bolívar los desaparecieron
del contexto, los asesinaron, porque estaban metidos en pandillas o en cosas así muy
serias, entonces hubo un año, uno o dos años que fue bastante duro para el colegio,
porque nosotros contábamos con ese tipo de población, pero los muchachos en el
colegio no eran así, lo que pasaba, pasaba por fuera del colegio, entonces eso nos
permitía decir que lo que estábamos haciendo estaba transformando en algunos ca-
sos la vida y los corazones tanto de esos muchachos como de sus familias algunos lo
lograron y otros definitivamente no lo lograron.
Por eso a mí me parece que la idea de trabajar los valores humanos desde el ci-
clo cero, desde el ciclo inicial, pienso que es de los grandes avances que ha tenido
el colegio, porque comúnmente se tiende a atacar el problema cuando existe y no a
prevenir el problema desde su raíz, aquí radica la importancia de este proyecto y la
gran expectativa que ha generado entre todos.
Bueno y ya haciendo una mirada como de lo que estamos viviendo en este momento,
¿cómo ha mejorado esta situación en la comunidad, cuáles han sido esos resultados,
cuál ha sido ese impacto respecto a todo el trabajo que se ha hecho en el colegio?
Bueno, eso ha tenido dos puntos de vista, uno positivo y uno negativo, el positivo
es que el colegio ha logrado tener una formación de personas y se ha generado un
solo perfil institucional, entonces ese perfil , que tiene que ver con la formación de
la persona de cómo él se transforma a sí mismo de cómo es la toma de decisiones,
como él es A-gente de cambio, pienso que es una forma muy positiva en que tanto los
estudiantes desde preescolar como los muchachos que se van lo tienen claro.
Ellos por ejemplo el viernes que se estuvieron graduando, todo el mundo hablaba
sobre ser a-gente de cambio y como el ser a-gente de cambio le da la posibilidad de
transformarse así mismo de tener expectativas, de tomar decisiones, de querer salir
adelante, bien sea en su trabajo, bien sea en su estudio, a nivel superior, bien sea una
carrera técnica o tecnológica o sea el estudiante, casi todos, no todos, casi todos tie-
nen las expectativas de que les puede ir mucho mejor y eso veo que con lo de a-gente
de cambio ha calado en el muchacho de bachillerato.
Digamos dentro de lo positivo, la conformación de las guías, los talleres de valores
humanos en el colegio, la forma de enseñar al estudiante desde la enseñanza para la
comprensión, desde la lectura natural y espontánea y la matemática a la medida de
los niños, como que todo eso también conforma una expectativa de vida, de que el
colegio le está respetando su forma de aprender, entonces como está respetando su
forma de ser y aprender, le está respetando como el ser sujeto también, el hecho de
110
Rosa Agustina Salazar Arias
que el estudiante pueda opinar, el hecho de que tú le digas a un muchacho grande,
“oye mira tal cosa” y eso que el muchacho diga “si profe tal cosa” o sea es rarísimo que
un muchacho te conteste mal, y eso es el reflejo de que por ese lado se están haciendo
las cosas bien, el muchacho como que se deja hablar, es rarísimo que el muchacho se
te confronte a ti de forma altanera, eso en el colegio casi no se ve, entonces eso quiere
decir que el proyecto de valores si está teniendo una implicación.
Lo que pasa es que uno como docente a veces quiere que las cosas sean tangibles,
medibles, cuantificables ¿y, como se cuantifica y se mide algo que tiene que ver con la
personalidad?, eso es algo muy difícil, porque lo que se ve es como la persona trata al
otro ser humano, como la persona resuelve los conflictos, como la persona se asume
ante sí mismo, como la persona es capaz de recoger un papel, porque es la posibili-
dad de que estoy queriendo mi entorno, es que así es como me quiero a mi mismo
también quiero al otro y también quiero a mi entorno, entonces yo pienso que en eso
hace una aspecto bastante positivo.
El hecho de que principalmente primaria trabaje, continúe trabajando la forma-
lización de una guía de valores humanos es súper clave, en el caso de secundaria
la formalización de las guías como trabajamos hace unos dos años ya no está o sea
nosotros hablamos del proyecto de valores humanos y cada uno, o cada docente lo
asume en sus diez minutos de clase, como el momento de silencio, la respiración, de
la luz, de la reflexión de una frase, pero ya se perdió la formalización del proyecto
como tal, ya no existe ni en ciclos tres, cuatro y cinco, caso contrario a lo que pasa con
los ciclos uno y dos, que está muy formal la guía, está el cuento , la canción, la frase,
el mensaje, etc.
En bachillerato ya no se está haciendo de dos años para acá, no todos los profe-
sores creen en el proyecto como tal, mmm creo que (silencio), no estoy segura si la
palabra sea creer sino más bien no han resaltado como la importancia que tiene ese
proyecto como tal, no es que no lo esté trabajando digámoslo, porque el profesor, no
todos lo hacen, pero casi todos los profesores llegan, hacen un minuto de silencio,
hacen, respiración, una respiración pausada, algunos docentes hablan de una frase o
de un mensaje y analizan esa frase o mensaje y después continúan la clase, pero no
es algo que se haga generalizado, no, digamos que en bachillerato el 60% lo hace muy
juiciosamente y el otro 40% no, no con tanta rigurosidad, sino pues cuando creen
que es necesario hacerlo y por otro lado pues son orientadoras nuevas, en este caso
entonces habría que mirar que cojan de pronto el ritmo.
En bachillerato en este caso, para que desde orientación también se generen unos
buenos procesos de como de la forma de formalización de valores humanos que se
venía llevando. Entonces pienso que es un poquito más lo negativo. Hubo un momen-
to en que, en que (silencio) como que se perdió un poco el rumbo de lo que estába-
mos haciendo, pero pienso que en ese momento todos como que volvimos a mirar
que era importante la formación en valores humanos.
Porque uno ve que, que es importante que el muchacho también sea consciente
de sus acciones y de sus responsabilidades frente a la vida, frente a sí mismo y fren-
te a los otros, frente a su entorno, frente al que estamos en una vereda y a veces no
cuidamos la vereda porque no somos de la vereda, entonces decíamos pero no es el
hecho de que usted no sea de aquí, es que usted vive aquí la mayor parte de su vida,
entonces como tal debe respetar y cuidar el entorno en el que usted vive.
111
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Entonces pienso que el impacto ha sido en que el muchacho sale con una visión
de ciudadano, como que él es parte de una comunidad, él es parte de este país, el
forma parte, él tiene opinión, entonces pienso que en eso sí ha aportado el proyecto
de valores humanos.
Pienso que es importante, que me parece supremamente valioso que primaria
en este caso, que preescolar, primero y segundo del ciclo uno, lo esté tomando muy
juiciosamente porque uno comúnmente , llega a un punto en que uno llega a resarcir
el daño, mientras que cuando se es tomado desde pequeñito, entonces cuando hay
chicos muy bien formados desde la base, ellos llegan a bachillerato y uno lo ve cuan-
do por ejemplo el quinto de este año, estaban bien formados en valores humanos
y son chicos que tú puedes dejar en el salón de clase trabajando y los chicos están
trabajando, mientras que por ejemplo en el sexto de este año, era la colcha de retazos
son cinco de cada curso, y el curso 602, eran chicos complicados, uno tenía la posi-
bilidad de escoger los estudiantes para que pasaran a sexto y llegaron recibiendo
muchachos nuevos y se volvió una cosa loca, porque resulta que son muchachos que
no les han trabajado los valores humanos, caso contrario a los chicos que venían de
cuarto de primaria y que pasaron a quinto que si estaban formados en valores huma-
nos, entonces son chicos que tienen una mirada diferente , es una mirada mucho más
centrada por lo tanto mucho más respetuosas sobre la opinión del otro que es como
que escucha la opinión pero como que también opina, que no tiene miedo, porque
igual son súper charlatanes, pero se nota que están opinando cosas que como que
su palabra vale o sea eso me parece que puesto que eso es trabajado desde primaria
que es muy valioso y que lo hagan desde los más chiquiticos, me parece que es fun-
damental (silencio).
¿Usted tendría algún caso específico que pudiera comentarnos sobre algún estudiante
o algunos estudiantes que hayan tenido una transformación?
El día viernes por ejemplo, estábamos mirando, los grados de Quiba y en los grados
como el 60, 70% eran estudiantes que venían desde preescolar en el colegio y que se
graduaron este viernes 29 de noviembre y uno veía justamente en esos casos como
había llegado ese niño y uno, le comentaba a una profesora que estaba al lado mío,
decía hay ese niño era el que me daba patadas cuando estaba en preescolar, ese niño
era el que no sé qué y mirarlo ahora como todo un hombre como con una cantidad
de expectativas frente a la vida y había más de uno que decía hay ese era el tremen-
do, ese era el no sé cuánto y uno empezaba a comentar cada uno de los casos de los
estudiantes que iban desde preescolar hasta grado once y uno se acordaba de cómo
había sido la transformación de ese niño a ese hombre o a esa mujer que se estaba
graduando el día viernes, Entonces ahí hay varios casos a rescatar (silencio).
Estudiantes con muchas dificultades en su proceso de lectura, de escritura, en
su proceso que eran tremendos, en primaria, por ejemplo un muchacho a rescatar
está Vicente Rodríguez, él está becado en Cuba ya está terminando su carrera de
medicina y era uno de los casos de transformación, porque él era una persona muy
inteligente, pero él se demostraba como una persona muy criticona, o sea a él nada
le gustaba, el todo el tiempo era, pero una crítica no constructiva, sino una crítica
destructiva y ver en él la transformación y el empezar a trabajar y más chicos que es-
112
Rosa Agustina Salazar Arias
tán ahora en la universidad distrital, estudiando por ejemplo, un caso que me llamo
mucho la atención fue Alejandro. Alejandro está estudiando Ingeniería ambiental
y el empezó a querer la ingeniería ambiental, cuando una vez hicimos una limpieza
a la vereda, porque eso era parte de servicio social y entonces empezamos a limpiar
la cuenca de un riachuelo que hay en la vereda y él se dio cuenta que la gran mayoría
de basura que había, eran los desperdicios de los papeles que producía el mismo
colegio, entonces él decía y, yo creo que en ese momento como que se le detonó algo
en su cabeza, para esa carrera porque él en ese momento dijo que él quería estu-
diar ingeniería ambiental y él estaba en séptimo dijo que él quería, quería, me dijo
me acuerdo mucho que yo estaba con él en séptimo, me dijo yo quiero sanar este
ambiente y después resultó que está estudiando ingeniería ambiental en la universi-
dad distrital, entonces como que eso transforma, o sea como que eso ayuda a que el
muchacho tenga la posibilidad de, de como de mirar su ambiente y de reconocerse
dentro de ese ambiente.
Alguna vez hicimos unas entrevistas a los abuelitos de la vereda y los abuelitos
comentaban, no que como eran los muchachos actualmente, que de los no sé qué y lo
no sé cuánto, entonces una abuelita comentaba que de todos modos el colegio, ellos
tienen una tienda que está, es parte, la tienda de la vereda entonces decían ah, que
los muchachos antes eran más respetuosos, que no sé qué y la abuelita que se llama,
doña Nilvania, decía: no, no, no, pero esos muchachos no han cambiado, ellos siguen
siendo decentes, no sé qué y yo decía “si definitivamente se nota” o sea la vereda ya
empieza a reconocer que el colegio si transforma, si ha transformado, nosotros ha-
cemos campañas he de, no debería ser así pero debemos hacerlo, nosotros hacemos
campañas de limpieza, como parte del servicio social y en la actualidad hay un ser-
vicio social medioambiental con la profesora Patricia, entonces hacemos una vez al
mes una limpieza de la vereda, porque es que en la vereda, casi todas las bolsas se las
lleva el viento de la basura que generan los plásticos del colegio.
Se ha ido subsanando el manejo y limpieza de la basura, ya cada vez es menor por-
que ya hemos generado alternativas de eso, pero el muchacho ya es más consciente
de que pertenece a ese sitio, de que hace parte de él.
Una de las cosas que se ha trabajado muchísimo, en el caso de secundaria la ver-
dad, entonces ya el muchacho sabe que le va mejor diciendo la verdad que diciendo
mentiras, entonces cuando el muchacho asume la verdad como que sí yo lo hice por
tal cosa, tú le puedes preguntar a un muchacho de bachillerato tal cosa y él te dice
el por qué lo hizo; entonces eso como que se ha calado, eso se ha transformado real-
mente porque él asume sí profe yo lo hice, yo la embarre, no en todos los casos pero
si en una gran mayoría si se presenta que ya están asumiendo como la verdad y la
rectitud. En mi salón, yo soy directora del grupo 801, rompieron una pared, eran
cinco muchachos y los cinco muchachos dijeron sí que ellos habían sido, que con un
balón, porque se les había que el profesor no estaba en clase y o sea, asumieron la
verdad y a pesar de que cada uno tuvo que dar 25.000 pesos para resarcir la pared,
se asumió la verdad y comúnmente eso está pasando, eso me parece que es clave,
que hace parte además de la rectitud. Yo comúnmente los dejo sacar libro, cuaderno,
copia, usted saque lo que usted necesite para resolver su evaluación, lo único que es
que no se copie de su compañero, porque eso hace parte de la rectitud.
113
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Es como empezar a vincular cada uno de esos valores con lo cotidiano, no tiene
que, el valor de la rectitud es tal cosa, pero yo estoy siendo una persona incorrecta,
la verdad es tal cosa, pero yo estoy siendo una persona mentirosa, entonces la idea
es como ir interiorizando cada uno de los valores y que el muchacho sepa que ese
valor que se enuncia es el valor que se actúa y no ser lo que no es, entonces eso, eso
ha permitido también unas grandísimas transformaciones.
Lo importante es que empiece desde la base, es que nosotros, comúnmente los
colombianos estamos pendientes de que la ley contra el matoneo por ejemplo siem-
pre ha existido hostigamiento desde que yo estoy en el colegio, lo que pasa es que
actualmente es muy visible, que tuvieron que hacer una ley, de cuando acá había una
ley contra el matoneo o sea si eso se puede prevenir; hay un anuncio de la policía
que dice “educad al niño para que no tengas que, que castigar al hombre” eso es
muy cierto, o sea si cada quien empieza a asumir su papel de padre como padre, de
maestro como maestro, de amigo como amigo, de gobierno como gobierno, si cada
quien empieza a asumir su papel créeme que Colombia en, ponle tú en unos 20 años
va a cambiar.
La idea es formar desde la base que es preescolar, primerito y segundito, o sea
ciclo uno, y empiece a formarlo en lo constante, en el amor, la paz, la verdad y la recti-
tud no la violencia, créeme que por este camino tendremos excelentes ciudadanos de
aquí a unos 20 años, pero si nosotros no atacamos esa base, comúnmente nosotros
volvemos a lo mismo, volvemos a recibir muchachos sin valores realmente, entonces
hay si se dice que los valores se perdieron, yo pienso que no, yo pienso que hay que
trabajarlos, o sea los valores no están perdidos para eso hay que trabajarlos, pero
hay que trabajarlos con el ejemplo real no con el proyecto escrito, ¡no!, es que es un
proyecto vivo, es un proyecto de carne y hueso, es ahí donde el proyecto empieza a
tomar forma.
¿Cuáles podrían ser esas fortalezas de ese proyecto en formación en valores del colegio
Quiba y que trascendencia ha tenido eso, pues en la sociedad y en la comunidad?
¿Cuáles han sido los aspectos más exitosos?, pienso que la continuidad, yo pienso
que este proyecto ya lleva diez años gestándose, en transformación, en reescritura
mejor dicho, que eso ha permitido que el proyecto crezca. ¿Qué es importante?, es
importante lo que tú estás haciendo, es que se sistematices la experiencia, porque
comúnmente está como cuando los antiguos, está es como la tradición oral digámos-
lo así, entonces uno cuenta y uno narra, pero se queda en el cuento y en la narración,
entonces lo que estás haciendo de la sistematización me parece supremamente va-
lioso porque eso nos va a dar elementos de transformación, cuando se sistematiza se
puede transformar, mientras no esté sistematizado pues uno como que lo vuelve es
muy anecdótico digámoslo así.
Pienso sobre muchas cosas de lo que ha pasado y de qué se ha transformado y yo
pienso que si se ha transformado grandemente y el resultado es ver muchachos, que
como te cuento se graduaron hace dos días, ver la transformación de esos muchachos
de cómo los recibimos a cómo se los devolvemos a la sociedad, un ciudadano que va
a aportar a la ciudadanía, que va a aportar al gobierno, al estado, a la empresa, a la
producción de un país por ejemplo, entonces pienso que una de las cosas que es un
114
Rosa Agustina Salazar Arias
proyecto que lleva ya varios años, que ha tenido trascendencia, que ha permitido la
reflexión, la transformación, el cambio.
¿Qué le cambiaria?, si ha tenido una transformación, hemos tenido la posibili-
dad de mostrarle el proyecto a otros colegios, hacia otras ciudades, e inclusive hacia
otros países, ha estado por ejemplo en Panamá, bueno en fin, más que el proyecto
se han llevado como las ideas para que… vean que la transformación de una persona
en un contexto desfavorecido, si es posible, o sea que no se necesita un ambiente de
riqueza para transformarse y para creer y para crear un mejor ser humano, sino que
se necesitan unas condiciones, que en las condiciones adversas también se forman
excelentes seres humanos, eso hay que tenerlo claro, no importa su estrato social, ni
si tu casa es de palo o es de ladrillos, no importa, porque es que hay lo que vive es un
ser humano, entonces cuando uno tiene la noción de ese ser humano, de que hay vive
un ser humano entonces uno empieza como a tomarle o a darle forma de lo que se
quiere realmente lograr.
Si realmente usted pudiera volver a empezar o a repetir esta experiencia ¿lo haría dife-
rente o lo haría igual?
Yo haría la mayoría igual y algunas cosas las cambiaría. ¿Qué haría igual?, pienso que
los valores que se están trabajando son, son los valores universales, y que aquí están
inmersos el resto de valores, es una propuesta muy interesante, la forma como los
plantea el instituto también me parecen bastante interesantes, pienso que por ahí
sí es el camino. ¿Qué cambiaría?, cambiaria dos cosas fundamentales, la primera es
que hay que hacer a los profesores constantes capacitaciones, renovar las estrategias,
uno a veces se ve corto en estrategias porque estamos hablando de diez años, enton-
ces chévere que nos dieran como cursos de biodanza, algo que sea diferente que no
lo manejamos nosotros como docentes porque es que además a los docentes nos toca
ser de todo.
Sería interesante que nos dieran nuevas herramientas metodológicas, nuevas es-
trategias, nuevas formas de pensar, de romper paradigmas, habría que sentarse inter-
disciplinarmente con los docentes de bachillerato y rescatar la importancia que tenía
antes el proyecto de valores, porque siento que en la actualidad la importancia no es
tan marcada a pesar de que hay buenos resultados con los muchachos, pero no todos
los docentes estamos convencidos de que eso es posible, de que eso transforma, muy
importante que nosotros los de bachillerato nos sentáramos a generar una nueva
estrategia en el tiempo que tenemos, porque tenemos dos horas de clase con los mu-
chachos y algunos docentes tienen dos horas semanalmente con ese mismo grupo y
como hay profesores como yo nos vemos tres veces a la semana, entonces eso genera
dinámicas diferentes de clases y con personas diferentes de clases son ocho, de ocho
a diez docentes por curso más o menos, entonces son ocho o diez formas diferentes
de pensar frente a la importancia que deberían tener los valores humanos.
Las prácticas hacerlas más consientes nuevamente desde orientación, desde la
coordinación de convivencia, desde los maestros en general, sería muy clave, retomar
otra vez el rumbo de las cosas buenas que se hacían, tener pequeños encuentros, es
que uno a veces no tiene tiempo para que el compañero vea que tú estás haciendo
exitosamente, porque las horas de encuentro son muy pocas, nosotros estamos todo
115
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
el tiempo produzca aquí, produzca acá, haga, haga y no tenemos como muchos tiem-
pos de encuentro para trabajar específicamente los valores humanos y qué hacer
ante determinadas situaciones y cómo enriquecer ese tipo de cosas, entonces sería
muy interesante que mensualmente se generara un espacio de dos horas puede ser,
no necesariamente tiene que ser muchas, donde uno como docente pueda interlo-
cutar con el otro, con lo que tiene que ver con la formación de la persona, del sujeto,
nosotros en este caso no somos solamente los formadores del otro sino de uno mis-
mo, o sea es que uno a veces no se cree lo que dice, o que la idea no es figurar como
el que yo más hago, no, no, es que de lo errores también se puede aprender, uno no
tiene todas las respuestas y tampoco todas las preguntas se han planteado, entonces
sería muy importante que en el colegio se transformara.
Bueno profesora de verdad le agradezco muchísimo su tiempo. Muy interesante su in-
tervención.
• Entrevista docente 2 (D2)
¿Quisiera usted contarnos cómo era todo el contexto de la vereda, esa comunidad y
cómo era el colegio cuando usted llego aquí a la institución?
Bueno, hace 18 años que llegue a esta institución, el colegio era supremamente, era
pequeñito y era, el clima no más ha cambiado bastante porque el clima era de pára-
mo, uno llegaba al colegio y era todo el día esa niebla, esa lluvia era un frio impre-
sionante. Acá en el colegio estaba, en esa época vivía doña Paula. Doña Paula tenía
su vivienda aquí mismo dentro del colegio y nosotros llegábamos directo a la cocina
pues a tomarnos el tintico, pues a hablar ahí, porque ella pues nos prestaba su salita
para las reuniones de profesores, pues mientras llegaban los niños, porque en esa
época no había ruta, no había transporte para los niños e incluso para nosotros tam-
poco, eso nos tocaba contratar transporte aparte y a veces no nos traían, pues porque
hoy en día ha cambiado tanto, porque hoy en día ya está pavimentado, ya se ha mejo-
rado muchísimo, pero en esa época no, eso eran caminos de trocha, de herradura, de
lo que uno conoce de herradura y eran unos barrizales impresionantes.
Era muy difícil que algún carrito nos trajera, muchas veces nos tocó caminar, ca-
minar con lluvia, con el barro tan impresionante eso nos quedábamos enterrados,
de verdad que era terrible. Literalmente nos tocaba eee, echarle, ponerle mucho cui-
dado al carro de Bavaria, del águila, al carro, volquetas, porque en esa época había
explotación minera abajo, entonces esas volquetas a veces nos subían y nos tocaba
subirnos en esos carros en las volquetas atrás, encima de toda esa arena, pero era la
única o si no echarle ojo al o poner el oído en el piso así como se ve de verdad en él
comercial de televisión, esa propaganda de que va llegando el carro de la Bavaria al
pueblito y a nosotros nos tocaba eso, poner la oreja y mirar, porque claro, nosotros
por ejemplo en lo personal, yo personalmente mis dos hijos los tuve después de que
llegue a Quiba.
Los embarazos fueron duros, la caminada que nos tocaba era tenaz y mis compa-
ñeros muy lindos y muy formales, gracias, siempre nos ayudaban, siempre tuvimos
un grupito tan bonito, el grado de afectividad que logramos entre todos, el respeto, la
116
Rosa Agustina Salazar Arias
familiaridad y todo, pues hacia que ellos nos tuviera como mucha condescendencia,
entonces ellos nos buscaban el transporte a todas las embarazadas y uno de esos
transportes era el carro de la Bavaria, entonces para que no camináramos, eso nos
echaban allá encima de ese carro, eso era tenaz y pero, pues hasta bonito, de verdad
que de esa época, a mí en lo personal muchas veces me toco en volqueta y encarama-
da, pues Alvarito y Henry nos encaramaban allá, porque claro embarazadas con esa
barrigota y todo y esa patoneada hasta abajo era impresionante.
En esa época era duro, duro, duro eso nos tocaba siempre, la caminada a veces
nos lograban traer hasta aquí, pero de para abajo, cuando ya salíamos ya no venía el
carro, porque venía y conocía y no volvía y eso era así, entonces nosotros vivimos de
verdad esa época, pero todo eso nos unió, nos unió muchísimo porque claro, éramos
todos, nos cuidábamos, uno para todos y todos para uno y era ese lema como de los
mosqueteros, de verdad que sí.
El clima pues un clima frio de páramo, el transporte pues escaso, re escaso, los ni-
ños llegaban a pie, lavaditos, era supremamente triste como ellos llegaban, nosotros
nunca empezábamos a las siete, nosotros llegábamos siete, siete y cuarto, ocho, y por
allá a las ocho o nueve estaban llegando los niños, empapaditos y todo porque a ellos
les tocaba caminar, caminar horas completas hasta para llegar al colegio y llegaban
con su ruanita, muchos de ellos llegaban con mascota, yo me acuerdo mucho una vez
cuando yo entre en primer año yo tuve el curso tercero, niños que eran extra edad
y grandísimos, unos muchachos grandes que eso a mí me tocaba mirarlos y eso me
pasaban en estatura y esos muchachos eran de tercero y pues ya unos señores prácti-
camente y una vez uno de ellos llegó en un burro, en un burro al colegio y pues como
el colegio tenía esa puerta abierta, pues ahí entraba el que fuera (risas) porque aquí,
que celador ni que nada, o sea estaba era doña Paula con su esposo pero ellos obvia-
mente se la pasaban en sus oficios y eso aquí no había celador y una vez llego un niño
en burro, hasta adentro, llegó, entraron y cuando vemos a ese burro hay asomando la
cabeza (risas), en esa ventanas pues por supuesto eso fue muy chistoso, entonces los
niños llegaban con sus burros, con su perrito, hay en unas mojadas impresionantes,
era muy triste, el clima era, pues era desgarrador pero era bonito de todas maneras
ver como esos niños tenían ese compromiso de llegar aquí, fuera a la hora que fuera,
porque como le digo nosotros no empezábamos a las siete, siete y media, pues si
empezábamos pero eso habían dos, se iba llenando el cupo por ahí a las nueve de la
mañana que ya llegaban todos los niños.
Como en la parte de formación de valores, o sea, ¿cómo eran los niños, que conflictos
veían o vivenciaban en ese momento y cómo resolvían todas esas situaciones?
Mmm, bueno en esa época eee, la población de nuestro colegio eran básicamente
rural, puros campesinitos, los niños eran de acá del entorno, del Guaval, del páramo,
pues de acá propios de Quiba, de Quiba Baja, San Martín como llaman ellos, porque
Quiba Alta era la escuelita de arriba y aquí los niños eran muy groseros, bastante gro-
seros o sea, pues eso para ellos es natural porque es la forma de tratarse ellos, eran
muy escuetos para hablar, era grosería que va, grosería que viene, he todo lo arregla-
ban así, a los golpes, a las patadas, ellos cualquier cosa querían arreglarlo siempre
peleando y era el que más gritaba y era la ley como del poder como del que más
117
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
gritara o de pronto tenía por acá familia más pudiente, solucionaban los problema
pues básicamente con peleas, eran muy groseros y así igual eran los papas, uno cita-
ba a un papa para hablar con ellos y los papás eso, primero muy tímidos porque en
esa época el maestro era importante, entonces si uno citaba a un niño o citaba a un
papá, el papá venia como con ese respeto, he tímido y todo, pero igual ahí le decían a
uno sus vainazos y eran sus cosas, de todas maneras propias de la región, propias de
acá, entonces los papitos eran así también muy escuetos para hablar y los sardinos
lo mismo, muy volados, ellos no dominaban su temperamento, no dominaban su len-
guaje si no, lo solucionaban como fuera, o sea la ley de ojo por ojo y diente por diente
y existía en esa época.
Y ustedes ¿cómo solucionaban eso, como trabajaban los valores en esa época?
En esa época, bueno, sí, sí, teníamos, el colegio como tal o la escuela como tal, porque
en esa época esto se llamaba Escuela Rural Quiba Baja, porque aquí después fue que
empezó a llamarse centro educativo o institución educativa, porque era escuela, en-
tonces en la escuela como tal se trabajaba la religión, la religión y los valores, pero era
más que todo esa religión católica, esa religión eee, en donde se le decía al niño como
que sí, se hacia la oración, se hacía eso, pero no existía como en sí una cátedra o algo
así de valores, no existía, se promulgaba el respeto, pues si aceptar al otro, eee, ha-
blarles de pronto de cuidar las cosas que no son de ellos, cuidar los bienes públicos,
cuidar sus cosas, no coger nada, pero no era así algo tan enfático y lo que más se tra-
bajaba así era como la religión católica que ya mucho después cambio, porque aquí
el colegio creció y al crecer pues llegaron niños de muchas religiones especialmente
mucho, mucho niño cristiano, entonces el colegio viendo todo eso, también como que
se replanteó la forma de enseñar nuevamente los valores y se pensó dentro del pei
que se fue formando, como en ir mirando de qué manera se iba a dar esos valores a
los niños de nuestra institución.
Tengo entendido que un grupito de docentes, junto con las directivas se reunieron y
comenzaron a gestar una forma nueva de educar, ¿cómo fue ese primer paso, cómo fue
la experiencia ustedes como docentes ante esa nueva forma de educar?
Mmm, bueno, como le venía contando, eee, más o menos como hasta el 2004, si hasta
el 2004, acá el colegio era netamente tradicional, tradicional, aquí se enseñaba por
áreas y el conocimiento era muy vertical, el maestro tenía el poder, tenía el saber, el
estudiante era solamente el que recibía, el que hacía, pero bueno sin maltratarlos no,
porque es que aquí siempre por lo que eran poquitos, los cursos eran pequeñitos, los
maestros pues éramos muy amigos de los niños, pero de todas maneras en el aula
éramos nosotros, entonces era una educación tradicional, eee totalmente tradicional,
religión católica, enseñarles a respetar la naturaleza, respetar al papá, respetar a la
mamá, respetar al compañero, trabajaba con la matemática, el lenguaje, todo eso.
Hacia el 2004, acá en el colegio pues se empezaron a dar muchos cambios, los
profes que estábamos en esa época, que hasta esa época eran más o menos nueve
contando la rectora y éramos por lo mismo muy unidos porque éramos dos sedes,
pero arriba funcionaban tres, estaban tres profes y aquí estábamos seis profes, los
118
Rosa Agustina Salazar Arias
otros profes incluida la rectora y con ellos nos pusimos pues a mirar ¡no! porque ya
la verdad, que ya era mucho tiempo y empezamos a darnos cuenta que eran necesa-
rio un cambio, un cambio en la misma metodología, que fuera más significativa para
los estudiantes, en donde hubiese verdaderamente un proceso de participación, de
comunicación que fuera integradora de todos los saberes.
Entonces se fue pensando, nos inquietamos mucho en mirar no solo la parte aca-
démica, sino también la parte de valores, el colegio ha construido un pei rico y po-
tencialmente fortalecido en valores y tanto fue así que se pensó en buscar personas
que nos capacitaran a nosotros los docentes en los valores, en la parte también de la
metodología de la escritura natural, de la matemática y entonces el colegio, nuestras
directivas y pues los que estábamos en esa época empezamos como a gestionar y
también como a mirar de a qué institutos o a que personas podíamos contactar para
que nos capacitaran.
En ese entonces, llegó Luz Marina García, que fue una persona muy valiosa en
nuestro colegio porque ella venía, primero de otra localidad, era una persona muy
inquieta por el saber y ella lo que hizo fue, venir acá a inyectarnos una cantidad de
energía, que pues nos inquietó, nosotros teníamos que cambiar, la educación debe
ser diferente y entonces ella fue pilar en eso, el colegio y sobre todo las directivas
acogieron sus ideas y ella contactó personas que fuimos conociendo, entonces fue así
como se contactó a Sathya Sai y en un comienzo todo fue capacitación para los docen-
tes, pues porque era algo nuevo, era algo a lo que de pronto todos nos resistíamos,
nosotros éramos maestros tradicionales, todos pues veníamos de una formación tra-
dicional, de enseñar tradicional y que vinieran de la noche a la mañana a decirnos,
hay que hacerlo así, pues no, no nos podíamos convencer, entonces eee, eso fue difícil.
Siempre el colegio fue muy inteligente en eso que primero la capacitación a los
maestros para que luego nosotros fuéramos replicando lo que íbamos a trabajar, en-
tonces en la escritura natural, también nos dieron capacitación, en matemática a la
medida de los niños también y eso se fue dando, no fue capacitación de un solo mo-
mento, entonces eso duró varios años, esa capacitación, al comienzo pues fue inten-
siva, pues porque tenían que mostrarnos todos los pasos, en los valores eee, eso no
es tan fácil, de todas maneras lo mismo que nos sucede a nosotros les puede suceder
a los niños, uno ve que al comienzo uno dice que va a hacer todo ese rito, porque es
que esto es un ritual, que hay que hacer la oración así, que la relajación, que la respi-
ración, que luego hay que hacer el cuento, entonces vino la duda, pero ¿cómo a qué
hora dictamos clase?, entonces claro eso al comienzo pues nos resistíamos de todas
maneras, porque decíamos huy no pero eso nos demoramos y siempre en nosotros
estaba como lo tradicional ¿no?, pero entonces ¿a qué hora dicto clase? y entonces o
¿a qué horas voy a trabajar y a qué horas voy a hacer esto?, no eso no podíamos por-
que, no es que eso es muy largo, hasta que fuimos aprendiendo.
Desde el 2004 para acá aprendimos técnicas de relajación, de respiración, eee, de
ejercicios de silencio, que los cuentos, que todo lo que hemos ido aprendiendo para
poderlo poner en práctica y cada vez hacerlo más rico y más práctico y sobretodo
que deje en los niños como esa huella y que de verdad nosotros vemos que si le sir-
va y que no solo les ha servido a los niños, sino también a nosotros en nuestra vida
personal, porque queramos o no queramos entenderlo, para nosotros también ha
sido gratificante porque esos valores a nosotros en nuestra parte personal y familiar
119
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
nos han enriquecido y nos han llenado de paz, de tranquilidad tanto así que vemos
nuestro don, nuestro trabajo, no como un trabajo ni como una carga, sino como algo
que de verdad enriquecido y nos pone a un nivel en el que todos estamos en igual, en
igualdad de condiciones, con nuestros niños, con nuestros estudiantes, con nuestros
compañeros, aquí no hay como esas diferencias sino que es, de tú a tú, entonces todos
tenemos el mismo saber, y el uno aprende del otro y aquí no es quien quiere saber
más que otro, ni cual vale más, no, todo eso nos lo ha dado el fortalecimiento que
hemos tenido en valores porque si nos ha servido, a mí por lo menos en lo personal
me ha servido muchísimo, a mi cuando en la época que yo tuve pues en mi vida fami-
liar, un rompimiento grave, toda esta formación en valores me ayudo, me enriqueció
bastante y de verdad me ayudo a salir del problema en el que estaba, me ayudo a
minimizar todas esa consecuencias y a minimizar todo ese dolor, todo eso me ayudó.
De igual modo yo veo también en mis compañeros esas cosas y en mis estudiantes
porque ya uno los trata con ese afecto, con ese cariño, mejor dicho, para nosotros
primero está la persona y eso, nos ayudó porque uno se acerca tanto, tanto se acerca
al niño que uno termina siendo, de verdad terminamos siendo uno solo, pues dentro
del respeto, dentro de sí, mirar que cada quien tiene pues su rol y todo y pues de to-
das maneras es una relación bonita.
¿Cuál ha sido o como ha sido ese proceso de mejoramiento que se ha he evidenciado a
partir del 2004 hacia acá en estos últimos años, ustedes se han reunido, con profesores,
se ha hablado al respecto, se han hecho reformas de pronto sobre cómo trabajar de
manera diferente, pues todos los procesos que se llevan a cabo en la institución y como
ha sido ese impacto con la familia, con los niños, con la comunidad en general?
Bueno, eee, ¿cómo ha sido esa transformación? pues magnifica y positiva, sobretodo
porque uno ve como los niños ya no actúan deliberadamente, ya no son tan irascibles,
ya son niños que piensan para actuar y no actúan para pensar, son niños reflexivos,
niños que de una u otra forma viven los valores y también la forma de nosotros trans-
mitirles las cosas a ellos, de aplicar todas esas técnicas en cada escenario que hay en
nuestro colegio, brindarles siempre como que todos los profesores estemos hablan-
do el mismo idioma, que cada uno sepa que ¡bueno yo aquí estoy hablando de valores
y estoy trabajando la relajación, que la profe de enseguida está trabajando el cuento,
y que todos estamos hablando como el mismo idioma!, eso es muy importante y eso
ha sido enriquecedor, porque los niños saben, que ha bueno no es que con esta profe
puedo molestar y con esta no, sino porque todos estamos en igualdad de condiciones
de hablar como las mismas cosas, entonces los niños han aprendido como a moderar-
se y actuar de acuerdo con los valores.
Ellos concilian, ¡sí! sobre todo en los niños nuevos que van llegando, uno se da
cuenta que son niños que vienen con groserías, con maltrato, con una cantidad de
cosas que uno dice bueno, eso es propio, pero pues los niños concilian y es muy bo-
nito ver como los niños reconocen, porque eso no es fácil, entonces ellos empiezan a
reconocer, ¡si profe yo sí fui el que empezó!, ver que un niño acepta y que dice ¡yo me
equivoque, y le doy la mano al compañero, le pido y le ofrezco disculpas, ¡sí!, entonces
eso no es fácil, pero todo eso se ha logrado en el colegio desde los niños más peque-
ños hasta los niños más grandes, que no haya tanta violencia, que no haya agresión y
120
Rosa Agustina Salazar Arias
que los niños como que concilien que eso no es fácil que concilien y tanto se ha visto
eso que trasciende a las familias.
Hay muchos padres y muchas mamás que vienen y nos comentan profe mire que
es que el niño, el niño ha sido una persona fundamental, él nos cuenta acá como la
profe trabaja, le habla de valores, que hay que conciliar, que hay que hacer esto, que
mire que hoy trabajamos la verdad, hoy trabajamos el amor, hoy trabajamos la paz,
la verdad, la rectitud y como los niños uno quiera o no van haciendo eso, se multipli-
can, se vuelven multiplicadores en su casa y les ayuda a los padres como a sembrar
esa inquietud de venga si no peleemos delante de los niños, no hagamos eso porque,
porque los niños están ahí y pues no seria, muy contradictoria para los niños ver que
en el colegio se les trabaja una cosa y en la casa se hace otra, entonces no es que sea
fácil pero los niños si son multiplicadores en sus casas.
Con el resto de la comunidad, como por ejemplo con los señores de celaduría, con las
señoras de generadoras de aseo ¿cómo es esa relación?
Con ellos, bueno al igual como con todos los profes y todas las demás personas, el
colegio tiene un clima institucional muy bonito y todo esto se ha logrado gracias a
los valores, al trabajo en valores que el colegio ha venido planificando y año tras año
modifica y se va trabajando, siempre de acuerdo a lo que arroje la evaluación insti-
tucional y de que fue lo bueno y que fue lo malo y se hacen planes de mejoramiento
de todo eso, entonces el colegio ve que es importante los valores en algo como pla-
nificar nuevas cosas, entonces buscan la forma de capacitar de reorganizar toda su
planeación para que surjan nuevos efectos. El clima institucional en nuestro colegio
es muy agradable, aquí no existe al igual que con los niños, no existen clases, sino los
docentes, los celadores, las señoras generadoras de aseo, los de la ruta y entre todos
existe un clima cordial y el colegio se encarga de capacitar a cada estamento, en-
tonces capacita docentes, capacita a padres, capacita celadores, capacita monitoras,
conductores, los capacita en valores, en las temáticas del colegio, en las didácticas,
entonces por eso es que estamos hablando el mismo idioma y todos trabajamos en
pro de eso, tanto es así que por eso el clima institucional es excelente, y tanto es así
que nadie se quiere ir, por eso es que yo ya llevo aquí 18 años, voy para 19 años en
esta institución y tengo compañeros que son más viejitos, más antiguos que yo pero
precisamente porque, esto de pronto no se encuentra en otro colegio, además que el
proyecto de valores, algo que tiene bonito es que respeta la ideología de los niños.
Potencia y respeta y las creencias no solo de los niños sino de las familias.
Aquí cuando hacemos reuniones de padres de familia el colegio también plantea
un modelo de acta, la agenda para el modelo de trabajo de con padres y lo primero
que viene es un trabajo en valores, entonces lo primero que uno dice es si con los
niños lo trabajamos con los padres también y eso se multiplica, y los padres tanto es
así que ellos ya saben que primero es el ejercicio de valores, y los niños lo puede ha-
cer, entonces los padres ya respetan también eso y tal cual es siempre acá cualquier
actividad siempre se hace con una actividad y cualquier persona dígase secretario,
dígase administrador, dígase rectora está en capacidad de hacer, de llevar o dirigir el
ejercicio de valores, para iniciar un encuentro que tengamos, cualquier persona está
capacitada.
121
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Con los papitos el colegio también es tanto así que los involucra en nuestro pro-
yecto, en nuestro pei, en nuestro trabajo en valores y lo importante es que periódi-
camente que se hace la autoevaluación de esenciales de padres de familia, entonces
los papitos también tienen que ellos autoevaluarse, porque nosotros, los niños, los
docentes, los padres, aquí todos hacemos la evaluación en sus tres tiempos, la auto-
evaluación, la coevaluación y la hetero-evaluación, entonces no es que mire el otro
que está haciendo sino también yo que estoy haciendo pues porque a todos nos cues-
ta reconocer, pero si yo empiezo así me cueste trabajo, ya llegará el momento en el
que diga: como así, yo estoy fallando en esto y tengo que hacerlo diferente porque
mire que a mí también me preguntan y los papitos también se está comprometiendo
porque en nuestro pacto de convivencia o en nuestra agenda institucional estamos
trabajando ahí, hay unos esenciales de padres de familia que periódicamente se les
pregunta y entonces por ejemplo una, me acuerdo tanto que una de esas preguntas
que les hacen a los papitos es si buscan o si comparten con ellos algunos momentos
o no y muchas veces los papitos le dicen a uno hay sí en todo momento, no sé qué,
ahí uno se da cuenta si el papito está diciendo o no verdad porque los niños son los
propios jueces de los papas, y los niños responden: “hay papito tu dijiste mentiras
porque es que tú no tienes tiempo” y el papá tiene que autoevaluarse, si, no, o a ve-
ces, entonces ellos dirán bueno en este primer periodo yo escribí que no pero en el
otro voy a escribir que si porque ya bueno eso me siembra a mi inquietud de que
el colegio periódicamente me va a estar preguntando y también me sirva a mí para
enriquecerme, entonces todos nos vemos acá involucrados porque aquí nos estamos
autoevaluando, coe-valuando y con la hetero-evaluación todos estamos mirando es-
tos procedimientos como van.
Si usted tuviera la posibilidad de volver a empezar, ¿repetiría todo lo que ha hecho res-
pecto a todo lo de la metodología y construcción del proyecto de valores, o lo haría de
manera diferente o que le cambiaria?
Yo estoy tan pero tan comprometida y estoy tan convencida sobre todo de la educa-
ción en valores que no obviamente que no, no volvería a empezarlo no, continuaría
con esto y lo implantaría de pronto de una forma más dinámica y cada vez siendo
más comprometida porque a veces eso requiere tiempo, requiere exigencia, requie-
re compromiso, entonces a veces de pronto el compromiso no es tanto, pero si de
pronto de una forma más comprometida e involucrando más a la familia, a todas las
personas que estamos inmersas dentro de la educación si sería bonito y sería bueno
que el colegio trascienda, pero sería bueno que esto mismo se diera en otras institu-
ciones y en otras localidades en donde hay tanta violencia, tanta agresión y en donde
uno se da cuenta que es por falta de valores de esa educación en valores, porque es
que es mínimo, o sea si uno empieza por la reflexión diaria pues poco a poco se ira
contribuyendo como a esa armonía en la sociedad, pero lamentable o desafortuna-
damente no en todos los colegios se da o no se trabajan los valores como se trabajan
en nuestra institución.
Muchísimas gracias profesora Luz Marina, muy interesante su intervención y su expe-
riencia. Gracias.
122
Rosa Agustina Salazar Arias
• Entrevista docente 3 (D3)
¿Cómo ha sido toda su experiencia desde el momento en que llegó al Colegio Rural
Quiba Alta, como era la comunidad, como era el contexto los estudiantes, que clase de
valores se trabajaban en ese entonces y como era el ambiente institucional.
Primero que todo quisiera como mirar la parte ambiental digamos así, Quiba era un
colegio, una casa, pues tenía cuatro cinco salones y, era a campo abierto, no tenía
mallas, los chicos salían a jugar, a esa parte que era como de pasto es ahora como la
cancha, la parte donde están las casetas es ahora la granja, era un clima permanen-
temente frío, los niños llegaban vestidos con ruana, algunos llevaban sombrero, eran
niños que vivían mococitos, entonces uno tenía que estar con papel higiénico alcan-
zándoles para que ellos se sonaran.
Empezamos como por formar esos hábitos, porque llevaban un trapito o no lleva-
ban nada, entonces empezar como uno a generar esos hábitos de que se tenían que
sonar y de que se tenía que llegar con su manitas limpias, de que llegar con su carita
limpia, porque allí manejábamos escuela nueva, tenían los niños la libertad.
Cuando yo entre entrábamos a las siete de la mañana, pero había el espacio para
que ellos llegaran de siete a ocho de la mañana, habían unos, mientras dejaban sus
animales por allá pastando o las vacas, había como ese tiempo en que ellos podían
ir llegando, como se trabajaba con escuela nueva y ellos tenían guías entonces ellos
podían llegar a trabajar en lo que ellos habían dejado el día anterior en sus activida-
des escolares, en lo que ellos habían dejado el día anterior, y generalmente llegaban
por grupos entonces ellos se llamaban, no se decían compañeros sino socios, vengan
y trabajamos socios, a mí me parece que era un ambiente muy tranquilo, los niños
eran muy pacíficos muy tolerantes, eee, la grosería, o no grosería, sino la forma de,
de pronto ellos decir cuando un niño los estaba molestando era, “profesora ese niño
me está jodiendo”, pero de ahí no más, o sea uno nunca les oía una mala palabra no
había agresividad, esto es en Quiba Alta, que pues la población allí era en ese enton-
ces netamente rural o sea no había influencia de, pues del barrio y de ninguna otra
parte, una cosa que me llamo a mí mucha la atención siempre era que los días jueves
llegaba el carro de la gaseosa, entonces en lo que hoy en Quiba es la parte de sistemas
allí era un salón, yo estaba en ese salón, cuando llegaba el carro entonces todos los
niños se paraban contra la ventana a ver llegar el carro, entonces se parece mucho
a una propaganda que una vez sacaron como de cerveza que llega la gente, llega el
carro entonces toda la gente corre a mirar, yo les permitía porque me parecía que eso
era como algo novedoso para ellos o que pasaran carros porque casi no, el carro que
llegaba allá era el carro de los profesores que habíamos contratado que era un carrito
ahí en la loma de San Carlos, era un carrito viejito y pues ese era el carro que llegaba
frecuentemente y por ahí tal vez donde don Salvador que él tenía carro, de resto de
la gente se movilizaba a caballo o a pie o cuando tenían que viajar esperaban el carro
de los profesores.
Trabajábamos tres profesores nada más, manejábamos más o menos un número
de niños de 60, 65 creo que era, y los teníamos distribuidos, como se trabajaba con
escuela nueva cada uno trabajaba como de a tres grupos, los niños se respetaban,
ellos colaboraban con el aseo del colegio entonces ya casi cuando íbamos a salir está-
123
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
bamos distribuidos entonces hacíamos el aseo de todo el colegio, después la señora
Sandra, una mamita se quiso involucrar al colegio y ella era la que iba y nos ayudaba
a hacer el aseo, de los baños, de todo, porque antes eran los niños quienes lo hacían
pero lo hacían como con mucho cariño, desde que yo llegué pues yo no sé, pues por
mi formación y por mi convicción, de pronto yo siempre les inculqué, les he inculcado
a los niños pues como el amor a Dios, el amor a sí mismo y el respeto hacia los otros
En 1994 que fue cuando se organizó el pei del colegio con el grupo maestros que
éramos como ocho digamos entre Quiba Alta y Quiba Baja, diez o doce, algo así, no
éramos más, con la rectora se hizo el pei y dentro del pei pues digamos establecido
así como los valores, y se trabajaba la parte intelectual, la parte moral y la parte so-
cial, entonces era como buscar esa integralidad en el estudiante, ¿cierto?, el respeto
por el otro, el quererse a sí mismo.
Ya en el 2004 que creo que fue cuando se inició el proyecto con Luz Marina que
pienso yo que ella fue una de las gestoras, pues entonces ya se empezó a trabajar a
la par con lo de escritura natural y espontánea, eee, lo de valores cierto, empezando
porque la escritura natural hace que el maestro se acerque más al niño y haya un
respeto, por las necesidades y por los saberes que trae el niño empezando por ahí,
entonces pienso que eso es un valor bien grande que hay ahí no y se empezaron con
el Instituto Sathya Sai empezamos a tener, capacitaciones por parte de ellos y a como
a establecer bien esos cinco valores que hay en el colegio, no que no los hubiera an-
tes, lo que pasa es que de pronto no estaban bien determinados como tal, pero pues
siempre se trabajó el amor, siempre se les inculcó a los niños, que decir siempre la
verdad, esos valores que uno tenía sí pero como a forma general pero ya establecer-
los fue como en el 2004.
¿Cuál fue la necesidad que ustedes vieron evidente como para hacer ese cambio de pa-
radigmas ese cambio de métodos de enseñanza, de forma de enseñar?
Desde que yo entre en el noventa y cuatro siempre el colegio buscó, siempre la rec-
tora nos direccionó hacia el cambio ¿cierto?, y ella siempre nos invitaba a las capa-
citaciones, o sea nosotros a pesar que somos un colegio rural a mí me parece que
siempre hemos como innovando en cosas, yo lo digo porque, yo me encontraba con
compañeros que entraron al distrito al tiempo conmigo y cuando uno tiene charlas
así esporádicas , por ejemplo yo les contaba no es que yo fui a una capacitación de no
sé qué, no es que yo fui a tal parte, sí pero en mi colegio no pasa nada de nada de todo
eso que usted me cuenta, entonces siempre hubo una motivación para el cambio, de
pronto después cuando llegaron unos profesores, también que llegan cuando ya se
empezó a gestar como lo del colegio de bachillerato pues ya la gente llega como con
otras ideas, la rectora siempre, eee, como dispuesta al cambio.
Cuando llegó Luz Marina ella también trajo otras ideas entonces a mí me parece
que ella fue fundamental ahí, por ejemplo a mí cuando me hablaron de lo de escritura
natural, yo tenía muchos temores porque pues uno está acostumbrado a enseñar de
otra manera y arriesgarse uno a ser lo que se hizo y lo que se está haciendo, pues
como fuimos de las primeras pues no fue fácil, pero ha sido chévere (risas).
124
Rosa Agustina Salazar Arias
¿Qué dificultades encontraron dentro de ese proceso y qué facilidades también?
Bueno, dificultades primero el romper uno con eso tradicional que uno trae, ¿sí?, el
cambio a lo nuevo, pues claro uno dice me voy arriesgar a hacer esto, pues porque
uno ve que si es en beneficio de los niños y también yo por lo menos no me quería
como estancar ahí en lo mismo, y le traen a uno una cosa nueva y dice uno con temo-
res o no temores lo voy a hacer, ¿sí? primero pues yo pidiéndole ayuda a Dios porque
a mí eso me lo plantearon como en noviembre más o menos y eso ya era para enero
y yo ese diciembre no dormí de pensar, yo decía Dios mío qué va a pasar, yo qué voy
a hacer, seré capaz, no seré capaz?, como esta señora venía y nos decía ¡no! es que
toca hacer esto así, y uno acostumbrado, yo nunca enseñé ma, me, mi, mo, mu, pero
sí enseñe de pronto con el método de palabras normales, con de pronto la frasecita,
pero no tanto como ella nos decía el niño hay que enseñarles algo que le signifique,
¿cierto?, y pues nos arriesgamos ¿cierto?, y fue así tanto que se llegó como agosto
y nosotros con Luz Marina Vargas muy preocupadas de ver que los niños no leían
ni escribían convencionalmente, no que no leyeran, ni que no escribieran, ni que no
hablaran porque eso que se desarrolló con esos niños yo nunca tal vez lo había tenido
en cuenta antes, por ejemplo la oralidad, de que el niño inventara un cuento de que
hablara, de que dijera, de que empezara uno el cuento y el otro terminara y todas
esas cosas pues para mí eran como un nuevas, sí, pero con muchos temores, pero
también con muchas expectativas y digamos por allá como en septiembre cuando ya
empezamos a ver que habían niños, no eran muchos pero digamos cuatro, cinco que
ya empezaron a escribir, entonces, yo personalmente nunca he entendido el proceso
mental que el niño hace para plasmar lo que piensa de esa forma…, o sea como con
escritura convencional sin uno haberles enseñado, por ejemplo a mí me causaba mu-
cha curiosidad cuando yo no había enseñado gra, gre, gri, gro, gru, ni cra, cre, cri, cro,
cru. Cuando ya los niños empezaban a escribir que combinaciones entonces, cada
momento de esos vividos para mí era como una expectativa y un gozo de saber que el
niño logra cosas que de pronto yo quince veinte años antes, que trabajé con niños en
otro colegio y que yo generalmente enseñé en preescolar y primero, pues yo tal vez
no viví esas emociones que los niños viven con esta metodología, ¿sí?
Interesante, además que tiene un alto contenido de valores
Claro, claro, porque es respetarle al niño su pensamiento, es que el niño aprenda a
compartir con otro, recuerdo cuando estábamos como en tercero que se trabajó un
proyecto sobre los dinosaurios, entonces poder involucrar a los papás ¿sí?, que aque-
llos papás que iban al barrio, o que trabajaban en el barrio les trajeran información a
los otros a los que de pronto no podían pues tener acceso ahí, entonces enseñarle o
ver el niño la necesidad de que tengo que prestarle al otro lo que yo investigué para
que el otro también tenga conocimiento, eso también es compartir, aprender a respe-
tar, aprender a respetar la palabra del otro, aprender a compartir en muchas cosas,
porque el proyecto del colegio, el mismo proyecto del aula daba para eso, para desa-
rrollar valores, el amor, algo que siempre se les inculcaba era la verdad, si no pudo
traer la tarea por ye o por equis, pues voy hablar con la verdad no importa cuál sea
la razón ¿sí?, pero entonces como irles enseñando y me parece que esto ha trascen-
125
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
dido también en los padres de familia, porque en las reuniones uno les habla, por lo
menos yo les digo: yo voy hacer lo que yo hago con sus niños, entonces por ejemplo,
les hago el ejercicio de valores, que de pronto el cuentico para sacar una enseñanza
y de pronto uno también eso que uno les enseña a los niños, entonces uno les dice a
ellos, ustedes le van a contar a su papá, y uno nota el cambio también en los padres
de familia, que esos valores han trascendido desde el aula, desde las asambleas de
padres porque uno les trabaja de pronto el cuento entonces ellos aprenden, de hablar
yo con papás que conocía anteriormente y que sé que por lo menos esta niña Emilce
que se graduó, anteayer, ella fue una niña muy maltratada, cuando pequeña porque
yo la tuve a ella muy pequeñita, la mamá la castigaba mucho y a los hermanitos, y
cómo el colegio con todo lo que, las vivencias que han habido, cómo ha hecho trans-
formar a esos papás de saber que yo ya no le tengo que pegar a mi hijo así, que yo ya
le puedo hablar que yo ya puedo tratarlo de otra manera, para que el niño no sufra,
porque esos papás a veces arriba como que no pueden manifestar el amor hacia sus
hijos ¿no?
Entonces yo si veo que han habido cambios en cuanto los valores, igual que hubo
cambios en muchas cosas no, porque ya después llegaron los niños del barrio enton-
ces ya la influencia de los papás, pues de la sociedad del barrio, a que va a influir en
el campesino ¿no?, hasta en la forma de vestir, hasta de una forma de hablar, bueno
no sé.
¿Usted tendría alguna experiencia como bien significativa sobre uno de esos estudian-
tes que ha tenido como esa trascendencia como ese cambio, nos pudiera como narrar
un poquito?
Por ejemplo con el niño Cristian. Cristian fue un niño que cuando él llegó al colegio
era como un animalito digamos así, fea la palabra que estoy utilizando, pero él no
aceptaba normas, él se encaramaba en toda parte, él hacía lo que él quería, entonces
una de las cosas que yo hice fue acercarlo a mí con amor, ¿cierto?, con el amor, con el
afecto. Y empezar a trabajar los valores con él para que aprendiera a aceptar normas,
aprendiera a compartir con los otros niños porque él era él y nada de lo que él tenía
era para los otros, ¿cierto?, como yo a él lo tuve desde primerito como hasta tercero,
entonces fue como todo un proceso, y ahorita uno lo ve y aun cuando es un poco
rebelde todavía, el ya entra para octavo, ¡sí!, pero y aun cuando los profes a veces se
quejan, pero uno ve el cambio de él en cosas, ¿sí?
Yo he visto muchos niños así, yo recuerdo también a una niña que se llamaba
Angie que ella llego al colegio y se metía debajo de la mesa, no quería compartir con
nadie, era resentida, ella peleaba, se agarraba y pienso que a través de trabajarles
valores, digamos a través del cuento, a través de reflexiones que hacemos de alguna
frase eso va haciendo mella y digamos uno de pronto no lo ve inmediatamente pero
uno a largo plazo lo ve y aun me encontraba yo con un niño que ya terminó, que ya
salió del colegio y me decía; profe o sea, uno a veces no valora todo lo que ustedes
dicen y todo lo que uno se ha formado, pero yo me formé acá en este colegio, me decía
él, ¿sí?, gracias a todo lo que se ha enseñado en cuanto al comportamiento, el amor
hacia el otro, el compartir, el respetarme a mí mismo, el respetar mi cuerpo.
126
Rosa Agustina Salazar Arias
Pienso que es una labor de todos los días y que estamos construyendo y que ojala
continuemos, que mis compañeros que hasta ahora llegan, porque yo ya casi estoy de
salida espero los que vengan atrás no se les olvide eso.
¿Cuál considera usted que ha sido como la fortaleza de ese proyecto de formación en
valores o del modelo de formación en valores que es el modelo agentes de cambio?
Yo pienso que una de las fortalezas es el permitirle a los niños que puedan expresar-
se, ¿sí?, me parece que esto es importante porque es no pensar que el maestro se las
sabe todas, sino que es un aprender tanto, o sea todos aprendemos de todos, ¿cierto?,
y de pronto con el ejemplo, de pronto con las reflexiones que se hacen y el respeto
por el saber del otro, y a mí me parece que los papás han cambiado, a pesar de que
ellos viven una vida dura, una vida de mucho conflicto, de muchas cosas. Una cosa es
lo que el niño vive en el barrio y en sus casas y otra cosa digamos es el colegio, este
un paliativo para ellos, ¿sí?, porque a los papás mismos uno a veces les escucha decir
profe yo aquí he aprendido a ser de tal manera y no hacer como yo era antes con
mi hijo, ¿sí?, entonces yo pienso que una de las fortalezas es como el permitir…, sí el
compartir, el que cada persona pueda expresar y poder llegar como a acuerdos, lle-
gar a consensos y lograr que los papás acepten ese desarrollo en valores y que ellos
también lo vivencien, ¿no?
¿Cómo el colegio ha hecho participes a la familia y a la comunidad en general de todo ese
proceso de construcción de formación en valores y de formación del proyecto institucional?
Pienso que uno de los primeros espacios son las asambleas de padres, ¿cierto?, y más
ahora, pues antes se hacía en forma general y se les hablaba de los derechos, de los
deberes, pero de un tiempo para acá, digamos como desde el 2004, 2005 o más ade-
lante, siempre se les trabaja, se les hace una reflexión en valores ¿no?, así que se les
hace la lectura, o se le trae un caso especial y así como se trabaja con los niños se ha
trabajado con los papas, esa es una manera de involucrar a los papás y hacerles caer
en cuenta, que no todo lo que ellos han hecho con sus hijos, es malo pero tampoco
todo es bueno, y como darles otras alternativas para que ellos puedan mirar, y decir:
esto lo puedo hacer mejor así, de esta manera como el colegio de pronto me lo está in-
dicando, me lo está enseñando o yo puedo tomar esto así, porque a veces uno critica a
los papas pero es que no ha habido quien les diga, ¿cierto?, no ha habido como quien
les toca la fibra de su corazón y no es porque ellos no quieran a sus hijos uno a veces
los juzga, uno dice es que ese papá no quiere, ¡no, mentiras!, es que a ellos también
les tocó vivir otras cosas feas y ellos no pueden dar mas no porque no sientan el dolor
de su hijo si no porque a ellos no les enseñaron.
Pienso que el colegio, la escuela debe ser para los niños, para los papás, también
para los maestros y para todos los que nos involucramos ahí, los conductores, los
señores celadores, las señoras del aseo, y uno lo ve, lo escucha y hay como una uni-
dad de criterio sin ponernos de acuerdo, es que cuando llegue entonces toca hablar
de paz, del amor , ¡no!, eso es una cosa que ya se vivencia y que no debemos dejarlo
perder con toda esta sociedad como está de revuelta y que todo nos parece normal,
pienso yo que esos valores no se pueden perder sino antes más bien como afianzar
en la construcción en el rescate de esos valores.
127
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
¿Si realmente tuviera la oportunidad de volver a empezar en todo este proceso de cons-
trucción, haría lo mismo o le cambiaria algo?
Pienso que a mí me hubiera gustado conocer antes por ejemplo lo de escritura na-
tural, ¿sí? porque, me parece que ahí van implícitos los valores, porque es que es el
respetar al niño, respetar su naturaleza, lo que él trae en su cabecita, las costumbres
que el trae y empezar a ayudar a transformar, pero mirando que yo primero me tuve
que transformar ¿cierto?, entonces cómo voy a exigir respeto si yo no respeto, cómo
voy a exigir amor si yo no doy amor, entonces es como mirar esos valores y mirarme
yo a mí misma en qué estoy fallando, tratar de mejorar para yo poder ayudar a me-
jorar a otros.
Marinita muchísimas gracias, de verdad súper interesante y muy valiosa su co-
laboración.
• Entrevista docente 4 (D4)
Bueno teniendo en cuenta que el pei del colegio es Quiba a-gente de cambio social y
productivo, ¿para tí que significa ser agente de cambio?
Yo llegué a Quiba desde el 2005 en el mes de febrero y estoy con el nivel tres o sea
grado segundo. Para mí a-gente de cambio es mirar cómo me transformo yo como
cambio yo para poder así buscar el cambio en mis estudiantes, buscar esa transfor-
mación a diario en base a la reflexión en base a las reglas para mejorar la convivencia
diario para vivir en paz conmigo mismo y así ofrecérselo a las demás personas.
¿Puedes contarme cómo fue todo ese proceso desde el momento en que llegaste a Quiba,
qué pensaste cuando viste como el programa de valores que se estaba forjando así como
también el proyecto educativo?
Bueno pues uno normalmente en cualquier colegio en donde se esté desempeñan-
do siempre hay un proyecto de valores como proyecto transversal de la institución
cierto, entonces pues yo en un comienzo dije pues no puede ser un proyecto normal
como uno lo ha venido manejando pero resulta que cuando empezamos a conocerlo
y lo vi muy diferente a como yo los conocía, entonces, empezamos con unas capacita-
ciones donde nosotros tuvimos que aprender a desaprender, para aprender nuevas
cosas y poder implementar esas acciones de valores diarios en nuestro quehacer,
entonces nos llevaron a capacitaciones, y con un plan muy organizado o sea ya esta-
ba como montado un sistema muy bien organizado con un proyecto que ya también
han implementado en otros países pues como en Argentina y venía fundado como
desde Satya Sai, Sai Baba que es un programa que viene de la india y pues ha venido
en crecimiento y entonces el colegio se ha caracterizado por buscar innovaciones y
todo y entonces encontró como esa forma para llegarle a la población de Quiba y no
se ahí empezamos.
128
Rosa Agustina Salazar Arias
¿Cómo ha sido toda tu experiencia en el aula y al trabajo de valores con tus estudiantes
y cómo has aplicado estos valores institucionales en tus estudiantes, que impacto has
visto que cambios has visto, ha trascendido del aula?
Ha bueno pues entonces a partir de esas capacitaciones pues ya vimos que era to-
talmente diferente el proyecto de valores humanos que realmente se vivencia día a
día, los valores no, no es solamente que se quede ahí en palabras de que se asumen
y se viven esos valores no, sino que realmente son significativos en las acciones que
los niños y que nosotros mismos como docentes desempeñamos en nuestro queha-
cer ahí en el aula, entonces en las capacitaciones nos dieron como ciertas pautas, si
entonces el proyecto está enfocado en cinco valores que son amor, paz, rectitud, ver-
dad y no violencia pues esos son valores universales que integran otra cantidad de
valores humanos que son los que vivenciamos nosotros en cada acción que hacemos.
Allá en el Instituto Satya Sai nos dieron varias pautas a tener en cuenta para apli-
car a diario con nuestros estudiantes y con nosotros mismos porque tenemos que
empezar por nosotros mismos a vivir esas experiencias y creer en ellas para ahí si
compartirlas y también hacer que los niños crean en ellas y que también las fomen-
ten, entonces que se hizo cogimos esas estrategias por ejemplo el ejercicio de la res-
piración que es algo muy sencillo y que en un comienzo yo decía pero como así que
con la respiración uno va a poder lograr algo pues resulta que sí, cuando los niños
iniciamos la jornada escolar hacemos unos ejercicios de relajación de respiración
como que nos disponemos para empezar esa jornada escolar, si, entonces puede ser
el maestro o puede ser un niño que toma la iniciativa para desarrollar ese ejercicio
de respiración donde se sientan cómodos que cerramos los ojos que puede ser que
hacemos un viaje imaginario y nos disponemos luego para hacer una lectura de un
cuento, un cuento siempre se trata de buscar que los cuentos sean que tengan una
enseñanza sobre situaciones y reflexiones de la vida cotidiana de los estudiantes y de
las familias y también se tiene en cuenta frases que se interiorizan que vamos inte-
riorizando puede ser por una semana o por quince días.
Nosotros allá planteamos unas guías de valores humanos entonces se pueden ha-
cer depende de la temática semanales o quincenales, entonces también dentro de
esas guías se plantean unos pensamientos positivos o frases positivas que se van
interiorizando a diario y se van repitiendo y como que nos las vamos guardando en
nuestro corazón como para estar en paz con nosotros mismos y poderlas compartir
con los demás y sobre todo que no se quede ahí en el aula sino que trascienda hasta
las familias de los estudiantes, que más, otra estrategia también que viene dentro del
trabajo de valores dentro de las guías que cada docente plantea pues basado en to-
das las capacitaciones y todo el material que tiene el colegio con el proyecto también
trabajos grupales.
Se trabaja en clase aplicando las técnicas del trabajo cooperativo y trabajo cola-
borativo donde se asumen roles, los niños tienen claro que rol desempeñan dentro
del grupo y se sienten seguros en el papel que ellos desempeñan dentro del grupo
y también es valioso para ellos reconocerse como tal un papel importante ahí en su
grupo de trabajo.
129
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Ha sido realmente significativo para mí, porque es muy diferente a lo que yo co-
nocía y realmente me ha servido también mucho en mi vida porque uno se aprende a
conocer a uno mismo y uno se aprende a relajar para poder brindar a los demás esa
alegría, esa confianza y esa seguridad de que uno puede hacer las cosas y que uno
de verdad puede lograr y lo que uno se propone si uno quiere de verdad lograr algo
entonces para delante es que vamos y con la ayuda y empezando de uno mismo con
la fuerza que uno tiene y con lo que le puedan brindar los demás magnífico.
¿Cómo está integrado todo este proceso de valores dentro del currículo institucional?
Teniendo en cuenta que el pei es Quiba a-gente de cambio social y productivo, en-
tonces el pei institucional tiene tres macro-procesos donde está: a-gentes de cambio
que es donde está el de valores, donde esta gestión integral que es todo lo de la parte
administrativa y el modelo pedagógico que es sica que encierra matemáticas a la me-
dida de los niños, y que encierra escritura natural y donde se desarrolla el proyecto
de aula en base a epc.
Dentro del modelo agentes de cambio es donde se centra realmente el proyecto
de valores, aunque el proyecto de valores sinceramente está ligado con todas las ac-
tividades del colegio porque pues ese es como la fuerza que mantiene unida a toda la
institución y es como la columna vertebral de todos los procesos que se desarrollan
en Quiba y así yo creo que ese es como el centro por el cual la comunidad educativa
siempre ha vivenciado cosas buenas en el colegio y la gente y la comunidad educativa
quiere mucho Quiba por eso porque se caracteriza por ser una institución como dife-
rente a pesar de la zona en la que se encuentra, es un colegio que tiene estudiantes de
todas las clases sociales, hay niños de la vereda, hay niños desplazados, hay niños de
familias muy pobres, como también hay niños de familias que no son, que no es que
tengan dinero pero si son un poquito más acomodados, entonces hay niños como de
todas las tendencias sociales, sin embargo no hay conflictos, así que uno diga hay no
es que en el colegio la convivencia es terrible no allí no porque desde un desde el niño
desde preescolar se viene fomentando los valores humanos, esa vivencia de las tácti-
cas de los valores las estrategias y entonces eso ha hecho que la convivencia en Quiba
sea armónica, haya paz, haya verdad, haya rectitud y no violencia y todo, en todos los
proyectos que se desarrollan a nivel pedagógico a nivel institucional se vivencias los
valores y como que todo va fluyendo alrededor de eso.
¿En el aula que tipo de conflictos se presentan como con más frecuencia y como los
solucionas?
Pues si tampoco no es que uno diga no es que todo es que perfecto no eso es normal
que de pronto por un lápiz, que hablen de que me robaron no de pronto se refundió
hay entonces miremos entre las maletas a ver de pronto quien lo encontró bueno co-
sitas así sencillas porque no hay casos graves o sea por ejemplo a nosotros nos llegan
a veces esos formatos de la secretaria de educación que de cuantas amenazas de que
cuantas no se bueno un resto de situaciones que uno dice no acá no nos toca pasar
esos cuadros a veces en ceros pero pues si de pronto de agresión verbal.
130
Rosa Agustina Salazar Arias
Desafortunadamente aunque si se ha logrado trascender un poco hacia las co-
munidades pero es muy difícil la situación que los niños viven en algunos hogares
porque hay muchos niños que no viven con los padres de familia sino viven es con
la madrina, la abuelita, o con los tíos son cosas así, pero entonces que hacemos en
el aula, todo es a partir de la reflexión a partir como del análisis de casos así como
similares que uno va colocando, entonces le ponemos situaciones a los niños para
que ellos mismos traten de buscar cual es la solución más adecuada y que la vayan
comparando con la situación que él está viviendo y cuál sería la decisión que ellos
toman para que, ellos mismos vayan reflexionando y se vayan dando cuenta cual es la
manera correcta de solucionar las dificultades que se le presenta.
¿Tienes algún aporte que quisieras hacerle a todo este proyecto institucional?
De pronto como una sugerencia nosotros por lo menos en mi caso en primaria esta-
mos haciendo prácticas en valores, de reflexiones, del canto, del cuento, de la frase
positiva, de los ejercicios de respiración que son básicos, pero desafortunadamente
los chicos se van para bachillerato y como que eso, eso ahí para, entonces mira que
ya en bachillerato a veces empiezan a aunque tampoco es que hayan dificultades ahí
graves que uno escuche ni nada pero si de pronto hay como más conflicto a nivel de
agresión física o verbal, pues no así que sean graves y eso, pero si se están presen-
tando pero yo digo que es por falta de que vivencien todos los días esas prácticas de
valores humanos, que aunque en un comienzo como a mí me pareció que eran como
muy sencillas como muy superficiales pero esas prácticas tienen su sentido, tienen su
lógica y tienen unos resultados muy positivos.
También aprovechar las reuniones de padres de familia para empezar a fomentar
esas prácticas de valores con los padres que inclusive cada reunión de padres de fa-
milia desde orientación también se generan guías de valores para trabajar con ellos y
talleres donde se manejan también todas esas estrategias de la relajación, de la frase
positiva, del cuento, del trabajo grupal y también se manejan muchos dilemas para
que los padres de familia reflexionen sobre ellos y como que los transponles allá a
las situaciones que ellos viven en las familias y van también y trabajan esas guías en
las casa y devuelven el material al colegio con las sugerencias y los aportes que ellos
desde la casa hacen y todo eso seguramente les van dejando un granito de arena cada
vez allá en las familias y los niños a veces llegan y le cuentan a uno miren que tal guía
que nos mandó con tal cuento lo estuvimos hablando y mi mamá dijo que tal cosa y
a mi papá no le pareció entonces bueno y forman a veces unas discusiones así hasta
positivas en los hogares, entonces eso ayuda mucho también.
Que chévere esa participación también tan activa de los padres ¿no es cierto? Y ya
aquí finalmente quisiera saber tú has estado en ciclo uno y dos, que cambios o que ca-
sos significativos has visto respecto a los estudiantes con los que han trabajado, has
visto transformaciones, has visto trascendencias así como importantes que a veces
como que marcan la diferencia con respecto a los otros estudiantes?
Claro que sí, mira que recién que yo llegué al colegio bueno llegué con un grado
segundo creo que fue, si, cuando si todavía no se habían implementado los ciclos
como tal, entonces era una niña que vendía dulces en los buses, entonces la inasis-
tencia al colegio era constante era permanente y empezamos a trabajar y trabajar así
131
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
las guías de valores y a citar a la mamá y yo como preocupada como le llegaba a la
señora y encontré unas guías de valores unos cuentos y analizábamos esos dilemas
esos dilemas y ella empezaron como a cambiar a comprender que la niña tenía que
venir al colegio que era más importante el estudio y los otros niños comprendieron
también la situación de la señora de que les tocaba trabajar porque no tenían el sus-
tento entonces empezaron a hacer jornadas donde cada uno de los niños llevaban
algo de mercado y todo con tal de que la niña no faltara al colegio entones ese sentido
de pertenencia empezó a fomentarse ahí en esa situación.
Otra forma también de despertar los valores en los estudiantes es el amor por la
naturaleza el amor por el medio ambiente entonces que hacemos nosotros otra acti-
vidad, es salir a hacer servicio social a los alrededores de la vereda, entonces desafor-
tunadamente la gente en Quiba no tenía conciencia ambiental de mantener limpios
los cultivos, uno pasaba por la carretera y veía esos cultivos de papa llenos de papeles
y entonces una actividad que se fomentaba con los estudiantes era ir a, pedíamos
permiso a los dueños de las fincas y entrabamos con cuidado a los cultivos y limpiá-
bamos los cultivos, recogíamos todo limpiábamos alrededor de la vereda, hacíamos
pancartas, hablábamos con la gente, concientizábamos, afortunadamente eso ha te-
nido también cambios muy positivos uno ya pasa y hay mucho menos basura en los
cultivos no porque ya hacia la parte urbana se ha deteriorado muchísimo la situación
desafortunadamente, pero ahí alrededor de la escuela en los cultivos en las fincas en
las parcelas de alrededor la situación ha mejorado bastante y la comunidad ellos son
conscientes que en Quiba se está manejando ese proyecto de valores.
Y que la forma de vivir y de convivir y de tratarnos y la relación entre maestro-
alumno es de mucho respeto y de mucha amistad o sea no es que el maestro este allá
a un lado y el estudiante esté allá al otro lado no somos un par somos un equipo de
trabajo y así como el maestro tiene cosas para compartirle al estudiante, el estudiante
también le enseña muchas cosas al maestro, si, allá en Quiba nosotros somos simple-
mente unos orientadores unos acompañantes del proceso pero el estudiante solito
es el que va desatando todo su conocimiento nosotros estamos ahí para orientarlos y
eso también yo lo he aprendido desde mi formación en valores porque cada día uno
aprende muchas cosas de ellos de los niños y de los padres de familia también.
• Entrevista docente 5 (D5)
¿Cuando tu llegaste a Quiba qué percepción te dio el colegio que fue lo que tu viste, que
inquietudes te produjo todo lo que encontraste?
Soy docente del grado preescolar desde hace tres años en la institución, igualmente
he sido la dinamizadora del ciclo uno durante dos años. Bueno pensar en esa pre-
gunta que me haces me recuerda cuando nos citaron en un colegio en Bogotá para
reunirnos a todos y de ahí cada grupo saliera con su rector para el colegio que había
elegido, desde ahí tuve una percepción muy cálida del colegio porque la rectora des-
de ese mismo momento nos hizo una bienvenida a todos los nuevos integrantes y nos
invitó a subir al colegio, el paisaje, el espacio físico donde se encuentra el colegio es
un espacio sensibilizador que ya eso hacía un poco más agradable el llegar al lugar.
132
Rosa Agustina Salazar Arias
Llegamos al colegio y la percepción es todo el tiempo de calidez de que nos en-
contramos en un ambiente familiar, en un ambiente de confianza en un ambiente
donde se podía trabajar tranquilamente noté también en ese momento la apertura
de los directivos entonces pues realmente me sentí muy contenta de haber elegido el
Colegio Rural Quiba Alta como mi sitio de trabajo.
Y respecto hacia la comunidad y a tus estudiantes ¿cuál fue como ese primer impacto
que tuviste y que cosas de valores humanos viste en ese momento?
Bueno fue muy bonito porque cuando nosotros llegamos aquí al colegio habíamos
tenido una inducción previa había habido una reunión anterior donde nos habían
enviado una cantidad de documentos por correo para que nosotros fuéramos empa-
pándonos de que se hacía acá. Uno de los proyectos que más me llamó la atención fue
el proyecto en valores, siempre he sido una convencida de que en los valores está la
clave de la formación de todo el ser humano, entonces me pareció muy interesante
noté que era un proyecto muy fortalecido en el que habían trabajado durante muchos
años y al llegar acá y encontrarme con los estudiantes me doy cuenta de que eran es-
tudiantes producto de ese trabajo, se notaba por ejemplo las normas de cortesía, los
hábitos de los niños muy diferentes, a pesar de que somos un colegio rural sabemos
que no toda la población que atendemos es rural entonces el trabajo en valores se
nota, se vio desde el principio que llegué acá, pude notarlo tanto en los niños como
en algunos padres de familia.
Desde tu rol de dinamizadora, me gustaría que nos comentaras un poco como son esas
funciones, como ha sido el proceso de mejoramiento año tras año del modelo a-gentes
de cambio así como del mismo pei
El rol de dinamizadora primero se elige por votación los compañeros del ciclo deci-
den a quien quieren postular, hay una votación, es un rol como su nombre lo indica de
emprender de ser activo con los demás, hacemos parte todos los dinamizadores del
consejo académico, y digamos que servimos de puente o de enlace entre directivos
y docentes siempre llevamos las inquietudes de los docentes y así mismo comunica-
mos decisiones de los directivos. El colegio ha sido pionero en esto y se nota con los
compañeros que uno trabaja, son diferentes, son propositivos, son compañeros que
están dispuestos a escuchar, se pueden hacer reflexiones donde hablamos acerca de
los aspectos que tenemos que mejorar como profesionales o como seres humanos y
los asumimos de una buena manera, en general, ha habido de pronto algunas difi-
cultades, de pronto algunas discusiones por diferencia de pensamiento o de opinión
pero gracias a ese trabajo tan fuerte en valores tenemos la capacidad de sacar ade-
lante y de mantener nuestras relaciones personales intactas por encima de cualquier
dificultad, entonces ha sido muy bonito el trabajo de dinamización me ha enseñado
mucho porque he podido realmente hacer un trabajo en equipo, si nos falta, nos falta
trabajar en equipo, nos falta de pronto muchas veces tener más iniciativa pero creo
que nosotros hemos encontrado el camino por donde llegamos allá.
133
Sistematización de una experiencia educativa sobre formación en valores...
Desde el momento en que tú llegaste hasta el día de hoy, ¿has visto mejoramiento en los
procesos, mejoramiento en la formación en valores, has visto o has tenido la experiencia
con algún caso significativo?
El proyecto es un proyecto institucional hasta el 2010, 2011, estuvo en cabeza de una
persona que era una orientadora y ella digamos que lo manejaba a la perfección, al
irse ella las cosas alcanzaron a tambalear un poco el proyecto digamos que bajo su
nivel y fuimos producto de esa baja de pronto el entusiasmo, el ánimo, las ganas era
una persona que era el motor del proyecto, sin embargo creo que estamos en un pro-
ceso de nivelación, si se has visto algunas dificultades no se ven mucho en primaria
más se ve en bachillerato, en general en primaria hemos tratado de he visto si man-
tener el nivel, he visto sí, tengo ejemplos claros de como los ejercicios de valores este
proyecto como este proyecto de valores, de este pei de modelo a-gente de cambio
sirve para los seres humanos que nosotros tenemos en las aulas eso se nota, cuando
fortalecemos el ejercicio de valores matutinos que es diario los padres lo asumen de
una muy buena manera y cuando hay una reunión de padres si uno lo hace con ellos,
ellos no lo ven como algo ajeno o como algo extraño, es decir eso nos indica que los
niños están transmitiendo la información en casa así que esos son ejemplos impor-
tantes de como los ejercicios de valores se transmiten los niños se vuelven realmente
a-gentes de cambio al transformar en sus familias ciertos hábitos y ciertas actitudes.
Tu como docente de ciclo uno y que también pues estas ahí a la par con ciclo dos, como
ves tú ese proceso ¿tú crees realmente que es importante que se formen valores como
una medida preventiva para minimizar los conflictos en los ciclos superiores?
Si estoy completamente convencida de que es por el camino de la educación en valo-
res, creo que nosotros hemos hallado la ruta y nos hace falta seguir fortaleciéndola
y caminar en ese sentido, porque lo que nosotros formamos desde ciclo uno con los
niños de preescolar y si se mantiene durante todos los años definitivamente debe te-
ner un impacto positivo no solamente en los estudiantes sino también en las familias.
¿Cuáles serían sus sugerencias para que otros colegios y otras entidades pudieran apli-
car un modelo de formación en valores y que fuera así de exitoso y que tuviera como ese
impacto que tiene en Quiba?
Yo creo que tiene que empezar por la sensibilización de los docentes que ellos real-
mente lo vean como algo importante y en nuestro tiempo algo necesario. Si empiezan
a hacer sensibilizaciones empiezan a trabajar con la reflexión haciendo por ejemplo
capacitaciones sobre esa parte, sobre la importancia de los valores en la sociedad
sobre la importancia de que lo tengamos nosotros mismos, porque realmente los
valores no se enseñan, los valores se transmiten con el ejemplo, entonces los docen-
tes tienen que estar convencidos de que ese es el camino y una parte importante de
pronto son reflexiones que se hagan en grupo y sensibilización yo pienso que por ahí
puede empezar un colegio que no tenga un programa en valores.
134
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en mayo de 2016
Se compuso en caracteres Cambria de 12 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia