Epistemología ambiental
aplicada al cambio climático y
su impacto en la agricultura
INSTITUTO
LATINOAMERICANO
DE ALTOS ESTUDIOS
Germán Belizario Quispe
[belizarioquispegerman@gmail.com ]
Posee título de Ingeniero Civil, Ingeniero
Agrícola y Licenciado en Educación en la
especialidad de Físico-Matemáticas; con
Grado de Magister Scientiae en Ingeniería de
Recursos Agua y Suelo, Grado de Doctoris
Scientiae en Ciencia, Tecnología y Medio
Ambiente en la Universidad Nacional del
Altiplano de Puno. En la actualidad es profesor
investigador con registro renacyt P0038812 y
profesor principal de la Escuela de la Facultad
de Ingeniería Agrícola de la Universidad
Nacional del Altiplano de Puno, desde 2003
hasta la actualidad en el pregrado, y profesor
de Posgrado desde el año 2014 en la maestría
y desde el año 2018 en el doctorado. Posee
publicaciones de artículos de científicos en:
Revista de Investigaciones Veterinarias del Perú,
Revista Española ager, Revista Española de
Geriatría y Gerontología, iop Conference Series:
Earth and Environmental Science, Revista
Boliviana de Química, Revista de Investigaciones
Altoandinas, Revista Ciencia y Desarrollo,
Revista de Investigaciones. Autor de textos:
Resistencia de materiales: una introducción para
los estudiantes de ingeniería; Métodos numéricos
para principiantes en ingenierías; Elementos
para el diseño de pequeños sistemas de riego
y Glosario de gestión del desarrollo territorial
rural.
Epistemología ambiental
aplicada al cambio climático y
su impacto en la agricultura
Germán Belizario Quispe
INSTITUTO
LATINOAMERICANO
DE ALTOS ESTUDIOS
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio
físico o digital de toda o una parte de esta obra
sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano
de Altos Estudios -ILAE-.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos
(Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
isbn
978-958-53675-2-4
©
Germán Belizario Quispe, 2021
©
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-, 2021
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Published in Colombia
 ·
[5]
Contenido
Introducción
11
Capítulo primero
Agricultura: nociones y fundamentos
13
I.
Nociones de agricultura
14
II. Tipos de agricultura
16
III. Importancia de la agricultura
19
IV. Sector agrícola y los efectos del cambio climático
21
V. Agricultura sostenible
23
Capítulo segundo
Epistemología ambiental:
principios y criterios
25
I.
Principios de la epistemología ambiental
26
II. Ética medioambiental
28
III. Perspectivas sobre el medioambiente
29
IV. Principios de la agroecología
31
V. Ciencias ambientales
33
Capítulo tercero
Cambio climático: perspectivas teóricas
35
I.
Nociones sobre el cambio climático
36
II. Elementos del clima
37
III. Factores del clima
39
IV. Calentamiento global
40
V. Impactos del cambio climático en la agricultura
43
[6]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Capítulo cuarto
Impactos del cambio climático en la agricultura
de la cuenca del río Ramis, región Puno - Perú
47
I.
Hipótesis de la investigación
48
A. Hipótesis general
48
B. Hipótesis específicas
48
II. Objetivos de la investigación
49
A. Objetivo general
49
B. Objetivos específicos
49
III. Población y muestra
49
IV. Ámbito de estudio
49
V. Procedimiento de recolección de datos
53
VI. Análisis de la información por objetivos planteados
54
VII. Análisis e interpretación de resultados
60
Conclusiones
113
Recomendaciones
114
Capítulo quinto
Efectos del cambio climático
en la agricultura de las cuencas
115
Bibliografía
121
[7]
índice de tablas
Tabla 1.
Correlación de temperaturas medias anuales-grupo n° 1
63
Tabla 2.
Correlación de temperaturas medias anuales-grupo n° 2, 2014
68
Tabla 3.
Medidas de tendencia central y variación del promedio de
temperatura en la cuenca del río Ramis, 1992-2012
75
Tabla 4.
Variación en las temperaturas máximas por estación en la
cuenca del río Ramis, 1992-2012
76
Tabla 5.
Variación en las temperaturas mínimas por estación en la
cuenca del río Ramis, 1992-2012
77
Tabla 6.
Variación en las temperaturas mínimas por estación en la
cuenca del río Ramis, 1992-2012
77
Tabla 7.
Resumen del modelo de variables predictoras de
temperaturas, cuenca Ramis, 1992-2012
78
Tabla 8.
Prueba de hipótesis mediante análisis de varianza
(anovaa) del cambio climático y los variables del clima
79
Tabla 9.
Análisis de coeficientesa independientes de temperaturas
frente al cambio climático, cuenca Ramis. 1992-2012
79
Tabla 10.
Correlaciones bivariadas del cambio climático con las
variaciones de las temperaturas, cuenca Ramis, 1992-2012
80
Tabla 11.
Coeficientes de las temperaturas máximas medias según el
modelo lineal, en la cuenca Ramis, 1992-2012
81
Tabla 12.
Coeficientes del promedio de temperaturas máximas
según el modelo logarítmico
81
Tabla 13.
Coeficiente del promedio de temperaturas máximas según
el modelo exponencial
82
Tabla 14.
Coeficiente del promedio de temperaturas mínimas según
el modelo lineal
83
Tabla 15.
Coeficientes del promedio de temperaturas mínimas según
el modelo logarítmico
83
Tabla 16.
Coeficientes del promedio de temperaturas mínimas según
el modelo exponencial
84
Tabla 17.
Coeficiente de correlación (r) para cada estación - grupo
n° 1, 2014
86
Tabla 18.
Coeficiente de correlación (r) para cada estación-grupo n°
2, 2014
87
Tabla 19.
Coeficiente de correlación (r) para cada estación-grupo n°
3, 2014
87
Tabla 20.
Análisis de saltos de las precipitaciones mensuales-grupo
n° 1, 2014
88
Tabla 21.
Análisis de saltos de las precipitaciones mensuales-grupo
n° 2, 2014
89
Tabla 22.
Análisis de saltos de las precipitaciones mensuales-grupo
n° 3, 2014
89
[8]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 23.
Resumen del modelo de regresión lineal de precipitación,
cuenca Ramis, 1992-2012
93
Tabla 24.
anova de las precipitaciones pluviales, cuenca Ramis,
1992-2012
93
Tabla 25.
Análisis de coeficientes independientes, según prueba T
94
Tabla 26.
Correlaciones bivariadas del cambio climático con las
variaciones de las precipitaciones pluviales en la cuenca
del río Ramis, 1992-2012
95
Tabla 27.
Coeficientesa de precipitación total según el modelo lineal
96
Tabla 28.
Coeficientes de precipitación total según el modelo
logarítmico
96
Tabla 29.
Coeficientes de precipitación total según el modelo
exponencial
96
Tabla 30.
Medidas de tendencia central y variación del rendimiento
de los cultivos seleccionados en la cuenca Ramis, 1992-2012
98
Tabla 31.
Comportamiento del rendimiento del cultivo de haba en
kg/ha a variables climáticos óptimos
99
Tabla 32.
Comportamiento del rendimiento del cultivo de haba en
kg/ha a variables climáticos óptimos
99
Tabla 33.
Comportamiento del rendimiento del cultivo de haba en
kg/ha a variables climáticos óptimos
100
Tabla 34.
Resumen del modelo de relación entre cultivo y clima
101
Tabla 35.
anova de la regresión residual total para el cultivo de haba
102
Tabla 36.
Coeficientesa no estandarizadas y tipificadas de las
variables climáticas
102
Tabla 37.
Correlaciones bivariadas del cultivo de haba con las
variaciones climáticas en la cuenca del río Ramis, 1992-2012
103
Tabla 38.
Resumen del modelo del rendimiento de papa y variables
climáticos, cuenca Ramis, 1992-2012
105
Tabla 39.
anova de la regresión residual total para el cultivo de
papa, cuenca Ramis, 1992-2012
106
Tabla 40.
Coeficientesa no estandarizados y tipificados de variables
climáticos
106
Tabla 41.
Correlaciones bivariadas del cultivo de papa con las
variaciones climáticas en la cuenca del rio Ramis, 1992-2012
108
Tabla 42.
Resumen del modelo de la relación del rendimiento de
quinua y variables climáticos, cuenca Ramis 1992-2012
109
Tabla 43.
Análisis de anova de regresión residual total para el
cultivo de papa, cuenca Ramis, 1992-2012
110
Tabla 44.
Coeficientesa no estandarizadas y tipificadas de variables
climáticas, cuenca Ramis, 1992-2012
110
Tabla 45.
Correlaciones bivariadas del cambio climático con las
variaciones de las precipitaciones pluviales en la cuenca
del río Ramis, 1992-2012
111
[9]
Índice de figuras
Figura 1.
Ubicación geográfica de la cuenca del río Ramis
51
Figura 2.
Ubicación de las estaciones meteorológicas en la cuenca
Ramis, 2014
54
Figura 3.
Índices anuales de los vectores regionales de datos
originales de las temperaturas máximas
61
Figura 4.
Índices anuales de los vectores regionales de datos
completados de las temperaturas máximas
61
Figura 5.
Índices anuales de los vectores regionales de datos
originales de las temperaturas medias
62
Figura 6.
Índices anuales de los vectores regionales de datos
completados de las temperaturas medias
62
Figura 7.
Índices anuales de los vectores regionales, acumulados
64
Figura 8.
Datos originales y completados
de las temperaturas mínimas
64
Figura 9.
Índices anuales de los vectores regionales de datos de
temperaturas máximas
65
Figura 10.
Índices anuales de los vectores regionales de datos
completados de temperaturas máximas
65
Figura 11.
Índices anuales de los vectores regionales de datos
originales de temperaturas medias
66
Figura 12.
Índices anuales de los vectores regionales datos
completados y corregidos de las temperaturas medias
66
Figura 13.
Series de datos originales y completados de las
temperaturas mínimas
67
Figura 14.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas
máximas, medias y mínimas, mediante los test
paramétricos y no paramétricos, estaciones del grupo n°1,
(1966-2012)
69
Figura 15.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas
máximas medias y mínimas, mediante los test
paramétricos y no paramétricos, estaciones del grupo n°2,
(1966-2012)
70
Figura 16.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas,
mediante los test paramétricos y no paramétricos,
(1966-2012)
71
Figura 17.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas
mediante los test paramétricos y no paramétricos,
(1966-2012)
72
Figura 18.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas,
mediante los test paramétricos y no paramétricos,
(1966-2012)
72
[10]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 19.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas,
mediante los test paramétricos y no paramétricos,
(1966-2012)
73
Figura 20.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas,
mediante los test paramétricos y no paramétricos,
(1966-2012)
74
Figura 21.
Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas,
mediante los test paramétricos y no paramétricos,
(1966-2012)
74
Figura 22.
Diagrama de doble masa de las precipitaciones anuales
respecto al promedio - grupo n° 1
86
Figura 23.
Diagrama de doble masa de las precipitaciones anuales
respecto al promedio - grupo n° 3
88
Figura 24.
Resumen del análisis de tendencias de precipitación
mensual y anual, mediante los test paramétricos y no
paramétricos, estaciones estudiadas (1966-2012)
90
Figura 25.
Resumen del análisis de tendencias de precipitación
mensual y anual, mediante los test paramétricos y no
paramétricos, estaciones estudiadas, 1966-2012
91
Figura 26.
Resumen del análisis de tendencias de precipitación
mensual y anual, mediante los test paramétricos y no
paramétricos, estaciones estudiadas, 1966-2012
92
Figura 27.
Precipitación total y tendencias de rendimiento de cultivos
del haba en la cuenca del río Ramis
104
[11]
Introducción
La Tierra ha experimentado cambios durante toda su existencia. Sin embargo,
en los últimos años, se ha podido evidenciar que estas variaciones se han ace-
lerado, debido, en principio, a la intervención de los seres humanos, quienes
han ocasionado un aumento en los gases de efecto invernadero. Precisamente,
estos son los que provocan “cambios duraderos en el clima, incrementando la
aparición de eventos extremos”1. Esto quiere decir que la responsabilidad de
la situación en la que se encuentra el planeta proviene del propio accionar de
la humanidad, la cual se encuentra en la necesidad de asumir un compromiso
frente a esto.
Así mismo, dentro de este contexto de cambios constantes del clima, se
desarrolla la actividad agrícola, la cual es sumamente importante, puesto que
“califica entre las actividades más antiguas de la especie humana con origen en
la prehistoria, siendo actualmente un sector económico indispensable y funda-
mental en la alimentación mundial”2. De este modo, se entiende que la agricul-
tura no solo manifiesta su importancia en el sentido en que provee de ganancias
económicas a quienes la desarrollan, sino que es a partir de ella que se extraen
los alimentos que los seres humanos necesitan para subsistir.
Además, la agricultura se desarrolla no solo de manera tradicional, sino
también de forma industrial. Esta práctica agrícola responde a la necesidad
de una gran cantidad de personas por obtener productos capaces de satisfacer
sus necesidades alimentarias. Sin embargo, el desarrollo de esta actividad se ha
enfocado, en muchos casos, en los “monocultivos de gran escala, reduciendo
peligrosamente la diversidad genética presente en los sistemas agrícolas globa-
les”3. De esta manera se evidencia que el enfoque de la agricultura industrial
tradicional vulnera otras esferas de producción; sin embargo, no es este el único
problema. La agricultura a gran escala implica el uso de agentes contaminantes
como plaguicidas, los cuales no solo producen daño a los cultivos, a la tierra,
1
Patricia Marcos García y Manuel Pulido Velázquez. “Cambio climáti-
co y planificación hidrológica: ¿es adecuado asumir un porcentaje único de re-
ducción de aportaciones para toda la demarcación?”, en Ingeniería del Agua, vol.
21, n.°
1,
2017, disponible en
[https://polipapers.upv.es/index.php/IA/article/
view/6361/7226 ], p. 36.
2
Sebastiana del Monserrate Ruiz Cedeño. “De la agricultura arcaica al agrone-
gocio y los modelos asociativos. Su impacto social”, en Journal of Agriculture and
Environmental Sciences, vol. 4, n.° 2, 2015, disponible en [http://jaesnet.com/vol-4-
no-2-december-2015-abstract-16-jaes], p. 137.
3
Miguel Altieri y Clara Nicholls. “Agroecología y cambio climático: ¿adapta-
ción o transformación?”, en Revista de Ciencias Ambientales, vol. 52, n.° 2, 2018,
disponible en
[https://www.revistas.una.ac.cr/index.php/ambientales/article/
view/10596 ], p. 238.
[12]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
a las aguas subterráneas y a los ecosistemas que se desarrollan alrededor, sino
que también la emisión de sus agentes tóxicos contaminan el aire y aumentan la
producción de gases de efecto invernadero, lo cual retiene la radiación y forma
una capa que produce el aumento de la temperatura4.
En el caso de Perú, el impacto del cambio climático sobre la agricultura es
heterogéneo, puesto que dentro del territorio se evidencian diversos microcli-
mas, los cuales determinan los efectos que suelen recibir. Así mismo, la región
altiplánica es considerada como una zona sensible al cambio climático, debido
a que “afecta a la zona desde la atmósfera, con lluvias, granizadas, heladas; ca-
racterizando un clima frío y semiseco, con una temperatura promedio anual de
8 °C”5. Por lo tanto, es un territorio donde la producción agrícola responde a
los eventos climáticos, de manera que se debe procurar que sean estables para
evitar complicaciones.
El desarrollo de una agricultura que vela por el mantenimiento del equili-
brio del medioambiente, así como también por la conservación de los recursos
tanto renovables como no renovables, permite evitar que se continúe propagan-
do la contaminación. Bajo este punto de vista, resulta fundamental “su esencia
como un sistema agrícola que respeta la naturaleza, que es amigable con el
ambiente y que cuida los recursos naturales y la salud de los seres vivos”6. Por
tanto, se determina que la agricultura como actividad de producción de los
recursos que los seres humanos necesitan para subsistir, debe procurar el des-
envolvimiento natural del medioambiente, a fin de garantizar el respeto por la
preservación de los demás seres vivos. El ser humano debe buscar optar por una
agricultura sostenible, la misma que debe regirse bajo los principios del respeto
y la responsabilidad en cuanto al manejo de los territorios donde se realiza la
labor agrícola.
4
Rubén Panero Martínez. “Sistema de guiado, navegación y control para vehículo
eléctrico mediante el uso de sistemas de navegación gnss y técnicas borrosas” (te-
sis de pregrado), Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, 2017, disponible en
[http://oa.upm.es/50398/].
5
Freddy Carrasco Choque. “Efectos del cambio climático en la producción y
rendimiento de la quinua en el distrito de Juli, periodo 1997 - 2014”, en Comuni@
cción: Revista de Investigación en Comunicación y Desarrollo, vol. 7, n.° 2, 2016,
pp. 38 a 47, disponible en [https://www.comunicacionunap.com/index.php/rev/
article/view/109 ].
6
J. Refugio Pérez Sánchez. “Agricultura ecológica y mercado alternativo en el
estado de Tlaxcala, México”, en Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, vol. 1, 2015,
disponible en [https://www.redalyc.org/pdf/2631/263139243048.pdf ], p. 365.
[13]
Capítulo primero
Agricultura: nociones y fundamentos
El sistema agrícola se originó “hace aproximadamente unos diez mil
años, cuando los grupos humanos prehistóricos domesticaron las pri-
meras plantas, inventaron las primeras herramientas y los procesos
necesarios para acondicionar los terrenos y el medio donde realizaron
los primeros cultivos”7. Desde ese momento, la agricultura se convir-
tió en una actividad que se desarrolla a nivel mundial. Así mismo,
uno de los objetivos primordiales del sector agrícola es proveer de
alimentos a la humanidad, así como también de brindar materia pri-
ma vegetal para el desarrollo de las industrias; por ejemplo, en el caso
del cultivo de algodón. A su vez, se sostiene que la actividad agrícola
crece en relación con la demanda de productos de este tipo; así, a ma-
yor cantidad de personas, mayor necesidad de lo que la agricultura es
capaz de ofrecer8. De este modo, cabe mencionar que la agricultura
7
Sandra Noemí Juárez Velazco. “Investigación y análisis de proyecto
estratégico de agricultura protegida, en la ribera del río Hondo, Othón
P. Blanco Quintana Roo” (tesis de licenciatura), Chetumal, México, Uni-
versidad de Quintana Roo, 2018, disponible en [http://risisbi.uqroo.mx/
handle/20.500.12249/2303 ], p. 19.
8
Juan José Castellón Gómez, Roberto Bernal Muñoz y María de
[14]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
es muy importante porque proporciona productos que constituyen el
sustento alimentario de los habitantes del planeta.
I. Nociones de agricultura
Desde hace miles de años, la agricultura se ha convertido en una ac-
tividad que procura el sustento de la humanidad en el aspecto ali-
mentario. Del mismo modo, el impulso de la agricultura garantiza
el abastecimiento de alimentos en todo el mundo. La gran demanda
de productos de origen vegetal ha propiciado el crecimiento de la in-
dustria agrícola, por lo cual este sector se ha visto en la necesidad de
implementar pautas para realizar una labor cada vez más eficaz y que
beneficie a la mayor cantidad de personas.
Se estima que la agricultura surgió como necesidad de aplacar el
hambre, debido a que las actividades que solían ser el sustento de los
seres humanos de esa época comenzaron a sufrir una disminución
producida, probablemente, por el aumento de la población alrede-
dor del mundo. Se entiende, de esta manera, que la agricultura surgió
como una práctica complementaria de las que, hasta ese momento,
eran las más comunes. De este modo, se optó por la búsqueda de te-
rrenos capaces de soportar de manera permanente, la siembra y co-
secha de productos considerados como de primera necesidad. Por lo
tanto, es comprensible que el ser humano haya optado por dejar de
lado la costumbre, tal vez más sencilla, de extraer los alimentos de
forma directa de la naturaleza, por un estilo de vida que implica ejer-
cicios más dinámicos9. Además, esto se sustenta en lo expresado por
Casas et al., quienes señalaron lo siguiente:
El aumento de la biomasa humana se correlaciona signifi-
cativamente con el decremento de la biomasa de la mega-
fauna de mamíferos hasta hace 12.000 años, lo que sugiere
Lourdes Hernández Rodríguez. “Calidad del agua para riego en la
agricultura protegida en Tlaxcala”, en Ingeniería. Revista Académica de la
Facultad de Ingeniería Universidad Autónoma de Yucatán, vol. 19, n.° 1,
2015, pp. 39 a 50, disponible en [https://www.revista.ingenieria.uady.mx/
ojs/index.php/ingenieria/article/view/13 ].
9
Ruiz Cedeño. “De la agricultura arcaica al agronegocio y los modelos
asociativos. Su impacto social”, cit.
[15]
Agricultura: nociones y fundamentos
fuertemente una relación entre la extinción de megafauna
y la cacería, llevada a cabo por los seres humanos [...] La
agricultura [...] es el resultado del manejo de los ecosiste-
mas (la domesticación del paisaje) que tiene varias decenas
de miles de años de antigüedad, y el manejo de la diversi-
dad genética [...] la [agricultura] más antigua es quizás de
alrededor de 11.000 años10.
A partir de lo expuesto en la cita, se puede entender que fue precisa-
mente la mano del hombre la que llevó a la necesidad de contar con
una práctica que resulte ser satisfactoria para sus necesidades de ali-
mentación, las cuales se vieron amenazadas en vista de que la fuente de
alimentos primigenia, es decir, las presas de caza, se habían reducido
de forma drástica, en comparación con lo que solían contar las genera-
ciones anteriores. Así pues, la agricultura fue vista como una alterna-
tiva para el sustento de la humanidad en la lucha por la supervivencia.
De acuerdo con Sánchez11, la agricultura suele ser una práctica
activa dentro de las comunidades donde constituye el sustento de las
personas, no solo porque es importante para satisfacer sus necesida-
des de alimentación, sino también porque es el sustento económico
de muchas familias que se dedican a esta actividad. Así mismo, Ar-
disana et al.12 sostuvieron que, dentro del territorio sudamericano, la
agricultura es muy importante, puesto que es considerada como una
práctica fundamental que otorga productos alimenticios tanto para
las personas que viven dentro de un determinado territorio, como
para el sector encargado de la exportación.
10
Alejandro Casas, Juan Torres Guevara y Fabiola Parra (eds.). Do-
mesticación en el continente americano. Volumen 1: Manejo de biodiversi-
dad y evolución dirigida por las culturas del nuevo mundo, México, D. F.,
Universidad Nacional Autónoma de México y Universidad Nacional Agra-
ria La Molina, 2016, pp. 191 y 192.
11
Mario E. Sánchez Dávila. “Comprender la agricultura en los Andes
Peruanos: religión en la comunidad de Yanque (Caylloma, Arequipa)”,
en Revista Peruana de Antropología, vol. 2, n.° 3, 2017, pp. 9 a 19, dispo-
nible en
[http://www.revistaperuanadeantropologia.com/wp-content/
uploads/2017/12/ART-1-5.pdf].
12
Eduardo Héctor Ardisana, Bárbara Millet Gaínza, Antonio To-
rres García y Osvaldo Fosado Téllez. “Agricultura en Sudamérica: la
huella ecológica y el futuro de la producción agrícola”, en Revista de Cien-
cias Sociales y Humanidades Chakiñan, n.° 5, 2018, pp. 90 a 101, disponible
en [https://chakinan.unach.edu.ec/index.php/chakinan/article/view/174 ].
[16]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Por su parte, Argota y Argota13 sostuvieron que la agricultura,
en el ámbito económico, es un sector sólido, puesto que se encarga de
satisfacer una necesidad primordial del ser humano: la alimentación.
Además de lo económico, esta actividad suele presentar característi-
cas que tienen relación con lo social, debido a que está dirigida a cada
una de las personas, ya sea a nivel de la comunidad, a nivel nacional
o internacional; a su vez, se relaciona con lo técnico, porque requiere
de una serie de procedimientos para que se lleve a cabo de manera
prudente; y, sobre todo, se vincula con lo natural, puesto que implica
la extracción de productos brindados por la naturaleza.
II. Tipos de agricultura
La actividad agrícola es desarrollada a gran escala, debido al alcance
global con el que goza, puesto que el ser humano necesita alimentarse
para poder subsistir. Dicho esto, es importante saber que la agricultu-
ra no se desarrolla de una sola manera, sino que puede ser tipificada,
de acuerdo con parámetros que establecen su denominación. Así, se
pueden determinar los siguientes tipos de agricultura.
Por un lado, se presenta la agricultura familiar, la cual, según la
Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar
-fonaf-, citada por Feito, viene a ser “un recurso significativo en la
estrategia de vida de la familia, la cual aporta la fracción predominan-
te de la fuerza de trabajo utilizada en la explotación. Y la producción
se dirige tanto al autoconsumo como al mercado”14. Así mismo, según
sostuvieron Román y da Graca, este tipo de economía se caracteriza
por tener como prioridad “la fuerza de trabajo familiar, con acceso
limitado a recursos de tierra y capital, así como uso de múltiples estra-
tegias de supervivencia y de generación de ingresos”15. Así, este tipo
13
Yadira Argota Pérez y George Argota Pérez. “La gestión de la co-
municación institucional a través de un modelo de gestión estratégica
organizacional”. Caso: Sector Agropecuario Santiaguero”, en Razón y Pa-
labra, n.° 92, 2015, pp. 1 a 19, disponible en [https://www.redalyc.org/
pdf/1995/199543036022.pdf ].
14
fonaf, cit. en Maria Carolina Feito. “Aportes para una ley nacional:
rol de la agricultura familiar para el desarrollo rural argentino”, en Revista
Márgenes, vol. 13, n.° 18, 2016, disponible en [https://revistas.uv.cl/index.
php/margenes/article/view/1029 ], p. 62.
15
Jessica Johana Román Torres y Nury Katherine da Graca Vega.
[17]
Agricultura: nociones y fundamentos
de agricultura presenta, como característica principal, la ayuda que
proporciona cada uno de los integrantes de la familia dedicados no
solo a la producción, sino también a la gestión de los recursos agríco-
las. Dichos autores mencionaron que existen tres tipos de agricultura
familiar: en primer lugar, se considera como de subsistencia -afs- a
aquella que se encuentra en un estado vulnerable debido a la falta de
herramientas y recursos en general para poder sostenerla; en segundo
lugar, se menciona la que se encuentra en transición -aft-, es decir,
aquella cuyo acceso crediticio y mercantil se encuentran limitados,
sin embargo, cuenta con recursos y técnicas para el autoconsumo y
la venta; también consideran la de tipo consolidada -afc-, es decir, la
que cuenta con el potencial para la superación de la pobreza a nivel
rural, puesto que presenta gran cantidad de recursos y elementos, en
general, capaces de brindarle gran potencial a nivel de producción.
Por otro lado, Constante y Gordón16 definieron diversos tipos
de agricultura. En primer lugar, de acuerdo con la dependencia del
agua, se puede clasificar en de secano, cuando el riego no es llevado a
cabo por agricultores, sino de manera natural, es decir, por la hume-
dad del suelo, por las lluvias, entre otros; así mismo, se denomina agri-
cultura de regadío a aquella que es desarrollada por intervención hu-
mana, esto es, por canales, acequias, entre otros. En segundo lugar, de
acuerdo con el alcance de los productos, se puede considerar, por un
lado, como de subsistencia, cuando va dirigida solo a un grupo peque-
ño de personas; en cambio, cuando muestra una magnitud que hace
posible su comercialización a distintas zonas, se denomina industrial.
En tercer lugar, según su rendimiento y la utilidad de recursos en la
actividad agrícola es considerada, por un lado, como intensiva, cuan-
do se pretende abracar una gran producción en un espacio limitado
que puede llegar a dañarse sin dificultad; por otro lado, es extensiva
cuando la amplitud del terreno permite que el suelo resista la práctica
“Modelo de agricultura familiar urbano como estrategia de integración
social y desarrollo sustentable en la institución agrícola Guacavia” (tesis
de pregrado), Villavicencio, Colombia, Universidad Santo Tomás, 2019,
disponible en [https://repository.usta.edu.co/handle/11634/16698 ], p. 24.
16
Patricia Nataly Constante Prócel y Andrés Marcelo Gordón
Garcés. “Diseño e implementación de un sistema de visión artificial para
clasificación de al menos tres tipos de frutas” (tesis de maestría), Quito,
Escuela Politécnica Nacional, 2015, disponible en [https://bibdigital.epn.
edu.ec/handle/15000/11368 ].
[18]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
agrícola. Por último, de acuerdo con el método y los objetivos de la
agricultura, puede ser considerada como tradicional, cuando es desa-
rrollada en base a objetos que son originarios de la comunidad donde
se realiza; a su vez, se denomina agricultura industrial a aquella que
suele producir gran cantidad de productos en un tiempo y espacio que
resultan limitados; además, se considera como agricultura ecológica a
aquella que busca preservar la fertilidad del territorio donde se lleva
a cabo la actividad agrícola, así como también trata de mantener sus
cualidades ecológicas, de modo tal que los impactos negativos se de-
sarrollen en menor medida.
De la misma manera, Coloma17 manifestó que la denominación
de la agricultura ecológica puede ser también la de orgánica, la cual
surgió a partir de la necesidad de generar una actividad sostenible,
que busque la conservación de las propiedades del suelo, en beneficio
de procurar la supervivencia de los organismos que la naturaleza re-
quiere para mantener el equilibrio. La agricultura orgánica presenta
ciertas ventajas, las cuales, según Mamani, citado por Coloma, son
las siguientes: en primer lugar, la calidad y la fertilidad de la tierra au-
mentan; en segundo lugar, evita, en lo posible, que el agua se escurra
de manera superficial; en tercer lugar, se evidencia el aumento en el
rendimiento de las plantas en cuanto a su distribución por hectárea;
“estimulan el ciclo vegetativo de las plantas”18; además, las plantas au-
mentan la absorción de nutrientes, puesto que presentan “un mayor
desarrollo en el volumen del sistema radical”19. Por lo tanto, este tipo
de agricultura muestra aportes en cuanto al equilibrio del medioam-
biente, a fin de procurar su conservación y, así, alcanzar beneficios a
gran escala.
Por otro lado, de acuerdo con Bedón, se puede indicar la existen-
cia de otro tipo de agricultura: la hidropónica, la cual puede funcionar
como alternativa ante la falta de espacios para realizar la actividad.
De este modo, no requiere del suelo para desarrollarse, sino que en
su lugar se puede utilizar medios alternativos, tales como “la grava,
17
Renato Eloy Coloma Panata. “Evaluación del comportamiento forrajero
de la brachiaria decumbens (pasto dalis), con la aplicación de diferentes
niveles de micorrizas y una base estándar de abono orgánico” (tesis de
pregrado), Riobamba, Ecuador, Escuela Superior Politécnica de Chimborazo,
2015, disponible en [http://dspace.espoch.edu.ec/handle/123456789/5195 ].
18
Evaristo Mamani, cit. en ibíd., p. 10.
19
Ídem.
[19]
Agricultura: nociones y fundamentos
vermiculita, piedra pómez o serrín, a los cuales se les añade una so-
lución de nutrientes que contiene todos los elementos esenciales ne-
cesarios por la planta para su normal crecimiento y desarrollo”20. Se
puede notar, entonces, que la agricultura hidropónica funciona como
alternativa ante la problemática que constituye la falta de suelos, que
es una dificultad que va en aumento, debido a la explotación que los
mismos reciben y cuya actividad ha desembocado, en su mayoría, en
la infertilidad de los terrenos21.
III. Importancia de la agricultura
La agricultura es vista como una actividad que otorga muchos bene-
ficios para diversos sectores de la sociedad, puesto que, además de
proveer de productos alimenticios a las personas, constituye una de
las actividades fundamentales en la economía de gran cantidad de co-
munidades y países que se enfocan en la actividad agrícola. Además,
se comporta como base de la industria alimentaria, la cual goza de una
amplia demanda.
A nivel general, Carpio destacó que la importancia de la agricul-
tura radica en que se trata de una actividad productiva, a partir de la
cual el ser humano obtiene los:
Alimentos necesarios para su existencia, a través del uso de
múltiples herramientas de manejo para controlar sus sem-
bríos, con el objetivo de optimizar el nivel de producción, y
reducir los riesgos que implica dicho proceso, por tal razón
se requiere del estudio de factores externos que influyen du-
rante la etapa de sembrío y desarrollo de las plantaciones,
como el clima, y mercado, que son aspectos determinantes
20
Alan Randy Bedón Álvarez. “Productos gastronómicos a base de tomate
riñón hidropónico en la ciudad de Latacunga” (tesis de pregrado), Ambato,
Ecuador, Universidad Regional Autónoma de los Andes, 2016, disponible
en [https://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/5247 ], p. 9.
21
Mirsa Isabel Torre Pillpa y Patricia Denis Rivas Aquino. “Análisis
temporal de la pérdida de cobertura vegetal mediante teledetección en el
distrito de Satipo-Satipo-Junín, durante los años 2015 - 2018” (tesis de
pregrado), Lima, Universidad César Vallejo, 2019, disponible en [https://
repositorio.ucv.edu.pe/handle/20.500.12692/39901 ].
[20]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
por lo imprevisibles que son, además es de vital importan-
cia estar a la vanguardia de las herramientas tecnológicas
necesarias para el desarrollo del sector agrícola22.
Como se pudo notar, la agricultura es necesaria como recurso para
conseguir los alimentos necesarios para la supervivencia de la huma-
nidad. Además, la actividad agrícola requiere de pautas que garanti-
cen una mayor productividad, pero siempre procurando que sea sos-
tenible y de provecho para la mayor cantidad de personas. A fin de
obtener mejores resultados, se requiere de estudios adecuados para
garantizar su desenvolvimiento de manera pertinente.
En cuanto a lo económico, se dice que la agricultura es importante
porque “constituye el motor de las economías rurales, suponiendo la
principal fuente de renta y de creación de empleo, y que, además, sirve
de sustento a otros sectores económicos como pueden ser el turismo,
el comercio o el sector agroalimentario”23. Como se puede apreciar, la
agricultura constituye un soporte en la economía, puesto que funciona
como un sector transversal, es decir, tiene relación también con otros
rubros. Además, otro de los beneficios de esta índole se encuentra en
que tanto los agricultores que responden al sector pequeño, como los
medianos y los grandes, pueden apoyarse de estrategias que les permi-
tan obtener utilidades; de este modo, se aprovechará la ventaja global
con la que cuenta la agricultura para ver crecer sus negocios24.
Por otro lado, la importancia de la agricultura y su desarrollo ade-
cuado radica en que, con el paso de los años, la población aumenta;
esto trae como consecuencia la necesidad de producir mayor cantidad
de alimentos que puedan mantener la calidad de vida de las personas.
Por lo tanto, el uso adecuado de las técnicas agrícolas va a garantizar
no solo que la producción aumente, sino también que logre ser esta-
blecida de forma tal que los terrenos destinados a esta actividad estén
22
Lisi Katherine Carpio Santos. “El uso de la tecnología en la agricul-
tura”, en Pro Sciences: Revista de Producción, Ciencias e Investigación, vol.
2, n.° 14, 2018, disponible en [http://www.journalprosciences.com/index.
php/ps/article/view/70 ], p. 25.
23
Nerea Gil Casas. “La nueva política agraria común (pac) de la Unión
Europea”, en Derecho y Cambio Social, año 12, n.° 42, 2015, disponible en
[https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5456405 ], p. 2.
24
Pedro Barrientos Felipa. “La agricultura peruana y su capacidad de
competir en el mercado internacional”, en Equidad y Desarrollo, n.° 32,
2018, pp. 142 a 179.
[21]
Agricultura: nociones y fundamentos
siempre disponibles para ello, y así, no se llegue a una falta de tierra
para desempeñar esta actividad tan importante para la supervivencia
tanto del ser humano como de muchas otras especies que dependen
de la agricultura como fuente para su alimentación25.
I V. S e c to r ag r í c o l a y lo s e f e c to s d e l c a m b i o
climático
Resulta coherente pensar que la agricultura es una actividad que se re-
laciona con el medioambiente, puesto que comprende la producción y
extracción de recursos naturales. Esto quiere decir que los efectos que
lleguen a ejercer sobre el entorno ambiental mostrarán un impacto
relacionado con los otros elementos naturales, así como también con
los fenómenos climatológicos. Según Meza, “en términos fisiológicos,
los cultivos establecen relaciones de intercambio de materia y energía
con su entorno y se ven expuestos a fluctuaciones meteorológicas por
períodos considerables de tiempo”26. Por ello, es necesario evaluar de
qué manera se comporta el sector agrícola, así como las repercusiones
que pueda manifestar el clima sobre la agricultura.
Por su parte, López y Hernández27 sostuvieron que el cambio de
clima se asocia con los efectos que producen los agentes contaminan-
tes, es decir, el efecto invernadero. Dichos cambios producen que la
agricultura deba tomar decisiones que la ayuden a adaptarse. A pesar
de ello, se corre el riesgo de que el sector agrícola se vea afectado en
25
Eduardo Chilon Camacho. “La agricultura, fuentes de origen y dife-
rencias entre los conocimientos occidentales y no occidental Andino”, en
Apthapi, vol. 4, n.° 3, 2018, pp. 1.334 a 1.364, disponible en [http://ojs.agro.
umsa.bo/index.php/ATP/article/view/265].
26
Francisco Meza. Estimación de costos asociados a la seguridad hídrica
en la agricultura como medida de adaptación al cambio climático en Chile:
un estudio en el contexto del Plan de Adaptación al Cambio Climático del
Sector Silvoagropecuario, Santiago de Chile, Naciones Unidas, 2017, dispo-
nible en
[https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/41783/1/
S1700478_es.pdf ], p. 9.
27
Alejandro J. López Feldman y Danae Hernández Cortés. “Cambio
climático y agricultura: una revisión de la literatura con énfasis en América
Latina”, en El Trimestre Económico, vol. 83, n.° 332, 2016, pp. 459 a 496,
disponible en [https://www.eltrimestreeconomico.com.mx/index.php/te/
article/view/231 ].
[22]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
cuanto al abastecimiento de los alimentos, y a su vez, en lo económico,
puesto que pueden mostrar un incremento.
Así mismo, de acuerdo con Nicholls et al., en el último informe
de 2014 brindado por el Grupo Intergubernamental de Expertos so-
bre el Cambio Climático, se sostuvo que:
El cambio y la variabilidad del clima impactará sobre la pro-
ducción de alimentos y fibra a nivel global debido a los efec-
tos sobre el crecimiento y rendimiento de los niveles elevados
de CO2, las temperaturas más altas, la alteración de las preci-
pitaciones y de los regímenes de transpiración y el aumento
en la frecuencia de eventos extremos, así como el cambio en
la presión ejercida por malezas, plagas y patógenos28.
Se muestra que el cambio climático incide en la actividad agrícola,
debido a los efectos que produce no solo la variación de la tempera-
tura, sino también el efecto invernadero que propicia eventos relacio-
nados con la propagación de agentes que constituyen diversos tipos
de males en la producción de los alimentos. Además, se prevé una
escasez producida por los impactos del clima sobre la agricultura, así
como también una inestabilidad en la sociedad producida por la falta
de alimentos. Por ello, es importante adoptar medidas que procuren
desarrollar la actividad agrícola con cautela, además de tomar precau-
ciones para evitar situaciones catastróficas.
Algunos otros efectos que el cambio climático suele evidenciar en
la agricultura, según Meza29, son los siguientes: se presenta un des-
censo en la productividad y variaciones en los patrones de tipo feno-
lógico de los productos agrícolas, esto debido a que la temperatura se
intensifica; otro efecto producido consiste en la pérdida de terrenos
destinados para la agricultura; todo ello sucede, incluso, a pesar de los
recursos tecnológicos con los que se cuenta. Por lo tanto, es evidente
que el clima y sus variaciones, en definitiva, afectan los terrenos de
cultivo y, con ello, los alimentos que los seres humanos y otros requie-
ren para su supervivencia.
28
Clara Inés Nicholls, Alejandro Henao y Miguel Angel Altieri.
“Agroecología y el diseño de sistemas agrícolas resilientes al cambio climá-
tico”, en Agroecología, vol. 10, n.° 1, 2015, disponible en [https://revistas.
um.es/agroecologia/article/view/300711 ], p. 8.
29
Meza. Estimación de costos asociados a la seguridad hídrica en la agricultu-
ra como medida de adaptación al cambio climático en Chile..., cit.
[23]
Agricultura: nociones y fundamentos
V. Ag r i c u lt u r a s o s t e n i b l e
Es evidente que el clima puede facilitar o, por el contrario, ocasionar
efectos adversos en el desarrollo del sector agrícola. Sin embargo, la
agricultura puede producir impactos sobre el medioambiente, en vis-
ta de la relación que guardan entre sí, puesto que el suelo viene a ser
un espacio donde se sostienen diversos ecosistemas. Así mismo, es
importante tomar el suelo como un aspecto sumamente importan-
te porque es allí donde se desarrolla la agricultura; por lo tanto, se
debe buscar que se mantenga saludable, en tanto que se procure “el
mantenimiento continuo de su capacidad funcional como un sistema
vivo, que conserva la calidad de sus componentes y promueve la salud
ambiental”30. De esta manera, se busca mantener un equilibrio en su
desarrollo, a fin de que garantizar el establecimiento de pautas que
permitan una agricultura sostenible.
En primer lugar, “en el desarrollo sostenible de la agricultura mo-
derna, la utilización de microorganismos para el manejo de plagas y
enfermedades constituye una alternativa viable para asegurar la pro-
ducción de alimentos sanos”31. Como se puede observar, el uso de pla-
guicidas, el cual es nocivo y costoso, puede ser alternado por recursos
que la propia naturaleza brinda; así, los microorganismos representan
una fuente ecológica del cuidado de la agricultura. Un ejemplo de ello
viene a ser la microbiota, cuya función es la de “mantener la produc-
tividad, diversidad y estructura de las comunidades vegetales en el
planeta […] puesto que actúa como una proveedora de nutrientes que
son absorbidos por las plantas”32.
Tal como lo señalaron Rizo et al., los aportes de una agricultura
sostenible pueden ser las que se expresan a continuación:
30
Cecilia M. Creus. “Inoculantes microbianos: piezas de un rompecabezas
que aún requiere ser ensamblado”, en Revista Argentina de Microbiología,
vol. 49, n.° 3, 2017, p. 207.
31
Barbarita Companioni González, Grisel Domínguez Arizmen-
di y Rómulo García Velasco. “Trichoderma: su potencial en el desa-
rrollo sostenible de la agricultura”, en Biotecnología Vegetal, vol. 19, n.°
4,
2019, disponible en
[http://scielo.sld.cu/pdf/bvg/v19n4/2074-8647-
bvg-19-04-237.pdf ], p. 238.
32
Lina Paola Garzón. “Importancia de las micorrizas arbusculares (ma)
para un uso sostenible del suelo en la Amazonía colombiana”, en Luna
Azul, n.° 42, 2016, disponible en [http://www.scielo.org.co/pdf/luaz/n42/
n42a14.pdf ], p. 218.
[24]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En lo social, si se producen alimentos nutritivos e inocuos
a precios razonables, se generan empleos, se reducen los
riesgos en la salud y la pobreza; en lo ambiental: si se usan
eficientemente los recursos renovables y no renovables,
disminuyen las pérdidas de agroquímicos por percolación,
volatilización y erosión, se mantiene o mejora la calidad
del suelo y se minimiza el riesgo de contaminación de
aguas y las emisiones de gases de invernadero a la atmósfe-
ra [...]; en lo económico, si se genera riqueza y se promueve
el comercio de alimentos33.
Como se pudo observar, los beneficios que manifiesta la agricultura
sostenible se asocian con la perspectiva ambiental, en relación con
otros aspectos de interés mundial, como son la pobreza, el hambre,
la salud, entre otros, los cuales, garantizan la estabilidad ecológica y
social. Es evidente, procurar el desarrollo de una agricultura cuyo des-
envolvimiento, en lugar de afectar a la comunidad, le otorgue solo efec-
tos positivos, demuestra el compromiso de las entidades y personas
responsables de dicha actividad a nivel internacional, nacional y local.
Así mismo, el desarrollo de una agricultura sostenible también
está relacionada con los objetivos de la Organización de las Naciones
Unidas para la Agricultura, la cual, de acuerdo con la meta 12.3 de
los Objetivos de Desarrollo Sostenible, requiere la disminución, en
un 50%, del “desperdicio de alimentos per cápita mundial en la ven-
ta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir la pérdida
de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las
pérdidas posteriores a la cosecha”34. Por lo tanto, el desarrollo de una
agricultura sostenible tiene como fin procurar el bienestar no solo del
medioambiente, sino también de la sociedad en general, cuya proble-
mática se encuentra, en cierta medida, en el hambre producida por la
falta de recursos, la cual puede ser superada si se maneja la agricultura
de manera adecuada.
33
Miriela Rizo Mustelier, Daniel Rafael Vuelta Lorenzo y Ana Ma-
ría Lorenzo García. “Agricultura, desarrollo sostenible, medioambiente,
saber campesino y universidad”, en Ciencia en su PC, n.° 2, 2017, disponi-
ble en [https://www.redalyc.org/pdf/1813/181351615008.pdf ], p. 111.
34
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura. El esta-
do mundial de la agricultura y la alimentación. Progresos en la lucha contra
la pérdida y el desperdicio de alimentos, Roma, fao, 2019, disponible en
[http://www.fao.org/3/ca6030es/ca6030es.pdf ], p. 12.
[25]
Capítulo segundo
Epistemología ambiental: principios y
criterios
El medioambiente es el entorno donde se desenvuelven los seres bióti-
cos y abióticos, además, “establece el conjunto de las condiciones que
permiten la existencia y la reproducción de la vida en el planeta”35.
El ser humano es responsable del desarrollo sostenible de los ecosis-
temas, puesto que con frecuencia hace uso constante de los recursos
naturales. La importancia de proteger el medioambiente radica en que
cada uno de los seres que componen el planeta posee un determinado
propósito y garantiza el equilibrio y la preservación de los entornos
naturales. Así, el mundo se relaciona con los seres humanos “y la na-
turaleza, mediante su ser, pensamiento y acción; estas esferas están
íntimamente interrelacionadas y evolucionan de acuerdo con los pro-
cesos de adaptación a los incesantes cambios que se presentan en las
35
Milton José Pereira Blanco. “Hacia la construcción de un derecho
energético ambiental como disciplina autónoma”, en Jurídicas cuc, vol. 12,
n.° 1, 2016, disponible en [https://revistascientificas.cuc.edu.co/index.php/
juridicascuc/article/view/1121 ], p. 181.
[26]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
condiciones naturales”36. Por ello, el compromiso de las personas debe
ser garantizar la conservación de los ecosistemas, a fin de alcanzar un
estado equilibrado en base a una adecuada gestión de recursos.
I. Principios de la epistemología ambiental
El reconocimiento de una epistemología ambiental es el primer paso
para entender la perspectiva filosófica que implica el medioambiente;
es decir, las bases del pensamiento gnoseológico en la comprensión
del equilibrio que procura la ecología. Así mismo, se entiende la pre-
sencia de una problemática ambiental, la cual debe ser analizada y se
debe procurar la búsqueda de soluciones para garantizar la conserva-
ción de los ecosistemas, a pesar de la intervención constante del ser
humano, cuyas actividades suelen traer consigo una serie de conse-
cuencias de todo tipo para el planeta.
El planeta viene a ser el resultado de las asociaciones establecidas
entre la naturaleza y los seres humanos. En definitiva, los enlaces entre
ambos son intrínsecos, debido a que los humanos forman también
parte de la naturaleza; sin embargo, debido a sus ansias de crecimien-
to, la humanidad se ha encargado de depredar los territorios a su paso,
así como también a los seres que habitan la Tierra. Por lo tanto, la
armonía en la naturaleza puede suceder, a medida que los seres hu-
manos comprendan que su propia existencia es la consecuencia del
equilibrio en el desarrollo y evolución del planeta en general, así como
de todos los seres que lo habitan. Por esto, el pensamiento reflexivo, en
la actualidad, genera conflictos que se pueden resumir en el siguiente
enunciado: “modelo depredador capitalista o evolución, como el ethos
de la transición civilizatoria”37.
De la misma manera, de acuerdo con Martínez38, el mundo, de
forma implícita, ha sido dividido en dos partes: por un lado sensible,
36
Guillermo Torres Carral. “Reflexiones alrededor de la epistemología
ambiental”, en Revista de Estudios Sociales, n.° 58, 2016, disponible en
[https://revistas.uniandes.edu.co/doi/10.7440/res58.2016.03 ], p. 40.
37
Ídem.
38
Alexander Martínez Rivillas. “Elementos para una epistemología
ambiental descolonial”, en El Ágora usb, vol. 20, n.° 1, 2020, pp. 226 a
245, disponible en
[https://revistas.usb.edu.co/index.php/Agora/article/
view/4191 ].
[27]
Epistemología ambiental: principios y criterios
y por el otro, inteligible. Este paralelismo en la comprensión del ahora
y todo lo que encierra, se ha visto propagado desde siempre por los
pueblos que se han desarrollado en el planeta desde el principio de los
tiempos. De hecho, nociones como los polos, el mundo de arriba y el
mundo de abajo, la idea de dentro/fuera, las nociones de izquierda/
derecha, e incluso la división de lo oriental con lo occidental, han de-
venido en una ambivalencia de la percepción que el ser humano ma-
nifiesta sobre lo que lo rodea. Entonces, una de las consecuencias de
este tipo de pensamiento es precisamente, el ser y el objeto. Este nivel
de entendimiento de la realidad subyace a la idea de que el ser huma-
no puede disponer de los recursos que se encuentran en el planeta
como desee, puesto que cada uno de ellos cuenta con un propósito
que la humanidad puede aprovechar.
Por otro lado, Gleason, citado por García y Denegri, sostuvo,
bajo el enfoque del “reduccionismo ontológico extremo, denominado
atomismo [...] que las entidades de más bajo nivel eran fundamenta-
les por ser los cimientos del universo, mientras que las entidades de
alto nivel eran meros derivados”39. Dicha perspectiva sostenía, de esta
manera, que los seres que formaban parte de los ecosistemas conside-
rados como de un bajo nivel, eran muy importantes dentro del funcio-
namiento de la naturaleza. Así mismo, Lindeman, citado por García
y Denegri, manifestó que los ecosistemas se desenvuelven a partir de
un dinamismo ecológico, donde “la naturaleza estaba organizada en
ecosistemas [...] que tenían un origen y un desarrollo que conducía a
un estado estable o equilibrio dinámico. Estos sistemas poseían una
estructura definida por una red de relaciones alimentarias entre las
poblaciones de especies”40. A su vez, las asociaciones que evidencia-
ban podían ser reducidas si se les asignaba una categoría bajo la no-
ción de cadenas alimenticias.
Por lo tanto, el medioambiente se tomaba en cuenta, en primer
lugar, desde una perspectiva en la que el ser humano tenía a su dispo-
sición los seres que se encuentran en la naturaleza, debido a la noción
del ser/objeto. Sin embargo, con el paso del tiempo, este panorama fue
39
Henry Allan Gleason, cit. en Carolina I. García Curilaf y Guiller-
mo M. Denegri. “Supuestos epistemológicos y ontológicos presentes en la
historia de la ecología”, en Ecología Austral, vol. 26, n.° 3, 2016, disponible
en
[http://ojs.ecologiaaustral.com.ar/index.php/Ecologia_Austral/article/
view/260 ], p. 224.
40
Raymond L. Lindeman, cit. en ibíd., p. 225.
[28]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
evolucionando hasta llegar a la noción actual que se caracteriza por
considerar que cada uno de los seres que conforman el medioambien-
te cumple una función; por lo tanto, todos ellos, junto a sus ecosiste-
mas, son importantes y tienen derecho a ser conservados.
II. Ética medioambiental
La conservación del medioambiente ha cumplido un rol fundamental
en el fomento del desarrollo sostenible del ser humano, quien, en cier-
ta medida, ha comprendido que todos los seres que habitan el planeta
son importantes porque cumplen una función dentro del equilibrio
de la naturaleza. A pesar de que este aspecto no sea tenido en cuenta
por todas las personas, alrededor del mundo hay mucha gente com-
prometida con el derecho que cada una de las especies tiene de sub-
sistir en el planeta.
De esta manera, Jonas, citado por Burgui, sostuvo que los seres
humanos no solo están constituidos por lo físico y su desarrollo res-
pectivo, sino que también abarcan lo moral, lo espiritual, lo ético. A
propósito de ello:
Esta descripción biofilosófica de la vida incluye también a
la naturaleza y su conexión indisoluble con el ser humano,
tendiendo un puente que conecta la bioética y la ecoética -o
ética ambiental-, en tanto pone de manifiesto el valor indis-
cutible de la vida frente a su ausencia. Y este valor despierta
en quien lo percibe el sentimiento de responsabilidad por
cuidar esa vida, humana y natural, en todas sus formas41.
La tendencia de la humanidad, entonces, debe ser la de protectora de
todos los seres que conforman el planeta. Así, la naturaleza, de la cual
forma parte también el ser humano, es vista como todo un mundo que
merece ser preservado. Tras haber sido aprovechado por las personas,
incluso más allá de los límites implícitos establecidos, a tal punto de
que el ser humano llegó a convertirse en depredador del entorno na-
41
Hans Jonas, cit. en Mario Burgui Burgui. “Hans Jonas: conservación de
la naturaleza, conservación de la vida”, en Cuadernos de Bioética, vol. 26,
n.° 87, 2015, disponible en [http://aebioetica.org/revistas/2015/26/87/253.
pdf ], p. 254.
[29]
Epistemología ambiental: principios y criterios
tural, el medioambiente debe ser respetado, puesto que todos los seres
tienen derecho a subsistir porque conforman la naturaleza, al igual
que la humanidad.
Así mismo, de acuerdo con Mercado42, la crisis ambiental está
latente; por ello, surge la necesidad de concientizar a las personas
acerca de la problemática para que así, puedan asumir una ética del
medioambiente que les permita hacerse responsables de su conducta
frente a los otros seres. Precisamente, una de las corrientes de la ética
medioambiental es la denominada ecología profunda, la cual sostiene
que el ser humano debe transformar su estilo de vida para establecer
relaciones más sanas con los seres de otras especies, de tal manera que
pueda procurar, con mayor cuidado, su conservación.
Por lo tanto, la ética del medioambiente tiene relación con un pre-
cepto de responsabilidad, la cual procura “tanto a la salvaguarda del
valor intrínseco que poseen la naturaleza, las plantas o los animales,
como también a la protección del derecho humano a un medio am-
biente equilibrado”43. Así, la ética se encarga de establecer los princi-
pios que deben regir como normas para los seres humanos, los cuales
deben tomar conciencia acerca de la importancia de los entes que ha-
bitan el planeta, así como de la protección que merecen y los derechos
que los amparan, establecidos dentro de las leyes de cada país que
reconoce la importancia de la naturaleza y la interacción sostenible
que el ser humano debe mantener con ella.
III. Perspectivas sobre el medioambiente
El entorno que abarca cada rincón del planeta es reconocido como
ambiente. Las montañas, las playas, los ríos, los bosques, los campos,
es decir, todo lo que abarca la naturaleza, actúan de forma paralela
para garantizar la armonía en la supervivencia de los seres de la Tie-
rra. Los estrechos lazos que guardan entre sí han otorgado las caracte-
rísticas que, en la actualidad, posee el medioambiente.
42
Raúl Mercado Pérez. “El cuidado del medio ambiente, una cuestión
ética”, en Sincronía, n.° 69, 2016, pp. 20 a 31, disponible en [https://www.
redalyc.org/pdf/5138/513854326002.pdf ].
43
Manuel Aparicio Payá. “Vulnerabilidad, reconocimiento mutuo y éti-
ca ambiental”, en Bioderecho, n.° 8, 2018, disponible en [https://digitum.
um.es/digitum/handle/10201/74024 ], p. 7.
[30]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
De acuerdo con Cid et al., el medioambiente es definido como “el
sistema de factores abióticos, bióticos y socioeconómicos con los que
interactúan las personas en un proceso de adaptación, transforma-
ción y utilización de este para satisfacer sus necesidades en el proceso
histórico-social”44. Se sostiene entonces, que las interrelaciones que
manifiestan los seres que conforman la naturaleza son producto de
pautas naturalmente establecidas, donde el hombre también adquiere
responsabilidad, puesto que es un ser que forma parte de la naturale-
za. Así mismo, el medioambiente le otorga al ser humano una serie
de beneficios, los cuales han sido aprovechados desde siempre por la
humanidad para garantizar su propia supervivencia.
Por otra parte, el medioambiente es considerado como “un sistema
complicado y dinámico de interrelaciones ecológicas, socioeconómi-
cas y culturales, que a través del tiempo va evolucionando con la so-
ciedad, comprende la naturaleza, la sociedad en general, el patrimonio
cultural, la humanidad y su creación”45. Se entiende que el entorno am-
biental consta de diversos procesos conectados, donde están involucra-
dos tanto seres vivos como inertes. Los procesos que subyacen a todos
ellos son activos; por lo tanto, se encuentran en cambios constantes.
Del mismo modo, no se puede mencionar el medioambiente
sin considerar las pautas bajo las cuales debe ser administrado. En-
tonces, es preciso mencionar que para ello se establece una gestión
medioambiental, la cual es definida como una sucesión de hechos que
implica el compromiso de las entidades en beneficio del equilibrio del
medioambiente y la reducción de los impactos que puedan generar las
acciones del ser humano o las empresas en el transcurso del entorno
ambiental46. De esta forma, se destaca la importancia de definir los
44
Ana María Cid Elorria, Luis Borges Mesa, Vanessa Milagros Pa-
drón Lugo, Orlando Benigno Castrillón Álvarez y José Raúl Gar-
cés Sigas. “La salud y el medio ambiente, un tema bioético”, en Panorama
Cuba y Salud, vol. 11, n.° 3, 2016, disponible en [https://www.redalyc.org/
pdf/4773/477355399007.pdf ], p. 44.
45
Ambar Geovana Arana Barros. “Los impuestos verdes y el medio am-
biente en el Ecuador periodo 2012-2014” (tesis de pregrado), Guayaquil,
Universidad de Guayaquil, 2015, disponible en [http://repositorio.ug.edu.
ec/handle/redug/8775 ], p. 17.
46
María Aguirre Aguirre. “Gestión medioambiental de la Sección Elcano de
la Facultad de Economía y Empresa (upv/ehu): análisis y propuesta de modelo”
(tesis de maestría), España, Universidad Nacional de Educación a Distancia,
2019, disponible en [http://e-spacio.uned.es/fez/view/bibliuned:master-CEE-
SyRSC-Maguirre].
[31]
Epistemología ambiental: principios y criterios
lineamientos que van a permitir el desarrollo de las industrias y otros
sectores sin perjudicar el desenvolvimiento de la naturaleza. Para ello,
los organismos deben estar comprometidos y deseosos de encontrar
la mejor manera de continuar con sus actividades y mantener el equi-
librio ambiental.
Por lo tanto, el medioambiente es considerado como un entorno
muy importante, puesto que en él se desarrollan los seres de la natu-
raleza, dentro de los cuales está incluido el ser humano. Esto quiere
decir que los impactos que se produzcan dentro del ambiente serán
también afrontados por la humanidad. En este sentido, se trata de to-
mar conciencia acerca de la preservación del medioambiente y de su
importancia como medio de vida de muchas especies.
I V. P r i n c i p i o s d e l a ag ro e c o lo g í a
La agricultura es la actividad que actúa como fuente de alimentos,
pues proporciona recursos que sirven para aplacar el hambre alrede-
dor del mundo. Esto, en definitiva, realza su importancia; sin embar-
go, el terreno donde se desarrolla dicha actividad tiende a sufrir cam-
bios que comprenden desde la absorción de los nutrientes de la tierra
a menor escala hasta causar, en ciertas ocasiones, infertilidad. Cabe
resaltar que este efecto generará otros en cadena, puesto que, al agotar
los espacios destinados para la agricultura en un momento determi-
nado, se buscará otros que, probablemente, sean el albergue de diver-
sos ecosistemas. Esto generará el desplazamiento de los seres hacia
otros lugares, lo cual puede ocasionar, en cierta medida, un efecto en
el equilibrio del medioambiente. Por otra parte, el uso de plaguicidas
y otros productos tóxicos usados en las actividades agrícolas pueden
resultar nocivos para el ambiente. Este contexto requiere que se asu-
ma un principio de ecología aplicada a la agricultura, que permita su
desarrollo bajo la noción de compromiso47.
La agroecología es entendida como una variación de la perspec-
tiva de la agricultura en beneficio de la ecología, vista desde la socie-
47
Nele Verhulst, Isabelle Françoise y Bram Govaerts. Agricultura
de conservación y captura de carbono en el suelo: entre el mito y la
realidad del agricultor, México, Centro Internacional de Mejoramiento
de Maíz y Trigo, 2015, disponible en
[https://repository.cimmyt.org/
handle/10883/4409?show=full ].
[32]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
dad, la economía, la política y la producción como un hecho capaz
de cambiar la forma en la cual ya se ha hecho costumbre una práctica
agrícola, a fin de restablecer “una realidad sociocultural devastada por
la producción industrial de alimentos. La agroecología genera cono-
cimientos en lo local, construye justicia social, promueve la identidad
y la cultura, y fortalece la viabilidad económica de las áreas rurales y
urbanas”48. Como se pudo apreciar, se nota la necesidad de transfor-
mar las pautas que se siguen de manera tradicional para favorecer una
agricultura que asegure el equilibrio del medioambiente.
Por otra parte, es importante mencionar que la agroecología, en
cuanto a sus cuestiones epistemológicas, se encuentra en proceso de
consolidación, puesto que se debe definir sus implicancias y sostener
de qué manera la transdisciplinariedad puede ayudar, pues es evidente
que se puede trabajar en conjunto con otras disciplinas; sin embargo,
se tiene que abarcar propuestas lo suficientemente sólidas como para
entender de qué manera otros enfoques pueden contribuir con esta
perspectiva agroecológica49.
Así mismo, Gómez et al. señalaron una propuesta de los principios
de la agroecología, que serán vistos a continuación:
Diversificación óptima espaciotemporal intra e interespe-
cífica; optimización del reciclaje de nutrientes; optimiza-
ción de las condiciones del suelo mediante el reciclaje de
materia y la preservación y aprovechamiento de su biodi-
versidad; preservación de suelo y agua a través del mante-
nimiento de la cobertura del suelo, el control de la erosión
y el manejo del microclima; minimización de pérdidas de
cosecha mediante el manejo integrado de control de plagas
y enfermedades (ipm); aprovechamiento de las dinámicas
entre los seres vivos del agroecosistema50.
48
La Vía Campesina. “Roma: declaración de organizaciones de producto-
res de alimentos a pequeña escala y organizaciones de la sociedad civil”, 9
de abril de 2018, disponible en [https://viacampesina.org/es/roma-decla-
racion-de-organizaciones-de-productorxs-de-alimentos-a-pequena-esca-
la-y-organizaciones-de-la-sociedad-civil/], párrafo 2.
49
Luis Fernando Gómez Echeverri; Leonardo Ríos Osorio y María
Luisa Eschenhagen Durán. “Las bases epistemológicas de la agroecología”,
en Agrociencia, vol. 49, n.° 6, 2015, pp. 679 a 688, disponible en [https://www.
redalyc.org/pdf/302/30241188007.pdf ].
50
Luis Fernando Gómez Echeverri, Leonardo Ríos Osorio y María
[33]
Epistemología ambiental: principios y criterios
Como se pudo observar, la propuesta de la gestión de la agricultura
enfocada en la ecología permite dar cuenta de que la actividad agríco-
la puede verse como un ejercicio que procura mantener el equilibrio
de la naturaleza en beneficio de todos. De este modo, la agricultura
puede pasar de ser vista como un hecho que genera impactos, a mos-
trarse como una acción que, además de brindar los productos nece-
sarios para la alimentación, representa una gestión solidaria hacia el
medioambiente.
V. C i e n c i a s a m b i e n ta l e s
El ambiente abarca todo lo que nos rodea y está compuesto por los re-
cursos renovables y no renovables que los seres necesitan para subsis-
tir. Además, es importante cuidar sus entornos, puesto que se requiere
de ellos para poder continuar con el camino de la supervivencia. Los
elementos que abarca el ambiente son aprovechados por los seres que
conviven en los diversos ecosistemas, quienes necesitan mantener un
desarrollo equilibrado, a fin de que su medio de vida no se vea altera-
do, y así puedan continuar su desenvolvimiento cotidiano.
Las ciencias ambientales son definidas por Uribe como “un oficio
que integra la indisolubilidad de lo epistemológico, ético y estético
como dispositivos para abordar la totalidad compleja y sistémica del
sistema viviente. La dimensión humana estaría presente en este es-
quema de modo tal, que sean visibles sus acciones”51. De esta manera,
se puede señalar que las ciencias ambientales buscan ser entendidas
como perspectivas acerca de lo que el ambiente significa para cada ser
que compone la naturaleza; además, los humanos también se encuen-
tran involucrados porque pertenecen al entorno ambiental, en el cual
suelen dejar huellas, esto es, los efectos que produce cada una de sus
actividades.
Luisa Eschenhagen Durán. “Propuesta de unos principios generales para la
ciencia de la agroecología: una reflexión”, en Revista Lasallista de Investigación,
vol. 14, n.° 2, 2017, pp. 212 a 219, disponible en [http://repository.lasallista.
edu.co:8080/ojs/index.php/rldi/article/view/1532], p. 215.
51
Hernando Uribe Castro. “Retos epistémicos, éticos y estéticos del cam-
po emergente de las ciencias ambientales”, en Sapiens Research Boletín
Científico, vol. 5, n.° 2, 2015, disponible en [https://www.srg.com.co/bcsr/
index.php/BCSR/article/view/133], p. 6.
[34]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Así mismo, Ortiz aseveró que estas ciencias surgieron como pauta
de la educación ambiental, necesaria en estos tiempos en los que la
repercusión de los efectos que produce la contaminación es cada vez
más evidente; por ello, “uno de los grandes retos de la sociedad actual,
es conducir y reorientar los programas existentes hacia un verdade-
ro desarrollo sustentable, de allí la institucionalización de las ciencias
ambientales para evitar el continuo deterioro ambiental”52. Por lo tan-
to, los objetivos de las ciencias ambientales apuntan a establecer pau-
tas que garanticen el desarrollo sustentable de las diversas actividades
del ser humano.
Entonces, las ciencias ambientales funcionan como un conjunto
de patrones que se encargan de organizar las perspectivas que se tiene
sobre el ambiente, el cual funciona como un contexto donde se desa-
rrolla la vida de manera sostenible. Así, es primordial procurar el de-
sarrollo de las ciencias ambientales en favor del equilibrio ambiental.
52
Arturo Ortiz Arismendy y Henry de Jesús Gallardo Pérez. “Las
ciencias ambientales un camino hacia la sustentabilidad en la educación
superior”, en Dialéctica, vol. 15, n.° 2, 2019, disponible en [http://portal.
amelica.org/ameli/jatsRepo/88/88837021/html/index.html ], p. 499.
[35]
Capítulo tercero
Cambio climático: perspectivas teóricas
El desarrollo equilibrado del medioambiente garantiza que los recur-
sos naturales se conserven de tal manera que los seres que conforman
los ecosistemas del planeta puedan subsistir. Esto implica evitar inva-
dir los medios naturales donde las especies se desarrollan, así como
también dejar de contaminar los espacios que conforman la Tierra.
Sin embargo, en los últimos años, se ha podido experimentar un ace-
lerado proceso de contaminación, causado por diversos factores, los
cuales, en su mayoría, son originados por la intervención del hombre.
Los efectos de la contaminación ocasionan daño a todas las especies,
incluyendo a la humana, por lo cual es urgente la toma de medidas
para que dicho proceso disminuya o, en el mejor de los casos, se de-
tenga. El cambio climático es entendido como la “variación del estado
del clima identificable (por ejemplo, mediante pruebas estadísticas)
en las variaciones del valor medio y/o en la variabilidad de sus propie-
dades, que persiste durante largos períodos de tiempo, generalmente
decenios o períodos más largos”53. A su vez, el cambio climático cons-
53
Diego Alzate, Edwin Rojas, Jemay Mosquera y Jacipt Ramón. “Cam-
bio climático y variabilidad climática para el periodo 1981-2010 en las
[36]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
tituye una de estas consecuencias, las cuales afectan, además, el modo
de vida de todos los seres en distintos niveles.
I. Nociones sobre el cambio climático
El estilo de vida de la humanidad produce que los cambios que, por
lo general, toman un período extenso para desarrollarse, se aceleren
y se produzca, así, un impacto en el clima. Tal como señaló Ruiz, ci-
tado por Cajigal et al., “un desastre se va construyendo en y por la
sociedad y solo está a la espera de una amenaza para revelarse”54. La
intensidad con la que se desarrollan los procesos de devastación influ-
ye en la manifestación de los impactos ambientales y, por ende, en el
cambio climático.
El cambio climático es definido por López y Neira como “un fe-
nómeno definido por las variaciones significativas y duraderas de los
patrones locales o globales del ambiente. Este proceso está estrecha-
mente ligado con el calentamiento del sistema climático”55. Así mis-
mo, es importante mencionar que el fenómeno del cambio climático
comprende no solo los efectos producidos de manera natural, sino
también por los impactos que el ser humano genera en el ambiente.
Una definición planteada por Burbano es aquella que implica
“una alteración climática mundial que se observa en los incrementos
en el promedio global de la temperatura del aire y de los mares, en el
deshielo creciente de glaciares y en el consiguiente ascenso del nivel
cuencas de los ríos Zulia y Pamplonita, Norte de Santander - Colombia”, en
Revista Luna Azul, n.° 40, 2015, disponible en [https://www.redalyc.org/
articulo.oa?id=321733015010 ], p. 129.
54
Juan Carlos Ruiz, cit. en Erick Cajigal Molina, Ana Lucía Mal-
donado González y Edgar González Gaudiano. “Construcción de
conocimiento y creencias epistemológicas sobre cambio climático en do-
centes de nivel primaria. De la vulnerabilidad a la resiliencia”, en Revista
Interamericana de Educación de Adultos, vol. 38, n.° 2, 2016, disponible en
[https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=457546143004 ], p. 53.
55
María A. López Latorre y Marco Neira. “Influencia del cambio cli-
mático en la biología de Aedes Aegypti (Diptera: Culicidae) mosquito
transmisor de arbovirosis humanas”, en Revista Ecuatoriana de Medicina y
Ciencias Biológicas, vol. 37, n.° 2, 2016, disponible en [http://remcb-puce.
edu.ec/remcb/article/view/2], p. 11.
[37]
Cambio climático: perspectivas teóricas
medio del mar”56. Dichos fenómenos se ven acelerados por la inter-
vención humana, la misma que, como se ha visto, es capaz de producir
efectos que generan cambios en la naturaleza en diferentes escalas.
Por su parte, Ouariachi et al. sostuvieron que el cambio climático
consiste en una dificultad de gran impacto “una amenaza de carác-
ter ambiental, social, económico, ético y político que, por sus dimen-
siones globales, requiere de una nueva forma de acción ciudadana a
la que las próximas generaciones están llamadas a actuar”57. De este
modo, se evidencia que el cambio climático comprende también otros
aspectos, los cuales, en conjunto, son capaces de establecer lineamien-
tos que otorguen una mirada comprensiva, por parte del ser humano,
a la propagación de los efectos nocivos del cambio climático.
Por lo tanto, es evidente que el cambio climático resulta ser una
consecuencia tanto de aspectos naturales como de la intervención hu-
mana, los que, en conjunto producen que dicho fenómeno continúe
su propagación. Sin embargo, a diferencia de las causas naturales, los
efectos producidos por los humanos son los que aceleran el proceso,
cuyo avance genera repercusiones en todo el planeta. Se requiere, por
ello, de un avance pausado y equilibrado, de tal manera que se procure
una evolución saludable del planeta.
II. Elementos del clima
Los elementos del clima son propiedades de la atmósfera que se en-
cargan de delimitarlo. Dicho esto, a continuación se mencionará cada
uno de los componentes que lo conforman.
En primer lugar, se encuentra la temperatura, la cual consiste en
el “grado de calor específico del aire en un lugar y momento deter-
minados, así como a su evolución temporal y espacial en las distintas
56
Hernán Burbano Orjuela. “El carbono orgánico del suelo y su papel
frente al cambio climático”, en Revista de Ciencias Agrícolas, vol. 35, n.°
1,
2018, disponible en [https://revistas.udenar.edu.co/index.php/rfacia/
article/view/3925 ], p. 84.
57
Tania Ouariachi, José Gutiérrez Pérez y María Dolores Olvera
Lobo. “Criterios de evaluación de juegos en línea sobre cambio climático:
aplicación del método Delphi para su identificación”, en Revista Mexicana
de Investigación Educativa, vol. 22, n.° 73, 2017, disponible en [http://www.
comie.org.mx/revista/v2018/rmie/index.php/nrmie/article/view/21 ], p. 446.
[38]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
zonas climáticas”58. De esta manera, gracias a la temperatura se puede
definir el total de grados en los que se encuentra el ambiente. Además,
es importante mencionar que la temperatura varía de acuerdo con los
entornos geográficos y el tiempo en que se encuentra.
En segundo lugar, se presenta el viento, que surge debido a “las
diferencias de presión y temperatura y se manifiesta como el movi-
miento de las masas de aire [...] que se relaciona con la evaporación, la
precipitación y los fenómenos de difusión del vapor de agua, del calor
y elementos contaminantes”59. Entonces, se nota la importancia del
viento en tanto que actúa como difusor del aire en el planeta.
Además, se evidencia la precipitación, que consiste en el estado en
el cual el agua cae sobre la superficie terrestre. Es originada por las
nubes, sin embargo, su producción depende de su tamaño, puesto que
no caen a menos que lleguen a un determinado volumen, capaz de
afrontar las corrientes de la atmósfera60.
Otro elemento relevante es la humedad relativa, la cual se refiere
al vapor de agua presente en el aire. Sobre este punto, es importante
indicar que el aire siempre presenta humedad, puesto que contiene
vapor de agua en proporciones que pueden medirse61.
Por otro lado, se presenta la evaporación, proceso por el cual el
agua pasa de su estado líquido a convertirse en estado gaseoso. Así
mismo, “es un fenómeno complejo que controla el intercambio de
masa y energía en el sistema atmosférico global y se considera como
una herramienta útil para el monitoreo del cambio de energía y trans-
ferencia de humedad del suelo a la atmósfera”62.
58
Jheimmy Lizzette Sánchez Zambrano y Maicol Alejandro Zaraza
Aguilera. “Aplicativo web para el análisis de series de tiempo de imágenes
satelitales para variables meteorológicas e índices” (tesis de especializa-
ción), Bogotá, Universidad Distrital Francisco José de Caldas, 2019, dispo-
nible en [https://repository.udistrital.edu.co/handle/11349/15834 ], p. 14.
59
Cirilo Mario Ccaira Mamani. “Efecto de la temperatura y precipitación
sobre la agricultura en la cuenca Coata - Puno” (tesis doctoral), Puno,
Perú, Universidad Nacional del Altiplano, 2018, disponible en [http://
repositorio.unap.edu.pe/handle/UNAP/9531], p. 22.
60
Sánchez Zambrano y Zaraza Aguilera. “Aplicativo web para el análi-
sis de series de tiempo de imágenes satelitales para variables meteorológi-
cas e índices”, cit.
61
Ccaira Mamani. “Efecto de la temperatura y precipitación sobre la agri-
cultura en la cuenca Coata - Puno”, cit.
62
Sánchez Zambrano y Zaraza Aguilera. “Aplicativo web para el análi-
[39]
Cambio climático: perspectivas teóricas
Por último, se encuentra la radiación solar, la cual se refiere a la
cantidad de energía que brinda el Sol al planeta, la cual, además, es de
utilidad en el proceso de evaporación, puesto que es suficiente para
que una porción mínima de agua se desvanezca63.
III. Factores del clima
Los factores del clima son aquellos que tienden a modificar sus ele-
mentos. Dentro de ellos, se presentan los siguientes.
En primer lugar, se encuentra la altitud, la cual viene a ser la me-
dida en la que se encuentra la Tierra en comparación con el nivel del
mar. Actúa como factor del clima porque “influye en el calentamiento
de las masas de aire. A nivel del mar, se tienen las temperaturas más
cálidas, y a medida que asciende, la temperatura va disminuyendo”64.
Como se pudo evidenciar, la altitud se relaciona con el clima porque
la temperatura depende de ella, la misma que, a partir de sus cambios,
determina también su variación.
En segundo lugar, se encuentra la latitud. Esta viene a ser “la dis-
tancia en grados que separa el paralelo que pasa por ese punto respecto
del Ecuador. [Se cuenta con] la latitud a partir de un paralelo natural,
el Ecuador terrestre, que divide a la Tierra por la mitad”65. Se comporta
como factor del clima porque se encarga de regular la temperatura de
la Tierra, puesto que “determina la radiación incidente en el límite su-
perior de la atmósfera a lo largo de las distintas épocas del año”66.
sis de series de tiempo de imágenes satelitales para variables meteorológi-
cas e índices”, cit., p. 12.
63
Ccaira Mamani. “Efecto de la temperatura y precipitación sobre la agri-
cultura en la cuenca Coata - Puno”, cit.
64
Ulises Manzanilla Quiñones. “Reconstrucción dendrocronológica de
temperatura media y precipitación dentro del Eje Neovolcánico Trans-
mexicano” (tesis de maestría), Morelia, México, Universidad Michoacana
de San Nicolás de Hidalgo, 2016, disponible en [http://bibliotecavirtual.
dgb.umich.mx:8083/xmlui/handle/DGB_UMICH/1748], p. 2.
65
Juan Antonio García Cruz. “La longitud: ¿que hora es?”, en Números. Re-
vista de Didáctica de las Matemáticas, vol. 100, 2019, disponible en [http://
www.sinewton.org/numeros/numeros/100/Articulos_30.pdf ], p. 161.
66
Carolina Sanmartino Arias. “Revisión de la asociación entre la anore-
xia nerviosa y el clima” (tesis de pregrado), España, Universidad de San-
tiago de Compostela, 2017, disponible en [https://minerva.usc.es/xmlui/
handle/10347/16368 ], p. 11.
[40]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Así mismo, otro factor es el relieve, el cual puede modificar el cli-
ma, puesto que toma en cuenta tanto la altitud como la manera en la
cual se comporta con relación a los rayos del Sol y en cuanto al sentido
que toma el viento67. Por otro lado, un factor que se involucra en el
desarrollo del clima es la ubicación geográfica, debido a que la tempe-
ratura varía en relación con la cercanía o lejanía de un determinado
territorio con respecto a la costa. Así, si se encuentra cerca, la tempe-
ratura suele ser más cálida, de lo contrario, tiende a disminuir. “Las
brisas marinas atenúan el calor durante el día y las terrestres limitan la
irradiación nocturna”68.
Por último, existe un factor importante también al que se le deno-
mina corrientes oceánicas, puesto que “son flujos de masa forzados
por procesos físicos como el viento, las mareas, aportes fluviales, gra-
dientes termohalinos, rotura del oleaje, entre otros”69. De este modo,
el viento se encarga de movilizar el agua de temperatura cálida que
llega desde el Ecuador y avanza hacia las diversas zonas marinas, lo
que ocasiona cambios en el clima de las zonas cuya latitud es más alta.
I V. C a l e n ta m i e n to g lo ba l
Las acciones del ser humano en el medioambiente es uno de los fac-
tores que produce un aumento en la temperatura del planeta. Este es
un problema que preocupa no solo a algunos, sino a entidades y ciu-
dadanos a nivel mundial. Las consecuencias del calentamiento global
no solo son consideradas como una problemática a futuro, sino que se
está viviendo en la actualidad.
67
Ricardo Fuentes Covarrubias, Andrés Gerardo Fuentes
Covarrubias, José Alfredo Cortesquiroz y Jonathan Gerardo
de Jesús Juárez. “Sistema basado en conocimiento para la predicción
del clima para usos agrícolas”, en Revista de Cómputo Aplicado, vol. 2,
n.° 8,
2018, pp. 1 a 11, disponible en [https://www.ecorfan.org/spain/
researchjournals/Computo_Aplicado/vol2num8/Revista_de_Computo_
Aplicado_V2_N8_1.pdf ].
68
Ibíd., p. 4.
69
Manuela Higuita Sánchez y Ricardo Andrés Quintana Barranco.
“Modulación de las corrientes oceánicas en el golfo de Urabá a partir de
la onda de marea” (tesis de pregrado), Turbo, Colombia, Universidad
de Antioquía, 2020, disponible en [http://bibliotecadigital.udea.edu.co/
handle/10495/15302 ], p. 13.
[41]
Cambio climático: perspectivas teóricas
A partir de 1950, la Tierra ha experimentado un aumento en la
temperatura, producto de los gases del efecto invernadero, los cuales
han mostrado una elevación de la radiación que “para el 2011 fue ma-
yor en un 43% respecto el 2005, lo que se ha traducido en un aumento
de la absorción de energía en el sistema climático y se evidencia en
el aumento de las temperaturas”70. Esto demuestra que la tendencia
continúa en ascenso, en comparación con años anteriores.
Así mismo, tal como sostuvo Burbano sobre el cambio climático y
el aumento de la temperatura, se muestra a continuación que:
El cambio climático global es uno de los principales pro-
blemas ambientales que enfrenta la sociedad mundial y
que trae consigo el incremento de la temperatura media
planetaria, como consecuencia del aumento -de origen an-
trópico- de los gei, sobre todo dióxido de carbono CO2,
metano CH4 y óxido de nitrógeno N2O, en cuya dinámi-
ca el suelo como almacén de carbono orgánico ejerce una
función clave. El efecto señalado irá creciendo en las próxi-
mas décadas y de ahí la preocupación mundial71.
De este modo, se entiende que el calentamiento global presenta cau-
sas relacionadas con las actividades del ser humano de diversos tipos;
por ejemplo, las industrias, las cuales generan grandes proporciones
de dióxido de carbono que se une a otros gases, considerados como
de efecto invernadero e ingresan a la atmósfera. Estos fluidos son los
responsables de la formación de una especie de capa que retiene la
radiación producida por el Sol. Cabe destacar que dicho manto no
es natural, puesto que la radiación, en realidad, debería ser absorbida
por los elementos de la Tierra, tales como la flora -para la fotosínte-
sis-, los océanos, entre otros72.
70
Daniel Elias Cuartas y Fabián Méndez. “Cambio climático y salud: re-
tos para Colombia”, en Revista de la Universidad Industrial de Santander.
Salud, vol. 48, n.° 4, 2016, disponible en [https://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=343847934001 ], p. 430.
71
Burbano Orjuela. “El carbono orgánico del suelo y su papel frente al
cambio climático”, cit., p. 84.
72
Patrick Paterson. “Calentamiento global y cambio climático en Sudamé-
rica”, en Revista Política y Estrategia, n.° 130, 2017, pp. 153 a 188, disponible
en [https://www.politicayestrategia.cl/index.php/rpye/article/view/133 ].
[42]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Los factores que suelen desencadenar el calentamiento global,
como se mencionó, se originan por la intervención humana, la cual se
ha encargado de colocar al planeta en una situación vulnerable hasta
cierto punto, producto de acciones como la contaminación del aire,
la sobrepoblación, la intensa tala de árboles, entre otros. La frecuen-
cia con la que los seres humanos desarrollan ese tipo de acciones que
transgreden la naturalidad con la cual la Tierra va evolucionando, oca-
siona diversos tipos de consecuencias para todos los seres que habitan
el planeta. Entre los efectos del calentamiento global, se encuentra la
generación de lluvias que pueden ocasionar inundaciones, la destruc-
ción de hábitats, el desequilibrio en el desarrollo del medioambiente,
que puede generar enfermedades o acelerar el proceso de algunas de
ellas, entre otros efectos que deben ser tomados en cuenta de inme-
diato, antes de que se desencadene una serie de fenómenos que ame-
nacen aún más la existencia de los seres del planeta73.
De la misma manera, el ipcc74 realizó una publicación acerca del
impacto que genera el calentamiento global en el planeta. En su infor-
me, sostuvo que si se desea limitar a 1,5°C dicho proceso, se tendrán
que modificar muchos aspectos en la vida del ser humano, así como
también el compromiso no solo por parte de las personas comunes,
sino también de las entidades que se encuentran a cargo de los paí-
ses y las grandes industrias, que deben colaborar en este proceso tan
complejo, pero que al parecer, aún se encuentra a tiempo de revertirse
para garantizar la calidad de vida de los seres que habitan el planeta.
Por su parte, las políticas de planificación que actúan en la lucha
para preservar la calidad del medioambiente y el equilibrio de la vida
deben permanecer vigentes y mantener los principios a partir de los
cuales fueron creados. Los compromisos por parte de organismos jurí-
dicos establecidos por la onu, tales como la Convención Marco de las
Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kyoto, el
Acuerdo de París y la Cumbre sobre la Acción Climática se refuerzan
73
Elena Esmelda Floreano Meregildo. “Cambio climático y el desafío
del calentamiento global” (tesis de licenciatura), Trujillo, Perú, Universi-
dad Nacional de Trujillo, 2019, disponible en [https://dspace.unitru.edu.
pe/handle/UNITRU/15697].
74
Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climá-
tico. Calentamiento global de 1,5 °C, Ginebra, ipcc, 2019, disponible en
[https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/sites/2/2019/09/IPCC-Special-
Report-1.5-SPM_es.pdf].
[43]
Cambio climático: perspectivas teóricas
cada año para otorgar lineamientos que ayudan a que los organismos
locales establezcan políticas de protección del medioambiente75.
V. I m pac to s d e l c a m b i o c l i m át i c o e n l a
agricultura
Los impactos que ha generado el cambio climático han sido vistos
a partir de diversas perspectivas, puesto que representan no solo un
camino para proteger el medioambiente, sino también constituyen un
reto para la salud y actividades de gran importancia a nivel mundial
como es la agricultura.
El primero es el impacto en la producción agrícola y la
seguridad alimentaria, el segundo es el estrés por falta de
agua e inseguridad del agua, el tercero es el aumento en el
nivel del mar y la exposición a desastres meteorológicos, el
cuarto es la transformación de los ecosistemas y la dismi-
nución de la biodiversidad, el quinto son los impactos en
la salud humana76.
El cambio del clima afecta a la agricultura debido a que modifica el
entorno donde la tierra ha sido estudiada y preparada para brindar
los productos agrícolas como se había planificado. Sin embargo, ante
un eventual cambio del clima, esto no funcionará; por lo tanto, los
trabajos realizados no podrán rendir frutos y, probablemente, gran
cantidad de alimentos se pierdan debido a los factores ocasionados
por la irregularidad en el clima.
De acuerdo con Montiel et al., el cambio climático, en lo que res-
pecta al aumento de precipitaciones, no necesariamente resulta ser un
aspecto positivo en el caso del cultivo de maíz, por ejemplo, debido a
que “hay factores asociados a las condiciones edáficas y topográficas
que determinan el éxito del mismo y las condiciones en las cuales se
75
Naciones Unidas. “Los compromisos de América Latina y el mundo en la
Cumbre sobre la Acción Climática”, 23 de septiembre de 2019, disponible
en [https://news.un.org/es/story/2019/09/1462582 ].
76
Cuartas y Méndez. “Cambio climático y salud: retos para Colombia”, cit.,
p. 429.
[44]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
dan mejores rendimientos”77. Esto supone que se depende del esta-
do climático para determinar las decisiones que se deben asumir en
cuanto a la actividad agrícola, puesto que sus condiciones son las que
inciden en los resultados de la cosecha.
Otros fenómenos climatológicos también influyen en la productivi-
dad de la agricultura. Así, se tiene el caso de Estados Unidos, donde en
2012 se presentó una sequía cuya intensidad no se experimentaba des-
de hacía aproximadamente 50 años. Debido a dicho fenómeno, prác-
ticamente medio país se vio afectado, puesto que se perdió alrededor
de un billón de hectáreas destinadas a la actividad agrícola; por ello,
incluso el costo de los alimentos aumentó debido a su escasez. Luego,
el huracán Irma perjudicó la agricultura en el mismo país, ya que se
vio reducida en un 30%, lo cual, evidentemente, resultó perjudicial78.
Por su parte, Palacios et al. determinaron que el cambio del cli-
ma influye en el terreno donde se desarrolla la agricultura, puesto
que inciden factores como las precipitaciones y la temperatura. De
este modo, “la contaminación ambiental (emisiones de CO2) se erige
en un determinante de las tierras cultivables y este es causante de la
degradación de los suelos, lo que los hace cada vez menos producti-
vos”79. Esto demuestra que los terrenos también se ven afectados por
la alteración de los fenómenos climáticos.
Por su parte, la Organización para la Cooperación y Desarro-
llo Económicos -ocde- propuso el modelo denominado per -Pre-
sión-Estado-Respuesta-, el cual resulta ser una herramienta de pro-
77
Iván Montiel González, Santos Martínez Santiago, Armando
López Santos y Gabriel García Herrera. “Impacto del cambio climá-
tico en la agricultura de secano de Aguascalientes, México para un futuro
cercano (2015-2039)”, en Revista Chapingo Serie Zonas Áridas, vol. 16, n.°
1, 2017, disponible en [https://www.redalyc.org/pdf/4555/455552312001.
pdf ], p. 11.
78
Altieri y Nicholls. “Agroecología y cambio climático: ¿adaptación o
transformación?”, cit.
79
Michelle Palacios Estrada, Priscilla Massa Sánchez y Valentín
Alejandro Martínez Fernández. “Cambio climático y contaminación
ambiental como generadores de crisis alimentaria en la América Andina:
un análisis empírico para Ecuador”, en Revista Investigación Operacional,
vol. 39, n.° 2, 2018, disponible en [http://www.invoperacional.uh.cu/index.
php/InvOp/article/view/603 ], p. 248.
[45]
Cambio climático: perspectivas teóricas
vecho, desarrollada a fin de evaluar los impactos del cambio de clima
sobre la “agricultura andina con indicadores económicos, ambienta-
les, sociales imbricados en la cultura rural andina”80. Así, el ejercicio
de propuestas brinda beneficios para afrontar el cambio climático.
80
José Jesús Núñez Rodríguez, Julio César Carvajal Rodríguez,
Darcy Margarita Carrero Carreño y Omaira Mendoza Ferreira.
“Indicadores del impacto del cambio climático en la agricultura familiar
andina colombiana”, en Revista Iberoamericana de Bioeconomía y Cambio
Climático, vol. 4, n.° 7,
2018, disponible en [https://www.camjol.info/
index.php/RIBCC/article/view/6309], p. 830.
[47]
Capítulo cuarto
Impactos del cambio climático en la
agricultura de la cuenca del río Ramis,
región Puno - Perú
En la actualidad, el efecto del cambio climático impacta de forma di-
recta sobre las poblaciones rurales con las alteraciones del clima, que
de por sí ya es hostil por su posición geográfica situada por encima
de los 3.800 m.s.n.m., con rendimientos de producción cada vez más
bajos, asociados con la exigencia de incorporación de nutrientes al
suelo (la tierra no produce como antes), los periodos de rotación de
cultivos se han acortado, monocultivos, la incidencia y aparición de
nuevas plagas y enfermedades, la excesiva micro parcelación de las
tierras (menos de ½ hectárea por persona), reducción de las áreas de
pastoreo, sobre pastoreo, excesiva carga de ganado por superficie, de-
sertificación de las áreas naturales, tierras erosionadas por las lluvias.
Así mismo, de acuerdo con Ortiz, Ruiz y Rodríguez, la gestión de
una cuenca es considerada como “un proceso administrativo comple-
jo que induce a la regionalización de actividades económicas, sociales,
naturales, políticas entre otras”81. De este modo, para que el manejo de
81
Alexa Liliana Ortiz Arenas, Mauricio Andrés Ruiz Ochoa y Juan
[48]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
las cuencas se pueda desarrollar de forma conveniente, es necesario
que sean establecidos los lineamientos que garanticen una correcta
administración de los recursos hídricos, vitales para la supervivencia.
Así, la investigación pretendió conocer el comportamiento de los
elementos del clima y su influencia en la actividad agrícola, puesto
que el rendimiento de los cultivos en estos últimos años ha variado.
Además, a partir de los resultados obtenidos, se puede plantear otras
especies alternativas para mejorar la producción agrícola, de modo
que no se vean afectados tanto su rendimiento como su calidad.
I. Hipótesis de la investigación
A. Hipótesis general
El cambio climático genera un impacto en la agricultura, repercutien-
do así en el rendimiento de los cultivos del panllevar, de la cuenca del
río Ramis, Puno - Perú.
B. Hipótesis específicas
El cambio climático genera repercusiones positivas en el comporta-
miento de las series históricas de la temperatura en la cuenca del río
Ramis en el periodo analizado, con tendencias al incremento.
El cambio climático genera variabilidades en la actuación de las se-
ries históricas de las precipitaciones pluviales en la cuenca del río
Ramis en el periodo de estudio.
Las variables climáticas tienen relación inversa con el rendimiento
de los cultivos seleccionados en el periodo de veinte años en la cuen-
ca del río Ramis.
Pablo Rodríguez Miranda. “Planificación y gestión de los recursos hí-
dricos: una revisión de la importancia de la variabilidad climática”, en Re-
vista Logos, Ciencia & Tecnología, vol. 9, n.° 1, 2017, disponible en [https://
revistalogos.policia.edu.co:8443/index.php/rlct/article/view/401], p. 101.
[49]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
II. Objetivos de la investigación
A. Objetivo general
Evaluar el impacto del cambio climático en la agricultura de la cuenca
del río Ramis, Puno - Perú.
B. Objetivos específicos
Analizar el comportamiento de las series históricas de temperaturas
extremas de la cuenca del río Ramis.
Analizar el comportamiento de las series históricas de precipitacio-
nes pluviales de la cuenca del río Ramis.
Determinar la relación que existe entre las variables climáticas y el
rendimiento de los cultivos seleccionados en el periodo de veinte
años en la cuenca del río Ramis.
III. Población y muestra
La población constituida por todas las estaciones meteorológicas (ver
figura 2) y las agencias agrarias que se encuentran dentro de la juris-
dicción de estudio. Para la muestra de estudio fueron seleccionadas
diez estaciones meteorológicas (Arapa, Ayaviri, Azángaro, Crucero,
Lampa, Pucará, Taraco, Asillo, Muñani y Umachiri) y se ha super-
puesto con las agencias agrarias de la Dirección Regional Agraria del
Ministerio de Agricultura, que proporcionó las informaciones de pro-
ducción agrícola seleccionadas (papa, quinua y haba).
I V. Á m b i to d e e s t u d i o
La investigación se llevó a cabo en la cuenca del río Ramis desde 2012
a 2014, con los datos meteorológicos provenientes de las estaciones
climatológicas principales del ámbito de estudio desde 1966 a 2012,
y los datos de rendimiento del cultivo de quinua, papa y haba prove-
[50]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
nientes del Instituto Nacional de Estadística e Informática -inei- de la
Dirección Regional de Agricultura Puno del Ministerio de Agricultu-
ra desde 1992 a 2012.
En el ámbito climatológico, se encuentra ubicado dentro de la in-
fluencia de la cuenca del río Ramis que comprende la vertiente del
lago Titicaca lado peruano, el subtipo climático A, clasificado según
la Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales -onern- en
1965. En esta zona se desarrollan cultivos como la papa, quinua, ceba-
da, haba, forrajes, alfalfa, hortalizas, entre otros de importancia eco-
nómica para los pobladores del ámbito de estudio.
Desde el punto de vista geográfico, se ubica en las coordenadas
entre 14°03’26.6” y 15°27’33,7” latitud sur, y 69°25’26,4” a 71°07’4,7”
longitud oeste; hidrográficamente se encuentra en la vertiente del Ti-
ticaca y en el sistema hídrico del Sistema Titicaca-Desaguadero-Poo-
po y Salar de Coipasa -tdps-, y políticamente se encuentra inmerso
en la región Puno, que abarca las provincias de Melgar, Azángaro y
parte de las provincias de Sandia, Lampa y Carabaya. La principal ar-
teria en la cuenca es la vía que une las capitales de las regiones de
Puno y Cusco con una longitud pavimentada de 762 km. dentro del
área de influencia. Esta se constituye en un eje de desarrollo dado que
atraviesa los poblados de Calapuja, Pucara, Ayaviri, Chuquibambilla
y Santa Rosa. Esta vía es clasificada como una vía de segundo orden y
tiene una dirección de sur a norte.
- Límites hidrográficos
La cuenca limita por el Este con las cuencas de Huancané y Suches,
por Oeste con la cuenca del río Vilcanota, por Norte con la cuenca del
río Inambari y por el Sur con la cuenca del río Coata.
[51]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Figura 1. Ubicación geográfica de la cuenca del río Ramis
- Fisiografía de la zona
La cuenca del río Ramis se ubica a alturas mayores a los 3.810 m.s.n.m.
y se extiende sobre la región de Puno. Las capas más bajas del Alti-
plano (de 3.810 a 5.400 m.s.n.m.) se encuentran alrededor del lago
Titicaca (elevación 3.825 m.s.n.m.) en especial al oeste y noroeste del
lago; cordillera con elevaciones mayores a 5.400 m.s.n.m.82.
La evolución del Altiplano y la cadena montañosa de los Andes
es el resultado de movimientos tectónicos y de la intrusión de roca
volcánica que causó el levantamiento y los pliegues de las rocas sedi-
mentarias que caracteriza al Altiplano y a la vertiente oriental de los
Andes. Se encuentran abundantes sedimentos de lagos extintos o en
su defecto en vías de extinción. El resultado son suelos mayormente
derivados de material sedimentario primario y de depósitos lacustres.
Los procesos de formación de suelos están caracterizados por una
erosión intensa y una sedimentación. Los suelos están generalmente
poco desarrollados.
82
Antonio Bazoberry. Anteproyectos y alternativas sobre la utilización de
las aguas del lago Titicaca, Desaguadero y Poopó con fines de energía e irri-
gación, La Paz, Artis, 1969.
[52]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
- Características geológicas
Teniendo en cuenta los diversos materiales parentales de los suelos
de la zona estudiada, cuyo patrón distribuido es suelos derivados de
materiales fluviónicos, de materiales lacustrinos, de materiales colu-
vio-aluviales, de materiales residuales y suelos de origen antrópico83.
- Características agroecológicas
Las localidades de Arapa y Progreso se encuentran dentro del tipo
climático mesotérmico B’1, sub-húmedo C2; la estación de Azángaro
y Chuquibambilla se encuentran dentro del clima mesotérmico C’2,
húmedo B2. Como una clasificación climática, solo caracteriza cierto
tipo de clima y ordenadas manifestaciones medias de la atmósfera;
además, el valor no depende del hecho si concuerda o no con ciertas
distribuciones de la naturaleza, si no del grado de certeza con lo que
se logra clasificar el clima.
La Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales
-
onern-84 tipificó el clima de la vertiente del Titicaca como semiseco
y frío determinando cuatro subtipos climáticos. La temperatura y la
precipitación considera además la evaporación media y la precipita-
ción media, teniendo estas consideraciones la hoya hidrográfica es del
tipo climático subhúmedo y húmedo.
La temperatura es variable, siendo los meses más fríos ente junio
y agosto y los más cálidos noviembre y diciembre y la precipitación
tiene un carácter estacionario. El inicio del periodo de lluvias por lo
general, es en el mes de diciembre y se extiende hasta el mes de marzo,
presentándose retrasos y adelantos en la lluvia y se presentan en oc-
tubre y noviembre y en otras se retrasan apareciendo en enero o prin-
cipios de febrero. El régimen pluvial es variable e irregular, se tienen
años húmedos seguidos85.
83
R. Ambroggy. “Cuencas acuíferas del lago Titicaca”, en Hidrología del Alti-
plano de Bolivia, La Paz, Ministerio de Agricultura, 1965.
84
Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales. Programa
de inventario y evaluación de los recursos naturales del departamento
de Puno: Sector de prioridad i, Puno, Perú, onern, 1965, disponible en
[https://repositorio.ana.gob.pe/handle/20.500.12543/967 ].
85
Mario Baudoin y Eduardo Forno (eds.). Historia natural de un valle en
los Andes, La Paz, La Paz, Universidad Mayor de San Andres, Instituto de
Ecologia, 1991.
[53]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
V. P ro c e d i m i e n to d e r e c o l e c c i ó n d e dato s
En la evaluación de impacto del cambio climático sobre el rendimien-
to de la agricultura en la cuenca del río Ramis, fueron realizados los
siguientes procedimientos:
- Información básica
Se han recopilado las informaciones básicas de las investigaciones a
nivel de informes, revistas y artículos científicos, a fin de sistematizar
dichas informaciones para sus respectivas codificaciones posteriores.
- Información cartográfica
Las informaciones cartográficas que se han tomado como base en la
investigación para determinar las características de la cuenca hidro-
gráfica del lago Titicaca y sus afluentes fueron las siguientes: cartas
nacionales a escala 1:100000, planos catastrales a escala 1:25000, del
sistema hídrico de la hoya del Titicaca y de macrozonificación ecoló-
gica y económica del sistema Titicaca-Desaguadero-Poopó-Salar de
Coipasa o tdps.
- Información de producción agrícola
Se obtuvo de las agencias agrarias de la Dirección Regional de Agri-
cultura Puno, en los diferentes puntos estratégicos dentro del área
de los estudios más importantes, presentando registros desde 1992 a
2012, sobre los rendimientos de los cultivos de haba, papa y quinua.
Luego, se sistematizan y procesan las informaciones recopiladas en la
fase inicial de acuerdo a nuestro interés para el presente trabajo.
- Información meteorológica
Las informaciones meteorológicas se obtuvieron del Servicio Nacional
de Meteorología e Hidrología del Perú -senamhi- Puno desde 1965
hasta 2012 en promedio, referentes a temperaturas medias mensuales,
máximas, mínimas, y precipitaciones pluviales medias mensuales.
[54]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 2. Ubicación de las estaciones meteorológicas en la cuenca Ramis, 2014
VI. Análisis de la información por objetivos
planteados
- Selección de las series históricas de precipitación y temperaturas
Se analizaron los datos de las estaciones desde tres puntos de vista, por
la longitud de la serie de datos, estaciones con datos faltantes menores
o iguales al 15% y por la consistencia o homogeneidad de los mismos.
- Análisis de consistencia de la información meteorológica
Se analizó la consistencia de los datos meteorológicos mediante prue-
bas de consistencia y homogeneidad de precipitación y temperaturas,
que permitió detectar, corregir y eliminar los errores sistemáticos y
aleatorios que se presentaron en series históricas de datos meteoroló-
gicos mediante el análisis estadístico y con el índice del vector regional.
Se analizó la consistencia de las series históricas mediante pruebas
estadísticas, a fin de obtener una serie confiable, es decir, homogénea
y consistente, y mediante el sofware Hydraccess y estadísticamente, a
fin de realizar:
[55]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
La consistencia, homogenización y regionalización de la precipita-
ción y temperaturas.
Relleno de series mensuales mediante correlación múltiple cruzada.
Estimación de la precipitación espacial aplicando técnicas geo-es-
táticas.
Después de obtener de los gráficos construidos para el análisis vi-
sual, los periodos de posible corrección y los periodos de los datos
que se mantuvieron con sus valores originales, se procedió al análisis
estadístico.
Se utilizó la prueba T para la verificación de la hipótesis de igual-
dad de medias y la prueba de F para verificar la hipótesis de igualdad
de la desviación estándar; ambos con un nivel de significancia del 5%
y 95% de probabilidad.
- Consistencia en la media
La prueba permitió detectar la inconsistencia en la media, dado que
los valores medios son estadísticamente iguales o diferentes de la si-
guiente manera:
Se calculó la media y desviación estándar para cada periodo, luego
laTc, posteriormente la TT mediante la tabla T de Student y finalmente
se comparó Tc con TT.
Si |tC | ≤ tt
(95%) → x1 = x2 (son iguales estadísticamente), no se
realizan procesos de corrección.
Si |tC | ≤ tt
(95%) → x1 ≠ x2 (son diferentes estadísticamente), se
corrigen.
- Consistencia en la desviación estándar
Mediante la prueba se analizó si los valores de la desviación estándar
de las sub-muestras son estadísticamente iguales o diferentes, calcu-
lando la varianza de ambos periodos, luego se calculó la Fc, posterior-
mente la Ft mediante la tabla F de Fisher y finalmente se comparó la
Fc con Ft; se asume similares criterios de la prueba T.
Con estos análisis se conoció que, en efecto, los saltos no son signi-
ficativos tanto en la media como en la desviación estándar.
[56]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Así mismo, la calidad, confiabilidad y consistencia de los datos fue-
ron definidas por la regionalización y la validación de estos para su
uso y aplicación para analizar las tendencias, agrupando en grupos
regionales de estaciones meteorológicas cuyos registros presentan un
comportamiento temporal homogéneo a nivel mensual y anual. La
principal herramienta utilizada para esta etapa fue el vector regional
con el sofware Hydraccess, desde 1966 a 2012.
Es decir, para las precipitaciones como para las temperaturas, se
realizó el análisis de regionalización a nivel mensual y de año hidro-
lógico sobre las estaciones, conformando así en tres grupos regiona-
les, con el fin de evaluar la consistencia para el periodo más extenso
posible según los criterios indicados en la selección de estaciones. Se
observó que existe correspondencia entre las temperaturas y precipi-
taciones registradas en las diferentes estaciones regionales durante el
periodo de 1966 a 2010. El análisis de consistencia de la información
y el relleno de datos faltantes de las estaciones se realizó a través de un
modelo de regresión lineal múltiple cruzada con el sofware Hydrac-
cess, con base de datos creados.
Además, este es un paquete completo que permite importar y guar-
dar varios tipos de datos hidrometeorológicos en una base de datos en
formato Access y realizar los procesamientos básicos que un meteoró-
logo puede requerir, con datos instantáneos, horarios, diarios y men-
suales, anuales de cotas, caudales, calidad de aguas, meteorológicos.
Estos se organizaron por campos y fueron vinculados al código de la
estación (punto de medición) y a un captor (código de la serie obser-
vada), la misma que posee propiedades que definen su tipo, unidad,
número de dígitos significativos y de decimales, entre otros. Existen
tres tipos de captores: captores instantáneos (I), donde los datos son
ingresados con fecha y hora libres sin imponer un intervalo de tiempo
fijo, captores diarios (D) donde se ingresa un solo valor por día y cap-
tores mensuales (M) es donde se ingresa un solo valor por mes.
Así mismo, entre los procesamientos se generaron gráficos simples
o comparativos a partir de los datos importados; visualización gráfica,
desde diario a mensual, que permitió la elaboración de cuadros de
anuario a nivel diario o mensual y un intervalo de los datos presentes
en la base.
De ahí que se organizó el vector regional -VR- de índices anuales
o mensuales (individualmente) de precipitación y de temperaturas en
base a una serie cronológica de datos temporales ficticios, correspon-
dientes a una estación igualmente ficticia. El VR de índices toma en
[57]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
cuenta los efectos de la tendencia de las series, y los pseudociclos de la
zona o región climática que afectan a cada una de las estaciones, verifi-
cando de esta manera la homogeneidad temporal y espacial de las series
observadas en las estaciones pertenecientes a la misma zona climática.
Es necesario recalcar que el cálculo de los índices del VR se base
en una matriz de observaciones compuesta de los registros anuales o
mensuales de la variable meteorológica de n estaciones con t años de
registros, con observaciones faltantes a ciertas estaciones en ciertos
años. Para cada estación se calcula una media que cubre el grupo de
datos del periodo de estudio, y para todos los años, se calcula un ín-
dice superior a 1 cuando el año presenta valores altos (año húmedo
o con altas temperaturas) e inferior a 1 cuando el año tiene valores
bajos (año con déficit de lluvias o con bajas temperaturas). El VR toma
en cuenta la información de una región que supuestamente es homo-
génea (comportamiento temporal similar). El valor del VR del grupo
regional de estaciones, permitió la crítica de los datos que facilita:
Evaluar la calidad de los datos de una estación y su pertenencia al
grupo regional, mediante diversos parámetros estadísticos propor-
cionados por el VR.
Comparar y evaluar gráficamente el comportamiento de las estacio-
nes dentro de un grupo y entre grupos, trazando el vector regional del
grupo de las estaciones que lo componen, así como las curvas dobles
acumuladas; esto permitió identificar con rapidez quiebres y datos
anómalos que dependen de los datos de entrada, aunque los algorit-
mos usados intentan minimizar la influencia de los datos erróneos.
Eliminan o corrigen de forma gradual los datos incoherentes más
evidentes en los datos de entrada, llegando así a un VR de buena ca-
lidad y esto se usó para reconstruir datos faltantes, multiplicando el
índice regional de un año por el valor medio de la precipitación en
esa estación durante el periodo de estudio.
Dado que la salida del programa proporciona varios parámetros que
evalúan la calidad de los resultados, se consideraron los siguientes pa-
rámetros: el coeficiente de correlación “r” del índice con las estaciones
(> 0,70), el valor de las desviaciones (que se deben mantener dentro
de un margen de tolerancia) y los límites de confianza (inferior y su-
[58]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
perior) dentro de los que se deben mantener las series interanuales del
índice del vector.
De la misma manera, estos parámetros fueron admitidos dentro
del grupo regional conformado por estaciones y sobre contexto físi-
co geográfico diferente (altiplano peruano). El análisis de resultados
llevó a disminuir el tamaño del grupo regional, e identificó estacio-
nes cuyos datos son inconsistentes y en caso extremo, eliminar aque-
llas estaciones con bajo coeficiente de correlación y alta desviación,
quedando en forma de índices obtenidos sobre los valores anuales de
periodos históricos comunes de al menos nueve estaciones del año
hidrológico adoptado (septiembre-agosto), las estaciones regionales
más consistentes que se han filtrado se encontraron dentro del inter-
valo de confianza las estaciones seleccionadas.
- Análisis de tendencia de la información meteorológica
Antes de realizar el análisis de tendencias, se realizó el análisis de sal-
tos y con la serie libre de saltos se procedió a analizar las tendencias en
la media y en la desviación estándar.
Para ver si la serie presenta tendencia en la media se procedió al
cálculo de la tendencia en la media, luego los parámetros de la ecua-
ción de regresión lineal simple y, por último, compararon si la (95%),
entonces no se presenta tendencia en la media y de lo contrario se los
presentan.
Se utilizó la tendencia en la desviación estándar puesto que se tra-
bajó con datos mensuales para el primer y segundo objetivo, con el
siguiente procedimiento:
Regionalización, y análisis de consistencia de la precipitación y tem-
peraturas a nivel mensual. Se aplicó el método del vector regional -
mvr- para identificar anomalías, valores extremos o comportamien-
tos no homogéneos en la región, que se evaluaron para establecer su
confiabilidad con el fin de ratificarlos o corregirlos.
Preparación y armado de series continuas mensuales y anuales de los
datos de precipitación y temperaturas para el análisis de tendencias.
Los datos originales presentan vacíos en algunos meses o periodos,
que fueron reconstituidos para poder aplicar test estadísticos usados
para el análisis de tendencias.
[59]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Análisis de tendencias de precipitaciones y temperaturas mensuales
y anuales, aplicando test estadísticos paramétricos y no paramétri-
cos usando el sofware trend (test Mann-Kendall y Sperman’s Rho,
t-student)86, los resultados se interpretaron al considerar los com-
portamientos de eventos extremos de los elementos frente al fenó-
meno del cambio climático.
- Análisis del rendimiento de los cultivos frente al cambio climático en
la cuenca del río Ramis
Para relacionar entre la producción de cultivos de panllevar con los
elementos climáticos de la cuenca Ramis, se obtuvo los rendimientos
de los cultivos para cada zona sub-tipo climático de las Oficinas del
Ministerio de Agricultura de Puno y, luego, se analizó la consistencia
de las informaciones del periodo considerado en el presente trabajo;
después se realizaron cálculos de los estimadores para cada cultivo
utilizando el método de mínimos cuadrados ordinarios y regresión,
el rendimiento en función de las variables climáticas; primero, sepa-
rando la temperatura mínima y luego por la temperatura máxima de
precipitación pluvial para comparar el efecto individual de cada va-
riable. Acto seguido, se realizó la estimación conjunta de las variables
climáticas (temperaturas máximas y mínimas extremas) y las precipi-
taciones pluviales y al final se incluyeron los eventos extremos.
Seguir esta secuencia de estimaciones permitió ver el impacto de
cada variable en el modelo y al final se comparó cada uno y se eligió el
mejor modelo según los criterios estadísticos; más adelante, se realiza-
ron las interpretaciones de los valores obtenidos de la interrelación de
las variables climáticas y el rendimiento de los cultivos seleccionados,
mediante el coeficiente de correlación de Pearson.
Para interpretar el coeficiente de correlación (r) que se logra, se
tiene como criterio de decisión la siguiente calificación:
(+) (-) Correlación inexistente
0,00 ≤ r < 0,00
(+) (-) Correlación muy baja
0,01 ≤ r < 0,20
86
Sheng Yue, Paul Pilon, Bob Phinney y George Cavadias. “Te in-
fluence of autocorrelation on the ability to detect trend in hydrological se-
ries”, en Hydrological Processes, n.° 16, 2020, pp. 1.807 1.829, disponible en
[https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/hyp.1095 ].
[60]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
(+) (-) Correlación baja
0,21 < r > 0,40
(+) (-) Correlación moderada
0,41 < r > 0,60
(+) (-) Correlación alta
0,61 < r > 0,80
(+) (-) Correlación muy alta
0,81 ≤ r ≥ 0,99
(+) (-) Correlación perfecta
1,00 ≤ r ≥ 1,00
Para la prueba de hipótesis estadística, se tomó en cuenta lo siguiente:
No existe correlación: Ho: Rxy = 0
Existe correlación: Hi: Rxy ≠ 0
Se considera un nivel de significancia de p < 5%.
VII. Análisis e interpretación de resultados
- Comportamiento de las temperaturas
Se ha delimitado la cuenca del río Ramis a partir del uso de las cartas
nacionales de Perú, obteniéndose una superficie de 14.685 km2; así
mismo, se ha realizado la ubicación de las estaciones meteorológicas
mediante sus coordenadas utm (sistema de coordenadas universal
transversal de Mercator), proporcionados por el senamhi - Puno.
El análisis de consistencia se efectuó a través de análisis de corre-
lación, basado en la suposición de que las temperaturas medidas en
las estaciones de la cuenca se relacionen entre sí, mediante los índices
anuales de vector regional con el sofware de Hydraccess y validadas
estadísticamente.
[61]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Figura 3. Índices anuales de los vectores regionales de datos originales de las
temperaturas máximas
Figura 4. Índices anuales de los vectores regionales de datos completados de las
temperaturas máximas
En las Figuras 3 y 4 se evidenció que los índices anuales para tempera-
turas máximas mostraron un comportamiento regional homogéneo,
puesto que los índices regionales de las estaciones del grupo n.° 1 están
dentro de los límites de confianza; es decir, los datos son consistentes,
homogéneos y de buena calidad; además, tienen un comportamiento
similar. A excepción de la estación Ayaviri, que en 1981 se encontró
fuera del límite de confianza; a pesar de esta condición, se tuvo en
cuenta por tener una serie larga y continua para ser comparada con las
otras estaciones adoptadas para el análisis de tendencias.
[62]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 5. Índices anuales de los vectores regionales de datos originales de las
temperaturas medias
Figura 6. Índices anuales de los vectores regionales de datos completados de las
temperaturas medias
En las Figuras 5 y 6 se observó que los índices anuales de temperaturas
medias del grupo 1 mostraron un comportamiento regional homogé-
neo, donde los índices regionales de las estaciones se encuentran den-
tro de los límites de confianza, es decir, los datos son de buena calidad
y se admite que existe un comportamiento homogéneo o similar.
Las temperaturas anuales de las cinco estaciones analizadas (ver
Tabla 1) cumplen con la hipótesis de pseudoproporcionalidad, tan-
to los datos originales como los datos completados y corregidos son
consistentes, debido a que en la columna correspondiente a “Correl /
Vector” los valores tiende a la unidad (0,896).
[63]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 1. Correlación de temperaturas medias anuales-grupo n° 1
Temperatura
media anual
Estación
1
Ayaviri
41
0,700
0,089
7,900
7,900
-0,002
0,052
0,007
0,846
2
Lampa
45
0,400
0,053
8,000
8,000
0,001
0,030
0,034
0,831
3
Azángaro
34
0,500
0,052
8,800
8,800
0,002
0,023
0,023
0,896
4
Arapa
45
0,400
0,046
9,100
9,100
0,001
0,041
0,000
0,622
5
Huancané
45
0,600
0,078
7,700
7,700
-0,001
0,050
0,249
0,771
1
Ayaviri
45
0,700
0,088
7,800
7,800
-0,002
0,056
0,020
0,802
2
Lampa
45
0,400
0,052
8,000
8,000
0,001
0,031
0,102
0,812
3
Azángaro
45
0,500
0,059
8,700
8,700
0,001
0,033
0,006
0,821
4
Arapa
45
0,400
0,044
9,100
9,100
0,001
0,044
0,000
0,544
5
Huancané
45
0,600
0,077
7,700
7,700
-0,001
0,051
0,123
0,749
La visualización de curvas de dobles acumulaciones entre estaciones
y vector regional de las zonas en estudio, determinan que existe una
buena relación entre el vector y las estaciones. Esto se ha trabajado
con datos completados y corregidos, tal como se muestra en la Figura
7, que no presentan quiebres significativos.
[64]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 7. Índices anuales de los vectores regionales, acumulados
Figura 8. Datos originales y completados de las temperaturas mínimas
En la Figura 8 se observó que las series históricas anuales de las tem-
peraturas mínimas mostraron un comportamiento regional homogé-
neo; esto indicó que los datos son de buena calidad y se admite que
tienen un comportamiento similar entre las estaciones del grupo 1.
[65]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Figura 9. Índices anuales de los vectores regionales de datos de temperaturas
máximas
Figura 10. Índices anuales de los vectores regionales de datos completados de
temperaturas máximas
En las Figuras 9 y 10 se evidenció que los índices anuales de los vecto-
res de datos de temperaturas máximas mostraron un comportamiento
regional homogéneo, puesto que los índices regionales de las estacio-
nes del grupo n.° 2 se encuentran dentro de los límites de confianza.
Esto indica que los datos son de buena calidad; es decir, consistentes y
de comportamiento homogéneo o similar.
[66]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 11. Índices anuales de los vectores regionales de datos originales de
temperaturas medias
Figura 12. Índices anuales de los vectores regionales datos completados y cor-
regidos de las temperaturas medias
En la Figura 11 se señaló que los índices anuales de los vectores re-
gionales de los datos originales de temperaturas medias mostraron un
comportamiento regional homogéneo, puesto que los índices regio-
nales de las estaciones del grupo n.° 2 están dentro de los límites de
confianza; a excepción de la estación Llalli de 2007, la cual está fuera
del límite de confianza superior, por lo que se corrigió mediante el
vector regional (VR) del grupo. Por consiguiente, en la Figura 12, los
índices anuales de los vectores regionales, datos completados y co-
[67]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
rregidos de las temperaturas medias, son de buena calidad, con un
comportamiento homogéneo o similar.
Figura 13. Series de datos originales y completados de las temperaturas mínimas
En la Figura 13 se observó que las series históricas anuales para tem-
peraturas mínimas de las estaciones del grupo n.° 2 mostraron un
comportamiento regional homogéneo; es decir, los datos son de bue-
na calidad y existe un comportamiento similar.
Por otro lado, la correlación de las temperaturas medias anuales de
las estaciones del grupo n.° 2 que se presentan en la Tabla 2, con valor
máximo de 0,65, las cuales cumplen con la hipótesis de pseudopro-
porcionalidad de los datos originales y los completados y corregidos,
tal como se muestra en la columna correspondiente a “Correl/Vector”,
pero hay fuerte dispersión como en el caso Muñani.
[68]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 2. Correlación de temperaturas medias anuales-grupo n° 2, 2014
Temperatura
media anual
Estación
1
Llalli
31
1,600
0,21
7,50
7,40
0,03
0,19
0,01
0,65
2
Macusani
31
0,50
0,09
5,20
5,20
0,00
0,09
0,00
0,27
3
Progreso
45
0,70
0,08
8,60
8,60
0,00
0,06
0,07
0,59
4
Muñani
45
0,40
0,05
8,60
8,70
-0,01
0,05
0,04
0,37
5
Chuquibambilla
45
0,50
0,08
6,90
6,90
0,00
0,06
0,00
0,59
1
Llalli
45
0,600
0,078
7,200
7,200
0,000
0,068
0,000
0,476
2
Macusani
45
0,500
0,100
5,300
5,300
0,000
0,090
0,014
0,423
3
Progreso
45
0,700
0,079
8,600
8,600
-0,001
0,064
0,099
0,571
4
Muñani
45
0,400
0,049
8,600
8,600
0,001
0,050
0,028
0,363
5
Chuquibambilla
45
0,500
0,080
6,900
6,900
0,000
0,064
0,000
0,595
La visualización de las curvas de dobles acumulados entre estación y
vector de las zonas de estudio del grupo permitió determinar si exis-
te una buena relación entre el vector y las estaciones, puesto que no
presenta quiebres en sus curvas de dobles acumulaciones. Esto se ha
trabajado con datos completados y corregidos.
Se han seleccionado tres estaciones meteorológicas más confiables
de la cuenca que son Lampa, Ayaviri y Muñani para analizar mejor las
tendencias de las temperaturas máximas y mínimas, con la finalidad
de efectuar un análisis del comportamiento de la temperatura men-
sual y anual en la parte alta, media y baja.
El análisis de tendencias de las temperaturas máximas median-
te los test paramétricos y no paramétricos según las informaciones
meteorológicas de las estaciones fue el siguiente: en el primer grupo,
Ayaviri, Azángaro y Huancané presentaron tendencias significativas
[69]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
al incremento con el 0,01 del nivel de significancia, Arapa presentó
tendencias al incremento significativo con el 0,01 y 0,05 del nivel de
significancia; mientras que Lampa, solo con los test Mann Kendall y
Ran Ksum, tendencias positivas significativas con un 0,10 del nivel de
significancia y con otros test no presentaron tendencias significativas.
Además, las informaciones de temperaturas máximas de las esta-
ciones del segundo grupo presentaron tendencias positivas (Macusa-
ni y Progreso) a un nivel de significancia de 0,01. Muñani presentó
tendencias significativas solo con los test regresión lineal al 0,05 y
T-student a 0,10, mientras que Llalli y Chuquibambilla no presentan
tendencias significativas.
Así mismo, las temperaturas medias de Ayaviri, Lampa, Azángaro,
Huancané, Llalli y Muñani presentaron tendencias significativas de
incremento con un nivel de significancia de 0,01; Macusani presenta
tendencias con incremento significativo al 0,05 del nivel de signifi-
cancia, pero las estaciones de Progreso, Chuquibambilla y Arapa no
presentaron cambios significativos en el periodo de 1966 a 2010.
Figura 14. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas máximas,
medias y mínimas, mediante los test paramétricos y no paramétricos, estaciones
del grupo n°1, (1966-2012)
[70]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En la Figura 14 se evidenciaron cambios significativos positivos de las
temperaturas máximas en todas las estaciones al 0,01 del nivel de sig-
nificancia durante el periodo 1966-2010; las temperaturas mínimas de
Ayaviri y Lampa presentaron cambios significativos positivos al 0,01
del nivel de significancia, mientras que Arapa presentó tendencias
negativas, pero las estaciones de Azángaro y Huancané no presenta-
ron cambios significativos y las temperaturas medias de las estaciones
mostraron tendencias positivas, a excepción de la estación de Arapa,
que no presentó cambios significativos.
Figura 15. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas máximas
medias y mínimas, mediante los test paramétricos y no paramétricos, estaciones
del grupo n°2, (1966-2012)
[71]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
En la Figura 15 se observó que las temperaturas máximas de la es-
tación de Progreso presentaron cambios significativos positivos con
0,01 de nivel significancia; Macusani y Muñani presentaron tenden-
cias negativas, y Llalli y Chuquibambilla no mostraron cambios signi-
ficativos durante el periodo 1966-2010; las temperaturas mínimas de
Llalli, Macusani y Muñani presentaron cambios significativos positi-
vos al 0,01 del nivel de significancia, y en Progreso mostraron tenden-
cias negativas, mientras en la estación Chuquibambilla no presenta-
ron cambios significativos; y las temperaturas medias de las estaciones
de Llalli y Muñani entregaron tendencias positivas, pero las estaciones
de Chuquibambilla y Progreso no presentaron cambios significativos.
Figura 16. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas, mediante
los test paramétricos y no paramétricos, (1966-2012)
[72]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 17. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas mediante
los test paramétricos y no paramétricos (1966-2012)
Figura 18. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas, mediante
los test paramétricos y no paramétricos, (1966-2012)
[73]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
En las Figuras 16, 17 y 18 se mostró un resumen de las tres estacio-
nes seleccionadas para análisis de tendencias del periodo 1966-2012
en la parte baja, media y alta de la cuenca Ramis, donde se identifica
mensual y anualmente si la serie temporal de temperaturas máximas,
medias y mínimas presentan cambios significativos mediante test
paramétricos y no paramétricos. En la estación Ayaviri, las tempera-
turas máximas en meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre,
diciembre, febrero, abril, mayo, junio y julio tienden a incrementar.
Mientras que en la estación Lampa solo en los meses de septiembre y
diciembre tienden a incrementar.
Figura 19. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas, mediante
los test paramétricos y no paramétricos, (1966-2012)
[74]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 20. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas mediante
los test paramétricos y no paramétricos (1966-2012)
Figura 21. Resumen del análisis de tendencias de las temperaturas, mediante
los test paramétricos y no paramétricos, (1966-2012)
[75]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
De igual manera, en los meses de enero, abril, mayo, junio, julio
y a nivel anual de la estación Muñani tienden a disminuir. Pero, en
las tres estaciones las temperaturas medias y mínimas a nivel anual
tienen tendencias positivas.
- Variación de las temperaturas medias en la cuenca
Tabla 3. Medidas de tendencia central y variación del promedio de temperatura
en la cuenca del río Ramis, 1992-2012
Estadísticos
Válidos
20
20
20
20
20
20
20
Media
16,5915
2,4455
9,5285
14,1090
19,4435
-1,8065
19,9230
Mediana
16,5650
2,3900
9,4750
14,1750
19,4450
-1,7750
19,8800
Desv. típ.
0,51973
0,43137
0,40535
0,44585
0,54946
0,71084
0,72320
Varianza
0,270
0,186
0,164
0,199
0,302
0,505
0,523
Mínimo
15,81
1,56
8,92
13,13
18,61
-3,08
18,56
Máximo
17,64
3,23
10,47
14,88
20,47
-0,68
21,45
En la Tabla 3 se observó que las series de históricas las temperaturas
del periodo de 20 años (1992-2012), no presentan variaciones consi-
derables tal como muestran los valores de la desviación típica y la va-
rianza de 0,723 y 0,523 respectivamente, pero dichos valores presen-
tan variaciones mayores cuando se trabaja con series más largas desde
1966 hasta 2012. Puesto que en la cuenca el clima es bien definido, y
este puede tener impacto socioeconómico considerable.
Por lo tanto, un aspecto práctico de importancia es la probabili-
dad de la ocurrencia de diversas categorías climáticas dadas. El uso
de conjuntos de datos de observación y re-análisis de la precipitación
y temperatura cercano a la superficie del lago por efecto termorregu-
lador, se analiza de forma sistemática en términos de tres categorías
equiprobables (debajo de lo normal, casi normales, por encima de lo
normal) para cuantificar la probabilidad de ocurrencia con referencia
[76]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
son anormales, y esto lo corroboran Davey, Brookshaw e Ineson87;
entonces, las temperaturas presentan cambios en los patrones en el
sistema climático.
- Variación de las temperaturas medias por estación
Tabla 4. Variación en las temperaturas máximas por estación en la cuenca del
río Ramis, 1992-2012
N
Mínimo
Máximo
Media
Desv. típ.
Varianza
Arapa
20
15,60
18,10
16,8050
0,72291
0,523
Ayaviri
20
15,70
18,70
17,2850
0,89164
0,795
Azangaro
20
16,30
18,40
17,2400
0,73154
0,535
Crucero
20
14,40
15,30
14,8200
0,29515
0,087
Lampa
20
15,60
18,30
17,0300
0,70718
0,500
Pucara
20
16,40
18,40
17,2695
0,62487
0,390
Taraco
20
15,51
17,60
16,3595
0,51508
0,265
Asillo
20
15,10
18,10
16,4900
0,66878
0,447
Muñani
20
15,30
17,40
16,4350
0,60112
0,361
Umachiri
20
14,70
18,00
16,1800
0,79842
0,637
N válido (según lista)
20
En la Tabla 4, respecto a los estadísticos descriptivos de temperaturas
máximas, se observó que hay valores más altos de desviación típica
(0,89) en la estación climatológica de Ayaviri, seguido de Azángaro
durante el periodo de 20 años desde 1992-2012, pero sí se presentan
valores mayores cuando de analizan desde 1966 hasta 2012.
Además, se observó un aumento de la temperatura media anual de
0,04 °C a lo largo del área de estudio, con tendencia de aumento en
temperatura mensual en junio y en la primavera a lo largo de toda el
área. Las tendencias más significativas observadas en la temperatura
parecen ser consistentes entre las diferentes fuentes de datos, tal como
corroboró Chaouche et al.88.
87
M. K. Davey, A. Brookshaw y S. Ineson. “Te probability of the impact
of enso on precipitation and near-surface temperature”, en Climate Risk
Management, vol. 1, 2014, pp. 5 a 24, disponible en [https://www.readcube.
com/articles/10.1016%2Fj.crm.2013.12.002].
88
Keltoum Chaouche, Luc Neppel, Claudine Dieulin, Nicolas Pujol,
[77]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 5. Variación en las temperaturas mínimas por estación en la cuenca del
río Ramis, 1992-2012
N
Mínimo
Máximo
Media
Desv. típ.
Varianza
Arapa
20
2,30
4,70
3,6000
0,58310
0,340
Ayaviri
20
-2,10
3,60
2,1500
1,17406
1,378
Azángaro
20
2,70
4,70
3,6050
0,42855
0,184
Crucero
20
0,00
1,60
0,5820
0,45747
0,209
Lampa
20
0,00
3,50
2,2150
0,82989
0,689
Pucara
20
-0,50
3,70
2,0675
1,07547
1,157
Taraco
20
1,94
4,70
3,0510
0,81495
0,664
Asillo
20
1,60
4,20
3,2350
0,58784
0,346
Muñani
20
2,30
4,10
3,1750
0,48327
0,234
Umachiri
20
-0,60
2,20
0,6650
0,89694
0,805
N válido (según lista)
20
En la Tabla 5, respecto a los estadísticos descriptivos de temperaturas
mínimas, se mostró que hay valores más altos en la desviación típica
de 1,17 en la estación climatológica de Ayaviri, seguido de la estación
climatológica de Pucará con 1,08 durante el periodo de 20 años desde
1992-2012, pero sí se presentan valores mayores cuando de analizan
desde 1966 hasta 2012.
Tabla 6. Variación en las temperaturas mínimas por estación en la cuenca del
río Ramis, 1992-2012
N
Mínimo
Máximo
Media
Desv. típ.
Varianza
Arapa
20
2,30
4,70
3,6000
0,58310
0,340
Ayaviri
20
-2,10
3,60
2,1500
1,17406
1,378
Azángaro
20
2,70
4,70
3,6050
0,42855
0,184
Crucero
20
0,00
1,60
0,5820
0,45747
0,209
Lampa
20
0,00
3,50
2,2150
0,82989
0,689
Pucara
20
-0,50
3,70
2,0675
1,07547
1,157
Bernard Ladouche, Eric Martin, Dallas Salas e Yvan Caballero.
“Analyses of precipitation, temperature and evapotranspiration in a french
mediterranean region in the context of climate change”, en Comptes Rendus
Geoscience, vol. 342, n.° 3, 2010, pp. 234 a 243.
[78]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Taraco
20
1,94
4,70
3,0510
0,81495
0,664
Asillo
20
1,60
4,20
3,2350
0,58784
0,346
Muñani
20
2,30
4,10
3,1750
0,48327
0,234
Umachiri
20
-0,60
2,20
0,6650
0,89694
0,805
N válido (según lista)
20
En la Tabla 6 de estadísticos descriptivos de temperaturas medias se
evidenció que hay valores más altos de la desviación típica de 0,79 en
la estación climatológica de Pucara, seguido de la estación climato-
lógica de Umachiri durante el periodo de 20 años desde 1992-2012
sin muchas variaciones considerables, pero sí se presentan mayores
variaciones cuando de analizan desde 1966 hasta 2012.
- Influencia del cambio climático sobre la variación de las temperaturas
Tabla 7. Resumen del modelo de variables predictoras de temperaturas, cuenca
Ramis, 1992-2012
Modelo
R
R cuadrado
R cuadrado corregida
Error típ. de la estimación
1
0,650a
0,422
0,314
4,90061
a. Variables predictoras: (Constante), temperaturas medias, mínimas y máximas
Según el modelo de regresión lineal, los cambios en la temperatura
se relacionan en un 42,2% con el cambio climático en los últimos 20
años hidrológicos para la cuenca del río Ramis, presentando una co-
rrelación alta de 65%, puesto que las temperaturas máximas, medias
y mínimas presentan variaciones cuando hay mayores cambios en el
clima en el ámbito de la cuenca Ramis.
[79]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 8. Prueba de hipótesis mediante análisis de varianza (anovaa) del cambio
climático y los variables del clima
Modelo
Suma de cuadrados
Gl
Media cuadrática
F
Sig.
Regresión
280,745
3
93,582
3,897
0,029b
1
Residual
384,255
16
24,016
Total
665,000
19
a. Variable dependiente: Cambio climático
b. Variables predictoras: (Constante), temperatura media, mínima y máxima
En la Tabla 8 se mostraron las pruebas estadísticas. Según la prueba de
hipótesis de la distribución F en el análisis anova, se pudo determinar
que existe una influencia significativa de los cambios climáticos en
las temperaturas de la cuenca del río Ramis para los últimos 20 años,
puesto que el valor de significancia es 0,029. Dicho valor es menor de
0,05 del nivel de significancia.
Tabla 9. Análisis de coeficientesa independientes de temperaturas frente al
cambio climático, cuenca Ramis. 1992-2012
Coeficientes no
Coeficientes
Modelo
estandarizados
tipificados
T
Sig.
B
Error típ.
Beta
(Constante)
-89,842
39,040
-2,301
0,035
Temperatura
34,574
16,398
3,037
2,108
0,048
Máxima
1
Temperatura
22,051
16,401
1,608
1,344
0,198
Mínima
Temperatura
-55,332
33,082
-3,791
-1,673
0,050
Media
Variable dependiente: Cambio climático
En la Tabla 9 se pudo apreciar que de los coeficientes independien-
tes establecen que existe mayor influencia del cambio climático en las
temperaturas máximas de 0,048 que es menor al 0,05 en la cuenca del
río Ramis, seguido en las temperaturas medias, la influencia no es sig-
nificativa o representativa en las temperaturas mínimas en el periodo
de 20 años de 1992 a 2012.
[80]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En la Tabla 10 se mostró que existe una relación positiva alta en-
tre el cambio climático y las temperaturas máximas igual a 0,475*,
es decir a mayores temperaturas máximas en los años, mayor será el
cambio climático, mientras que existe una correlación negativa muy
baja de -0,026 entre las temperaturas mínimas y el cambio climático,
es decir a mayores temperaturas mínimas en los años, menor será el
cambio climático en la cuenca del río Ramis, mientras que la relación
entre las temperaturas medias y el cambio climático es positiva baja
de 0,258.
Tabla 10. Correlaciones bivariadas del cambio climático con las variaciones de
las temperaturas, cuenca Ramis, 1992-2012
Correlaciones
Cambio
Temperatura
Temperatura
Temperatura
climático
Máxima
Mínima
Media
Correlación de
Cambio
1
0,475*
-0,026
0,258
Pearson
climático
Sig. (bilateral)
0,034
0,913
0,272
Correlación de
Temperatura
0,475*
1
0,506*
0,890**
Pearson
Máxima
Sig. (bilateral)
0,034
0,023
0,000
Correlación de
Temperatura
-0,026
0,506*
1
0,836**
Pearson
Mínima
Sig. (bilateral)
0,913
0,023
0,000
Correlación de
Temperatura
0,258
0,890**
0,836**
1
Pearson
Media
Sig. (bilateral)
0,272
0,000
0,000
* La correlación es significante al nivel 0.05 (bilateral).
** La correlación es significativa al nivel 0.01 (bilateral).
[81]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
- Modelos matemáticos para pronosticar las temperaturas máximas y
mínimas para los próximos 16 años
Tabla 11. Coeficientes de las temperaturas máximas medias según el modelo
lineal, en la cuenca Ramis, 1992-2012
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
Cambio climático
0,042
0,018
0,475
2,291
0,034
(Constante)
16,153
0,218
74,007
0,000
Modelo lineal:
Y = α - β (t)
Y = 16,453 + 0,42 (año)
Tabla 12. Coeficientes del promedio de temperaturas máximas según el modelo
logarítmico
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
ln(Cambio climático)
0,305
0,132
0,477
2,301
0,034
(Constante)
15,946
0,299
53,249
0,000
Modelo logarítmico:
log Y = loga + logb (t)
Y = 15,946 + In(0,305(año))
[82]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 13. Coeficiente del promedio de temperaturas máximas según el modelo
exponencial
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
Cambio
0,003
0,001
0,480
2,319
0,032
climático
(Constante)
16,149
0,211
76,524
0,000
La variable dependiente es ln(Temperatura máxima).
Modelo exponencial:
Y = α - eβx
Y = 16,149 - (e)(0,003(año))
Las proyecciones del comportamiento del promedio de las tempera-
turas máximas presentan incrementos con los diferentes modelos de
0,069ºC por año. Al 2030, estas pueden influir en los cambios de preci-
pitación mediante la alteración de las propiedades termodinámicas de
la masa de aire y por lo tanto el transporte de humedad a consecuen-
cia del incremento de la temperatura, tal como confirmaron Zhang
et al.89 y el cambio climático indica un incremento de la temperatura
ambiental, con variabilidad en el espacio y en el tiempo, el mayor im-
pacto por incremento de la temperatura será en la agricultura.
89
Qiang Zhang, Jianfeng Li, Vijay P. Singh y Mingzhong Xiao. “Spa-
tio-temporal relations between temperature and precipitation regimes: im-
plications for temperature-induced changes in the hydrological cycle”, en
Global and Planetary Change, vol. 111, 2013, pp. 57 a 76.
[83]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 14. Coeficiente del promedio de temperaturas mínimas según el modelo
lineal
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
Cambio climático
-0.,02
0,017
-0,026
-0,111
0,913
(Constante)
2,465
0,206
11,980
0,000
Modelo lineal:
Y = α - β(t)
Y = 2,465 - 0,002 (año)
Tabla 15. Coeficientes del promedio de temperaturas mínimas según el modelo
logarítmico
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
ln(Cambio climático)
-0,030
0,125
-0,056
-0,236
0,816
(Constante)
2,508
0,282
8,884
0,000
Modelo logarítmico:
log Y = log a + log b (t)
Y = 2,508 - In (0,030(año))
[84]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 16. Coeficientes del promedio de temperaturas mínimas según el modelo
exponencial
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
B
Error típico
Beta
Cambio climático
0,001
0,007
-0,010
-0,042
0,967
(Constante)
2,416
0,210
11,489
0,000
La variable dependiente es Temperatura Mínima.
Modelo exponencial:
Y = α - e βx
Y = 2,416 + (e)(0,001(año))
El promedio de las temperaturas mínimas proyectadas con diferentes
modelos presenta variaciones en el tiempo un incremento de 0,015ºC
anual al 2030 en la cuenca, pero las temperaturas mínimas extremas
presentan disminuciones de -2,83ºC al 2030 en el tiempo y espacio.
Son estas las que vienen alterando el comportamiento del sistema cli-
mático, tal como manifiestan Zhang et al.90.
Los métodos estadísticos basados en regresiones predicen un ma-
yor aumento en otoño e invierno de las temperaturas mínimas, tal
como indican Chen, Brissette y Leconte91. La magnitud del au-
mento en la temperatura mínima es mayor que en la temperatura
máxima en algunas latitudes, pero en la cuenca Ramis no es signifi-
cativa, más bien son en extremo irregulares en el espacio y el tiempo.
De acuerdo con los resultados de los modelos de temperatura me-
dia anual, el aire de la superficie crecerá a partir del valor actual de
10,4°C a 11,5°C en 2030-2050, y 13,2°C en 2070-2090. Esto tendrá
un significativo impacto en las tasas de evaporación, sobre todo en
primavera y verano, cuando el aumento de las temperaturas será más
90
Zhang, Li, Singh y Xiao. “Spatio-temporal relations between temperature
and precipitation regimes..., cit.
91
Jie Chen, François P. Brissette y Robert Leconte. “Uncertainty of
downscaling method in quantifying the impact of climate change on hy-
drology”, en Journal of Hydrology, vol. 401, n.° 3, 2011, pp. 190 a 202.
[85]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
significativo según indican Helfer, Lemckert y Zhang92, y subirá la
tasa de evaporación.
Con el cambio climático, se espera que en la cuenca haya aumento
las temperaturas y se alteren patrones de precipitación y eventos cli-
máticos más frecuentes y extremos, tal como ratifican otros investiga-
dores como Ritson et al.93.
El incremento de la temperatura según las Tablas 8, 9 y 10, previsto
en las temporadas de invierno y primavera, afectará a los cambios de
evaporación y precipitación y, en consecuencia, la proporción nieve/
precipitación y el volumen de agua almacenada en la capa arable de
suelo y una gran parte del ciclo hidrológico. Esto es ratificado por
Boyer et al.94.
- Comportamiento de las precipitaciones pluviales
Antes de proceder a efectuar el modelamiento de las series de preci-
pitaciones pluviales, fue necesario efectuar el análisis de consistencia
respectivo, a fin de obtener una serie consistente, homogénea y con-
fiable; puesto que la inconsistencia puede generar error significativo e
introducen errores en todos los estudios que se realicen. El análisis de
consistencia de la información meteorológica se realiza con tres mé-
todos (gráfico, curva doble masa y estadístico) y sofware Hydraccess
agrupando las estaciones pluviométricas en tres grupos.
92
Fernanda Helfer, Charles Lemckert y Hong Zhang. “Impacts of
climate change on temperature and evaporation from a large reservoir in
Australia”, en Journal of Hydrology, vol. 475, 2012, pp. 365 a 378.
93
Jonathan Ritson, Nigel Graham, M. R. Templeton, Joanna M.
Clark, R. Gough y Christopher Freeman. “Te impact of climate
change on the treatability of dissolved organic matter (dom) in upland wa-
ter supplies: a UK perspective”, en Science of the Total Environment, vol.
473 y 474, 2014, pp. 714 a 730.
94
Claudine Boyer, Diane Chaumont, Isabelle Chartier y André G.
Roya. “Impact of climate change on the hydrology of St. Lawrence tribu-
taries”, en Journal of Hydrology, vol. 384, n.os 1 y 2, 2010, pp. 65 a 83.
[86]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 22. Diagrama de doble masa de las precipitaciones anuales respecto al
promedio - grupo n° 1
En la Figura 22 se mostró el análisis de doble masa, donde la estación
Pucará es una estación base seleccionada por presentar mayor regula-
ridad, menor número de puntos de quiebre y el coeficiente de correla-
ción (r) más próximo a la unidad (ver Tabla 17). La comparación de la
serie de precipitaciones anuales muestra pequeños quiebres los cuales
fueron evaluados con el análisis estadístico.
Tabla 17. Coeficiente de correlación (r) para cada estación - grupo n° 1, 2014
Coeficiente de correlación de la precipitación total anual
Estaciones
Pucara
Arapa
Taraco
Coeficiente (r)
0,989
0,784
0,781
Así mismo, el análisis de doble masa de la figura, con estación base
seleccionado de Progreso por presentar mayor regularidad, menor
número de puntos de quiebre y el coeficiente de correlación (r) más
próximo a la unidad (ver Tabla 18). La comparación de la serie de
precipitaciones anuales de las estaciones muestra pequeños quiebres y
estos fueron evaluados con el análisis estadístico.
[87]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 18. Coeficiente de correlación (r) para cada estación-grupo n° 2, 2014
Coeficiente de correlación de la precipitación total anual
Estaciones
Ayaviri
Azángaro
Progreso
Coeficiente (r)
0,841
0,731
0,876
Además, en el análisis de doble masa, la estación Ananea fue selec-
cionada como estación base por presentar mayor regularidad, menor
número de puntos de quiebre y coeficiente de correlación (r) más
próximo a la unidad (ver Tabla 19). La comparación de la serie de
precipitaciones anuales de las estaciones muestra pequeños quiebres y
fueron evaluadas con el análisis estadístico.
Tabla 19. Coeficiente de correlación (r) para cada estación-grupo n° 3, 2014
Coeficiente de correlación de la precipitación total anual
Estaciones
Crucero
Ananea
Chuquibambilla
Coeficiente (r)
0,665
0,756
0,701
El análisis estadístico de cada una de las estaciones se realiza en forma
mensual mediante la prueba T para las medias y F para la desviación
estándar y las precipitaciones mensuales de las estaciones selecciona-
das se dividen en dos subseries. Las pruebas de hipótesis se hacen al
nivel de significancia de 5% y una probabilidad de 95%.
[88]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 23. Diagrama de doble masa de las precipitaciones anuales respecto al
promedio - grupo n° 3
Tabla 20. Análisis de saltos de las precipitaciones mensuales-grupo n° 1, 2014
Consistencia en la
Consistencia en la
Media
desviación estándar
N1
1966-1994
348
64,16
65,41
Pucara
0,801
1,976
No
1,065
1,256
No
N2
1995-2010
192
59,58
63,31
N1
1966-1987
264
62,56
64,90
Arapa
1,767
1,986
No
1,301
1,235
N2
1988-2010
276
53,74
52,67
N1
1966-1987
264
51,04
59,34
Taraco
0,631
1,986
No
1,370
1,235
N2
1988-2010
276
48,10
50,69
[89]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 21. Análisis de saltos de las precipitaciones mensuales-grupo n° 2, 2014
Consistencia en la
Consistencia en la
Media
desviación estándar
N1
1964-1978
156
50,69
57,40
Ayaviri
-0,774
1,986
No
1,081
1,181
No
N2
1991-2010
348
56,02
59,78
N1
1966-1983
204
40,80
45,20
Azángaro
-1,546
1,967
No
1,328
1,256
N2
1991-2010
228
47,93
51,87
N1
1966-1984
228
47,18
47,90
Progreso
-0,779
1,989
No
1,206
1,233
No
N2
1985-2010
312
50,56
52,63
Tabla 22. Análisis de saltos de las precipitaciones mensuales-grupo n° 3, 2014
Consistencia en la
Consistencia en la
Media
desviación estándar
N1
1966-1989
276
75,02
72,82
Crucero
1,687
1,978
No
1,145
1,239
No
N2
1990-2010
252
64,79
68,04
N1
1966-1987
264
54,12
48,85
Ananea
0,898
1,978
No
1,158
1,235
No
N2
1988-2010
276
50,56
45,39
N1
1966-1992
312
58,30
59,12
Chiquibambilla
-0,639
1,976
No
0,852
1,239
No
N2
1993-2010
276
61,66
64,00
En las Tablas 20, 21 y 22 se observó que, según las pruebas estadísti-
cas, no existe diferencia significativa entre las medias de los periodos
de análisis de las series históricas de precipitaciones pluviales en los
tres grupos analizados de estaciones seleccionadas de la cuenca Ra-
mis, puesto que TcTt.
[90]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En cuanto a varianzas, existe una diferencia significativa en las es-
taciones Arapa, Taraco y Azángaro, lo que significa que hay variabili-
dad en las sub series de precipitación total mensual porque Fc > Ft.
Este cambio de la varianza se atribuye a cambios climáticos regionales,
debido a que el análisis de doble masa no evidencia mayores quiebres;
por lo tanto, se consideran consistentes y homogéneos los datos de las
series históricas de las precipitaciones pluviales.
El proceso que implica completar la información pluviométrica se
realiza mediante correlación múltiple cruzada entre los datos de pre-
cipitación mensual de las estaciones consistentes y para cada periodo
que busca el coeficiente de correlación más adecuado mediante el sof-
tware Hydraccess.
Figura 24. Resumen del análisis de tendencias de precipitación mensual y
anual, mediante los test paramétricos y no paramétricos, estaciones estudiadas
(1966-2012)
En la Figura 24 se evidenció que, para la serie histórico de 1966-2012,
no se ve tendencia marcada o evidente. En la estación Taraco en el mes
de mayo, junio y julio las precipitaciones pluviales tienden a aumentar
y a nivel anual para las tres estaciones su comportamiento es estable,
es decir no presenta cambios significativos en la precipitación.
[91]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Figura 25. Resumen del análisis de tendencias de precipitación mensual y
anual, mediante los test paramétricos y no paramétricos, estaciones estudiadas,
1966-2012
En la Figura 25 se indicó que, para la serie histórico 1966-2012, no
se ve tendencia evidente. En las estaciones de Azángaro y Progreso
en el mes de septiembre las precipitaciones tienden a disminuir, para
Ayaviri en mes de octubre tiende a incrementar y para enero, marzo
y abril tienden a incrementar en Ayaviri y Azángaro. A nivel anual, el
comportamiento de las precipitaciones es estable; es decir, no presenta
cambios significativos.
[92]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Figura 26. Resumen del análisis de tendencias de precipitación mensual y
anual, mediante los test paramétricos y no paramétricos, estaciones estudiadas,
1966-2012
En la figura 26 se observó que las tendencias son menos evidentes.
Las estaciones de Crucero, Ananea y Chuquibambilla, en el mes de
septiembre, presentan tendencias decrecientes significativas; es decir,
disminución de las precipitaciones; para Ananea y Chuquibambilla,
en el mes de febrero tienden a incrementar. A nivel anual, las precipi-
taciones en la estación Crucero tiende a disminuir según las pruebas
de t-student presentando un gradiente negativo.
En el verano ha cambiado la precipitación (en cantidad y frecuen-
cia). Este cambio no solo depende de un cambio en la circulación
atmosférica, sino también del aumento de la temperatura, y las in-
vestigaciones sobre el impacto del cambio climático. Las precipitacio-
nes mensuales muestran disminución, pero estas tendencias no son
significativas en las precipitaciones observadas, tal como afirmaron
Chaouche et al.95.
95
Chaouche, Neppel, Dieulin, Pujol, Ladouche, Martin, Salas y Ca-
ballero. “Analyses of precipitation, temperature and evapotranspiration
in a french mediterranean region in the context of climate change”, cit.
[93]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 23. Resumen del modelo de regresión lineal de precipitación, cuenca
Ramis, 1992-2012
Error típ. de la
Modelo
R
R cuadrado
R cuadrado corregida
estimación
1
0,730a
0,533
-0,229
6,002
a. Variables predictoras: (Constante), precipitación máximas de 24 horas, días de
precipitación, precipitación total.
Según el modelo de regresión lineal, la relación no es significativa,
pero se pudo determinar que los cambios en las precipitaciones plu-
viales se relacionan en solo un 5,3% con el cambio climático en los
últimos 20 para la cuenca del río Ramis.
Tabla 24. ANOVAa de las precipitaciones pluviales, cuenca Ramis, 1992-2012
Suma de
Media
Modelo
Gl
F
Sig.
cuadrados
cuadrática
1
Regresión
88,703
3
29,568
0,821
0,0401b
Residual
576,297
16
36,019
Total
665,000
19
a. Variable dependiente: Cambio climático
b. Variables predictoras: (constante), precipitación máxima en 24 horas, días
de precipitación, precipitación total
Según la prueba de hipótesis de la distribución F del análisis anova,
podemos determinar que no existe una influencia significativa de los
cambios climáticos en las precipitaciones pluviales de la cuenca Ra-
mis, porque FcFt (2,24), para los años de 1992 al 2012, pero con-
trariamente se afirma en base al valor del significancia igual a 0,0401
= 4,01% es menor a un error del 0,05 = 5%.
[94]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 25. Análisis de coeficientes independientes, según prueba T
Coeficientes no
Coeficientes
Modelo
estandarizados
tipificados
T
Sig.
B
Error típ.
Beta
(Constante)
3,852
26,889
0,143
0,888
Precipitación total
-0,192
0,282
-0,378
-0,682
0,051
1
Días de precipitación
2,436
2,495
0,426
0,976
0,034
Precipitación máxima de 24 h.
-0,570
1,077
-0,185
-0,529
0,064
En la Tabla 25 se notó que con los resultados de los coeficientes in-
dependientes se pudo establecer que no existe influencia significati-
va del cambio climático en las precipitaciones pluviales en la cuenca
porque la TcTt (2,093). Además, la precipitación total y precipita-
ción máxima de 24 horas tienen relación inversa. Es decir, a mayor
variación del clima, menores serán las precipitaciones pluviales y las
máximas de 24 horas.
Cambios en las precipitaciones pueden tener un impacto ya sea
positivo o negativo estos pueden ser muy dependientes de los tipos de
circulación atmosférica, tal como afirman Ruane et al.96. Los resulta-
dos están influenciados por el aumento de la temperatura que podría
cambiar la tasa de evapotranspiración y la forma de precipitación, y
luego patrones de caudales mensuales.
96
Alex C. Ruane, David C. Major, Winston H. Yu, Mozaharul Alam,
Sk. Ghulam Hussaine, Abu Sale Khan, Ahmadul Hassan, Bhui-
ya Md. Tamim Al Hossain, Richard Goldberg, Radley M. Horton
y Cynthia Rosenzweig. “Multi-factor impact analysis of agricultural
production in Bangladesh with climate change”, en Global Environmental
Change, vol. 23, n.° 1, 2013, pp. 336 a 350.
[95]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 26. Correlaciones bivariadas del cambio climático con las variaciones de
las precipitaciones pluviales en la cuenca del río Ramis, 1992-2012
Precipitación
Cambio
Precipitación
Días de
máxima de 24
climático
total
precipitación
horas
Correlación
1
-0,160
0,049
-0,282
de Pearson
Cambio
climático
Sig. (bilateral)
0,501
0,839
0,228
N
20
20
20
20
Correlación
-0,160
1
0,811**
0,686**
de Pearson
Precipitación
total
Sig. (bilateral)
0,501
0,000
0,001
N
20
20
20
20
Correlación
0,049
0,811**
1
0,382
de Pearson
Días de
precipitación
Sig. (bilateral)
0,839
0,000
0,097
N
20
20
20
20
Correlación
-0,282
0,686**
0,382
1
Precipitación
de Pearson
máxima de
Sig. (bilateral)
0,228
0,001
0,097
24 horas
N
20
20
20
20
** La correlación es significativa al nivel 0,01 (bilateral).
En la tabla 26 se observó que no existen relaciones significativas biva-
riadas entre el cambio climático y los factores de precipitación, pero
se puede afirmar que existe una relación negativa muy baja entre el
cambio climático y la precipitación total de -0,160, lo que indica que,
a mayor tiempo y cambios en el clima, menor es la precipitación to-
tal que se presentan en la cuenca Ramis; así mismo, dicho comporta-
miento también ocurre con las precipitaciones máximas de 24 horas.
[96]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 27. Coeficientesa de precipitación total según el modelo lineal
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
tipificados
Modelo
T
Sig.
Error
B
Beta
típ.
(Constante)
89,154
5,481
16,266
0,000
1
Cambio Climático
-0,314
0,458
-0,160
-0,686
0,501
a. Variable dependiente: Precipitación total
Modelo lineal:
Y = 89,1554 - 0,314 (año)
Tabla 28. Coeficientes de precipitación total según el modelo logarítmico
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
ln(Cambio Climático)
-1,881
3,345
-0,131
-0,562
0,581
(Constante)
89,840
7,560
11,884
0,000
Modelo logarítmico:
log Y = loga + logb (t)
Y = 89,840 - In(1,881(año))
Tabla 29. Coeficientes de precipitación total según el modelo exponencial
Coeficientes no
Coeficientes
estandarizados
estandarizados
T
Sig.
Error
B
Beta
típico
Cambio climático
-0,004
0,005
-0,163
-0,699
0,493
(Constante)
88,428
5,454
16,212
0,000
La variable dependiente es ln(Precipitación total).
[97]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Modelo exponencial:
Y = α - eβx
Y = 88,428 - (e)(0,004 (año))
La precipitación no sigue una tendencia significativa clara y que todos
los escenarios sugieren un moderado descenso de las precipitaciones
para mediados de siglo (2 a 4%) y para el final del siglo (4,5 a 5,5%).
Esto fue corroborado por Ribalaygua et al.97. Las proyecciones pre-
sentadas en la investigación exhiben una mayor incertidumbre; pero
cuando se trabaja en función a los datos completos de la serie históri-
ca, presenta tendencias claras.
Así mismo, el potencial de desplazamiento temporal de los eventos
extremos de precipitación y el aumento de la intensidad global pue-
den exacerbar la magnitud de las crecidas y dar lugar a un aumento de
las cargas de sedimentos y sustentos al río. Esto fue corroborado por
Wang, Hagen y Alizad98.
Además, los cambios en las precipitaciones extremas son relati-
vamente pequeños y solo las tendencias regionales en días húmedos
consecutivos fueron significativas. Estas tendencias son difíciles de
detectar y están en contra de la variabilidad a escala más grande de
la precipitación. La distribución espacial de los cambios de todos los
índices extremos climáticos refleja la complejidad general climática y
la influencia de la topografía, tal como reconocen Li et al.99. Además,
si se continúa así, estas tendencias pueden conducir a un aumento en
la frecuencia de otro tipo potencialmente peligroso de los fenómenos
extremos: periodos prolongados sin precipitaciones que causan daños
a la infraestructura real y daño a la vida humana.
97
Jaime Ribalaygua, L. Torres, Javier Pórtoles, Robert Monjo, Emma
Gaitán y María Rosa Pino. “Description and validation of a two-step
analog/regression downscaling method”, en Teoretical and Applied Clima-
tology, vol. 114, n.os 1 y 2, 2013, pp. 253 a 269.
98
Dingbao Wang, Scott C. Hagen y Karim Alizad. “Climate change im-
pact and uncertainty analysis of extreme rainfall events in the Apalachicola
River basin, Florida”, en Journal of Hydrology, vol. 480, 2013, pp. 125 a 135.
99
Xiang Li, Taro Takahashi, Nobuhiro Suzuki y Harry M. Kaisera.
“Te impact of climate change on maize yields in the United States and
China”, en Agricultural Systems, vol. 104, n.° 4, 2011, pp. 348 a 353.
[98]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
- Rendimiento de los cultivos frente a los comportamientos de las varia-
bles climáticas
• Medidas de tendencia central y variabilidad de rendimiento de
los cultivos
Tabla 30. Medidas de tendencia central y variación del rendimiento de los
cultivos seleccionados en la cuenca Ramis, 1992-2012
Mínimo
Máximo
Media
Desv. típ.
Varianza
Haba
838,39
1215,83
1029,0780
112,07095
12559,898
Papa
5799,46
10287,98
8430,2745
1531,66743
2346005,119
Quinua
766,74
1970,78
1000,7055
259,08518
67125,129
Las variables climáticas para cultivos seleccionados influyen de dis-
tinta intensidad, para el cultivo de haba (ver Tablas 31, 32 y 33), las
temperaturas óptimas oscilan entre 11,5 a 16ºC durante su fase fe-
nológico, temperaturas constantes superiores a 23ºC, así como una
fluctuación térmica diaria con temperaturas diurnas superiores a
20ºC y temperaturas nocturnas debajo de 10ºC, pueden inhibir la flo-
ración100. El cultivo de papa es más sensible a las heladas, crece y se
produce bien con temperaturas frescas, principalmente de noche fa-
vorece a la formación de tubérculos, para el crecimiento vegetativo es
bueno entre 20-25ºC, y la temperatura óptima para la producción de
tubérculos está entre 18-20ºC, mientras que las temperaturas altas de
28-30ºC impiden el crecimiento de los tubérculos al gastar la planta
en respiración toda la producción de la fotosíntesis.
100
Evans, cit. en R. J. Summerfield, E. H. Roberts, W. Erskine y R. H. El-
lis. “Effects of temperature and photoperiod on flowering in lentils (Lens
culinaris Medic.)”, en Annals of Botany, vol. 56, n.° 5, 1985, pp. 659 a 671.
[99]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
Tabla 31. Comportamiento del rendimiento del cultivo de haba en kg/ha a vari-
ables climáticos óptimos
Taraco haba
Y = C(1) + C(2) T + C(3) P + C
T2 + C(5) T2 + C(6) T * P
(4)
Coefficient
Std. Error
t-Statistic
Prob.
C(1)
-29529,57
11679,86
-2,528248
0,0241
C(2)
5988,506
2256,287
2,654141
0,0189
C(3)
5,677940
14,91126
0,380782
0,7091
C(4)
-314,4262
131,6633
-2,388109
0,0316
C(5)
-0,008648
0,008155
-1,060497
0,3069
C(6)
0,318999
1,703198
0,187294
0,8541
R-squared
0,341078
Mean dependent var
1056,297
Adjusted R-squared
0,105748
S.D. dependent var
176,8639
S.E. of regression
167,2511
Akaike info criterion
13,32019
Sum squared resid
391621,1
Schwarz criterion
13,61891
Log likelihood
-127,2019
Hannan-Quinn criter.
13,37851
F-statistic
1,449363
Durbin-Watson stat
1,617052
Prob(F-statistic)
0,267421
P
508,68 mm
T
9,79 °C
Y
1201.18 kg/ha
Tabla 32. Comportamiento del rendimiento del cultivo de haba en kg/ha a vari-
ables climáticos óptimos
Arapa - Haba
Y = C(1) + C(2) T + C(3) P + C(4) T2 + C(5) T2 + C(6) T * P
Coefficient
Std. Error
t-Statistic
Prob.
C(1)
-12893,59
15599,57
-0,826535
0,4224
C(2)
2476,819
2258,457
1,096686
0,2913
C(3)
2,529906
20,71554
0,122126
0,9045
C(4)
-119,9669
95,77890
-1,252539
0,2309
C(5)
-0,002484
0,006647
-0,373696
0,7142
C(6)
0,094779
1,605066
0,059050
0,9537
R-squared
0,198317
Mean dependent var
1034,960
[100]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Adjusted R-squared
-0,087999
S.D. dependent var
160,3964
S.E. of regression
167,3050
Akaike info criterion
13,32084
Sum squared resid
391873,5
Schwarz criterion
13,61956
Log likelihood
-127,2084
Hannan-Quinn criter.
13,37915
F-statistic
0,692651
Durbin-Watson stat
0,751061
Prob(F-statistic)
0,637423
P
711,54 mm
T
10,61°C
Y
1138,57 kg/ha
Tabla 33. Comportamiento del rendimiento del cultivo de haba en kg/ha a vari-
ables climáticos óptimos
Azángaro - Haba
Y = C(1) + C(2) T + C(3) P + C(4) T2 + C(5) T2 + C(6) T * P
Coefficient
Std. Error
t-Statistic
Prob.
C(1)
-25320,90
13388,42
-1,891254
0,0795
C(2)
4909,413
2305,802
2,129156
0,0515
C(3)
0,187562
12,79979
0,014653
0,9885
C(4)
-236,1356
107,8800
-2,188873
0,0461
C(5)
-0,002034
0,002164
-0,939749
0,3633
C(6)
0,244845
1,203276
0,203482
0,8417
R-squared
0,279700
Mean dependent var
1013,222
Adjusted R-squared
0,022450
S.D. dependent var
104,0721
S.E. of regression
102,8972
Akaike info criterion
12,34866
Sum squared resid
148229,7
Schwarz criterion
12,64738
Log likelihood
-117,4866
Hannan-Quinn criter.
12,40698
F-statistic
1,087270
Durbin-Watson stat
1,703467
Prob(F-statistic)
0,409401
P
693,42 mm
T
10,76 °C
Y
1144,07 kg/ha
[101]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
En las Tablas 31, 32 y 33 se observó la temperatura media para el
cultivo de la quinua, que es alrededor de 15-20ºC. Sin embargo, se ha
observado que con temperaturas medias de 10ºC se desarrolla perfec-
tamente el cultivo, así como con temperaturas altas de hasta 25ºC. Di-
cho cultivo posee un mecanismo de escape y tolerancia a bajas tempe-
raturas, así que puede soportar hasta menos de 8ºC en determinadas
etapas fenológicas, siendo la más tolerante la ramificación y las más
susceptibles la floración y llenado de grano. Respecto a temperatu-
ras extremas altas por encima de 38ºC, se ha observado que produce
aborto de flores y muerte de estimas y estambres, imposibilitando así
la formación de polen y, por lo tanto, la formación de grano101.
• Rendimiento promedio del cultivo de haba frente a las variables
climáticas
Tabla 34. Resumen del modelo de relación entre cultivo y clima
Error típ. de la
Modelo
R
R cuadrado
R cuadrado corregida
estimación
1
0,694a
0,482
0,215
105,40396
a. Variables predictoras: (constante), temperatura mínima, días de precipitación,
temperatura máxima, precipitación total
Según el modelo la relación es significativamente alta, donde se tiene
un R cuadrado de 0,482, lo que significa que un aproximado del 48,2%
de los cambios en el rendimiento del cultivo de haba grano seco se
producen como consecuencia de los cambios de las temperaturas y
precipitaciones pluviales en los últimos 20 años para la cuenca del
río Ramis, puesto que “el altiplano peruano es considerado una de las
zonas más sensibles y perturbadas por la variabilidad climática con
implicancias en las actividades del sector agropecuario”102.
101
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura. El esta-
do mundial de la agricultura y la alimentación 1994. Dilemas del desarrollo
y las políticas forestales, Roma, fao, 1994, disponible en [http://www.fao.
org/3/t4450s/t4450s.pdf ].
102
Janeet Sanabria, José Marengo y María Valverde. “Escenarios de
cambio climático con modelos regionales sobre el altiplano peruano (de-
partamento de Puno)”, en Revista Peruana Geo-Atmosférica rpga, n.° 1,
2009, p. 134.
[102]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 35. anovaª de la regresión residual total para el cultivo de haba
Suma de
Media
Modelo
gl.
R
F
Sig.
cuadrados
cuadrática
Regresión
71988,123
4
17997,031
0,694b
1,620
0,042b
1
Residual
166649,935
15
11109,996
Total
238638,058
19
a. Variable dependiente: haba
b. Variables predictoras: (constante), temperatura mínima, días de precipitación,
temperatura máxima, precipitación total
En la Tabla 35 se pudo observar que, según la prueba de hipótesis de
la distribución F con el análisis anova, se determina que no existe
una influencia significativa de los cambios de las temperaturas y pre-
cipitaciones pluviales en el rendimiento del cultivo de la haba grano
seco de la cuenca para los años de 1992 a 2012. Dado el valor de , esto
indica que no hay variación estadísticamente; pero el valor de signifi-
cancia es igual a 0,042 = 4,2% que es menor a un error del 0,05 = 5%,
puesto que se requiere una precipitación pluvial promedio 800 mm.
y las temperaturas óptimas durante su ciclo vegetativo está entre 11,5
y 16ºC y superiores a 20ºC pueden inhibir la floración; por ende, la
disminución en el rendimiento del cultivo de haba103.
Tabla 36. Coeficientesa no estandarizadas y tipificadas de las variables climáticas
Coeficientes no
Coeficientes
Modelo
estandarizados
tipificados
T
Sig.
B
Error típ.
Beta
(Constante)
-1971,844
1328,334
-1,484
0,158
Precipitación total
-0,041
3,902
-0,004
-0,011
0,092
1
Días de precipitación
71,701
40,345
0,662
1,777
0,045
Temperatura máxima
138,412
72,697
0,642
1,904
0,036
Temperatura mínima
-118,153
80,453
-0,455
-1,469
0,163
a. Variable dependiente: haba
103
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura. El esta-
do mundial de la agricultura y la alimentación 1994. Dilemas del desarrollo
y las políticas forestales, cit.
[103]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
En la Tabla 36 se apreció que los resultados de los coeficientes in-
dependientes establecen que existe influencia inversa a un 4% de error
del cambio en las temperaturas máximas y los días de precipitación en
el rendimiento del cultivo de la haba grano seco para los años de 1992
a 2012, porque ninguna de las variables climáticas estadísticamente
son significativas ; puesto que la oscilación de temperaturas extremas
supera los 20ºC durante el día y en la noche por debajo de los 10ºC, y
del mismo modo los días de precipitación son importantes para que
sea un ambiente fresco104.
Tabla 37. Correlaciones bivariadas del cultivo de haba con las variaciones
climáticas en la cuenca del río Ramis, 1992-2012
Correlación de
1
0,146
0,312
0,139
-0,014
Haba grano seco
Pearson
Sig. (bilateral)
0,539
0,180
0,560
0,952
Correlación de
0,146
1
0,811**
-0,438
0,233
Precipitación total
Pearson
Sig. (bilateral)
0,539
0,000
0,053
0,324
Correlación de
0,312
0,811**
1
-0,415
0,176
Días de precipitación
Pearson
Sig. (bilateral)
0,180
0,000
0,069
0,458
Correlación de
0,139
-0,438
-0,415
1
0,506*
Temperatura máxima
Pearson
Sig. (bilateral)
0,560
0,053
0,069
0,023
Correlación de
-0,014
0,233
0,176
0,506*
1
Temperatura mínima
Pearson
Sig. (bilateral)
0,952
0,324
0,458
0,023
** La correlación es significativa al nivel 0,01 (bilateral).
* La correlación es significante al nivel 0,05 (bilateral).
104
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura. World
agriculture: towards 2015/2030, summary report, Roma, fao, 2002, dis-
ponible en [http://www.fao.org/3/y3557e/y3557e.pdf ].
[104]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En la Tabla 37 se señaló que, de los resultados obtenidos, existen
relaciones significativas bi-variadas bajas entre la variación de las tem-
peraturas, precipitaciones pluviales y el rendimiento del cultivo de la
haba grano seco de la cuenca, durante los años 1992 a 2012, pero las
temperaturas mínimas afectan de forma negativa en el rendimiento de
los cultivos de haba, tal como lo sostuvo Aragón105.
Figura 27. Precipitación total y tendencias de rendimiento de cultivos del haba
en la cuenca del río Ramis
En la Figura 27 se mostró que, a mayor incremento de la precipitación
pluvial, aumenta el rendimiento del cultivo de haba grano seco, pro-
yectadas mediante tres modelos (lineal, logarítmico y exponencial),
pero presentan cierta disminución del periodo de crecimiento debido
al aumento de la temperatura, la migración de los humedales, siguien-
do los cambios en la precipitación106. En el caso de actividades socioe-
conómicas ejemplos de adaptaciones reactivas serían cambios en las
prácticas agrícolas o en el patrón de uso del agua.
105
Luis Humberto Aragón Ponce de León. Factibilidades agrícolas y fores-
tales en la República Mexicana, México, D. C., Trillas, 1995.
106
Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.
Cambio climático y biodiversidad, Ginebra, ipcc, 2002, disponible en [https://
archive.ipcc.ch/pdf/technical-papers/climate-changes-biodiversity-sp.pdf ].
[105]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
En la agricultura, el ámbito de estudio presenta reducción de daños
por heladas, aumento de peligros por calor en algunos cultivos y anima-
les, disminución de la amplitud térmica diaria; aumento en la demanda
de riego, mayor frecuencia de ataques de insectos. Acciones que se pue-
den asumir: modificar los calendarios de labores, cambiar la proporción
de animales en pastizales, adoptar y desarrollar nuevas variedades resis-
tentes y establecer programas para seguridad alimentaria.
El aumento de la temperatura ha generado el mayor impacto por
incremento de la temperatura será en la reducción del ciclo fenoló-
gico de los cultivos anuales; por ello, se considera importante tomar
ciertas medidas: “en primer lugar, el uso de híbridos o variedades de
ciclo más largo que las actuales, con resistencia al estrés térmico y,
en segundo lugar, la compactación del periodo de siembra hacia los
meses más fríos”107.
Cuando aumenta la temperatura, por lo general se reduce la pro-
ducción en todos los escenarios. Los cambios en las precipitaciones
pueden tener impacto ya sea positivo o negativo, con un alto grado de
incertidumbre a través de los modelos climáticos globales108.
• Rendimiento promedio del cultivo de la papa frente a las variables
climáticas
Tabla 38. Resumen del modelo del rendimiento de papa y variables climáticos,
cuenca Ramis, 1992-2012
Modelo
R
R cuadrado
R cuadrado corregida
Error típ. de la estimación
1
0,839a
0,704
0,599
1084,62201
a. Variables predictoras: (constante), temperaturas mínimas, días de precipitación,
temperaturas máximas, precipitación total.
107
Waldo Ojeda Bustamante, Ernesto Sifuentes Ibarra, Mauro Íñi-
guez Covarrubias y Martín J. Montero Martínez. “Impacto del cam-
bio climático en el desarrollo y requerimientos hídricos de los cultivos”, en
Agrociencia, vol. 45, n.° 1, 2011, disponible en [http://www.scielo.org.mx/
pdf/agro/v45n1/v45n1a1.pdf ], p. 1.
108
Ruane, Major, Yu, Alam, Hussaine, Khan, Hassan, Al Hossain,
Goldberg, Horton y Rosenzweig. “Multi-factor impact analysis of ag-
ricultural production in Bangladesh with climate change”, cit.
[106]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En la Tabla 38 se apreció que la relación es altamente significativa,
de donde se tiene un R cuadrado de 0,704, lo que significa que un
aproximado del 70,4% de los cambios en el rendimiento del cultivo de
la papa ocurren a consecuencia de los cambios de las temperaturas y
precipitaciones pluviales de los últimos 20 periodos en la cuenca.
Tabla 39. ANOVAa de la regresión residual total para el cultivo de papa, cuenca
Ramis, 1992-2012
Modelo
Suma de cuadrados
gl.
Media cuadrática
F
Sig.
Regresión
26928023,736
4
6732005,934
5,723
0,005b
1
Residual
17646073,520
15
1176404,901
Total
44574097,256
19
a. Variable dependiente: papa
b. Variables predictoras: (constante), temperatura mínima, días de precipitación,
temperatura máxima, precipitación total
En la tabla 39 se mostró que, según la prueba de hipótesis de la dis-
tribución F con el análisis anova la Fc > Ft (2,24), se determinó que
existe una influencia significativa de los cambios de las temperaturas y
precipitaciones pluviales en el rendimiento del cultivo de la papa en la
cuenca del río Ramis, durante los años de 1992 al 2012, puesto que se
obtuvo un valor de significancia igual a 0,005 = 0,5%, mucho menor a
un error del 0,05 = 5%.
Tabla 40. Coeficientesa no estandarizados y tipificados de variables climáticos
Coeficientes no
Coeficiente
Modelo
estandarizados
tipificados
T
Sig.
B
Error típ.
Beta
(Constante)
-52067,583
13668,753
-3,809
0,002
Precipitación total
-15,025
40,156
-0,114
-0,374
0,714
1
Días de precipitación
1313,763
415,161
0,888
3,164
0,006
Temperatura máxima
2977,397
748,062
1,010
3,980
0,001
Temperatura mínima
-2403,648
827,873
-0,677
-2,903
0,011
a. Variable dependiente: Papa
[107]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
En la Tabla 40 se mostró que con los resultados de los coeficientes
independientes se pudo establecer que existe una influencia altamente
significativa de las temperaturas máximas en rendimiento del cultivo
de la papa, siendo su valor de significancia igual a 0,001, mientras
que los días de precipitación también tienen una influencia altamente
significativa (sig. = 0,006) en el rendimiento del cultivo de la papa, así
como las temperaturas mínimas influye de forma negativa y significa-
tiva (sig. = 0,011) en el rendimiento del cultivo de la papa de la cuenca
del río Ramis, para los años de 1992 a 2012, mientras que la preci-
pitación total no tiene influencia significativa; sin embargo, influye
de forma negativa. Además Tc > Tt (2,093), en todas las variables
climáticas, con excepción de la precipitación total (TcTt (2,093)).
La reducción de rendimiento de los cultivos relativa se estimó a
partir de un factor de estrés del agua, que es una función del conteni-
do de humedad del suelo. El contenido medio de humedad del suelo:
para el ámbito de estudio se determinó por medio de un enfoque de
balance del agua simple. Así mismo, la reducción media del rendi-
miento de los cultivos en relación a 20 años para todos los escenarios
se redujo por el descenso irregular de las precipitaciones, tal como lo
afirmaron Harmsen et al.109.
Los impactos del cambio climático sobre la agricultura podrían
ser más importantes para los países en desarrollo en las regiones tro-
picales: sus poblaciones dependen básicamente de la agricultura, de
subsistencia y recursos dependientes el clima, la pobreza limita su
capacidad de anticipación y adaptación al cambio climático y, en la
actualidad, en él se plantea un serio desafío a la seguridad alimentaria
por el crecimiento de la población en esas regiones. Las actuales pro-
yecciones de los impactos del cambio climático sobre el rendimiento
de los cultivos tropicales, a pesar del promedio negativo, siguen en
gran medida incierto: hace falta, en gran escala, las evaluaciones cuan-
titativas más consistentes, tal como lo sostuvieron Berg et al.110.
109
Eric W. Harmsen, Norman L. Miller, Nicole J. Schlegel y Jorge
E. González. “Seasonal climate change impacts on evapotranspiration,
precipitation deficit and crop yield in Puerto Rico”, en Agricultural Water
Management, vol. 96, n.° 7, 2009, pp. 1.085 a 1.095.
110
Alexis Berg, Nathalie de Noblet, Benjamin Sultan, Matthieu Len-
gaigne y Matthieu Guimberteau. “Projections of climate change im-
pacts on potential C4 crop productivity over tropical regions”, en Agricul-
tural and Forest Meteorology, vol. 170, 2013, pp. 89 a 102.
[108]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
La disminución del rendimiento se relaciona de forma lineal con el
acortamiento del período de crecimiento causado por el aumento de
la temperatura y descenso de las precipitaciones pluviales111.
Tabla 41. Correlaciones bivariadas del cultivo de papa con las variaciones
climáticas en la cuenca del rio Ramis, 1992-2012
Correlación de
1
0,006
0,257
0,349
-0,036
Papa
Pearson
Sig. (bilateral)
0,979
0,275
0,131
0,880
Correlación de
0,006
1
0,811**
-0,438
0,233
Precipitación total
Pearson
Sig. (bilateral)
0,979
0,000
0,053
0,324
Correlación de
0,257
0,811**
1
-0,415
0,176
Días de precipitación
Pearson
Sig. (bilateral)
0,275
0,000
0,069
0,458
Correlación de
0,349
-0,438
-0,415
1
0,506*
Temperatura máxima
Pearson
Sig. (bilateral)
0,131
0,053
0,069
0,023
Correlación de
-0,036
0,233
0,176
0,506*
1
Temperatura mínima
Pearson
Sig. (bilateral)
0,880
0,324
0,458
0,023
** La correlación es significativa al nivel 0,01 (bilateral)
* La correlación es significante al nivel 0,05 (bilateral)
En la Tabla 41 se apreció que, de los resultados obtenidos, se puede
afirmar que las temperaturas mínimas influyen de forma negativa en
el cultivo de la papa; es decir, a temperaturas más bajas menor es el
111
Adlul Islam, Lajpat R. Ahuja, Luis A. García, Liwang Ma, Anapalli S.
Saseendran y Thomas J. Trout. “Modeling the impacts of climate change
on irrigated corn production in the central great plains”, en Agricultural Water
Management, vol. 110, 2012, pp. 94 a 108, disponible en [https://krishi.icar.
gov.in/jspui/bitstream/123456789/1804/1/ModelingImpact2011-12.pdf ].
[109]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
rendimiento del tubérculo, puesto que es más sensible a las tempe-
raturas bajas. Mientras que las temperaturas máximas, precipitación
total y días de precipitación, se relacionan de manera positiva con el
rendimiento de la papa en la cuenca Ramis, pero no son significativos.
Los principales impactos del cambio climático estarán en los cul-
tivos de secano, que representan casi el 60% de la superficie de tierras
de cultivo, y estas serán altamente vulnerables al cambio climático. La
producción de cultivos se puede aumentar mediante el uso de semillas
de calidad, de variedades de alto rendimiento y resistentes al estrés,
combinado con el uso juicioso de los insumos, en particular el agua y
los nutrientes. Los cambios climáticos afectan a las cuatro dimensio-
nes de la seguridad alimentaria, es decir, la disponibilidad, el acceso a
los alimentos, la estabilidad de los suministros de alimentos y utiliza-
ción de los alimentos, tal como afirmaron Singh et al.112.
• Rendimiento promedio del cultivo de quinua frente a las variables
climáticas.
Tabla 42. Resumen del modelo de la relación del rendimiento de quinua y vari-
ables climáticos, cuenca Ramis 1992-2012
Error típ. de la
Modelo
R
R cuadrado
R cuadrado corregida
estimación
1
0,815a
0,664
0,575
168,95366
a. Variables predictoras: (constante), temperatura mínima, días de precipitación,
temperatura máxima, precipitación total
En la Tabla 42 se evidenció que la relación es altamente significativa,
de donde se obtuvo un R cuadrado de 0,664, lo que significa que un
aproximado del 66,4% de los cambios en el rendimiento del cultivo
de la quinua son a consecuencia de los cambios de las temperaturas y
precipitaciones pluviales en los últimos 20 años en la cuenca Ramis.
112
Surendra Singh, Chad Brocker, Vindhya Koppaka, Chen Ying,
Brian Jackson, Akiko Matsumoto, David C. Thompson y Vasilis
Vasiliou. “Aldehyde dehydrogenases in cellular responses to oxidative/
electrophilic stress”, en Free Radical Biology & Medicine, n.° 56, 2013,
pp. 89 a 101, disponible en [https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/
PMC3631350/].
[110]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Tabla 43. Análisis de ANOVAa de regresión residual total para el cultivo de
papa, cuenca Ramis, 1992-2012
Modelo
Suma de cuadrados
gl.
Media cuadrática
F
Sig.
Regresión
847197,365
4
211799,341
7,420
0,002b
1
Residual
428180,088
15
28545,339
Total
1275377,453
19
a. Variable dependiente: quinua
b. Variables predictoras: (constante), temperatura mínima, días de precipitación,
temperatura máxima, precipitación total
En la Tabla 43, según la prueba de hipótesis de la distribución F con
el análisis anova el Fc > Ft (2,24), se pudo establecer que existe una
influencia significativa de los cambios de las temperaturas y precipita-
ciones pluviales en el rendimiento del cultivo de la quinua en el ámbi-
to de estudio, para los años de 1992 a 2012, porque se tiene un valor
de significancia igual a 0,002 = 0,2% que es mucho menor a un error
del 0,05 = 5%.
Tabla 44. Coeficientesa no estandarizadas y tipificadas de variables climáticas,
cuenca Ramis, 1992-2012
Coeficientes no
Coeficientes
Modelo
estandarizados
tipificados
T
Sig.
B
Error típ.
Beta
(Constante)
-7948,622
2129,208
-3,733
0,002
Precipitación total
22,193
6,255
0,997
3,548
0,003
Días de
-72,179
64,670
-0,288
-1,116
0,282
precipitación
1
Temperatura
571,367
116,527
1,146
4,903
0,000
máxima
Temperatura
-585,722
128,959
-0,975
-4,542
0,000
mínima
a. Variable dependiente: quinua
En la Tabla 44 se apreció que, con los resultados de los coeficientes
independientes, se pudo establecer que existe una influencia altamen-
te significativa cuando Tc > Tt (2,093), puesto que la precipitación
total (sig. = 0,003), las temperaturas máximas (sig. = 0,000) y las tem-
peraturas mínimas (sig. = 0,000) muestran una fuerte influencia en
[111]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
el rendimiento del cultivo de la quinua en la cuenca Ramis, para los
años de 1992 a 2012, mientras que los días de precipitación no tienen
influencia porque la TcTt (2,093).
El cambio climático indicó un incremento de la temperatura am-
biental con variabilidad en el espacio y en el tiempo, el mayor impacto
por incremento de la temperatura será en la reducción del ciclo feno-
lógico de los cultivos anuales. Por tanto, es necesario implantar accio-
nes de adaptación: en primer lugar, el uso de híbridos o variedades
de ciclo más largo que las actuales con resistencia al estrés térmico, y
en segundo lugar, la compactación del periodo de siembra hacia los
meses más fríos.
Tabla 45. Correlaciones bivariadas del cambio climático con las variaciones de
las precipitaciones pluviales en la cuenca del río Ramis, 1992-2012
Correlación de
1
0,034
-0,128
0,336
-0,214
Quinua
Pearson
Sig. (bilateral)
0,888
0,592
0,148
0,364
Correlación de
0,034
1
0,811**
-0,438
0,233
Precipitación total
Pearson
Sig. (bilateral)
0,888
0,000
0,053
0,324
Correlación de
-0,128
0,811**
1
-0,415
0,176
Días de precipitación
Pearson
Sig. (bilateral)
0,592
0,000
0,069
0,458
Correlación de
0,336
-0,438
-0,415
1
0,506*
Temperatura máxima
Pearson
Sig. (bilateral)
0,148
0,053
0,069
0,023
Correlación de
-0,214
0,233
0,176
0,506*
1
Temperatura mínima
Pearson
Sig. (bilateral)
0,364
0,324
0,458
0,023
** La correlación es significativa al nivel 0,01 (bilateral)
* La correlación es significante al nivel 0,05 (bilateral)
[112]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
En la tabla 45 se notó que los días de precipitación y las temperatu-
ras mínimas influyen de forma negativa en el cultivo de la quinua; es
decir, a mayores temperaturas mínimas menor es el rendimiento de la
quinua. Mientras que las temperaturas máximas y precipitación total
se relacionan de manera positiva con el rendimiento de la quinua en
la cuenca Ramis.
Se encontró que el clima había cambiado de manera significativa en
estas últimas décadas. Por ejemplo, los cambios en la temperatura, las
precipitaciones y la radiación solar en las últimas tres décadas incre-
mentó en conjunto el rendimiento de trigo en el norte de China por 0,9
a 12,9%; sin embargo, la reducción de trigo permite en el sur de China
en 1,2 a 10,2%, con una gran diferencia espacial según Tao et al.113.
La elevada temperatura afecta el rendimiento y las características
de calidad del grano más importante que los cambios en las preci-
pitaciones. Los cambios climáticos proyectados muy probablemente
afectarán las características de calidad del grano de interés para los
diferentes mercados y las necesidades de utilización, tal como lo afir-
maron Högy et al.114.
Así mismo, el calentamiento global puede, potencialmente, reducir
el período de crecimiento del cultivo, se espera que la producción y la
productividad de todos los cultivos de variedades diferentes para dismi-
nuir necesidades de agua más altas debido a una menor precipitación
y la temperatura alta muy superior, como lo sostuvo Gohari et al.115.
Los sistemas de producción agropecuaria de secano están sufrien-
do de una baja productividad. Los periodos secos prolongados y las
sequías, a menudo, conducen a pérdidas de cosechas, situación que
113
Minghui Tao, Liangfu Chen, Xiaozhen Xiong, Meigen Zhang,
Pengfei Ma, Jinhua Tao y Zifeng Wang. “Formation process of the
widespread extreme haze pollution over northern China in january 2013:
implications for regional air quality and climate”, en Atmospheric Environ-
ment, vol. 98, 2014, pp. 417 a 425.
114
Petra Högy, Christian Poll, Sven Marhan, Ellen Kandeler y An-
dreas Fangmeier. “Impacts of temperature increase and change in pre-
cipitation pattern on crop yield and yield quality of barley”, en Food Chem-
istry, vol. 136, n.os 3 y 4, 2013, pp. 1.470 a 1.477.
115
Alireza Gohari, Saeid Eslamian, Ali Mirchi, Jahangir Abedi-Kou-
paei, Alireza Massah Bavani y Kaveh Madani. “Water transfer as a
solution to water shortage: a fix that can backfire”, en Journal of Hydrology,
vol. 491, 2013, pp. 23 a 39, disponible en [https://aquadoc.typepad.com/
files/water-transfer-as-a-solution-to-water-shortage.pdf ].
[113]
Impactos del cambio climático en la agricultura de la cuenca del río Ramis...
se espera sea exacerbada por el cambio climático. Como las prácticas
de gestión agrícola mejoradas en sistemas de secano son cruciales
para aumentar la productividad agrícola, el impacto de la fecha de
siembra se debería analizar en detalle. Un cambio en las condiciones
climáticas debido al calentamiento global reducirá el ciclo de creci-
miento y, por lo tanto, los rendimientos de los cultivos; en esto coin-
cidieron Laux et al.116.
Conclusiones
Las tendencias en temperaturas máximas presentaron cambios signifi-
cativos a nivel anual para los periodos analizados en cada estación de la
cuenca Ramis de 45 años con incremento promedio de 0,03 ºC/año. Las
estaciones Ayaviri, Azángaro, Arapa, Huancané, Macusani y Progreso,
mostraron tendencias positivas a nivel anual con un nivel de signifi-
cancia de 0,05 de evidencia y la estación Lampa con 0,1 de evidencia.
En la estación Chuquibambilla, se presentó un comportamiento tem-
poral estable, mientras que las tendencias de las temperaturas medias
mostraron un evidente cambio de incremento en 0,024 ºC/año en las
estaciones, siendo altamente significativa y positiva a nivel anual de 0,01
de evidencia; solo en la estación Macusani disminuye, con 0,005 de evi-
dencia leve. En temperaturas mínimas, a nivel de cuenca, se presentó un
incremento de 0,0004 ºC/año. Las estaciones Arapa y Progreso presen-
taron alta significancia de 0,01, con tendencia negativa.
Las precipitaciones de la estación Arapa en el mes de mayo y al año
tienden a disminuir con un nivel de significancia de 0,10; para Pucara,
en septiembre, tienden a disminuir con 0,05 de nivel de significancia.
En las estaciones de Crucero, Ananea y Chuquibambilla se presentó
evidencia poca y leve de tendencia negativa con un nivel de significan-
cia de 0,05 en el mes de septiembre, es decir, una disminución de las
lluvias y, a nivel anual, para las estaciones analizadas, presenta un com-
portamiento estable, pero con una reducción de 0,70 mm/año; es decir,
no presenta cambios significativos. Pero sí presentan una variabilidad
116
Patrick Laux, Greta Jäckel, Richard Munang Tingem y Harald
Kunstmann. “Impact of climate change on agricultural productivity un-
der rainfed conditions in Cameroon - A method to improve attainable crop
yields by planting date adaptations”, en Agricultural and Forest Meteorolo-
gy, vol. 150, n.° 9, 2010, pp. 1.258 a 1.271.
[114]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
climática con periodos secos y húmedos de los años, debido a la ubi-
cación de las estaciones meteorológicas, sin embargo no se identifica
una tendencia regional marcada de disminución en la cuenca Ramis.
Los días de precipitación y temperatura máxima a los rendimientos
de cultivo de haba grano seco vienen afectando de forma significativa
con un incremento de 23,89 kg/ha., mientras que las temperaturas mí-
nimas y precipitación total no muestran impactos considerables, pero
sí negativos. Los días de precipitación presentaron incrementos, tem-
peraturas máximas, medias y mínimas generan impactos significati-
vos en el rendimiento de los cultivos de la papa 83,41 kg/ha., mientras
que la precipitación total no mostró impactos significativos, pero sí
negativos; además, la precipitación total, temperaturas máximas y mí-
nimas, generaron un impacto negativo en el rendimiento del cultivo
de la quinua con pérdidas de 19,11 kg/ha., pero los días de precipita-
ción generan impactos significativos en el cultivo de la quinua, con un
incremento de 31,12 kg/ha.
Recomendaciones
Se recomiendan investigaciones utilizando series de tiempo con ma-
yor cantidad de años, esto para poder plantear políticas de desarrollo
sostenible a nivel regional y nacional, para así poder instaurar pro-
gramas de adaptabilidad.
Las investigaciones relacionadas con efectos del cambio climático
deben tener un análisis de series de tiempo con pruebas de bondad
de ajuste, para así mostrar las variaciones en la producción de siste-
mas agropecuarios del altiplano.
Se recomienda a los sectores involucrados en el manejo del sistema
de cultivos andinos que se deben implantar bancos de datos de los
rendimientos de cultivos de la zona y para la evaluación posterior.
Se recomienda a las instituciones públicas, privadas y sectores in-
volucrados en el manejo y aprovechamiento de los recursos hídri-
cos frente al escenario del cambio climático, realizar investigaciones
con elementos y factores climáticos y la adopción, aplicando nuevas
metodologías como modelos estocásticos para diferentes escenarios
actuales y futuros.
[115]
Capítulo quinto
Efectos del cambio climático en la
agricultura de las cuencas
El cambio del clima trae consigo un aumento en la temperatura del
ambiente. Este proceso suele generar dificultades, debido al desenca-
denado desequilibrio. Los efectos que presenta el cambio climático en
la agricultura impactan en el desarrollo de los cultivos, puesto que la
planificación establecida para la generación de los productos agrícolas
recibe modificaciones imprevistas. De este modo, cuando una comu-
nidad conoce el terreno sobre el cual trabaja, tiene previsto qué hacer
en un determinado período con los productos que conoce y que va a
producir. Sin embargo, los cambios que ocurren de un momento a otro
pueden generar malestar no solo en los agricultores, sino también en
la tierra que se está trabajando, puesto que los cambios son imprevistos
y, naturalmente, como no se sabía que iban a ocurrir, estos deben asu-
mir una postura repentina para afrontar las adversidades; pero esto no
garantiza que se presenten pérdidas. Así mismo, aunque es evidente el
“nivel de preocupación sobre el desafío global que representa el cambio
climático (y aún más después de los impactos recientes de los huraca-
[116]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
nes Irma y Harvey), las emisiones de carbono siguen en incremento y
no se vislumbran soluciones inmediatas y drásticas”117.
En el contexto de América Latina, el cambio climático ha ejercido
influencia en el caso de los cultivos de cereales, los cuales se deben a
la elevación de la temperatura y las precipitaciones. Del mismo modo,
los “agentes contaminantes presentan efectos variados sobre los ren-
dimientos puesto que el metano los disminuye, pero el dióxido de car-
bono y el óxido nitroso aumenta o disminuye dependiendo del tipo de
cereal”118. Entonces, se entiende que las consecuencias determinadas
por el cambio climático son perjudiciales para la agricultura, la cual
tiene que soportar la intensidad bajo la cual se encuentra sometida, a
fin de producir alimentos.
Es evidente que el cambio climático afecta a la agricultura, pues-
to que ocasiona fenómenos como sequías, huracanes, inundaciones,
entre otros, los cuales responden a la falta de responsabilidad en la
preservación del medioambiente, cuya despreocupación en el man-
tenimiento del equilibrio ecológico ha desencadenado situaciones de
riesgo no solo para los seres humanos, sino también de los demás se-
res vivos, debido al daño irreparable que han sufrido sus hábitats.
Por otro lado, también se espera una respuesta resiliente por parte
de los agricultores ante los impactos producidos por el cambio climá-
tico. Así, Nicholls y Altieri sostuvieron que:
Muchas comunidades están activamente respondiendo al
clima cambiante y han demostrado innovación y resilien-
cia, utilizando una diversidad de estrategias para enfrentar
las sequías, inundaciones, huracanes [...] A pesar de estas
evidencias, la conclusión prevalente es que la agricultura
campesina es particularmente susceptible por su condi-
ción de marginalidad y que, aunque los campesinos tengan
experiencia en lidiar con la variabilidad climática, sus es-
trategias tradicionales para enfrentarla no serán suficientes
117
Altieri y Nicholls. “Agroecología y cambio climático: ¿adaptación o
transformación?”, cit., p. 236.
118
Eusebio Benique Olivera. “Impacto del cambio climático en el ren-
dimiento de la producción de cañihua (Chenopodium pallidicaule) en la
Región Puno”, en Revista de Investigaciones Altoandinas, vol. 21, n.° 2,
2019, disponible en [https://huajsapata.unap.edu.pe/index.php/ria/article/
view/4], p. 101.
[117]
Efectos del cambio climático en la agricultura de las cuencas
para soportar y resistir la severidad de la variabilidad que
se predice119.
Esto implica que los agricultores se encuentran dispuestos a enfren-
tar las adversidades que otorga el cambio climático; sin embargo, las
entidades deben brindar los instrumentos que necesitan para afrontar
dicha situación. Por lo tanto, se espera una política en la que el com-
promiso hacia la preservación del medioambiente y el sostenimiento
de la agricultura como base para la alimentación de la población alre-
dedor del mundo actúen como principios que apoyen a la gente para
desarrollar la agricultura de la mejor manera posible, a pesar de las
dificultades que puedan surgir en el desenvolvimiento de las activida-
des agrícolas.
De este modo, la capacidad de adaptación de los agricultores se
relaciona con la aplicación de una agricultura ecológica. De hecho,
acciones como “el aprovechamiento de plantas silvestres; las prácticas
de manejo de la humedad y la materia orgánica en el suelo; uso de
coberturas y abonos verdes; la integración de animales en los siste-
mas agrícolas; la regulación biológica de plagas”120, demuestran que
se pueden superar las aparentes limitaciones en el desarrollo de la
agricultura, a partir de actividades comprometidas con el cuidado del
entorno ambiental.
Puno es una de las regiones más importantes de Perú en cuanto a la
producción agrícola. Muestra de ello es que, de acuerdo con la Direc-
ción Regional de Agricultura de Puno, citado por la Agencia Peruana
de Noticias Andina121, esta región abastece a la población con alrededor
del 60% del total de la quinua que se produce a nivel nacional. Además,
119
Clara Inés Nicholls y Miguel Ángel Altieri. “Bases agroecológicas
para la adaptación de la agricultura al cambio climático”, en Cuadernos
de Investigación uned, vol. 11, n.° 1, 2019, disponible en [https://revistas.
uned.ac.cr/index.php/cuadernos/article/view/2322 ], p. 55.
120
Mario Samper.
“Pertinencia del enfoque territorial para abordar
las interacciones entre sistemas territoriales de agricultura familiar,
agrobiodiversidad y cambio climático”, en Revista de Ciencias Ambientales, vol.
53, n.° 2, 2019, disponible en [https://www.revistas.una.ac.cr/index.php/
ambientales/article/view/12102 ], p. 194.
121
Agencia Peruana de Noticias Andina. “Puno apuesta por la quinua y
proyecta sembrar más de 3.800 hectáreas”, Puno, 4 de octubre de 2019, dis-
ponible en [https://andina.pe/agencia/noticia-puno-apuesta-por-quinua-
y-proyecta-sembrar-mas-3800-hectareas-768660.aspx ].
[118]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
la mayor parte de la actividad agropecuaria está constituida por la ga-
nadería (bovina, ovina y camélida), cuyo mal manejo se manifiesta en
el sobrepastoreo. Sin embargo, existe un potencial nada despreciable,
con ventajas comparativas, en la producción ganadera (camélidos) en
la zona alta de la cuenca, y cultivos andinos en la región media y baja
de la misma (quinua, tubérculos, haba), así como en la pesca lacustre,
en el marco de una gran diversificación de actividades.
De acuerdo con el último informe publicado por el senamhi, en la
región, con relación a los cultivos, se encontró lo siguiente:
Alto riesgo en la etapa de maduración, debido a la probabi-
lidad de la ocurrencia de precipitaciones sobre lo normal,
que afectarían la cosecha tanto de papa como de quinua.
Asimismo, el riesgo está relacionado al comportamiento
de la temperatura en zonas donde estas sean superiores a
la normal, favorecerían la intensidad de ataque de plagas
como la kona kona en quinua y gusanos de tubérculos en
papa. Se recomienda hacer el control de plagas y planificar
las cosechas de manera oportuna122.
Como se pudo observar, las acciones imprevistas del cambio climático
inciden de manera negativa en la producción agrícola. De este modo,
los cultivos se encuentran en riesgo por factores como ese, los cuales
son difíciles de predecir, debido a la forma variable en la que actúa el
clima. Así mismo, la falta de control de las plagas contribuye con las
pérdidas ocasionadas. Por ello, es importante tomar en cuenta que
para que esta actividad se desarrolle con normalidad, es necesario in-
tervenir en la agricultura sostenible y, en general, tener el compromiso
de cuidar del medioambiente en beneficio no solo de la producción
agrícola, sino también la consideración de la población en general, la
cual espera que las actitudes promuevan un equilibrio ecológico.
Por eso, las acciones a ser promovidas deben ser adaptadas a las
condiciones imperantes; es decir, puntuales, modulares, y apoyadas
por un trabajo de capacitación y organización campesina frente a ries-
gos climáticos. Los ejes del programa de desarrollo se pueden simpli-
122
Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú. Boletín
de riesgo agroclimático para los cultivos de quinua y papa en las vertientes
del lago Titicaca, Puno, Perú, senamhi, 2021, disponible en [https://www.
senamhi.gob.pe/load/file/04728SENA-36.pdf].
[119]
Efectos del cambio climático en la agricultura de las cuencas
ficar en considerar la integralidad del proceso productivo (desde la
producción hasta la comercialización), reducir los riesgos climáticos
(riego, invernaderos), y contrarrestar los efectos de la degradación
ambiental mediante el uso del drenaje, el cultivo de pastos mejorados
(piso forrajero) y la utilización de técnicas conservacionistas (came-
llones, terrazas, agroforestería).
De este modo, la investigación buscó conocer el comportamiento
de los elementos del clima y su influencia en la actividad agrícola,
puesto que el rendimiento de los cultivos ha cambiado con el trans-
curso de los años, debido a diversos factores, tales como los cambios
en el ambiente producidos por el clima, donde el calentamiento glo-
bal producido por la intervención humana es la gran responsable. Así
mismo, es importante el planteamiento de la producción de especies
que permitan la mejora de la producción agrícola.
De este modo, se llegó a la conclusión de que las tendencias en
cuanto a la variación de la temperatura en la cuenca Ramis fueron sig-
nificativas, puesto que evidenciaron un aumento de 0,03°C por año.
De la misma manera, sus estaciones presentaron tendencias al alza, en
el caos de Ayaviri, Azángaro, Arapa, Huancané, Macusani y Progre-
so; incluso, Chuquibambilla se mostró relativamente estable, mientras
que Macusani manifestó una tendencia negativa, al igual que el caso
de Arapa y Progreso. Además, en general, los efectos que produjo el
cambio climático en la zona de estudio resultaron ser negativos, pues-
to que se evidenció pérdida de cultivos.
Así mismo, se debe procurar investigar los efectos del cambio climá-
tico en la agricultura a largo plazo; es decir, es importante la obtención
de datos que muestren el comportamiento del clima y su incidencia en
la agricultura durante un período amplio; de esta manera, la evidencia
presentaría mayor cantidad de datos, los cuales pueden permitir esta-
blecer pautas para ayudar a que los agricultores tengan en cuenta las
variaciones y, así, planifiquen sus actividades de manera prudente.
El desarrollo responsable de la agricultura permite no solo que se
procure la preservación del medioambiente en cuanto a la disminu-
ción del impacto y la conservación de los recursos no renovables, sino
también a fin de procurar que la actividad agrícola, fuente importante
para la obtención de alimentos, siga su curso sin percances, puesto
que de ella depende la satisfacción de las necesidades alimentarias del
ser humano y de los seres vivos en general.
[121]
Bibliografía
Agencia Peruana de Noticias Andina. “Puno apuesta por la
quinua y proyecta sembrar más de 3.800 hectáreas”, Puno, 4
de octubre de 2019, disponible en [https://andina.pe/agencia/
noticia-puno-apuesta-por-quinua-y-proyecta-sembrar-mas-3800-
hectareas-768660.aspx ].
Aguirre Aguirre, María. “Gestión medioambiental de la Sección
Elcano de la Facultad de Economía y Empresa (upv/ehu): análisis
y propuesta de modelo” (tesis de maestría), España, Universidad
Nacional de Educación a Distancia, 2019, disponible en [http://e-
spacio.uned.es/fez/view/bibliuned:master-CEE-SyRSC-Maguirre].
Altieri, Miguel y Clara Nicholls. “Agroecología y cambio
climático: ¿adaptación o transformación?”, en Revista de Ciencias
Ambientales, vol. 52, n.° 2, 2018, pp. 235 a 243, disponible en
[https://www.revistas.una.ac.cr/index.php/ambientales/article/
view/10596 ].
Alzate, Diego; Edwin Rojas, Jemay Mosquera y Jacipt Ramón.
“Cambio climático y variabilidad climática para el periodo
1981-2010 en las cuencas de los ríos Zulia y Pamplonita, Norte
de Santander - Colombia”, en Revista Luna Azul, n.° 40, 2015,
pp. 127 a 153, disponible en [https://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=321733015010 ].
Ambroggy, R. “Cuencas acuíferas del lago Titicaca”, en Hidrología del
Altiplano de Bolivia, La Paz, Ministerio de Agricultura, 1965.
Aparicio Payá, Manuel. “Vulnerabilidad, reconocimiento mutuo y
ética ambiental”, en Bioderecho, n.° 8, 2018, pp. 1 a 11, disponible
en [https://digitum.um.es/digitum/handle/10201/74024].
Aragón Ponce de León, Luis Humberto. Factibilidades agrícolas y
forestales en la República Mexicana, México, D. C., Trillas, 1995.
[122]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Arana Barros, Ambar Geovana. “Los impuestos verdes y el medio
ambiente en el Ecuador periodo 2012-2014” (tesis de pregrado),
Guayaquil, Universidad de Guayaquil, 2015, disponible en [http://
repositorio.ug.edu.ec/handle/redug/8775 ].
Ardisana, Eduardo Héctor; Bárbara Millet Gaínza, Antonio
Torres García y Osvaldo Fosado Téllez. “Agricultura en
Sudamérica: la huella ecológica y el futuro de la producción
agrícola”, en Revista de Ciencias Sociales y Humanidades Chakiñan,
n.° 5, 2018, pp. 90 a 101, disponible en [https://chakinan.unach.
edu.ec/index.php/chakinan/article/view/174 ].
Argota Pérez, Yadira y George Argota Pérez. “La gestión de la
comunicación institucional a través de un modelo de gestión
estratégica organizacional”. Caso: Sector Agropecuario Santiaguero”,
en Razón y Palabra, n.° 92, 2015, pp. 1 a 19, disponible en [https://
www.redalyc.org/pdf/1995/199543036022.pdf ].
Barrientos Felipa, Pedro. “La agricultura peruana y su capacidad de
competir en el mercado internacional”, en Equidad y Desarrollo,
n.° 32, 2018, pp. 142 a 179.
Baudoin, Mario y Eduardo Forno (eds.). Historia natural de un valle
en los Andes, La Paz, La Paz, Universidad Mayor de San Andres,
Instituto de Ecologia, 1991.
Bazoberry, Antonio. Anteproyectos y alternativas sobre la utilización
de las aguas del lago Titicaca, Desaguadero y Poopó con fines de
energía e irrigación, La Paz, Artis, 1969.
Bedón Alvarez, Alan Randy. “Productos gastronómicos a base de
tomate riñón hidropónico en la ciudad de Latacunga” (tesis de
pregrado), Ambato, Ecuador, Universidad Regional Autónoma de
los Andes, 2016, disponible en [https://dspace.uniandes.edu.ec/
handle/123456789/5247 ].
[123]
Bibliografía
Benique Olivera, Eusebio. “Impacto del cambio climático en el
rendimiento de la producción de cañihua (Chenopodium
pallidicaule) en la Región Puno”, en Revista de Investigaciones
Altoandinas, vol. 21, n.° 2, 2019, pp. 100 a 110, disponible en
[https://huajsapata.unap.edu.pe/index.php/ria/article/view/4].
Berg, Alexis; Nathalie de Noblet, Benjamin Sultan, Matthieu
Lengaigne y Matthieu Guimberteau. “Projections of climate
change impacts on potential C4 crop productivity over tropical
regions”, en Agricultural and Forest Meteorology, vol. 170, 2013,
pp. 89 a 102.
Boyer, Claudine; Diane Chaumont, Isabelle Chartier y André G.
Roya. “Impact of climate change on the hydrology of St. Lawrence
tributaries”, en Journal of Hydrology, vol. 384, n.os 1 y 2, 2010, pp.
65 a 83.
Burbano Orjuela, Hernán. “El carbono orgánico del suelo y su papel
frente al cambio climático”, en Revista de Ciencias Agrícolas, vol.
35, n.° 1, 2018, pp. 82 a 96, disponible en [https://revistas.udenar.
edu.co/index.php/rfacia/article/view/3925 ].
Burgui Burgui, Mario. “Hans Jonas: conservación de la naturaleza,
conservación de la vida”, en Cuadernos de Bioética, vol. 26, n.°
87, 2015, pp. 253 a 266, disponible en [http://aebioetica.org/
revistas/2015/26/87/253.pdf ].
Cajigal Molina, Erick; Ana Lucía Maldonado González y
Edgar González Gaudiano. “Construcción de conocimiento
y creencias epistemológicas sobre cambio climático en docentes
de nivel primaria. De la vulnerabilidad a la resiliencia”, en Revista
Interamericana de Educación de Adultos, vol. 38, n.° 2, 2016,
pp. 52 a 76, disponible en [https://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=457546143004 ].
Carpio Santos, Lisi Katherine. “El uso de la tecnología en la
agricultura”, en Pro Sciences: Revista de Producción, Ciencias
e Investigación, vol. 2, n.° 14, 2018, pp. 25 a 32, disponible en
[http://www.journalprosciences.com/index.php/ps/article/
view/70 ].
[124]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Carrasco Choque, Freddy. “Efectos del cambio climático en la
producción y rendimiento de la quinua en el distrito de Juli,
periodo 1997 - 2014”, en Comuni@cción: Revista de Investigación
en Comunicación y Desarrollo, vol. 7, n.° 2, 2016, pp. 38 a 47,
disponible en [https://www.comunicacionunap.com/index.php/
rev/article/view/109 ].
Casas, Alejandro; Juan Torres Guevara y Fabiola Parra (eds.).
Domesticación en el continente americano. Volumen 1: Manejo
de biodiversidad y evolución dirigida por las culturas del nuevo
mundo, México, D. F., Universidad Nacional Autónoma de México
y Universidad Nacional Agraria La Molina, 2016.
Castellón Gómez, Juan José; Roberto Bernal Muñoz y María de
Lourdes Hernández Rodríguez. “Calidad del agua para riego
en la agricultura protegida en Tlaxcala”, en Ingeniería. Revista
Académica de la Facultad de Ingeniería Universidad Autónoma de
Yucatán, vol. 19, n.° 1, 2015, pp. 39 a 50, disponible en [https://
www.revista.ingenieria.uady.mx/ojs/index.php/ingenieria/article/
view/13 ].
Ccaira Mamani, Cirilo Mario. “Efecto de la temperatura y
precipitación sobre la agricultura en la cuenca Coata - Puno”
(tesis doctoral), Puno, Perú, Universidad Nacional del Altiplano,
2018, disponible en [http://repositorio.unap.edu.pe/handle/
UNAP/9531].
Chaouche, Keltoum; Luc Neppel, Claudine Dieulin, Nicolas
Pujol, Bernard Ladouche, Eric Martin, Dallas Salas e
Yvan Caballero. “Analyses of precipitation, temperature and
evapotranspiration in a french mediterranean region in the
context of climate change”, en Comptes Rendus Geoscience, vol.
342, n.° 3, 2010, pp. 234 a 243.
Chen, Jie; François P. Brissette y Robert Leconte. “Uncertainty of
downscaling method in quantifying the impact of climate change
on hydrology”, en Journal of Hydrology, vol. 401, n.° 3, 2011, pp.
190 a 202.
[125]
Bibliografía
Chilon Camacho, Eduardo. “La agricultura, fuentes de origen y
diferencias entre los conocimientos occidentales y no occidental
Andino”, en Apthapi, vol. 4, n.° 3, 2018, pp. 1.334 a 1.364,
disponible en [http://ojs.agro.umsa.bo/index.php/ATP/article/
view/265 ].
Cid Elorria, Ana María; Luis Borges Mesa, Vanessa Milagros
Padrón Lugo, Orlando Benigno Castrillón Álvarez
y José Raúl Garcés Sigas. “La salud y el medio ambiente,
un tema bioético”, en Panorama Cuba y Salud, vol. 11, n.° 3,
2016, pp. 43 a 50, disponible en [https://www.redalyc.org/
pdf/4773/477355399007.pdf ].
Coloma Panata, Renato Eloy. “Evaluación del comportamiento
forrajero de la brachiaria decumbens (pasto dalis), con la
aplicación de diferentes niveles de micorrizas y una base estándar
de abono orgánico” (tesis de pregrado), Riobamba, Ecuador,
Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, 2015, disponible en
[http://dspace.espoch.edu.ec/handle/123456789/5195 ].
Companioni González, Barbarita; Grisel Domínguez Arizmendi
y Rómulo García Velasco. “Trichoderma: su potencial en el
desarrollo sostenible de la agricultura”, en Biotecnología Vegetal,
vol. 19, n.° 4, 2019, pp. 237 a 248, disponible en [http://scielo.sld.
cu/pdf/bvg/v19n4/2074-8647-bvg-19-04-237.pdf ].
Constante Prócel, Patricia Nataly y Andrés Marcelo Gordón
Garcés. “Diseño e implementación de un sistema de visión
artificial para clasificación de al menos tres tipos de frutas”
(tesis de maestría), Quito, Escuela Politécnica Nacional, 2015,
disponible en [https://bibdigital.epn.edu.ec/handle/15000/11368 ].
Creus, Cecilia M. “Inoculantes microbianos: piezas de un
rompecabezas que aún requiere ser ensamblado”, en Revista
Argentina de Microbiología, vol. 49, n.° 3, 2017, pp. 207 a 209.
Cuartas, Daniel Elias y Fabián Méndez. “Cambio climático y salud:
retos para Colombia”, en Revista de la Universidad Industrial de
Santander. Salud, vol. 48, n.° 4, 2016, pp. 428 a 435, disponible en
[https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=343847934001 ].
[126]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Davey, M. K.; A. Brookshaw y S. Ineson. “Te probability of the
impact of enso on precipitation and near-surface temperature”,
en Climate Risk Management, vol. 1, 2014, pp. 5 a 24, disponible
en [https://www.readcube.com/articles/10.1016%2Fj.
crm.2013.12.002].
Feito, Maria Carolina. “Aportes para una ley nacional: rol de la
agricultura familiar para el desarrollo rural argentino”, en Revista
Márgenes, vol. 13, n.° 18, 2016, pp. 61 a 71, disponible en [https://
revistas.uv.cl/index.php/margenes/article/view/1029 ].
Floreano Meregildo, Elena Esmelda. “Cambio climático y el desafío
del calentamiento global” (tesis de licenciatura), Trujillo, Perú,
Universidad Nacional de Trujillo, 2019, disponible en [https://
dspace.unitru.edu.pe/handle/UNITRU/15697].
Fuentes Covarrubias, Ricardo; Andrés Gerardo Fuentes
Covarrubias, José Alfredo Cortesquiroz y Jonathan
Gerardo de Jesús Juárez. “Sistema basado en conocimiento para
la predicción del clima para usos agrícolas”, en Revista de Cómputo
Aplicado, vol. 2, n.° 8, 2018, pp. 1 a 11, disponible en [https://
www.ecorfan.org/spain/researchjournals/Computo_Aplicado/
vol2num8/Revista_de_Computo_Aplicado_V2_N8_1.pdf ].
García Curilaf, Carolina I. y Guillermo M. Denegri. “Supuestos
epistemológicos y ontológicos presentes en la historia de la
ecología”, en Ecología Austral, vol. 26, n.° 3, 2016, pp. 221 a 228,
disponible en [http://ojs.ecologiaaustral.com.ar/index.php/
Ecologia_Austral/article/view/260 ].
García Cruz, Juan Antonio. “La longitud: ¿que hora es?”, en Números.
Revista de Didáctica de las Matemáticas, vol. 100, 2019, pp.
161 a 165, disponible en [http://www.sinewton.org/numeros/
numeros/100/Articulos_30.pdf ].
Garzón, Lina Paola. “Importancia de las micorrizas arbusculares (ma)
para un uso sostenible del suelo en la Amazonía colombiana”, en
Luna Azul, n.° 42, 2016, pp. 217 a 234, disponible en [http://www.
scielo.org.co/pdf/luaz/n42/n42a14.pdf ].
[127]
Bibliografía
Gil Casas, Nerea. “La nueva política agraria común (pac) de la Unión
Europea”, en Derecho y Cambio Social, año 12, n.° 42, 2015,
pp. 1 a 12, disponible en [https://dialnet.unirioja.es/servlet/
articulo?codigo=5456405 ].
Gohari, Alireza; Saeid Eslamian, Ali Mirchi, Jahangir Abedi-
Koupaei, Alireza Massah Bavani y Kaveh Madani. “Water
transfer as a solution to water shortage: a fix that can backfire”,
en Journal of Hydrology, vol. 491, 2013, pp. 23 a 39, disponible en
[https://aquadoc.typepad.com/files/water-transfer-as-a-solution-
to-water-shortage.pdf ].
Gómez Echeverri, Luis Fernando; Leonardo Ríos Osorio y María
Luisa Eschenhagen Durán. “Las bases epistemológicas de la
agroecología”, en Agrociencia, vol. 49, n.° 6, 2015, pp. 679 a 688,
disponible en [https://www.redalyc.org/pdf/302/30241188007.pdf ].
Gómez Echeverri, Luis Fernando; Leonardo Ríos Osorio y María
Luisa Eschenhagen Durán. “Propuesta de unos principios
generales para la ciencia de la agroecología: una reflexión”, en
Revista Lasallista de Investigación, vol. 14, n.° 2, 2017, pp. 212 a
219, disponible en [http://repository.lasallista.edu.co:8080/ojs/
index.php/rldi/article/view/1532].
Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio
Climático. Cambio climático y biodiversidad, Ginebra, ipcc,
2002, disponible en [https://archive.ipcc.ch/pdf/technical-papers/
climate-changes-biodiversity-sp.pdf ].
Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio
Climático. Calentamiento global de 1,5 °C, Ginebra, ipcc,
2019, disponible en [https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/
sites/2/2019/09/IPCC-Special-Report-1.5-SPM_es.pdf].
Harmsen, Eric W.; Norman L. Miller, Nicole J. Schlegel y
Jorge E. González. “Seasonal climate change impacts on
evapotranspiration, precipitation deficit and crop yield in Puerto
Rico”, en Agricultural Water Management, vol. 96, n.° 7, 2009, pp.
1.085 a 1.095.
[128]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Helfer, Fernanda; Charles Lemckert y Hong Zhang. “Impacts
of climate change on temperature and evaporation from a large
reservoir in Australia”, en Journal of Hydrology, vol. 475, 2012, pp.
365 a 378.
Higuita Sánchez, Manuela y Ricardo Andrés Quintana
Barranco. “Modulación de las corrientes oceánicas en el golfo
de Urabá a partir de la onda de marea” (tesis de pregrado), Turbo,
Colombia, Universidad de Antioquía, 2020, disponible en [http://
bibliotecadigital.udea.edu.co/handle/10495/15302 ].
Högy, Petra; Christian Poll, Sven Marhan, Ellen Kandeler y
Andreas Fangmeier. “Impacts of temperature increase and
change in precipitation pattern on crop yield and yield quality of
barley”, en Food Chemistry, vol. 136, n.os 3 y 4, 2013, pp. 1.470 a
1.477.
Islam, Adlul; Lajpat R. Ahuja, Luis A. García, Liwang Ma,
Anapalli S. Saseendran y Thomas J. Trout. “Modeling the
impacts of climate change on irrigated corn production in the
central great plains”, en Agricultural Water Management, vol. 110,
2012, pp. 94 a 108, disponible en [https://krishi.icar.gov.in/jspui/
bitstream/123456789/1804/1/ModelingImpact2011-12.pdf ].
Juárez Velazco, Sandra Noemi. “Investigación y análisis de proyecto
estratégico de agricultura protegida, en la ribera del río Hondo,
Othón P. Blanco Quintana Roo” (tesis de licenciatura), Chetumal,
México, Universidad de Quintana Roo, 2018, disponible en
[http://risisbi.uqroo.mx/handle/20.500.12249/2303 ].
La Vía Campesina. “Roma: declaración de organizaciones de
productores de alimentos a pequeña escala y organizaciones
de la sociedad civil”, 9 de abril de 2018, disponible en [https://
viacampesina.org/es/roma-declaracion-de-organizaciones-de-
productorxs-de-alimentos-a-pequena-escala-y-organizaciones-
de-la-sociedad-civil/ ].
[129]
Bibliografía
Laux, Patrick; Greta Jäckel, Richard Munang Tingem y Harald
Kunstmann. “Impact of climate change on agricultural
productivity under rainfed conditions in Cameroon - A method
to improve attainable crop yields by planting date adaptations”, en
Agricultural and Forest Meteorology, vol. 150, n.° 9, 2010, pp. 1.258
a 1.271.
Li, Xiang; Taro Takahashi, Nobuhiro Suzuki y Harry M. Kaisera.
“Te impact of climate change on maize yields in the United
States and China”, en Agricultural Systems, vol. 104, n.° 4, 2011,
pp. 348 a 353.
López Feldman, Alejandro J. y Danae Hernández Cortés. “Cambio
climático y agricultura: una revisión de la literatura con énfasis en
América Latina”, en El Trimestre Económico, vol. 83, n.° 332, 2016,
pp. 459 a 496, disponible en [https://www.eltrimestreeconomico.
com.mx/index.php/te/article/view/231 ].
López Latorre, María A. y Marco Neira. “Influencia del cambio
climático en la biología de Aedes Aegypti (Diptera: Culicidae)
mosquito transmisor de arbovirosis humanas”, en Revista
Ecuatoriana de Medicina y Ciencias Biológicas, vol. 37, n.° 2, 2016,
pp. 11 a 21, disponible en [http://remcb-puce.edu.ec/remcb/
article/view/2].
Manzanilla Quiñones, Ulises. “Reconstrucción dendrocronológica
de temperatura media y precipitación dentro del Eje Neovolcánico
Transmexicano” (tesis de maestría), Morelia, México, Universidad
Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, 2016, disponible en
[http://bibliotecavirtual.dgb.umich.mx:8083/xmlui/handle/DGB_
UMICH/1748].
Marcos García, Patricia y Manuel Pulido Velázquez. “Cambio
climático y planificación hidrológica: ¿es adecuado asumir un
porcentaje único de reducción de aportaciones para toda la
demarcación?”, en Ingeniería del Agua, vol. 21, n.° 1, 2017, pp. 35 a
52, disponible en [https://polipapers.upv.es/index.php/IA/article/
view/6361/7226 ].
[130]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Martínez Rivillas, Alexander. “Elementos para una epistemología
ambiental descolonial”, en El Ágora usb, vol. 20, n.° 1, 2020, pp.
226 a 245, disponible en [https://revistas.usb.edu.co/index.php/
Agora/article/view/4191 ].
Mercado Pérez, Raúl. “El cuidado del medio ambiente, una cuestión
ética”, en Sincronía, n.° 69, 2016, pp. 20 a 31, disponible en
[https://www.redalyc.org/pdf/5138/513854326002.pdf ].
Metzger Terrazas, Luis. Modelamiento hidrológico para pronóstico
estacional de caudales del río Ramis, Lima, Servicio Nacional de
Meteorología e Hidrología del Perú (senamhi), 2017, disponible
en [http://repositorio.senamhi.gob.pe/handle/20.500.12542/115 ].
Meza, Francisco. Estimación de costos asociados a la seguridad hídrica
en la agricultura como medida de adaptación al cambio climático
en Chile: un estudio en el contexto del Plan de Adaptación al
Cambio Climático del Sector Silvoagropecuario, Santiago de Chile,
Naciones Unidas, 2017, disponible en [https://repositorio.cepal.
org/bitstream/handle/11362/41783/1/S1700478_es.pdf ].
Montiel González, Iván; Santos Martínez Santiago, Armando
López Santos y Gabriel García Herrera. “Impacto del
cambio climático en la agricultura de secano de Aguascalientes,
México para un futuro cercano (2015-2039)”, en Revista Chapingo
Serie Zonas Áridas, vol. 16, n.° 1, 2017, pp. 1 a 13, disponible en
[https://www.redalyc.org/pdf/4555/455552312001.pdf ].
Organización de las Naciones Unidas. “Los compromisos de
América Latina y el mundo en la Cumbre sobre la Acción
Climática”, 23 de septiembre de 2019, disponible en [https://news.
un.org/es/story/2019/09/1462582 ].
Nicholls, Clara Inés y Miguel Ángel Altieri. “Bases
agroecológicas para la adaptación de la agricultura al cambio
climático”, en Cuadernos de Investigación uned, vol. 11, n.° 1,
2019, pp. 55 a 61, disponible en [https://revistas.uned.ac.cr/index.
php/cuadernos/article/view/2322 ].
[131]
Bibliografía
Nicholls, Clara Inés; Alejandro Henao y Miguel Angel Altieri.
“Agroecología y el diseño de sistemas agrícolas resilientes al
cambio climático”, en Agroecología, vol. 10, n.° 1, 2015, pp. 7 a
31, disponible en [https://revistas.um.es/agroecologia/article/
view/300711 ].
Núñez Rodríguez, José Jesús; Julio César Carvajal Rodríguez,
Darcy Margarita Carrero Carreño y Omaira Mendoza
Ferreira. “Indicadores del impacto del cambio climático
en la agricultura familiar andina colombiana”, en Revista
Iberoamericana de Bioeconomía y Cambio Climático, vol. 4, n.°
7, 2018, pp. 824 a 833, disponible en [https://www.camjol.info/
index.php/RIBCC/article/view/6309].
Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales.
Programa de inventario y evaluación de los recursos naturales
del departamento de Puno: Sector de prioridad i, Puno, Perú,
onern, 1965, disponible en [https://repositorio.ana.gob.pe/
handle/20.500.12543/967 ].
Ojeda Bustamante, Waldo; Ernesto Sifuentes Ibarra, Mauro
Íñiguez Covarrubias y Martín J. Montero Martínez.
“Impacto del cambio climático en el desarrollo y requerimientos
hídricos de los cultivos”, en Agrociencia, vol. 45, n.° 1, 2011, pp.
1 a 11, disponible en [http://www.scielo.org.mx/pdf/agro/v45n1/
v45n1a1.pdf ].
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura. El
estado mundial de la agricultura y la alimentación 1994. Dilemas
del desarrollo y las políticas forestales, Roma, fao, 1994, disponible
en [http://www.fao.org/3/t4450s/t4450s.pdf ].
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura.
World agriculture: towards 2015/2030, summary report, Roma, fao,
2002, disponible en [http://www.fao.org/3/y3557e/y3557e.pdf ].
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura. El
estado mundial de la agricultura y la alimentación. Progresos en la
lucha contra la pérdida y el desperdicio de alimentos, Roma, fao,
2019, disponible en [http://www.fao.org/3/ca6030es/ca6030es.pdf ].
[132]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Ortiz Arenas, Alexa Liliana; Mauricio Andrés Ruiz Ochoa y
Juan Pablo Rodríguez Miranda. “Planificación y gestión
de los recursos hídricos: una revisión de la importancia de la
variabilidad climática”, en Revista Logos, Ciencia & Tecnología, vol.
9, n.° 1, 2017, pp. 100 a 105, disponible en [https://revistalogos.
policia.edu.co:8443/index.php/rlct/article/view/401].
Ortiz Arismendy, Arturo y Henry de Jesús Gallardo Pérez.
“Las ciencias ambientales un camino hacia la sustentabilidad
en la educación superior”, en Dialéctica, vol. 15, n.° 2, 2019,
pp. 497 a 508, disponible en [http://portal.amelica.org/ameli/
jatsRepo/88/88837021/html/index.html ].
Ouariachi, Tania; José Gutiérrez Pérez y María Dolores Olvera
Lobo. “Criterios de evaluación de juegos en línea sobre cambio
climático: aplicación del método Delphi para su identificación”, en
Revista mexicana de investigación educativa, vol. 22, n.° 73, 2017,
pp. 445 a 474, disponible en [http://www.comie.org.mx/revista/
v2018/rmie/index.php/nrmie/article/view/21 ].
Palacios Estrada, Michelle; Priscilla Massa Sánchez y Valentín
Alejandro Martínez Fernández. “Cambio climático y
contaminación ambiental como generadores de crisis alimentaria
en la América Andina: un análisis empírico para Ecuador”, en
Revista Investigación Operacional, vol. 39, n.° 2, 2018, pp. 234 a
249, disponible en [http://www.invoperacional.uh.cu/index.php/
InvOp/article/view/603 ].
Panero Martínez, Rubén. “Sistema de guiado, navegación y
control para vehículo eléctrico mediante el uso de sistemas de
navegación gnss y técnicas borrosas” (tesis de pregrado), Madrid,
Universidad Politécnica de Madrid, 2017, disponible en [http://
oa.upm.es/50398/].
Paterson, Patrick. “Calentamiento global y cambio climático en
Sudamérica”, en Revista Política y Estrategia, n.° 130, 2017, pp. 153
a 188, disponible en [https://www.politicayestrategia.cl/index.php/
rpye/article/view/133 ].
[133]
Bibliografía
Pereira Blanco, Milton José. “Hacia la construcción de un derecho
energético ambiental como disciplina autónoma”, en Jurídicas
cuc, vol. 12, n.° 1, 2016, pp. 177 a 204, disponible en [https://
revistascientificas.cuc.edu.co/index.php/juridicascuc/article/
view/1121 ].
Pérez Sánchez, J. Refugio. “Agricultura ecológica y mercado
alternativo en el estado de Tlaxcala, México”, en Revista Mexicana
de Ciencias Agrícolas, vol. 1, 2015, pp. 365 a 371, disponible en
[https://www.redalyc.org/pdf/2631/263139243048.pdf ].
Ribalaygua, Jaime; L. Torres, Javier Pórtoles, Robert Monjo,
Emma Gaitán y María Rosa Pino. “Description and validation
of a two-step analog/regression downscaling method”, en
Teoretical and Applied Climatology, vol. 114, n.os 1 y 2, 2013, pp.
253 a 269.
Ritson, Jonathan; Nigel Graham, M. R. Templeton, Joanna M.
Clark, R. Gough y Christopher Freeman. “Te impact of
climate change on the treatability of dissolved organic matter
(dom) in upland water supplies: a UK perspective”, en Science of
the Total Environment, vol. 473 y 474, 2014, pp. 714 a 730.
Rizo Mustelier, Miriela; Daniel Rafael Vuelta Lorenzo y Ana
María Lorenzo García. “Agricultura, desarrollo sostenible,
medioambiente, saber campesino y universidad”, en Ciencia en su
PC, n.° 2, 2017, pp. 106 a 120, disponible en [https://www.redalyc.
org/pdf/1813/181351615008.pdf ].
Román Torres, Jessica Johana y Nury Katherine da Graca
Vega. “Modelo de agricultura familiar urbano como estrategia
de integración social y desarrollo sustentable en la institución
agrícola Guacavia” (tesis de pregrado), Villavicencio, Colombia,
Universidad Santo Tomás, 2019, disponible en [https://repository.
usta.edu.co/handle/11634/16698 ].
[134]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Ruane, Alex C.; David C. Major, Winston H. Yu, Mozaharul
Alam, Sk. Ghulam Hussaine, Abu Sale Khan, Ahmadul
Hassan, Bhuiya Md. Tamim Al Hossain, Richard Goldberg,
Radley M. Horton y Cynthia Rosenzweig. “Multi-factor
impact analysis of agricultural production in Bangladesh with
climate change”, en Global Environmental Change, vol. 23, n.° 1,
2013, pp. 336 a 350.
Ruiz Cedeño, Sebastiana del Monserrate. “De la agricultura arcaica
al agronegocio y los modelos asociativos. Su impacto social”, en
Journal of Agriculture and Environmental Sciences, vol. 4, n.° 2,
2015, pp. 137 a 145, disponible en [http://jaesnet.com/vol-4-no-2-
december-2015-abstract-16-jaes].
Samper, Mario. “Pertinencia del enfoque territorial para abordar las
interacciones entre sistemas territoriales de agricultura familiar,
agrobiodiversidad y cambio climático”, en Revista de Ciencias
Ambientales, vol. 53, n.° 2, 2019, pp. 189 a 198, disponible en
[https://www.revistas.una.ac.cr/index.php/ambientales/article/
view/12102 ].
Sanabria, Janeet; José Marengo y María Valverde. “Escenarios
de cambio climático con modelos regionales sobre el altiplano
peruano (departamento de Puno)”, en Revista Peruana Geo-
Atmosférica rpga, n.° 1, 2009, pp. 134 a 149.
Sánchez Dávila, Mario E. “Comprender la agricultura en los
Andes Peruanos: religión en la comunidad de Yanque
(Caylloma, Arequipa)”, en Revista Peruana de Antropología,
vol. 2, n.° 3, 2017, pp. 9 a 19, disponible en [http://www.
revistaperuanadeantropologia.com/wp-content/uploads/2017/12/
ART-1-5.pdf].
Sánchez Zambrano, Jheimmy Lizzette y Maicol Alejandro
Zaraza Aguilera. “Aplicativo web para el análisis de series de
tiempo de imágenes satelitales para variables meteorológicas e
índices” (tesis de especialización), Bogotá, Universidad Distrital
Francisco José de Caldas, 2019, disponible en [https://repository.
udistrital.edu.co/handle/11349/15834 ].
[135]
Bibliografía
Sanmartino Arias, Carolina. “Revisión de la asociación entre
la anorexia nerviosa y el clima” (tesis de pregrado), España,
Universidad de Santiago de Compostela, 2017, disponible en
[https://minerva.usc.es/xmlui/handle/10347/16368 ].
Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú y
Ministerio del ambiente. Boletín de riesgo agroclimático para
los cultivos de quinua y papa en las vertientes del lago Titicaca,
Puno, Perú, senamhi, 2021, disponible en [https://www.senamhi.
gob.pe/load/file/04728SENA-36.pdf].
Singh, Surendra; Chad Brocker, Vindhya Koppaka, Chen Ying,
Brian Jackson, Akiko Matsumoto, David C. Thompson y
Vasilis Vasiliou. “Aldehyde dehydrogenases in cellular responses
to oxidative/electrophilic stress”, en Free Radical Biology &
Medicine, n.° 56, 2013, pp. 89 a 101, disponible en [https://www.
ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3631350/].
Summerfield, R. J.; E. H. Roberts, W. Erskine y R. H. Ellis. “Effects
of temperature and photoperiod on flowering in lentils (Lens
culinaris Medic.)”, en Annals of Botany, vol. 56, n.° 5, 1985, pp.
659 a 671.
Tao, Minghui; Liangfu Chen, Xiaozhen Xiong, Meigen Zhang,
Pengfei Ma, Jinhua Tao y Zifeng Wang. “Formation process
of the widespread extreme haze pollution over northern China in
january 2013: implications for regional air quality and climate”, en
Atmospheric Environment, vol. 98, 2014, pp. 417 a 425.
Torre Pillpa, Mirsa Isabel y Patricia Denis Rivas Aquino.
“Análisis temporal de la pérdida de cobertura vegetal mediante
teledetección en el distrito de Satipo-Satipo-Junín, durante los
años 2015 - 2018” (tesis de pregrado), Lima, Universidad César
Vallejo, 2019, disponible en [https://repositorio.ucv.edu.pe/
handle/20.500.12692/39901 ].
Torres Carral, Guillermo. “Reflexiones alrededor de la
epistemología ambiental”, en Revista de Estudios Sociales, n.° 58,
2016, pp. 39 a 51, disponible en [https://revistas.uniandes.edu.co/
doi/10.7440/res58.2016.03 ].
[136]
Epistemología ambiental aplicada al cambio climático y su impacto en la agricultura
Uribe Castro, Hernando. “Retos epistémicos, éticos y estéticos del
campo emergente de las ciencias ambientales”, en Sapiens Research
Boletín Científico, vol. 5, n.° 2, 2015, pp. 2 a 7, disponible en
[https://www.srg.com.co/bcsr/index.php/BCSR/article/view/133].
Verhulst, Nele; Isabelle Françoise y Bram Govaerts. Agricultura
de conservación y captura de carbono en el suelo: entre el mito
y la realidad del agricultor, México, Centro Internacional de
Mejoramiento de Maíz y Trigo, 2015, disponible en [https://
repository.cimmyt.org/handle/10883/4409?show=full ].
Wang, Dingbao; Scott C. Hagen y Karim Alizad. “Climate change
impact and uncertainty analysis of extreme rainfall events in the
Apalachicola River basin, Florida”, en Journal of Hydrology, vol.
480, 2013, pp. 125 a 135.
Yue, Sheng; Paul Pilon, Bob Phinney y George Cavadias. “Te
influence of autocorrelation on the ability to detect trend in
hydrological series”, en Hydrological Processes, n.° 16, 2020, pp.
1.807 1.829, disponible em [https://onlinelibrary.wiley.com/doi/
epdf/10.1002/hyp.1095 ].
Zhang, Qiang; Jianfeng Li, Vijay P. Singh y Mingzhong Xiao.
“Spatio-temporal relations between temperature and precipitation
regimes: implications for temperature-induced changes in the
hydrological cycle”, en Global and Planetary Change, vol. 111,
2013, pp. 57 a 76.
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en septiembre de 2021
Se compuso en caracteres Minion Pro de 11 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia